Tercera, cuarta y quinta dimensión

Entrevistador: Jim, al oír mencionar estas dimensiones tercera, cuarta, quinta, tengo curiosidad, me gustaría saber si podrías explicarnos qué son.

Jim: Sí, puedo, solo déjame ver si puedo hacerlo de manera breve (se ríe) ya que nunca hice nada de modo breve ¡y no sé cómo se hace!

Digamos que las dimensiones son… como cajas, o como constructos, en cierto modo. Tienen estructura, tienen diseño, y tienen funciones. Para hacerlo simple, digamos que tienen reglas.

La tercera dimensión es muy interesante, si la pusiéramos en una caja, allí están, simples: el ancho, el largo y la altura. Pero hay tres características de la tercera dimensión que son únicas: una es el tiempo lineal. Cuando ustedes juegan en las dimensiones más altas están en tiempo presente, están en tiempo simultáneo, en tiempo circular, – puedo hablar de ellos en un minuto – pero en tiempo lineal tienes una construcción que es pasado, presente, futuro, y luego te mueres. Una cosa es que cuando algo se comprime, la densidad aumenta y entonces la estructura del tiempo se retuerce y se extiende, de modo que al empezar a hacer algo, realmente tienes espacio para cambiar de idea “Creo que esto sería así, voy a probar, intento” pero el proceso entra en la línea de tiempo. En tiempo presente, en las dimensiones más altas del tiempo, simplemente dices “Me gustaría que aparezca una manzana” y la manzana aparece.

Pero en la tercera dimensión, debido a la separación, – que de eso se trata la tercera dimensión – no tienes todas las piezas juntas, tu cuerpo mental, tu cuerpo emocional, el cuerpo físico no están en la misma relación, entonces uno no está realmente seguro de sí mismo. ¿Les suena familiar? Entonces, la cuestión del tiempo es una de las consideraciones principales.

La otra cuestión es la velocidad de la luz. Pensamos que la velocidad de la luz es la máxima velocidad posible; ¡no! Es más o menos la mínima posible. Es luz comprimida en una densidad. Esa estructura no la podemos captar, 186.000 millas por segundo es demasiado para nosotros, pero es el constructo de la vibración de la luz en la densidad comprimida que les permite a ustedes tener este nivel de densidad. Eso ahora está cambiando significativamente.

La tercera pieza de este rompecabezas es la consciencia. La consciencia está muy comprimida en la tercera dimensión, de modo que ustedes solo saben lo que saben y no saben lo que no saben, y cuando empiezan a hablar de dimensiones más elevadas, y reino angélico, y cosas así, no tienen un entendimiento de eso, tienen una sensación, algo que tiene un recuerdo adherido a eso, – piensan ustedes – pero ni siquiera pueden integrarlo. Entonces, la tercera dimensión es un aspecto muy comprimido, muy limitado, de la consciencia.

Aquí la consciencia se pone muy interesante. Al empezar a moverse hacia la cuarta dimensión, lo que empiezan a ver es que la consciencia se está aflojando, empieza a estar más disponible para ustedes de diversas maneras. Una de las maneras en que eso sucede en la cuarta dimensión es que no es un lugar, no es lo que ustedes ven. La tercera, de cierto modo, no es el escenario, las sillas, el salón, los cuerpos, sino que son las utilerías para su obra de teatro. Su obra de teatro: cada uno de ustedes es la estrella en su obra. Todo el resto es forma en la que nos movemos y disfrutamos. Entonces la forma, en este contexto, no es la tercera dimensión.

Cuando se mueven a la cuarta dimensión, es un estado de consciencia; no tiene fisicalidad. Pero tiene tres características que permiten salir de este espacio de la tercera dimensión. Tiene tiempo presente, eso significa ahora mismo; entonces ahora mismo es donde están sentados y no están pensando en el almuerzo ni en lo que harán hoy más tarde, están realmente aquí mismo ahora mismo. Ahora bien, el tiempo presente se vuelve más preciso, pero digamos simplemente tiempo presente.

En el tiempo presente tienen algo en cuarta dimensión que en la tercera no tenían: tienen opción. En la tercera tenían reacción. Debido al tiempo lineal de la tercera dimensión, “el espacio donde esta cosa me pasó una vez, y espero que nunca más me vuelva a pasar,” ponen su atención en preocuparse por eso, y definen eso ahí afuera frente a ustedes. Muchas veces, lo que sucede es que ustedes se meten en lo que no querían que sucediese, en tiempo presente; “¡oh, no, esto no tenía que suceder!” Eso es reacción, tiempo presente. Ustedes lanzan energía y tratan de repararlo, y de manejar eso. Tiempo presente.

En la cuarta dimensión, donde se juega en lo simultáneo, ustedes tienen opción. Entonces, si algo no funcionó, o algo se rompió, en la cuarta dimensión ustedes dirían “¡Hum! Eso no está bueno. Veamos cómo junto los pedazos y los acomodo.” Opción. Tiempo presente, opción.

Luego la tercera característica es el vehículo, el constructo que realmente les permite salir de muchas de sus trampas emocionales, eso de no estar bien, sus sistemas de creencia; esta tercera característica de la cuarta dimensión se llama paradoja. Palabra interesante. Lo que significa es simplemente: lo que era verdad un momento atrás puede no ser verdad en este momento. Y lo que era falso un momento atrás, puede no ser falso.

Entonces, cuando tengo a alguien que en mi vida me robó algo, o me mintió, o me hizo cosas malas, odio a esta persona, y veinte años más tarde se me aparece en la puerta. Yo abro la puerta en tercera dimensión y digo “Ah, sí, ya te conozco, Te voy a matar.” Reacción; historia; no hay lugar para un cambio, es absoluto. Eso es otra de las piezas tridimensionales: los absolutos; esta persona era mala, va a ser mala siempre. Esta persona me robó, nunca jamás la voy a perdonar. ¿Conocen a alguien así? ¿Cómo se siente llevar eso en el cuerpo, esa sensación de “nunca, jamás”? Para la mayoría no está muy bueno.

Lo que pasa con esta palabra, “paradoja” es la capacidad de que, cuando esa persona golpea la puerta, puedas decir “Oh, ya sé quién eres.” Y ser capaz de elegir un pensamiento diferente. Y muchas veces esa persona en esa situación dice “Mira, no sé si me recuerdas, pero hace veinte años te robé, y he cargado con eso todo este tiempo, y siempre me he sentido muy mal con ello, porque no era mi intención que sucediera así, me ha arruinado la vida.” Ahora bien, desde la tercera dimensión puedo decirle “¡Arréglate!” O también podría decir “Te recuerdo. ¿Por qué no entras y tomamos una taza de té?”

¿Qué es lo que haces diferente en ese estado de opción versus el estado de reacción, en una situación así? La persona se va perdonada, tú dices “Vaya, debe haber sido duro. Déjame servirte otra taza de té.” Cuarta dimensión. Tiempo presente, paradoja. En esas dos posiciones yuxtapuestas están casi todos jugando ahora. Algunos dicen a veces “Quiero perdonar”. El perdón es una palabra rara; no hay nada que perdonar. Ni tú ni el otro han hecho nunca nada malo, sino que cometemos errores en el camino, y cuando las piezas no encajan bien, “¡Uy!” UY es una de esas palabras realmente maravillosas en la vida, piensen que en lugar de decir “Oh, eso estuvo realmente mal”, decir ¡Uy! significa que puedes mirar lo que pasó y sonreír (risas), Uy te permite deslizarte por el juego y seguir.

La parte que es la entrada a la quinta dimensión, es entender algo sobre la tercera dimensión: los pensamientos son eléctricos; las emociones son magnéticas. Suena como “bueno, es una de esas cosas que la gente dice”. Es muy importante en lo que les concierne, pero no es comprensible en esa forma. Entonces si yo dijera, en tercera dimensión, que ese padre/madre/maestra/sacerdote te enseñó cómo vivir, que puede no ser cómo te gustaría vivir, pero es como ellos quieren que vivas, y dijeron “no estás bien, y haces cosas raras, y qué te pasa, y cómo se te ocurre pensar así; y quieres ser un músico, pero tienes que ser médico.” Todo ese constructo lo llevamos con nosotros. Una cosa muy valiosa para empezar a entender e internalizar es que la mayoría de los pensamientos que piensas y la mayoría de las creencias que cargas, ni siquiera son realmente tuyos. ¿Interesante? Ni siquiera son tuyos.

Piensa en todo ese ruido que está en tu cabeza todo el día y parlotea; ni siquiera es tuyo, es toda la energía a tu alrededor. Entonces el ejercicio con la rosa es valioso porque te permite eliminar algo de eso.

Pero cuando empiezas a jugar este juego, este aspecto de los pensamientos eléctricos y las emociones magnéticas te dan claves importantes porque estás siendo alterado. En la tercera dimensión ese campo electromagnético – los pensamientos eléctricos y las emociones magnéticas – el campo electromagnético alrededor de la Tierra, esa forma muy hermosa con forma de dona (rosquilla) que observas a veces cuando esas terribles llamaradas solares golpean a la Tierra, – ¿quieres decir que se altera la velocidad de la luz? – Empiezas a tener tu consciencia en un nivel más alto de la velocidad de la luz que llega a ti en la Tierra ¿tiene sentido para ti? Entonces, con objeto de que esta consciencia que es luz, que estamos descomprimiendo a medida que vamos hacia la quinta dimensión – ¿están conmigo hasta aquí? – la luz empieza a descomprimirse, hay radiaciones cósmicas solares masivas que llegan desde el centro de la galaxia hasta el Sol y llegan desde el Sol a la Tierra.

Ese campo magnético se ha debilitado en los últimos treinta años aproximadamente en un 20% según se estima, y sigue debilitándose significativamente. El polo norte-sur se mueve unas sesenta millas por año, se mueve, en ese rango. Entonces lo que está sucediendo es que mi caja, que está estructurada de esta manera, de esta y de esta (los gestos describen alto, ancho, largo), de pronto está teniendo ondulaciones; la velocidad de la luz está cambiando, mi caja se altera, la compresión de la consciencia se afloja, mi densidad en términos de paradojas ya no está tan rígida, controladora y dominadora – ¿le encuentran sentido? – y entonces esta tercera dimensión se está deshaciendo.

Avanzo un paso más. En 2012 se cerró la puerta a la tercera dimensión. Ya no tienen acceso a la tercera dimensión. Pero esto es muy interesante, porque ustedes creen que sí. Tienen creencias, hábitos y patrones repetitivos y creen que todo lo que era… todavía es.

Cuando empiezan a tener ese concepto del que hablé más temprano, sobre su historia como simple información que puede ser aplicada, o evaluada, o desechada ahora mismo, empiezan a cambiar las cosas. Entonces, si mi historia se fundó sobre “Te odio porque me robaste”, eso rígido permanece en mi sistema de creencia aun cuando la trama tridimensional está quitándose debajo de mis pies; ¿no tendría sentido que empezara a tener muchas opciones? Eso daría a sentido a que la gente que nos rodea tenga mucha inestabilidad. Todos dicen, todos, hablen a casi cualquiera, dicen en su idioma, en el lugar en que están, cuando preguntas “¿Crees que algo está cambiando?” “¡Sí!” “¿Sabes que hacer con eso?” “No, no sé qué hacer con eso.” La persona promedio, caminando por la calle, siente la disrupción pero no sabe qué hacer con ello. Pero ustedes son los que tienen la capacidad de comprenderlo, de permitirse jugar en densidades expandidas, opciones expandidas.

La capacidad de moverse alrededor de lo que fue, y convertirlo en algo diferente.

En ese contexto, empiezas a entrar en la quinta dimensión. La quinta dimensión es un lugar físico combinado con una masiva infusión de consciencia expandida. Pero para hacerlo simple, es un lugar de bienestar, de cocreación, de cooperación, de belleza, de gracia, respeto, integridad. Empiezas a tratar con la gente sin miedo, sin limitaciones, desde un lugar en que le permites cometer un error y simplemente decir “¡Uy! ¿Es eso lo que intentabas hacer?” “Oh, no, no, no es eso lo que tenía en mente”. Y lo repara y todos siguen adelante. Quinta dimensión.

La quinta dimensión no funciona con palabras, de la misma manera en que nosotros jugamos con palabras, con lenguaje de palabras; aún lo hace en las primeras etapas de la quinta dimensión, pero yo debiera empezar a poder entrar en la parte superior, el aspecto superior, sea lo que sea que eso signifique, lo mantenemos sencillo. Empiezan a acceder a algo que algunos de ustedes conocen, algunos hablan, algunos oyen; empiezan a jugar en los lenguajes de la luz. Dije lenguajes; hay muchos dialectos en el lenguaje de la luz dentro de los reinos arcangélicos. Y entonces se hacen conscientes. Juegan en la quinta dimensión de modo que no es una mera visita, entrando y saliendo, empezando a estar felices, pero al empezar a experimentar esa quinta dimensión lo que sucede es que pasan por una reconfiguración completa. Toda la humanidad hará esto; ustedes son los iniciadores, los líderes, los que están conduciendo esto.

No lo saben, allí sentados en sus sillas, pero ese concepto de “cuerpo de luz”, la estructura molecular cristalizada del cuerpo físico con capacidad para contener completamente al alma, la super alma, la super alma crística, la fusión en completa armonía y coherencia con el cuerpo mental/emocional, el cuerpo etérico, el cuerpo causal, y el cuerpo crístico. Un solo cuerpo. En esa configuración, en la quinta dimensión, entonces empiezas a poder acceder a la sexta, la séptima, y empiezas a jugar este juego en el Todo lo que Es. Eso sucederá con la humanidad dentro de los próximos cien años. Toda la humanidad en los próximos cien años. Pero es lo que les sucederá a ustedes, ahora mismo, si juegan, si eligen. Todos lo elegirán. Elegirán distintas variaciones, pero simplemente esta evolución hacia ese espacio de quinta dimensión tiene que ver con la paradoja: la capacidad de observar la situación y elegir una acción diferente, o la acción que deseas experimentar.

Está en esa consciencia que permite que hábitos, creencias, patrones, historias tridimensionales, simplemente se conviertan en historia, información de la cual elegir para moverse hacia el espacio siguiente.

Tercera, cuarta y quinta dimensión, y qué es el cuerpo de luz, en su nivel más simple.

Entrevista a Jim Self publicada en Facebook
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
http://www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

¿Resistencia o creación?. ¿Dónde está tú atención?

¡Hola! ¡Bienvenidos! Muy bueno estar aquí, como siempre.

Están sucediendo experiencias muy interesantes ahora. Realmente, quiero empezar con la bienvenida, hay muchas personas en esta convocatoria que son nuevas, muy bueno tenerlos aquí, lo mismo para quienes han estado con nosotros largo tiempo, muy bueno tenerlos aquí.

Durante el último par de años he estado señalando para ustedes estas oleadas de luz que están atravesando a ustedes, a la Tierra, al sistema solar, atravesando todo. Y estas oleadas de luz tienen que ver con brindar una nueva percepción conciente que no estaba disponible antes. Hagámoslo simple. Estas oleadas están abriendo aspectos de la consciencia que tienen enormes cantidades de actividad, vida, movimiento, información; en términos simples, que estaban fuera de nuestro alcance jugando este juego de la 3ra dimensión, y es como si la antena se hubiera realzado, expandido, y en consecuencia ustedes pueden empezar a acceder a un rango más amplio de posibilidades. Realmente es así de sencillo. 

Al mismo tiempo, esas oleadas de luz están multi-estructuradas y tienen que ver con mover a todos hacia un estado de consciencia multidimensional. En el comienzo es el aspecto de consciencia de quinta dimensión, el bienestar, la gracia, la dignidad, el aprecio, la maestría, todas palabras que tienen vibraciones que, al alinearse con ellas, esa antena empieza a dejarles ver y observar individualmente más que lo que tenían oportunidad de ver en el pasado. 

Simultáneamente, sin embargo, estas oleadas están estructuradas de manera que mucho de lo que era ya no continúa siendo y, como he dicho muchas veces, allí está el desafío; no puedes llevar el equipaje contigo en este viaje. Equipaje es un concepto bastante interesante, porque a menudo asumimos que algo que tiene valor para nosotros es imposible que sea equipaje, es algo que yo quiero, que yo necesito, que yo vivo, que disfruto, esto es mi concepto de vida en el que he crecido, es lo que veo como mi mundo. En esta circunstancia las cosas se vuelven un poco desafiantes, y al avanzar se van a poner considerablemente más desafiantes, porque no puedes llevar contigo algunas de las cosas que consideras importantes desde un punto de referencia de 3ra dimensión.

Lo que yo consigo observar en Mastering Alchemy es que, cuando la gente empieza a conocerse a sí misma, empieza a descartar mucho de ese concepto de “se supone que tengo que…”. Se supone que tengo que actuar de esta manera, se supone que tengo que usar esta clase de ropa, que presentarme de este modo. Simultáneamente con lo de “se supone que…” está “no quiero disgustar a los demás”. Si abandono esta creencia, este hábito, este concepto, esta verdad que ellos – quienes quiera que sean ellos – me dijeron en mi camino, de algún modo voy a trastornar a todos ellos. La parte interesante suele ser que no recuerdas quiénes eran ellos, o de dónde vino la información, solo tenemos este hábito repetitivo que es relativamente inconsciente, es simplemente repetitivo, lo hacemos una y otra y otra vez. 

A medida que muchos despiertan, a medida que empiezan a percibir de modo distinto, a elegir de modo distinto, a medida que muchos empiezan a mirar el mundo y decir “Esto no funciona; tiene que haber una manera mejor de hacer esto, una manera de respetarse mutuamente” y conceptos como ese, el desafío es que ustedes empiezan a dar un paso adelante y a menudo dan simultáneamente un paso atrás. “Esto es lo que yo quiero hacer, pero si lo hago esto no va a funcionar, no van a estar contentos conmigo.” ¿Alguna vez se encontraron en ese lugar, tuvieron esa experiencia? Se entusiasman con hacer algo y dicen, hagámoslo, y de pronto, “no puedo hacerlo, los va a disgustar” “tomar mis vacaciones fuera de la secuencia, en lugar de cuando se supone que lo haga”. “Me gustaría ir a menudo a tener esta experiencia personalmente, pero eso no le caería bien a mi esposa/esposo/ hijos, etc., de modo que me quedo en casa,” ¿Han estado en ese lugar? ¿Conocen esa situación?

Entonces, ¿qué es ese lugar o situación? ¿Cómo nos movemos con eso, como navegamos alrededor, como hacemos ajustes al respecto? Porque muy a menudo existe mucho espacio para moverse al querer una experiencia que te gustaría tener, sin interferir con otras personas, sin disgustarlas. Se trata sencillamente de tomar lo que quieres y dejar muy claro y elegir comunicarlo de modo distinto. Generalmente no somos muy buenos comunicadores en nuestra vida, nos atascamos en “se supone que…” y “debiera” y “¿qué van a pensar?”. Y entonces damos un paso adelante hacia nuestro entusiasmo, nuestra posibilidad, y luego damos un paso atrás porque “no quiero disgustarlos” o “no quiero que piensen de mí de cierta manera”- ¿Alguna vez experimentaron esto, les ha pasado? Posiblemente no, porque muchos de ustedes en estos cursos son seres espirituales avanzados, pero tal vez conozcan a alguien que ha cedido su autonomía en beneficio de otros. 

Toma una respiración profunda y toma nota de ti mismo aquí. Porque muy probablemente algo de lo que acabo de decir ha resonado en tu espacio y causado una reacción; yo dije X y tú tuviste una reacción en respuesta a mi comentario. Simplemente toma nota de ti mismo, no es gran trabajo, sencillamente notar. ¿Tuviste algún conjunto de pensamientos, o estuviste de acuerdo o en desacuerdo con lo que yo dije? Que uno quiere avanzar pero no quiere disgustar; “me gustaría hacer esto pero – gran palabra – no siento que tengo permiso, voy a disgustarlos”.

Entonces, en algún punto de lo que dije recién, ¿notas que fuiste a lo que yo llamaría una imagen, un recuerdo, una estructura de consciencia que dijo “oh, sí, pero no puedo”? “Sí, me ha pasado muchas veces, sé de qué hablas.” En cierta manera, aquí surge una pregunta: ¿cuántas veces más quieres hacer eso? Y la respuesta es realmente “No quiero más de eso. Quiero asumir autoridad sobre mí mismo, quiero sentirme capaz, respetuoso, gentil, y al mismo tiempo quiero poder ser el creador que soy. Quiero crear cosas, tener entusiasmo en mi vida, que no siento exactamente que puedo tener en estas circunstancias.” Tomen otra respiración, porque muy probablemente estoy trayendo de su inconsciente circunstancias de su pasado. La mayoría no las recordarán, algunas sí, y sin embargo están bastante presentes en el proceso.

Entonces, ¿cómo creas? ¿Cómo hacemos cada uno de nosotros para crear? ¿Cuál es el formato de nuestra creación? ¿Dónde tenemos permiso y dónde no lo tenemos? ¿Cómo nos movemos hacia querer crear y luego caer en una resistencia, de algún modo? Y luego nos estancamos; “sí, me gustaría hacer eso pero… ah, no hoy. No puedo hoy.” ¿De qué se trata eso? ¿Dónde se estanca esa energía? ¿Dónde está el no-permiso para asumir sencillamente tu intención y mover tu intención hacia una creación siendo capaz de sostener tu atención en esa intención? Un manojo de palabras, pero ¿qué te impide…? Toma una respiración, recuéstate en tu asiento, no cierres los ojos, no estamos haciendo trabajo significativo… y simplemente toma conciencia de ti mismo. Ahora bien, alguna persona nueva en esto puede decir, “pero si yo tengo conciencia de mí mismo.” Bueno, pues en realidad no es así. 

Y una razón por la que no tenemos exacta conciencia de nosotros mismos, cuando nos piden que tomemos conciencia y cuando ustedes se lo piden a sí mismos, es que tenemos un montón de puntos de atención. Muchas veces definimos nuestra experiencia por la resistencia. “No quiero disgustarlos, de modo que no haré esto.” “Me gustaría hacer esto, pero no tengo sensación de permiso.” O bien “si fuera y realmente disfrutara de esto, podría disgustar a otra persona”. ¿Alguna vez les pasó? ¿Han estado en esa situación? 

Entonces, ¿qué es lo que nos impide cómodamente y fluidamente, de manera móvil, muy fluida, decir “Esto es lo que quiero hacer por mí mismo”? En algunos casos es “¿quieren unirse a mí?” y en muchos otros casos es “me gustaría experimentarme a mí mismo creando para mí.” Otra pregunta sencilla: ¿Cuándo fue la última vez que hiciste eso por ti mismo? Podría haber sido hace diez minutos; podría haber sido hace un año. Toma conciencia: ¿eres capaz de ser muy fluido, estar muy cómodo, muy entusiasmado con tu deseo de crear cosas? 

Luego hay una segunda pregunta. Podría ser que dijeras, “sí, hago eso todo el tiempo” pero la segunda pregunta es ¿realmente lo haces todo el tiempo? ¿O haces simplemente algo con lo que te has conformado? “Oh, sí, tengo mucho permiso para ir al parque y pasear a mi perro. ¡Paseo a mi perro, me encanta mi perro!” Pero en cierto modo sería: ¿eres capaz de hacerlo a cualquier hora que se te antoje, en tus términos? Toma otra respiración.

A medida que estas oleadas de luz avanzan, hubo un cambio, allá por junio, donde hubo una búsqueda de oleada de luz que fue muy edificante. No todos experimentan necesariamente esta oleada de luz, pero esta oleada de luz es un potencial, es posibilidad, esta oleada de luz es una libertad para elegir moverse y ser fluido. Esta oleada de luz no exige nada, no pide nada, simplemente está presente para ser elegida. Es una oleada de luz muy significativa, está alterando un flujo de experiencias disruptivas, en el mundo de cada uno, y bastante en el mundo exterior. Ha llegado en los últimos pocos años, esta sacudida de disrupciones en 2015, 2016, fue bastante disruptiva, una estructura desorganizada empezando a interrumpir la estructura y empezando a permitir que muchas emociones internas que las personas contienen, limitaciones, falta de permisos, se empezaran a expresar, a avanzar en sus propios términos. 

Muchas personas se sienten muy restringidas en su capacidad de disfrutar de su vida. Todo eso ha estado en el interior de las personas, y esa interioridad en los últimos dos años ha hecho burbujas y subido a la superficie. Una gran parte de eso está saliendo del espacio de todos; cuando uno vive con eso no es nada divertido, pero se está yendo. Para aquellos de ustedes que juegan en Mastering Alchemy eso es clave, las emociones que aparecen, pero se están yendo de modo que uno no las aferra, no discute con ellas, no dice “¿por qué estás aquí otra vez?”. Sencillamente considera que se están yendo. Toma una respiración y deja que se vayan. Maravilloso cambio en el manejo de tus emociones, resentimientos, enojos y todo eso; se están yendo, no te aferres.

Pero estas oleadas, estas oleadas de junio, muy llenas de potencial. Un potencial no se define como una cosa; un potencial es lo que te gustaría hacer, cómo te gustaría hacerlo, cómo querrías experimentarlo. Pero verás, está allí ante la punta de tu nariz; no te requerirá, no se te impondrá, no se hará tan obvio que te obligue a elegirlo; está simplemente quieto. Y cuando el individuo empieza a observar las posibilidades y aceptar el concepto de la posibilidad, dos cosas vienen estructuradas en esta oleada. Una, que ese equipaje emocional empieza a disiparse, incluso con más rapidez, mayormente inconsciente para ti. Cosas que te han molestado en el pasado y que ya no existen dentro de tu espacio. 

Entonces este patrón disruptivo realmente permite que ocurra mucha limpieza, pero la posibilidad de esta oleada de luz realmente te permite subir un nivel, entusiasmarte con algo, decir “podría hacer esto” y en el proceso de elegir la posibilidad, una cosa que me ha fascinado al observar a los estudiantes en Mastering Alchemy es que desde junio han dicho una y otra vez: “tenía una pared de ladrillos frente a mí, pero yo creí en la posibilidad, avancé hacia la posibilidad, ¡y resultó que no era una pared en absoluto! De hecho eran ladrillos para construir la casa, no era una pared.”

Entonces, esta sensación de limitación, esta sensación de percibir “no está bien, voy a interferir con ellos, no les gustará, yo debiera, yo tengo que…” Si empiezas a avanzar hacia esta oleada de posibilidad, una de sus construcciones es ¿Cómo viene a ti? ¿Cómo empieza a suceder? ¿Cómo empiezas básicamente a tener lo que deseas por medio de entrar en la posibilidad? Esta pared de ladrillos es una resistencia, un aspecto del inconsciente, y en ese inconsciente existe un acuerdo que dice “Los voy a alterar, no estarán contentos conmigo, probablemente me equivoque si hago esto.”

Por favor, una respiración más, porque mucho está sucediendo aquí. 

Sin entrar en ello, por favor nota que vienen un conjunto de recuerdos, un conjunto de pensamientos. ¿Tu mente divagó hacia algo y simplemente dejaste de escucharme? Perfecto. ¡Sencillamente perfecto! 

Entonces este lugar de este acuerdo, en la sociedad, en cómo navegamos por este mundo tridimensional, este acuerdo que dice “no puedo”, o “tengo que esperar”, “primero necesito aprobación”. Otra respiración suave.

Teníamos una amiga que realmente quería tener una relación, de veras quería casarse, realmente quería tener hijos, realmente quería una relación, tenía la imagen de la alegría, el respeto, la dignidad, – realmente grandes palabras – en el libreto de lo que ella quería. Pero también tenía una imagen que decía “No confío en los hombres”. De modo que estaba en este constante tira y empuja, tira y empuja, dos pasos adelante, dos pasos atrás, tres pasos adelante, uno atrás. No había relación; no había hijos, sino esta continua batalla entre “yo debiera…” y “qué pasa si…” y “me gustaría pero tal vez ellos no…” Y finalmente llegó a un concepto que decía “¿por qué no voy simplemente a una cita y me divierto? Y si a mí me gusta y a él le gusta, podemos tener una segunda cita, y divertirnos.” Y la segunda cita llevó hasta la décima cita, y esta llevó a varios meses, y los meses terminaron en una boda. Y tuvieron hijos, y ella fue feliz. 

Todo lo que hizo fue reestructurar su concepto de “Me va a suceder en el futuro; me van a desaprobar o volverse contra mí, o me van a morder, de modo que no puedo”. Otra respiración. Estas respiraciones son realmente valiosas aquí.

Ahora, por favor nuevamente se recuestan en su asiento, si tienen los ojos abiertos se recuestan y cierran los ojos. Perfecto; no pueden hacerlo mal. Una linda respiración suave y tomen conciencia de sí mismos. Aquí mismo, concientes de sí mismos, no pensando realmente, algunas de esas imágenes o recuerdos que recién les señalé simplemente las dejan ir por un minuto, y solamente tomen conciencia de sí mismos sentados en sus asientos, por favor permitan que la vibración de la palabra “cómodo” se haga consciente para ustedes. Siéntanse cómodos.

Vuelvo: tomen tres respiraciones suaves, presten atención a la respiración entrando y saliendo, solo tres veces, tres veces es todo, presten atención. (10 segundos de pausa) Y luego, como suelo hacer en estas sesiones, también pido que tomen nota de tres conceptos: gustar de sí mismos – pongan atención en “me gusto”. Nada de segundos pensamientos, nada de discusión, solo lo que se sentiría si uno gusta de sí mismo. O lo que sería estar complacido consigo mismo. Siéntanlo por un momento. No lo haremos por largo tiempo, porque esto es trabajo avanzado, no vamos a hacer eso. Y si no, tomen “feliz”, simplemente “feliz”, sea lo que sea que eso signifique. Por favor, siéntanse cómodos, concientes de sí mismos, y “me gusto”. Y luego relajarse, dejar que los músculos del cuerpo se aflojen un poco. (10 segundos de pausa) Y tal vez ya se salieron de eso. 

Verán, aquí es donde aparece ese hábito, “Oh, sí que quiero esto, pero ya lo hice durante un minuto, de modo que regresaré y pondré mi atención en esas imágenes que él nos dio, porque, uh, sí que he hecho cosas así en mi vida. No me dan muchos permisos, no me aprueban realmente, sé que debiera hacer lo que se supone que haga”. ¡Me gusto! ¿Puedes distinguir aquí entre “se supone que yo haga…” y “me gusto”? Ahora bien, con esto estamos yendo a alguna parte, pero dos pasitos por vez. Me gusto, estoy feliz, complacido conmigo. Sentado en mi asiento, cómodo. (15 segundos de pausa) 

Estas oleadas de luz que ahora son muy silenciosas, llenas de potenciales, llenas de posibilidades, y funcionan de modo distinto de lo que ustedes jamás imaginaron, realmente es todo un libreto nuevo, un juego totalmente nuevo que se presenta, se coloca sobre la mesa para ser tomado. Realmente todo lo que hay que hacer es tomarlo. Tomen un par de respiraciones, siéntanse cómodos y gusten de sí mismos. Para la mayoría de nosotros eso es nuevo; un conjunto de conceptos interesantes, cómodo, complacido conmigo, consciente, me gusto. “Aquí todo eso suena muy bien, pero, verás, tenemos todos estos problemas”. ¿Lo ves? Eso es la mente racional, que sigue llevándote a “se supone que…”, a la resistencia, a la preocupación, a empujar en contra, a eso de “ah, no, no se puede confiar en los hombres”, “realmente quisiera pero, no, no”. El tira-y-empuja de la mente racional. Toma otra respiración.

Otra vez, voy a seguir trayéndote a esto, feliz, me gusto, posible. Complacido conmigo, tú eliges. Pero sentado en el asiento, tomo conciencia de mí. (10 segundos de pausa) Esto es una cuestión tonta de mi parte, pero solamente nota cuánto tiempo te lleva tomar conciencia de los dedos en la punta de tus pies. ¿Tuviste que mirar hacia abajo para encontrarlos, o estuvieron inmediatamente en tu conciencia? Si estuvieron inmediatamente ahí, felicitaciones. Aquí estoy, conciente de mí estando conciente de mí. Dedos de las manos, de los pies, nariz, aquí estoy. Sin pensar en nada, ¿puedes estar conciente de estar justo aquí? Ya sé que es tonto, pero ¿puedes? Nada de movimiento, solo tomar conciencia. Sí, está justo allí. ¿Y qué hay de tu codo izquierdo? ¿Puedes hacerlo sin moverte, simplemente tomar conciencia de que hay una nariz en la parte delantera de tu cara? Y ¿cómo te notas ahora? ¿Estás un poco más conciente de ti que antes de estas preguntas tontas? 

Simplemente nótalo, porque al notarlo te vuelves conciente de estar conciente, y eso te empieza a traer al punto central donde tienes opción, y podrías hacer resistencia o podrías estar en la posibilidad, en el potencial. Y no estás obligado a elegir, tampoco. Otra respiración.

Y otra vez noten si abandonaron el “me gusto” o todavía está allí. Son preguntas realmente simples, tomas de conciencia sencillas, lo que hacen es hacerte conciente de estar conciente, y entras en este lugar donde no hay movimiento sino potenciales. Hay oportunidad de elegir, y no se necesita elegir. Es un lugar maravilloso. 

Lo que sucede en este lugar, más todavía que cualquier otra cosa en este momento, es que al entrar aquí, mucho de ese “se supone que”, “no estoy bien”, “no tengo permiso”, “se van a disgustar conmigo”, “llevo mucha carga”, “qué anda mal conmigo”, todo eso simplemente empieza a disiparse en estas nuevas oleadas de luz.

Ahora bien, toma nota de ti en esa declaración: aquí estoy, conciente, cómodo, sentado en mi asiento, me gusto, no tengo nada que hacer realmente más que sentarme aquí y estar conciente de mí, teniendo el potencial de elegir y sin embargo sin necesidad de elegir. Toma nota del cuerpo, el concepto de comodidad. Mueve los dedos de los pies, los hombros, nota que el cuerpo se aquietó, que tiene menos tensión. Simplemente permítelo, no vayas en búsqueda de la tensión, porque ya no está allí al mismo nivel que antes.

Entonces, ¿cómo te aproximas a la creación? ¿Te aproximas desde el entusiasmo y la excitación, desde la posibilidad? ¿O lo haces desde la resistencia, la preocupación, el miedo? “Me gustaría, pero no sé, no sé…” ¿Tu hábito está evadiendo antes de que tomes una decisión? ¿O es una pasión sin freno que dice: “Vaya, hay un río allí abajo, y hace mucho calor, y… voy a saltar.”? ¿Puedes saltar? “Vine para nadar.” ¿Puedes saltar? “Vine para disfrutarlo. Vine para saltar. Podría lastimarme. Podría mojarme” Y sí, eso sucede. No. “Me gusto”. ¿Puedes notarlo una vez más? Lo que está pasando aquí es que, a medida que encuentras tu bienestar y empiezas a tomar conciencia de tu resistencia versus inconsciencia de la resistencia, empieza a hacerse consciente la habilidad de elegir, de poner ese hábito en su lugar. “¿Esto realmente me sirve? De hecho, siempre quise saltar desde esta roca. ¿Qué tal si lo disfruto? ¿Qué tal si es realmente excitante como pienso que sería? 

¿Qué tal si al saltar de la roca yo pudiera volar?” Oh, eso sería raro, pero es una posibilidad, un potencial. Una idea interesante. Verás, esa pequeña idea que interrumpió, se pega un poco, “¡Vaya, nunca había pensado en algo así! Nunca había pensado en eso antes; la próxima vez que venga voy a traer mis alas.” Potencial. Oportunidad. ¿Ves? Volar, en lugar de saltar hacia tu posibilidad. No es un concepto que normalmente se te ocurriría, incluso en tu mejor día.

Pero una de las cosas fascinantes respecto a estas oleadas de luz – tomen una respiración – es que están llenas de potencial. No se parecen a los conceptos que ustedes hayan tenido en su percepción conciente antes. Son aspectos expandidos de percepción conciente, y de consciencia. No juegan por las mismas reglas. No tienen limitaciones; no hay debieras o no se debe, no hay nadie que diga que no puedes. La oleada de luz está simplemente disponible para ti en esta cómoda percepción conciente de “me gusto”. Y allí está la posibilidad de saltar desde la roca, que siempre quisiste, pero “me dijeron que no puedo, que podría lastimarme”. Estás de pie al borde de la roca, llegaste hasta allí; ¿el vaso está medio lleno o medio vacío? “Me deslizo hasta el borde, quiero mirar, pero tengo miedo de caerme” O bien, el vaso medio lleno, “Siempre quise llegar al borde de esta roca y mirar esas hermosas aguas, solo son tres metros hasta abajo. Salto.” Otra respiración. 

Lo que sucede aquí es que empiezas a perder los imanes, los debiera, los “tengo que”, “si lo hago me podría lastimar”. Eso es una gran carga magnética. Ni siquiera recuerdas quién te dijo, pero aún está allí diciendo que te podrías lastimar. Pero, ¿qué tal si no te lastimaras? ¿Qué tal si disfrutaras de una posibilidad superior?

Esta nueva oleada de luz no solo está estructurándose y estructurando el potencial para saltar y disfrutarlo, sino también está presentando la oportunidad para saltar y volar. Sí, metafóricamente. Pero en realidad siempre es por encima y más allá. Avanzas hacia eso y obtienes 1 + 1 = 10. Opciones múltiples de potencial creativo.

Una respiración más, por favor. Nada que hacer, solo estar sentado, “me gusto”, tengo dedos en las puntas de los pies. (15 segundos de pausa) No todos los seres tienen dedos en los pies, ya sabes, de modo que podrías considerarte feliz, tienes dedos en los pies. ¿Puedes estar feliz con el concepto más simple, más tonto? (20 segundos de pausa) Toma nota de tres respiraciones muy suaves, y siéntete cómodo, no hay esfuerzo. Inhalar, observar esa inhalación, y luego exhalar de modo circular, como que la exhalación se convierte en otra inhalación y la inhalación en exhalación. 

Simplemente estar en este espacio con esta consideración de posibilidades. ¿Qué tal si…? ¿Qué tal si esas cosas que siempre quise y que ya tengo olvidadas, qué tal si yo pudiera saltar de esa roca? Zambullirme en el agua, sentir la excitación de “¡lo hice!” ¿Recuerdas, en la infancia, “no puedo, no puedo, no puedo”? Y luego lo hiciste y todos los “no puedo” desaparecieron de tu conciencia, no recuerdas la hora que estuviste parado al borde la roca para ir al agua. Otra respiración.

Ahora pon tu atención en la sensación de resistir. No de resistirse a algo en particular, sino algo que puede que conozcas. Conoces gente que en ocasiones se resiste. Tienes experiencias. Por favor nota cómo se siente la resistencia. No te revuelques en ella, simplemente “ah, allí está”. Y luego, cámbiate a me-gusto, complacido conmigo, feliz. Pon tu atención allí mismo donde has estado un rato sentado. Simplemente me gusto, o lo que elijas. Siente esa sensación. Y luego toca en la resistencia otra vez, siente la sensación de resistencia. Y luego, de vuelta a me gusto. Realmente siéntelo, absórbelo, nótalo. No lo animes, solo siéntelo. Y luego toma conciencia de la sensación, el sentimiento, la emoción de resistencia. Y al tomar conciencia de la resistencia, simultáneamente toma conciencia de me gusto, complacido, feliz, lo que elijas. Permanece en el me-gusto y más o menos pon el dedo sobre la resistencia. 

Notarás que no puedes estar en los dos al mismo tiempo en este nivel de percepción conciente. Es un interruptor, puedes ponerte con tu atención en uno, o puedes moverte al otro, feliz.

Aquí hay otro valor: ¿podrías por favor estar feliz y también decidir estar conciente de la sensación en un nivel un poco diferente que recién señalé, en que puedes sostener ambos? Pero para hacerlo, surge la palabra “neutral”, es como no estar enganchado, aquí está “feliz”, la sensación de feliz, y aquí está la resistencia, y tengo la sensación de resistencia. Pero notas que para hacer ambos, la resistencia no tiene carga. Es como “sí, siento la resistencia” pero no estás resistiéndote a algo, es solo la vibración. Y luego, un poco más feliz, y luego la conciencia de resistencia. Cambiaremos un poco las palabras: por favor, siéntete feliz y por otro lado toma nota de la resistencia. Siéntete feliz (o lo que elijas), y luego simultáneamente toma nota de la resistencia. 

Verás; este es un asunto grande en diversos sentidos, porque tú estás naturalmente feliz, no necesitas practicarlo, solo llevar la atención a eso, porque “feliz” es un estado natural de ser. La resistencia no lo es. Yo puedo tomar conciencia de la resistencia, pero elijo no estar en resistencia. Juguemos otra vez: feliz es un estado natural de ser, estoy feliz, no tengo que trabajar en eso o construirlo. La resistencia no es un estado natural de ser en este nivel en que jugamos; tengo conciencia de ella, la veo, la siento, pero no estoy en resistencia. No estoy resistiéndome a algo; simplemente estoy enterado de lo que es la resistencia. Y estoy feliz. Pueden ser ambos, notar ambos: estoy feliz y a la vez estoy conciente de la vibración de resistencia. Y yo no estoy en resistencia. 

Por favor, toma una respiración, y siéntete feliz, y conciente de la resistencia, y en tu propio concepto, simplemente descargar a tierra la resistencia, permitir que la resistencia se disipe. Oh, diré esto: justo en este espacio del corazón donde me gusto, la resistencia no puede existir, no puede coexistir con me gusto.

Toma nota del me-gusto. La resistencia empieza a estar en otra percepción, simplemente no tiene toda esa potencia, no tiene esa configuración inconsciente. Ahí está, es la resistencia, y se está disipando en la presencia del amor. En la presencia del me-gusto, del estar complacido conmigo. Mira la resistencia y solo deja que se disuelva, se descargue a tierra, se vaya.

Ahora llevémoslo a otro lugar. Hagámoslo simple. Me gusto. Encuentren ese lugar cómodo, estoy consciente, estoy aquí sentado en el me-gusto por un rato, y hagámoslo simple. ¿A qué te resistes en la vida? ¿Dónde hay algo que se interpone en tu camino, que si no lo tuvieras en tu camino podrías sencillamente avanzar hacia tus posibilidades? Avanzar hacia una pasión, hacia un entusiasmo. Solo nota esta cuestión, no te aferres, solo nota; “me resisto a pedirle un aumento a mi jefe”, “me resisto a decirle a mi esposo que me voy dos días a la playa sola”. ¿Dónde estaría esa resistencia de “no puedo, se va a disgustar”? Hazlo simple. El mismo proceso: me gusto. Este es un espacio del corazón, me gusto. Es fácil, suave, cómodo. Es un estado de ser. Esta resistencia a ese asunto, simplemente nota tu resistencia. No te metas en ella, no discutas con ella, no la racionalices, no le des un montón de poder. En estas nuevas oleadas de luz, esto simplemente se empieza a disipar. 

Entonces, puedo ver la resistencia, sé cómo se siente, pero no estoy dentro de esta resistencia. Estoy enterado de ella, me gusto y estoy justo aquí, como la resistencia, pero puedo permitir que se disuelva.

Algunos de ustedes pueden jugar con la rosa, y hacerla explotar, pero en este momento simplemente asuman el me-gusto y recuperen su autoridad que estaba en la resistencia. Obsérvenla: empieza a disolverse, se va. No piensen. Simplemente se va. Me gusto. Noten la sensación de gustar de sí mismos con este nivel de resistencia que realmente va desapareciendo de su realidad. Cómodo. Simple. No hay tira-y-empuja, no hay discusión, no hay resistencia. Interesante. 

Luego permitan que el me-gusto esté más presente, tal vez una sonrisa, no la fuercen, pero una sonrisa, cómodos. (10 segundos de pausa) Y también aquí está una sensación de ser dueño, es como una titularidad, “este es quien yo soy; estoy feliz, cómodo, estoy respirando, existo, aquí estoy.” Y simplemente permite que esta percepción de me-gusto sea el punto central. ¿Hay otras cosas en tu vida contra las que empujas o a las que te resistes? Probablemente. Pero en este momento no son tan importantes. Desde este espacio, empiezan a disolverse. (10 segundos de pausa)

Cuando entras en tu creación desde la resistencia, suele suceder que no llegas a tu creación. Pero en este me gusto, tal vez un espacio difícil pero muy simple, no lo tomes como difícil, es simple, me gusto. Otra linda respiración suave. Estas oleadas de luz están haciendo posible lo imposible. Este nuevo conjunto de oleadas que empiezan a aumentar este mes a medida que llegamos al equinoccio, el equinoccio va a crear un punto de equilibrio. En este período de tiempo, el equinoccio, relacionado con el sol que está dirigiendo en gran parte este juego, – tema para otro día – vuelvan al me gusto, oigan esto desde el me-gusto. En este equinoccio, esta oleada de luz que llegó en junio será amplificada porque estará en un estado neutral de equilibrio por el equinoccio. Equilibrio. Es otra manera de pensar, cuando tiro al aire la pelota, subirá y subirá y luego hará una pausa en perfecto equilibrio. No más movimiento hacia arriba, no se mueve hacia abajo; equilibrio perfecto. Todo queda suspendido en ese momento de perfecto equilibrio.

En este espacio me-gusto, al traer a la resistencia a tu toma de conciencia, pero sin meterte en ella, sin discutir con ella, ni ser eso, es simplemente que no tiene valor. Toma nota de tu cuerpo, porque mucho ha cambiado en los últimos 57 minutos. Me gusto; nótalo, rueda en ello. Pero ¿podrías tomar una decisión? “Conscientemente estoy disfrutando de este me-gusto. Hay calma, facilidad.” Empiezas a aproximarte a palabras muy interesantes que están en tu vocabulario. Gracia, maestría, facilidad, tres vibraciones enormes que no existen en un espacio tridimensional. Solo se habla de ellas, pero no se viven. Aquí, me gusto, entro en esta oleada de luz, de posibilidades. 

Las palabras como gracia empiezan a tener una definición. Maestría empieza a ser un disfrute de perfeccionar algo que te encanta hacer. Sin limitaciones. Me gusto. (10 segundos de pausa) Esto es un cambio, es una transición, un lugar donde el equipaje que cada uno carga simplemente empieza a disolverse, disiparse, hacer corto circuito, desaparecer. 

Es en esta facilidad, este me gusto, esta comodidad, nada que hacer, no hay que ir a ningún lugar, nada está roto, nada que reparar, solo sentarse aquí un momento y considerar la idea de volar al saltar de esa roca. ¿Cuándo fue la última vez que soñaste con volar? Oh, es muy real este espacio de volar. Será posible… no en el futuro de corto plazo, pero saltar de esa roca y volar es posible.

¿Cuál es tu roca, de la que te gustaría saltar y sobresalir en alegría, y crear? (10 segundos de pausa) Una suave respiración y, sin esfuerzo, toma conciencia de ti, y permite que tus ojos se abran con la respiración; no veas nada, quédate aquí, la habitación está aún allí, no hagas foco en nada, no mires nada, solo simplemente disfruta de ti al abrir los ojos. Sigue sosteniendo esa sensación, me gusto. Esto está bueno. Y sin ningún esfuerzo, nota si tus dedos todavía están en la punta de tus pies. ¿Están aquí? ¿Está la sonrisa en algún lugar cercano? Me gusto.

Otra respiración. Llegamos a un punto de detención, pero tú no te detengas; no hay razón para cambiar esto. Esto es una introducción; no como suceden normalmente las introducciones, sino que es una apertura hacia algo que está por suceder, que está sucediendo, y que se va a volver mucho más consciente para ti. Fíjate si puedes anclar esta configuración, esto de sentarte en tu silla y respirar y me gusto, y notar que la resistencia empieza a disiparse más y más.

Seminario online de Jim Self – Septiembre 2018
Conferencia y meditación guiada
http://www.masteringalchemy.com
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
http://www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Nota de traducción: en inglés existen dos palabras distintas, “conscious” y “aware”. Conscious se traduce como consciente. La palabra aware también se traduce como consciente, pero en realidad significa darse cuenta, notar, enterarse, que no es exactamente lo mismo. No hay una palabra especíica que marque la diferencia. De modo que yo he adoptado para “aware” la traducción “percepción conciente” (conciente sin sc)

El espejo de Alicia

Saludos desde el Hogar, queridos.

Yo soy Merlia y he venido hoy a contarles una historia. Es una historia interesante que podría resonar con su experiencia personal. Se trata de una joven llamada Alicia, quien escogió unos padres maravillosos. Después de hacer sus contratos en el otro lado del velo, decidió venir y participar en el juego de fingir ser humana. Cuando ingresó, naturalmente se dividió en 11 aspectos diferentes. En el aspecto en el que nos enfocaremos, tenía unos padres magníficos que la adoraban. Alicia creció creyendo todo lo que ellos le decían. Alicia, eres hermosa. Alicia, eres mágica. Alicia, puedes ser cualquier cosa que quieras, y creció creyendo eso.


– Alicia empática

No transcurrió mucho tiempo antes de que Alicia comenzara a ir a la escuela e interactuara con otros niños. Los primeros años en la escuela fueron buenos. Sin embargo, en el tercer año, Alicia comprendió que tenía un tipo de cuerpo diferente al de sus compañeros de clase. Alicia pesaba un poco más, porque contenía más energía en su cuerpo físico. Su madre seguía diciéndole: “Alicia, eres hermosa. Alicia, eres maravillosa”. Muy pronto Alicia dejó de creerles a sus padres, pues sus compañeros de clase le decían algo diferente. 

Los primeros años de su adolescencia fueron los peores. Alicia observaba a sus compañeros y comprendió que era diferente. Algunos fueron especialmente crueles, poniéndole apodos y aislándola de las actividades sociales. Alicia no era considerada una chica popular. Una vez le dijo a su madre “No soy como ellos, y a pesar de que tú me dices que soy hermosa, no lo soy.” El problema de su propia imagen era más complicado aún, ya que su madre tenía un cuerpo muy atractivo. Para empeorar la situación, algunos de esos chicos de la escuela empezaron a burlarse de ella, lo que ustedes llaman acoso hoy en día. Es muy mágico para nosotros ver que esas palabras y esos conceptos de acoso (bullying) están aflorando todo el tiempo ahora mismo en la Tierra. La humanidad está reevaluando las acciones nefastas que en algún momento se consideraron normales. Como consecuencia del acoso, Alicia se refugió profundamente en su interior. 

Debido a sus conexiones energéticas, aumentó aún más de peso a medida que trataba de manejar su vida. Se aisló y sostuvo estrechamente su energía en torno a su cuerpo y sabía que lo que le decían sus padres no era cierto. Alicia podía vivir en ese mundo cuando permanecía en su hogar, pero cuando se encontraba en el mundo exterior, era totalmente diferente. No era capaz de ver su belleza. No era capaz de ser esa persona que le decía su madre que podría ser en cualquier momento, y su padre le repetía siempre que ella podría hacer cualquier cosa. Ella no se sentía así y se refugió aún más en su cascarón. 

Cierto día, su padre la encontró escondiéndose en su habitación. Supo que no podría abordarla con su usual charla intrascendente y tuvieron una conversación profunda. Le dijo: “Mira lo buena que eres en la escuela y especialmente en matemáticas. Eres sorprendente. Yo ni siquiera entiendo las matemáticas. Decía: “Pero tú sí, ¿podrías enseñarme?” Había tratado amorosamente de animarla lo mejor que pudo, pero Alicia le respondió sencillamente: “¿Sabes? Ustedes son mis padres. Ven las cosas de otra manera. Me aman, pero yo no soy eso en el mundo”. Tenía una gran falta de confianza en sí misma y a medida que pasaba el tiempo, se convirtió en adolescente y cayó en la depresión. Lo que ustedes llamarían hoy en día una depresión clínica, algo sumamente desafiante para Alicia. No sabía qué pensar. Se sentía horrible. 

Se retiraba a su habitación y cada vez que su madre empezaba a decirle, “Oh Alicia, estás tan hermosa hoy”, ella la interrumpía y no dejaba que terminara la frase, y daba la vuelta para refugiarse en su habitación. Se aislaba totalmente en su interior. 

– La depresión es la fuerza creativa que se dirige hacia el interior

Cuando la fuerza creativa no se dirige hacia afuera, va hacia adentro, y los humanos caen en lo que ustedes llaman depresión. Es como ponerse unas gafas con vidrios grises y todo lo que miran se ve gris. Todo lo que acostumbraba hacer para divertirse ya no tenía esa chispa. Solía disfrutar la música. Le encantaban las matemáticas e ir a la escuela. Era un ejemplo para los otros alumnos y, en ocasiones, su maestro decía, miren a Alicia, vean cómo hace esto o aquello. Su maestro de matemáticas decía “si tienen alguna dificultad con las matemáticas vayan con Alicia, y ella les dirá cómo hacerlo”. Sus compañeros se reían a sus espaldas y eso la hacía sentirse horrible. Hubo momentos en los que pensó abandonar el juego y acabar con su propia vida. No sabía si podría seguir soportando esa energía, pero aguantó y trabajó con ella lo mejor que pudo.

Con el paso del tiempo, logró aislarse y protegerse de esas energías negativas, pero había una chica un año mayor que Alicia, que era considerada la más hermosa de la escuela. Su nombre era Juliana. En la secundaria, todos admiraban a Juliana porque era increíblemente fotogénica y muy bella. Incluso cuando se graduaron en la secundaria, ella fue la que dominó el anuario. Su foto aparecía en todas partes porque estaba involucrada en muchas actividades y era muy popular. Siempre le decía a Alicia que algo andaba mal en ella. “¿Qué te pasa?” le decía. Hubo momentos en los que los amigos de Juliana le preguntaban por qué se burlaba tanto de Alicia y ella respondía enojada que Alicia la irritaba tanto que no podía controlarse.

Alicia soñaba con el día en que podría acercarse a esa chica y ser capaz de decirle algo que arreglaría las cosas, que haría que Juliana comprendiera. Nunca lo hizo, e incluso después de dejar la secundaria, durante la universidad, Alicia descubrió la manera de permanecer fuera del interés público, cómo alejarse, cómo sustraerse por completo. La imagen de Juliana perseguía a Alicia a medida que crecía. Cada vez que se miraba al espejo, escuchaba la voz de Juliana.

Durante la universidad, Alicia aprendió a asociarse con los demás pero la mayor parte del tiempo estaba sola. Hizo pocos amigos que la ayudaron bastante. Con ello, recuperó algo de confianza. En ese tiempo, Alicia buscaba lo que haría en el mundo. Tenía muchas posibilidades con sus habilidades matemáticas, pero todas le parecían aburridas y carentes de estímulo.

– Alicia descubre una clave

En ese entonces, vino a visitarla su vecina. Tenían la misma edad, empezando la década de los treinta. Fue muy directa con Alicia y le dijo: “Veo lo que haces y veo quién eres y no hay coherencia. Eres muy mágica. Tu vida debería ser fácil y no difícil”. Alicia no pudo soportarlo. Lo que le dijo se parecía a lo que decía su madre. No podía escucharlo, pero su vecina continuó: “Mira, mi hija está teniendo muchas dificultades en estos momentos. Cree que es fea. Sin importar lo que yo haga. Parecería que no puede aceptar lo que ella es realmente y lo que le digo. También tiene muchas dificultades con las matemáticas. Alicia, ¿podrías hablar con ella? ¿Podrías ayudarla con las matemáticas? ¿Podrías ayudarla a pasar el año?, a ver si podemos hacer algo, porque sé que está muy deprimida y me siento muy preocupada por ella”. Alicia, dudosa, estuvo de acuerdo, pero con el pretexto de ser una tutora en matemáticas. 

Su hija estaba a punto de cumplir siete años y tenía un tipo de cuerpo muy parecido al de Alicia, y al poco tiempo ambas empezaron a conversar y Alicia pudo ayudarla a cambiar tremendamente. Les brindó a ambas fortaleza y confianza.

– Alicia asumió su poder

Fue fascinante ver cómo funcionó. Alicia se sintió empoderada por una de las primeras veces en su vida, no porque hubiera hecho algo por ella misma, sino debido a la energía que pudo darle a esta niña de siete años. Con la ayuda de Alicia, esta jovencita iba a ser capaz de evitar muchos de los desafíos que Alicia tuvo que enfrentar durante su crecimiento. Alicia comprendió que si no hubiera pasado por los desafíos que tuvo, no hubiera sido capaz de ayudarla a esta nena. Se sentía muy orgullosa. Al poco tiempo Alicia comenzó a buscar lugares en los que pudiera desempeñar esa labor otra vez y volvió a la escuela. Volvió a la universidad para obtener el grado de psicología y aceptó un trabajo como consejera de secundaria y tutora en matemáticas. Llegó a comprometerse con esa labor e incluso ofreció algo de su tiempo como voluntaria.

No pasó mucho tiempo antes de que los administradores del sistema escolar comenzaran a ver lo poderosa que era y cómo cambiaba las vidas con gran rapidez. Crearon un cargo especial para ella para que pudiera recorrer diferentes escuelas desarrollando su labor con las niñas que necesitaban ganar confianza con su imagen corporal. Alicia se volvió muy buena en detectar los signos de los niños que se aislaban como ella lo hizo y, al poco tiempo, escribió un libro sobre eso. Lo llamó Reflejos en el Espejo. Alicia se basó en sus propias experiencias mientras crecía y especialmente la que vivió con Juliana, aunque cambió su nombre en el libro.

– Alicia se re-une

A la temprana edad de 42 años, Alicia contrajo una enfermedad terminal. Después de pasar por sus etapas de dolor, Alicia aceptó que era su tiempo de volver al Hogar. Aunque era muy joven, en cierta forma había completado algo muy importante y en lo profundo de su espíritu se sentía bien con ello. Alicia no tuvo que esperar mucho y falleció en menos de un año. Cuando murió, algo sucedió. Queridos, cuando nacen en este planeta, se dividen en 11 dimensiones diferentes de tiempo y espacio, todas viviendo y haciendo elecciones diferentes y teniendo experiencias distintas. Una podría ser pobre y otra tener dinero en abundancia. Tienen todas esas experiencias diferentes. Pero tan pronto fallecen, todas vuelven a reunirse en un solo espíritu. Todas vuelven a reunirse en la personalidad básica. Alicia pudo comprender eso cuando abandonó su cuerpo. Cuando sucedió, Alicia vio algo que llamó su atención. 

Uno de sus propios aspectos era como una persona que se veía y actuada de manera muy similar a la de su némesis en la secundaria, Juliana. Cuando sus aspectos se reunieron, ella comprendió, por primera vez, quién era esa persona y porqué hizo lo que hizo. Resultó que uno de los aspectos de Alicia tuvo una vida muy parecida a la de Juliana. 

En ese punto, Alicia pudo soltar todo eso porque supo que tuvo esas experiencias y ninguna de ellas fue correcta o incorrecta. Ella era parte de todo eso, incluso de esa persona que no podía tolerar. Incluso de esa persona de la que tuvo que alejarse. En primer lugar, comprendió incluso que esa fue probablemente una de las razones por las que tuvo ese contrato con Juliana. Así, cuando Alicia regresó al hogar, la recibió su padre que había fallecido varios años antes. Él había sido una de las personas que la habían animado silenciosamente cada vez que pudo y que le había dicho lo increíblemente hermosa que era. Cuando se reunieron, él le dio la bienvenida al hogar y le hizo saber que todo estaba bien. Sin importar en qué dimensión de tiempo y espacio se encontrara, sin importar la experiencia que tuviera, ella era la acosadora o la acosada. Sea que fuera la persona perfecta o la persona que creía que era totalmente imperfecta, todas ellas formaban parte del mismo espíritu. 

Todas eran el reflejo de una misma luz. Alicia aprendió una hermosa lección. Todo es luz. Descubran la luz dondequiera que miren y estarán en el Hogar. Cualquier cosa que teman en su vida, perfectamente podría ser parte de eso en otro aspecto de sí mismos.

Disfruten el viaje, queridos, y sepan que están perfectamente a tiempo y es con el mayor de los honores que los saludo y les pido que se traten unos a otros con respeto. Cuídense mutuamente y participen en este juego bien juntos. Yo soy Merlia. Suban y visítenme alguna vez.

Espavo 

Saludos queridos.

Yo soy Em. Quiero agregarle algo más al mensaje que les entregó Merlia previamente. Si pudieran comprender quiénes son en todas las dimensiones de tiempo y espacio, entenderían su perfección como un alma. No, no pueden mirarse en el espejo y ver su perfección. No, ni siquiera pueden hacer un inventario de todo lo bueno y lo malo que tienen, y como resultado, obtener su perfección, porque están fingiendo que son seres humanos. Se dividen en once experiencias diferentes, ocultando un poco de esa perfección en cada una de ellas. Lo importante que deben saber es que ahora se encuentran en la quinta dimensión como un colectivo y los seres humanos empiezan a adaptarse. Es totalmente posible que esas divisiones empiecen a disolverse y puedan reclamar su perfección en todas las dimensiones de tiempo y espacio, incluso ahora mismo.

– Reuniéndose con su perfección

Eso es lo que sucede cuando se marchan. Cuando fallecen y abandonan el cuerpo físico, su perfección vuelve a reunirse. Nos parece fascinante porque a veces existe una conexión con alguien que está del otro lado del velo y ha fallecido y alguien que sigue en la Tierra, y esa comunicación no parece adecuada porque no es la persona que conocieron. Conocieron a alguien que vivía enojado. Conocieron a alguien que tenía desafíos y prejuicios. Cuando en realidad, son hermosos y perfectos. Se debe a que volvieron a reunirse con su perfección. Entonces, ¿qué necesitan para empezar a ver esa perfección en todos? Si no pueden verla en ustedes mismos, ¿acaso pueden verla en los demás? Cuando observan a cada una de las personas y todas sus imperfecciones, otras formas de belleza y partes de eso podrían estar escondidas en otras dimensiones de tiempo y espacio. Es lo que está sucediendo realmente y cuando empiezan a captar y comprender eso, pueden cambiar su propio mundo con solo entenderlo. 

Cuando empiecen a ver la perfección que los rodea, comprenderán que incluso la imperfección puede ser algo hermoso y no algo erróneo.

Ese es uno de los desafíos de la quinta dimensión. No hay malo o bueno, no hay esa división. Ya no existe la dualidad en la polaridad que tuvieron en la tercera dimensión para poder participar en el juego. Sí, los seres humanos siguen viendo las tres realidades dimensionales y vuelven a traer las viejas reglas, puesto que es natural que haya resistencia al cambio. Los seres humanos ven todo como bueno o malo, arriba y abajo, correcto y erróneo y, en estos momentos, eso genera grandes separaciones en su planeta. ¿Qué se necesitaría para volver a unificarlo todo? ¿Qué necesitarían para volver a reunir su energía? Esa es la pregunta que les hacemos. Todos ustedes como una entidad equilibrada, yo no llevo en mí el masculino o el femenino. Llevo ambos y confío en ambos porque ambos tienen un empoderamiento increíble. Ambos tienen atributos increíbles que la otra parte no puede contener totalmente. 

Así, ¿qué pasaría si más y más personas empiezan a hacer eso? Ahora empezarán a recuperar esa perfección de la luz blanca que en verdad son. En lo profundo de su alma saben que son perfectos. Durante su niñez lo supieron. Tuvieron que aprender a ser imperfectos. ¡Qué experiencia tan frustrante!

¿Qué pasaría si se olvidaran de ser imperfectos ahora mismo? Los retamos a hacer eso durante los próximos meses. Busquen la manera de descubrir la perfección en todo, incluso en sus enemigos, si acaso los tienen. Incluso en aquellas personas con las que están totalmente en desacuerdo. Descubran una pequeña parte de esa perfección, una pequeña parte de esa luz blanca que trajeron del Hogar y que la activará muy rápidamente. Sepan que su mundo está cambiando muy rápidamente. Lo que causa la separación de los seres humanos es ese cambio y la rapidez con la que se está dando ese cambio, haciendo que los seres humanos estén enojados, frustrados y sintiéndose como si no tuvieran poder. Pueden arraigar esto en el amor que llevan en lo profundo de su ser, todos y cada uno de ustedes, y los invitamos a que participen en el juego de ser humanos y lo conviertan en amor en vez de temor.

Trátense unos a otros con respeto y cuídense mutuamente. Participen en este juego bien juntos. Todos forman parte de los demás. Disfruten el viaje.

Yo soy Em y los amo.

Espavo

Los Faros de Luz – Julio de 2018
Presentados en vivo el 30 de junio de 2018
AVISO: Las siguientes canalizaciones se presentaron en vivo en Virtual Light Broadcast y pueden ser escuchadas en inglés tal como fueron grabadas originalmente. Han sido editadas con la supervisión y posterior aprobación de El Grupo. Espero que las disfruten. 
Steve Rother.

Consideraciones sobre el direro.

Canalizaciones ELOHIM

Yo soy tú mismo y por eso puedo darte sólo lo que tú estés dispuesto a darte (ése es el libre albedrío).

En la medida en que estés dispuesto a abrirte es como voy llegando a ti.

Uno mismo es siempre el punto de partida y el punto de llegada. Uno mismo es siempre el punto al que uno debe regresar cuando se pierde.

Es en uno mismo en donde está todo: el orden, el amor, la abundancia.

¿Entiendes ahora por qué todos son dignos y merecedores de todo?

Quien le niega ALGO a su hermano se lo está negando a sí mismo. Esa será su creación de carencia, porque hay pobreza en su corazón. La generosidad es la que llena tus manos. Un corazón generoso comprende perfectamente que no está separado de nada y el Todo es abundancia. La carencia, su miedo, es un recuerdo arraigado de muchas vidas.

El universo posee energía creadora a granel. Pero en muchos casos están creando carencia, imprimiendo el recuerdo.

¿Cómo amor puede ir de la mano de la carencia? Es tan obvio que es absurdo que lo hayáis creído así durante tanto tiempo. Allí donde había carencia no había amor. Por eso dijimos que caridad no es amor.

¿Eres culpable por vivir? Entonces todo, todo, está ahí para ti, sólo tienes que estirar tu mano para alcanzarlo. Lo que pasa es que si sientes que eres culpable de algo, de todo, de una parte, da igual, el daño de la culpa es el mismo sin importar el tamaño. Y, como te sientes culpable, no te sientes merecedor. 

¡Ah el merecimiento! Es tan relativo, porque implica juicio, una vez más. Mereces si has sido bueno y no merece quien ha sido malo. Además, mereces sólo lo malo y poco o nada de lo bueno. 

Más división de divisiones y juicios de juicios.

Asimismo, merecer, implicaría que tú tienes que hacer o ser algo “especial” para alcanzar ese merecimiento.

El caso es que tú no tienes que hacer nada porque, no es que te lo merezcas, es que es tuyo; todo es tuyo, todo a tu alcance, todo lo que decidas crear y tomar.

Abre las manos y recibe. Abrir las manos es abrir el corazón. La queja sólo trae más queja, abrir las manos es FE, fe que es CERTEZA y eso es GRATITUD.

No necesitas ver y tener para sentir que ya está ahí para ti y por eso agradeces y así es cómo lo has creado. No dudas, no entra el miedo y, si aun así no hay respuesta has de revisar mejor todos tus rincones, en algún lugar hay miedo, en algún lugar no estás en PRESENCIA.

¿Perfección? No, Dios no pide perfección porque ya eres perfecto, incluyendo lo que llamas errores.

Es aceptación, acepta tu divinidad, acepta y recibe tu abundancia.

Es RENDICIÓN, no derrota, rendición a lo que Es, sin intervención de tu mente, de tu ego. Rendición a fabricar distorsión, rendición a una lucha interna que no tiene ningún sentido.

Materialización:

No existe el futuro, siempre es presente. El futuro es el lugar en donde nos escondemos de nuestra responsabilidad. En eso que llamamos futuro no existe el agradecimiento porque al tener la vista posada en otro lugar que no sea ahora no seremos capaces de ver los dones del instante presente. Es más, no seremos capaces de hacer nada verdaderamente. El futuro es en realidad un pasado inventado. 

Usamos el pasado para fabricar una imagen. Hablamos de vuestro tiempo lineal. Cuando has tenido un regalo fue porque soltaste toda expectativa y te mantuviste presente.

Cuando pides o deseas algo, por supuesto que eso no es algo que esté mal o que no debas hacer, el secreto está en soltar el deseo. Esto es así; tú pides algo pero continúas aferrado al pedido, no lo sueltas, no lo entregas, no te olvidas, te desplazas a ese futuro fabricado en donde crees que estará esperándote tu regalo. El regalo llega pero es que tú no estás en casa para recibirlo, no estás en presencia, sino que estás perdido en algún futuro inexistente. De ese modo tu deseo siempre estará en el futuro por lo que nunca se hace presente.

Pide y se te dará, no puede ser más claro y más simple, una afirmación tan precisa para que confíes, para que sueltes los miedos y permanezcas en certeza. Pero te vas al futuro a esperar y llenas el presente de dudas. En el presente hay agradecimiento constante y el agradecimiento es un abre puertas, la vibración más elevada para llegar a Amor que es creación, materialización. No es sentarse a esperar, es bailar porque ya lo tienes. Suelta el control.

No existe pregunta que se quede sin respuesta. Siempre obtienes lo que quieres cuando no dudas.

Y ¿de quién dudas? ¿De Dios? ¿De la perfección del Universo? ¿Del merecimiento? Tú sólo tienes que hacer lo que has venido a hacer y no te faltará nada. La confianza y la paciencia mueven la rueda, al igual que permanecer en el corazón y prodigar tus dones. Te han dicho que ser confiado es ser ingenuo. La confianza es un don del corazón y pureza e inocencia no tienen nada que ver con ingenuidad. La confianza y la inocencia se asientan en la sabiduría y la ingenuidad en el miedo y la ignorancia. No necesitas pruebas para saber que siempre recibes lo que pides, deja de quejarte y dejarás de multiplicar con tu mente y tu palabra aquello por lo que te quejas. ¿Dónde centras tu energía? Ahí estás creando un foco pronto a hacerse realidad. Así que deja de prestar atención a lo que te falta sólo porque no recuerdas que nada te falta. Te centras en la carencia y fabricas carencia cuando tu naturaleza es la abundancia.

Dilo al mundo. Amor – Amar, Elohim.

“El COMO déjaselo al universo. El QUE elígelo desde la emoción. 
El CUANDO depende de cuán vacío estés de pasado. 
Cuando hay espacio, sólo así cabe lo nuevo. 
No controles, vibra. Tú puedes, solo depende de ti.”
Sananda – Kuthumi – Melquisedek.

Gabriela Collado, Coach Transpersonal y Terapeuta Holística.

Cada pensamiento es una parte del tiempo que demanda

Cada pensamiento es una parte del tiempo que demanda una consideración inmediata. Cada minuto que pasa es como el certificado de un regalo cósmico para gastar en el lugar de su elección. Las cantidades y valores de este certificado de regalo están estructurados y redefinidos para adaptarse a la Tierra. A medida que el pulso de luz se fortalece en proporción a los resultados deseados, mueve su conciencia hacia adelante a través del tiempo para mirar todas y cada una de sus concepciones, viendo cómo están invirtiendo su fuerza de vida.

Lo que es inferior en tiempo y valor se multiplica y se expande a medida que las opciones se consideran abiertamente por lo que ocultan. A nivel celular, se siente una longitud de onda de expansión evolutiva en proporción directa al pulso del creador. El tiempo que alguna vez se obstruyó se ve por su flexibilidad; doblarse hacia delante o hacia atrás requiere la misma energía.

A medida que la humanidad cambie su concienciación de lo que es el espacio y el tiempo, se liberará de los grilletes de sus elecciones pasadas que continúan restringiendo la vida. Las moléculas de la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad fluyen hacia adelante a través del tiempo y el espacio sin vacilación.

La humanidad tiene la capacidad innata de convertirse en los “maestros” ante los que se inclina activamente. Recibir las llaves estelares es lo esencial de esta verdad. Las estrellas y las galaxias viven dentro del cuerpo humano y el ADN. Ellas son prisioneras estelares de la materia y la antimateria, que piden ser liberadas. El universo está avanzando con o sin ti, querido. La finalización de los viejos programas se acelera a medida que los nuevos códigos se emiten a la Tierra a través del latido cósmico. Todo se amplifica a medida que la luz disminuye y fluye.

Las formas de luz del pensamiento se recogen, se vuelven a evaluar y todos serán responsables de cómo han gastado su fuerza vital. La ionización física es necesaria para acelerar el proceso del hombre que se mueve hacia arriba y hacia una luz física más brillante.

Un gran regalo espera a aquellos que son lo suficientemente fuertes como para mantenerse en el camino de la luz, la involución y la evolución. Aquellos que son justos en pensamiento y hechos son vistos a la luz de sus intenciones. Se levantarán en alto para ser liberados de una caída molecular inminente. Debe existir un cuerpo de creencias antes de que esto pueda suceder. Los dones de lo que es santo llegarán a un lugar de saturación y madurez y se completará un programa lleno de luz. La conciencia de la luz de fuentes externas será transferida. Las viejas formas de pensar se licuarán.

Se crearán nuevas creencias a una velocidad destacada, dando vida a todo pensamiento y palabra. Las semillas divinas que han tenido miedo de brotar hasta ahora, echan raíces en esta atmósfera de luz más elevada. Al vivir en un lugar de luz vistiendo una prenda de amor, la humanidad podrá pasar la valla intergaláctica a un lugar de nuevos códigos de energía. Las llaves estelares se dan en respuesta a un clamor del futuro. Una vez más, se le darán a la humanidad las herramientas para salvarse de un coma autoinducido.

Todas las energías avanzan en un campo de visualización invisible. Ningún evento es incorrecto o correcto, todos sirven a un lugar de proporción divina. Porque de todo lo que se espera nace lo inesperado. Todo conduce a la evolución, sin importar dónde comience y termine el camino. Es por andar sobre tus propias creaciones y huellas a través del tiempo que comprenderás tus habilidades.

A medida que entres en la plenitud y la santidad de la expresión de lo que alguna vez supiste que eras, descubrirás que las líneas que dividen y separan tu ser comienzan a desvanecerse. Descubrirás que la expresión de ti mismo que conoces como el principio y el final de esta vida ya no son mecanismos divididos. Se han simplificado, emitiendo decretos de remoción y limpieza.

Abre la puerta a todo lo que se mantiene separado en pensamientos y anhelos. Abre la puerta a un futuro en el que estés totalmente en salud, en amor, en alegría, en belleza, en juventud. Porque son solo tus sistemas de creencias los que deterioran el cuerpo. Únicamente tus sistemas de creencias te impiden avanzar a pasos agigantados. Es tu cañón que parece interminable en un cielo que parece enclaustrado. Abre la puerta y libera todo lo que alguna vez te sirvió para que pueda aprender a volar, a nadar, a adentrarse en la tierra. Ábrele la puerta a todo lo que tus padres, tus profesores y tus amantes te dijeron que no podrías ser, no podrías lograr, no podrías experimentar.

Experimenta el fluir de tu ser, sin fin y sin comienzo. Deja ir todas las limitaciones autoimpuestas. Deja ir todas las excusas que has usado como recuerdos. Libera el potencial que has mantenido secuestrado, creciendo enraizado en contenedores de viejos pensamientos que te limitan. Ábrete para ver todo lo que está sucediendo en un solo momento en cualquier lugar en el tiempo.

Cuando Dios, el Todopoderoso, el Creador Primordial desea, ese deseo es suficiente para que se manifieste. Tus deseos tienen un gran potencial intrínseco. Dios solo desea un resultado y está hecho así. Observa más de cerca tus palabras y el mundo y verás que lo que decimos no es una verdad alienada, ni una verdad diluida, sino una verdad expandida. Renuncia a la forma en que te defines y permite que tu alma te redefina de una manera que sirva al camino del alma. Somos el Consejo de Luz de las Pléyades, sé lo suficientemente valiente como para correr descalzo hacia tu futuro.

Gillian MacBeth-Louthan
PO Box 217
Dandridge, Tennessee
37725-0217
http://www.thequantumawakening.com
thequantumawakening@gmail.com
Traducción: Susana Peralta

Cómo utilizar la oración como herramienta de manifestación

Este es un mensaje canalizado del Arcángel Uriel.

La oración es la herramienta más poderosa de manifestación. Sin embargo, muchos la asocian con la religión y no creen que tenga control alguno sobre la energía.

Sueles recurrir a la oración cuando necesitas desesperadamente un milagro y esperas que la Fuente te escuche y te responda. La oración no consiste en expresar una lista de deseos, ni tampoco es una petición de ayuda; es una potente herramienta de energía que debe usarse con fe, intención y claridad. Crea un importante contenedor de energía para la manifestación de intenciones, que es apoyado por tu fe en la asociación co-creativa con la Fuente y tu propia herencia divina.

La claridad es importante en la oración. Debes ser claro en lo que deseas crear, porque te ayudará a alinearte con la energía que lo manifestará y lo hará posible. Con frecuencia se utiliza la oración como si se tratara de una lista de deseos, con la esperanza de que el Universo te encuentre merecedor de lo que hay en ella o te regale exactamente lo que deseas sin tu participación. La oración es una herramienta energética que gestiona el flujo de energía. Para poder emplearla en su contexto creativo más óptimo es necesario orar desde un lugar de poder, no de debilidad o de desesperación.

La intención es un componente importante de la oración: es el contenedor energético para el resultado que buscas. No puedes pedirle al Universo que manifieste algo en tu vida en tu nombre y esperar que el resultado sea de tu agrado. La conciencia de tu poder se establece a través de tu intención, y es así como enfocas la energía para la manifestación. ¿Cuál es la intención de tu oración? Debes saberlo para usar la oración de manera efectiva.

Otro aspecto de la oración es la fe y la confianza en tu capacidad de co-crear los resultados. Aquellos cuyas oraciones son respondidas no son personas afortunadas ni especiales; tan sólo están comprometidas con los resultados que desean y tienen fe y confianza en su propio poder. Tú también tendrás que tener fe y confianza en tu conexión con la Fuente, aunque ella no puede eliminar tus miedos y dudas. Ten fe en tu propia divinidad, porque es mediante la asociación entre lo divino y lo material cómo la energía se transforma en milagros.

Utiliza la oración todos los días. No la reserves para ocasiones especiales, cuando te sientas abrumado o impotente; no dejes de usarla por no “hacerle perder el tiempo a la Fuente”. La oración te conecta con ella y con tu propia divinidad para ayudarte a que el Espíritu esté presente en todo lo que hagas.

El tiempo de oración honra tu propósito, tu misión, tu divinidad y tu poder. Es tu momento para comunicarte con la Fuente, para mantener la atención en tus objetivos, asegurarte de que estás alineado con tu propósito, obtener respuestas a tus preguntas y conseguir ayuda para cada problema. A través de la oración permites que el Espíritu te guíe y te aporte claridad en todas las áreas de tu vida. En la oración no hay miedo porque te diriges a la Fuente de amor incondicional, y ella no conoce el miedo. El tiempo de oración te recuerda quién eres y que nunca estás solo.

Cuando reces, recuerda que tus palabras tienen poder. Te estás comunicando con la Fuente de la que formas parte. Eres tan maravilloso y tan poderoso como cualquier otro ser del Universo. No necesitas suplicar a Dios lo que quieres. Cuando rezas reconoces tu poder y tu habilidad para manifestar la realidad que deseas. En tu oración puedes pedir ayuda, lo cual no es señal de debilidad, sino la certeza de que cuentas con muchos ayudantes cuya misión es apoyarte en tu trabajo. Cuando pides orientación no estás admitiendo que eres débil: estás contemplando la situación desde una perspectiva superior para que pueda resolverse de acuerdo a tu mayor bien y al mayor bien del Todo. Se te darán las respuestas que buscas, quizá no inmediatamente, pero observa las señales que vayan apareciendo.

Pasar tiempo en oración intencional es importante, porque necesitas recordar quién eres si quieres hacer el trabajo que viniste hacer. Muchos están confundidos y asustados por los cambios que están ocurriendo en sus vidas y en el mundo. Todo está en orden divino. La oración es el reconocimiento del poder del Espíritu y del amor incondicional.

Cuando rezas irradias tu luz al hacia el mundo a través de la oración. Cada vez que abres tu corazón y tu espíritu para comunicarte con la Fuente, es una oración. Reza por la paz, por el amor incondicional y la alegría; visualízalos como si ya fueran reales y así traerás su energía al mundo y a todas las personas que viven en él.

por Jennifer Hoffman
http://enlighteninglife.com
Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

El Pensamiento es Energía

Cuando venimos a este mundo como niños inocentes se nos enseña a que los adultos siempre tienen razón, los vemos grandes y con conocimientos que nos van pasando a medida que vamos creciendo y aceptamos todo lo que nos dicen y nos enseñan, sin dudar de su saber. Además de transmitirnos cosas con palabras, también aprendemos de su comportimiento y de sus emociones. Cuando no estamos de acuerdo con algún hecho o actitud y reclamamos, somos castigados, muchas veces “sutilmente”, vemos como los rostros pasan de sonrientes a enojados, las palabras se tornan escasas y cortantes y aparece la respuesta del “silencio”, eso nos demuestra que hemos hecho algo mal, asi que para complacer a los demás nos vamos adaptando a la manera de vivir que nos van programando.

Si hacemos o decimos algo que esperan de nosotros somos recompensados y sino somos castigados. Luego en la escuela pasa algo parecido, si tengo una manera de ser que no encaja con el gusto del docente, se hará inmediatamente un pre-juicio de mí, ni hablar si cuestiono cosas en alguna materia, obviamente mis notas reflejarán mi comportamiento. Así nos van llevando por un camino donde todo está estipulado, un camino que hay que seguir para sentirnos parte de la familia, del grupo, de la sociedad, del mundo…

A medida que pasa el tiempo nos vamos adaptando a todo, ya no pensamos por nosotros mismos, ya no somos nosotros mismos, hemos sido programados.

Se nos impone una religión o una creencia, se nos hace temer a Dios, que por un lado nos ama incondicionalmente y por otro nos castiga de la forma más cruel. Y llega un momento en que ya no nos asombra la miseria, la corrupción, la mentira, la desunión, las guerras, llega un momento en que ya no puedo ponerme en el lugar del otro porque primero debo ocuparme de mí, miro en la televisión los niños desnutridos, los desastres naturales, la muerte en las guerras y es como si no lo viera, a los dos minutos cambio de canal y ya no está más en mi mente, creemos que, como no nos pasa a nosotros no nos afecta. Lo que no sabemos es que sí nos pasa a nosotros.

Dejamos que los que dirigen nuestro país lo hagan a costa de nuestro sacrificio, nos mantienen sobreviviendo para que no podamos pensar en otra cosa, pero somos nosotros quienes los ponemos ahí, somos nosotros responsables de cada cosa que nos pasa, pero estamos acostumbrados a que nos digan lo que tenemos que hacer, lo que tenemos que pensar, lo que tenemos que sentir, no nos damos cuenta que somos como las ovejas que siguen al rebaño aunque se dirijan al matadero. Vemos la realidad que los demás quieren que veamos.

Nuestros pensamientos no son necesariamente nuestros pensamientos, sino pensamientos implantados. Si estamos limitados por un sistema de creencias, especialmente un sistema de creencias religiosas, entonces no podemos dar el siguiente paso y ese paso es el que nos llevará a encontrar nuestro camino.

No somos el cuerpo que tenenos, somos consciencia, consciencia que está conectada a un océano de consciencia, no somos pequeños, tal vez te percibas a ti mismo como la gota del océano, pero si pones la gota en ese océano ya no habrá un punto donde termina la gota y comienza el océano. La gota es el océano y el océano la gota. Somos todos una consciencia infinita.

Si cambiáramos la famosa frase “ver para creer” por “creer para ver” notaremos que iremos avanzando considerablemente. No se trata de creer en los demás, se trata de creer en uno mismo, creer en lo que consideramos que es imposible, creer en que hay una respuesta verdadera a mis preguntas, creer en una infinidad de posibilidades y no sólo en un hecho por la única razón de que así lo veo. Se trata de ampliar la visión, considerando que los cinco sentidos no son suficiente para ver.

Se nos ha implantado una forma de identificarnos con el cuerpo físico y lo que ésto hace es que limita la visión y perspectiva de la consciencia e identificamos lo que somos con este mundo físico, y así lo único que podemos hacer es percibir la realidad de los cinco sentidos.

Hay otra realidad que no está afuera, otra realidad que nos grita desde adentro, que somos capaces de escuchar muchas veces cuando nos preguntamos ¿Hacia dónde voy? o cuando pensamos “debe haber algo más” . ¿Te has dado cuenta que la respuesta no está afuera y que nadie la tiene? Queremos que las cosas sean diferentes pero no sabemos qué hacer ¿Por qué? Porque no buscamos nuestra propia respuesta, la que está dentro nuestro, esa lucesita que quiere asomar es ignorada porque no estamos acostumbrados a prestarle atención, nadie nos ha enseñado, la estamos limitando con nuestra manera de pensar y la forma en que vemos la realidad, dos cosas que nos han implantado desde siempre.

Todo eso y mucho más es lo que debemos cambiar, si tienes miedo ¿cómo vas a avanzar? Si sientes que estás sólo en tu lucha ¿qué puedes hacer? Si tienes preguntas sin respuestas ¿dónde buscar? ¿Por qué seguimos igual cuándo vemos que las cosas no están bien? ¿Por qué te resignas a aquello que no te hace sentir como quisieras?

¿ Cómo, qué, por qué, dónde ? Preguntáte a ti mismo. Conócete, deja que tu corazón te guie.

Hay que darse cuenta que vamos por el camino equivocado, nos estamos destruyendo unos a otros y no nos damos cuenta.

En todas partes del mundo hay gente como tú, con problemas, desilusiones, penas, alegrias, fracasos, sufrimientos, placeres, soledad, etc. y también condicionados por una forma de “ver” la realidad que les han ido enseñando.

No soy “yo” o “ellos” somos “nosotros, todos”, somos “uno”, no estamos separados de nadie ni de nada, muy por el contrario, estamos conectados con todo y con todos. Lo que le pasa al otro le pasa a uno.

EL amor es el único camino para remediar la idea de separación que tenemos porque vibra a la mayor frecuencia posible y necesitamos elevar nuestra frecuencia para poder ver la otra realidad, la que se nos oculta, “la única verdad”. Debemos comprender que nadie puede salvarse a costa del otro o ignorando al otro, en este trayecto o nos salvamos todos o nos hundimos todos.

La Nueva Mente significa romper estructuras de pensamiento, ser libres en conjunto con nuestra mente y nuestro corazón, sembrar la semilla del cambio para ser lo que realmente somos, un espíritu puro de amor que habita en un cuerpo limitado. Somos una consciencia que es infinita y que nos pertenece a todos y donde todos somos parte de ella.

Cambiemos la frecuencia y veremos que no estamos solos, que no hay nada que temer, que somos responsables de todo lo que nos pasa y somos responsables de cuidarnos unos a otros, es la única manera de despertar. El amor es la única verdad, donde hay amor no hay miedo, no hay sombras, no hay error.

Comienza a pensar por tí mismo, sólo hace falta que te escuches, que dudes, que preguntes, que investigues y que encuentres tus propias respuestas, lo que ves afuera es una ilusión, la verdad la tienes tú, ¿qué esperas? Búscala y la encontrarás, está allí esperando por tí. FUENTE

                                       

 

Cambien su mundo cambiando sus palabras

Profetizamos el futuro con las palabras que decimos en el ahora. Nuestras palabras son siempre una profecía autocumplida. Es mejor no decir nada que decir algo negativo. Las palabras negativas cancelan el plan de Dios, ustedes maldicen su futuro. No siembren semillas negativas: profeticen solo lo bueno y la intención del bien. Cancelan los mejores planes del Universo con sus propias palabras y reflexiones negativas. La muerte y la vida están en el poder de sus palabras. Experimentarán lo que digan. Sus palabras van a darle vida exactamente a lo que están diciendo.

Están maldiciendo su vida con todos sus pensamientos y palabras. Pueden usar sus palabras para maldecir su vida o para bendecirla. Pronuncien palabras de fe; declaren el favor de Dios en su luz y en su corazón. Cambien la atmósfera de donde sea que vayan con sus palabras: invoquen al bien, invoquen la luz, llamen al amor y pidan la ayuda divina.

No hablen de problemas, hablen de soluciones. No somos reporteros de nuestra vida, sino pronosticadores de nuestro futuro. Llamen a lo invisible como si fuera visible. Invoquen lo que desean, háganlo con palabras colmadas de fe. Cambien su mundo al cambiar sus palabras. La muerte y la vida están en el poder de su lengua. ¿Están dando a luz o están aboliendo?

Las circunstancias se alinean con cada palabra que hablan.

Ustedes son los creadores de sus propias circunstancias. Lo que han creado con sus palabras puede cambiar. Cuando actuamos negativamente ante los cambios repentinos y el caos en nuestra vida, estamos retrasando el propósito de su creación. Si aceptamos el caos como una oportunidad para la elevación espiritual, entonces el dolor desaparecerá. Solo nosotros determinamos la velocidad con que pasa la turbulencia. Hay innumerables futuros que existen simultáneamente. Nuestro propio comportamiento determina en qué universo entramos. La profecía es ver el futuro en nuestras acciones presentes.

por Gillian MacBeth-Louthan
Traducción: Susana Peralta

Enfocados en el concepto de que podemos crear

Queridos maestros y hermanos ¿Enfocados en el concepto de que podemos crear nuestra realidad, a partir de LA CAUSA Y EFECTO, es decir por ejemplo que al proyectar amor desde nuestro corazón hacia los demás declarando en presente y positivo que estamos sanos y que somos felices, esto puede desactivar la acción negativa de la enfermedad, en este caso “colectiva” convirtiéndola instantáneamente en salud? (María)

Deberán entender que en la realidad donde ustedes viven la palabra “instantáneo” no existe. Ustedes viven en una realidad lenta, tardía y muy adormecida, éste es el problema crucial de sus vidas y por esta razón ustedes “sufren”. Cuando la vibración del deseo positivo es emanada en forma de energías-pensamientos, estas se demoran hasta desencadenar su realización, ya que para que ustedes obtengan los resultados positivos, deberán esperar que les llegue la onda vibratoria del deseo y éste es lento, porque las energías-pensamientos que lo generaron son también lentos, ya que toda esa energía se está moviendo dentro de una dimensión primaria, la cual no los ayuda a plasmarse y ejecutarse con la debida rapidez del deseo-pensamiento. 

En pocas palabras queremos decir, que el deseo positivo, la proyección de amor hacia los demás, la emanación de salud y felicidad que ustedes irradian a través de las ondas vibratorias positivas de sus energías-pensamientos… DARÁN LOS RESULTADOS ESPERADOS… pero no instantáneamente, si no tomará su tiempo para plasmarse, significa que la onda vibratoria del deseo positivo pueda alimentar a todos los seres del planeta. Solo aquí podrán tener la seguridad que LA CAUSA DEL DESEO-POSITIVO Y LA PROYECCIÓN DE AMOR FORMÓ UN EFECTO DE SALUD.

Es muy importante que el concepto del DESEO sea muy bien entendido. DESEAR algo, no solo es pensarlo y emanarlo, esto nosotros lo llamamos FANTASÍA porque no se ha concretizado… DESEAR significa… HACERLO REALIDAD… plasmarlo y ejecutarlo en la realidad en que viven.Imaginémonos por un instante que todos los seres del planeta proyectaran amor por los demás, emanando energías-pensamientos de: Respeto, salud, cordialidad, humildad, franqueza, sinceridad, hermandad, bienestar etc. Si la vida en el planeta fuera así, no estaríamos hablando de sufrimiento, enfermedades, hambre, pobreza, penurias, desdichas, desgracias, gripes mortales, epidemias, plagas etc. Estaríamos hablando de: Belleza, salud, amor, amistad, hermandad, fraternidad, unión, armonía, respeto, fortuna, prosperidad, tranquilidad, paz, seguridad, etc. Y si ustedes vivieran “pensando, emanando y plasmando” energías de conocimiento, entendimiento y amor, las energías-pensamientos-negativas serían erradicadas del planeta por siempre jamás… 

Pocos son aquellos que lo entienden y pocos aquellos que emanan sus energías-pensamientos llenos de AMOR… por esta razón ustedes continuarán “sufriendo” hasta entender que la energía-negativa-cinabria: Corroe, aniquila, oxida, enmohece, carcome y arrasa todo lo que encuentra a su paso, produciendo en su camino DOLOR, PADECIMIENTO, TORMENTO, MALESTAR, TORTURA, MARTIRIO, PENA, AFLICCIÓN, LÁGRIMAS, AMARGURA y mucho más… Sentimos mucho hablarles de esta manera, siempre seremos directos, crudos y verdaderos cuando ustedes formulen sus preguntas. Tendrán que entender la realidad en que viven y de la seriedad de estos temas. Si no logran comprenderlo, entonces continuarán viviendo en la fantasía que ustedes mismos han creado para no confrontarse con la verdad. 

(El Ser Uno – 3/5/09)
http://www.elseruno.com/

Elegir. Los sucesos que se materializarán físicamente

Lo que debéis entender es esto: cada uno de los sucesos en cada una de vuestras vidas fue «alguna vez» “probable”. A partir de un campo de acción determinado, elegís los sucesos que se materializarán físicamente.

Esto ocurre a nivel individual y colectivo. Imaginad que hoy entran a robar en vuestra casa. Ayer, el robo era uno de muchos sucesos probables. Elijo este ejemplo porque entra en escena más de una persona: la víctima y el ladrón. ¿Por qué vuestra casa fue saqueada, y no la del vecino? De un modo u otro, atrajisteis ese suceso con vuestro pensamiento consciente, y lo llevasteis de la probabilidad a la realidad. El suceso es una acumulación de energía convertida en acción y materializada como resultado de las creencias.

Tal vez estéis convencidos de que la naturaleza humana es malvada, o que nadie está exento de la agresión de los demás, o que las personas están motivadas principalmente por la codicia. Estas creencias atraen su propia realidad. Si tenéis cosas de valor que perder, automáticamente os convencéis de que alguien os lo arrebatará, o que hará lo posible para arrebatártelo. A vuestra manera, enviáis mensajes a una persona así. Básicamente vuestras convicciones son bastante parecidas, pero uno se considera a sí mismo la víctima y el otro el agresor; es decir, cada uno de vosotros reacciona de modo distinto al mismo conjunto de creencias, pero ambos sois necesarios para que se cometa un delito de ésta índole.

Las creencias de ambos hallarán justificación en la vida física, y no harán más que reforzarse. El temor a los robos atrae a los ladrones. Pero, si creéis que los hombres son malvados, no tenderéis a verlo como una creencia, sino que lo consideraréis como una condición de la realidad.

Toda vuestra experiencia presente partió de una realidad probable. A lo largo de la vida, cualquier suceso debe pasar por vuestra esencia como criaturas vivas, con el innato reconocimiento del tiempo, que es una parte importante de vuestra estructura neurológica; normalmente se produce un retraso, un lapso en el tiempo, durante el cual las creencias producen la realización material. Cuando tratáis de cambiar vuestras convicciones con el fin de cambiar vuestra experiencia, tenéis que detener primero el impulso acumulado, por decirlo de alguna manera. Estáis cambiando los mensajes, mientras que el cuerpo está acostumbrado a reaccionar dócilmente a una serie establecida de creencias.

La actividad consciente provoca los sucesos mediante la estructura neurológica, en un flujo continuo y regular, y se establece una pauta habitual de reacciones. Cuando alteráis estas creencias conscientes con esfuerzo, se requiere un período de tiempo hasta que esa estructura aprende a adaptarse a la nueva situación preferida. Si las creencias se cambian durante la noche, en proporción se precisa menos tiempo. En cierto modo, cada creencia puede verse como una potente emisora, que atrae distintos campos de probabilidades y selecciona aquellas señales con las que está sintonizada, a la vez que rechaza las demás. Cuando colocáis una nueva emisora, durante cierto tiempo puede haber algunas interferencias o filtraciones de otra anterior.

Así pues, cualquier facultad que tengáis puede «captarse más claramente», amplificarse y materializarse en la práctica en vez de seguir siendo probable. Pero en este caso debéis concentraros en la facultad y no en el hecho de que no la hayáis utilizado bien hasta el momento. Un pintor produce una serie de obras a lo largo de su vida. Cada cuadro no es más que una materialización concreta de una variedad infinita de cuadros “probables”.

Pero el trabajo real de seleccionar la información se hace según las creencias de la mente consciente del artista acerca de quién es él, cuan bueno es como pintor, qué “clase” pintor es, a qué «escuela» de creencias artísticas se acoge, sus ideas sobre la sociedad y su lugar en ella, y los valores estéticos y económicos, por nombrar unas pocas.

Algo muy parecido ocurre en la concreción de cualquier suceso en el que estéis implicados. Por tanto, creáis vuestra vida. Las imágenes internas son de gran importancia para el artista, quien trata de proyectarlas en el lienzo. Repito que cada uno de vosotros es su propio artista, y vuestras visualizaciones internas constituyen modelos de otras situaciones y sucesos. El artista recurre a lo que ha aprendido y mezcla sus colores con el fin de dar a su pintura una materia artística. Las imágenes de la mente atraen toda la energía emocional y el poder necesarios para “darles” cuerpo como sucesos físicos.

Podéis cambiar el cuadro de vuestra vida en cualquier momento; basta con que comprendáis que no es más que el retrato de vosotros mismos que habéis creado a partir de una cantidad ilimitada de retratos probables. El aspecto peculiar de vuestros retratos probables es característico vuestro, y de nadie más.

Las facultades y condiciones diversas que queráis ver realizadas ya están latentes y a vuestra disposición. Suponed que no tenéis salud y la deseáis. Si comprendéis la naturaleza de las probabilidades, no necesitaréis “fingir” que hacéis caso omiso de vuestra situación actual. En lugar de ello la reconoceréis como una realidad probable que habéis materializado físicamente. Con esta convicción, empezaréis el proceso necesario para llevar una probabilidad distinta a la experiencia física.

Para ello os concentraréis en lo que queréis, pero sin sentir ningún conflicto entre eso y lo que sois, porque una cosa no contradecirla a la otra; cada una se verá como un reflejo de una creencia en la vida diaria. Así como llevó algún tiempo dar forma a vuestra imagen actual con sus aspectos enfermos, también llevará tiempo cambiarla. Pero “concentrarse” en la situación actual de enfermedad sólo la prolongará.

Cada condición es tan real o irreal como la otra. ¿Qué yo? ¿Qué mundo? Vuestras probabilidades se encuadran dentro de ciertos marcos de referencia que habéis elegido como parte de vuestra condición de criaturas. El pasado y el subconsciente, tal como los concebís, tienen poco que ver con vuestra experiencia presente aparte de vuestras creencias sobre ellos. Vuestro pasado contiene momentos de alegría, fuerza, creatividad y esplendor, así como también episodios de infelicidad, desesperación, confusión y crueldad. Vuestras convicciones actuales actúan como un imán y activan todas esas cuestiones pasadas, felices o tristes. Elegís de vuestra experiencia previa “todos” los sucesos que refuerzan vuestras creencias conscientes, y desecháis los que no lo hacen, los cuales incluso pueden parecer inexistentes.

Tal como mencionamos, los recuerdos que surgen ponen en funcionamiento los mecanismos del cuerpo y unen el pasado y el presente en una especie de cuadro armonioso. Esto significa que las piezas encajarán tanto si son alegres como si no.

Esta unión del pasado y el presente os predispone a sucesos futuros similares, ya que os habéis preparado para ello. Así pues, el cambio altera el pasado y el futuro. Debido a vuestra organización neuro-lógica, el presente es evidentemente el único punto a partir del cual podéis cambiar el pasado y el futuro, y hacer efectiva la acción.

No estoy hablando simbólicamente. Vuestras reacciones presentes modifican vuestro pasado y vuestro futuro en los niveles más íntimos. Se producen alteraciones en el cuerpo. Varían algunos circuitos dentro del sistema nervioso, y energías que escapan a vuestra comprensión buscan nuevas conexiones a niveles mucho más profundos y lejos de la conciencia.

Vuestras creencias actuales rigen la ocurrencia de los sucesos. Cada persona da forma a la creatividad y la experiencia a cada momento.

Debéis comprender que vuestro presente es el punto en el que la carne y la materia se unen con el espíritu. Por tanto, el presente es vuestro punto de poder en vuestra vida actual, tal como la entendéis. Si le atribuís más fuerza al pasado, os sentiréis capaces y os privaréis de vuestra propia energía.

Como ejercicio, sentaos con los ojos abiertos, observad a vuestro alrededor, y pensad que este momento representa el punto extremo de vuestro poder, por cuyo intermedio podéis afectar tanto a los sucesos pasados como a los futuros.

El presente que veis, con su experiencia física íntima, es el resultado de la acción en “otros” presentes parecidos. No os dejéis intimidar por el pasado o el futuro. No tenéis por qué proyectar en el futuro los aspectos desagradables de vuestra realidad actual; esto “sólo” ocurrirá si empleáis el poder del presente para hacerlo.

Si aprendéis a adquirir ese sentimiento de poder ahora, podéis utilizarlo con eficacia para alterar vuestra situación vital de la forma que elijáis (como ya dijimos dentro de las limitaciones establecidas por vuestra condición de criaturas). Si habéis nacido sin un miembro del cuerpo, por ejemplo, vuestro poder en el presente no puede regenerarlo automáticamente en “esta” vida, a pesar de que en otros sistemas de realidad poseéis ese miembro.

Las condiciones externas siempre pueden cambiarse si comprendéis los principios a los que me refiero. Pueden eliminarse las enfermedades, incluso las que parecen terminales, pero sólo si se eliminan las creencias que las sustentan o se alteran lo suficiente para que su efecto específico sobre el cuerpo desaparezca. Desde un punto de vista práctico, lo que llamáis presente es el punto en el que seleccionáis vuestra experiencia física de entre todos los sucesos que “podrían” materializarse. Vuestras circunstancias físicas cambian automáticamente cuando lo hacen vuestras creencias. Cuando aumenta vuestro conocimiento, vuestra experiencia se vuelve más completa. Esto no significa “necesariamente” que haya una uniformidad o que no se produzcan altibajos. Cada aspiración presupone la admisión de una carencia, cada desafío presupone un obstáculo por superar. Los más aventureros suelen elegir desafíos mayores, por lo que, en su mente, el contraste entre lo que quieren alcanzar y su situación actual puede parecer insuperable.

En todo caso, el “punto de poder” es el presente, y desde éste elegís qué yo, y qué mundo. La experiencia de un país es el resultado acumulado de las elecciones de todos sus individuos, de modo que, al elegir vuestras propias circunstancias, afectáis también a las otras personas de vuestro país y del mundo.

En muchas culturas «indígenas» a una persona no se la considera en absoluto en función de su edad, y el número de sus años carece de importancia. De hecho, un hombre puede no saber su edad, tal como vosotros la comprendéis. Os haría bien a todos vosotros -jóvenes, maduros y ancianos- olvidar la cantidad de años que tenéis, porque muchas creencias de vuestra cultura os limitan según vuestra edad. A la juventud se le niega su sabiduría, y a la vejez se la despoja de su felicidad.

“Fingir” que no os importa vuestra edad, haceros pasar por jóvenes porque teméis la vejez, no es la solución. Recordad que vuestro punto de realidad y poder se encuentra en vuestra experiencia actual. Sin comprendéis esto, a cualquier edad podéis recurrir a cualidades y conocimientos que «existieron» en vuestro pasado o que «existirán» en vuestro futuro, dado que vuestras edades son probables [y simultáneas].

A pesar de que, básicamente, el tiempo no existe tal como lo «conocéis», neurológicamente estáis forzados a percibir vuestra vida como una serie de momentos que se suceden constantemente.

Como criaturas, nacéis jóvenes y os hacéis viejos. Pero los animales, como criaturas, no están tan limitados en su experiencia en ese sentido. No tienen creencias sobre la vejez que inhiban automáticamente sus facultades; aunque mueren físicamente como todas las criaturas deben hacerlo en este aspecto, no se deterioran de la misma manera.

No comprendéis la comunicación que hay entre vosotros y los animales de compañía, por ejemplo, cómo a su “manera” éstos reaccionan a vuestras creencias.* Reflejan vuestras ideas, y por tanto se vuelven vulnerables como no lo serían en su entorno natural. En términos generales, su relación con vosotros es natural, pero su innata comprensión de que el punto de poder de la criatura es el presente se ve, en cierta medida, afectada por su receptividad y su asimilación de vuestras creencias. A un gato joven se lo trata diferente que a uno mayor, y el animal responde a ese condicionamiento. De la misma manera, vuestras propias conclusiones sobre la edad se materializan en vuestra experiencia. En consecuencia, si os convencéis de que sois diez años más jóvenes, o diez años mayores, esto se reflejará fielmente en vuestro entorno personal.

“Si tenéis veinte años, podéis hacer uso de la sabiduría que imagináis que tendréis a los treinta”.

Si tenéis sesenta años, podéis utilizar la fortaleza física que creéis que ya no tenéis, pero que antes teníais. Todo esto también se expresaría física y biológicamente en el cuerpo.

¿Qué yo? ¿Qué mundo? Si estáis solo es porque creéis en vuestra soledad en este momento actual que reconocéis como tiempo. De lo que parece ser el pasado atraéis sólo los recuerdos que refuerzan vuestro estado, y los proyectáis hacia el futuro. Físicamente, estáis abrumando al cuerpo, que responde a dicho estado de soledad con reacciones químicas y hormonales. También os priváis de vuestro punto de acción en el presente.

Las vitaminas, una mejor alimentación o la atención médica pueden rejuvenecer temporalmente el cuerpo; pero, a menos que cambiéis vuestras creencias, se verá rápidamente abrumado de nuevo por vuestros sentimientos de depresión. En este caso debéis daros cuenta de que sois vosotros quienes creáis vuestra soledad, y decidir cambiarla mediante el pensamiento y la acción. La acción es pensamiento en movimiento físico, que se percibe exteriormente.

* Véase la sesión 639 del capítulo 10, donde se habla de la vida y la muerte de nuestro gato, Rooney. Seth también mencionó el tema de las probabilidades en relación con Rooney.

SESIÓN 656
Extracto de Habla Seth III
A través de Jane Roberts

Seth ~ El Presente es el punto de Poder

Me gustaría que la frase que os voy a dictar se colocara centrada en la página, con letra más grande para que resalte, y subrayada.

EL PRESENTE ES EL PUNTO DE PODER

Esta oración es una de las más importantes de este libro, desde el punto de vista práctico, y funciona dentro del marco temporal tal como lo entendéis. Como mencioné anteriormente, hacéis realidad los sucesos en la intersección presente de espíritu y carne, eligiendo de entre las probabilidades según vuestras creencias.

Todas vuestras facultades físicas, mentales y espirituales están enfocadas juntas en la brillante concentración de experiencia «presente». No estáis a merced del pasado, ni de convicciones previas, a menos que creáis que lo estáis. Si comprendéis completamente vuestro “poder” en el presente, os daréis cuenta de que la acción en ese punto altera el pasado, las creencias pasadas y vuestras reacciones.

En otras palabras, vuestras creencias actuales, por decirlo así, son instrucciones que se dan a la personalidad entera, que organizan y reorganizan simultáneamente la experiencia pasada según vuestros conceptos actuales sobre la realidad.

El futuro -el futuro probable- se altera de la misma manera, por supuesto. Mirar hacia atrás hasta el origen de los problemas actuales puede habituaros a buscar sólo los episodios negativos del pasado, e impedir que lo experimentéis como una fuente de placer, logro o éxito.

Si estructuráis vuestra vida anterior mediante las insatisfacciones del presente, no hacéis sino reforzar vuestros problemas.

Es como si estuvierais leyendo un libro de historia dedicado “sólo” los fracasos, crueldades y errores de la raza, y pasara por alto todos los éxitos. Estas prácticas “pueden” llevaros a emplear vuestra «historia» de modo que resulte un retrato muy distorsionado de quiénes y qué sois, un retrato que luego representa vuestras circunstancias actuales.

Los más propensos a estas prácticas -de examinar constantemente el pasado para descubrir lo que hay de malo en el presente- suelen pasar por alto lo más importante. En cambio, refuerzan constantemente la experiencia negativa de la que tratan de escapar, ya que sus problemas iniciales fueron causados “precisamente” por ese mismo tipo de pensamientos. Esto genera condiciones insatisfactorias porque las personas temen algunas etapas de sus vidas, dudan de sí mismas, y se concentran en aspectos «negativos».

Partes importantes de la vida pueden no verse afectadas por ciertas actitudes, y otras sí. Una persona puede estar muy bien físicamente y gozar de excelente salud, y, debido a ciertas experiencias, empezar a dudar de su capacidad para relacionarse con los demás. Así que, “con esa creencia en mente” -que es incapaz de relacionarse-, observará su pasado y hallará en su conducta pasada todo tipo de razones que apoyen esa idea.

Si recorriera sus recuerdos intentando descubrir una clase distinta de pruebas, en ese mismo pasado descubriría ejemplos de buenas relaciones con los demás. Vuestras creencias actuales estructuran los recuerdos que desfilan por la memoria, “y lo que recordáis parece justificar las creencias”.

Cuando intentéis alterar vuestras creencias, observad el pasado con las nuevas ideas en mente. Si estáis enfermos, recordad cuando no lo estabais. Buscad en vuestra vida pruebas de vuestra salud. Vuestra vida misma es una prueba muy sólida de que la salud “está” en vosotros. En “casi” todos los casos de limitaciones en el presente, existe un tema principal en ese campo en particular: la persona ha aprendido a reforzar los aspectos «negativos», por las razones “que sean”.

He repetido una y otra vez que las creencias determinan la realidad, y que ningún síntoma desaparecerá a menos que la «razón» lo determine, pero esta razón va mucho más allá de vuestras concepciones actuales de causa y efecto ya que implica un juicio personal de valor filosófico. Por debajo de las causas “aparentes” de limitaciones en la vida personal, hay otras creencias de gran alcance, y cada persona utiliza estos elementos en su experiencia privada para respaldarlos. Esto se aplica a cualquier clase de carencia o impedimento lo suficientemente grave para constituir un problema.

Os han enseñado que estáis a merced de sucesos anteriores, de modo que pensáis que para buscar el origen de las dificultades personales debéis examinar el pasado, para descubrir en qué os equivocasteis, qué errores cometisteis, o qué interpretaciones erróneas hicisteis.

Pero, sea lo que sea lo que os hayan enseñado, el punto de poder está en el presente; y “repito” que son vuestras creencias presentes las que estructurarán vuestros recuerdos.

Estos recuerdos pueden emplearse para llegar a cualquier conclusión, tal como ocurre con las estadísticas. A lo largo de este proceso quizás aceptéis uno o dos recuerdos, y los juzguéis causantes de vuestra conducta actual. De ser así, ya estáis preparados para cambiar vuestras creencias actuales y modo de acción, y simplemente emplear esos hechos o hábitos del pasado como estímulo o motivación.

La pregunta «¿Qué hay de malo en mí?» sólo lleva a generar más limitaciones y a reforzar las que ya tenéis, pues exageráis esas actividades en el presente y las proyectáis en el futuro.

¿Qué yo? ¿Qué mundo? Estas preguntas han de responderse en el «ahora», tal como lo entendéis, comprendiendo que vuestro poder de acción está en el presente y no en el pasado. El único punto eficaz para cambiar cualquier aspecto de vuestro mundo se halla en esa milagrosa conexión instantánea de espíritu y ser a través del impacto neurológico.

Así pues, amigos míos, para deshaceros de limitaciones molestas, “reestructurad vuestro pasado desde el presente”. Sean cuales sean vuestras circunstancias personales, utilizad el pasado como una fuente abundante, buscad en él vuestros logros, y reestructuradlo. Cuando buscáis lo que estuvo mal no veis lo que estuvo bien, de modo que el pasado sólo acaba reflejando las dificultades a las que ahora os enfrentáis.

Hay otros sucesos que os resultan invisibles. Como, básicamente, el pasado y el futuro existen a la vez, al mismo tiempo estáis dando forma peligrosamente al futuro siguiendo esas mismas líneas.

Cuando una persona va de psicólogo en psicólogo, de una terapia del ser a otra, siempre con la pregunta «¿Qué está mal?», la propia pregunta es una estructura a través de la cual se mira la experiencia, y constituye una de las principales razones de todas las limitaciones físicas, psíquicas o espirituales.

En uno u otro momento el individuo dejó de centrarse en lo que iba “bien” en ciertas áreas personales, y empezó a centrarse en las «carencias» específicas, y a magnificarlas. Con su mejor intención, busca diversas soluciones, pero todas se basan en la premisa de que algo anda “mal”.

Si se persiste en tal práctica, la concentración en lo negativo va incidiendo gradualmente en otras áreas de experiencia en las que no había problemas.

Por tanto, no estáis a merced de las creencias pasadas. Por otro lado, cuanto más pronto empecéis a actuar de acuerdo con otras nuevas, mejor. De lo contrario no confiáis en ellas en el presente. Si sois pobres y queréis tener más dinero, y os esforzáis por creer en la abundancia -aunque sigáis enfrentados a la realidad de la pobreza-, debéis hacer algún movimiento simbólico que demuestre que estáis dispuestos a aceptar un cambio.

Tal vez parezca absurdo, pero quizá deberíais donar algo de dinero o hacer algo parecido, como si tuvierais más dinero del que tenéis físicamente. Debéis responder a vuestras nuevas creencias, de modo que neurológicamente llegue el nuevo mensaje.

Os comportáis normalmente de una manera determinada como resultado de vuestras creencias. Ahora bien, si cambiáis voluntariamente algunos de esos hábitos, también estáis haciendo llegar el nuevo mensaje. La iniciativa debe proceder de vosotros, y en el presente. Literalmente, esto significa “cambiar” vuestro punto de vista, la perspectiva particular con la que observáis vuestro pasado y vuestro presente e imagináis vuestro futuro.

Debéis encontrar en vosotros mismos las pruebas de lo que queréis como una experiencia positiva. Examinad el pasado con esta idea en mente. Imaginad el futuro desde el punto de poder del presente. De este modo, al menos, no estáis utilizando el pasado para reforzar vuestras limitaciones, ni proyectándolas hacia el futuro. Es muy natural contrastar lo que queréis con lo que “teneis” y es muy fácil desalentarse al hacerlo, pero buscar los errores del pasado no os va a ayudar. En cambio, cinco minutos bien utilizados pueden ser de mucha ayuda. Durante este tiempo, concentraos en el hecho de que el punto de poder es ahora. Meditad sobre la certeza de que vuestras facultades emocionales, espirituales y psíquicas están enfocadas a través de la carne, y durante cinco minutos dirigid toda vuestra atención hacia lo que queréis. Utilizad la visualización o el pensamiento verbal, según os resulte más fácil; pero durante ese período no os concentréis en ninguna carencia, sólo en vuestro deseo.

Utilizad toda vuestra energía y atención, y “luego” olvidadlo. No os preocupéis por comprobar si va bien. Simplemente aseguraos de que durante ese período vuestras intenciones sean claras. Después, de una u otra forma, según vuestra propia situación individual, haced un gesto físico o un acto acorde a vuestra creencia o deseo. Al menos una vez al día haced algo físicamente que muestre que tenéis fe en lo que estáis haciendo. Este acto puede ser muy sencillo. Si estáis solo y no os sentís queridos, simplemente puede consistir en que le sonriáis a alguien. Si sois pobres, quizá bastará con algo tan simple como comprar algo que queréis y que cueste un poquito más de lo habitual, confiando en que esa pequeña diferencia de precio se os devolverá u os llegará a vuestra experiencia; pero actuad “como si” tuvierais más dinero del que tenéis.

Por lo que se refiere a la salud, ese acto implica comportaros una vez al día como si no estuvierais enfermos. La creencia en el presente, reforzada durante cinco minutos y ayudada por una acción física, os traerá unos resultados verdaderamente asombrosos.

Pero estos efectos sólo ocurrirán si dejáis de mirar en el pasado «lo que está mal», y no reforzáis más vuestra experiencia negativa. Estos mismos principios pueden utilizarse en cualquier campo de la vida, y en cada uno de ellos elegís de entre una variedad de sucesos probables.

Quienes creáis en la reencarnación, podéis cometer el error de culpar a las vidas «pasadas», y organizarías por medio de vuestras creencias actuales. Ya es bastante malo que creáis estar a merced de un pasado, pero consideraros indefensos ante innumerables errores anteriores de otras vidas os coloca en una situación terrible pues la voluntad consciente pierde su poder para actuar. Estas vidas existen simultáneamente. Son otras expresiones de vosotros mismos que interactúan, pero cada ser consciente posee el punto de poder en su propio presente.

La «información de las vidas pasadas» suele usarse para reforzar situaciones sociales y personales actuales porque, como ocurre con el pasado de esta vida, estos recuerdos se elaboran mediante las creencias presentes.

Si esa información os la proporciona otra persona, un psíquico, por ejemplo, esa persona tenderá a captar las «vidas» que tienen sentido para vosotros ahora, e -inconscientemente, desde luego- las estructurará de acuerdo con vuestras creencias, aunque esto no resulte evidente. Si una persona cree básicamente que no vale nada, recordará las vidas que justifiquen esa idea, o le hablarán sobre ellas. Si cree que ahora debe pagar por sus pecados, esa creencia atraerá recuerdos de vidas que la apoyen; será un recuerdo sumamente organizado, pues dejará a un lado todo lo que no parezca pertinente.

Si una persona cree que la gente se aprovecha de ella, que está atrapada en una existencia trivial, y que es poco valorada, es probable que reciba información que le indique que en otras vidas gozó de muchos horrores, y refuerce así su creencia de que “ahora” la gente no la tiene en consideración, o incluso algo peor.

Estas afirmaciones mías son de carácter general, ya que cada individuo tiene su propia manera de reforzar las creencias. Si creéis que estáis enfermos, lo más probable es que la información de las vidas pasadas os muestre que cometisteis crímenes por los cuales ahora pagáis. Sea cual sea el tema que elijáis, siempre encontraréis algo que refuerce vuestra creencia.

Pero la verdad es la siguiente:

FORMÁIS VUESTRA REALIDAD “AHORA”, mediante la intersección del alma en la carne, y el presente es vuestro punto de poder.

Cada una de las encarnaciones de vuestro ser nace como criatura en la carne, como vosotros. Cada una posee su propio «punto de poder», o momentos sucesivos en los que materializa la existencia diaria a partir de las probabilidades que tiene disponibles.

Aunque este tema se explicará en otro libro, digamos que hay una especie de coincidencia entre todos estos puntos de poder presentes que existen para vosotros y vuestros seres «reencarnados». Incluso hay relaciones biológicas con respecto a la «memoria» celular. Mediante vuestras creencias actuales podéis atraer a vuestro propio espació y tiempo ciertas experiencias compartidas por los otros seres. Hay una interacción constante en este punto de poder multidimensional, de modo que un ser reencarnado atrae de los demás las facultades que quiera, según sus creencias específicas.

Estos seres son homólogos vuestros en cuanto a condición de criaturas, y a su experiencia de la realidad corporal; pero, al mismo tiempo, vuestro organismo rechaza la naturaleza simultánea de las experiencias. Esto no significa que no la percibáis en ciertos niveles, pero en general la realidad parece ocurrir en series sucesivas.

Desde el punto de vista personal y racial, el pasado aún está ocurriendo, pues lo creáis desde el presente según vuestras creencias. Si os quitan el apéndice, éste no reaparecerá físicamente. Hay ciertas estructuras aceptadas intrínsecas a vuestra condición de criaturas. Pero a nivel celular la libertad es mayor.

Nota: mi impresión es que hay una estrecha relación entre los puntos de poder, la memoria celular y los puntos coordenados a los que se refiere en el capítulo 5 de Habla Seth I” «Estos puntos de coordenadas actúan como canales a través de los cuales fluye la energía, y son como urdimbres o caminos invisibles que van de una realidad a otra. También actúan como transformadores y suministran mucha de la energía generadora que hace que la creación sea continua […]. Estos puntos afectan a lo que vosotros llamáis tiempo, y también al espacio».

SESIÓN 657
Extracto de Habla Seth III
A través de Jane Roberts

Las palabras. Los sonidos. Pensamiento positivo y …

Las palabras. Los sonidos. 

“… Recuerda la potencia creadora de las palabras y los sonidos, y cuánto las expresiones en voz alta crean en tu interior y a tu alrededor.

No existe una palabra, ni siquiera una de ella, que no cree algo: esto puede ser una sanación, una fuerza sanadora, puede ser la materialización de aquello que con esa palabra expresas.

Por ello, debes de estar siempre atenta a cada palabra, porque como crea puede destruir, como sana puede herir.

Habla a tu cuerpo como si fuera un niño para amar, comprender, tranquilizar, contener, ayudar.

Expresando a él aceptación, comprensión, ayuda, por la disonancia que en ese momento está manifestando, iniciará la sanación que el Amor así expresado hará suceder.

Luego de esta expresión, puedes pedir a él de dejar ir la disonancia.

Une a la expresión un toque cariñoso y el llevar allí la Luz junto a Mí.

No te preocupes si no conoces los sonidos terapéuticos y permanece serena: ellos nacerán espontáneamente en tu corazón, si pides a Mi de ayudarte a recordarlos, a recibirlos del Universo, a emitirlos en los modos y en los tiempos necesarios.

Esto ocurrirá si tu mente ya habrás alejado, si estarás allí con el corazón, en el silencio absoluto, en la abertura total, en unión a la Luz, con todo tu Amor.

Las palabras, los sonidos y todas las expresiones, pueden ser una sanación para tu cuerpo, para tu corazón, y para todos los que deseas ayudar.”


Pensamiento positivo y Visualización

“… Recuerda que la mente siempre te hablará sólo de aquello que conoce, por lo tanto, cuando le hablas de lo desconocido o creas lo inimaginable, ella se aleja.

La mente no sabe reconocer la diferencia entre la realidad que la circunda y las imágenes y la realidad que puedes crear con tus pensamientos y con tus visualizaciones.

He aquí que puedes comprender qué hora eres lo que tú has creado con tus pensamientos, palabras, acciones y vibraciones.

Por ello puedes convertirte en lo que decides crear con ellos.

Con alegría imagina cosas maravillosas para ti, para todo lo que existe dentro de ti, para tu corazón, para tu cuerpo, para tu Alma.

Imagina las cosas más bonitas y más grandes para todo lo que te rodea.

Permítele a la Niña que existe en ti de soñar con lo desconocido, de tener todo el espacio necesario para su fantasía, su creatividad.

Si puede tu Niña manifestarlo siempre, creará no sólo la sanación, sino que atraerá todo lo que también es necesario para ti y todo lo que ahora ni siquiera puedes imaginar.

Si tu Niña es libre de hacer volar su fantasía, creará una realidad maravillosa, llena de magias y ofrendas.

Y junto a su fantasía, y a sus sueños, también volará tu corazón y tu Alma.”

Extraído del libro: Sanarse y ayudar a sanar
Autora: Satya

Arcángel Miguel ~ Perfeccionando tus habilidades como un co-creador

Amados maestros, desde hace muchos años han existido tantos inventos y descubrimientos científicos, conjuntamente con una gran cantidad de información filosófica y espiritual, que ha provocado tal bombardeo de las mentes de la humanidad, que el cerebro humano a duras penas puede absorber las incontables teorías y nuevos conceptos sin desbordarse. 

Están en medio de un proceso monumental – un procedimiento complejo de elección y manifestación de su destino en la Nueva Era, que gradualmente se convertirá en su realidad más refinada y expandida del mañana. Sus elecciones – especialmente el enfoque, claridad y poder de sus pensamientos y acciones, determinará cuán rápidamente se manifestarán sus deseos en el mundo material de la forma. Es muy importante que aprendan a disciplinar su mente, a fortalecer su capacidad de concentración y a mantenerse en control de sus emociones y cotorreo mental. Los dones y oportunidades o dispensaciones Divinas que se les ofrecen requieren/exigen una disciplina personal en correspondencia, conjuntamente con un alto nivel de responsabilidad. 

Volverse profundamente perceptivos de sus emociones y de sus patrones de pensamiento es un componente crítico dentro del proceso de co-creación, ya que determinará la calidad de los patrones vibratorios que ustedes enviarán hacia su Rueda personal de Doce Rayos del Creador. **

Las frecuencias de los pensamientos simiente que ustedes planten en su Rueda de Creación personal determinarán la calidad de lo que manifestarán y también determinarán lo que experimentarán en su vida cotidiana – sea positivo o negativo. Estos acontecimientos serán su barómetro respecto al tipo de patrones vibratorios que envíen hacia el mundo de causa y efecto. Su tarea/objetivo principal en este momento es el de desarrollar un estado de percepción consciente, al avanzar a mayor profundidad hacia el núcleo del Átomo Simiente de su Corazón y Mente Sagrados; es aquí donde encontrarán toda la fortaleza y guía que necesitarán siempre. Al desarrollar sus habilidades de co-creación haciéndose más proficientes en su control mental y capacidad de visualización personales, entenderán cuán importante es el monitoreo constante de los patrones de frecuencia que están irradiando hacia el mundo. 

Sean conscientes siempre de que viven en un mundo de energía vibratoria cósmica neutral – las fuerzas de la Creación – que esperan por ustedes para moldearlas y convertirlas en cualquier cosa que imaginen. Ustedes crean su propio cielo o infierno. No pueden culpar a nadie más respecto a la realidad que experimentan en el presente.

** Las instrucciones para la creación de la Flor de la Vida de su Rueda Personal del Creador con ilustraciones se encuentra en nuestro Manual de Estudio: REFERENCIA & REVELACIONES, GLOSARIO E ILUSTRACIONES. http://www.StarQuestMastery.com/books. (RHV)

Ustedes son una Chispa del Creador Divino y cuando se les otorgó este don de la conciencia individualizada – una percepción de su naturaleza Divina independiente – se les codificó con un Átomo Simiente de Memoria permanente que rezaba: “Avancen y creen mundos sin fin en mi nombre”. Desde ese tiempo más allá del recuerdo, han estado experimentando, esforzándose, aprendiendo, teniendo éxito a veces y fallado muchas veces también; sin embargo, han progresado establemente y ahora se les brinda la oportunidad de convertirse en un participante pleno en la creación de una nueva Era Dorada. 

La integración y perfeccionamiento de las virtudes, cualidades y atributos de sus muchos Yoes Superiores es un proceso gradual. La multitud de Chispas de su Yo Divino contienen una riqueza de información y cada faceta individual tiene muchas experiencias maravillosas y éxitos que compartir con ustedes, conjuntamente con una gran infusión de amor Divino, júbilo y alegría. Cada Átomo Simiente de su Yo Superior que integren les brindará más regalos maravillosos de la Conciencia de Dios: habilidades, talentos y sabiduría más allá de su imaginación.

Es muy importante que aprendan a ser un agente consciente, directo de todas las fuerzas de vida. Para llevar a convertirse en un co-creador proficiente deben sostener una idea en su mente el tiempo suficiente para que ésta se registre claramente dentro del cerebro. Todos los eventos y manifestaciones creadas de la forma, son evidencia de la energía y fuerza de la mente: el uso o mal uso de la fuerza. 

Recuerden, el aliento es el conductor de la energía vital de la Fuerza de Vida. En los años futuros, la humanidad entenderá que el aliento es sagrado – es el regalo de vida – y aprenderán a no desperdiciarlo. Al inhalar cada respiración, sean conscientes de que es el único aliento del que están seguros, porque puede bien ser el último. Es muy importante que tomen el tiempo de considerar e integrar los conceptos de la Creación que les estamos brindando. Ustedes, las Semillas Estelares, que han alcanzado el nivel requerido de los patrones armoniosos de frecuencia, están ahora listos para poner en práctica todo lo aprendido. Al hacerlo, los que les rodean que están todavía luchando con el confinamiento del entorno restrictivo de las bajas dimensiones, quedarán asombrados con lo que ustedes están logrando y gradualmente, ellos comenzarán a seguir su ejemplo. 

Como conocen, la enseñanza mediante el ejemplo es la forma más efectiva de obtener la atención de quienes les rodean. Aquí también aplica que: “Serán conocidos por los frutos de su labor” 

ESTUDIEN ESTOS CONCEPTOS HASTA QUE ESTÉN FIRMAMENTE ENRAIZADOS EN SU MEMORIA PORQUE ELLOS SON PARTE DE “LAS LEYES DE MANIFESTACIÓN” Y SON COMPONENTES CLAVE CON VISTAS A SU LOGRO EFECTO DEL ESTATUS DE UN “MAESTRO DE MANIFESTACIÓN”

** Conviértanse en un observador, un espectador, no un participante en todo el drama negativo que ocurre constantemente a su alrededor. Es el estado de sus emociones el que los lleva al remolino de la negatividad. Si ustedes irradian patrones de alta frecuencia armoniosos, serán inmunes a la energía discordante que les rodea. 

** Están en proceso de expansión de su percepción consciente de lo que está ocurriendo a su alrededor y es muy importante que se mantengan en un estado mental desapegado. Están desarrollando una nueva forma de pensar basada en el control mental y emocional personal.

** Primero viene la auto-percepción, entonces la conciencia del alma, seguida de la conciencia galáctica y eventualmente la conciencia sub-universal. Están luchando por acceder a las corrientes de Percepción Infinita, así como a las grandes Pirámides de Luz, que contienen la Manifestación Cósmica del Anteproyecto Divino completo para esta experiencia sub-universal – una transición hacia el avance evolutivo HUMANO y hacia frecuencias más refinadas de la ERA DE ACUARIO. 

** También están desarrollando una sensibilidad incrementada, controlada hacia aquellos con quienes interactúan lo cual incluye un punto de vista empático pero algo desapegado. Esta es parte integrante del desarrollo del no juicio. Diligentemente buscarán, reclamarán y vivirán su verdad al máximo. Es muy importante que le permitan a lo demás igual derecho.

** No permitan que nada ni nadie perturbe su serenidad. Desarrollen un alto nivel de sensibilidad y templanza y practiquen diligentemente el ser pacientes y lentos al responder airadamente.

** Al buscar la auto-maestría parte de su prueba será el tener que experimentar, superar y posiblemente ir más allá de las relaciones difíciles con las personas en su vida que no están listas o deseosas de avanzar en la espiral de despertar consciente del Alma. Todas y cada una de las Almas deben elegir el sendero que seguirán. Ustedes son solamente responsables de su propia evolución espiritual.

** Es imperativo que no abdiquen en su búsqueda del despertar espiritual y la auto-maestría debido a un sentido falso del deber o lealtad a quienes están buscando continuar nutriéndose de la energía de ustedes o debido a quienes exigen una cantidad irrazonable de su tiempo y atención.

Mis valientes, ahora más que nunca, tienen las herramientas de manifestación en la punta de los dedos. Deben salirse de su zona de comodidad y liberar todo aquello que ya no sirva a su bien mayor. Cada uno conoce donde esto se aplica en su vida personal – los ha estado mirando de frente durante meses y hasta años – y se hará todavía más insoportable hasta que finalmente liberen aquello que los retiene. Al volverse más eficientes como co-creadores inspirados, ya no enfocarán su energía en la creación de los pequeños deseos mundanos del pasado. Habrán establecido un flujo constante de Partículas Adamantinas hacia dentro y a través de su vehículo físico, mientras el resto fluye hacia fuera y hacia el mundo de la forma. Habrán programado hasta el último detalle aquello que quieran manifestar para su confort y disfrute personal. Su mantra constante será: “Todas mis necesidades y deseos se cumplen aun antes que los reconozca, lo cual será siempre para mi bien mayor y el bien mayor de todos”. 

Habrán delineado meticulosamente su sendero de servicio a la humanidad, que estará en perfecta armonía con su misión Divina para esta nueva era. Tendrán una conexión constante, clara y beneficiosa con su Supra Alma Yo Superior residente y seguirán con gracia y facilidad el Sendero de Luz que serpentea cada vez más alto hacia los reinos de existencia más refinados. Estén seguros de que siempre los guiaré, dirigiré, inspiraré y protegeré en su viaje de experiencia y de avance hacia lo desconocido. Irradio el amor eterno de Padre/Madre Dios hacia cada uno de ustedes. Yo SOY Arcángel Miguel.

Transmitido a través de Ronna / Sacred Scribe * Como trasmisor de este artículo, Yo, Ronna, reclamo el derecho de autor universal a nombre del Arcángel Miguel. Se permite la colocación en sitios Web siempre que no se altere, abrevie o añada información y se acredite la autoría y se incluya mi dirección de correo y sitio Web. Se puede publicar en revistas, boletines o impresión pública con la autorización de: RonnaStar@earthlink.net

http://www.RonnaStar.com * http://www.QuestForMastery.com * RonnaStar@earthlink.net
1998-2015 Ronna, Star Quest All Rights Reserved
775-856-3654 • ronnastar@earthlink.net *
6005 Clear Creek Drive
Reno, NV 89502
MENSAJES DEL ARCÁNGEL MIGUEL * LM-08-2017
TRANSMITIDOS A TRAVÉS DE RONNA* ESCRIBA SAGRADO
http://www.ronnastar.com
Traducción: Fara González
Difusión y edición: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Como crear abundancia

Saludos. Una vez más es un placer dirigirnos a ustedes.

Probablemente se habrán preguntado por qué es que en toda la información que leen y encuentros con los sabios, cuyas palabras les guían y les ayudan, hablan tanto de vivir en el presente. Realmente no es que trate de una irresponsable y despreocupada frase de la Nueva Era tipo gancho. Este concepto es para hacerles conscientes del funcionamiento de la transformación y de la manifestación. Nos gustaría reiterar en este momento algunos puntos básicos.

Ustedes crean la realidad que perciben desde la energía electromagnética a la que llaman pensamiento, creencia y emoción. Están formados de energía electromagnética al igual que su cuerpo físico y su ser no físico. También son parte de una consciencia colectiva que tiene unas creencias colectivas sobre lo que es la realidad y lo que deben esperar de ella. Muchas de estas creencias forman parte de ustedes hasta tal punto, que ni siquiera se dan cuenta de que las tienen. La naturaleza de la energía que son atrae energías similares, así que podría decirse que el universo les apoya en un 100% ya que atraen aquello que expresan mediante sus pensamientos, creencias y emociones.

En cada momento están en un proceso continuo de atraer su realidad percibida y exterior. De esta manera se puede decir que incluso están recreando su cuerpo físico en cada micro segundo. Ya hemos hablado en ocasiones anteriores de cómo crean la enfermedad y la muerte de esta forma. Claro, también crean todo lo maravilloso que hay en su vida. Les daría gran poder el que reconocieran los momentos mágicos de alegría, risas, abundancia y amor como cosas que han creado en algún nivel. Mientras crean que las maravillosas experiencias de su vida son simplemente suerte o que son producto de las acciones de otra persona, entonces estarán negando su propio poder.

Vamos a ver, cuán a menudo se han fijado en la vida de alguien y se han dicho: “¡Qué suerte tiene!, mira como ha nacido con todo. Mira como no tiene que luchar por nada”. Pues bien, ya desde el nacimiento todos ustedes se han creado a sí mismos en las condiciones que les rodean, ya que desearon tener ciertas experiencias en esta vida. A esto se le podría llamar el Plan Maestro del Juego. Sin embargo bajo estas circunstancias de vida que han elegido, ahora tienen una elección en cada momento presente en el que pueden elegir cómo quieren percibir su vida, cómo la transformarán si así lo desean y cómo recrearán lo que ahora no les gusta.

Bien volvamos a hablar del momento presente. La razón por la que se les pide que vivan en el ahora es porque ahí reside su poder. Su poder de manifestar y de transformar no puede estar en su pasado, porque entonces ya lo hubieran conseguido. No puede estar en su futuro ya que crean su futuro desde las percepciones, creencias y emociones del “ahora”. Cuanta más atención le dan al ahora y más se enfocan en él, más fácil les resultará identificar y transformar aquellas creencias, hábitos y emociones negativas a cerca quienes creen que son y lo que perciben como la realidad que hace que se mantengan estancados.

Esta energía electromagnética de la que están hechos tiene una frecuencia vibratoria. De hecho las diferencias que perciben entre ustedes y todo lo que les rodea es simplemente su percepción de las distintas frecuencias vibratorias. Se puede decir que todo en la realidad visible e invisible vibra a una determinada frecuencia y puesto que esta vibración es electromagnética, entonces atrae una frecuencia similar. Esta frecuencia también tiene color y sonido, pero por ahora ese es otro tema.

Imaginen que las situaciones que desean cambiar de su vida tienen su propia frecuencia. Cada vez que se identifican con esa situación sienten el juicio negativo acerca de algo que perciben como carencia. En otras palabras, al pensar “quisiera tener una pareja”, perciben “no tengo pareja”. “Me gustaría estar bien de salud y estar lleno de vitalidad, perciben “estoy enfermo y frágil”. “Me gustaría más dinero”, esto es “no tengo suficiente dinero”. ¿Ven cuantas veces a lo largo del día se enfocan en la escasez? Esa percepción de carencia lleva su propia frecuencia y el universo la apoya totalmente.

No sólo el pensamiento tiene esta frecuencia. Más poderosa aún es la emoción adherida al pensamiento. ¿Se han dado cuenta cuán fácil es manifestar aquello que no tiene mucha importancia en su vida?, lo hacen sin siquiera pensar en ello. Simplemente se enfocan en lo que desean y ¡presto! ahí aparece. Mucha de la escasez que perciben viene de la visión limitada de su mundo, o de no identificar el regalo que les ofrece el momento presente.

Para crear sin esfuerzo es de gran ayuda identificar las viejas creencias o ideas que les mantiene estancados en viejas costumbres. El universo tiene problemas con los mensajes mixtos así que apoyará el mensaje que contenga más poder adherido a él. Si desean manifestar más dinero y plenitud, ¿por qué después de todas las afirmaciones y visualizaciones el dinero no fluye hacia ustedes?, la respuesta está en lo que creen sobre del dinero. Más importante aún observen como se enfocan en la escasez del mismo. Mientras están estancados en la consciencia de la pobreza, no estarán en la frecuencia del flujo del dinero.

Una de las formas más fáciles de estar en la corriente de la abundancia en su vida, en otras palabras en la frecuencia del tener, es viendo en el ahora cuáles son los regalos de abundancia que ustedes son, los abundantes regalos que les rodean y dar fervientemente las gracias por ello. Les sugerimos que todas las mañanas mientras estén bañando su cuerpo a los pies de la corriente de agua o sumergidos en ella, canten una canción al Dios/Diosa de su ser, al Universo que les apoya plenamente.

Les sugerimos que la canción sea algo como: 

Gracias por el amor en mi vida. Gracias por el amor que me rodea. Gracias por el milagro de la vida que yo soy y gracias por el milagro de la vida que veo a mí alrededor. 
Gracias por el regalo de la vida que soy. Gracias por mi cuerpo perfecto, mi salud y vitalidad. Gracias por la abundancia que yo soy. 
Gracias por las riquezas en mi vida. Gracias por el dinero que fluye hacia mí. Gracias por la emoción y la aventura de millones de posibilidades y probabilidades. 
Gracias por lo maravilloso y gracias por la alegría. Gracias por la belleza y gracias por la armonía. Gracias por la paz y la tranquilidad. 
Gracias por la diversión y el juego. 
¡Gracias!, ¡gracias!, ¡gracias!

Pueden incluir en esta canción cualquier cosa que se imaginen. Es apropiado que la canten a cualquier hora del día o de la noche y cuantas veces así lo deseen. Simplemente les sugerimos que lo hagan durante la hora del baño, porque es un momento de su ocupado día en el que están solos. El agua caliente es suavizante y relajante y los cristales del agua tienen la propiedad de ser un gran amplificador. Canten su canción en alto, para que la mayor parte posible de su Ser esté involucrada en ella.

Mientras estén cantando esta canción totalmente implicados en ella, pensando en las maravillas y sintiendo los regalos es entonces cuando se colocan realmente en la frecuencia del Ser, del amor, de la alegría, del poder, de la abundancia y de lo asombroso. A lo largo del día llevarán consigo esta resonancia y estarán en plena abundancia. ¡El universo les apoya!

Les amo en toda su gran y maravillosa abundancia.

Namasté.
Jani King /P’taah
http://www.Ptaah.es

* Canción de agradecimiento

Queridos, no hay diferencia entre la energía de la abundancia y la de la escasez. Esa es la gran verdad. La diferencia está en su percepción. Cuando se están enfocando en que les falta algo, en la necesidad, en “no tener”, ¿Qué creen que hay detrás de este enfoque? La necesidad es igual al miedo.

Además de abrazar al niño interior, pueden hacer otro truco muy sencillo para transformar su vida y es dejar de enfocarse en los “no tengo” o “me falta”. Los dos son importantes y uno no sirve sin el otro.

¿Qué les parece si les damos una canción para que la canten todos los días? Ustedes pueden crear su propia melodía, pero les daremos la letra.

Desde el Dios/Diosa de mi Ser, doy gracias por el amor que Yo Soy.

Por el amor en mi vida y el amor que me rodea, gracias.

Gracias por el milagro de la vida que Yo Soy.

Gracias por este cuerpo perfecto, mi salud y bienestar, gracias.

Gracias por la abundancia que Yo Soy, y gracias por la abundancia que veo reflejada a mi alrededor.

Gracias por la riqueza y las riquezas de mi vida y gracias por el río de dinero, el cual fluye hacia mí y a través de mí, gracias.

Gracias por la aventura y por la emoción de los millones de maravillosas posibilidades y probabilidades, gracias.

Gracias por los milagros y gracias por la alegría.

Gracias por la belleza y la armonía.

Gracias por la paz y la tranquilidad.

Gracias por la diversión y gracias por el juego

Y gracias por el privilegio de servir y compartir el regalo que Yo Soy.

¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias!

Por cierto, todas esas cosas por las que han dado gracias ya existen en su vida. El amor es la verdad que son. Su cuerpo es un milagro y es absolutamente perfecto. Ustedes son abundantes. ¿Cómo podría ser de otra forma? Y a su alrededor, en su realidad exterior, están rodeados de amor, abundancia y por el milagro de la vida. Ustedes saben de las realidades: posibles y probables, maravillosas e ilimitadas. Ustedes conocen la paz y la tranquilidad, el amor y la alegría, las risas y el juego. Y aunque no lo puedan captar en este momento, realmente son un regalo.

Canten esta canción al universo todas las mañanas mientras se dan una ducha, mientras están debajo del delicioso chorro de agua y su hermoso cuerpo está cálido y relajado. El agua tiene las propiedades de los cristales y es un gran amplificador. Al cantar estas palabras, el sonido impulsado por la emoción del Ser, vibrando en plena abundancia, les hará estar en esa realidad. De esta forma durante el día llevarán consigo esa resonancia, la de la energía que no conoce la escasez.

Jani King /P’taah
http://www.Ptaah.es

Vosotros creáis vuestra propia realidad. No hay otra regla

Después de celebrar la primera sesión para este capitulo, Jane escribió concentradamente Superalma 7 y trabajó un poco en un proyecto de gran envergadura que ella titula provisionalmente Psicología del aspecto. Después, antes de que pudiéramos reanudar el trabajo con el libro de Seth, tuvo lugar la gran inundación del viernes 23 de junio de 1972.

La peor inundación jamás registrada en esta zona se originó por la tormenta tropical Agnes, la cual había perdido su condición de huracán cuando emprendió su curso errático subiendo por la Costa Este desde Florida. La tormenta cambió de rumbo inesperadamente, y cuando se instaló sobre Nueva York y Pensilvania las inundaciones se hicieron inevitables.

Jane y yo decidimos quedarnos cuando, poco antes del amanecer, se nos pidió urgentemente que evacuáramos nuestra zona de Elmira. Nuestra decisión, naturalmente, tenía un significado profundamente simbólico que sólo comprendíamos en parte. El río Chemung pasa a menos de una manzana de nuestro bloque de pisos en su curso hacia el centro de la ciudad, pero, como vivimos en un segundo piso, creímos , que estaríamos a salvo. El edificio era sólido, pensamos. El vecindario se fue y sólo quedamos nosotros, estaba completamente tranquilo.

El agua, espesada por una capa superficial de escombros, rezumaba un hedor casi sofocante de residuos de petróleo, y pronto alcanzó treinta centímetros de profundidad en el patio, luego casi un metro, luego metro y medio… Jane y yo experimentábamos un drástico nuevo mundo, y, aunque Seth no lo ha dicho aún, creo que ésa fue una de las razones por las que nos quedamos. Bebíamos vino a sorbos y empleamos una autohipnosis suave para rebajar la tensión; pero, cuando el agua avanzó lentamente por el extremo de la vieja casa de ladrillo rojo junto a nuestro edificio, nuestra nueva realidad amenazó con convertirse en algo realmente aterrador. ¿Habíamos tomado la decisión correcta?

Para entonces ya era imposible escapar. Sugerí que Jane se «sintonizara» psíquicamente para ver qué podía sacar en claro de nuestra situación. «Es difícil serenarse cuando uno está aterrado», dijo, pero empezó a calmarse. Gradualmente, fue adquiriendo un estado muy relajado. Me dijo que el agua alcanzaría su nivel más alto esa misma tarde; increíblemente, se alzaría casi a tres metros desde el suelo y llegaría a estar a medio camino de las ventanas del primer piso en la casa contigua a la nuestra. Estaríamos a salvo siempre que nos quedáramos donde estábamos. Aun así, la voz de Jane sonó atemorizada cuando dijo que el puente de la calle Walnut se «derrumbaría». Yo también me sobrecogí, ya que el viejo puente de acero cruzaba el río Chemung a menos de media manzana de distancia de donde estábamos, si bien no podíamos verlo por las casas situadas al otro lado de la calle.

Tan pronto como Jane hubo «captado» esta información empezamos a sentirnos mejor. Pasaron varias horas, y al final el agua alcanzó el nivel pronosticado por Jane y en el plazo que había indicado. Esa noche dormimos sabiendo que el agua iba a descender con rapidez. A la mañana siguiente anduve hasta el puente de la calle Walnut. Estaba destruido; algunos arcos se habían derrumbado por la fuerza del agua.

Tuvimos suerte en comparación con muchas otras personas de la ciudad. Perdimos nuestro coche, pero teníamos un lugar donde vivir y conservábamos intactos todos nuestros cuadros, manuscritos y grabaciones, incluyendo los cincuenta y tres volúmenes del material de Seth. Ya que habitamos dos apartamentos a fin de tener suficiente espacio para vivir y trabajar, hicimos un hueco para acomodar a una pareja que se había quedado sin casa. El tiempo era frío y lluvioso. Nuestros días se volvieron una rutina de acciones dedicadas a la supervivencia, aunque Jane acabó Superalma 7 a principios de julio, y reemprendió sus clases. Este libro quedó relegado durante mucho tiempo.

En agosto Jane tuvo una sesión sobre la inundación -durante la cual Seth explicó someramente las razones por las que nos habíamos implicado en ella- y a finales de ese mismo mes y en septiembre tuvimos varios invitados en casa relacionados con el trabajo psíquico. Uno de ellos fue Richard Bach, autor del conocido libro Juan Salvador Gaviota.

Vuestra experiencia en el mundo de la materia física fluye hacia afuera desde el centro de vuestra psique interior. Entonces percibís esta experiencia. Los sucesos, las circunstancias y condiciones exteriores constituyen una especie de retroalimentación activa. Al alterar el estado de la psique se alteran automáticamente las circunstancias físicas.

No hay ninguna otra forma válida de cambiar los acontecimientos físicos. A modo de ayuda podéis imaginar una dimensión interna viva dentro de vosotros en la cual creáis -en forma psíquica y en miniatura- todas las condiciones exteriores que conocéis. Expresado en términos sencillos, esto es lo que hacéis. Vuestros pensamientos, sentimientos e imágenes mentales pueden llamarse acontecimientos exteriores incipientes, ya que de una u otra manera cada uno de ellos se materializa en la realidad física.

Cambiáis incluso las condiciones que parecen más permanentes de vuestra vida siempre a través de las diferentes actitudes que adoptáis hacia ellas.

No hay nada en vuestra experiencia exterior que no se haya originado dentro de vosotros.

Por supuesto, hay interacciones con los demás, pero no hay ninguna que no aceptéis o no hayáis atraído con vuestros pensamientos, actitudes o emociones. Esto ocurre en cada faceta de la vida. En términos vuestros, ocurre tanto antes de la vida como después de ella. De la forma más milagrosa, se os da el regalo de crear vuestra experiencia.

En esta existencia estáis aprendiendo a manejar la energía inagotable que tenéis a vuestra disposición. La condición del mundo en conjunto y la situación de cada individuo en él es la materialización del progreso del hombre a medida que forma su mundo.

La alegría de la creatividad fluye a través de vosotros de forma tan natural como la respiración. De ella surgen las facetas más minúsculas de vuestra experiencia externa. Vuestros sentimientos poseen realidades electromagnéticas que se expanden hacia afuera, y afectan el entorno. Se agrupan por atracción, y van conformando áreas de sucesos y circunstancias que finalmente se fusionan, por decirlo así, como objetos en la materia o como acontecimientos en el «tiempo».

Algunos sentimientos y pensamientos se traducen en estructuras que denomináis objetos y que, en vuestras palabras, existen en un medio que llamáis espacio. Otros se traducen en estructuras psicológicas llamadas sucesos, que parecen existir en un medio al que llamáis tiempo.

El espacio y el tiempo son suposiciones arraigadas, lo cual sólo significa que el hombre las acepta y presupone que su realidad está arraigada en una serie de momentos y en una dimensión espacial. De este modo vuestra experiencia interna se traduce en esos términos.

Incluso la duración de un suceso o de un objeto en el espacio o el tiempo está determinada por la intensidad de los pensamientos o emociones que lo originaron. La duración en el espacio no es la misma que la duración en el tiempo, a pesar de que así pueda parecerlo. Ahora hablo según vuestros términos. Un suceso u objeto que exista brevemente en el espacio quizás tenga una duración mucho mayor en el tiempo. Puede tener mucha más importancia e intensidad y persistir en la memoria, por ejemplo, mucho después de que haya desaparecido en el espacio. Este suceso u objeto no existe de una forma meramente simbólica en la mente o la memoria sino que, tal como lo entendéis, su verdadera realidad continúa como un suceso temporal. Tampoco se aniquila su realidad en el espacio mientras exista dentro de la mente. Pongamos un ejemplo muy sencillo. Se le dice a un niño que no juegue con una muñeca. Desobedece la orden. El niño, a sabiendas o no, rompe la muñeca, y al final la tira.

La muñeca existe vitalmente en el tiempo mientras el niño o el futuro adulto la recuerda.

Si la muñeca reposaba sobre un escritorio y esto también se recuerda vivamente, el espacion que ocupaba la muñeca todavía contiene la impresión de la muñeca, aunque ahora se hayan colocado otros objetos en ese lugar. Así pues, no sólo reaccionáis a lo que es visible a los ojos físicos en el espacio, o a lo que está directamente frente a vosotros en el tiempo, sino también a objetos y sucesos cuya realidad está todavía en vosotros, aunque pueda parecer que han desaparecido.

Básicamente creáis vuestra experiencia a través de vuestras creencias sobre vosotros y sobre la naturaleza de la realidad. Dicho de otra manera, creáis vuestras experiencias a través de vuestras expectativas.

Vuestro tono emocional lo conforman vuestras actitudes emocionales hacia vosotros mismos y hacia la vida en general, las cuales rigen los grandes campos de experiencia.

Estas actitudes proporcionan el color emocional general que caracteriza lo que os ocurre. Sois lo que os ocurre. Vuestros sentimientos emocionales son a menudo transitorios, pero por debajo de ellos existen ciertas cualidades de sentimiento únicamente vuestras, y que son como profundos acordes musicales. Mientras que vuestros sentimientos diarios pueden subir o bajar, este tono emocional característico permanece oculto.

En ocasiones emerge a la superficie, pero en ritmos muy largos. No puede decirse que sea negativo o positivo. Es el tono del ser, y representa la parte más íntima de vuestra experiencia. Esto no significa que sea desconocido, o que tenga que serlo; simplemente quiere decir que representa el núcleo desde donde formáis vuestra experiencia.

Si os asusta la acción o la expresión del sentimiento, o si os han enseñado que el ser interior no es más que un depósito de impulsos incivilizados, tal vez tengáis la costumbre de negar este profundo ritmo. Podéis tratar de vivir como si no existiera, o incluso tratar de refutarlo, pero representa vuestros impulsos más profundos y creativos; combatirlo es como intentar nadar a contracorriente.

Este tono emocional, pues, impregna vuestro ser. Es la forma que adopta vuestro espíritu cuando se une a la carne. A partir de él, de su núcleo, se erige la carne.

Todo lo que experimentáis posee conciencia, y cada conciencia está dotada de su propio tono emocional. Hay una estrecha cooperación en la formación de la tierra tal como la entendéis, y de este modo las estructuras vivas individuales del planeta crecen a partir del tono emocional de cada átomo y molécula.

La carne surge como respuesta a estos acordes internos del ser, y los árboles, rocas, mares y montañas surgen como el cuerpo de la tierra desde los profundos acordes internos de los átomos y las moléculas, que también viven. Debido a la cooperación creativa que existe, el milagro de la materialización física se lleva a cabo con tanta facilidad y de manera tan automática, que conscientemente no os dais cuenta de vuestra participación en ella.

El tono emocional, pues, es el movimiento y la fibra -la madera-, la parte de vuestra energía consagrada a vuestra experiencia física. Desemboca en lo que sois como seres físicos y os materializa en el mundo de las estaciones, del espacio, de la carne y del tiempo. Su origen, no obstante, es bastante independiente del mundo que conocéis.

Cuando aprendéis a sentir vuestro propio tono, entonces sois conscientes de su poder, fuerza y durabilidad, y hasta cierto punto podéis internaros con él en realidades más profundas de experiencia.

La increíble riqueza, variedad y esplendor emocionales de la experiencia física es el reflejo material de este tono emocional interno. Impregna los sucesos de vuestra vida, la dirección interna general, la cualidad de percepción. Llena e ilumina los aspectos individuales de vuestra vida, y determina en gran medida el clima subjetivo persuasivo en el que moráis.

Es vuestra esencia, pero a la vez es de amplio alcance. No determina, por ejemplo, sucesos específicos. Pinta los colores en el extenso «paisaje» de vuestra experiencia. Es el sentimiento de vosotros mismos, inagotable.

Dicho en otras palabras, representa la expresión de vosotros mismos en energía pura, aquello desde donde surge la individualidad, el Tú de ti, la inconfundible identidad que no tiene igual.

Esta energía procede del centro del SER (en mayúsculas), de «Todo Lo Que Es» (con nuestras habituales mayúsculas), y representa la fuente de la vitalidad interminable. Es Ser, Ser en cada uno. Como tal, toda la energía y el poder del Ser se enfoca y se refleja a través de vosotros hacia vuestra existencia tridimensional.

Aunque cada uno tiene su propio tono emocional, éste se expresa de una cierta manera compartida por todas las conciencias enfocadas en la realidad física. Así pues, por lo que a esto respecta, nacéis de la tierra al igual que el resto de las criaturas y estructuras vivas naturales. En cuanto sois físicos, sois parte de la naturaleza, no ajenos a ella.

Los árboles y las rocas poseen su propia conciencia, y también comparten una conciencia grupal, al igual que las partes vivas de vuestro cuerpo. Las células y órganos tienen sus propias conciencias, y una grupal. Igualmente, la raza del hombre posee una conciencia individual y una grupal, o conciencia de grupo, de la cual apenas sois conscientes como individuos.

La conciencia de grupo de la raza posee una identidad. Cada uno de vosotros es una parte de esa identidad a la vez que sigue siendo único, individual e independiente. Sólo estáis limitados en la medida en que habéis elegido la realidad física, y por tanto os habéis colocado dentro de su contexto de experiencia. En cuanto físicos, seguís leyes físicas, o supuestos, que conforman el marco para la expresión corporal.

Dentro de este marco gozáis de total libertad para crear vuestra experiencia, vuestra vida personal en todos sus aspectos, la imagen viva del mundo. Vuestra vida personal, y en cierta medida vuestra experiencia individual de la vida, contribuyen a crear el mundo tal como se conoce en vuestra época.

En este libro hablaremos del mundo subjetivo propio, y del papel de cada uno de vosotros en la creación de sucesos tanto privados como compartidos. Es importante antes de continuar que os deis cuenta de que la conciencia se encuentra en el interior de todos los fenómenos físicos, y es fundamental que comprendáis vuestro lugar dentro de la naturaleza. La naturaleza se crea desde dentro. La vida personal que conocéis surge desde vuestro interior, aunque os es dada. Puesto que sois parte del SER, en cierta manera os dais la vida que es vivida a través de vosotros.

Vosotros creáis vuestra propia realidad. No hay otra regla. Conocerla es el secreto de la creatividad.

He hablado de «vosotros», aunque esto no debe confundirse con el «vosotros» que a menudo creéis ser, es decir, sólo el ego, ya que el ego es únicamente una parte del Yo; es esa parte experta de la personalidad que trata directamente con los contenidos de la mente consciente, y se ocupa más directamente de los fragmentos materiales de la experiencia.

El ego es una parte muy especializada de vuestra identidad superior, una parte que emerge para tratar directamente con la vida que el Yo mayor está viviendo. No obstante, el ego puede sentirse aislado, solo y asustado, si la mente consciente deja que se escape a su control. El ego y la mente consciente no son lo mismo. El ego está compuesto de varios fragmentos de la personalidad; es una combinación de características siempre cambiantes que actúan como una unidad, y constituye la parte de la personalidad que trata más directamente con el mundo.

La mente consciente es un excelente atributo perceptor, una función que pertenece a la conciencia interna, pero en este caso se vuelve hacia afuera, al mundo de los sucesos. A través de la mente consciente el alma mira hacia el exterior. Si se la deja en paz, percibe con claridad.

En cierta manera, el ego es el ojo por el que la mente consciente percibe, el foco a través del cual observa la realidad física. Pero la mente consciente cambia automáticamente su foco a lo largo de la vida. El ego, aunque parezca igual, siempre cambia. Las dificultades surgen cuando la mente consciente adopta una dirección fija, o permite que el ego asuma algunas de sus funciones. En ese momento el ego permite a la mente consciente trabajar en ciertas direcciones y bloquea su conciencia en otras.

Así pues, desde vuestra identidad superior formáis la realidad que conocéis. Depende de vosotros hacerlo con alegría y vigor, despejando la mente consciente de modo que el conocimiento profundo de vuestra identidad superior pueda crear expresiones jubilosas en el mundo de la carne.

Fin del dictado.

El libro permitirá a los lectores educarse a sí mismos, y llegará a un público mucho más numeroso y ayudará a más personas de las que Ruburt podría reunir por sí solo, o más de las que yo podría ayudar con sesiones individuales.

Si tenéis preguntas, podéis hacerlas.

Pregunté a Seth su opinión acerca de la visita reciente de un joven científico de un estado de la Costa Oeste. Jane (como Seth y como ella misma) empezó con buen pie al sintonizar con cierta información técnica. Yo creía, no obstante, que Jane necesitaría una gran cantidad de tiempo y esfuerzo, regular y durante varios años posiblemente, hasta que hiciera pleno uso de sus facultades en un campo tan especializado.

El efecto de la visita fue bueno, particularmente para Ruburt. Llegaremos a sus preguntas científicas. Para la seguridad de Ruburt, quise que este libro empezara apropiadamente. En algunas sesiones prescindiremos del dictado de vez en cuando, pero el proyecto principal será el libro.

Más adelante, cuando comentemos los desastres naturales tomaremos como ejemplo el material sobre la inundación; de este modo otras personas podrán emplear y utilizar este material.

SESIÓN 613, II DE SEPTIEMBRE DE I972; 2I.IO LUNES

Extracto de Habla Seth III
A través de Jane Roberts