El Ser UNO ~ Somos Guerreros Cósmicos y venceremos

Cuando la Dimensión Regular se formó, implantó rápidamente su descendencia en todos los planetas, y lo hizo con la plena convicción de que esos seres evolucionarían y se elevarían de acuerdo con la fórmula universal, con toda la información universal.

Esos seres habían sido creados con la sabiduría impresa de un conocimiento transmitido. Las especies diseminadas en el universo que siguieron el camino trazado, lo hicieron de acuerdo con los cánones universales: fueron los continuadores de un proceso natural de especie. Por esta razón, el universo se mantiene en perfectas condiciones y debidamente encauzado, y si comparamos las especies, sus características son similares, tal vez con ciertas diferencias de evolución, mas el pensamiento es uno solo.

Los ayaplianos que colonizaron el planeta Tierra, o sea ustedes, debían desarrollar exactamente igual que los otros, mas al distorsionarse, cambiaron el curso de la evolución; los elementos se enfermaron, y al hacerlo, la materia se fue adaptando al cambio energético. La fórmula primera se había modelado diferente, y la energía-pensamiento también tuvo una readaptación cuya modelación energética caminó paralelamente.

Así fue como surgieron ustedes, los humanos: Ustedes son ayaplianos adaptados a un nuevo perfil de evolución y elevación. Se había formado una nueva especie; el universo no la podía catalogar o encajar en los cánones universales. Los ayaplianos-humanos han aportado mucho conocimiento nuevo al universo; ustedes poseen elementos distintos de los de otras especies, que han surgido de su propia evolución a pesar de que su origen es el mismo, ya que todos descendemos del Principio Único.

Los elementos químicos humanos se acomodaron y ajustaron, como si fueran oriundos de un principio nuevo. Los elementos humanos reprogramaron su origen, lo ambientaron a su entorno y la fórmula se alteró. Al alterarse, se crearon cauces que no se habían proyectado; ustedes transformaron el verdadero sentido del pensamiento. Mientras que otras especies desglosaron la idea y la convirtieron en pensamientos, ustedes desglosaron los pensamientos en pensamientos, un hecho inusual en el contexto universal.

Por esta razón se explica la lentitud que los caracteriza. Esa manera humana de pensar fue un descubrimiento extraordinario, porque el humano llegó a lo más profundo del pensamiento. Ustedes tuvieron que recorrer un camino difícil y tortuoso, y se encontraron con muchísimos obstáculos. Esos impedimentos, esas dificultades, los han convertido en los descubridores más grandes del universo, porque al luchar contra las barreras e interposiciones, se transformaron en guerreros, en especialistas de la sobreviviencia. Para ello, ustedes crearon e inventaron sus propias armas, como la valentía, la fuerza, el ánimo, el coraje, la bravura.

Ustedes Ayaplianos-humanos se moldearon como grandes luchadores para poder afrontar las inclemencias de su realidad. Al descender a lo más profundo del pensamiento, aprendieron lo inimaginable. Descubrieron sentimientos y emociones que para nosotros, mundos divinos, son inalcanzables. Por ejemplo, las pasiones, la pena, la ternura, la amistad, el orden, la añoranza, la alegría, el cansancio, el desorden, la envidia, los celos, la tristeza, etcétera. Tantas energías entrelazándose unas con otras formaron una amalgama de elementos de altas y bajas vibraciones que conviven juntas y separadas a la vez.

Mientras que ustedes conviven en medio de sus conflictos humanos, nosotros, mundos superiores, no podríamos existir como ustedes. No estamos formados así, nuestra visión es directa, lógica y de perfecto orden. Por estos motivos los consideramos a ustedes dignos de estudio. Sus emociones, sentimientos, raciocinio, lógica, forma de encarar los desafíos, manera de discernir con los conflictos, el sistema de vida, la expresión, la continuidad, todo en ustedes es muy característico, y por estas diferencias, nosotros los consideramos una especie muy especial, auténtica y verdadera, siempre y cuando el desarrollo de sus emociones sea totalmente positivo, para que sus energías-pensamientos se puedan encajar dentro de la estructura universal.

Las otras especies, que progresaron normalmente, no necesitaron que nosotros, mundos divinos, les enseñásemos el conocimiento universal: ellos lo tienen grabado en sus genes y lo van desenvolviendo conforme van avanzando; es un proceso natural de especie. Con ustedes ha sido muy diferente: los hemos tenido que acompañar paso a paso y de muy cerca, primero la distorsión y luego la rectificación. Para realizarlo, los seres de dimensiones más elevadas se han visto obligados a encarnar en su planeta, para poderlos estudiar, analizar, y sobre todo, sentir en mente propia lo que ustedes sienten y piensan para ayudarlos en su evolución y elevación.

Ustedes son nuestros hijos pródigos. Cuando ustedes regresan a nuestro mundo, somos como los padres que los acogemos con todo el amor, porque ustedes son nuestros hijos amados.

El interés más grande que otras especies tienen sobre ustedes es el estudio de la energía negativa enferma. Para ellos es imprescindible tener el conocimiento de dicha energía. Muchos científicos e investigadores del universo llegan a la Tierra con el propósito de analizar este tipo de energía, desconocida para ellos. El humano tiene la capacidad de crearla, transmutarla y eliminarla solo con el deseo. Esta energía es inexistente en otros planos y dimensiones donde el hombre se desarrolló normalmente.

El hecho de que ustedes humanos tengan la capacidad de crear este tipo de energía dañina es lo que más sorprende en los estudiosos del universo. Hasta ahora nosotros, lo hemos atacado como un virus y lo estamos curando; tal vez más adelante se le pueda dar algún uso para el bien del universo, por eso lo estamos estudiando. Por ahora es inservible, no tiene ninguna utilidad. Es por esta explicación que ustedes no puede salir de su hábitat: mientras no se curen del virus-ambición, se mantendrán aislados y en cuarentena. Por eso ustedes reciben tanto de los otros planos: es para ayudarlos a curar. De esta forma podrán salir. Para ello precisan rectificar los cristales, colocarlos y encajarlos, como ya hemos explicado.

Las dimensiones superiores los están ayudando con el conocimiento de la cura, y esta depende del esfuerzo de cada uno de ustedes. Esta cura consiste en erradicar completamente de sus pensamientos a la energía negativa enferma, llamada ambición. El virus tiene que ser exterminado, y solo ustedes pueden lograrlo. Esta enfermedad puede ser eliminada con el conocimiento, entendimiento y amor. Trabajen, no desistan. Ustedes son guerreros, no lo olviden nunca.

Texto de: EL SER UNO I – Los Arcanos de Thoth
http://www.elserunolibros.com.br
http://conversandoconelseruno.blogspot.com

Anuncios

Arcángel Miguel ~ La espiral ascendente de la ascensión

Amados maestros, primeramente queremos aclarar QUE NO ES LA ASCENSIÓN. En su actual estado de evolución, la ascensión del cuerpo físico conjuntamente con su Yo-Alma será posible solamente para unos cuantos pocos avatares que han abierto el camino para la ascensión de la humanidad hacia el siguiente nivel de conciencia superior. El amado Jeshua, junto con muchos grandes avatares y el reino angélico, crearon las condiciones y plantaron las Semillas Cósmicas de Luz del Creador en preparación para este extraordinario proceso. 

Para ascender en el vehículo físico en este tiempo tendrían que casi completar la transformación de su cuerpo físico llevándolo a las frecuencias de Luz Divina, y elevar los armónicos de su Canción del Alma a los de los planos superiores de la Quinta Dimensión y más arriba. Es superficial asumir que es posible transmutar la densidad de un cuerpo físico de Tercera/Cuarta dimensión a un vehículo de luz de 5D en una vida.

Ustedes, la vanguardia, la Semilla Estelar, están suministrando el combustible, las Partículas Adamantinas de Luz para activar las Semillas de la ascensión que fueron plantadas en la Tierra hace 2,000 años. La humanidad está en una etapa de purificación en preparación para una expansión mucho mayor de conciencia, que está afectando a más y más Almas a medida que esta barre la Tierra y como resultado, se acelera exponencialmente. 

En la etapa presente de cambio evolutivo, los cuerpos físicos de los aspirantes/discípulos en el Sendero están en medio del proceso de ser infundidos con el poder transformador de Luz del Creador. Las células de conciencia superior están despertando y expandiéndose con la fórmula alquímica de transformación. Ustedes están en el proceso de limpieza de su Campo Áurico de una parte importante de los patrones de frecuencias vibratorias negativas/distorsionadas que han oscurecido su Luz Áurica y han traído como consecuencia la manifestación de todas las creaciones distorsionadas dentro del vehículo físico.

En el cuerpo celular hay toxinas encerradas que deben ser liberadas o refinadas para que puedan integrar una vez más las frecuencias armoniosas de su estructura corporal de múltiples niveles. Las células del Cuerpo de Luz se han oscurecido, al igual que el Campo Áurico se ha vuelto nebuloso y congestionado con energía negativa. Las Células Divinas están todavía presentes y funcionan dentro de ustedes, sin embargo, se han disminuido y oscurecido con la falta de alimento. Es como si les estuviesen alimentando constantemente con comida contaminada, que a lo largo del tiempo destruirá el vehículo corporal. El cuerpo de deseos del ego es persistente y astuto y constantemente los instará a buscar más sensaciones corporales y auto indulgencia a veces con resultados desastrosos. 

Deben entender, las diferentes partes de su cuerpo resuenan con una gran variedad de patrones de frecuencias, en dependencia del nivel de giro y pureza de su sistema de chacras. Siempre debían tratar de lograr la máxima armonía dentro de cada nivel del Yo Superior que integran. No olviden que la ascensión es un proceso que nunca termina porque todos los niveles de la Creación tienen un deseo innato de buscar y obtener el próximo nivel superior de conciencia.

the sun rays illuminate the sky above the horizon

Consideren el hecho de que la humanidad está experimentando cuatro realidades a la vez: física, mental, emocional y astral. En el mundo físico/material, donde su cuerpo y sentidos físicos son el enfoque principal, su estado de salud determina cuán interactivos son en el mundo de la fisicalidad y cuánto disfrutarán la experiencia. Su evolución hacia los reinos superiores de conciencia es un proceso gradual de despertar, donde despiertan debido al impulso/sabiduría de su Alma y Yo Superior/Súper Alma inmediata. Al avanzar por el Sendero hacia la Iluminación inician el proceso de desarrollo de una percepción consciente/atenta. Deben enfocarse primero en los aspectos físicos de su Ser: su vehículo físico, el sistema de chacras, su naturaleza emocional y sus habilidades mentales. 

Gradualmente, con el tiempo, al equilibrar, armonizar e integrar un cierto grado de conciencia de unidad dentro de su Estado de Ser físico, estarán listos para acceder a los patrones vibratorios, la sabiduría, los atributos y habilidades de las realidades de los niveles superiores de la 4D e inferiores de la 5D. Este es el proceso básico al que llamamos “Ascensión en Conciencia”. 

Ustedes tienen un Cuerpo Etérico que contiene una réplica completa y auténtica de sus cuerpos físico, mental y emocional. Cuando ustedes trascienden o dejan su cuerpo se corta el Cordón de Plata (como se denomina). En ese momento ustedes dejan totalmente el cuerpo físico, el cual comienza inmediatamente a desintegrarse. Lo que quedará es el cascarón del cuerpo sutil que está compuesto de sustancia astral, emocional y mental que se debe disolver antes de que el Alma pueda proceder al siguiente nivel de percepción consciente. Hemos explicado anteriormente cómo las Almas no despiertas son llevadas a lugares especiales, que se pudieran llamar Unidades de Cuidados Intensivos donde, vía los hermosos Ángeles de la Misericordia, la Luz/Amor del Creador se irradia constantemente hacia y a través del Campo Áurico del Alma hasta que el cascarón negativo de energía mal calificada se transmute totalmente. 

Sin embargo, es importante que ustedes entiendan que el proceso de muerte/transición, vida después de la muerte ha cambiado radicalmente. Ya ningún Alma necesita ir a los densos planos astrales para esperar su turno a reencarnar en la Tierra. Si ustedes son personas Auto-conscientes cuya Canción del Alma resuena con las dimensiones 4D/5D o superiores, automáticamente se les lleva al plano apropiado donde todo se parece mucho a la realidad que dejaron atrás – solo que mucho más, más hermoso y más jubiloso, amoroso y pacífico. Pasarán por las Puertas de los reinos celestiales totalmente conscientes. Ustedes revisarán su vida pasada como un observador, y podrán decirle adiós a todos los seres queridos; sin embargo, ellos se desvanecerán lentamente en un segundo plano a menos que sean miembros inmediatos de su familia del Alma. 

De nuevo, las frecuencias que ustedes proyectan o con las cuales resuenan determinarán a cual dimensión o nivel de sub-plano dimensional serán llevados y también a que nivel de información cósmica podrán acceder. Su campo áurico es como un manto que rodea sus Cuerpos Astrales/Etérico y es o un manto de luz o una envoltura de energía negativa, falta de armonía que ustedes han acumulado durante experiencias de vidas pasadas. Ustedes están compuestos de unidades de energía: mental, emocional, física, astral y espiritual. Deben aprender y aceptar el hecho de que ustedes son una creación de energía vigorosa, una Chispa original de Conciencia Divina. Como un co-creador auto-consciente también son un director de energía vía sus propios pensamientos, acciones e intenciones enérgicas. 

Ustedes existen en un remolino de energía: fuerzas energéticas que comprenden o sustancia de la Fuerza de Vida Primigenia, el espectro medio de Luz de las dimensiones inferiores o las maravillosas, abarcadoras Partículas Adamantinas de Luz del Creador de los reinos superiores de conciencia. Su estado mental y la calidad y resonancia de su naturaleza emocional determina el resultado de sus empeños creativos. Como un co-creador ustedes moldearán y manifestarán sus ideas/pensamientos creativos y entonces deben experimentar la expresión manifiesta resultante de sus pensamientos y acciones – como lo estipulan las Leyes Universales.

Ustedes están por convertirse en un director eficiente de las fuerzas de energía Cósmica. Así que conviértanse en un observador consciente al practicar el desapego desde lo interno de su centro del Sagrado Corazón. No se permitan ser atraídos a un vórtice de energía negativa creada por los demás. Aprendan a mantenerse firmes y en control al convertirse gradualmente en el director de toda su energía Sagrada. No permitan que nadie perturbe su serenidad y naturaleza armoniosa. Sin embargo, recuerden por favor, que si ocasionalmente tienen un momento humano, deténganse y tomen una inhalación profunda y regresen al centro, al enviar hacia fuera una eyección de la Llama Violeta para trasmutar y disolver cualquier energía discordante. Ustedes son muy severos a veces en sus juicios del Yo. No se espera la Perfección, queridos corazones.

La irradiación de su Yo Superior, Súper Alma gradualmente penetra e inter-penetra sus cuerpos físico y emocional, liberando por tanto gradualmente cualquier debris astral acumulado. La Luz combinada de la Súper Alma de toda la humanidad está disolviendo gradualmente los patrones vibratorios contaminados y distorsionados de los planos astrales. En el pasado estos han sido denominados como la “conciencia colectiva”, los patrones de pensamientos negativos de la humanidad. El amor, la serenidad y la alegría son las cualidades primarias de la Súper Alma. 

Los pensamientos de la mayoría de las personas son generalmente aleatorios y sin enfoque. La disminución de las frecuencias de sus ondas cerebrales para mantener un Estado Alfa de conciencia brinda un enfoque agudo de sus procesos constantes de pensamiento y aporta una dirección clara a la mente subconsciente. Las técnicas de Maestría Alfa son una herramienta profunda y poderosa. Su mente de pensamiento consciente comprende, pero es su mente subconsciente la que procesa la información entrante y actúa. Convertirse en un Maestro Alfa y mantener el nivel apropiado de conciencia Alfa, les permitirá hablar e interactuar con su mente subconsciente. Va más allá de la voluntad a medida que desarrollan la habilidad de comunicarse directamente con su mente interna instintiva profunda y su Mente Sagrada. Se verán tomando las mejores decisiones naturalmente y actuando de manera correcta para lograr sus objetivos. 

El proceso de ascensión comienza cuando su Yo Alma ha recuperado su propia posición como director del yo físico, mental y emocional. Es como si fuese un interruptor de ignición que se hubiese encendido dentro de su ADN, que contiene el anteproyecto de su Cuerpo de Luz Adan/Eva Kadmón perfecto. Se activan una serie de codificaciones latentes vía las frecuencias superiores de Luz que han comenzado a integrar. Estos patrones vibratorios de Luz contienen codificaciones específicas de color y armónicos que afectarán todas las células y órganos dentro de la forma corporal. Gradualmente, las células comenzarán a absorber y metabolizar la Luz y estas células portadoras de Luz comenzarán a penetrar y afectar todo el vehículo físico. 

Se inicia entonces el proceso de trasmutación donde las toxinas, trauma emocional, memorias dolorosas y experiencias almacenadas a lo largo del cuerpo comienzan a brotar, creando por tanto una multitud de síntomas físicos incómodos: dolores y molestias en diversas partes del cuerpo, síntomas parecidos a la gripe, dolores de cabeza, confusión y pérdida temporal de memoria, para nombrar unas cuantas. 

El próximo nivel de reconstrucción del Campo Áurico involucra al cuerpo emocional y a los planos astrales de conciencia. A medida que su cuerpo físico evoluciona, se vuelve más capaz de integrar más y más de las células de una frecuencia refinada de Luz. Su realidad 4D se vuelve más fluida a medida que cambia de frecuencia; por tanto, su mundo ilusorio se distorsiona y es confuso. La estructura de sus creencias religiosas puede comenzar a desintegrarse, dejándolos con una sensación de vulnerabilidad y sin guía y dirección. Hay una fusión del Yo Superior en este punto, donde la Faceta de la Súper Alma de su Yo Superior, que ha residido dentro de su Estrella del Alma (el Octavo Chacra) comienza a enviar impulsos/rayos de paquetes de Luz de frecuencia superior hacia su Mente Sagrada, Sagrado Corazón y todo el sistema de chacras. 

Estos rayos activan sus habilidades intuitivas. Ellos también contienen información vital para su mayor entendimiento de quienes ustedes son realmente y también pueden activar un Descontento Divino interno.

La Célula Divina de su Núcleo Diamante ahora está integrando más y más Luz Divina, que activa e incrementa el poder de los Rayos de la Conciencia de Dios dentro del Núcleo de su Corazón Sagrado. Este proceso se programa dentro de su Anteproyecto Divino y también se codifica dentro de su ADN. En este momento, sus células han comenzado a responder a la Luz ya que ésta se convierte en la fuente principal de energía dadora de vida. Esta es la razón principal por la cual los aspirantes en el Sendero a menudo cambian radicalmente sus dietas a comidas menos densas, porque sus cuerpos físico y emocional se están saturando con Partículas Adamantinas de Luz – el alimento de los dioses.

Al avanzar cada vez más profundamente hacia los reinos de Luz refinada, los sentidos físicos se pueden enriquecer y su percepción de los colores y sonidos aumentará. La magnificación de los sentidos físicos significa que las células dentro de su Campo Áurico están comenzando la tarea de despejar la energía densa, restrictiva que se ha acumulado a lo largo de miles de años. La prisión nebulosa que ha adormecido los sentidos y mantenido a la humanidad en cautiverio, está gradualmente siendo bañada en células de Luz. Esto tendrá como consecuencia que el Campo Áurico se vuelva más radiante a medida que más y más Almas despiertan al Divino potencial interno. El cuerpo físico debe gradualmente familiarizarse de nuevo con los efectos transformadores de la Luz Viviente para reclamar la forma original del Cuerpo de Luz que fue diseñado para toda la humanidad.

Amados, no pongan su mirada en el caos y la destrucción que recorren libremente la Tierra en este tiempo. Vivan cada día centrados dentro de su Corazón Sagrado para que puedan integrar dentro de su vehículo físico la máxima cantidad de Luz del Creador – y entonces ustedes enviarán jubilosamente ese precioso regalo hacia el núcleo de la Tierra y hacia el mundo de la forma. Sepan que los esfuerzos conjuntos de los Servidores del Mundo alrededor del planeta hacen una diferencia. Somos una fuerza para el mayor bien que no se puede negar. Siempre soy su fiel guardián y protector. YO SOY ARCÁNGEL MIGUEL.

La toma de conciencia es el primer paso para sanar o cambiar

La toma de conciencia es, por encima de todo, un despertar. Es abrir lo ojos desde el interior para hacer consciente lo inconsciente y así poder dar el paso e iniciar toda una necesitada revolución personal. Solo entonces seremos capaces de sanarnos, de desprendernos de lo que hace daño y, sencillamente, avanzar hacia lo que merecemos.

Son muchos los filósofos y sociólogos que definen la sociedad actual como una entidad dormida. Vivimos centrados en nuestro “yo”, pero es un yo que otros se han encargado de “narcotizar” a través de los hilos del consumismo. Un interés ajeno que ha explotado esa eterna insatisfacción, por la que siempre ansiamos alcanzar mucho más de lo que ya tenemos.

Tal vez sea así. Tal vez seamos una sociedad tipo “Matrix”, sumidos siempre en un estado de indefinible apatía. Una atmósfera interior en la que saciamos vacíos emocionales mediante el placer comida, en la que aliviamos soledades con relaciones efímeras o donde nos limitamos a evadirnos el aburrimiento mediante la catarsis momentánea de nuestros juegos del móvil o el ordenador. Tal vez.

Puede que algunos lo crean así, sin embargo, hay algo que queda cada vez más en evidencia: son muchas las personas que buscan dar un sentido auténtico a su existencia. Para ello, no dudan en cultivarse a través de las lecturas, en iniciar terapias, en aprovechar los enfoques de distintas perspectivas psicológicas con las que hallar esa comprensión, esa “iluminación” para desconectar de lo ordinario y alcanzar lo extraordinario.

Te proponemos reflexionar sobre ello: te proponemos DESPERTAR.


* La toma de conciencia, paso necesario en nuestro crecimiento personal

En psicoterapia, uno de los aspectos primordiales en el proceso de curación es conseguir que la persona tome conciencia de los auténticos problemas que generan su malestar. Cuando uno llega a la consulta de un psicólogo tiene, por lo general, muy claros los focos “externos” de su malestar, de su infelicidad (mi pareja no me entiende, mis padres me agobian, mi jefe me infravalora, no tengo trabajo y la sociedad parece haberse olvidado de mi…).

Sin embargo, el buen profesional deberá acompañar a esa persona hacia nuevos “despertares” internos en los cuales conferirle un control auténtico y mucho más pleno de su vida. Ahora bien, este no es un proceso precisamente fácil.

Se requiere tiempo para alcanzar eso que la Terapia Gestalt define como “awaress”, (darse cuenta de algo) o que incluso la cultura nipona traduce como “satori”, un proceso de comprensión profunda que requiere ir quitando capas y viejos eslabones oxidados para sortear todos los bloqueos que impiden que emerja nuestro auténtico ser, nuestra esencia aún dormida.

La toma de conciencia fue también un aspecto clave en las teorías de Piaget. Lo definió como ese proceso delicado y complejo por el cual las personas pasamos de un conocimiento instrumental de nuestra realidad a una conceptualización más íntima, abstracta y significativa de las cosas.

Aún hoy, siguen muy presentes estos enfoques que, a su vez, tienen un profundo arraigo en esa idea de “despertar”, esa comprensión o “insight” que el propio Lao Tse definió mediante 4 fases: sueño-vigilia-autoconciencia y conciencia objetiva.

Se trata de un viaje interior muy similar al que definió Platón en el mito de la caverna. Es pasar de ese universo de la sensaciones, los autoengaños y las sombras a una esfera mucho más elevada, libre y auténtica. Te explicamos a continuación cómo lograrlo.

* El alivio del despertar o la reconstrucción

Citábamos hace un momento a Piaget. En sus textos sobre psicología genética cita un concepto que nos puede ser de gran utilidad: se trata del inconsciente cognoscitivo. A pesar de que nos recuerde un poco a las teorías freudianas, el padre de la epistemología genética nos ofrece un enfoque valioso sobre el que reflexionar: la toma de conciencia no es realmente un “despertar”, ni una iluminación.

No se trata solo de hacer consciente lo inconsciente, sino darle una nueva construcción. Por ejemplo, yo puedo tomar conciencia de una de mis limitaciones: mi incapacidad de poner límites o de decir “NO”.

Hacer consciente esta dimensión no me servirá de nada si no le doy un propósito, que no es otro más que ejercer el cambio, reconstruir esa parte del “yo” para sanarme, para tener un mayor control sobre mi realidad al salir de esa caverna de “sombras” e infelicidad. Veamos ahora cómo generar este proceso de despertar y reconstrucción.

* Las tres fases de la toma de conciencia

Este proceso de toma conciencia puede parecer sencillo, solo lo es en apariencia. Requiere por encima de todo ser sinceros con nosotros mismos en todo momento.

– El primer paso requiere abrir los ojos desde nuestra zona más íntima y profunda. Hablamos del mundo emocional. Pregúntate qué sientes, explora sensaciones, sentimientos; pregúntale a tu cuerpo, a tus dolores de cabeza, a ese malestar en el estómago… Traduce en palabras esos síntomas (miedo, angustia, inquietud…)

– El segundo paso requiere que observes lo que acontece en tu exterior. Observa tu presente y atiende lo obvio, eso que a veces nos negamos a mirar frente a frente: mi pareja muestra frialdad, tengo amigos que sí se preocupan de mí, estoy invirtiendo tiempo y esfuerzos en cosas que no valen la pena…

– El tercer paso es el más complejo. Sabes ya lo que sientes, lo que acontece en tu exterior. Es momento de ahondar en tus barreras defensivas, en tus prejuicios, en tus actitudes, esas que te dicen erróneamente que es mejor aguantar que cambiar, que es mejor girar el rostro, quedarse quieto y callar por miedo a que las cosas cambien.

Enfréntate a ti. Nosotros mismos somos nuestros peores enemigos, así que no servirá de nada tomar conciencia de tus debilidades si no te atreves a transformarlas en fortalezas. Sé responsable, aúna valentía y sánate: ejerce el cambio.

https://lamenteesmaravillosa.com/la-toma-de-conciencia-para-sanar/

Cómo utilizar la oración como herramienta de manifestación

Este es un mensaje canalizado del Arcángel Uriel.

La oración es la herramienta más poderosa de manifestación. Sin embargo, muchos la asocian con la religión y no creen que tenga control alguno sobre la energía.

Sueles recurrir a la oración cuando necesitas desesperadamente un milagro y esperas que la Fuente te escuche y te responda. La oración no consiste en expresar una lista de deseos, ni tampoco es una petición de ayuda; es una potente herramienta de energía que debe usarse con fe, intención y claridad. Crea un importante contenedor de energía para la manifestación de intenciones, que es apoyado por tu fe en la asociación co-creativa con la Fuente y tu propia herencia divina.

La claridad es importante en la oración. Debes ser claro en lo que deseas crear, porque te ayudará a alinearte con la energía que lo manifestará y lo hará posible. Con frecuencia se utiliza la oración como si se tratara de una lista de deseos, con la esperanza de que el Universo te encuentre merecedor de lo que hay en ella o te regale exactamente lo que deseas sin tu participación. La oración es una herramienta energética que gestiona el flujo de energía. Para poder emplearla en su contexto creativo más óptimo es necesario orar desde un lugar de poder, no de debilidad o de desesperación.

La intención es un componente importante de la oración: es el contenedor energético para el resultado que buscas. No puedes pedirle al Universo que manifieste algo en tu vida en tu nombre y esperar que el resultado sea de tu agrado. La conciencia de tu poder se establece a través de tu intención, y es así como enfocas la energía para la manifestación. ¿Cuál es la intención de tu oración? Debes saberlo para usar la oración de manera efectiva.

Otro aspecto de la oración es la fe y la confianza en tu capacidad de co-crear los resultados. Aquellos cuyas oraciones son respondidas no son personas afortunadas ni especiales; tan sólo están comprometidas con los resultados que desean y tienen fe y confianza en su propio poder. Tú también tendrás que tener fe y confianza en tu conexión con la Fuente, aunque ella no puede eliminar tus miedos y dudas. Ten fe en tu propia divinidad, porque es mediante la asociación entre lo divino y lo material cómo la energía se transforma en milagros.

Utiliza la oración todos los días. No la reserves para ocasiones especiales, cuando te sientas abrumado o impotente; no dejes de usarla por no “hacerle perder el tiempo a la Fuente”. La oración te conecta con ella y con tu propia divinidad para ayudarte a que el Espíritu esté presente en todo lo que hagas.

El tiempo de oración honra tu propósito, tu misión, tu divinidad y tu poder. Es tu momento para comunicarte con la Fuente, para mantener la atención en tus objetivos, asegurarte de que estás alineado con tu propósito, obtener respuestas a tus preguntas y conseguir ayuda para cada problema. A través de la oración permites que el Espíritu te guíe y te aporte claridad en todas las áreas de tu vida. En la oración no hay miedo porque te diriges a la Fuente de amor incondicional, y ella no conoce el miedo. El tiempo de oración te recuerda quién eres y que nunca estás solo.

Cuando reces, recuerda que tus palabras tienen poder. Te estás comunicando con la Fuente de la que formas parte. Eres tan maravilloso y tan poderoso como cualquier otro ser del Universo. No necesitas suplicar a Dios lo que quieres. Cuando rezas reconoces tu poder y tu habilidad para manifestar la realidad que deseas. En tu oración puedes pedir ayuda, lo cual no es señal de debilidad, sino la certeza de que cuentas con muchos ayudantes cuya misión es apoyarte en tu trabajo. Cuando pides orientación no estás admitiendo que eres débil: estás contemplando la situación desde una perspectiva superior para que pueda resolverse de acuerdo a tu mayor bien y al mayor bien del Todo. Se te darán las respuestas que buscas, quizá no inmediatamente, pero observa las señales que vayan apareciendo.

Pasar tiempo en oración intencional es importante, porque necesitas recordar quién eres si quieres hacer el trabajo que viniste hacer. Muchos están confundidos y asustados por los cambios que están ocurriendo en sus vidas y en el mundo. Todo está en orden divino. La oración es el reconocimiento del poder del Espíritu y del amor incondicional.

Cuando rezas irradias tu luz al hacia el mundo a través de la oración. Cada vez que abres tu corazón y tu espíritu para comunicarte con la Fuente, es una oración. Reza por la paz, por el amor incondicional y la alegría; visualízalos como si ya fueran reales y así traerás su energía al mundo y a todas las personas que viven en él.

por Jennifer Hoffman
http://enlighteninglife.com
Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Ejercicios practicos para absorber la energía de los árboles

os árboles meditan en todo momento y la energía sutil es su lenguaje natural. A medida que su dominio de este lenguaje aumente, podrá comenzar a entablar una relación con ellos. 

Le ayudaran a abrir los canales de energía y a cultivar la calma, la presencia y la vitalidad. Usted, a su vez, puede ayudarles con sus bloqueos y zonas debilitadas. Es una relación mutuamente beneficiosa que precisa ser cultivada.

 

VER EL VÍDEO:




VER EL VÍDEO: ABRAZAR UN ÁRBOL 


                                                                                                                                                

Elección de un árbol con el que trabajar

Los mejores arboles para sanar son los grandes, en especial los pinos. Los pinos irradian energía Chi, nutren la sangre, fortalecen los sistemas nerviosos y contribuyen a prolongar la vida, son los “Arboles Inmortales”. La poesía y la pintura china antiguas están llenas de admiración por los pinos. En el antiguo Mah Jong el pino representa a un hombre joven, la escritura y que la palabra es más poderosa que la espada.

Si bien los pinos son buena elección, se pueden usar muchos otros árboles o plantas.

– Los cipreses y los cedros reducen el calor y nutren la energía Yin.

– Los sauces ayudan a eliminar los vientos malsanos, a liberar la humedad excesiva del cuerpo, a reducir la alta tensión sanguínea y a fortalecer el aparato urinario y la vejiga.

– Los olmos tranquilizan la mente y fortalecen el estomago.

Los arces persiguen a los vientos malsanos y ayudan a mitigar el dolor.

– Las acacias blancas ayudan a eliminar el calor interno y a equilibrar la temperatura del corazón.

– Las higueras de Bengala limpian el corazón y ayudan a eliminar la humedad del cuerpo.

– Los canelos eliminan el frio del corazón y del abdomen.

– Los abetos ayudan a eliminar cardenales, a reducir la hinchazón y a curar los huesos rotos mas rápido.

– Los espinos ayudan en la digestión, fortalecen los intestinos y reducen la tensión sanguínea.

– Los abedules ayudan a eliminar el calor y la humedad del cuerpo y a desintoxicarlo.

– Los ciruelos nutren el bazo, el estórnago, el páncreas y tranquilizan I a mente.

– Las higueras eliminan el exceso de calor del cuerpo, aumentan la saliva, nutren el bazo y ayudan a detener la diarrea.

– Los ginkgos ayudan a fortalecer la vejiga y alivian los problemas urinarios de las mujeres.

No es necesario internarse demasiado en el bosque para buscar un árbol apropiado con el que trabajar. Los arboles que están acostumbrados a tener personas alrededor comprenden nuestra energía y en realidad son más accesibles y amigables que los que están lejos en el bosque. Los parques de las ciudades y los patios suburbanos están llenos de arboles poderosos y accesibles, a quienes les encantaría tener relaciones más cercanas con los humanos que dominan su medio.

Existe un determinado limite de tamaño de los arboles más accesibles a los seres humanos. Si el árbol es demasiado pequeño, no tiene la suficiente energía para impresionarle. Si es demasiado grande, el problema es el contrario, es decir quo precisara más tiempo para que le interesen los arboles grandes.

c. Establecer comunión con un árbol


Existen determinados métodos para acercarse, interactuar y alejarse de un árbol.

Puede aprender y crecer trabajando con todos ellos. Intente ser abierto y respetuoso en lugar de presionarlos para que sirvan a sus propósitos. De esta manera, los arboles le proporcionaran algo más que otra fuente de energía Chi: amistad, expresi6n humorística y amor.

Los arboles aculan en una escala temporal más extensa que los seres humanos. Puede contribuir a cerrar esta brecha regresando una y otra vez al mismo árbol para que se establezca una relación. Visítalo en forma periódica.

Deje que el árbol lo conduzca hacia las maravillas de su vida interior.

a. Absorba energía Chi Yin con las palmas para compensar la energía Yang 

El mejor momento del día para practicar con un árbol es durante la mañana hasta el mediodía.

Asuma una postura. Póngase de pie o siéntese dos o tres metros delante del árbol.

Abrase a un árbol. Relájese y céntrese. Sienta como sus límites se desdibujan. Permítase ser mas perceptivo y de alguna manera vulnerable, preparado para comunicarse con el árbol. Sienta cómo su campo energético se abre como una flor sin emitir ni absorber energía, solo se abre y está disponible 

De la bienvenida. Extienda los brazos y exponga la palma de las manos al árbol. Extienda su energía hacia el árbol en actitud amistosa de “ofrenda”. Cuando el árbol responda extendiendo su energía hacia usted, acéptala, inspire para llevarla dentro del cuerpo con una actitud de “bienvenida”. Use la mente y los ojos de la siguiente manera: Con la parte inferior de los ojos, concéntrese en la punta de la nariz. Con la parte superior de los ojos, mire las palmas y el árbol.

Deje que su intuición lo guie mientras responde otra vez al árbol con otro gesto de “ofrenda”. Realice varios de estos intercambios. Tómese el tiempo y sienta lo que sucede.

Absorba la energía Chi con la palma izquierda, la mente y la parte superior de los ojos.

Como con todas las prácticas del Tao Sanador, es necesario que entrene la vista y la mente para mover y guiar la energía Chi. Esto le ayudará también a ejercitarse para reconocer y ser consciente de la calidad de la energía del árbol. Sienta la energía del árbol cuando entra en el cuerpo. Cuando la envía al árbol, combínela con la Energía del Plano Humano (Partícula Cósmica). Sienta como ha mejorado la energía que regresa a usted desde el árbol: es fresca y sanadora. Observe asimismo como la calidad de la energía cambia después de nueve, 18, 24 y 36 ciclos.

Mueva la parte superior de los ojos para guiar la energía Chi lentamente por el interior (lado Yin) del brazo izquierdo para hacerla subir por hombro izquierdo, el lado izquierdo del cuello, la oreja izquierda hasta la coronilla. Desde aquí, haga descender la energía Chi por el lado derecho a la parte posterior de la oreja derecha, el lado derecho del cuello, el hombro derecho, el interior del brazo derecho hasta la palma de la mano derecha. 

Proyecte la energía Chi hacia afuera, hágala entrar en el tronco del árbol. Absorba una vez más en un circulo (el Circulo Energético Yin): 36 ciclos para los hombres y 24 ciclos para las mujeres.


Extiéndase a un nivel más profundo. Ahora comience a intercambiar energía con el árbol en un nivel más profundo. Compartir con el árbol en un nivel más profundo significa comunicar una parte determinada de su cuerpo con una parte determinada del cuerpo del árbol y respirar la energía de uno a otro. Hacer circular significa ahora guiar la energía por un conducto que pasa por ambos cuerpos y regresa a su punto de partida. Puede guiar la energía Chi como en el punto anterior. Finalmente descubrirá que hay varios esquemas diferentes posibles.

8) Inspirar y retener para no terminar en forma brusca. Inspirar y retener es muy importante pues así evita absorber más energía del árbol de la que puede usar sin llegar al desequilibrio. También evita drenar demasiada energía de un árbol pequeño o débil o dejar demasiada de su energía negativa sin procesar en ese árbol. Además, sella las conexiones que hizo con el árbol para que la energía no se escape al aire una vez que se haya ido. Todo esto contribuye a una meditación estéticamente completa y demuestra respeto por el árbol. Cuando sienta que ya es suficiente y quiera comenzar a regresar al estado de conciencia normal o a un nivel de comunión menos profundo, intente hacerlo de manera lenta y gradual para no alterar la belleza de lo que ha compartido. Sentirá que poco a poco regresa a usted mismo, puede separar la energía que le pertenece de la energía del alto y establecer nuevamente el límite entre los dos.

Cabe advertir a esta altura que si después de haber sanado siente todavía mucha energía en las manos, cierre el punto de la coronilla para sellarlo a fin de que su energía sanadora no siga fluyendo hacia afuera.


A los árboles les gusta mucho la comunicación con el hombre y es probable que deba esperar mucho tiempo hasta que el árbol le diga que se vaya.

Debe desviar la atención poco a poco del contacto con el árbol y concentrarse mas en su persona.

Al hacerlo, mucha de la energía compartida entrara en su cuerpo, entonces “empuje hacia atrás” la corriente de energía del árbol para evitar que entre, a la vez que permite que su energía humana regrese.

Luego, cuando sus polaridades se inviertan, deje que la energía del árbol regrese a el pero mantenga su energía consciente dentro del cuerpo.

Después de algunos intercambios, el árbol comprenderá su intención y comenzara a cooperar. En unos pocos minutos habrá regresado por completo a su cuerpo y estará preparado para el cierre.

Para librarse de un esquema de circulación poderoso, concentre la atención poco a poco en la región umbilical, el lugar donde finalizar la meditación. A medida que la energía se acumula allí, deje que cualquier exceso de energía fluya dentro del árbol.

Si el árbol intenta proporcionarle energía desde otro punto, rechace este flujo de la manera descrita mas atrás.

A la larga el esquema cesara y podrá compartir la energía con el árbol en el punto escogido. Ahora puede separar la energía que le pertenece de la del árbol, para finalizar la retirada.

Cuando la comunión con el árbol es muy intensa, es probable que deba “alejarse demasiado lejos” para retirarse de una sola vez. En cambio, después de inspirar y retener en forma parcial, continúe haciendo circular y compartiendo pero de modo no tan intenso. Poco a poco, después de repetir varias veces estos pasos, volverá por completo a usted mismo.


Cierre. Siempre termine con un cierre. El cierre es un gesto preciso y de alguna manera abrupto que rompe la conexión, asegura cualquier curación que se haya realizado e imparte un sentimiento de buena voluntad, todo esto en uno o dos segundos. El cierre puede ser un movimiento, un sonido o simplemen­te un cambio en el campo de energía sutil, como aplaudir con las manos o asentir con la cabeza. Un movimiento suave del purio en arco hacia arriba que termina con un leve puñetazo hacia abajo es muy eficaz. Los sonidos “Ah” y “Amen” que se utilizan para terminar las plegarias también son ejemplos de gestos de cierre, como darse la mano con fuerza o un pequeño apretón al final de un abrazo. Además de estos gestos de cierre, despídase con la mano o dele un beso rápido al tronco para terminar el cierre.

Las secciones 7), 8) y 9) se usan para intensificar, aligerar y terminar los ejercicios que se explican a continuación y se pueden usar en cualquier momento para terminar la comunicación con el árbol escogido.
b. Absorba la energía Yang con los dedos para compensar la energía Yin 

Póngase de pie a unos dos o tres metros delante del árbol. Acérquese al árbol lenta y suavemente. Sienta como el campo energético que lo rodea se vuelve espeso como la miel.

Estire los brazos hacia el árbol con las Palmas mirando hacia el tronco y los dedos extendidos.

Mientras se acomoda lentamente para estar más cerca del árbol, menos “miel” lo separa de las energías brillantes que se encuentran en su corazón.

De igual modo, su resplandor se revela al árbol.

Al mismo tiempo, la energía parecida a la miel que lo rodea actúa como

Cuando llega al árbol y lo envuelve en un gran abrazo, las energías radiantes de ambos se unen y es probable que durante unos instantes se pierda en la dicha de la unión.

Después de establecer contacto de este modo, tal vez sea preciso que se quede quieto durante un rato hasta que las otras conexiones más profundas entre usted y el árbol se estabilicen y simplifiquen. Pronto se encontrara en el estado de lectura paralela descrito anteriormente, a partir del cual tiara circular y compartirá la energía.


Sienta primero la energía del árbol. Cuando sienta la energía Chi del árbol, concéntrese en la punta de la nariz con la mente, la vista y la parte inferior

de los ojos. La parte superior de los ojos miran hacia las yemas de los dedos y el árbol.

Absorba la energía Chi con los dedos de la mano izquierda, la mente y la parte superior de los ojos.

Mueva poco a poco la parte superior de los ojos para guiar la energía Chi hacia arriba por el exterior (lado Yang) del brazo izquierdo, el hombro izquierdo, el lado izquierdo del cuello, la oreja izquierda y la coronilla. Lleve la energía hacia abajo por el lado derecho comenzando por la parte posterior de la oreja derecha, el lado derecho del cuello, el hombro derecho y el exterior del brazo derecho hasta la palma y los dedos de la mano derecha. Proyecte la energía hacia afuera desde los dedos, combínela con la Energía de la Partícula Cósmica y guíela dentro del tronco. Absórbala otra vez en un circulo. Los hombres repiten el ciclo 36 veces; las mujeres, 24 veces (Véase Figura 2.30).


Si desea terminar la experiencia en este momento después, siga las instrucciones de la sección a), puntos 7), 8) y 9) para intensificar, aligerar y romper por Ultimo su conexión con el árbol.

El Circulo de Energía Yang le ayudara a volverse más sensible al dolor agudo y más superficial, así como a la energía de los Órganos Yang (intestinos delgado y grueso, vesícula biliar, vejiga y estomago).

c. Absorba la energía Chi del árbol con las palmas; el lado Yin

Siéntese o póngase de pie a unos dos o tres metros delante de un árbol.

Extienda los brazos hacia el árbol con las palmas mirando el tronco

Sienta primero la energía del árbol. Cuando sienta la energía Chi del árbol, absórbala con la mente, los ojos y las palmas por medio de estas Últimas. Lleve la energía Chi hacia arriba por el interior (los lados Yin) de ambos brazos hacia los hombros, ambos lados del cuello, las orejas izquierda y derecha y la coronilla. Desde la coronilla lleve la energía hacia abajo por el Canal Funcional hasta la mitad de la ceja, la garganta, el corazón, el plexo solar, el ombligo y el caldero detrás del ombligo.

Siga llevando la energía hacia abajo desde el caldero hasta el perineo, las plantas de los pies y luego aproximadamente hacia tres metros dentro del suelo.

Lleve la energía hacia arriba hasta las raíces del árbol, luego dentro del tronco. Sienta como su energía fluye por el árbol, luego emerge del tronco y entra en su palma. Repita el ciclo nueve, 18, 24 6 36 veces.

Practique enviar su energía por el tronco desde la palma de la mano derecha, a través del árbol, a la palma de la mano izquierda y desde la palma izquierda, a través del árbol, a la palma derecha. Los hombres deberían practicar durante 36 ciclos; las mujeres durante 24. Es muy

7) Trate de distinguir las distintas partes del árbol. Comience por la parte superior del tronco. Envié su energía dentro del árbol y sienta como reverbera. Arrodíllese lentamente para practicar con la parte inferior del tronco. Luego practique con las raíces. Sienta e intercambie la fuerza con el árbol.

d. Absorba la energía Chi del árbol por la coronilla

Póngase de pie a unos dos o tres metros delante de un árbol con los brazos al costado del cuerpo. Sienta el aura del árbol 

Si no la siente, puede acercarse un poco más.

Cuando sienta el aura del árbol, absorba la energía por la coronilla. La energía equilibrada del árbol es suave y tiene un efecto sanador muy poderoso.

Absorba la energía del árbol por la coronilla y déjela circular hacia abajo por los Canales Impulsores o por el Canal Funcional hasta el perineo y después hasta ambos pies. Exhale la energía por las plantas de los pies dentro de la tierra. Lleve la energía desde el suelo a las raices y luego hacia arriba por el tronco.

Sienta cómo absorbe la Energía de la Tierra y la del árbol.

y como éstas purifican su energía y eliminan la energía malsana o negativa. Cuando sienta que brota desde el tronco, absorba la Energía del Plano Humano (Partícula Cósmica) y regrese la energía a la coronilla. Sentirá que las energías combinadas nutren el cerebro, las glándulas y los Órganos. Repita el proceso nueve, 18 6 36 veces.

e. Compartir con el árbol desde el corazón.

En este modelo, la energía del árbol fluye a través de los brazos y el centro del corazón. Puede usarlo para limpiar los brazos del sanador de la energía enferma que se haya acumulado durante el trabajo, o simplemente para abrir el corazón.

1) Adopte cualquier postura cómoda en la que pueda alcanzar una rama sin esforzarse.

Alargue un brazo hasta que pueda tocar el árbol con la palma o la punta de los dedos. Sienta la energía vital bajo la corteza y haga contacto con ella, dando un cierto tiempo para que el contacto se desarrolle.

Al cabo de un tiempo sentirá que comienza a compartir, como si un aura suave se transmitiera en ambas direcciones entre su mano y el árbol.

Amplié el proceso gradualmente hasta que se encuentre inhalando y exhalando energía a lo largo de todo el brazo, desde el centro de su corazón al árbol y viceversa. Permita que este flujo mutuo se prolongue por un rato.


Ahora incluya el otro brazo. Puede apoyarlo en la misma rama, cerca de la otra mano, o puede apoyarlo en otra rama.

Permita que la energía del árbol fluya a lo largo de un brazo, se mezcle con su propia energía en el centro del corazón y fluya por el otro brazo. Cada poco invierta la dirección del flujo en un brazo o en los dos.

Para una experiencia más profunda, intente extender el flujo desde el corazón hasta el ombligo, dejándolo correr desde el árbol al corazón, de allí al ombligo y luego retornar.

dónde va la energía después de salir de sus manos y entrar en el árbol? Si sigue su recorrido con la mente, comenzará a descubrir algo mas respecto a la sutil anotomía del árbol.

Puede que descubra aéreas bloqueadas o congestionado sobre las que puede trabajar haciendo circular la energía de una mano a la otra. Sienta la respuesta del árbol hacia estos esfuerzos y permita que le guie su intuición.

Absorber la Energía de la Tierra

Genere calor en su ombligo y lleve la energía hacia la coronilla.

Proyecte la energía Chi hacia el exterior hasta la cima del tronco del árbol. Entre en el árbol y sienta que establece una conexi6n con el.

Durante este proceso puede pararse a cierta distancia del árbol (entre tres y diez metros). A medida que progrese en esta práctica podrá proyectar su energía hacia el árbol con facilidad desde una distancia mayor. Permita que el árbol absorba la energía enferma o negativa. La energía que retorne a usted estará en equilibrio.

Permita que su energía fluya tronco abajo hasta alcanzar las raíces e introducirse en la tierra 

Deje que la Energía de la Tierra purifique su propia energía. Absorba esta energía combinada a través de las plantas de los pies, subiendo hasta el perineo y luego ascendiendo a través de los Canales Impulsores o a través del Canal Gobernante que corre a lo largo de la espina dorsal. Permita que la energía fluya hasta la coronilla y proyéctela una vez más hacia el exterior. Repita el proceso nueve, dieciocho o treinta y seis veces.

Cuantas más veces se repita el procedimiento, tanto más se refinara o incrementara la energía. Notar que los Canales Impulsores y la Orbita Microcósmica se tornan más claros y brillantes. Una vez que haya establecido una buena conexi6n con el árbol, podrá enviar su energía enferma hacia el árbol a distancia, para refinar su propia energía o mejorar su estado de salud.

Meditar mientras se esta sentado bajo un árbol

Una vez que haya desarrollado su capacidad de sentir la energía Chi del árbol, podrá sentarse bajo el árbol a meditar. Absorba la energía del árbol a través de las estaciones (puntos) de la Órbita Microcósmica.

Fuentes: http://www.esencialnatura.com/como-abrazar-y-absorber-la-energia-de-los-arboles/

Extraído de los libros de Mantak Chia y Maneewan Chia

Ecoportal.net

Energía Craneosacral

El Pensamiento es Energía

Cuando venimos a este mundo como niños inocentes se nos enseña a que los adultos siempre tienen razón, los vemos grandes y con conocimientos que nos van pasando a medida que vamos creciendo y aceptamos todo lo que nos dicen y nos enseñan, sin dudar de su saber. Además de transmitirnos cosas con palabras, también aprendemos de su comportimiento y de sus emociones. Cuando no estamos de acuerdo con algún hecho o actitud y reclamamos, somos castigados, muchas veces “sutilmente”, vemos como los rostros pasan de sonrientes a enojados, las palabras se tornan escasas y cortantes y aparece la respuesta del “silencio”, eso nos demuestra que hemos hecho algo mal, asi que para complacer a los demás nos vamos adaptando a la manera de vivir que nos van programando.

Si hacemos o decimos algo que esperan de nosotros somos recompensados y sino somos castigados. Luego en la escuela pasa algo parecido, si tengo una manera de ser que no encaja con el gusto del docente, se hará inmediatamente un pre-juicio de mí, ni hablar si cuestiono cosas en alguna materia, obviamente mis notas reflejarán mi comportamiento. Así nos van llevando por un camino donde todo está estipulado, un camino que hay que seguir para sentirnos parte de la familia, del grupo, de la sociedad, del mundo…

A medida que pasa el tiempo nos vamos adaptando a todo, ya no pensamos por nosotros mismos, ya no somos nosotros mismos, hemos sido programados.

Se nos impone una religión o una creencia, se nos hace temer a Dios, que por un lado nos ama incondicionalmente y por otro nos castiga de la forma más cruel. Y llega un momento en que ya no nos asombra la miseria, la corrupción, la mentira, la desunión, las guerras, llega un momento en que ya no puedo ponerme en el lugar del otro porque primero debo ocuparme de mí, miro en la televisión los niños desnutridos, los desastres naturales, la muerte en las guerras y es como si no lo viera, a los dos minutos cambio de canal y ya no está más en mi mente, creemos que, como no nos pasa a nosotros no nos afecta. Lo que no sabemos es que sí nos pasa a nosotros.

Dejamos que los que dirigen nuestro país lo hagan a costa de nuestro sacrificio, nos mantienen sobreviviendo para que no podamos pensar en otra cosa, pero somos nosotros quienes los ponemos ahí, somos nosotros responsables de cada cosa que nos pasa, pero estamos acostumbrados a que nos digan lo que tenemos que hacer, lo que tenemos que pensar, lo que tenemos que sentir, no nos damos cuenta que somos como las ovejas que siguen al rebaño aunque se dirijan al matadero. Vemos la realidad que los demás quieren que veamos.

Nuestros pensamientos no son necesariamente nuestros pensamientos, sino pensamientos implantados. Si estamos limitados por un sistema de creencias, especialmente un sistema de creencias religiosas, entonces no podemos dar el siguiente paso y ese paso es el que nos llevará a encontrar nuestro camino.

No somos el cuerpo que tenenos, somos consciencia, consciencia que está conectada a un océano de consciencia, no somos pequeños, tal vez te percibas a ti mismo como la gota del océano, pero si pones la gota en ese océano ya no habrá un punto donde termina la gota y comienza el océano. La gota es el océano y el océano la gota. Somos todos una consciencia infinita.

Si cambiáramos la famosa frase “ver para creer” por “creer para ver” notaremos que iremos avanzando considerablemente. No se trata de creer en los demás, se trata de creer en uno mismo, creer en lo que consideramos que es imposible, creer en que hay una respuesta verdadera a mis preguntas, creer en una infinidad de posibilidades y no sólo en un hecho por la única razón de que así lo veo. Se trata de ampliar la visión, considerando que los cinco sentidos no son suficiente para ver.

Se nos ha implantado una forma de identificarnos con el cuerpo físico y lo que ésto hace es que limita la visión y perspectiva de la consciencia e identificamos lo que somos con este mundo físico, y así lo único que podemos hacer es percibir la realidad de los cinco sentidos.

Hay otra realidad que no está afuera, otra realidad que nos grita desde adentro, que somos capaces de escuchar muchas veces cuando nos preguntamos ¿Hacia dónde voy? o cuando pensamos “debe haber algo más” . ¿Te has dado cuenta que la respuesta no está afuera y que nadie la tiene? Queremos que las cosas sean diferentes pero no sabemos qué hacer ¿Por qué? Porque no buscamos nuestra propia respuesta, la que está dentro nuestro, esa lucesita que quiere asomar es ignorada porque no estamos acostumbrados a prestarle atención, nadie nos ha enseñado, la estamos limitando con nuestra manera de pensar y la forma en que vemos la realidad, dos cosas que nos han implantado desde siempre.

Todo eso y mucho más es lo que debemos cambiar, si tienes miedo ¿cómo vas a avanzar? Si sientes que estás sólo en tu lucha ¿qué puedes hacer? Si tienes preguntas sin respuestas ¿dónde buscar? ¿Por qué seguimos igual cuándo vemos que las cosas no están bien? ¿Por qué te resignas a aquello que no te hace sentir como quisieras?

¿ Cómo, qué, por qué, dónde ? Preguntáte a ti mismo. Conócete, deja que tu corazón te guie.

Hay que darse cuenta que vamos por el camino equivocado, nos estamos destruyendo unos a otros y no nos damos cuenta.

En todas partes del mundo hay gente como tú, con problemas, desilusiones, penas, alegrias, fracasos, sufrimientos, placeres, soledad, etc. y también condicionados por una forma de “ver” la realidad que les han ido enseñando.

No soy “yo” o “ellos” somos “nosotros, todos”, somos “uno”, no estamos separados de nadie ni de nada, muy por el contrario, estamos conectados con todo y con todos. Lo que le pasa al otro le pasa a uno.

EL amor es el único camino para remediar la idea de separación que tenemos porque vibra a la mayor frecuencia posible y necesitamos elevar nuestra frecuencia para poder ver la otra realidad, la que se nos oculta, “la única verdad”. Debemos comprender que nadie puede salvarse a costa del otro o ignorando al otro, en este trayecto o nos salvamos todos o nos hundimos todos.

La Nueva Mente significa romper estructuras de pensamiento, ser libres en conjunto con nuestra mente y nuestro corazón, sembrar la semilla del cambio para ser lo que realmente somos, un espíritu puro de amor que habita en un cuerpo limitado. Somos una consciencia que es infinita y que nos pertenece a todos y donde todos somos parte de ella.

Cambiemos la frecuencia y veremos que no estamos solos, que no hay nada que temer, que somos responsables de todo lo que nos pasa y somos responsables de cuidarnos unos a otros, es la única manera de despertar. El amor es la única verdad, donde hay amor no hay miedo, no hay sombras, no hay error.

Comienza a pensar por tí mismo, sólo hace falta que te escuches, que dudes, que preguntes, que investigues y que encuentres tus propias respuestas, lo que ves afuera es una ilusión, la verdad la tienes tú, ¿qué esperas? Búscala y la encontrarás, está allí esperando por tí. FUENTE

                                       

 

Mercurio entra en Géminis son momentos de expresarse y de caminar ligeros

Mercurio camina ligero por el zodíaco, su paso por los signos es rápido pero como buen andante es un activador de situaciones sumado al poder de llevar las comunicaciones entre sus contactos y los aspectos que ahí vaya formando convierte a este Dios indispensable para un día a día. 

Tenemos al Avatar de la Comunicación entrando en Géminis desde el Martes 29 de Mayo hasta el 12 del siguiente mes, es un planeta rápido que realiza su órbita al Sol en 88 días, eso le da las características de velóz, rapidez, y ligereza. Hermes con sus tobillos alados nos propone diversidad en sus comunicaciones y unos vuelos cortos dónde la expresión se muestra en su plenitud en cada encuentro ya que son asuntos que lleva, la comunicación, las ideas, la expresión en su forma más mental, los pensamientos, el razonamiento, el conocimiento, el ingenio o la curiosidad son sus puntos fuertes. 

Llega Mercurio¡¡¡ pero no llega a cualquier sitio, llega a Géminis, su domicilio diurno dónde Mercurio es dueño y señor de todo lo que allí acontece, eso hace que estos días sean especialmente favorables para los escritos, quizá recibamos por fín esa comunicación que esperamos, es muy buen momento para comprar y vender,  en general para los intercambios.

Mercurio también en su caminar favorece los viajes cortos, esas salidas de las que nos traemos un grato recuerdo por lo inesperado y lo rápido que ha sucedido y se ha desarrollado, estos días podemos encontrarnos personas que hace tiempo no vemos o por que no ponernos al día en las redes de la información que acontece. Buen momento para chatear, todo tipo de conexiones son propicios estos días.

Es buen momento también para el aprendizaje,  comenzar algún curso que requiera estudio, o encontrar ese profesor que buscabas para introducirte más en algún tema que requiera esfuerzo mental. El intelecto se torna poderoso y una gran herramienta con muy buenos resultados estos días, la curiosidad se activa y el conocimiento se vuelve poderoso.

También los hermanos y los vecinos cobran protagonismo, los niños y los jóvenes son susceptibles de sorprendernos con algo, Mercurio simboliza a estos personajes de nuestra vida, y debemos aprovechar a crear buenas relaciones con ellos o provocar esas reuniones que tanta pereza nos da y disfrutar más con los niños que van a estar más activos y rebeldes que de costumbre.

En su paso por el Signo de los Gemelos, Mercurio va a realizar dos importantes contactos hasta que el 12 de Junio ingrese por fín en Cáncer;

Día 1 Mercurio Trígono Marte; Este día puede ser delicado, ya que un contacto con Marte siempre exige cierta prudencia, es el Dios de la guerra y podemos entrar fácilmente en disputas y generar discordia, es verdad que el trígono es un aspecto fácil y fluido, debemos aprovechar esta energía de oportunidad a suavizar rencillas, conversar para aclarar alguna situación del pasado pero cuidado que Marte en Acuario es muy mental y brusco y si somos muy sensibles o “Lunares” nos pueden herir, no malinterpretar y ver la conversación sin emociones, es lo mejor con tanto aire, centrarnos en la palabra, el contexto pero fuera emoción. Es un contacto muy enérgico es buen día para hacer deporte o si quieres un incisión interna para de introspección y meditación sobre nuestra forma de comunicarnos ¿somos directos?, ¿comunicamos o tenemos miedo a equivocarnos?, ¿haces lo que dices, tienes visión de futuro…? son temas a reflexionar para canalizar la energía que este día nos ofrece.

Día 6 Mercurio conjunto Sol; El mensajero del Sol llega a por nuevas órdenes, aquí se dice que el planeta está CAZIMI, un planeta en este estado es muy potente y fuerte, puesto que al estar en el Corazón del Sol es iluminado por la Conciencia y Mercurio puede potenciar toda su expresión, una explosión de cualidades al volverse UNO con el Sol, un Genio sale de este contacto tan poderoso. Este día se puede aprovechar a realizar comunicaciones importantes, aclarar relaciones o ponerse a escribir con una potente energía palabras llenas de expresión salidas del mismo corazón, del Corazón del Sol. A nivel interno podemos reflexionar si somos conscientes de las palabras que decimos o también de las palabras de se callan, escuchar a los demás o si los demás nos escuchan. El reloj marca esta hora, pero si la energía no es bien canalizada los nervios y la irritabilidad se pueden hacer presentes.

Sé consciente de las energías que vienen fluyendo con el Universo y aprovecha de este saber para crear tu vida.

48534578-caduceus-symbol-of-god-mercury-highly-detailed-hand-snakes-wrapped-around-winged-staff-hand-drawn-vi-stock-vector-copia

 

Copyright © Derechos Reservados. de AstroRejoj para espadadeluzentuhonor

Junio 2018 y su Lluvia de Energía

Estamos a puertas del mes de Junio, tener una visión clara de como se presenta el més es muy importante, os dejo mi planificador mensual para este mes, es un gran mes para el despertar espiritual con el Gran Trino de Agua aprovechad a crear armonía, paz, atraer vuestras más bellas experiencias. Por otro lado Urano en Tauro recién estrenado nos está provocando a realizar cambios, únete a la energía cósmica y fluye con ella.

Resalto el Poderoso Gran Trino de Agua con unos planetas muy buenos, Venus, Júpiter y Neptuno nos está ofreciendo todo lo necesario para crear armonía en nuestras vidas, entender a aquellos que nos opositan o empatizar y comprender las situaciones más complicadas del día a día se suavizan con esta configuración de planetas.

Para espadadeluzentuhonor;

48534578-caduceus-symbol-of-god-mercury-highly-detailed-hand-snakes-wrapped-around-winged-staff-hand-drawn-vi-stock-vector-copia

Copyright © Derechos Reservados. Toñi Bejarano (29 Mayo 2018)

Cambien su mundo cambiando sus palabras

Profetizamos el futuro con las palabras que decimos en el ahora. Nuestras palabras son siempre una profecía autocumplida. Es mejor no decir nada que decir algo negativo. Las palabras negativas cancelan el plan de Dios, ustedes maldicen su futuro. No siembren semillas negativas: profeticen solo lo bueno y la intención del bien. Cancelan los mejores planes del Universo con sus propias palabras y reflexiones negativas. La muerte y la vida están en el poder de sus palabras. Experimentarán lo que digan. Sus palabras van a darle vida exactamente a lo que están diciendo.

Están maldiciendo su vida con todos sus pensamientos y palabras. Pueden usar sus palabras para maldecir su vida o para bendecirla. Pronuncien palabras de fe; declaren el favor de Dios en su luz y en su corazón. Cambien la atmósfera de donde sea que vayan con sus palabras: invoquen al bien, invoquen la luz, llamen al amor y pidan la ayuda divina.

No hablen de problemas, hablen de soluciones. No somos reporteros de nuestra vida, sino pronosticadores de nuestro futuro. Llamen a lo invisible como si fuera visible. Invoquen lo que desean, háganlo con palabras colmadas de fe. Cambien su mundo al cambiar sus palabras. La muerte y la vida están en el poder de su lengua. ¿Están dando a luz o están aboliendo?

Las circunstancias se alinean con cada palabra que hablan.

Ustedes son los creadores de sus propias circunstancias. Lo que han creado con sus palabras puede cambiar. Cuando actuamos negativamente ante los cambios repentinos y el caos en nuestra vida, estamos retrasando el propósito de su creación. Si aceptamos el caos como una oportunidad para la elevación espiritual, entonces el dolor desaparecerá. Solo nosotros determinamos la velocidad con que pasa la turbulencia. Hay innumerables futuros que existen simultáneamente. Nuestro propio comportamiento determina en qué universo entramos. La profecía es ver el futuro en nuestras acciones presentes.

por Gillian MacBeth-Louthan
Traducción: Susana Peralta

El Silencio – Una Poderosa Herramienta para el Cambio

El artículo es parte del nuevo libro de Jim Self y Roxane Burnett, se llama: El Silencio – Una Poderosa Herramienta para el Cambio.

Afectuosos saludos de Cris

A medida que este asombroso Cambio de Consciencia continúa desplegándose dentro y alrededor de nosotros, el ruido y el drama se vuelven más estrepitosos y distractivos en tu imaginación; toma una foto de la energía del mundo ahora y compárala con lo que estaba sucediendo pocos años atrás. El ruido y el drama ciertamente aumentan y se hacen más intensos. Pero no necesitas verte afectado por eso. Tu poder es el silencio. Es al mismo tiempo la herramienta y el refugio que te mantendrá cuerdo e intacto. 

Recientemente, en NPR (N.T. Radio Pública Nacional) dieron una entrevista a un científico que estudia el efecto de la tecnología sobre los humanos. Él observó que muchos jóvenes que están continuamente usando aparatos de comunicación, están perdiendo su capacidad de estar solos y en silencio. Tanto están con los textos, con Skype, llamando, en Facebook, que cuando el aparato no requiere de su atención, los chicos rápidamente experimentan esa ausencia de diálogo como soledad. Entonces su reacción es iniciar inmediatamente nuevos intercambios para llenar ese silencio. Han olvidado cómo apreciar su tiempo en soledad y el valor del silencio. No puedo menos que preguntarme cómo afecta eso su bienestar. 

¿Alguna vez estuviste en una conversación en que la persona con quien hablas no para de hablar lo bastante para que tú puedas contribuir? ¿Cómo sientes esa energía en tu espacio? ¿O tal vez has recibido mails de alguien que no filtra sus palabras e incluye mucha información irrelevante, de modo que es difícil entender qué quiere decir? ¿Practicas tú algunos de estos hábitos ruidosos?

Imagina estar en una conversación con una persona ruidosa y sostener tu rosa, observando desde tu Mente Superior o Centro de tu Cabeza. Te sientas delante de ella en este espacio silencioso, centrado, desapegado. Observar y esperar puede ser una respuesta muy poderosa para su ruido. No reaccionar cuando alguien está arrojando energía o demostrando otras emociones cargadas no solo te empodera a ti, sino que puede ser para la persona una enorme sanación. Con sanación quiero decir que no le ofreces resistencia ni algo contra qué discutir. No agregas combustible a su fuego. En cambio, le estás demostrando otra manera de ser. En corto tiempo se da cuenta, lo atraviesa y cede en su intensidad sin derramarla sobre ti. O bien no lo hace, y en cambio se dirige a otra persona que puede o no elegir revolcarse en el barro con ella. 

¿Alguna vez estuviste en una reunión donde el que se “percibe como líder” no es realmente el “verdadero líder”? El líder verdadero es el silencioso. El que espera silenciosa y pacientemente, observa y permanece en su espacio y sabe exactamente cuándo y cómo responder. El verdadero líder no es el que habla todo el tiempo. 

A todos se nos pide dar un paso adelante y ser los líderes y maestros que vinimos a ser aquí. Para esto debemos caminar entre el ruido y el drama de la tercera dimensión mientras sostenemos los aspectos más elevados de la cuarta y quinta dimensiones. Una vez que dominamos esta observación silenciosa, podemos observar, elegir y actuar desde la plataforma de la sabiduría, la gracia y la compasión.

En una clase reciente, en el programa del Nivel 3, el Arcángel Miguel enfatizó la enorme importancia de darnos cuenta de dónde ponemos nuestra atención y cómo nos movemos atravesando esta importante época del Cambio. Dijo que un ciudadano de la quinta dimensión es el dueño de cada uno de sus pensamientos, emociones, palabras y acciones en todo momento. ¿Suena imposible? Lo veremos. Consideren el poder del silencio.

Por Jim Self y Roxane Burnett

El mayor cumplido que puedes hacernos es compartir esta página con tus amigos que la disfruten.

Por favor, nótese: Aquí está autorizado el Copyright Universal©- Por favor, distribuir libremente en tanto se incluya el sitio web http://www.masteringalchemy.com como fuente, y esta información se ofrezca en forma gratuita no comercial.

Traducción: M. Cristina Cáffaro

Toda enfermedad es la niebla de la consciencia

HOLANDA – 1 
Kryon por Lee Carroll 
Ámsterdam, Holanda, 3 de mayo de 2017 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético. 

Estamos en un lugar grandioso, y antes de comenzar deseamos honrar lo que ha sucedido aquí a través de las edades. Todos los programas, no solo aquellos que se dicen espirituales, sino los que tienen baile, música, culto. Eso permanece en estos lugares, queridos, y ayuda a construir una confluencia de energía que ayuda a quienes vendrán para lo que sigue. 

Solo diremos en este, el primer mensaje, que algunos dudarán de que esto sea real; siempre hay algunos. Pero deseamos dejar eso atrás, y decirles a ustedes que están ante mí, y a los que escuchan que este es un tiempo especial. Lo que lo hace especial es que la energía, a partir de este Cambio, empieza a volverse personal. 

¿A cuántos de ustedes les enseñaron que Dios conoce su nombre? ¿O que sabe cuántos cabellos hay en su cabeza? Y todavía se mantienen separados de Dios. Dicen “¡Qué lindo que Dios me conozca tan bien!,” sin comprender el verdadero mensaje: que son parte del Creador; por eso los conoce. Esto no está en tres dimensiones, queridos, no es pensamiento lineal, no es quiénes son ustedes. Cuando empiezan a tratar de analizar el rostro de Dios se dan cuenta de que no hay rostro. No puede haber un rostro. El Creador del Universo, el que creó el amor mismo, no tiene rostro. ¿Cuál es la constitución de Dios? ¡No la hay! Cuando un amante de la naturaleza abraza a un árbol y el árbol le devuelve el abrazo, siente a Gaia, siente la belleza del planeta que lo abraza y lo llena de amor. Entonces, ¿cómo imaginan ustedes al Espíritu? 

Antes de las canalizaciones de hoy, quiero crear una cosa: desde el punto de vista del Creador, cómo el Creador trata con ustedes. Ahora bien, para realmente entender esto, seres humanos, deben entender que de veras tienen libre albedrío. Tienen libre opción para no creer en nada de lo que está sucediendo en este escenario. Tienen libre opción para no sentir al entorno que está aquí y los conoce. Libre opción para ignorar las manos que se extienden, literalmente, desde la Fuente Creadora, diciendo: ¿Estás cansado del problema que trajiste aquí hoy? Son libres de ignorar todo eso. Libres para rechazar todo; eso es libre albedrío. También son libres para mirar y decir: “¿Será posible? ¿Será posible que el Espíritu sea mucho más grande que cualquier cosa que me hayan dicho? ¿Es posible que yo haya nacido magnífico y que en todo este tiempo yo no lo haya sabido realmente?” 

¿Cómo les digo esto? El Espíritu no tiene necesariamente una personalidad; Dios no tiene eso que es humano. Lo que Dios tiene es amor; compasión; más que la que jamás hayan sentido, más que la que saben, en conexión directa con ustedes; eso es lo que sienten. Ya hemos expresado esto antes. 

Pero ¿qué hay del ser humano con libre albedrío? ¿Significa eso que Dios da un paso atrás y lo deja descubrir las cosas? ¿Hay un sesgo en el amor? ¿Es posible que lo que conciben como Dios o el Espíritu esté sesgado hacia el amor y no necesariamente dé un paso atrás y los deje hacer lo que sea con su libre albedrío, sino que esté siempre sobrevolando? (se ríe). Y eso es lo que queremos contarles. Ese es el Dios que ronda, el que los deja tener libre albedrío, pero está siempre allí, por si toman decisiones. De modo que hablemos de eso. 

¿Es posible que Dios cree situaciones que podrían hacerlos mirar? Usemos la terminología correcta. Algunos dicen “¡Desperté!” Otros dicen, “Yo estaba en blanco y negro y he descubierto el color.” Esa es la diferencia entre caminar por un mundo tridimensional sin idea de lo que es multidimensional ni de lo que es Dios y haber dado el salto de fe y abierto la caja y dicho: “¿Hay más? Muéstrame.” 

Los que hoy están aquí sentados en las sillas, en su gran mayoría son los que empiezan a hacer las preguntas. Algunos están aquí solo para mirar. No se juzga a ninguno. Pero he aquí lo que les quiero decir. 

Nº1: Dios te tiene muy presente. Y el sesgo es este: que todo a tu alrededor hay señales y situaciones – si quieres mirar. No miras a un espacio en blanco, estás mirando amor y compasión. Es casi como si el entorno y los ángeles que te acompañan estuvieran siempre esperando que mires, que hagas esa pregunta en tu interior: ¿Es posible que en la vida haya más que lo que me dijeron? ¿Es posible que yo realmente sea parte de algo más grande? ¿Es posible que yo no muera, que mi alma continúe, que solo la biología muera? ¿Es posible que haya un plan para esa alma? No un juicio; un plan. ¡Es diferente! ¿Un plan que continúa, que tal vez incluso regresa al planeta con biología nueva? 

Eso es lo que se ha enseñado, aun desde los antiguos, miles de años atrás: que ciertamente hay un ciclo de vida y regreso, no es nuevo. ¿Crees que es posible? Y si es así, la gran pregunta es: ¿Por qué estoy aquí? Si alguno de ustedes alguna vez empezó esa búsqueda, les digo: tienen respuesta inmediata, porque eso es lo que estamos esperando. No se quedan en un espacio en blanco cuando empiezan a hacer estas preguntas; a su alrededor hay una saturación de amor y alegría que dice: “Estás buscando, estás mirando, estás mirando”. Y lo siguiente que hacemos, 

Nº 2, es asegurarnos que recibas la reacción, asegurarnos de que haya algo para que sientas o veas, ¡a tu manera! 

Con mi socio, que es un ingeniero, es casi como que le tendimos una trampa; le dimos una incógnita en la vida que él no podía resolver con una calculadora. Y tuvo que dar vuelta y hacer la pregunta. ¿Quién eres? ¿Qué viene ahora? ¿Es esto real? Y eso creó algo que él necesitaba, y lo llenamos de emoción a través de muchas sillas y muchos eventos. Parece que cada vez que se sentaba lo abrumaba la emoción. Esto es lo que necesitaba él, el ingeniero, eso necesitaba. Y cada uno de ustedes es especial y único, y necesita lo que sea para probar que Dios es real en su vida. Algunos de ustedes son sensitivos y pueden sentirlo ahora mismo. Pueden sentir que esto derrama verdad. Que Dios es real, que Dios los conoce, que no es un Dios que juzga, sino un bello, sereno Dios amoroso y compasivo, que solo quiere que ustedes despierten a su propia verdad de magnificencia ¡y comprendan que son parte del sistema! No están separados del sistema. Son una parte del sistema y eso los hace parte de Todo lo que Es, que es la Creación del Universo. 

Una vez que empiezan a despertar a eso, el próximo paso, ¿quieren saber qué hace el Espíritu? Nos preguntamos: ¿Qué podría probárselo? Hagamos algunas sincronicidades que no pueda negar. Hagamos que sucedan cosas que cuando las miren digan “¡Guau, qué coincidencia!” Y luego suceden otra vez y dicen “¡Qué coincidencia!” Y luego suceden otra vez y dicen “¡Qué coincidencia!” Hasta que suceden otra vez y dicen “¡Esto no es una coincidencia!” Y algunos de ustedes necesitaban ver eso; ya ven, yo sé quién está aquí. Hay cuatro de ustedes aquí que necesitaban tener una sanación para poder creer en lo que estoy diciendo. Y eso lo hará, ¿verdad? Cuando se vuelven hacia adentro y hacen la pregunta, “Querido Dios, ¿hay un Dios? ¿Me amas? ¿Por qué no esta sanación?” Y la recibieron. Cuatro de ustedes aquí. Tal vez no exactamente así, pero saben de qué estoy hablando. Y necesitaban ver eso, y ya no regresarán a la incredulidad, nunca, porque vieron que esto funciona, lo vieron funcionar. 

Hay otros que vienen a este salón para dejar aquí sus cargas, y eso funciona. ¿Sabían que no importa en qué edificio estén, o si están en el campo? No importa cómo estén vestidos o dónde estén; si hacen la pregunta correcta, el Espíritu está allí, porque llevan consigo una parte de la creación, no pueden esconderse de eso, no pueden estar solos. 

Entonces ese es el 2º atributo: que desde nuestro lado del velo, no solo facilitamos que ustedes miren, si ustedes hacen la pregunta con libre albedrío, sino que también llenamos la copa. Empezamos a llenar la copa, porque ustedes empiezan a entender cómo funciona. 

Y la 3ª parte es que tratamos de hacerlo de modo que nunca estés solo y lo sepas, y lo sepas, y lo sepas. Para que en cualquier momento en que empieces a dudar y caigas de rodillas o te pares y te dirijas al cielo, empieces a sentirnos. Porque empiezas a cruzar ese puente. 

Esos son los elementos que quiero decirte ahora sobre el Espíritu y tú. En unos momentos empezaré a hablar de más cosas. Esto no le da a Dios un rostro, no le da un rostro, ¿verdad? Le da un sentimiento; un sentimiento de “para siempre”. ¡Oh, si pudieras saber quién eres realmente; cuánto tiempo has estado aquí, cuántas veces has venido! Este es un tiempo para despertar; todo está cooperando contigo. Alma antigua, ¡te necesitamos! Te necesitamos para entrar en la siguiente fase de creer, en la que puedas salir de este lugar y sentir paz en tu vida. Tratar a las personas de modo diferente. Empezar a tener una actitud que no se corresponda con la situación, y las personas dirán, “¿Por qué tienes tanta paz? ¿Qué está pasando?” Y eso está llegando. 

Eso es todo por ahora. Pero no hemos terminado. Vendremos ante ustedes tres veces más esta noche. Y el entorno se reunirá y hablaremos otra vez de la gloria del ser humano y la relación con el Creador mismo. ¿Lo creen? (se ríe). 

Y así es. 

Kryon 

HOLANDA – 2 
Kryon por Lee Carroll 
Ámsterdam, Holanda, 3 de mayo de 2017 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético. 

De modo que la serie continúa. ¿Cómo puedo darles una perspectiva de cómo es, desde este lado del velo, lo humano, los seres humanos que tanto amamos? 

Primero, identifiquemos quiénes son ustedes. No estamos hablando de la biología que ven en el espejo; hablamos del alma, y esa es una palabra que ustedes inventaron. Es una palabra que es menos de lo que realmente es, porque el alma es una chispa de Dios que es eterna, que siempre ha estado en esto que llaman el Universo, y antes, y estará por siempre. 

¿Alguna vez pensaron en eso, que son eternos? Tal vez no ese “tú” que tiene su rostro terrenal, su nombre en la Tierra. Pero la chispa – casi todos ustedes tienen la capacidad de pensar por un momento: ¿Cuando toman su último aliento, realmente han terminado? ¿O sienten intuitivamente que hay una vida después, una vida más allá de la vida más allá de la vida? Y siguen adelante, en algún nivel; no es el fin. Si esa es su intuición, están en lo correcto. Ese es quién eres. 

Ahora bien, el planeta está lleno de humanos con libre albedrío y con un velo. El velo es lo que está entre nosotros y ustedes, que debe existir para que ustedes tengan su libre albedrío. Una vez le preguntaron a Kryon: “Bueno, ¿por qué no nos dices todo, simplemente? ¿Por qué nos haces pasar por todo esto?” dijo el ser humano. Y nuestra respuesta fue: si hiciéramos eso, simplemente sería como encender las luces y todos se van a su casa. En otras palabras, aquí hay secretos. 

El significado de la vida, para la humanidad, es buscar su propio nivel de luz, y así, por sí mismos, con libre albedrío, elevar la vibración de este planeta, de su sistema solar, y todo lo que lo rodea y que ustedes ni conocen. Hay un plan, hay un proceso, hay una razón. Han pasado este marcador del que siempre hablamos, eso es el Cambio, y las cosas empiezan a cambiar, y parte de lo que cambia es el cómo nos comunicamos con ustedes. 

Ustedes ni siquiera pueden imaginar mi lado del velo, porque no está en su realidad, nunca lo estuvo realmente para que lo puedan imaginar, no como humanos; ni siquiera está en su akasha. De modo que, ¿cómo puedo contarles cómo es comunicarse con el Espíritu? Ustedes saben cómo es desde su lado; ¿cómo creen que es desde el lado de Dios? 

En primer lugar, deben saber esto. Las verdaderas comunicaciones – esto es, desde el Espíritu hacia ustedes – las verdaderas comunicaciones que los llevan a ejecutar acciones y tomar decisiones, y a saber, y a ser, y a sentir que hay guía, la verdadera comunicación no viene a través de su mente, ni siquiera de su corazón en realidad. Viene por medio de su intuición. 

La intuición es un producto de muchas cosas, incluyendo su pineal, pero su Yo Superior está involucrado y su cerebro no. Sin embargo, ustedes están casi siempre trabajando con su cerebro. Es absolutamente normal para ustedes hacer eso, totalmente. Entonces, ¿cómo podemos comunicarnos con ustedes? Desde nuestra perspectiva, la comunicación está siempre allí; se posa sobre ustedes, hasta que puedan descubrir por sí mismos cómo recibir lo que se les da. 

Queridos, hay humanos que dicen: “Yo he pedido, he preguntado, he preguntado y simplemente no recibo respuestas.” Quiero decirles que las respuestas presionan sobre ustedes; están apenas a un velo de distancia, desde nuestra perspectiva. Apenas a un velo de distancia. Buena guía, buena sabiduría, y a veces la guía es: “Sé paciente, sé sabio, espera.” A veces es: “Hazlo ahora”. Y no lo reciben. ¿La razón? Tienen que crear un espacio para la intuición. 

Si la intuición es lo que lleva el mensaje, ¿cómo crean la intuición? Lo podrían hacer ahora mismo, si quisieran. Desconéctense de todo pensamiento. Van a un lugar que es tan precioso y tan bello, un lugar que suele estar entre el dormir y el despertar, cuando su mente no les está diciendo de qué tienen miedo o qué están oyendo o cómo resolver lo que hacen, una desconexión total y completa. ¿Sabían que la ciencia puede medir eso? Los que miden la actividad cerebral pueden detectar cuando ustedes entran en un estado en que ya no están realmente pensando; están en automático; es casi como una liberación gigantesca, y no es tan difícil – si ustedes lo permiten. Un momento en que se sienten fuera de la 3D, solo por un momento, y están abiertos a lo que sea. Un momento en que su cerebro no está activo diciéndoles qué es lo siguiente, y el intelecto no está trabajando. Es una liberación plena. 

Lo frustrante para ustedes, queridos, es que la intuición entonces fluye, pero parece como una chispa, y no permanece. Su consciencia está acostumbrada a dar directivas y a recibirlas en tres dimensiones; hasta pueden escribirlas. Pero no estas; vienen rápido, a veces se preguntan qué fue eso. “¿Qué fue lo que recibí? ¿Qué fue lo que oí?” Y la parte tridimensional de ustedes está tan desesperada que no lo captaron. Y nunca piensan en algo: sentarse allí y decir “Querido Espíritu, gracias por el mensaje, dámelo otra vez. Estoy aquí sentado. Ya sea ahora o más tarde, permíteme entenderlo plenamente.” Y luego se desconectan y simplemente son. 

A veces eso implica ir a un lugar donde corre el agua o sopla una brisa, donde pueden verdaderamente enmascarar al intelecto, a todas esas cosas que se interponen. Desde nuestra perspectiva, la verdad, la guía, la alegría, el amor, la compasión siempre están siendo impulsadas hacia ustedes. Queridos, estamos sesgados en amor. Ustedes hacen preguntas y nosotros estamos en el proceso de responderlas constantemente. Y esos momentos en que pueden subir a ese tren de la consciencia y recogerlas con su intuición, es hermoso cuando las captan. Y luego algunos que han descubierto eso, tratan de entrar en ese estado tan seguido como pueden, a algunos les sale muy bien; otros todavía están esforzándose. 

Desde nuestro punto de vista, hay muchas respuestas. El tiempo en que vienen las respuestas es difícil para ustedes. A veces la respuesta es “No hay respuestas.” (se ríe). ¿Cómo interpretan eso? Si reciben una intuición que dice que no hay respuestas, ¿cómo se siente? Les diré, se siente así: “Siéntate y sé amado.” “Querido Espíritu, tengo que recibir respuesta, porque va a pasar algo.” “Siéntate, y sé amado.” 

“Querido Espíritu, creo que no me entiendes. Verás, estoy en 3D, otros están en 3D, y pasa esto, esto y esto, y si no tengo respuestas, no sabré qué hacer.” (en un susurro:) “Siéntate y sé amado.” 

Si alguno de ustedes se encuentra en esa situación, les diré qué está pasando desde nuestro punto de vista, para que sepan. Muchas de sus preguntas involucran a otras personas, otros humanos a su alrededor. Ya sea un tema financiero, o personal, o es de amor, o de negocios; involucra a otros humanos. Les pregunto: ¿Ustedes saben qué están haciendo todos ellos, y qué están pensando? La respuesta es: Por supuesto que no. El Espíritu sí sabe. ¿Empiezan a entender esto? 

Entonces ustedes están diciendo, “Tengo que saber, tengo que saber”. Y nosotros decimos que cuando los jugadores estén en su lugar, haciendo lo que hacen, te daremos un consejo que será una solución para ti. Pero hasta que eso suceda, eres muy amado. Un humano obtendrá una respuesta que es una no-respuesta y se frustrará y dejará de preguntar, como si la respuesta hubiera sido “No” sin entender que está siempre en proceso, siempre progresando. Hace años les dimos una metáfora. La repetiremos una y otra y otra vez. Cuando empiezan a pedirle a Dios que los guíe en esto y aquello y algo más, es casi como si compraran un boleto para el tren. Y sostienen el boleto en la mano, y eso no es una respuesta, es solo un boleto por una respuesta. El tren tardará un rato. El tren son ustedes, es los que los rodea, las circunstancias. Cosas en el futuro que se están armando y tendrán lugar, sincronicidades, a veces sucederá un cambio completo. Incluso la pregunta cambiará, pero el boleto sigue igual. Están en la estación, esperando la solución, y llegará. ¿Cuántos de ustedes están impacientes, tamborileando con los dedos? ¿Cuántos están dispuestos a cantar? Cantar una canción de paciencia, “Gracias, Dios por amarme lo bastante para darme el boleto.” ¿No puedes sentir el boleto? 

Hay muchos que son tan lineales que no sienten el boleto; piensan que es “NO”. Simplemente no entienden que los tiempos son clave en todo esto, muy a menudo. Desde nuestra perspectiva, les hemos dado el boleto tan pronto como lo pidieron. Eso es comunicación. Esta es una nueva energía; ¿por qué no ver esto de modo distinto? ¿Por qué no relajarse con los problemas sobre los que estuvieron preguntando a Dios? Algunos dicen: “Yo tengo una cuestión que no involucra a nadie más, es mía, es un tema de salud.” 

Hablaré de eso luego, porque eso es tú contigo. Pero eso es tú y trillones de tú; también explicaré eso en un momento. Siempre tiene que ver con el momento. Pero desde nuestra perspectiva, queridos, ustedes son conocidos, amados y vistos, y el boleto se emitió. Cuando vayan a ese lugar donde pueden empezar a sentir nuestra presencia y saber que es real, y empezar a combinarla con la tridimensionalidad de su personalidad, esa es la definición de la maestría. Hay maestros en el salón, hay maestros escuchando esto que pueden caminar de los dos lados del velo, entendiendo quiénes son del otro lado y quiénes son de este lado tridimensional del que hablo ahora. Se llama equilibrio. Y esa es una persona que no se queja, porque comprende situaciones que hasta ahora no comprendía. Ve más allá de lo que está allí; ve el corazón de los demás, incluso aquellos que no comprenden y lo hacen enojar. Lo ve todo. Esa es la persona en que se están convirtiendo, se están convirtiendo, se están convirtiendo. (repite 3 veces). 

Se irán de este lugar más suaves que como vinieron, si es que están escuchando – si están escuchando. Este mensaje llega a ustedes por sus oídos, pero el tercer lenguaje se posa sobre ustedes completos, ahora mismo. Ese es el lenguaje catalítico del amor; les habla de una manera diferente. Algunos de ustedes están recibiendo mensajes que ni se parecen a lo que estoy diciendo por medio de la voz de mi socio. Eso es la intuición que empieza a hablarles, porque se han desconectado. 

Queridos, ese es su don, es su herencia, es una promesa. Así es como nos comunicamos; con el boleto. Volveré. Pero hasta entonces, quiero que se queden en silencio por un momento, solo un momento, y se desconecten de todo el estrés, la vigilancia, los problemas, los miedos, los compromisos, solo por un momento y vean qué pasa. Porque estamos listos para hacer el trabajo. 

Y así es. 

Kryon 

HOLANDA – 3 – Toda enfermedad es la niebla de la consciencia 
Kryon por Lee Carroll 
Ámsterdam, Holanda, 3 de mayo de 2017 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético. 

Algunas personas han preguntado respecto al canalizar. Dijeron: “¿Dónde está el hombre, cuando la canalización está en curso?” Nosotros decimos que él se aparta, y esa es la verdad. El Espíritu no se adueña de su cuerpo. A través de años de práctica, ha aprendido a entregarse y hacerse a un lado. Y lo que luego llega a través de él, es lo que ustedes oyen ahora. Pero al principio no era así en absoluto; no había confluencia de sintaxis, era un inglés muy malo. El Espíritu le mostraba cosas, y luego él las recordaba y las repetía en la canalización. No era como ahora. 

Ahora él tiene los mensajes desde el otro lado del velo, tan puros como pueden ser a través de un humano. El humano controla esto completamente, y nunca, jamás, es lo bastante bueno para él. Es siempre más. Y queridos seres humanos, así es como es: ustedes quieren más, sea lo que sea que experimenten con el Espíritu está esa sensación de que hay más, y literalmente viene de ustedes, es un estrechar las manos. Cuanto más se alinea su consciencia con lo esotérico, eso que llaman Dios, más les gusta. 

Están en un edificio originalmente construido para ser una iglesia, y los dibujos, las ilustraciones, algunas estatuas tienen el brillo alrededor de la cabeza, lo que ustedes llaman halo. Eso es un símbolo de un ser humano que está en contacto, un ser humano que quiere más, que tal vez ha experimentado la euforia del Dios interior. Los antiguos lo tenían, hoy en día lo tienen, es intrínseco de los humanos y Dios. 

Quiero hablar de sanación, y esta vez es difícil. Lo que lo hace difícil es la percepción. Ahora les cuento lo que nosotros vemos; no lo que ustedes ven. Les doy una verdad que a veces es difícil dar; a veces contradice la lógica de su mundo; pero tenemos que decírselo, porque habla de una magnificencia de la que se tienen que enterar. 

El cuerpo humano está funcionando aproximadamente en un 30 a 35% de cómo fue diseñado. Lo oyeron bien. El libre albedrío de la consciencia, a través de eones de tiempo de la humanidad, realmente lo ha disminuido, porque la consciencia gobierna la salud. La consciencia baja permite la entrada de la enfermedad. La consciencia baja altera aquello que se requiere que haga el ADN. Eso empieza a cambiar. 

Ya lo hemos dicho muchas veces: lo que este Cambio realmente trae es que los humanos se empiecen a graduar y evolucionar, y esa evolución es la evolución de la consciencia y del ADN y de la estructura celular para volverse más eficientes. 

Todos ustedes son perfectos. Difícil de imaginar. Ya lo dijimos antes: ustedes no lo saben, no lo creen, es como si cada uno de ustedes fuera un avión jet de clase A y todo lo que pudieran hacer fuera recorrer de un lado a otro la pista de despegue, y eso es todo. Y todo el resto siempre estuvo allí. La evolución de la humanidad será entonces la madurez en sabiduría, integridad, compasión, en todas las cosas que vendrán a ustedes y eventualmente crearán un planeta sin guerras. Lo he dicho antes: un planeta que, al mirar atrás, todo lo anterior a 2012 será llamado la Era de la Barbarie. Cuando miren hacia atrás y se vean a sí mismos pensarán: ” ¿Quiénes éramos? ¿Cómo pudo ser así? ” 

La estructura celular humana, la de ustedes, está diseñada para 900 años. Novecientos. Si miran sus Escrituras, estas señalarán a aquellos maestros que vivieron hasta esa edad – ya sé que ustedes piensan que posiblemente fue una errata en las Escrituras, pero fue verdad. Ese es el tiempo que puede durar un cuerpo porque se rejuvenece a sí mismo, se auto-repara, sigue en marcha. El de ustedes lo hace defectuosamente, pero no para siempre. Eso está cambiando. Van a ver que aumenta la expectativa de vida, y no será debido a la ciencia; será debido a la consciencia; empezar a conocer lo que deberían haber sabido antes, pero estaba bloqueado. Sanación. Por esta razón, queridos, hay tantos que necesitan tanto. 

¿Qué ve el Espíritu en el ser humano enfermo? El Espíritu suele ver a un humano desesperado, de rodillas, orando: “Dios, sáname, Dios, sáname, Dios, sáname, Dios, sáname”. ¿Quieren saber qué ve el Espíritu? Ve a un humano absolutamente saludable 100% con una consciencia rodeada de niebla. Consciencia de falta de autoestima, inseguridad akáshica, problemas y estrés causados por cosas que nada tienen que ver con su biología – eso ve el Espíritu. Y ve a un humano que no lo ha entendido, que se arrodilla y reza, y reza, “Dios, sáname, Dios, sáname.” 

Les daré una pista; sanadores en este salón: los sanadores no sanan; equilibran. Y si se pudiera re-escribir esto, los seres humanos no estarían de rodillas suplicando a Dios para sanar. Estarían tratando de entender la alineación con el Cosmos. Entenderían que toda enfermedad es la niebla de la consciencia, está dentro del ser humano. No es así como fue producido, no nacieron así, y no se lo contagiaron; lo construyeron. 

Habrá algunos que digan, “Es imposible, porque la máquina biológica crea esto y aquello.” Y queridos, ustedes no funcionan bien. ¡Y pueden hacerlo! El Espíritu los ve como perfectos y quiere entregarles un mensaje; no lo pueden oír cuando tienen miedo. Queridos, ¿qué tienen que les gustaría sanar hoy? ¡No pueden oír nada del Espíritu si tienen miedo! Podemos darles lo básico, de cómo pueden literalmente levantarse y vivir otros 25 años sin esta enfermedad, ¡y ustedes tienen miedo! ¿Ven?, no están entendiendo. 

Entonces, ¿qué acabo de decir? Que la vieja energía rodea a la mayoría de ustedes, aún hoy, una energía de duda. Van a la reunión y oyen estas palabras, y van a su casa y le dicen a alguien que los escucha: “Vaya, me gustaría entender más de eso. Sabes, creo que realmente no es para mí. Porque, ya sabes, tengo esto y aquello. Y sabes que mi mamá lo tenía y mi papá también, o sea que viene incorporado, ¿no? Mi familia lo porta.” Y cada una de esas palabras es oída por tu propia biología y está de acuerdo; es tu camino a la muerte. Y esa es la verdad. 

Y eso trae la segunda parte. ¿Cómo nos sería posible darles mensajes de profunda sanación, cuando no lo creen, la primera vez, cuando afirman que están enfermos? ¿Han pensado en eso alguna vez? Lo que ustedes dicen tiene mucha energía; es ustedes; se definen a sí mismos con cada palabra. 

Si dijéramos ¿Quién eres? Si tu vecino preguntara “¿Quién eres? Cuéntame de tu vida”, ¿qué dirías? “Yo soy -aquí va tu nombre- y estoy enfermo” (se ríe). Lo acabas de definir, el cuerpo lo hará, y la niebla de la vieja energía te rodeará hasta tu último aliento. ¿No crees que es hora de cambiar eso? ¡Y puedes hacerlo! ¿Sabías que puedes cambiarlo aquí sentado? Si reconoces lo que estoy diciendo, el Espíritu te ve perfecto, y la única cosa que te hace menos perfecto está sucediendo en tu estructura celular, ahora mismo; es lo que tú has creado a través de una miríada de experiencias. Lo de las experiencias akáshicas del pasado, traídas a esta vida, y planchadas y colgadas en el armario así siempre las tendrás allí para ver. Eso es lo que haces. 

¿Qué tal si hago una invitación, ahora mismo? Cierra ese armario. Podrías decir algo ahora a tu propia biología: “Es hora de reclamar mi magnificencia.” Te digo: algunos, justo ahora, se irán de esta reunión y se sentirán distintos de lo que se han sentido antes. Van a preguntarse “¿Qué pasó? ¿Quién estaba ahí?” Habrá sanaciones hoy aquí; lo sé porque yo sé quién está aquí; sé lo que trajeron consigo, sé lo que es posible, les digo: ¿Por qué no lo dejan aquí, sencillamente? 

Esta niebla de la enfermedad auto-creada, de incertidumbre y desequilibrio, se puede limpiar totalmente por medio de la luz. ¿Cuántos de ustedes están dispuestos a generar luz ahora mismo? Y a ver, visualmente, ver todas estas cosas eliminadas. Como se retira la niebla, sale el sol, y pueden ver todo; ¡es un día nuevo! Y ustedes se pueden ir y saber que han sanado. 

Suena demasiado bueno para ser verdad; les digo: ¿qué creen que le sucede a un ser humano que entra en una liberación tal, de una vez, que la recibe instantáneamente? Esto ha sucedido una y otra vez; es casi como si toda la niebla se hubiera despejado, se hubiera levantado y se hubiera ido, ¡uhh! Y ustedes lo llaman remisión espontánea. Es un milagro, ¿no? 

Hay historias del Maestro que caminó por este planeta hace años tocando a los humanos, dando vista a los ciegos, sanando a los enfermos. Y yo quiero darles otra percepción. Ese Maestro, cuyo ADN funcionaba cerca de 80%, tenía un mensaje claro para este planeta; en este salón lo declaro: “Yo soy el hijo de Dios y tú también lo eres” ¡Y tú también lo eres! Lo que Él hacía era tocar a aquellos y disipar su niebla, y por un momento o dos, ellos eran iguales a Él, y veían lo que Él veía, e instantáneamente, todas esas cosas se iban, ¡instantáneamente! ¿Era un milagro del Maestro o era su mensaje que era un milagro para el humano que se curaba a sí mismo? 

Que hoy nos toque el Maestro. ¿No fue ese el significado de este edificio? Un buen lugar, ¡buen lugar para esto! Realmente un buen lugar. Yo sé quién está aquí, sé por qué vino, cuál es su problema. ¿Por qué no eres tocado ahora mismo, a tal grado que tu niebla se vaya, se limpie? Y lo que tendrás, es la forma en que Dios te ve: perfecto. Viviendo una vida larga, ayudando a quienes te rodean. Alma antigua, necesitamos que te quedes. ¡Necesitamos que te quedes! ¿Escuchaste eso? Para eso estás vivo; para estar equilibrado, para ayudar a que quienes te rodean sepan cómo es tener la luz y no tener miedo a la vida. No ser alguien condenado porque su historia lo dijo así. 

Hay alguien que está siendo tocado ahora mismo; ¡ahora! Oh, queridos, ¡es tan hermoso! ¿Pueden sentir esto? ¿Pueden sentir lo que está pasando? ¿Se les había ocurrido que hoy venían a una reunión de sanación? Tal vez, debido a la sincronicidad, vinieron a caer en medio de una de esas reuniones. Y aquí están. 

Algunos de ustedes llevan tristeza, aflicción. Es una enfermedad. La tristeza es una enfermedad. Los mantiene deprimidos, los golpea, la alegría se ausenta, es una de las peores enfermedades, los mata tempranamente. Limpiemos eso. Sabemos qué pasó para darles esa tristeza que llevan, queridos, ¡Dios los ama tanto! Permitan que salga el sol en su vida ahora mismo. Algunos necesitan perdonarse a sí mismos; eso es lo que necesitan hacer por sí mismos. Permitan que eso caiga y se vaya. Puede irse, debe irse, lo hará. Y tienen ayuda; con la intención en esto llegarán los resultados. ¿Recuerdan el primer mensaje? Con la intención en esto llegarán los resultados. No están solos. Echen a rodar la bola y den un paso atrás, y dejen de autodefinirse como menos que magníficos y sanos y puros. Y luz. Así es como Dios los ve; esa es nuestra perspectiva, la perspectiva desde el otro lado del velo. Seres humanos perfectos, esforzándose a través de sus propios procesos (se ríe). 

Es un bello mensaje, es liviano, algo que pueden hacer ya mismo, no hay que trepar escaleras, no se requiere sufrimiento; solo reconocer quiénes son ustedes. 

Regresaré. 

Y así es. 

Kryon 

HOLANDA – 4 – ¿Qué quiere Dios? 

Kryon por Lee Carroll 
Ámsterdam, Holanda, 3 de mayo de 2017 

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético. 

Esta es la cuarta canalización del día, y continuamos la serie. Reacción de Dios ¿es eso posible? Actitud ¿es eso posible? Asociación; posible con la humanidad. Hay muchas preguntas sobre Dios que no pueden responderse. No se puede porque no hay manera posible de que la mente humana pueda concebirlo. Por mucho que lo intenten, con todo lo que tienen, sencillamente no es concebible. 

Se hizo la pregunta: ¿Cómo es la mente de Dios? ¿Qué quiere Dios? ¿Quién es Dios? Esas preguntas ni siquiera se pueden hacer. No hay “quién”; no hay un lugar donde esté Dios; no hay una mente de Dios. Esos son conceptos humanos. No hay realmente una consciencia de Dios, porque Dios no es humano. Pero hay mucho que sí podemos contarles. 

Queridos, deben saber que Dios es un Dios a quien le importan, y eso se debe a una cosa: lo que Dios sí tiene – si ustedes realmente lo entendieran – es amor. Ya lo dijimos, recientemente, que un niño pequeño no tendría un intelecto ni lenguaje, el niño pequeño no puede decir nada porque no hay todavía un lenguaje con qué decirlo, y sin embargo cuando le sonríen y lo abrazan, oh, hay comunicación instantánea. 

Hay algunas cosas que atraviesan el velo entre los humanos y Dios. Es muy hermoso. Les diré: una de ellas es la alegría, la risa. Y por supuesto el amor, la benevolencia, la compasión. No se necesita lenguaje para ellos. No se necesita consciencia para ellos. No hay “quién”, ni “qué”, ni “dónde” necesarios para ellos. Así, cuando Dios mira a los humanos, ve individuos, no a la humanidad. Dios trabaja con almas, tantas como hay, trillones, si es necesario, así como Él trabaja con una, así como Ella trabaja con una. Dios no tiene género, no es femenino ni masculino. Dios no es un progenitor, no es un padre. Si yo los llevara en un viaje para ver a Dios, no tendrían que ir muy lejos. No hay un lugar donde existe Dios, porque Dios está en lo más grande de lo grande y en lo más pequeño de lo pequeño. Lo bastante grande para crear el Universo; lo bastante pequeño para estar en tu corazón. Mucho más allá de cualquier cosa que algún humano pueda concebir. 

No hay una estructura de Dios. No hay maneras de complacer o disgustar al Creador de todas las cosas, porque Dios no tiene una mente humana. ¡Ah! Pero la cosa que se traduce muy bien es el amor. Déjenme decirles, queridos, no importa qué aprendan en este día, no importa qué crean saber, no importa con qué tengan conflicto, todo lo que han de hacer es decir: “Querido Espíritu, no comprendo esto ni aquello. No comprendo la niebla, no comprendo esto, o qué debo hacer, pero te amo. Confío en lo que está dentro de mí que es parte del Espíritu.” 

Eso, queridos, es lo que Dios quiere, si desean decir lo que Dios quiere, porque crea alegría y el puente que inicia todo. Si pudieran preguntarse, o preguntarme, qué es verdaderamente lo que complacería a Dios, les diríamos que no hay complacer o disgustar; Dios es Dios. Donde Dios está nada falta, etc., etc. Y sin embargo Dios está sesgado hacia el amor. Esa es la respuesta: empezar a amar eso que está dentro de ustedes que es Dios, el Espíritu, el Creador. No se necesita lenguaje, no se precisa intelecto. No se necesita dónde, por qué, qué o cómo. Eso iniciará un proceso que los traiga a la alineación para la intuición que han pedido. Para iniciar los procesos de los que hoy hemos hablado. 

Hemos hablado del sesgo de Dios cuando ustedes empiezan a despertar, ¿es real o no es real? Hemos hablado de la comunicación; cómo Dios quiere sincronizar las necesidades – allí está esa palabra otra vez – el sesgo está siempre allí, el sesgo hacia el amor. ¿Quieren saber qué quiere Dios, si quieren usar esa terminología? ¿Qué quiere Dios? 

Ustedes miran por primera vez a su hijo con ojos nuevos; primera vez: sus ojos se encuentran con los de ustedes. ¿Qué quieres, mamá? Y no hay “quiero”; hay un amor que se desborda, tal vez con lágrimas que caen de tus ojos al ver a esa criatura que proviene de ti, que es nueva, y de pronto ¡está tan indefensa! Todo lo que quiere es que la abracen y la amen. ¿Qué quieres? ¡Nada! ¡Solo quieres amarla! ¡Es todo lo que quieres! ¡Así es Dios! 

Realmente no hay agenda, ¿verdad? cuando miras a ese par de ojos, no realmente. ¡Estás tan agradecida, es hermoso, estás muy agradecida! La benevolencia se desborda, la compasión por el pequeñito se derrama. ¡Así es Dios! 

¿Qué van a hacer con eso? Ahora mismo. Parado afuera mirando hacia adentro al ser humano: el amor es la respuesta. Es la respuesta porque esa respuesta resuelve las preguntas de cómo hacer esto, de cómo hacer aquello, de cómo ir allá, cómo escuchar, cómo buscar la nueva frecuencia, cómo, cómo. ¿La respuesta? Suelten, queridos, y amen. Es como el pegamento: empieza a juntar las cosas que no tienen sentido. 

Algunos que han oído todo esto se irán hoy; oyeron las meditaciones. No hay realmente nada confluyendo; tal vez no están seguros de lo que han visto. Hoy ha habido humanos que venían por primera vez, y se irán diciendo, “Esto es cosa para niños. Yo estoy por encima de esto.” ¿Han probado el amor? ¿Es para niños solamente o es para adultos? El amor es para todos. Y ese es el sesgo de Dios. 

¿Por qué no dejan a Dios amarlos? ¿Han pensado en eso? Hay muchos que se alejan diciendo: “Es una bonita charla” pero no quieren dejar entrar a Dios. No le permitirán entrar. Tal vez tienen miedo de que se sienta demasiado bueno (se ríe) y se transforme en un hábito que no puedan dejar. Ser amados por el Creador del Universo porque ustedes son parte de Él también. 

La Creación entera, toda la idea, es parte del plan, y ustedes son parte de ese plan, son una pieza de todo eso. Algunos humanos hasta tienen miedo de reconocer eso. No puede ser así; tenemos que estar separados, tenemos que estar aparte. Les diré qué los separa de Dios y del amor de Dios: mayormente es falta de autoestima. No creen ser dignos. Queridos, ¿puedo decir esto? Los indígenas no tenían ningún problema en absoluto con ser dignos; se aliaban con los espíritus de los árboles, del cielo, intuitiva y naturalmente, ¡y ustedes no pueden! 

Eso se debe a que ustedes fueron educados para no hacerlo. Ya sea por instituciones o por los adultos en su vida, esa educación se queda pegada, ¿no? ¿Alguna vez pensaron en eso? No tienen nada que ver con eso; no es nada de ustedes, es algo que les dijeron. ¡Solo algo que les dijeron! Tal vez lo dijo alguien a quien realmente honraban o en quien creían. Eso lo hace difícil de dejar de lado, ¿no? Es como traicionar al que se lo dijo. Les digo: quienquiera haya sido que se lo dijo, si está de este lado del velo, escuchen qué está diciendo ahora. Dice: “No sabíamos, no sabíamos. Perdónanos, no sabíamos. Sí eres digno, sí eres digno, sí eres digno, sí eres digno” Eres digno de ser amado, de ser sanado, digno de salir con una sonrisa. 

Algunos se irán de aquí diciendo: “No entendí nada. No realmente.” Me encanta cuando sucede eso (se ríe) porque significa que pueden dejar de lado el intelecto, y pueden decir: “Se sintió bueno”. Para ustedes diré: Esto o algo mejor (se ríe). “Querido Dios: esto o algo mejor. Querido Espíritu: te amo. No tengo idea de qué hacer. Realmente no entiendo nada que sea esotérico. Solo que me sentí bien.” Eso es lo único que se requiere. Es todo lo que requiere. No hay escalones que deban trepar para ser amados por Dios. Todo lo que han de hacer es dejar de interponerse. Eso es comunicación, ¿no? 

Y así es como los vemos: perfectos, sanos, listos para evolucionar. Y estamos enamorados de ustedes. Ese es el concepto que hemos estado tratando de darles durante años. Y a la oposición no le gusta; quiere interponer reglas. Queridos, las reglas provienen de la mente humana; la estructura humana quiere que Dios tenga un rostro, viva en cierto lugar, que vaya a la tienda (se ríe), todas las cosa que hacen los humanos. Todas las disfunciones humanas las quieren colocar sobre el Todopoderoso Creador de todas las cosas. Y eso es sencillamente porque los humanos hacen eso. 

Entonces para ustedes: sentido común espiritual. ¿Quién es Dios? No hay “quién”. Simplemente es. ¿Dónde está Dios? No hay “dónde”. Está en todas partes. El amor de Dios está en todas partes, en cada molécula y átomo; la única diferencia es que ustedes son una parte de eso. Por lo tanto, tienen una afinidad, una alineación, pueden sentirla, y es por eso que saben que cuando mueren no hay muerte. Que la biología se va, pero el alma es para siempre. Porque saben que son parte de ello. 

Entonces, ¿por qué no relajarse y saber que son dignos de todo esto? Es el mensaje, no solo de Kryon; de muchos que ahora mismo están leyendo y canalizando y realmente mirando a los ojos de la verdad: que esta energía es diferente, que coopera con ustedes de una manera que ustedes no esperaron realmente; que cuando inician algo sienten el viento soplar de atrás; cuando ponen la intención en algo y son sinceros, sienten el viento de atrás; cuando ponen la intención en dejar de decir que están enfermos, y vigilan sus palabras, reciben ayuda, sienten el viento a sus espaldas. Cuando empiezan a decir a sus células ciertas cosas que necesitan oír de ustedes, sus jefes, su consciencia imbuida en las células necesita oírlas; el viento sopla a sus espaldas. 

Es nuevo; muchos de ustedes han intentado muchas cosas. Pero si realmente tratan de rendirse a esto, limpiar su consciencia de los “no puedo”; “no puedo hacer esto, no voy a hacer aquello, esto no va a funcionar, esto nunca funcionó antes”. 

¿Algo entristece a Dios? Dios no puede estar triste (se ríe) pero desde un punto de vista tridimensional, si les pudiera pintar una imagen, sería un ser humano sufriendo, con dolor, revolcándose en su falta de autoestima, llorando, y todo el tiempo tiene este hermoso avión jet que puede volar muy alto sobre todo lo demás, y ni siquiera lo sabe. 

Eso es una metáfora, queridos, una metáfora para la consciencia posible en cada uno de ustedes. ¿Qué les parecería volar? Eso es una metáfora: es estar cerca de la luz, es ir a un lugar que es tan parecido a la luz que sienten la infinitud en él, literalmente se convierten en ella. 

Hay muchos que no saben de qué estoy hablando, y hay otros que realmente lo saben. 

Yo soy Kryon; soy un mensajero; nunca he sido humano. Los veo, los conozco, y por eso los amo. ¡Hay tanto potencial aquí, tanto potencial! Es hora de reclamar quiénes son ustedes. 

Y así es. 

Kryon 

Traducción: María Cristina Cáffaro 
http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/

Liberando creencias muy profundas sobre sí mismos

Amados,

¡Vengo en las alas del amor! Muchos de ustedes han estado liberando creencias muy profundas sobre sí mismos que han surgido a la superficie de su conciencia despierta. Estas creencias se han convertido en una parte de su estructura celular desde una edad muy temprana y, a medida que las energías cósmicas superiores del amor llegan a la atmósfera de la Tierra, estos pensamientos limitantes sobre sí mismos se elevan desde dentro para ser observados, reconocidos por lo que son para ser liberados de su campo celular y áurico. La mayoría de estos consisten en pensamientos muy limitantes y desempoderantes que les impiden avanzar en sus vidas.

Por lo tanto, durante un tiempo indefinido, estos pensamientos continuarán bombardeándolos, cada uno compitiendo por su atención y reenganche a los patrones de pensamiento inconscientes, desalentadores y auto saboteadores que les han impedido vivir sus más elevados propósitos, destinos y potenciales desde los tiempos cuando aún eran niños. Es muy importante que reconozcan cuándo ocurra esto, ya que es un momento de gran oportunidad para despejar y liberar estos patrones de sus cuerpos orgánicos y etéricos. Estas oportunidades continuarán ocurriendo en oleadas conjuntamente con otras alineaciones cósmicas y planetarias a medida que estas ocurran.

No se depriman ni desanimen. A medida que esto sucede, comenzarán a notar cuánto más liviano y claro se sienten después de cada episodio. Recae sobre sus hombros la responsabilidad personal. Nadie más puede hacer este trabajo de limpieza y liberación por ustedes. Son ustedes los que deben persistir en mantener su creencia en su naturaleza Divina independientemente de lo que salga a la superficie para ser confrontado. Tienen todo el poder y el coraje dentro de sí para despejar y trascender estos patrones de pensamiento subconsciente profundamente ocultos a medida que surgen. 

Este proceso, a medida que lo atraviesan, también los reconectarán con su poder personal cuando se vuelvan a alinear con la verdadera versión auténtica de sí mismos, una que esté libre de la influencia de otros en su esfera de actividad. Reestablecerán un profundo respeto y aceptación de su autenticidad y desarrollarán la importante cualidad de amar y honrarte primero a sí mismos. Cuando esto sucede de manera constante, se produce fácil y naturalmente una aceptación incondicional del amor de los demás.

El viaje espiritual a través de la vida ocurre en forma de espiral. A veces se siente como si estuvieras dando tres pasos adelante y dos pasos atrás, pero ultimadamente, como resultado final, verán y experimentarán la manifestación del dominio de la vida mientras la viven aquí en los reinos físicos. Así ha sido siempre para cada peregrino mientras ha continuado en su camino espiritual. Las aparentes fallas que puedan percibirse a través de su perspectiva pueden llegar a ser el mejor regalo que se hayan hecho para su expansión resultante y su crecimiento evolutivo. Esto viene a ser el resultado de su disposición a rendirse al plan mayor para sus vidas. Como siempre, les decimos, asuman su posición en la Luz y la verdad dentro de ustedes y todo estará bien.

YO SOY HILARION

Marlene Swetlishoff / Tsu’tama.
Traducido por Esther Abreu
Mensaje Mensual La Conexión Hilarión(c) por M. Swetlishoff (Abril 2018)

El Hombre y el Karma. II

Una Experiencia Ashrámica dentro del proceso kármico de la vida.

Después de estas amplias visiones de conjunto, que a muchos pueden cansar, singularmente si poseen una mente muy concreta o intelectual, creo necesario extender el razonamiento hacia expresiones más asequibles. Aunque al trazar el rumbo de mis escritos, pienso siempre que hay que abarcar lo grande para mejor comprender lo pequeño y que el estudio profundo de lo pequeño puede llevar a la consideración clara y concreta de lo grande, nunca dejo un término vago en que la mente se sienta un poco desplazada del estudio. Utilizo siempre, como ustedes habrán podido comprobar, algunas pequeñas anécdotas o experiencias que situadas en el centro de grandes y pequeños razonamientos, permiten obtener una mejor visión o perspectiva de lo dicho o estudiado. Este proceso, lo he seguido, hablando de mi Ashrama, del mundo dévico, del Devachán, etc. 

Este estudio ofrece por sus características, muchas dificultades en el orden anecdótico, habida cuenta la enorme cantidad de factores que intervienen en la ordenación kármica de la vida de un ser humano.

Cuando les hablaba anteriormente de la vinculación kármica con mi Maestro, con quien es ahora mi Maestro, y que a través de vidas y muertes, “se cruzó muchas veces en mi camino o destino de perfección”, les estoy brindando el más claro indicio de la acción del Karma, a través del tiempo y de la sucesión de las edades.

Recuerdo muy vivamente la Atlántida, Grecia y Egipto. En India viví poco, kármicamente hablando, pero sé con toda certeza que la India me espera para culminar en ella una gloriosa fase de mi destino kármico. No sé cuando será ni me importa, pero estoy seguro de ello. Lo que allí haré y cómo desenvolveré allí la actividad jerárquica de la que yo ahora empiezo a ocuparme, tampoco me importa, pero soy testigo de una Jerarquía Planetaria en funciones y de que pienso, vivo y trabajo para ella.

Cada unos de ustedes “recordará en su debido tiempo el origen kármico de muchas vinculaciones” que ahora les parecen extrañas y hasta contradictorias, por la tremenda confusión del mundo astral que nos envuelve. Pero, llegará un momento cumbre en la vida de cada cual en que serán conscientes del valor de los hechos kármicos que se producen y de que el hecho mismo de haber establecido contacto con el Maestro y con los compañeros de grupo en el Ashrama, nos habla de una Ley que se cumple en el tiempo y aún a pesar del tiempo. Pueden variar los marcos, las épocas y las situaciones, pero llegará una vida en la que ÉL aparecerá claro y radiante a nuestra vista, y desde entonces empezará a alborear para cada uno de nosotros “el destino de una vida superior en la que Karma y sus Leyes” adoptarán un significado mucho más profundo y mucho más espiritual o impersonal que hasta aquí lo hemos venido considerando.

Recuerdo, sin confusión alguna, que el Karma que me une a mi Maestro y a R… mi gran amigo hindú, nació precisamente antes que Lemuria viniese a la existencia. Les estoy hablando pues no de miles, sino de millones de años. Pero les digo también que el tiempo no tiene importancia alguna, cuando se analiza la acción de los distintos acontecimientos con una visión orientada hacia “la gran Memoria Cósmica” o “Archivos Akáshicos” a los que se refieren los tratados esotéricos conocidos por muchos de ustedes.

Utilizando el Antakarana, este hilo sutilísimo de luz creado entre la conciencia inferior y la superior o causal, los acontecimientos pasados o futuros adquieren una proyección mágica o simultánea en esta síntesis del tiempo que llamamos “ahora”, y que es realmente de orden eterno.

Cada vez que escribo, persiguiendo una meta definida como la que tiene hoy por objeto de hablar sobre el Karma, adopto conscientemente este género o tipo de percepción. Así se clarifican para mí tanto el pasado como el futuro y puedo entresacar de esta “memoria viviente de la Naturaleza” cuanto preciso para la clarificación de mis ideas. Pero, no me entretengo en “el recreo de los recuerdos”, que ha sido el pecado y el castigo de muchos impacientes investigadores, sino que cierro voluntariamente mi percepción akásica una vez finalizado el registro de hechos.

Por ello insisto en que una vida esotérica es de orden tan puro e impersonal, aunque nos movamos en las limitaciones y estrecheces de la vida organizada de nuestra personalidad en los tres mundos, con sus veleidades y caprichos, esperanzas y temores, que es muy fácil mancillarla, aún cuando nos creamos hombres espirituales y hablemos constantemente de los Maestros y de la Jerarquía.

Analizando la vida desde este punto central de observación del “ahora eterno”, que es una síntesis de observación, pudimos seguir, en determinada fase de nuestra enseñanza ashrámica el destino kármico de dos vidas humanas, una de ellas actualmente en el Devachán y la otra en encarnación física. Pudimos seguir su rastro desde sus inicios, en una fase de vida lunar y utilizando cuerpos animales. Me sorprendió mucho que el Karma pudiera iniciarse en unas vidas carentes al parecer de conciencia, como en el caso de dos animales, muy parecidos a nuestros perros, aunque distintos en otros aspectos. El hecho de su forma no tiene mucha importancia en el desarrollo de los hechos que intento narrar, pero inicialmente me pareció insólito unificar Karma con inconsciencia. Pero el Maestro me ilustró sobre este punto diciéndonos que inconsciencia es sólo una fase de conciencia, y que el Karma de Dios, como centro y vida del Universo lo preside y ordena todo.

Por una extraña circunstancia aquellos dos animales poseían determinados gustos o aficiones dentro del círculo-no-se-pasa de su alma grupal, que pudimos observar en muy dilatadas proporciones. La afinidad se debía -según dijo el Maestro- a ciertas condiciones cuyo origen se hallaba encerrado en la propia alma grupal, de la misma manera que ciertas afinidades químicas producen relaciones de simpatía o de antipatía entre dos células de un mismo cuerpo. Pero, lo más importante del hecho era su expresión exterior, sus impulsos de reunirse, de estar juntos, pastar en compañía y de ayudarse mutuamente ante cualquier tipo de agresividad exterior provocada por otros animales de la misma especie o de otras especies distintas. Lo que nos interesaba era ese vínculo existente de SIMPATÍA que parecía emanar de una fuente original común.

No pretendo, ni puedo permitirme el lujo de explicarles detalladamente todas las incidencias kármicas de estas dos existencias afines, que pudimos observar como un punto iluminado de referencia de nuestras investigaciones. Comprendan también que la investigación era llevada por el propio Maestro y que nuestra atención debía estar concentrada en sucesos importantes en el devenir de aquellas vidas, pues no nos interesaba en modo alguno el proceso particular, sino el estudio del proceso kármico en sí, pues, como decía el Maestro, comprender aquel proceso que constituye el Karma es el proceso de la Vida del propio Dios latente en todo.

De una vida instintiva animal, bajo los auspicios de un alma-grupo animal habitante de la Luna, cuando la Luna era una viviente tierra como la nuestra, hasta la encarnación de muchas UNIDADES de esta alma-grupo como hombres en la tierra, después de un doloroso proceso de asimilación de experiencias kármicas, pasaron unos lapsos de tiempo considerables. Las dos unidades de conciencia a que nos estamos refiriendo pasaron por tremendas vicisitudes, como todos nosotros las habremos pasado por nuestra vinculación humana con el antiguo planeta, que hoy convertido en una esfera muerta y en permanente desintegración, llamamos Luna. Transcurrieron muchas edades y épocas evolutivas hasta que trazado su destino de manera más clara y definida, tuvimos oportunidad de contemplar algunas de sus encarnaciones humanas. Al principio pudimos verlos reunidos casi constantemente. Las primeras encarnaciones, antes de Lemuria, y utilizando cuerpos toscos y disformes, gigantescos y pesados, estuvieron siempre juntos. 

Así los vimos en la prehistoria, con un cuerpo definidamente humano, una veces como hombre y mujer, otras del mismo sexo, pero siempre participando de un destino kármico muy parecido. Perdimos su rastro, pues lo que el Maestro intentaba, era hacernos penetrar en el Misterio oculto del Karma y del origen secreto de todas las relaciones kármicas de la vida, hasta una época en la que juntos como marido y mujer, al principio de la era atlante vivieron en las planicies de Yucatán. Más tarde los vimos como hermanos en Egipto, hijos de una familia principal, pero en una época al parecer muy alejada todavía de la de los Faraones de las primeras dinastías.

Recuerdo que en una de sus encarnaciones los vimos otra vez como marido y mujer, aunque con el sexo invertido de acuerdo con otra encarnación anterior, en un lugar que según el mapa mundial que el Maestro hacía desfilar por nuestra imaginación para situar nuestra conciencia en la exactitud de los hechos, correspondía a Rusia, aunque nada externo, es decir, lo que conocemos de este país, tenía aparente relación con lo que estábamos presenciando. Rusia, un país frío, sobre todo en la región del mapa mental del Maestro correspondiente a Siberia, aparecía en el registro akáshico como un país tropical, con gigantescas palmeras, vegetación lujuriante y unas especies animales muy parecidas a las que corrientemente, viven en los países muy cálidos del planeta…

La última encarnación de estos dos seres, a la que accedimos por voluntad del Maestro se hallaba muy cerca de nuestra era actual, en un rincón de Francia y en la época de Carlomagno, es decir, unos 750 años después de Jesucristo, según el cómputo cristiano. Otra vez como marido y mujer los vimos estrechamente unidos y compenetrados como siempre, llevando con sus hijos, una existencia muy humilde y con escasos relieves desde el punto de vista del orden social.

Perdimos después su rastro hasta llegar a nuestro tiempo actual. Uno de estos dos seres se halla encarnado en Norteamérica, ocupando un lugar social relevante en el mundo de las letras. El otro se halla descansando todavía en el Devachán y por los síntomas observados alrededor de la esfera devachánica envolvente, su proceso de reencarnación no está muy lejano…

Como habrán ustedes observado, el proceso evolutivo de estas dos almas ha sido seguido sin atenernos a un orden cronológico o regular del tiempo, debido a que resultaría imposible aunque fuese solamente, con una mera indicación o con un simple indicio SEGUIR LA TOTALIDAD de este proceso, que llenaría páginas y más páginas debido a lo extensísimo del trayecto kármico.

Lo único que se ha intentado es marcar ciertas pautas, en orden a la idea básica del Karma. Muchos de los vacíos observados o aparente falta de continuidad de esta idea en ciertos aspectos, deberán lógicamente ser llenados por la atenta observación y estudio de ustedes mismos. Tendrán que acudir por tanto, al recurso de la intuición y al empleo de la ley de analogía, para aclarar convenientemente sus ideas, en torno a lo hasta aquí expuesto.

– Conclusión

Después de considerar el proceso de estas dos vidas, kármicamente enlazadas desde etapas tan lejanas, pueden formularse las siguientes preguntas:

1) ¿Es que todo el proceso kármico de la vida es igual, o sea, el enlace de egos o de grupos de egos, desde un buen principio de los tiempos?

2) ¿Por qué han sido escogidos estas dos almas mencionadas para dar una idea de lo que significa el Karma dentro de la vida humana?

3) ¿Hay alguna razón especial para ello? ¿Resuelve lo dicho hasta aquí la profunda y angustiosa interrogante de quién soy, de dónde vengo y adónde voy? ¿Tiene algún significado para nosotros la resolución de este terrible misterio?

Estas y otras preguntas más podrían ser formuladas, pues la capacidad del hombre de avanzar hacia adelante y hacia arriba está enraizada en el estímulo creador de toda posible interrogante, pues, tal como decía Cristo: “Llamad y se os abrirá”, “Pedid y se os dará”. La base misma de la evolución se halla implícita en toda su majestad y en todo su poder en la capacidad augusta de llamar a la puerta (de los misterios) y de pedir alimento (espiritual), es decir, preguntar constantemente el origen de las cosas y de uno mismo.

No, no hay una razón especial en haber escogido estas dos almas para corroborar gráficamente el alcance singular de la idea. Desde el plano causal y observando analíticamente el proceso kármico de cualquier ser humano, se le ve ordinariamente y desde un buen principio enlazado con otra alma por ley de misteriosa afinidad, cuya fuente es eterna, y sólo en la esplendente vida de la Mónada, o Espíritu Puro, puede ser plenamente comprendida, pero utilizando como siempre la analogía, y observando los organismos unicelulares de las primitivas corrientes de vida y su paulatina escisión o división en dos partes iguales, podrían hallar un punto céntrico de referencia. La afinidad química nos da más adelante otra clave de este proceso, tal como anteriormente he señalado. 

Pero, ateniéndonos a la pregunta principal, yo diría que algo parecido a la escisión del UNO en DOS, y posteriormente del DOS en TRES, que dan origen al principio mismo de la evolución desde sus fuentes cósmicas, para seguir adelante con el SIETE, el DIEZ y el DOCE, se realiza en las fuentes originales de la vida humana. Pues, una unidad de vida partida en dos, llevará prendida siempre en cada una de las dos partículas el sello íntimo de aquella unidad primaria que ambas constituían. El principio mismo del Karma como ley y como principio de evolución se inicia pues en el UNO, que se escinde en dos, representando cada una de las partes divididas el sello o impronta del Espíritu o de la Materia. 

Por ello la función del Karma a través del tiempo es unificar Espíritu y Materia, el dos se resolverá en UNO, una fase evolutiva del Universo habrá terminado y otra fase praláyica de descanso cósmico se iniciará, dejando el karma en suspenso, teñido el éter con el color de sí mismo a la expectante espera de un nuevo período de actividad. Esto puede parecer muy abstruso y complicado, pero no lo es, si ejercitan ustedes la analogía en sus discernimientos.

El hecho de que ambas partes surgidas de un universo macrocelular con uno en funciones y resuelto ulteriormente en dos por analogía del proceso macrocósmico, no sigan idéntica trayectoria dentro del dilatado esquema evolutivo, se debe al hecho mismo de tendencias primarias y a la diversificación de experiencias, como en el caso reseñado de dos almas en evolución distinta, pero unidas por un lazo más fuerte que el tejido por los hilos del tiempo. Las dos almas aludidas, si bien no fueron escogidas al azar, pues el azar no existe para el esoterista, representan al menos o simbolizan, parte de un proceso que si no es enteramente igual para todas las almas, sí es muy semejante en líneas generales.

Tenemos por otra parte, que la tendencia de los seres humanos hacia su Arquetipo superior, el Ángel Solar, o sea, este infinito anhelo de reconstruir la unidad esencial de que formaban parte es una expresión de la ley misma de la evolución. El proceso de la iniciación que a través de las distintas purificaciones conduce a esta unidad, viene marcado por períodos muy definidos en que el principio masculino y el principio femenino consustanciales en todo ser humano, llegan un día a unificarse dentro de un ser andrógino capaz de crear desde el fondo de sí mismo todo cuanto el poder creador de la Mente divina es capaz de inspirarle. 

Siguiendo el proceso hasta sus últimas consecuencias en orden a nuestra comprensión humana, vemos dentro de nuestra más dilatada perspectiva la tarea creadora que se halla al final de todo proceso evolutivo: la reproducción de nuevos Universos pues, si somos realmente conscientes, apreciamos que el Espíritu Creador y la Materia Virgen del Espacio, más la experiencia resultante del proceso evolutivo en un Universo anterior son en realidad una Unidad indescriptible que se escindirá perpetuamente en dos, para llenar el marco insondable del espacio absoluto de nuevos, más variados y perfectos universos.

Comprendan también que pasar de ahí sería querer hurgar en las nebulosidades indescriptibles del Misterio. Queda no obstante algo aclarada la triple pregunta que se formula todo verdadero investigador de las leyes de la Vida: ¿Quién soy? ¿de dónde vengo? ¿a dónde voy? La analogía debe hacer el resto. No hay que esperar conclusiones concretas en torno a algo tan sutilísimo como es el principio o raíz de nosotros mismos y la ley de karma que ajusta constantemente a través del principio de Causa y Efecto, todas las posibles situaciones, pero si perseveramos en el intento y no nos dejamos impresionar por la grandiosidad de ciertas revelaciones y seguimos adelante con la mente y el corazón intrépidos hacia la meta presentida, adquiriremos una medida de gozo desconocida que nos compensará con creces de la inquietud y del tormento de toda sincera y potente búsqueda.

EL HOMBRE Y EL KARMA
V.B.Anglada

Los accidentes no existen

Los accidentes no existen. Nadie muere, por ningún concepto, sin que esté preparado para morir. Esto se aplica tanto a la muerte en una catástrofe natural como en cualquier otra circunstancia.

Vosotros mismos elegís la forma en que moriréis, así como también el momento. Tratamos aquí con vuestras creencias tal como las conocéis en esta vida, y dejaremos para más adelante cualquier transmisión de creencias que pueda tener lugar de otras existencias. Pero, sean cuales sean las creencias que aceptéis, por las razones que sean, vuestro punto de poder “está” en el presente.

Es mucho más importante que entendáis esto y no que os preocupéis demasiado con las intrincadas «razones del pasado», porque un enfoque negativo puede haceros olvidar que estas creencias pueden cambiarse en el presente. Por diversas razones, albergáis creencias que podéis alterar en cualquier momento. Muchas personas mueren jóvenes, por ejemplo, porque creen firmemente que la vejez representa una degradación del espíritu y un insulto al cuerpo. No “quieren” yivjr en las condiciones en que creen que estarán durante la vejez. Algunos prefieren morir en lo que otros considerarían las circunstancias más angustiosas, arrastrados por las olas de un océano, o aplastados en un terremoto, o abatidos por los vientos de un huracán.

La muerte lenta en un hospital, o una experiencia con una enfermedad, sería algo impensable para tales personas. Parte de ello tiene que ver con el temperamento individual, y con diferencias y preferencias normales entre las personas. Hay mucha más gente consciente de su muerte inminente de lo que en general se cree. Lo saben, y fingen no saberlo, pero los que mueren en catástrofes naturales eligen la experiencia, el drama, incluso el terror. Prefieren abandonar la vida física en un arrebato de percepción, luchando por su vida, como un desafío, debatiéndose y no aceptándolo

Los desastres naturales poseen la gran energía evocadora de los poderes desatados, de la naturaleza que elude la disciplina del hombre, y por sus mismas características también le recuerdan a éste su propia psique; a su manera estos sucesos siempre implican el nacimiento de cierta creatividad que surge de las entrañas de la tierra y reforma su faz y la vida de los hombres.

Las reacciones individuales obedecen a este conocimiento innato; pues, a pesar de que el hombre teme el poder desatado de la naturaleza y trata de protegerse de él, al mismo tiempo se “deleita” en ella y se identifica con ella. Cuanto más «civilizado» se vuelve el hombre, más lo separan sus estructuras y prácticas sociales de su relación íntima con la naturaleza, y más catástrofes naturales habrá, porque en el fondo siente una gran necesidad de identificarse con la naturaleza; él mismo “la hará aparecer” en forma de terremotos, tornados e inundaciones, de modo que pueda sentir una vez más no sólo la energía de la naturaleza, sino la suya propia.

Como ningún otro suceso lo hace, un gran encuentro con toda la energía de los elementos de la naturaleza sitúa al hombre frente a frente con la increíble fuerza de la cual él emana.

A muchas personas una catástrofe natural les brinda su primera experiencia personal de la realidad de su relación como criaturas con el planeta. En estas condiciones, hombres que no se sienten parte de algo, de ninguna estructura, familia o país, pueden comprender de repente su camaradería con la tierra, su lugar en ella y su energía; el súbito reconocimiento de esa relación les hace sentir su propio poder para la acción.

En un ámbito muy distinto, a menudo los motines sirven al mismo propósito, y la liberación de energía, por las razones “que sean”, lleva a un grupo de personas al reconocimiento íntimo de que hay una vitalidad enormemente concentrada, algo que tal vez no habían conocido antes.

Este reconocimiento puede conducirlos -como ocurre a menudo- a aprehender su propia energía y a utilizarla de una manera muy creativa. Una catástrofe natural o un motín son baños de energía, potentes y sumamente positivos a su manera, “a pesar” de sus evidentes connotaciones. A “vuestro” entender, esto no absuelve en absoluto a quienes incitan revueltas, por ejemplo, ya que actúan dentro de un sistema de creencias conscientes en el que la violencia genera más violencia. Pero incluso en este caso tienen cabida las diferencias personales. Los incitadores de revueltas suelen buscar la manifestación de una energía que creen no poseer. Encienden fuegos psicológicos, y quedan tan desconcertados por los resultados como cualquier piró-mano. Si entendieran el poder y la energía que poseen y pudieran experimentarlos, no necesitarían esas tácticas.

Así como los problemas raciales pueden solucionarse de muchas maneras, mediante una revuelta o un desastre natural, o mediante una combinación de ambos, según la intensidad de la situación a nivel psicológico; y así como los síntomas físicos pueden ser peticiones de ayuda y reconocimiento, también las desgracias naturales pueden ser utilizadas por una parte de los habitantes de un país, o del mundo, para obtener ayuda de otras partes.

Evidentemente, hay muchas revueltas que se instigan conscientemente. Pero, sin duda, no ocurre que miles o millones de personas decidan conscientemente provocar un huracán, una inundación o un terremoto. En primer lugar, no creen conscientemente que semejante cosa sea posible. Aunque las creencias conscientes desempeñan un papel importante en estos casos, individualmente el «trabajo interno» se realiza de un modo tan inconsciente como los síntomas físicos que produce el cuerpo. Así como los síntomas parecen haber sido impuestos al cuerpo, “parece” que un desastre natural se impone al cuerpo de la Tierra. Las enfermedades repentinas se consideran aterradoras e impredecibles, y se supone que el paciente ha sido tal vez víctima de un virus. Los tornados o terremotos repentinos se observan bajo la misma luz, y se consideran el resultado de las corrientes de aire y la temperatura o de las fallas, en vez de virus. Las causas básicas de ambos casos, no obstante, son las mismas.

Así pues, hay tantas razones para las «enfermedades de la tierra» como enfermedades corporales. Hasta cierto punto lo mismo puede decirse de las guerras, si es que se considera la guerra como una pequeña infección; en el caso de una guerra mundial es una enfermedad colectiva. La guerra finalmente os enseña a honrar la vida. Las catástrofes naturales os recuerdan que no podéis hacer caso omiso de vuestro planeta o de vuestra condición de criaturas. Al mismo tiempo, estas experiencias proporcionan un contacto con las energías más profundas del ser, aun cuando se usen «destructivamente».

Ahora bien, los desastres naturales se producen más a un nivel emocional que en el de las creencias, a pesar de que estas últimas desempeñan un papel importante ya que generan las emociones.

El tono emocional general o nivel de sentimiento colectivo, a través de sus conexiones corporales con el entorno, provoca las condiciones exteriores físicas que inician semejante embestida de energía natural. Según las condiciones emocionales generales, los excesos se van acumulando físicamente, y luego se arrojan a la atmósfera con otra forma. Aquí intervienen las sustancias químicas fantasmas mencionadas anteriormente, así como las propiedades electromagnéticas de las emociones. Una roca en un río dividirá el agua, que deberá fluir alrededor del obstáculo.

Vuestras emociones son tan reales como las rocas. Vuestros sentimientos colectivos afectan el flujo de la energía, y su fuerza puede apreciarse claramente en una tormenta, que es la materialización local “exteriorizada” del estado emocional interno de las personas que experimentan la tormenta.

Así como las creencias conscientes determinan vuestra condición corporal, y así como el mantenimiento del cuerpo se realiza a un nivel inconsciente (aunque en consonancia con las creencias), también las catástrofes naturales son el resultado de las creencias, que originan estados emocionales que luego automáticamente se transforman en condiciones atmosféricas exteriores.

Así pues, según vuestras creencias, afrontaréis el problema físico presentado de esta forma. Reaccionaréis individualmente con vuestros propósitos en mente. Vuestras creencias, únicas y eminentemente privadas, contribuyen a provocar el estado emocional general. La reserva de energía emocional hacia la que fluyen vuestras emociones, no obstante, está compuesta de cargas emocionales “desiguales”; pero, en términos generales, la contribución individual de todos los que participan en ella desembocará en una estructura coherente que dará impulso y dirección a la tormenta, y le brindará su carga energética y su poder.

Tal como mencioné anteriormente en este libro, Ruburt y Joseph se vieron implicados en una inundación, así que utilizaré ese ejemplo y esta región en particular, a pesar de que la inundación en sí fue más extensa.

Localmente se compartían ciertas creencias: la región de Elmira sufría una depresión económica y se consideraba un barrio satélite del estado de Nueva York, aunque la situación no era lo suficientemente mala para recibir ayudas. La industria se había trasladado a otras zonas. Se despedía a la gente, desaparecían los viejos modos de ganarse la vida. No había un liderazgo local que inspirase confianza, y muchas personas se sentían mal e incómodas, deprimidas y sin salida alguna.

Algunos proyectos de renovación urbana acabaron con las casas de los pobres, y se destruyeron vecindarios muy antiguos. Esto acarreó una división social, ya que el grupo de los más pobres lo constituían negros y blancos de «clase baja». Los más acomodados formaban parte del Ayuntamiento, y los pobres desplazados no podían pagarse un hogar en los nuevos edificios. Mediante varias manipulaciones, todas bajo mano, se los apartó de los «mejores» barrios.

Los ricos y la gente pudiente se sentían amenazados, ya que su búsqueda de modernidad y progreso había alterado el statu quo, y ello había desatado la energía de los más necesitados. Se produjo un movimiento de las clases medias de la ciudad hacia los barrios periféricos, lo que supuso un cambio en el equilibrio impositivo, y un desbarajuste del comercio de la ciudad. La localidad no tenía un sentido de unidad como región, ni un sentimiento de orgullo como identidad cultural o natural.

Había también cierta tensión racial, indicios de revueltas inminentes que no llegaban a ocurrir. Un alcalde muy competente que había ocupado ese cargo durante algún tiempo salió derrotado en las elecciones. La política hizo su aparición, por varias razones que ahora no vienen al caso. Los vecinos con inclinaciones políticas sentían que no tenían ningún control de la situación, de modo que no cabía esperar una comunicación “eficaz” con el gobierno federal. En este sentido, se desarrolló una fuerte sensación de impotencia.

Culturalmente, la región no tenía una identidad propia, a pesar de que siempre ha luchado por hallar algún tipo de expresión característica, y la gente veía que los fondos gubernamentales se destinaban a otros sectores económicamente más deprimidos. Los vecinos albergaban sueños y esperanzas a nivel individual, y, colectivamente, éstos representaban una visión regional de mejora en diversas áreas. Al mismo tiempo, creció el sentimiento de desaliento. Jóvenes y viejos, tradicionalistas y rebeldes, se vieron envueltos en pequeñas escaramuzas, cuando algunos padres de la ciudad criticaron a los jóvenes de pelo largo en el parque; incidentes triviales, pero indicativos de una división de valores y una falta de comprensión entre generaciones.

Hasta cierto punto, estos mismos problemas existían en todas los barrios de la Costa Este que se vieron envueltos en esta misma inundación.

En vez de una inundación, podría haber habido una desastrosa revuelta social. Pero, debido al tono sentimental característico y único de la situación, las tensiones emocionales se descargaron en la atmósfera, donde se transformaron automáticamente. Una catástrofe natural podía proporcionar muchas respuestas. El río [Chemung] estaba muy céntrico, justo en el corazón de la parte comercial [de Elmira], por ejemplo.

Así como ciertos pueblos primitivos bailan la danza de la lluvia y la provocan conscientemente, dirigiendo deliberadamente las energías inconscientes, los habitantes de estas localidades hicieron lo mismo “automáticamente”, sin ser conscientes de los procesos implicados.

Así pues, generaron las nubes mediante un impulso inconsciente, liberando espontáneamente su estado emocional biológico, de modo que el exceso de reacciones químicas y hormonales afectó directamente a la atmósfera.

Poco tiempo antes, ciertas organizaciones religiosas locales habían hecho planes para organizar un gran encuentro religioso. Se aseguró la presencia de varios seguidores de un popular grupo religioso, y se dio bastante propaganda al evento. Tampoco esto fue accidental. Fue un intento por parte de ciertas sectas fundamentalistas para solucionar los problemas de otro modo, mediante la identificación religiosa, la conversión y el fervor.

Pero las creencias sobre las que se basaban estos planes no guardaban ninguna correlación con las creencias de la gran mayoría de la población, y por tanto el intento fracasó. El programa “estaba” basado en un conocimiento precognitivo de la inundación. La campaña religiosa no llegó a realizarse porque la organización evangelista se dejó atemorizar por la inundación.

Muchas personas de la comunidad religiosa alegaron que la inundación fue la voluntad de Dios, o que las personas habían sido castigadas por sus transgresiones. A su manera la inundación fue un evento religioso, ya que unió con la comunidad a diversos grupos de personas que no siempre eran muy humanitarios. Curiosamente, también sirvió para aislar a ciertos grupos de personas, y para sacar a la luz sus dificultades de una forma como no lo habría podido ninguna revuelta.

También humilló a algunos, al privarlos de las comodidades de su posición social y sus pertenencias, al menos momentáneamente, lo que los puso cara a cara con otras personas de diversos orígenes con quienes nunca se habrían relacionado.

Las crisis como éstas ponen de relieve diversas perspectivas de la realidad, ya que sale súbitamente a la luz lo que antes yacía oculto. En muchos casos, los pobres se salvaron, ya que la mayoría de los edificios viejos y bloques de apartamentos resistieron, mientras que los nuevos chalés no pudieron aguantar la embestida del agua. Muchos de los desposeídos necesitados acudieron a refugiarse al edificio universitario de Elmira. Mujeres que hasta entonces no tenían más propósito en la vida que jugar al bridge acabaron luchando por su supervivencia junto a sus hermanas más miserables. Muchos de los pobres que perdieron su alojamiento descubrieron en sí mismos sorprendentes dotes de liderazgo.

La zona del centro de la ciudad vio materializarse físicamente sus dificultades internas, que, aunque conocidas, siempre habían permanecido ocultas. La inundación la dejó en un estado semirruinoso y necesitada de ayuda urgente. El gobierno local se vio enfrentado de repente a una realidad que tenía poco que ver con sus habituales actividades legislativas. La crisis unió a las personas. La sensación de impotencia salió a la superficie para que todos la pudieran contemplar, y así proceder a la acción.

Hubo personas mayores, cargadas con creencias negativas sobre la vejez, que descubrieron una gran vitalidad y propósito bajo el estímulo de la supervivencia. Hubo personas cegadas por una creencia en la suprema importancia de las “cosas” que vieron cómo no les quedaba nada. Se dieron cuenta de la importancia relativa de las pertenencias, y sintieron dentro de su interior la emoción de una libertad que no habían experimentado desde la juventud.

La «enfermedad» oculta de la zona se hizo evidente para todos. La gente llegó de todas partes para ayudar. Por una vez, la solidaridad pasó por alto la estructura social. Los patrones de existencia establecidos se habían borrado en un día. En una u otra medida, cada persona involucrada en el suceso vio claramente su relación personal con la naturaleza de su vida hasta el momento, y percibió su afinidad con la comunidad. Además, todos sintieron la energía “perdurable” de la naturaleza y, pese a su “aparente” falta de previsión, la inundación les recordó la gran estabilidad permanente en que se basa la vida normal.

La fuerza del agua puso a cada individuo en contacto con un reconocimiento íntimo de su dependencia de la naturaleza, y le hizo cuestionar valores que durante mucho tiempo había dado por supuestos. Tales crisis fuerzan automáticamente a las personas a examinar sus valores, a efectuar elecciones inmediatas que les procuran ciertos reconocimientos a los que antes habían estado ciegos.

La inundación, por tanto, materializó físicamente los problemas internos de la región, y a la vez liberó energías que habían estado atrapadas en la desesperanza.

La zona se convirtió en un punto focal de atención psíquica y física, lo que “atrajo” otra energía. Cada persona involucrada en el suceso tuvo sus propias razones para participar en él, y gracias a esa situación creada colectivamente pudo solucionar problemas particulares.

Muchas creencias antiguas se esfumaron automáticamente ante la realidad del momento. Incontables personas dieron salida a su capacidad de acción y de iniciativa, enterrada desde hacía mucho tiempo. Se asignaron fondos federales inmediatamente a esta región, que se convirtió en un foco de atención. Muchas personas solas se vieron forzadas -o más bien se forzaron ellas mismas- a pasar por una situación en la que se hizo imperativo que se relacionaran con los demás. Como éste no es el tema principal de este libro, no puedo adentrarme más en él.

No obstante, hablaremos de la experiencia de Ruburt y Joseph con la inundación, ya que su participación puede arrojar luz a la experiencia de muchas otras personas.

Extracto de Habla Seth III
A través de Jane Roberts

Ajai Alai – Mirabai Ceiba

LINK DIRECTO A YOUTUBE

Este mantra trae una gran sensibilidad hacia el Ser, que le dará el poder de que lo que usted diga debe suceder. Cuando canta este mantra tiene el poder para superar cualquier cosa Letra:
AJAI ALAI ABHAI ABAI – Invencible, indestructible, sin miedo, en todas partes
ABHU AJU ANAAS AKAAS – No nacido, por siempre, indestructible, dentro de todo
AGANJ ABHANJ ALAKH ABHAKH – Invencible, indivisible, invisible, libre de necesidades
AKAAL DEYAL ALEKH ABHEKH – Inmortal, bondadoso, inimaginable, sin forma
ANAAM AKAAM AGAAH ADHAAH – Sin identidad, libre de deseo, insondable, indañable
ANAATHE PRAMAATHE AJONI AMONI – Sin maestro, destructor de todo, más allá del nacimiento y muerte y el silencio
NA RAAGE, NA RANGE, NA RUPE, NA REKHE – Más allá del amor, más allá de la forma y el color
AKARMANG ABHARMANG AGANJE ALEKHE – Más allá del karma, más allá de la vida, inconquistable, indescriptible