El campo de la evolución

En la historia del pensamiento nunca hubo probablemente un período que se asemeje al actual. Los pensadores de todas partes son conscientes de dos cosas: primero, que hasta ahora jamás se habían definido con tanta claridad las regiones misteriosas y, segundo, que esas regiones pueden ser penetradas más fácilmente que nunca. Por lo tanto, quizás sea posible persuadirlos a revelar algunos de sus secretos si los investigadores de todas las escuelas persiguen determinantemente su búsqueda. 

Los problemas que enfrentamos al estudiar los conocidos hechos de la vida y de la existencia, son susceptibles de ser definidos con más claridad que antes, y aunque no conozcamos la respuesta a nuestras preguntas ni la solución de nuestros problemas, ni tengamos en la mano la panacea para remediar las dolencias del mundo, sin embargo, el hecho de definirlos y señalar donde reside el misterio, y que la ciencia, la religión y la filosofía, han arrojado luz sobre dilatadas extensiones consideradas anteriormente tierras tenebrosas, constituye la garantía del éxito futuro.

Exceptuando el círculo de doctos y místicos, sabemos mucho más que hace cinco siglos.

Hemos descubierto varias leyes naturales, aunque todavía no sepamos aplicarlas, y el conocimiento de la “cosa tal cual es” (empleo deliberadamente esta frase) ha ganado mucho terreno.

No obstante, permaneciendo aún inexplorada la tierra del misterio, nuestros problemas son numerosos. Tenemos el problema de nuestra propia vida particular, sea cual fuere; además el problema de lo comúnmente llamado noyo; que concierne a nuestro cuerpo físico, medio ambiente, circunstancias y condiciones de vida; si somos introspectivos tenemos el problema de nuestra particular serie de emociones, pensamientos, deseos e instintos, por los cuales controlamos la acción. Los problemas grupales son muchos. ¿Por qué hay sufrimiento, hambre y dolor? ¿Por qué el mundo entero está esclavizado por la abyecta indigencia, la enfermedad y el malestar? ¿Cuál es el propósito subyacente en todo lo que vemos a nuestro alrededor y cuál será el resultado de los asuntos mundiales considerados como una totalidad? ¿Cuál es el destino de la raza humana, cuál su origen y la clave de su actual condición? ¿Hay otra vida después de ésta y su único interés reside en lo visible y material? 

Tales preguntas surgen en nuestra mente y surgieron en la mente de los pensadores en el transcurso de los siglos.

Se intentó diversamente responder a estas preguntas, y al estudiarlas hallamos que las respuestas dadas se dividen en tres grupos principales, y que tres soluciones mayores se presentan a la consideración de los hombres, y son:

Primero, Realismo. Otro nombre es materialismo. Enseña que “la representación del mundo externo en nuestra conciencia es verídica”; que las cosas son lo que aparentan ser; que la materia y la fuerza, tal como las conocemos, son la única realidad; que no es posible para el hombre ir más allá de lo tangible, y que debe satisfacerse con los hechos tal como los conoce o enseña la ciencia. Este método es perfectamente legítimo como solución, pero para muchos no va suficientemente lejos. Trata sólo lo que puede ser probado y demostrado, y se detiene en el punto en que el investigador se pregunta: “esto es así, pero ¿por qué?” No tiene en cuenta muchas cosas conocidas y comprendidas como verdades por el hombre, aunque él es incapaz de explicar por qué sabe que son verídicas. 

Los hombres de todas partes reconocen la exactitud de los hechos de la escuela realista y de la ciencia materialista, aunque al mismo tiempo sienten innatamente que en la comprobada manifestación objetiva, subyace alguna fuerza vitalizadora y algún coherente propósito que no puede explicarse sólo en términos de materia.

Segundo, tenemos un punto de vista que podríamos muy bien denominar supernaturalismo. El hombre siente que quizás después de todo, las cosas no son exactamente lo que aparentan ser, y que aún queda mucho que es inexplicable. Reconoce que no es simplemente una acumulación de átomos físicos, un algo material y un cuerpo tangible, sino que latente en él hay una conciencia, un poder y una naturaleza síquica que lo vincula con todos los miembros de la familia humana y con un poder fuera de sí mismo que forzosamente debe explicar. Esto ha conducido, por ejemplo, a la evolución del punto de vista judío y cristiano que postula un Dios fuera del sistema solar creado por Él, pero extraño al sistema. 

Ambos sistemas enseñan que el mundo ha evolucionado por un Poder o Ser, que construyó el sistema solar, guía correctamente a los mundos, mantiene nuestra pequeña vida humana en el hueco de su mano y “ordena suavemente” todas las cosas de acuerdo a algún propósito oculto que nuestra mente finita es incapaz de vislumbrar y mucho menos de comprender. Tal es el punto de vista religioso y sobrenatural, basado en la creciente autoconsciencia del individuo y en el reconocimiento de su propia divinidad.

Análogo al punto de vista de la escuela realista incluye únicamente una verdad parcial y requiere ser complementado.

Tercero, podría llamarse idealismo. Postula un proceso evolutivo dentro de toda manifestación e identifica la vida con el proceso cósmico. Es el exacto polo opuesto del materialismo, y coloca a la sobrenatural deidad que predica el religioso, como una gran Entidad o Vida, que evoluciona por medio de todo y del universo, así como la conciencia del hombre lo hace a través de un cuerpo físico objetivo.

En estos tres puntos de vista, el francamente materialista, el puramente sobrenatural y el idealista, tenemos presentes tres principales líneas de pensamiento para explicar el proceso cósmico. Son verdades parciales y, sin embargo, ninguna está completa sin la otra.

Todas aisladamente consideradas desvían y conducen a la oscuridad, y no desvelan el misterio central; pero sintetizadas, unidas y fusionadas, quizás contengan (y es tan sólo una insinuación mía) tanta verdad de la evolución como la mente humana puede captar en la actual etapa evolutiva.

Tratamos profundos y amplios problemas y quizás nos entrometemos en cosas elevadas y superiores, invadiendo regiones reconocidas como el dominio de la metafísica, e intentamos resumir en pocas y breves charlas todo el contenido de las bibliotecas del mundo, es decir, intentamos algo imposible. Lo que cabe hacer es considerar breve y sucintamente un aspecto tras otro de la verdad. Todo cuanto lograremos es bosquejar las líneas fundamentales de la evolución, estudiar las mutuas relaciones, entre sí y con nosotros, como entidades conscientes, y luego esforzarnos por fusionar y sintetizar lo poco que lleguemos a conocer, hasta esclarecer la idea general del entero proceso.

Debemos recordar, en conexión con todo enunciado de la verdad, que cada uno ha sido emitido desde un punto de vista particular. No podremos responder plenamente a la pregunta ¿qué es la verdad?, ni expresar sin prejuicios ningún aspecto de esta verdad, en forma perfectamente directa, hasta haber desarrollado algo más los procesos mentales y ser capaces de pensar en términos abstractos y concretos. Algunas personas poseen un horizonte más amplio que otras, y pueden ver la unidad subyacente en los diferentes aspectos. Otros se inclinan a pensar que su perspectiva e interpretación son las únicas verdaderas. 

Espero en estas charlas ampliar algo más su punto de vista. Espero también que lleguemos a comprender que el hombre interesado únicamente en el aspecto científico, limitado al estudio de esas manifestaciones puramente materiales, se ocupe además de estudiar lo divino como lo hace su hermano cabalmente religioso, que sólo se interesa por el aspecto espiritual, y que el filósofo, después de todo, sólo trata de destacar el tan necesario aspecto de la inteligencia que vincula los aspectos material y espiritual y los fusiona en un todo coherente. Quizás por la unión de estas líneas, ciencia, religión y filosofía, adquiramos un conocimiento práctico de la verdad tal cual es, recordando al mismo tiempo que “la verdad reside en nosotros mismos”. La expresión de la verdad por un solo hombre no es completa, y el único propósito del pensamiento es trabajar con materia mental y poder erigirla constructivamente para nosotros mismos.

Quisiera bosquejar mi plan esta noche y sentar las bases para las charlas futuras, tocando las principales líneas de la evolución. Por lógica, lo más evidente es ocuparse de la evolución de la sustancia, el estudio del átomo y la naturaleza de la materia atómica. De esta última línea de evolución nos ocuparemos en la próxima conferencia. 

La ciencia tiene mucho que decir sobre la evolución del átomo, y ha recorrido un largo camino desde hace cincuenta años, a partir del siglo pasado, cuando se consideraba al átomo como una indivisible unidad de sustancia, considerándoselo ahora un centro de energía o fuerza eléctrica. De la evolución de la sustancia vamos lógicamente a la evolución de las formas o del conglomerado de átomos, y se abren a nuestra consideración otras formas que no son las estrictamente materiales -existentes en sustancia sutil, como las formas mentales raciales y de organizaciones. En este doble estudio, se hará resaltar uno de los aspectos de la deidad, si se elige utilizar el término “deidad”, o una de las manifestaciones de la naturaleza, si se prefiere esta expresión menos sectaria.

Entonces se considerará la evolución de la inteligencia o el factor mente, que actúa con ordenado propósito en todo lo que vemos a nuestro alrededor. Esto revelará un mundo que no camina a ciegas, sino que obedece a determinado plan, a un coordinado esquema y organizado concepto, que se desarrolla por medio de la forma material. Uno de los motivos por los cuales las cosas parecen difíciles de comprender, es que nos hallamos en medio de un período de transición, y el plan es aún imperfecto. Estamos demasiado cerca de la maquinaria y somos parte integrante del conjunto. Vemos una parte aquí, otra un poco más allá, pero no percibimos la grandiosidad de la idea Podemos tener una visión, un elevado momento de revelación, pero al hacer contacto con la realidad en todas partes, dudamos de la posibilidad de materializar el ideal, porque el reajuste de la relación inteligente entre la forma y lo que la utiliza, está muy lejano.

El reconocimiento del factor inteligencia conducirá inevitablemente a contemplar la evolución de la conciencia en sus diversas modalidades, desde las consideradas subhumanas, pasando por la humana, hasta la que lógicamente podemos suponer conciencia superhumana, aunque no sea posible demostrarla. La inmediata pregunta que enfrentaremos será: ¿qué hay detrás de todos estos factores? ¿Existe detrás de la forma objetiva y de su inteligencia animadora una evolución que corresponde a la facultad del yo, el Ego en el hombre? ¿Hay en la naturaleza y en cuanto vemos a nuestro alrededor la actuación del propósito de un Ser individualizado y autoconsciente? Si existe tal ser y existencia fundamental, podríamos percibir algo de sus inteligentes actividades y observar Sus planes, en vías de fructificación. 

Aunque no podamos probar que Dios o que la Deidad existe, por lo menos podemos decir que la hipótesis de que Él existe es razonable, la sugerencia es racional, lo cual constituye una posible solución para todos los misterios que nos rodean.

Para ello debe demostrarse que hay un propósito, un propósito inteligente, desarrollándose a través de todo tipo de formas, razas, naciones, y en todo cuanto se halla manifestado en la civilización moderna, más las etapas recorridas por este propósito y el gradual desenvolvimiento del plan, y quizás por esa demostración podremos ver lo que nos espera en las etapas futuras.

Consideremos brevemente qué significan las palabras “proceso evolutivo”. Se emplean constantemente, y el hombre común sabe que la palabra evolución sugiere un desen volvimiento de adentro afuera y el desarrollo de un centro interno; pero necesitamos definir más claramente la idea para tener un mejor concepto de ella. Una de las mejores definiciones que conozco de la evolución es: “el desenvolvimiento de un continuo y creciente poder de responder”. Aquí tenemos una definición muy iluminadora, al considerar el aspecto material de la manifestación. Entraña el concepto de vibración y la respuesta a la misma, y aunque con el tiempo tenemos que descartar la palabra “materia” y emplear el término “centro de fuerza”, el concepto aún tiene validez y la respuesta del centro al estímulo puede ser percibida con mayor exactitud. 

La misma definición es muy valiosa al considerar la conciencia humana. Implica la idea de una creciente y gradual comprensión, de una respuesta, en desarrollo, de la vida subjetiva a su medio ambiente, que eventualmente conducirá hacia arriba, al ideal de una existencia unificada, síntesis de todas las líneas de evolución Y al concepto de una Vida central o fuerza que fusiona y mantiene coherentes todas las unidades evolucionantes, sean de materia, como el átomo del físico y del químico, o unidades de conciencia, como los seres humanos. Esto es evolución, el proceso que desenvuelve la vida dentro de las unidades, el anhelo en desarrollo que oportunamente fusiona unidades y grupos, hasta obtener la suma total de manifestación, denominada Naturaleza o Dios, el conjunto de todos los estados de conciencia. 

A este Dios se refieren los cristianos cuando dicen: “en Él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser”. Ésta es la fuerza o energía reconocida por los científicos Ésta es la Mente Universal o Super-alma del filósofo y también la inteligente voluntad que todo lo rige, une, construye, desarrolla y lo lleva a la máxima perfección. Es esa Perfección inherente a la materia y la tendencia latente en el átomo, en el hombre y en todo cuanto existe. A esta interpretación del proceso evolutivo no se la considera como resultado de una Deidad externa que derrama su energía y sabiduría sobre un expectante mundo, sino más bien como algo latente en el mundo mismo, oculto en el corazón del átomo químico, en el del hombre, en el planeta y en el sistema solar. Es ese algo que impulsa todas las cosas hacia la meta y la fuerza que gradualmente pone orden en el caos, la ultérrima perfección de la imperfección temporaria, el bien del aparente mal. 

De las tinieblas y del desastre saldrá algún día aquello que reconoceremos como bello, correcto y verdadero. Esto es todo cuanto hemos concebido y vislumbrado en nuestros más elevados y mejores momentos.

Se ha definido también la evolución como “desarrollo cíclico”, y esta definición me sugiere un pensamiento que ansío captar completamente. La naturaleza se repite continuamente hasta alcanzar determinados fines y obtener ciertos resultados concretos y respuestas a la vibración. Por el reconocimiento de este hecho podemos demostrar el inteligente propósito de la Existencia inmanente. Para ello se emplea el método del discernimiento o de inteligente elección. Los textos de las diferentes escuelas expresan la misma idea, tales como “selección natural” y “atracción y repulsión”. Evitaré en lo posible emplear términos técnicos, porque algunas escuelas de pensamiento significan con esto unas veces una cosa y otras otra. Si encontramos una palabra similar, pero no ligada a ninguna escuela o línea de pensamiento, quizás hallemos una nueva luz para nuestro problema. 

Atracción y repulsión en el sistema solar, es sólo la facultad de discernir que poseen el átomo o el hombre, manifestada en los planetas y en el sol. Atracción y repulsión existen en los átomos de todo tipo; podría llamársele adaptación o poder de crecer o de adaptarse el ente a su ambiente, por el rechazo de ciertos factores y la aceptación de otros.

En el hombre común se manifiesta como libre albedrío o la facultad de elegir, y en el hombre espiritual como la tendencia al sacrificio, porque el hombre elige una particular línea de acción a fin de beneficiar al grupo al cual pertenece, y rechaza lo estrictamente egoísta.

Podemos definir finalmente la evolución como un ordenado cambio y constante mutación, demostrados en la incesante actividad de la unidad o del átomo, en la interacción de los grupos y en la interminable acción de una fuerza o tipo de energía sobre otra.

Vimos que la evolución, sea de la materia o de la inteligencia, conciencia o espíritu, consiste en el siempre creciente poder de responder a la vibración que, mediante un constante cambio, progresa por la aplicación de una política selectiva o el empleo de la facultad discernidora y por el método de desarrollo cíclico o de repetición. Las etapas que caracterizan al proceso evolutivo podrían clasificarse en tres, y corresponden a las de la vida del ser humano: niñez, adolescencia y madurez. En lo que concierne al hombre, se manifiestan en la unidad humana o en la raza, y a medida que transcurren y progresan las civilizaciones, se podrá observar la misma triple idea en toda la familia humana, y así nos cercioramos del divino objetivo, estudiando su imagen o reflejo, el HOMBRE. Podemos expresar estas tres etapas en términos más científicos y vincularlas con las tres escuelas de pensamiento referidas, y las analizaremos como:

a. La etapa de energía atómica
b. La etapa de coherencia grupal.
c. La etapa de la existencia unificada o sintética. 

Trataré de aclarar el concepto. La etapa de energía atómica concierne mayormente al aspecto material de la vida y corresponde al periodo de la niñez en la vida del hombre o de una raza. Es el período de realismo, de intensa actividad, y ante todo de desarrollo mediante la acción, de pura autocentralización o autointerés. Produce un punto de vista materialista y conduce inevitablemente al egoísmo. Involucra el reconocimiento de que el átomo se basta a sí mismo y que análogamente las unidades humanas tienen vida separada independiente de las demás unidades, sin relación entre sí. Esta etapa puede observarse en las razas subdesarrolladas del mundo, en los niños y en los individuos poco evolucionados. Son normalmente autocentrados; dedican sus energías a su propia vida; se ocupan de lo objetivo y tangible, y los caracteriza un necesario y protector egoísmo. Es una etapa indispensable en el desenvolvimiento y perpetuación de la raza.

De este período atómico y egoísta surge otra etapa, la de la coherencia grupal, que se supone la construcción de formas y especies hasta obtener algo coherente e individualizado, pero constituido por multitud de individualidades y formas menores. En conexión con el ser humano corresponde a su conocimiento incipiente de la etapa de responsabilidad y al reconocimiento del lugar que le corresponde dentro del grupo. Requiere del individuo la capacidad de reconocer una vida superior a la suya, ya se la denomine Dios o se la considere simplemente como la vida del grupo, al cual pertenecemos como unidad, esa gran Identidad de la cual formamos parte. Esto corresponde a la escuela de pensamiento supernaturalista y con el tiempo lo sustituirá otro concepto más amplio y verdadero. 

Según hemos visto, la primera etapa o atómica, se desarrolló por el egoísmo o la vida autocentrada del átomo, sea el átomo de la sustancia o el humano; la segunda etapa llega a la perfección por el sacrificio de la unidad, en bien de los muchos, y del átomo, en bien del grupo, en el cual tienen cabida. De esta etapa muy poco sabemos y, frecuentemente, la visualizamos y anhelamos. La tercera etapa está aún muy lejana, y algunos la consideran como una vana quimera. Otros poseen la visión y, aunque inalcanzable ahora, es lógicamente posible si nuestras premisas son exactas y sentamos correctamente las bases de la existencia unificada. Entonces no sólo habrá unidades independientes, átomos diferenciados en la forma, grupos constituidos por multiplicidad de entidades, sino que tendremos el conglomerado de formas, grupos y estados de conciencia, fusionados, unificados y sintetizados en un todo perfecto, denominado sistema solar, naturaleza o Dios. 

Los nombres no tienen importancia. Corresponde a la etapa adulta del ser humano; análoga al período de la madurez y a esa etapa donde se supone que el hombre tiene un propósito y trabajo definido en la vida y también un bien determinado, llevado a cabo con la ayuda de su inteligencia. En estas charlas quisiera, si es posible, demostrar que algo similar se está llevando a cabo en el sistema solar, en el planeta, en la familia humana y en el átomo.

Confío que podré demostrar que en todo subyace una inteligencia, que de la separación vendrá la unión, producida por la fusión y mezcla grupal y que con el tiempo surgirá de 108 distintos grupos un todo perfecto, plenamente consciente, compuesto por miríadas de identidades separadas, animadas por un sólo propósito y una sola voluntad. Si esto es así, ¿cuál es el paso práctico que deben dar quienes alcancen esta comprensión? ¿Cómo aplicar prácticamente este ideal a nuestras propias vidas y cómo asegurarnos nuestro inmediato deber a fin de participar y cumplir conscientemente con el plan? En el proceso cósmico tenemos nuestra diminuta participación y en cada día de actividad debemos desempeñar nuestra parte con inteligente comprensión.

Nuestro primer objetivo debería ser la autocomprensión, por la práctica del discernimiento. Aprender a pensar con claridad, a formular nuestros pensamientos y a dirigir nuestros procesos mentales. Saber lo que pensamos y por qué lo pensamos, y descubrir el significado de la conciencia grupal por el estudio de la ley del sacrificio. No sólo debemos descubrir en nosotros la primitiva etapa infantil de egoísmo (que ya debiéramos haber trascendido) y aprender a diferenciar entre lo real y lo irreal, por la práctica del discernimiento, sino a pasar a algo mucho mejor. Nuestra meta inmediata debe ser descubrir el grupo al cual pertenecemos. No pertenecemos a todos los grupos ni es posible saber cuál es nuestro lugar en el gran grupo, pero podemos encontrar algún grupo donde hallar cabida, un conjunto de personas con el cual colaborar y trabajar, algún hermano a quien socorrer y ayudar. 

Esto involucra practicar conscientemente el ideal de la hermandad, y -hasta haber evolucionado en la etapa en que nuestro concepto es universalsignifica que debemos descubrir el particular grupo de hermanos a quienes podemos amar y ayudar por medio de la ley de sacrificio y la transmutación del egoísmo en amoroso servicio. Así colaboraremos en el propósito general y participaremos en la misión del grupo.

La Conciencia del Átomo
Por el Maestro Tibetano Djwhal Khul
(Alice A. Bailey)

Alimentación. Comencemos a tomar consciencia!

Nuestra recomendación para ustedes es: ¡¡No coman ningún tipo de carnes!! Existe infinidad de complementos proteicos que ustedes pueden suplir, no tienen la necesidad primaria de alimentarse como lo hacían antiguamente. Hay alimentos que todavía son necesarios para el sustento y la vida. Ustedes se encuentran en el proceso de la evolución, significa que a través del entendimiento dejarán de comer muchos alimentos inútiles que hoy en día consumen para el placer de los sentidos externos y no para una verdadera nutrición. Así poco a poco entenderán lo que deben o no deben ser parte de ustedes, cuando lo tengan muy claro, entonces ustedes por propia iniciativa y voluntad dejarán de consumir la inutilidad para asumir la utilidad.

Cuando nos referimos a los animales y aconsejamos no alimentarse de ellos, es porque esta línea de creación pertenece a los experimentos y prototipos que fueron hechos por la Dimensión Regular para llegar a crear al hombre. Por esta razón, el universo considera que estas criaturas no pueden servir de alimento, si fuera así, sería considerado por el universo como una especie de: canibalismo. Todo lo demás fue creado e implantado en el planeta Tera para que sirviera en la cadena alimentar y para la sustentación de energía calorífica que mantendría la vida en el hombre y en otras especies vivas.

Los cuerpos Ayaplianos, no fueron ni están hechos para este tipo de alimentación. Este fue uno de los motivos de la distorsión y si ustedes quieren entrar a la Ciudad Interna y encarnar en un cuerpo Interano, más sutil y perfeccionado, entonces no pueden alimentarse de los mismos elementos distorsionados que les hizo tanto mal. Para que los elementos de sus cuerpos comiencen a dirigirse hacia la depuración energética, ustedes deberán proveerlos de una combustión menos densa y que sea, más elevada.

En medio de toda la distorsión en que ustedes se encuentran, les aconsejamos alimentarse lo mejor posible. Escojan alimentos que estén considerados los menos afectados por la distorsión. Sabemos también que el proceso de la alimentación es gradual, por lo pronto dejen de alimentarse de los mamíferos, después de las aves y por último de los peces.

Uno de los alimentos que hasta el momento ha logrado todavía conservarse de la distorsión son los peces, siempre y cuando no se encuentren cerca de las costas. Como estos animales no tienen un cerebro que funciona como el de los mamíferos, no permite la entrada de energías negativas-enfermas que provienen de la distorsión. Las energías enfermas no encuentran albergue en los peces, porque el cerebro del pez es primario y muy simple y al serlo, la distorsión se mantiene neutral. Todos los demás que se encuentran sobre la superficie de la Tierra, contienen en sí mismos diferentes grados de contaminación energética.

Es necesario que ustedes tomen consciencia de la alimentación material y psíquica que deben dar a sus cuerpos. Comiencen a depurar el cuerpo material, pero antes deben empezar a limpiar las energías-pensamientos del cerebro, esto lo lograrán a través del Entendimiento y del Despertar de la Consciencia. Hoy en día ustedes tienen mucha información referente a los alimentos, eviten los conservantes, colorantes, edulcorantes, saborizantes y todos los alimentos artificiales. Aliméntense de verduras, frutas, menestras naturales, rechacen y cuídense de los alimentos enlatados y procesados. Y sobre todo…

Tengan piedad y humanidad por los animales…ellos sufren como ustedes. Mueren en forma impiedosa y cruel, solo para servir de alimento para aquellos que aún no sienten la Compasión, Misericordia, Clemencia, Lástima, Filantropía y AMOR en sus corazones.

Sabemos que ustedes viven en una realidad complicada, usen el discernimiento, el raciocinio, el conocimiento y entendimiento lo mejor que puedan, porque a través de una buena alimentación psíquica y material comenzarán a curarse. Ustedes tienen tres cuerpos-energéticos y es responsabilidad de ustedes mantenerlos sanos, dinámicos, activos y sobre todo Elevados. Esta es la verdadera forma para entrar a ser partícipes del Alineamiento Cósmico y a otras realidades de existencia.

Los humanos del futuro serán veganos, holísticos y energéticos. Parte de su nutrición provendrá del Astro Sol, será Hidropónica, consumirán algas y plancton. Es un hecho que ustedes se dirigen hacia esta realidad de vida y esta comprensión llegará a ustedes, a través del Conocimiento, Entendimiento y Amor del: Espíritu. Solo así tendrán la Consciencia y cuando ella despierte dentro de ustedes, verán a los animales como criaturas indefensas y los considerarán hermanos de especie.

Cuando lo lleguen a entender y comiencen a alimentarse psíquicamente y materialmente en forma correcta, entonces tengan la seguridad que ustedes están preparándose para la concepción de su bebé-espíritu y se encuentran realmente en el Camino de Regreso y hacia la LUZ de otras realidades.

Texto: EL SER UNO III – Los Seramitas – El Camino de Regreso

La evolución de la materia

Evidentemente en una serie de conferencias como éstas no puede tratarse concretamente un tópico tan importante, aunque yo tuviera la suficiente preparación para dictar cátedra sobre un asunto tan fundamentalmente científico. Además, si las conclusiones de la ciencia sobre la evolución de la materia fueran definitivas, el tema sería, aún así, demasiado vasto para tratarlo, pero como no lo son, de ahí proviene su mayor complicación. Esta noche quiero enunciar previamente que mi objetivo consiste en hablar especialmente a quienes carecen de conocimiento científico, para darles un concepto general de las ideas comúnmente aceptadas. Por lo tanto, haré algunas sugerencias que ayudarán a ajustar nuestras mentes a este gran problema de la materia. Por lo común se ha presentado el aspecto sustancia de la manifestación en forma separada y sólo últimamente se presentó al público lo que podría llamarse “sicología de la materia”, mediante las investigaciones y conclusiones de científicos de mente más amplia. 

La semana pasada, como recordarán, traté de indicarles en forma extensa y general, que existían tres líneas de acercamiento para estudiar el universo material. Tenemos la línea que sólo considera el aspecto materialista y se ocupa únicamente de lo visible, tangible y demostrable. La segunda línea es el supernaturalismo que reconoce más el aspecto denominado divino que el aspecto material de las cosas; trata de los aspectos de la vida y del espíritu, considerando esa vida como una potestad extraña al sistema solar y al hombre, y a esa Potestad como un gran Agente creador, que guía y crea el universo objetivo, aunque permanece fuera de él. Ambas líneas de pensamiento son postuladas por científicos francamente materialistas y también por los cristianos ortodoxos y los deístas de todos los credos.

Mencioné también una tercera línea denominada concepto idealista, la cual reconoce la forma material, ve la vida dentro de ella y admite una conciencia que evoluciona por medio de la forma externa. Es la línea que destacaré e insinuaré en estas conferencias, porque ningún orador puede, después de todo, disociarse totalmente de su propio punto de vista, habiéndome propuesto desarrollar en estas charlas la tercera línea, porque para mí sintetiza las otras dos y añade ciertos conceptos que producen un conjunto coherente cuando se fusiona con ambas. A ustedes les corresponde decidir si este tercer punto de vista es lógico, razonable o claro.

Para la mayoría de nosotros, la realidad más común de la vida es el mundo material, el cual podemos ver y tocar con los cinco sentidos, y los pensadores metafísicos denominan “no-yo”, o lo objetivo para cada uno de nosotros. Como sabemos, la tarea del químico es reducir las sustancias conocidas a sus elementos simples, y hasta no hace mucho tiempo se creyó haberlo logrado satisfactoriamente. Las conclusiones del químico señalaban entre setenta y ochenta el número de elementos conocidos. Sin embargo, hace más o menos veinte años, en 1898, se descubrió un nuevo elemento que se lo denominó radio, y este descubrimiento revolucionó totalmente las ideas mundiales sobre la materia y la sustancia.

Si consultamos los libros de texto del siglo pasado, o buscamos en los antiguos diccionarios la definición del átomo, veremos citado a Newton, quien lo definía como la última, indivisible y dura partícula de la materia, algo imposible de mayor subdivisión. Se lo consideró el ultérrimo átomo del universo, y los científicos de la Era Victoriana lo denominaron “la piedra fundamental del universo”, creyendo que habían llegado hasta donde era posible llegar y que habían descubierto todo lo subyacente detrás de la manifestación y de la objetividad misma. Pero, descubierto el radio y otras sustancias radiactivas, fue necesario encarar un nuevo aspecto de la situación, y, evidentemente, se vio que lo que hasta entonces se había tenido por la ultérrima partícula, no era tal. Hoy el diccionario define el átomo en los siguientes términos:

“El átomo es un centro de fuerza, una fase de los fenómenos eléctricos, un centro de energía, activo por su propia construcción interna, que emite energía, calor o radiación.”

Por lo tanto, el átomo es, según conjeturaba Lord Kelvin, en 1867, un “vórtice anular” o Centro de fuerza, y no una partícula de lo que entendemos por sustancia tangible. Se ha demostrado que esta ultérrima partícula de la materia está compuesta de un núcleo positivo de energía, circundado, como el sol por los planetas, por varios electrones o corpúsculos negativos, subdividiendo así el átomo de los antiguos científicos en numerosos cuerpos menores. Los elementos difieren según el número y disposición de estos negativos electrones alrededor de su núcleo positivo, y giran o circulan en torno a esta carga central de electricidad, como nuestro sistema planetario gira alrededor del sol. El profesor Soddy, en uno de sus últimos libros, señala que en el átomo puede observarse todo un sistema solar -con su sol central y los planetas que recorren sus órbitas a su alrededor.

Resulta evidente para cada uno, que al analizar y estudiar esta definición del átomo, surge un concepto totalmente nuevo de la sustancia. Por lo tanto, las aseveraciones dogmáticas están fuera de lugar, porque nos damos cuenta que probablemente un próximo descubrimiento puede revelar que los electrones son mundos dentro de otros mundos. Hay una interesante conjetura sobre estas líneas en un libro escrito por un pensador científico, donde sugiere dividir y subdividir el electrón en lo que denomina “sicones”, y penetrar así en reinos que ahora no se consideran físicos. Quizás sea esto un sueño, pero lo que trato de plasmar en mi mente y en la de ustedes, es que apenas sabemos dónde nos encontramos respecto a las ideas científicas, como tampoco sabemos dónde nos hallamos en los mundos religioso y económico. Todo pasa por un período de transición, cambia el antiguo orden, y los viejos métodos de ver las cosas resultan falsos o inadecuados, y las caducas formas de expresar las ideas parecen inútiles. 

Todo cuanto cabe ahora al hombre inteligente es reservar su opinión, cerciorarse de lo que cree ser la verdad, y entonces esforzarse por sintetizar ese aspecto particular de la verdad universal con el aspecto aceptado por su semejante.

Podemos entonces considerar que el átomo se resuelve en electrones, y expresarlo en términos de fuerza o energía. Un centro de energía o actividad, sugiere un concepto dual: la causa del movimiento o energía, y aquello que energetiza o activa. Esto nos conduce directamente al campo de la psicología, porque siempre se ha considerado que la energía o fuerza es una cualidad, y donde hay cualidad estamos realmente considerando el campo de los fenómenos síquicos.

Al ocuparnos de la materia aparecen continuamente ciertos términos comunes, factibles de una amplia diversidad de definiciones. Al hojear días pasados un libro científico, me desalentó saber que el autor decía que eran totalmente diferentes los átomos del químico, del físico, del matemático y del metafísico, y ésta es una de las razones para no dogmatizar sobre estas cuestiones. Sin embargo, correcta o no, tengo que presentar una hipótesis bien definida. Al hablar del radio, probablemente nos aventuremos en el reino de la sustancia etérea, la región del éter o del protilo, palabra acuñada por Sir William Crookes, que la definió como:

“Protilo es una palabra análoga a protoplasma, y expresa la idea de la materia original primaria, antes de la evolución de los elementos químicos. La palabra que me aventuré a emplear para tal propósito está compuesta de dos voces griegas que significan ‘antes que’ y ‘la materia de que están hechas las cosas“.

Por lo tanto, estamos retrotrayendo el concepto de la materia al punto en que siempre lo ubicó la escuela oriental, a la materia primordial, llamada también por los orientalistas “éter primordial”, aunque debe recordarse que el éter de la ciencia está infinitamente lejos del éter primordial del ocultista oriental, el cual nos lleva de vuelta a ese intangible algo, base de las cosas objetivas que vemos, tocamos y manejamos. La palabra “sustancia” significa lo que “está debajo” o detrás de las cosas. En consecuencia, sólo podemos decir en relación con el éter del espacio, que es el medio en que actúa o se hace sentir la energía o fuerza.

Cuando en estas Conferencias hablé de energía y fuerza y de materia y sustancia, podemos separarlas en nuestra mente de la manera siguiente: al referirnos a energía y sustancia consideraremos lo que aún es intangible, y emplearemos la fuerza, en conexión con la materia, al tratar con el aspecto objetivo que estudian definidamente los científicos.

Sustancia es el éter en uno de sus múltiples grados, subyacente en la materia misma.

Cuando mencionamos energía debe existir lo que energetiza esa fuente de energía y su origen, que se manifiesta en la materia. Esto es lo que trato de destacar. ¿De dónde procede esta energía y qué es?

Los científicos reconocen cada vez con mayor claridad las cualidades que el átomo posee, y convendría tomar los diversos tratados científicos que se ocupan del tema de la materia atómica, y observar cuál de sus numerosos y variados términos pueden ser a su vez aplicados al ser humano. He tratado de realizar esto en pequeña escala y me resultó muy iluminador.

Ante todo sabemos que al átomo se le atribuye energía y el poder de cambiar sus modos de actividad. Un autor lo ha dicho: “en todos los átomos del mundo se estremece una absoluta inteligencia”. A este respecto señalaré que Edison, al ser entrevistado por un periodista de Harpen’s Magazine en febrero de 1890, y al ampliar sus declaraciones en el Scientific American en octubre de 1920, en la primera entrevista dijo:

“No creo que la materia sea inerte y la mueva una fuerza externa. Me parece que todo átomo posee algo de inteligencia primitiva. Consideremos los miles de formas en que los átomos de hidrógeno se combinan con los de otros elementos para formar las diversas sustancias.

¿Quiere usted decir, dijo el periodista, que lo hacen sin poseer inteligencia? Los átomos en armónica y útil relación asumen hermosas e interesantes formas y colores, o exhalan un fragante aroma como si expresaran su satisfacción… , o unidos en determinadas formas, constituyen animales de orden inferior. Finalmente, se combinan en el hombre, que representa la total inteligencia de todos los átomos.”

El periodista preguntó: Pero ¿de dónde procede originariamente esta inteligencia?

Edison respondió: “De algún poder superior a nosotros.”

Entonces ¿cree usted en un Creador inteligente, en un Dios personal?

“Desde luego. La existencia de un Dios así, puede demostrarse, a mi entender, por medio de la química.”

En la larga conversación publicada en 1920 en el Scientific American, Edison presentó un gran número de interesantes suposiciones, de las que extraje las siguientes:

1. La vida es indestructible, como la materia.

2. Nuestro cuerpo está constituido por miríadas de entidades infinitesimales, siendo cada una en sí, una unidad de vida, así como el átomo está constituido por miríadas de electrones.

3. El ser humano actúa como un conjunto más bien que como una unidad. El cuerpo y la mente expresan la voz y el voto de las entidades de vida.

4. Las entidades de vida construyen de acuerdo a un plan. Si parte del organismo vital es mutilado, lo reconstruyen exactamente como era antes…

5. La ciencia reconoce la dificultad de trazar una línea entre lo inanimado y lo animado.

Quizás las entidades de vida extienden sus actividades a los cristales y cuerpos químicos.

6. Las entidades de vida son inmortales, de manera que por lo menos, en esta medida, la vida eterna es una realidad que muchos anhelamos.

En una alocución Sir Clifford Allbut, Presidente de la Asociación Británica de Médicos, tal como lo informó el Literary Digest del 26 de febrero de 1921, se refirió a la capacidad del microbio para seleccionar y rechazar, y en el transcurso de sus observaciones dijo:

“Cuando el microbio se aloja en el cuerpo puede estar o no a tono con algunas o todas las células con que hace contacto. Probablemente en ningún caso suceda algo morboso… , la morbosidad podría ocurrir entre el microbio y las células del cuerpo que están a su alcance y no a tono con él. Es razonable suponer que cuando un microbio se acerca a una célula corpórea puede atacarla de un modo u otro, entonces el microbio inocuo se convierte en virulento. Por otra parte las células pueden educarse para vibrar en armonía con el microbio disonante, o haber intercambio y adaptación mutua…

“Pero si esto es así, enfrentamos en verdad una maravillosa y amplia facultad, la facultad de elegir, y esta elevación desde el fondo de la biología a la cima -facultad formativa-, la autodeterminación o, si prefieren, la mente.”

En 1895, Sir William Crookes, uno de nuestros más grandes científicos, dio una interesante conferencia ante un grupo de químicos de Gran Bretaña, donde trató la capacidad del átomo de elegir su propio camino, rechazar y seleccionar, y demostró que la selección natural se observa en todas las formas de vida, desde el átomo ultérrimo de entonces, pasando por todas las formas de existencia.

En otro artículo científico se reconoce que el átomo posee también sensación:

“La reciente discusión acerca de la naturaleza del átomo, que en una u otra forma debemos considerar como factores máximos de todos los procesos físicos o químicos, parece que podrá dirimirse mediante el concepto de que esas diminutas masas poseen -como centros de fuerza- un alma persistente, y que todo átomo tiene sensación y movimiento.”

Análogamente Tyndall señala que hasta los mismos átomos parece que tuvieran “instinto con deseo de vida”

Si consideramos estas diferentes cualidades del átomo, como energía, inteligencia, capacidad de selección y rechazo, atracción y repulsión, sensación, movimiento y deseo, tendremos algo muy parecido a la sicología de un ser humano, aunque dentro de un radio más limitado y en grado más circunscrito. Por lo tanto, ¿no hemos llegado acaso, retrospectivamente, a lo que podría llamarse la siquis del átomo? Hemos visto que el átomo es una entidad viviente, un diminuto mundo vibrante, y que dentro de su esfera de influencia hay otras vidas, en análogo sentido en que el hombre es también una entidad o núcleo positivo de fuerza o vida, que mantiene dentro de su esfera de influencia a otras vidas menores, es decir, las células de su cuerpo. Esto atañe al hombre y, en la misma medida, al átomo.

Ampliaremos ahora el concepto del átomo y quizás lleguemos a la causa fundamental que encierra la solución de los problemas del mundo. El concepto del átomo como manifestación positiva de energía, que contiene dentro de su campo de actividad su polo opuesto, puede extenderse no sólo a todo tipo de átomo, sino también al ser humano. Podemos considerar a cada ente de la familia humana como un átomo humano, porque el hombre es simplemente un átomo mayor. Es centro de fuerza positiva que mantiene dentro de la periferia de su esfera de influencia las células de su cuerpo, y demuestra discernimiento, inteligencia y energía. La diferencia es sólo de grado. Posee una conciencia más amplia y vibra a una mayor medida que el diminuto átomo químico. 

Podemos aún dilatar el concepto y considerar el planeta como un átomo. Quizás exista internamente en el planeta una vida que retiene en él la sustancia de las esferas y de todas las formas de vida en un todo coherente, con una específica esfera de influencia. Esto quizás parezca una disparatada especulación, pero si juzgamos por analogía, quizás exista en la esfera planetaria una Entidad cuya conciencia esté tan alejada de la del hombre, como la del hombre de la del átomo químico.

El mismo concepto puede ampliarse hasta incluir el átomo del sistema solar. En el corazón del sistema solar tenemos el sol, centro positivo de energía, que mantiene los planetas en su esfera de influencia. Si existe inteligencia en el átomo y la hay en el ser humano, si existe en el planeta una Inteligencia que controla sus funciones, ¿no sería lógico ampliar el concepto y afirmar que existe una poderosa Inteligencia detrás del átomo mayor del sistema solar?

Esto nos lleva finalmente al punto de vista sostenido por el enfoque religioso, de la existencia de un Dios o Ser divino, donde el cristiano ortodoxo diría reverentemente Dios; el científico, energía, con igual reverencia, y ambos significarían lo mismo. Cuando el maestro idealista habla del “Dios interno” que reside en la forma humana, otros con igual exactitud se referirán a la “facultad energetizadora” del hombre que lo impulsa a la actividad física, emocional y mental.

En todas partes existen centros de fuerza, y la idea puede ampliarse desde un centro de fuerza como el átomo químico, ascendiendo a través de los distintos grados y grupos de estos centros inteligentes, hasta el hombre, y de allí a la vida que se expresa por medio del sistema. Así se manifiesta el Todo maravilloso y sintético. Algo de esto pensaría San Pablo al hablar del Hombre celestial, y cuando mencionó el “cuerpo crístico”, con toda seguridad se refirió a esos entes de la familia humana que están dentro de su esfera de influencia y constituyen Su cuerpo, así como el conjunto de células físicas forman el cuerpo físico del hombre. Es necesario, en estos días de trastornos religiosos, demostrar que las verdades fundamentales del cristianismo son verdades científicas. Por lo tanto, es preciso hacer científica la religión.

Hay una interesante escritura sánscrita que data de miles de años y me aventuro a exponerla aquí, y dice:

“Toda forma en la Tierra y toda partícula (átomo) en el espacio, se esfuerza en formarse a sí misma y seguir en el Hombre celestial el canon trazado para ella. La involución y la evolución del átomo… todo tiene un único y mismo objetivo, el hombre.”

¿No se advierte que este concepto abre una gran esperanza? Todo átomo de materia con inteligencia latente, discernimiento, facultad selectiva, llegará en el transcurso de los eones a una etapa avanzada de conciencia llamada humana. Ciertamente podemos también suponer que el átomo humano progresa hacia algo aún más ampliamente consciente y que con el tiempo alcanzará la etapa de desarrollo de esas excelsas Entidades cuyos cuerpos constituyen los átomos planetarios. Cabe preguntarse, ¿qué les espera a esas entidades? 

Alcanzar ese estado omnincluyente de conciencia llamado Dios o Logos solar. Ciertamente es lógica y práctica esta enseñanza. La antigua y esotérica exhortación que dice al hombre:

“Conócete a ti mismo, porque en tí hallarás todo lo Conocible”, es la regla para el inteligente estudiante. Si nos consideramos científicamente centros de fuerza, manteniendo la materia de nuestro cuerpo dentro de nuestra esfera de control y actuando en y dentro de ellos, tendremos una hipótesis capaz de interpretar todo el plan cósmico. Si como insinúa Einstein, nuestro sistema solar es sólo una esfera, se deduce que éste a su vez es un átomo cósmico; así nos ubicaríamos dentro de un sistema aún mayor y tendríamos un centro alrededor del cual gira nuestro sistema solar, como lo hace el electrón respecto al átomo.

Los astrónomos dicen que todo el sistema solar probablemente gire en torno de un punto central en el firmamento.

Así la idea fundamental que he tratado de destacar puede trazarse ascendiendo a través del átomo químico y físico, a través del hombre, de la vida energetizadora de un planeta, hasta el Logos, la Deidad del sistema solar, la Inteligencia o Vida, que subyace en toda manifestación o naturaleza, y de allí a un sistema mayor, donde nuestro Dios debe desempeñar Su parte y hallar el lugar que le corresponde. Si es verdad, es un maravilloso cuadro.

Ahora bien, no puedo tratar esta noche los distintos desarrollos de esta inteligencia que anima a los átomos; pero quisiera considerar brevemente lo que quizás, desde el punto de vista humano, es el método de su evolución, que tan íntimamente nos concierne, recordando que lo que es verdad para un átomo lo es en mayor o menor grado para el todo.

Al considerar ampliamente los átomos del sistema solar, incluyendo el sistema mismo, existen dos cosas notables:

Primero, la vida y la actividad intensas del átomo mismo y su energía atómica interna; segundo, su interacción con otros átomos -repeliendo a unos y atrayendo a Otros. De estos hechos podemos deducir que el método de evolución de cada átomo, se debe a dos causas:

su vida interna y su interacción o intercambio con los demás átomos. Ambas etapas son evidentes en la evolución del átomo humano. Cristo puso el énfasis en lo primero cuando dijo: “el reino de Dios está en vosotros”. Así adjudicó a los átomos humanos el centro de vida o energía dentro de sí mismos, enseñándoles que por medio de este centro deben expandirse y Crecer. Todos somos conscientes que estamos centrados en nosotros mismos, consideramos todas las cosas desde nuestro propio punto de vista, y los acontecimientos externos resultan interesantes siempre que nos conciernen. Tratamos las cosas si nos afectan personalmente, y en determinada etapa de nuestra evolución lo que le ocurre a los demás nos parece importante si nos atañe. En esta etapa se hallan muchos actualmente y es característica de la mayoría, siendo el período de intenso individualismo, donde el concepto yo es de suprema importancia. Involucra mucha actividad interna.

El segundo método de evolución del átomo humano es por medio de su interacción con los demás átomos, y esto es algo que recién ahora alborea en la inteligencia humana, asumiendo su justa importancia, pues sólo comenzamos a comprender la relativa significación de la competencia y de la colaboración, y estamos en vísperas de saber que no podemos vivir egoístamente, en forma independiente del grupo al que pertenecemos; empezamos a aprender que si nuestros hermanos se detienen y no progresan y si otros átomos humanos no vibran debidamente, cada átomo del cuerpo colectivo es afectado.

Nadie será perfecto hasta que las demás unidades alcancen el más pleno y completo desarrollo.

En la próxima conferencia me extenderé algo más sobre esto, cuando me ocupe de la construcción de la forma. Al finalizar esta conferencia trataré de llevar a sus conciencias un conocimiento del lugar que cada uno ocupa en el esquema general, lo cual nos permitirá comprender la importancia de la interacción de los átomos. Trato de señalar la necesidad de descubrir el lugar en el grupo al que por naturaleza pertenecemos, donde somos como electrones para la carga positiva y, una vez descubierto, realizar nuestra tarea dentro del átomo mayor, el grupo.

Esto hace que la hipótesis no sea un mero sueño descabellado sino un ideal útil y práctico.

Si es verdad que todas las células de nuestro cuerpo son, por ejemplo, electrones que mantenemos en coherencia, y si somos el factor energetizador dentro de la forma material, es de suma importancia reconocerlo y ocuparnos correcta y cientificamente de esa forma y sus átomos. Esto implica el cuidado práctico del cuerpo físico y la adaptación inteligente de toda nuestra energía al trabajo que se debe realizar y a la naturaleza de nuestro objetivo, pues es necesaria la sensata utilización del conjunto de células, nuestro instrumento o herramienta, y nuestra esfera de manifestación. Muy poco sabemos sobre esto. Cuando se desarrolle este concepto y se reconozca al ser humano como un centro de fuerza, cambiará fundamentalmente la actitud de las personas respecto a su trabajo y modo de vivir.

Cambiará, por ejemplo, el punto de vista del campo de la medicina y se estudiarán los correctos métodos para utilizar la energía. No habrá enfermedades causadas por la ignorancia y se estudiarán y practicarán los métodos de transmisión de fuerza. Seremos entonces verdaderamente átomos inteligentes, algo que aún no somos.

No sólo seremos prácticos para manejar nuestro cuerpo material, pues conoceremos su constitución, sino que conscientemente hallaremos nuestro lugar en el grupo y dirigiremos nuestra energía para su beneficio, y no como ahora para nuestros propios fines. Muchos átomos no sólo poseen vida interna propia, sino que la irradian, y así como la radiactividad se va comprendiendo gradualmente, también se estudiará al hombre como centro de radiación activa. Estamos en vísperas de admirables descubrimientos; nos acercamos a una maravillosa síntesis del pensamiento mundial; avanzamos hacia ese período en que la ciencia y la religión se ayudarán mutuamente, y la filosofía contribuirá al conocimiento de la verdad.

El empleo de la imaginación abrirá con frecuencia una maravillosa visión, y si esta imaginación se basa en lo esencial y comienza con una hipótesis lógica, quizás nos lleve a solucionar algunos de los enigmas y problemas que perturban hoy al mundo. Si las cosas son misteriosas e inexplicables para nosotros, será porque la gran Entidad que se manifiesta por medio de nuestro planeta está llevando a cabo un propósito y plan definidos, análogamente a como lo hacemos en nuestras vidas. A veces llevamos el cuerpo físico a situaciones donde le producimos dificultades dolorosas y agobiadoras; aceptada la hipótesis tratada, es lógico suponer que la gran Inteligencia de nuestro planeta también lleva su cuerpo de manifestación -que incluye la familia humana- a situaciones angustiosas para los átomos. 

Ciertamente es lógico suponer que el misterio de cuanto vemos a nuestro alrededor está oculto en la voluntad o inteligente propósito de esa Vida mayor que actúa a través de nuestro planeta, como el hombre actúa a través del cuerpo físico. Sin embargo, esa Vida, esa Inteligencia superior a la nuestra, es un átomo de una esfera aún mayor, donde mora el Logos solar, la inteligencia que contiene todas las vidas menores.

SEGUNDA CONFERENCIA
Por el Maestro Tibetano Djwhal Khul
(Alice A. Bailey)

Cada pensamiento es una parte del tiempo que demanda

Cada pensamiento es una parte del tiempo que demanda una consideración inmediata. Cada minuto que pasa es como el certificado de un regalo cósmico para gastar en el lugar de su elección. Las cantidades y valores de este certificado de regalo están estructurados y redefinidos para adaptarse a la Tierra. A medida que el pulso de luz se fortalece en proporción a los resultados deseados, mueve su conciencia hacia adelante a través del tiempo para mirar todas y cada una de sus concepciones, viendo cómo están invirtiendo su fuerza de vida.

Lo que es inferior en tiempo y valor se multiplica y se expande a medida que las opciones se consideran abiertamente por lo que ocultan. A nivel celular, se siente una longitud de onda de expansión evolutiva en proporción directa al pulso del creador. El tiempo que alguna vez se obstruyó se ve por su flexibilidad; doblarse hacia delante o hacia atrás requiere la misma energía.

A medida que la humanidad cambie su concienciación de lo que es el espacio y el tiempo, se liberará de los grilletes de sus elecciones pasadas que continúan restringiendo la vida. Las moléculas de la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad fluyen hacia adelante a través del tiempo y el espacio sin vacilación.

La humanidad tiene la capacidad innata de convertirse en los “maestros” ante los que se inclina activamente. Recibir las llaves estelares es lo esencial de esta verdad. Las estrellas y las galaxias viven dentro del cuerpo humano y el ADN. Ellas son prisioneras estelares de la materia y la antimateria, que piden ser liberadas. El universo está avanzando con o sin ti, querido. La finalización de los viejos programas se acelera a medida que los nuevos códigos se emiten a la Tierra a través del latido cósmico. Todo se amplifica a medida que la luz disminuye y fluye.

Las formas de luz del pensamiento se recogen, se vuelven a evaluar y todos serán responsables de cómo han gastado su fuerza vital. La ionización física es necesaria para acelerar el proceso del hombre que se mueve hacia arriba y hacia una luz física más brillante.

Un gran regalo espera a aquellos que son lo suficientemente fuertes como para mantenerse en el camino de la luz, la involución y la evolución. Aquellos que son justos en pensamiento y hechos son vistos a la luz de sus intenciones. Se levantarán en alto para ser liberados de una caída molecular inminente. Debe existir un cuerpo de creencias antes de que esto pueda suceder. Los dones de lo que es santo llegarán a un lugar de saturación y madurez y se completará un programa lleno de luz. La conciencia de la luz de fuentes externas será transferida. Las viejas formas de pensar se licuarán.

Se crearán nuevas creencias a una velocidad destacada, dando vida a todo pensamiento y palabra. Las semillas divinas que han tenido miedo de brotar hasta ahora, echan raíces en esta atmósfera de luz más elevada. Al vivir en un lugar de luz vistiendo una prenda de amor, la humanidad podrá pasar la valla intergaláctica a un lugar de nuevos códigos de energía. Las llaves estelares se dan en respuesta a un clamor del futuro. Una vez más, se le darán a la humanidad las herramientas para salvarse de un coma autoinducido.

Todas las energías avanzan en un campo de visualización invisible. Ningún evento es incorrecto o correcto, todos sirven a un lugar de proporción divina. Porque de todo lo que se espera nace lo inesperado. Todo conduce a la evolución, sin importar dónde comience y termine el camino. Es por andar sobre tus propias creaciones y huellas a través del tiempo que comprenderás tus habilidades.

A medida que entres en la plenitud y la santidad de la expresión de lo que alguna vez supiste que eras, descubrirás que las líneas que dividen y separan tu ser comienzan a desvanecerse. Descubrirás que la expresión de ti mismo que conoces como el principio y el final de esta vida ya no son mecanismos divididos. Se han simplificado, emitiendo decretos de remoción y limpieza.

Abre la puerta a todo lo que se mantiene separado en pensamientos y anhelos. Abre la puerta a un futuro en el que estés totalmente en salud, en amor, en alegría, en belleza, en juventud. Porque son solo tus sistemas de creencias los que deterioran el cuerpo. Únicamente tus sistemas de creencias te impiden avanzar a pasos agigantados. Es tu cañón que parece interminable en un cielo que parece enclaustrado. Abre la puerta y libera todo lo que alguna vez te sirvió para que pueda aprender a volar, a nadar, a adentrarse en la tierra. Ábrele la puerta a todo lo que tus padres, tus profesores y tus amantes te dijeron que no podrías ser, no podrías lograr, no podrías experimentar.

Experimenta el fluir de tu ser, sin fin y sin comienzo. Deja ir todas las limitaciones autoimpuestas. Deja ir todas las excusas que has usado como recuerdos. Libera el potencial que has mantenido secuestrado, creciendo enraizado en contenedores de viejos pensamientos que te limitan. Ábrete para ver todo lo que está sucediendo en un solo momento en cualquier lugar en el tiempo.

Cuando Dios, el Todopoderoso, el Creador Primordial desea, ese deseo es suficiente para que se manifieste. Tus deseos tienen un gran potencial intrínseco. Dios solo desea un resultado y está hecho así. Observa más de cerca tus palabras y el mundo y verás que lo que decimos no es una verdad alienada, ni una verdad diluida, sino una verdad expandida. Renuncia a la forma en que te defines y permite que tu alma te redefina de una manera que sirva al camino del alma. Somos el Consejo de Luz de las Pléyades, sé lo suficientemente valiente como para correr descalzo hacia tu futuro.

Gillian MacBeth-Louthan
PO Box 217
Dandridge, Tennessee
37725-0217
http://www.thequantumawakening.com
thequantumawakening@gmail.com
Traducción: Susana Peralta

El arte de relajarse

Una de las primeras cosas que tuve que aprender fue el arte de relajarme, sin el cual no es posible emprender un verdadero estudio de la metafísica.

Un día entró el lama Mingyar Dondup en la habitación donde me hallaba estudiando varios libros. Me miró y dijo: «Lobsang, estás en tensión.

No progresarás en el mundo contemplativo si no te relajas. Te enseñaré a hacerlo.» Me dijo que me tendiese para empezar, pues aunque se puede uno relajar sentado, e incluso de pie, es mejor aprender primero a hacerlo tendido.

—Imagínate que te has caído por un precipicio —me dijo mi Guía—.

Imagínate que estás ya destrozado en el suelo con los miembros en la misma posición en que han caído y la boca ligeramente abierta, pues sólo así descansan los músculos de las mejillas.

Procuré ponerme exactamente en la posición que él me pedía.

—Ahora figúrate que tus piernas y brazos han sido invadidos por unos hombrecillos que te obligan a esforzarte porque te están tirando de los músculos. Diles a esos hombrecillos que se vayan de tus pies para que no sientas en ellos movimiento ni tensión alguno. Procura que tu mente explore los pies para asegurarte de que ningún músculo está funcionando.

Hice todo lo posible para imaginarme a aquellos diminutos seres.

Luego pensé en un Tzu muy pequeñito que me tiraba de los dedos de los pies. Para mí fue una gran satisfacción ordenarle que me dejara tranquilo.

El lama prosiguió:

—Luego harás lo mismo con las piernas. Seguramente tienes a toda una tropa trabajándote las pantorrillas, Lobsang. Esta mañana han tenido que esforzarse mucho las pobres mientras saltabas. Ya es hora de que descansen.

Diles que se retiren hacia tu cabeza. ¿Se han ido ya? ¿Estás seguro?

Compruébalo con tu mente. Haz que te dejen en paz los músculos hasta que se queden flojos e inmó viles.

De pronto hizo un movimiento brusco señalándome una pierna.

—Mira, has olvidado a uno en el muslo. Veo a un hombrecillo que te está tirando de un músculo. Echalo, Lobsang, échalo.

Y por fin quedaron mis piernas totalmente relajadas.

—Ahora debes hacer lo mismo con los brazos —prosiguió— empezando con los dedos. Haz que toda esa gentecilla te suba por las muñecas, luego a los codos y después a los hombros. Imagínate que estás ordenándoles a esos hombrecillos que se retiren de todos los puntos de tu brazo.

Cuando lo conseguí y él se convenció de ello, me dijo:

—Ahora vamos con el cuerpo propiamente dicho. Figúrate que tu cuerpo es un monasterio. Piensa en todos los monjes que tienes ahí dentro tirándote de los músculos para obligarte a trabajar. Diles que se vayan. Diles que abandonen la parte baja de tu cuerpo primero y después todo lo demás.

Oblígales a que te suelten todos los músculos de modo que tu cuerpo quede sujeto solamente por la cubierta exterior y que todo lo que contiene se afloje y quede en una posición natural. Entonces podrás decir que has logrado relajarte de un modo absoluto.

Quedó muy satisfecho con mi apariencia, porque dijo:

—Lo más importante para relajarse es quizá la cabeza. Veamos lo que podemos hacer con ella. Veo que tienes a ambos lados de la boca unos músculos en tensión. Afloja los dos lados, Lobsang. No tienes que hablar ni que comer; así que, por favor, no hagas ningún esfuerzo inútil. Y ¿por qué tienes los ojos entornados? No hay ninguna luz tan fuerte como para que te moleste; así que ciérralos con suavidad, dejando caer los párpados como si se cayeran ellos solos, sin tensión alguna. —Se volvió y miró por la ventana abierta—. Ahí está precisamente el que sabe relajarse mejor en el mu ndo:

un gato. Podrías aprender de él. Nadie le supera en eso.

Se tarda mucho en escribir todo esto y parece extraño y difícil cuando se lee, pero la verdad es que basta un poco de práctica para relajar el cuerpo en un segundo. El sistema que he expuesto nunca falla. A todos aquellos que viviendo en la constante inquietud de la civilización occidental se encuentran tensos y excesivamente fatigados, he de aconsejarles que practiquen ese método, así como el sistema mental que voy a exponer ahora. Para este último me aconsejó el lama Mingyar Dondup que procediese de un modo diferente.

—De nada serviría reposar físicamente si la mente está soliviantada y sin reposo. Mientras yaces ahí relajado fisicamente procura seguir con la mente el rumbo de tus pensamientos, pero sin poner una gran atención ni interesarte demasiado por ellos. Míralos con indiferencia y convéncete de lo triviales que son. Y entonces detén el curso de estos insignificantes pensamientos; prohíbeles terminantemente que sigan circulando. Imagínate un cuadrado negro, un puro vacío, y tus pensamientos que intentan saltar de un lado a otro. Al principio, algunos intentarán saltar hasta al borde del abismo.

Lánzate tras ellos y oblígalos a volver a donde estaban al principio y luego los obligarás a saltar de nuevo sobre ese negro vacío. Pero imagínate como si lo estuvieras viendo y en muy poco tiempo conseguirás ver la negrura sin esfuerzo alguno. A partir de ese momento disfrutarás de un perfecto relajamiento mental y físico.

También esto es más difícil explicarlo que hacerlo. Con poca práctica se logran unos resultados estupendos. La mayoría de la gente no cierra nunca su mente ni sus pensamientos y son como los que pretenden ejercitarse físicamente sin interrupción durante el día y la noche. Una persona que intentase andar sin descanso durante unos cuantos días y noches no tardaría en caerse al suelo; en cambio, nunca damos reposo a la mente.

Todo lo que hacíamos estaba encaminado a ejercitar la mente. Si aprendíamos el judo, era como ejercicio de autodominio. El lama que nos enseñaba este método de lucha podía defenderse de diez ataques a la vez y vencerlos. Sentía una gran afición por el judo y trataba de hacerlo lo más interesante posible.

—Las llaves que estrangulan —solía decir— pueden parecer salvajes y crueles a los occidentales, pero este punto de vista es erróneo. Como ya he dicho, basta tocar ligeramente a una persona en el cuello para dejarla sin conocimiento en una fracción de segundo. La leve presión paraliza el cerebro sin dañarlo.

En el Tíbet, donde no hay anestesia, utilizábamo s con frecuencia esa presión para las operaciones quirúrgicas e incluso para la extracción de dientes difíciles. El paciente no se daba cuenta de nada. También se emplea en las iniciaciones cuando se suelta al ego del cuerpo para que emprenda un viaje astral.

Con este entrenamiento nos inmunizábamos contra las caídas. Una de las finalidades del judo es aprender a caer sin hacerse daño; los chicos acostumbrábamos a saltar desde lo alto de un muro de tres a cuatro metros para divertirnos.

Un día sí y otro no, antes de empezar los ejercicios de judo, teníamos que recitar los Pasos del Camino de Enmedio, piedra angular del budismo.

Puntos de vista rectos: opiniones libres de toda ilusión y de egoísmo.

Rectas aspiraciones: que nos conducen a tener intenciones y opiniones elevadas y dignas.

Palabras rectas: las que usará toda persona amable, considerada y v erídica.

Recta conducta: que nos hace pacíficos, honrados y desprendidos.

Vida recta: para obedecer este mandamiento hay que evitar causar daño a hombres y animales y se dará a estos últimos todos sus derechos como seres.

Esfuerzo recto: hay que tener autodominio y someterse a una preparación constante.

Pensamiento recto: tener los pensamientos adecuados y hacer siempre lo que está bien.

Visiones rectas: placer que se deriva de la meditación sobre las realidades de la vida y sobre el Super- Ser.

Si alguno de nosotros cometía alguna falta contra estos mandamientos, teníamos que yacer cara al suelo a la entrada del templo para que todos los que entrasen pasaran por encima de nuestro cuerpo. Allí había que permanecer desde el alba hasta el anochecer sin moverse en absoluto, sin comer y sin beber. Además, se consideraba como una gran vergüenza.

Ya era lama, y uno de los distinguidos, uno de los superiores. Este título resultaba muy halagüeño, pero era muy difícil mantenerse a la altura de la situación. Antes tenía que obedecer las treinta y dos reglas de la conducta sacerdotal. Una vez nombrado lama, me encontré, horrorizado, que debía obedecer nada menos que doscientas cincuenta y tres reglas. Y en Chakpori el buen lama no quebrantaba ni una sola de ellas. Me parecía que la cabeza acabaría estallándome de tantas cosas como había que aprender en el mundo. Pero resultaba muy agradable sentarse en la terraza y ver cómo llegaba el Dalai Lama al Norbu Linga o Parque de la Joya, que estaba allí abajo, cerca de nuestro monasterio. Tenía que ocultarme mientras contemplaba al Precioso Protector, pues nadie podía mirarle de arriba abajo.

También podía ver, al otro lado de nuestra Montaña de Hierro, dos hermosos parques: el Khati Linga, y al otro lado del río que llaman el Kaling Chu, el Dodpal Linga ( significa parque). Más al norte se hallaba la Puerta Occidental, o sea, el Pargo Kaling. Más cerca, casi al pie del Chakpori, se elevaba un monumento que conmemoraba a uno de los héroes de nuestra historia, el Rey Késar, que vivió en los bélicos días que precedieron al budismo y a la paz del Tíbet.

¿Que si trabajábamos? A todas horas, aunque también teníamos alguna distracción, ya que era un placer charlar con hombres como el lama Mingyar Dondup. Para estos hombres sólo tenía un objetivo la vida: la paz y ayudar al prójimo. Otra compensación era poder admirar aquel hermoso valle tan verde y poblado de magníficos árboles. ¡Qué estupendo contemplar cómo fluían las azules aguas que serpenteaban en las montañas, ver los relucientes monumentos religiosos, las pintorescas lamaserías y ermitas colgadas en alturas inverosímiles! Y era un placer mirar con la debida reverencia las doradas cúpulas del Potala tan próximas a nosotros, y los brillantes tejados del Jo-kang, poco más allá, hacia el este. La camaradería de los otros monjes, la rudeza bien intencionada de los monjes menores, el familiar olor a incienso que impregnaba los templos… Todas estas cosas que constituían nuestra vida la hacían digna de vivirse. Desde luego, había que pasar malos ratos, pero no importaba: en toda comunidad hay gente incomprensi
va y de poca fe, pero en Chakpori eran los menos.

Extracto de EL TERCER OJO
TUESDAY LOBSANG RAMPA

El secreto de la Vitamina C “Mundo Desconocido”

 

He Aquí un tesoro más de Jose Luis Camacho, un hombre dedicado a mostrarnos la realidad tal como es, siempre con sus vídeos bien datados, explicados y expresados de una forma que muy claramente podemos integrar y comprender. Un comunicador directo de gran veracidad dónde siempre nos instruye en las cuestiones tratadas  con bases muy sólidas GRACIAS JL POR TUS VIDEOS¡¡ Desde aquí tienes más y más apoyo pues somos muchos ya los que te vamos escuchando día tras días, tus cuestiones y tus palabras son centro de muchas conversaciones y una fuerza potente de apertura a la conciencia humana.

Acabo de vivir un episodio con mis gatos, los 2 han estado muy malitos, sobre todo mi gato Michi, sangraba por la nariz, perdió mucho peso en pocos días, un peludito gordito se me quedó flaco y sin moverse y estornudaba con muchos mocos todo ello por una rinitis muy degenerativa que sufren los gatos y más si son mayores, 17 años tiene mi reliquia peluda.

Lo llevé al veterinario, le inyectó un antibiótico y además le suministré más antibiótico durante 1 mes, yo le veia muy mal, a los pocos días comenzó a a comer, mejoró mucho pero pasado el mes de tratamiento a los pocos días otra vez, le repetí el tratamiento y volvia a caer, lo dejé ya mucho más curado pero cada vez al paso de los días más y más estornudos.

Un día desde el movil y viendo los videos de Mundo Desconocido al sigo hace años, causalmente encontré estos videos de JL y sin dudarlo le empecé a dar a mi gato mezclada con su comida blandita 1gr de Vitamina C efervescente disuelta. 5 o 6 días y mi gato ha dejado ya de estornudar, es un torillo pedudo lleno de vitalidad, aún le doy esta dosis porque esto ha sido este més de julio, pero seguirá tomando, los 2 gatos una dosis menor. Yo ya me ocupo que en su dieta diaria la Vitamina C siempre esté presente. 

Quizá ellos generen sus vitaminas, pero esta dosis tan alta para unos kilillos, yo estoy segura que ha sido determinante para que esté saludable hoy día. 

Yo también me he sumado a los 2 gr diarios y debo decir que me siento mucho mejor tanto física como mentalmente, se lo recomiendo a todo el mundo, esto es todo a titulo persona una experiencia que quería compartir, os dejo con los videos.

 

 

La historia de Allan es alucinante, un neozelandés que salvo su vida cuando todos los médicos la daban por pérdida, ¿Cómo?, Gracias a la Vitamina C, en el siguiente videoprograma os explicamos detalladamente lo sucedido y como pese a las evidentes pruebas, la medicina oficial mantenía una inexplicable postura de escepticismo frente a la rotunda evidencia de los sucesos que en múltiples ocasiones fue negada por las más altas instancias médicas de aquel país. Asimismo, os contaré mi pequeño “experimento” personal. Libro del Dr. Thomas Levy: Curar lo Incurable: Vitamina C, Enfermedades Infecciosas, y Toxinas, 3rd Edition:

http://www.doctoryourself.com/levy.html Megadosis Vitaminas en la UCI por Jeffrey Dach MD http://jeffreydachmd.com/mega-dose-vi… Enfermedad del corazón La vitamina C y Linus Pauling por Jeffrey Dach http://jeffreydachmd.com/heart-diseas… Ascorbic_Acid_Fred_klenner_1971 http://jeffreydachmd.com/wp-content/u… Clinical_Guide_Vitamin_C_Lendon_Smith_2006 http://jeffreydachmd.com/wp-content/u… http://www.drdach.com/ http://www.naturalmedicine101.com/ http://www.truemedmd.com/ http://www.bioidenticalhormones101.com/ http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/artic… http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15… Beneficial_Effects_Antioxidant_Supplementation_2004_Anesth_Analg_Crimi http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/artic… http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20… http://www.journalofsurgicalresearch…. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20…

 

 

Eclipse 1º de la Saga Cancer-Capricornio el 13 de Julio 2018

Esta es una de las semanas mas potentes de todo el 2018, son muchos los eventos planetarios estos días y a todos esos movimientos tenemos que sumarle la  entrada de Venus en Virgo cambiando nuestros gustos y la forma de relacionarnos siendo más exigentes y escogiendo muy bien aquello con lo que disfrutar y el cambio de Júpiter a ponerse Directo en el signo de Escorpio, esto nos indica que el trabajo interno en nuestra sombra más profunda está hecho, ahora ya podemos tener los regalos del Gran Benefactor con unos escenarios adecuados para nuestra expansión, expresión y evolución personal. Claro, todo esto siempre y cuando hayamos hecho nuestro trabajo interno. No debemos olvidar que el afuera es un reflejo del adentro, el espejo de la vida siempre refleja.

Pero lo que más especial hace a toda esta infusión de energía es la llegada del primer eclipse en Cáncer de la serie que comienza en este eje Cáncer-Capricornio. Hasta ahora, y bueno aún en agosto nos queda por vivir un eclipse en el eje Leo-Acuario, aquí este tiempo, hemos aprendido a escuchar al corazón a abrir una puerta a nuestro brillo personal y a dar todo el valor e importancia que tiene ser independientes y expresar la creatividad que llevamos dentro, compartir lo que nos hace diferentes, lo que nos hace únicos. Todos somos uno, y cada uno de nosotros somo una parte de expresión del mismo.

Ahora todo gira para que abramos conciencia a los temas que nos trae Cáncer aquí el Nodo Norte potencia los asuntos claves del signo, dónde debemos y dónde nos invita a prestar atención a temas como ser madres, la familia, el hogar, lo que nos hace sentir seguros, los padres y por supuesto las mujeres, la empatía y los niños. Estas materias van a ser de gran importancia y son intereses que van a acaparar nuestro tiempo con experiencias vitales y con cambios desde el interior para seguir así el camino del ascenso y el cambio de vibración al que todos estamos llamados a realizar, con expresión en el exterior. 

Este eclipse del día 13 es parcial de Sol a 20º 41´ de Cáncer, la tanda de normalmente 4 eclipses del año, este año de 5, ocurren cada 6 meses en tandas de 2 y cuanto más cerca de los Nodos es la Lunación más total es el eclipse

  1.  13 julio 2018: Eclipse Parcial de Sol a los 20º Cáncer 
  2.  27 julio 2018: Eclipse Total de Luna a los 4º Acuario El eclipse lunar total más largo del siglo XXI (2001 a 2100). 
  3.  11 agosto 2018: Eclipse Parcial de Sol a los 18º Leo

En Luna Nueva o Luna Llena cuando estas lunaciones ocurren cerca de los Nodos (el punto de corte entre la ecliptica y el camino de la Luna), es cuando se producen los llamados “eclipses”,  ékleipsis, que quiere decir ‘desaparición’, ‘abandono’. Nos invitan a dejar ir, a eliminar aquello que ya no nos es útil, a deshacernos de patrones de conductas o a quitar de nuestra vida aquello que no es adecuado para la misión del alma, son puertas que se abren (NN) y se cierran (NS) para poder continuar con aquello a lo que estamos predestinados a realizar, esto muchas veces va en consonancia con aquello que queremos pero otras es contrario a lo que deseamos desde nuestro ego y la vida se encarga de re-colocarnos en el camino con quizá acontecimientos no tan deseados. 

Vuelven a cobrar vida los asuntos tratados a primeros de año, con los eclipses iniciales. Los temas de esos días de esa época son ahora traídos de nuevo al presente para darles fin, para darles una salida adecuada siendo así una oportunidad de crecimiento y expansión de nuestro trayecto de experiencias. ¿Recuerdas los temas tratados, los problemas enfrentados y los asuntos de los meses enero y febrero? ahí debemos poner nuestra atención y darles una solución y salida digna con amor y agradeciendo su estancia. 

Un eclipse acompañado

Este eclipse no llega solo, ya que hace una oposición a Plutón exacta, el Dios del Inframundo va transitando a 20º de Capricornio trasformando el mundo económico y político en el mundo material y sobre responsabilidad y poder en el mundo más humano. Esta oposición reafirma más la idea de Soltar, dejar ir, se impone la trasformación y el fin en materias que no nos valen ya para nada, estamos obligados a alejar y deshacernos de lo que nos tiene estancados, mejor hacerlo por voluntad propia que por imposición de la vida, así que revisa, elimina y avanza, deja el dolor que supone cargar con emociones que no nos llevan mas que a sentirnos mal, miedos, frustración, impotencia….trasciende, olvida y establece nuevas metas.  Otro emplazamiento importante activado es la Cuadratura Marte con Urano, mas cortes y rompimientos para ofrecer nuevas formas en materias que hay muy establecidas. 

Como parte más positiva del eclipse destacar el gran trigono de agua que hace la Luna con Neptuno en Piscis y Júpiter en Escorpio, esto nos alivia dando comprensión y empatía, el regente de Cancer es la Luna pero aspecta a Júpiter Sr. de la exaltación de Cáncer, Escorpio es su Caída por lo que en mi opinión, hay mucho dolor emocional a tratar, es recomendable no dejarse llevar por los enfados ni por emociones que nos quiten el bienestar, aceptar para trascender que en eso Neptuno nos va a  ayudar con el Gran benéfico que ahora ya se pone directo repartiendo su abundancia. 

Cómo irán los signos??

Los signos más favorecidos son Cáncer, Escorpio y Piscis  o los que tengan planetas por la mitad de los signos mencionados en su natal, todos los beneficios por la presencia del gran trígono y el aspecto de Júpiter que ya se pone directo y a pleno rendimiento. Aries y Tauro ahora tocados por la cuadratura de Marte-Urano andan resolviendo aún parte de sus vidas con bastante drama. Tauro es parte del gran trino de tierra con Saturno y Venus por lo tanto se reduce mucho su malestar y se sujetan lo drástico y el rompimiento que Urano suele dar, digamos que la liberación está siendo más relajada. Siguiendo con los signos Leo también tocado por la oposición de Marte y cuadratura de Urano obligado a realizar grandes esfuerzos para mantenerse, trabajo y más trabajo que le llega a este fuego Rey del Zodíaco y los signos de Tierra; Tauro que anda revolucionado  y viviendo a tope la energía de Urano, Virgo más o menos tranquilo con la presencia de Venus aportando placer y bienestar y Capricornio con su trasformación profunda va tirando que no es poco por la presencia de Plutón en su signo, quizá sea el más desfavorecido por que la lunación se le opone y le inician grandes cambios este mes.  Por otra parte, los signos de Aire; Géminis corre el riesgo que otros tomen decisiones por ellos y sin saber muy bien a donde van por la Cuadratura de Neptuno. A Libra le vienen muchos cambios por la cuadratura de los eclipses pero para eso queda tiempo y bueno Acuario ya con Marte, el Nodo Sur y la cuadratura de Urano no están nada cómodos estos tiempos que les tocan ahora los cambios.  

Pero todo esto amigos, es a nivel general, hay que ver el tema natal, la Rev. Solar, las D. Primarias, Profecciones y así elaborar más exacto y claro los efectos de las potentes energías que emanan del Universo, lo mejor es DEJAR IR, ACEPTAR y SER FELICES, no lo olvideis, hemos nacido para SER FELICES y eso es una elección personal que teneis en la mano, que tenemos en la mano desde AQUÍ y AHORA. 

48534578-caduceus-symbol-of-god-mercury-highly-detailed-hand-snakes-wrapped-around-winged-staff-hand-drawn-vi-stock-vector-copia

Copyright © Derechos Reservados. Toñi Bejarano (12 Julio 2018)

El Ser UNO ~ Somos Guerreros Cósmicos y venceremos

Cuando la Dimensión Regular se formó, implantó rápidamente su descendencia en todos los planetas, y lo hizo con la plena convicción de que esos seres evolucionarían y se elevarían de acuerdo con la fórmula universal, con toda la información universal.

Esos seres habían sido creados con la sabiduría impresa de un conocimiento transmitido. Las especies diseminadas en el universo que siguieron el camino trazado, lo hicieron de acuerdo con los cánones universales: fueron los continuadores de un proceso natural de especie. Por esta razón, el universo se mantiene en perfectas condiciones y debidamente encauzado, y si comparamos las especies, sus características son similares, tal vez con ciertas diferencias de evolución, mas el pensamiento es uno solo.

Los ayaplianos que colonizaron el planeta Tierra, o sea ustedes, debían desarrollar exactamente igual que los otros, mas al distorsionarse, cambiaron el curso de la evolución; los elementos se enfermaron, y al hacerlo, la materia se fue adaptando al cambio energético. La fórmula primera se había modelado diferente, y la energía-pensamiento también tuvo una readaptación cuya modelación energética caminó paralelamente.

Así fue como surgieron ustedes, los humanos: Ustedes son ayaplianos adaptados a un nuevo perfil de evolución y elevación. Se había formado una nueva especie; el universo no la podía catalogar o encajar en los cánones universales. Los ayaplianos-humanos han aportado mucho conocimiento nuevo al universo; ustedes poseen elementos distintos de los de otras especies, que han surgido de su propia evolución a pesar de que su origen es el mismo, ya que todos descendemos del Principio Único.

Los elementos químicos humanos se acomodaron y ajustaron, como si fueran oriundos de un principio nuevo. Los elementos humanos reprogramaron su origen, lo ambientaron a su entorno y la fórmula se alteró. Al alterarse, se crearon cauces que no se habían proyectado; ustedes transformaron el verdadero sentido del pensamiento. Mientras que otras especies desglosaron la idea y la convirtieron en pensamientos, ustedes desglosaron los pensamientos en pensamientos, un hecho inusual en el contexto universal.

Por esta razón se explica la lentitud que los caracteriza. Esa manera humana de pensar fue un descubrimiento extraordinario, porque el humano llegó a lo más profundo del pensamiento. Ustedes tuvieron que recorrer un camino difícil y tortuoso, y se encontraron con muchísimos obstáculos. Esos impedimentos, esas dificultades, los han convertido en los descubridores más grandes del universo, porque al luchar contra las barreras e interposiciones, se transformaron en guerreros, en especialistas de la sobreviviencia. Para ello, ustedes crearon e inventaron sus propias armas, como la valentía, la fuerza, el ánimo, el coraje, la bravura.

Ustedes Ayaplianos-humanos se moldearon como grandes luchadores para poder afrontar las inclemencias de su realidad. Al descender a lo más profundo del pensamiento, aprendieron lo inimaginable. Descubrieron sentimientos y emociones que para nosotros, mundos divinos, son inalcanzables. Por ejemplo, las pasiones, la pena, la ternura, la amistad, el orden, la añoranza, la alegría, el cansancio, el desorden, la envidia, los celos, la tristeza, etcétera. Tantas energías entrelazándose unas con otras formaron una amalgama de elementos de altas y bajas vibraciones que conviven juntas y separadas a la vez.

Mientras que ustedes conviven en medio de sus conflictos humanos, nosotros, mundos superiores, no podríamos existir como ustedes. No estamos formados así, nuestra visión es directa, lógica y de perfecto orden. Por estos motivos los consideramos a ustedes dignos de estudio. Sus emociones, sentimientos, raciocinio, lógica, forma de encarar los desafíos, manera de discernir con los conflictos, el sistema de vida, la expresión, la continuidad, todo en ustedes es muy característico, y por estas diferencias, nosotros los consideramos una especie muy especial, auténtica y verdadera, siempre y cuando el desarrollo de sus emociones sea totalmente positivo, para que sus energías-pensamientos se puedan encajar dentro de la estructura universal.

Las otras especies, que progresaron normalmente, no necesitaron que nosotros, mundos divinos, les enseñásemos el conocimiento universal: ellos lo tienen grabado en sus genes y lo van desenvolviendo conforme van avanzando; es un proceso natural de especie. Con ustedes ha sido muy diferente: los hemos tenido que acompañar paso a paso y de muy cerca, primero la distorsión y luego la rectificación. Para realizarlo, los seres de dimensiones más elevadas se han visto obligados a encarnar en su planeta, para poderlos estudiar, analizar, y sobre todo, sentir en mente propia lo que ustedes sienten y piensan para ayudarlos en su evolución y elevación.

Ustedes son nuestros hijos pródigos. Cuando ustedes regresan a nuestro mundo, somos como los padres que los acogemos con todo el amor, porque ustedes son nuestros hijos amados.

El interés más grande que otras especies tienen sobre ustedes es el estudio de la energía negativa enferma. Para ellos es imprescindible tener el conocimiento de dicha energía. Muchos científicos e investigadores del universo llegan a la Tierra con el propósito de analizar este tipo de energía, desconocida para ellos. El humano tiene la capacidad de crearla, transmutarla y eliminarla solo con el deseo. Esta energía es inexistente en otros planos y dimensiones donde el hombre se desarrolló normalmente.

El hecho de que ustedes humanos tengan la capacidad de crear este tipo de energía dañina es lo que más sorprende en los estudiosos del universo. Hasta ahora nosotros, lo hemos atacado como un virus y lo estamos curando; tal vez más adelante se le pueda dar algún uso para el bien del universo, por eso lo estamos estudiando. Por ahora es inservible, no tiene ninguna utilidad. Es por esta explicación que ustedes no puede salir de su hábitat: mientras no se curen del virus-ambición, se mantendrán aislados y en cuarentena. Por eso ustedes reciben tanto de los otros planos: es para ayudarlos a curar. De esta forma podrán salir. Para ello precisan rectificar los cristales, colocarlos y encajarlos, como ya hemos explicado.

Las dimensiones superiores los están ayudando con el conocimiento de la cura, y esta depende del esfuerzo de cada uno de ustedes. Esta cura consiste en erradicar completamente de sus pensamientos a la energía negativa enferma, llamada ambición. El virus tiene que ser exterminado, y solo ustedes pueden lograrlo. Esta enfermedad puede ser eliminada con el conocimiento, entendimiento y amor. Trabajen, no desistan. Ustedes son guerreros, no lo olviden nunca.

Texto de: EL SER UNO I – Los Arcanos de Thoth
http://www.elserunolibros.com.br
http://conversandoconelseruno.blogspot.com

Arcángel Miguel ~ La espiral ascendente de la ascensión

Amados maestros, primeramente queremos aclarar QUE NO ES LA ASCENSIÓN. En su actual estado de evolución, la ascensión del cuerpo físico conjuntamente con su Yo-Alma será posible solamente para unos cuantos pocos avatares que han abierto el camino para la ascensión de la humanidad hacia el siguiente nivel de conciencia superior. El amado Jeshua, junto con muchos grandes avatares y el reino angélico, crearon las condiciones y plantaron las Semillas Cósmicas de Luz del Creador en preparación para este extraordinario proceso. 

Para ascender en el vehículo físico en este tiempo tendrían que casi completar la transformación de su cuerpo físico llevándolo a las frecuencias de Luz Divina, y elevar los armónicos de su Canción del Alma a los de los planos superiores de la Quinta Dimensión y más arriba. Es superficial asumir que es posible transmutar la densidad de un cuerpo físico de Tercera/Cuarta dimensión a un vehículo de luz de 5D en una vida.

Ustedes, la vanguardia, la Semilla Estelar, están suministrando el combustible, las Partículas Adamantinas de Luz para activar las Semillas de la ascensión que fueron plantadas en la Tierra hace 2,000 años. La humanidad está en una etapa de purificación en preparación para una expansión mucho mayor de conciencia, que está afectando a más y más Almas a medida que esta barre la Tierra y como resultado, se acelera exponencialmente. 

En la etapa presente de cambio evolutivo, los cuerpos físicos de los aspirantes/discípulos en el Sendero están en medio del proceso de ser infundidos con el poder transformador de Luz del Creador. Las células de conciencia superior están despertando y expandiéndose con la fórmula alquímica de transformación. Ustedes están en el proceso de limpieza de su Campo Áurico de una parte importante de los patrones de frecuencias vibratorias negativas/distorsionadas que han oscurecido su Luz Áurica y han traído como consecuencia la manifestación de todas las creaciones distorsionadas dentro del vehículo físico.

En el cuerpo celular hay toxinas encerradas que deben ser liberadas o refinadas para que puedan integrar una vez más las frecuencias armoniosas de su estructura corporal de múltiples niveles. Las células del Cuerpo de Luz se han oscurecido, al igual que el Campo Áurico se ha vuelto nebuloso y congestionado con energía negativa. Las Células Divinas están todavía presentes y funcionan dentro de ustedes, sin embargo, se han disminuido y oscurecido con la falta de alimento. Es como si les estuviesen alimentando constantemente con comida contaminada, que a lo largo del tiempo destruirá el vehículo corporal. El cuerpo de deseos del ego es persistente y astuto y constantemente los instará a buscar más sensaciones corporales y auto indulgencia a veces con resultados desastrosos. 

Deben entender, las diferentes partes de su cuerpo resuenan con una gran variedad de patrones de frecuencias, en dependencia del nivel de giro y pureza de su sistema de chacras. Siempre debían tratar de lograr la máxima armonía dentro de cada nivel del Yo Superior que integran. No olviden que la ascensión es un proceso que nunca termina porque todos los niveles de la Creación tienen un deseo innato de buscar y obtener el próximo nivel superior de conciencia.

the sun rays illuminate the sky above the horizon

Consideren el hecho de que la humanidad está experimentando cuatro realidades a la vez: física, mental, emocional y astral. En el mundo físico/material, donde su cuerpo y sentidos físicos son el enfoque principal, su estado de salud determina cuán interactivos son en el mundo de la fisicalidad y cuánto disfrutarán la experiencia. Su evolución hacia los reinos superiores de conciencia es un proceso gradual de despertar, donde despiertan debido al impulso/sabiduría de su Alma y Yo Superior/Súper Alma inmediata. Al avanzar por el Sendero hacia la Iluminación inician el proceso de desarrollo de una percepción consciente/atenta. Deben enfocarse primero en los aspectos físicos de su Ser: su vehículo físico, el sistema de chacras, su naturaleza emocional y sus habilidades mentales. 

Gradualmente, con el tiempo, al equilibrar, armonizar e integrar un cierto grado de conciencia de unidad dentro de su Estado de Ser físico, estarán listos para acceder a los patrones vibratorios, la sabiduría, los atributos y habilidades de las realidades de los niveles superiores de la 4D e inferiores de la 5D. Este es el proceso básico al que llamamos “Ascensión en Conciencia”. 

Ustedes tienen un Cuerpo Etérico que contiene una réplica completa y auténtica de sus cuerpos físico, mental y emocional. Cuando ustedes trascienden o dejan su cuerpo se corta el Cordón de Plata (como se denomina). En ese momento ustedes dejan totalmente el cuerpo físico, el cual comienza inmediatamente a desintegrarse. Lo que quedará es el cascarón del cuerpo sutil que está compuesto de sustancia astral, emocional y mental que se debe disolver antes de que el Alma pueda proceder al siguiente nivel de percepción consciente. Hemos explicado anteriormente cómo las Almas no despiertas son llevadas a lugares especiales, que se pudieran llamar Unidades de Cuidados Intensivos donde, vía los hermosos Ángeles de la Misericordia, la Luz/Amor del Creador se irradia constantemente hacia y a través del Campo Áurico del Alma hasta que el cascarón negativo de energía mal calificada se transmute totalmente. 

Sin embargo, es importante que ustedes entiendan que el proceso de muerte/transición, vida después de la muerte ha cambiado radicalmente. Ya ningún Alma necesita ir a los densos planos astrales para esperar su turno a reencarnar en la Tierra. Si ustedes son personas Auto-conscientes cuya Canción del Alma resuena con las dimensiones 4D/5D o superiores, automáticamente se les lleva al plano apropiado donde todo se parece mucho a la realidad que dejaron atrás – solo que mucho más, más hermoso y más jubiloso, amoroso y pacífico. Pasarán por las Puertas de los reinos celestiales totalmente conscientes. Ustedes revisarán su vida pasada como un observador, y podrán decirle adiós a todos los seres queridos; sin embargo, ellos se desvanecerán lentamente en un segundo plano a menos que sean miembros inmediatos de su familia del Alma. 

De nuevo, las frecuencias que ustedes proyectan o con las cuales resuenan determinarán a cual dimensión o nivel de sub-plano dimensional serán llevados y también a que nivel de información cósmica podrán acceder. Su campo áurico es como un manto que rodea sus Cuerpos Astrales/Etérico y es o un manto de luz o una envoltura de energía negativa, falta de armonía que ustedes han acumulado durante experiencias de vidas pasadas. Ustedes están compuestos de unidades de energía: mental, emocional, física, astral y espiritual. Deben aprender y aceptar el hecho de que ustedes son una creación de energía vigorosa, una Chispa original de Conciencia Divina. Como un co-creador auto-consciente también son un director de energía vía sus propios pensamientos, acciones e intenciones enérgicas. 

Ustedes existen en un remolino de energía: fuerzas energéticas que comprenden o sustancia de la Fuerza de Vida Primigenia, el espectro medio de Luz de las dimensiones inferiores o las maravillosas, abarcadoras Partículas Adamantinas de Luz del Creador de los reinos superiores de conciencia. Su estado mental y la calidad y resonancia de su naturaleza emocional determina el resultado de sus empeños creativos. Como un co-creador ustedes moldearán y manifestarán sus ideas/pensamientos creativos y entonces deben experimentar la expresión manifiesta resultante de sus pensamientos y acciones – como lo estipulan las Leyes Universales.

Ustedes están por convertirse en un director eficiente de las fuerzas de energía Cósmica. Así que conviértanse en un observador consciente al practicar el desapego desde lo interno de su centro del Sagrado Corazón. No se permitan ser atraídos a un vórtice de energía negativa creada por los demás. Aprendan a mantenerse firmes y en control al convertirse gradualmente en el director de toda su energía Sagrada. No permitan que nadie perturbe su serenidad y naturaleza armoniosa. Sin embargo, recuerden por favor, que si ocasionalmente tienen un momento humano, deténganse y tomen una inhalación profunda y regresen al centro, al enviar hacia fuera una eyección de la Llama Violeta para trasmutar y disolver cualquier energía discordante. Ustedes son muy severos a veces en sus juicios del Yo. No se espera la Perfección, queridos corazones.

La irradiación de su Yo Superior, Súper Alma gradualmente penetra e inter-penetra sus cuerpos físico y emocional, liberando por tanto gradualmente cualquier debris astral acumulado. La Luz combinada de la Súper Alma de toda la humanidad está disolviendo gradualmente los patrones vibratorios contaminados y distorsionados de los planos astrales. En el pasado estos han sido denominados como la “conciencia colectiva”, los patrones de pensamientos negativos de la humanidad. El amor, la serenidad y la alegría son las cualidades primarias de la Súper Alma. 

Los pensamientos de la mayoría de las personas son generalmente aleatorios y sin enfoque. La disminución de las frecuencias de sus ondas cerebrales para mantener un Estado Alfa de conciencia brinda un enfoque agudo de sus procesos constantes de pensamiento y aporta una dirección clara a la mente subconsciente. Las técnicas de Maestría Alfa son una herramienta profunda y poderosa. Su mente de pensamiento consciente comprende, pero es su mente subconsciente la que procesa la información entrante y actúa. Convertirse en un Maestro Alfa y mantener el nivel apropiado de conciencia Alfa, les permitirá hablar e interactuar con su mente subconsciente. Va más allá de la voluntad a medida que desarrollan la habilidad de comunicarse directamente con su mente interna instintiva profunda y su Mente Sagrada. Se verán tomando las mejores decisiones naturalmente y actuando de manera correcta para lograr sus objetivos. 

El proceso de ascensión comienza cuando su Yo Alma ha recuperado su propia posición como director del yo físico, mental y emocional. Es como si fuese un interruptor de ignición que se hubiese encendido dentro de su ADN, que contiene el anteproyecto de su Cuerpo de Luz Adan/Eva Kadmón perfecto. Se activan una serie de codificaciones latentes vía las frecuencias superiores de Luz que han comenzado a integrar. Estos patrones vibratorios de Luz contienen codificaciones específicas de color y armónicos que afectarán todas las células y órganos dentro de la forma corporal. Gradualmente, las células comenzarán a absorber y metabolizar la Luz y estas células portadoras de Luz comenzarán a penetrar y afectar todo el vehículo físico. 

Se inicia entonces el proceso de trasmutación donde las toxinas, trauma emocional, memorias dolorosas y experiencias almacenadas a lo largo del cuerpo comienzan a brotar, creando por tanto una multitud de síntomas físicos incómodos: dolores y molestias en diversas partes del cuerpo, síntomas parecidos a la gripe, dolores de cabeza, confusión y pérdida temporal de memoria, para nombrar unas cuantas. 

El próximo nivel de reconstrucción del Campo Áurico involucra al cuerpo emocional y a los planos astrales de conciencia. A medida que su cuerpo físico evoluciona, se vuelve más capaz de integrar más y más de las células de una frecuencia refinada de Luz. Su realidad 4D se vuelve más fluida a medida que cambia de frecuencia; por tanto, su mundo ilusorio se distorsiona y es confuso. La estructura de sus creencias religiosas puede comenzar a desintegrarse, dejándolos con una sensación de vulnerabilidad y sin guía y dirección. Hay una fusión del Yo Superior en este punto, donde la Faceta de la Súper Alma de su Yo Superior, que ha residido dentro de su Estrella del Alma (el Octavo Chacra) comienza a enviar impulsos/rayos de paquetes de Luz de frecuencia superior hacia su Mente Sagrada, Sagrado Corazón y todo el sistema de chacras. 

Estos rayos activan sus habilidades intuitivas. Ellos también contienen información vital para su mayor entendimiento de quienes ustedes son realmente y también pueden activar un Descontento Divino interno.

La Célula Divina de su Núcleo Diamante ahora está integrando más y más Luz Divina, que activa e incrementa el poder de los Rayos de la Conciencia de Dios dentro del Núcleo de su Corazón Sagrado. Este proceso se programa dentro de su Anteproyecto Divino y también se codifica dentro de su ADN. En este momento, sus células han comenzado a responder a la Luz ya que ésta se convierte en la fuente principal de energía dadora de vida. Esta es la razón principal por la cual los aspirantes en el Sendero a menudo cambian radicalmente sus dietas a comidas menos densas, porque sus cuerpos físico y emocional se están saturando con Partículas Adamantinas de Luz – el alimento de los dioses.

Al avanzar cada vez más profundamente hacia los reinos de Luz refinada, los sentidos físicos se pueden enriquecer y su percepción de los colores y sonidos aumentará. La magnificación de los sentidos físicos significa que las células dentro de su Campo Áurico están comenzando la tarea de despejar la energía densa, restrictiva que se ha acumulado a lo largo de miles de años. La prisión nebulosa que ha adormecido los sentidos y mantenido a la humanidad en cautiverio, está gradualmente siendo bañada en células de Luz. Esto tendrá como consecuencia que el Campo Áurico se vuelva más radiante a medida que más y más Almas despiertan al Divino potencial interno. El cuerpo físico debe gradualmente familiarizarse de nuevo con los efectos transformadores de la Luz Viviente para reclamar la forma original del Cuerpo de Luz que fue diseñado para toda la humanidad.

Amados, no pongan su mirada en el caos y la destrucción que recorren libremente la Tierra en este tiempo. Vivan cada día centrados dentro de su Corazón Sagrado para que puedan integrar dentro de su vehículo físico la máxima cantidad de Luz del Creador – y entonces ustedes enviarán jubilosamente ese precioso regalo hacia el núcleo de la Tierra y hacia el mundo de la forma. Sepan que los esfuerzos conjuntos de los Servidores del Mundo alrededor del planeta hacen una diferencia. Somos una fuerza para el mayor bien que no se puede negar. Siempre soy su fiel guardián y protector. YO SOY ARCÁNGEL MIGUEL.

La toma de conciencia es el primer paso para sanar o cambiar

La toma de conciencia es, por encima de todo, un despertar. Es abrir lo ojos desde el interior para hacer consciente lo inconsciente y así poder dar el paso e iniciar toda una necesitada revolución personal. Solo entonces seremos capaces de sanarnos, de desprendernos de lo que hace daño y, sencillamente, avanzar hacia lo que merecemos.

Son muchos los filósofos y sociólogos que definen la sociedad actual como una entidad dormida. Vivimos centrados en nuestro “yo”, pero es un yo que otros se han encargado de “narcotizar” a través de los hilos del consumismo. Un interés ajeno que ha explotado esa eterna insatisfacción, por la que siempre ansiamos alcanzar mucho más de lo que ya tenemos.

Tal vez sea así. Tal vez seamos una sociedad tipo “Matrix”, sumidos siempre en un estado de indefinible apatía. Una atmósfera interior en la que saciamos vacíos emocionales mediante el placer comida, en la que aliviamos soledades con relaciones efímeras o donde nos limitamos a evadirnos el aburrimiento mediante la catarsis momentánea de nuestros juegos del móvil o el ordenador. Tal vez.

Puede que algunos lo crean así, sin embargo, hay algo que queda cada vez más en evidencia: son muchas las personas que buscan dar un sentido auténtico a su existencia. Para ello, no dudan en cultivarse a través de las lecturas, en iniciar terapias, en aprovechar los enfoques de distintas perspectivas psicológicas con las que hallar esa comprensión, esa “iluminación” para desconectar de lo ordinario y alcanzar lo extraordinario.

Te proponemos reflexionar sobre ello: te proponemos DESPERTAR.


* La toma de conciencia, paso necesario en nuestro crecimiento personal

En psicoterapia, uno de los aspectos primordiales en el proceso de curación es conseguir que la persona tome conciencia de los auténticos problemas que generan su malestar. Cuando uno llega a la consulta de un psicólogo tiene, por lo general, muy claros los focos “externos” de su malestar, de su infelicidad (mi pareja no me entiende, mis padres me agobian, mi jefe me infravalora, no tengo trabajo y la sociedad parece haberse olvidado de mi…).

Sin embargo, el buen profesional deberá acompañar a esa persona hacia nuevos “despertares” internos en los cuales conferirle un control auténtico y mucho más pleno de su vida. Ahora bien, este no es un proceso precisamente fácil.

Se requiere tiempo para alcanzar eso que la Terapia Gestalt define como “awaress”, (darse cuenta de algo) o que incluso la cultura nipona traduce como “satori”, un proceso de comprensión profunda que requiere ir quitando capas y viejos eslabones oxidados para sortear todos los bloqueos que impiden que emerja nuestro auténtico ser, nuestra esencia aún dormida.

La toma de conciencia fue también un aspecto clave en las teorías de Piaget. Lo definió como ese proceso delicado y complejo por el cual las personas pasamos de un conocimiento instrumental de nuestra realidad a una conceptualización más íntima, abstracta y significativa de las cosas.

Aún hoy, siguen muy presentes estos enfoques que, a su vez, tienen un profundo arraigo en esa idea de “despertar”, esa comprensión o “insight” que el propio Lao Tse definió mediante 4 fases: sueño-vigilia-autoconciencia y conciencia objetiva.

Se trata de un viaje interior muy similar al que definió Platón en el mito de la caverna. Es pasar de ese universo de la sensaciones, los autoengaños y las sombras a una esfera mucho más elevada, libre y auténtica. Te explicamos a continuación cómo lograrlo.

* El alivio del despertar o la reconstrucción

Citábamos hace un momento a Piaget. En sus textos sobre psicología genética cita un concepto que nos puede ser de gran utilidad: se trata del inconsciente cognoscitivo. A pesar de que nos recuerde un poco a las teorías freudianas, el padre de la epistemología genética nos ofrece un enfoque valioso sobre el que reflexionar: la toma de conciencia no es realmente un “despertar”, ni una iluminación.

No se trata solo de hacer consciente lo inconsciente, sino darle una nueva construcción. Por ejemplo, yo puedo tomar conciencia de una de mis limitaciones: mi incapacidad de poner límites o de decir “NO”.

Hacer consciente esta dimensión no me servirá de nada si no le doy un propósito, que no es otro más que ejercer el cambio, reconstruir esa parte del “yo” para sanarme, para tener un mayor control sobre mi realidad al salir de esa caverna de “sombras” e infelicidad. Veamos ahora cómo generar este proceso de despertar y reconstrucción.

* Las tres fases de la toma de conciencia

Este proceso de toma conciencia puede parecer sencillo, solo lo es en apariencia. Requiere por encima de todo ser sinceros con nosotros mismos en todo momento.

– El primer paso requiere abrir los ojos desde nuestra zona más íntima y profunda. Hablamos del mundo emocional. Pregúntate qué sientes, explora sensaciones, sentimientos; pregúntale a tu cuerpo, a tus dolores de cabeza, a ese malestar en el estómago… Traduce en palabras esos síntomas (miedo, angustia, inquietud…)

– El segundo paso requiere que observes lo que acontece en tu exterior. Observa tu presente y atiende lo obvio, eso que a veces nos negamos a mirar frente a frente: mi pareja muestra frialdad, tengo amigos que sí se preocupan de mí, estoy invirtiendo tiempo y esfuerzos en cosas que no valen la pena…

– El tercer paso es el más complejo. Sabes ya lo que sientes, lo que acontece en tu exterior. Es momento de ahondar en tus barreras defensivas, en tus prejuicios, en tus actitudes, esas que te dicen erróneamente que es mejor aguantar que cambiar, que es mejor girar el rostro, quedarse quieto y callar por miedo a que las cosas cambien.

Enfréntate a ti. Nosotros mismos somos nuestros peores enemigos, así que no servirá de nada tomar conciencia de tus debilidades si no te atreves a transformarlas en fortalezas. Sé responsable, aúna valentía y sánate: ejerce el cambio.

https://lamenteesmaravillosa.com/la-toma-de-conciencia-para-sanar/

Cómo utilizar la oración como herramienta de manifestación

Este es un mensaje canalizado del Arcángel Uriel.

La oración es la herramienta más poderosa de manifestación. Sin embargo, muchos la asocian con la religión y no creen que tenga control alguno sobre la energía.

Sueles recurrir a la oración cuando necesitas desesperadamente un milagro y esperas que la Fuente te escuche y te responda. La oración no consiste en expresar una lista de deseos, ni tampoco es una petición de ayuda; es una potente herramienta de energía que debe usarse con fe, intención y claridad. Crea un importante contenedor de energía para la manifestación de intenciones, que es apoyado por tu fe en la asociación co-creativa con la Fuente y tu propia herencia divina.

La claridad es importante en la oración. Debes ser claro en lo que deseas crear, porque te ayudará a alinearte con la energía que lo manifestará y lo hará posible. Con frecuencia se utiliza la oración como si se tratara de una lista de deseos, con la esperanza de que el Universo te encuentre merecedor de lo que hay en ella o te regale exactamente lo que deseas sin tu participación. La oración es una herramienta energética que gestiona el flujo de energía. Para poder emplearla en su contexto creativo más óptimo es necesario orar desde un lugar de poder, no de debilidad o de desesperación.

La intención es un componente importante de la oración: es el contenedor energético para el resultado que buscas. No puedes pedirle al Universo que manifieste algo en tu vida en tu nombre y esperar que el resultado sea de tu agrado. La conciencia de tu poder se establece a través de tu intención, y es así como enfocas la energía para la manifestación. ¿Cuál es la intención de tu oración? Debes saberlo para usar la oración de manera efectiva.

Otro aspecto de la oración es la fe y la confianza en tu capacidad de co-crear los resultados. Aquellos cuyas oraciones son respondidas no son personas afortunadas ni especiales; tan sólo están comprometidas con los resultados que desean y tienen fe y confianza en su propio poder. Tú también tendrás que tener fe y confianza en tu conexión con la Fuente, aunque ella no puede eliminar tus miedos y dudas. Ten fe en tu propia divinidad, porque es mediante la asociación entre lo divino y lo material cómo la energía se transforma en milagros.

Utiliza la oración todos los días. No la reserves para ocasiones especiales, cuando te sientas abrumado o impotente; no dejes de usarla por no “hacerle perder el tiempo a la Fuente”. La oración te conecta con ella y con tu propia divinidad para ayudarte a que el Espíritu esté presente en todo lo que hagas.

El tiempo de oración honra tu propósito, tu misión, tu divinidad y tu poder. Es tu momento para comunicarte con la Fuente, para mantener la atención en tus objetivos, asegurarte de que estás alineado con tu propósito, obtener respuestas a tus preguntas y conseguir ayuda para cada problema. A través de la oración permites que el Espíritu te guíe y te aporte claridad en todas las áreas de tu vida. En la oración no hay miedo porque te diriges a la Fuente de amor incondicional, y ella no conoce el miedo. El tiempo de oración te recuerda quién eres y que nunca estás solo.

Cuando reces, recuerda que tus palabras tienen poder. Te estás comunicando con la Fuente de la que formas parte. Eres tan maravilloso y tan poderoso como cualquier otro ser del Universo. No necesitas suplicar a Dios lo que quieres. Cuando rezas reconoces tu poder y tu habilidad para manifestar la realidad que deseas. En tu oración puedes pedir ayuda, lo cual no es señal de debilidad, sino la certeza de que cuentas con muchos ayudantes cuya misión es apoyarte en tu trabajo. Cuando pides orientación no estás admitiendo que eres débil: estás contemplando la situación desde una perspectiva superior para que pueda resolverse de acuerdo a tu mayor bien y al mayor bien del Todo. Se te darán las respuestas que buscas, quizá no inmediatamente, pero observa las señales que vayan apareciendo.

Pasar tiempo en oración intencional es importante, porque necesitas recordar quién eres si quieres hacer el trabajo que viniste hacer. Muchos están confundidos y asustados por los cambios que están ocurriendo en sus vidas y en el mundo. Todo está en orden divino. La oración es el reconocimiento del poder del Espíritu y del amor incondicional.

Cuando rezas irradias tu luz al hacia el mundo a través de la oración. Cada vez que abres tu corazón y tu espíritu para comunicarte con la Fuente, es una oración. Reza por la paz, por el amor incondicional y la alegría; visualízalos como si ya fueran reales y así traerás su energía al mundo y a todas las personas que viven en él.

por Jennifer Hoffman
http://enlighteninglife.com
Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Ejercicios practicos para absorber la energía de los árboles

os árboles meditan en todo momento y la energía sutil es su lenguaje natural. A medida que su dominio de este lenguaje aumente, podrá comenzar a entablar una relación con ellos. 

Le ayudaran a abrir los canales de energía y a cultivar la calma, la presencia y la vitalidad. Usted, a su vez, puede ayudarles con sus bloqueos y zonas debilitadas. Es una relación mutuamente beneficiosa que precisa ser cultivada.

 

VER EL VÍDEO:




VER EL VÍDEO: ABRAZAR UN ÁRBOL 


                                                                                                                                                

Elección de un árbol con el que trabajar

Los mejores arboles para sanar son los grandes, en especial los pinos. Los pinos irradian energía Chi, nutren la sangre, fortalecen los sistemas nerviosos y contribuyen a prolongar la vida, son los “Arboles Inmortales”. La poesía y la pintura china antiguas están llenas de admiración por los pinos. En el antiguo Mah Jong el pino representa a un hombre joven, la escritura y que la palabra es más poderosa que la espada.

Si bien los pinos son buena elección, se pueden usar muchos otros árboles o plantas.

– Los cipreses y los cedros reducen el calor y nutren la energía Yin.

– Los sauces ayudan a eliminar los vientos malsanos, a liberar la humedad excesiva del cuerpo, a reducir la alta tensión sanguínea y a fortalecer el aparato urinario y la vejiga.

– Los olmos tranquilizan la mente y fortalecen el estomago.

Los arces persiguen a los vientos malsanos y ayudan a mitigar el dolor.

– Las acacias blancas ayudan a eliminar el calor interno y a equilibrar la temperatura del corazón.

– Las higueras de Bengala limpian el corazón y ayudan a eliminar la humedad del cuerpo.

– Los canelos eliminan el frio del corazón y del abdomen.

– Los abetos ayudan a eliminar cardenales, a reducir la hinchazón y a curar los huesos rotos mas rápido.

– Los espinos ayudan en la digestión, fortalecen los intestinos y reducen la tensión sanguínea.

– Los abedules ayudan a eliminar el calor y la humedad del cuerpo y a desintoxicarlo.

– Los ciruelos nutren el bazo, el estórnago, el páncreas y tranquilizan I a mente.

– Las higueras eliminan el exceso de calor del cuerpo, aumentan la saliva, nutren el bazo y ayudan a detener la diarrea.

– Los ginkgos ayudan a fortalecer la vejiga y alivian los problemas urinarios de las mujeres.

No es necesario internarse demasiado en el bosque para buscar un árbol apropiado con el que trabajar. Los arboles que están acostumbrados a tener personas alrededor comprenden nuestra energía y en realidad son más accesibles y amigables que los que están lejos en el bosque. Los parques de las ciudades y los patios suburbanos están llenos de arboles poderosos y accesibles, a quienes les encantaría tener relaciones más cercanas con los humanos que dominan su medio.

Existe un determinado limite de tamaño de los arboles más accesibles a los seres humanos. Si el árbol es demasiado pequeño, no tiene la suficiente energía para impresionarle. Si es demasiado grande, el problema es el contrario, es decir quo precisara más tiempo para que le interesen los arboles grandes.

c. Establecer comunión con un árbol


Existen determinados métodos para acercarse, interactuar y alejarse de un árbol.

Puede aprender y crecer trabajando con todos ellos. Intente ser abierto y respetuoso en lugar de presionarlos para que sirvan a sus propósitos. De esta manera, los arboles le proporcionaran algo más que otra fuente de energía Chi: amistad, expresi6n humorística y amor.

Los arboles aculan en una escala temporal más extensa que los seres humanos. Puede contribuir a cerrar esta brecha regresando una y otra vez al mismo árbol para que se establezca una relación. Visítalo en forma periódica.

Deje que el árbol lo conduzca hacia las maravillas de su vida interior.

a. Absorba energía Chi Yin con las palmas para compensar la energía Yang 

El mejor momento del día para practicar con un árbol es durante la mañana hasta el mediodía.

Asuma una postura. Póngase de pie o siéntese dos o tres metros delante del árbol.

Abrase a un árbol. Relájese y céntrese. Sienta como sus límites se desdibujan. Permítase ser mas perceptivo y de alguna manera vulnerable, preparado para comunicarse con el árbol. Sienta cómo su campo energético se abre como una flor sin emitir ni absorber energía, solo se abre y está disponible 

De la bienvenida. Extienda los brazos y exponga la palma de las manos al árbol. Extienda su energía hacia el árbol en actitud amistosa de “ofrenda”. Cuando el árbol responda extendiendo su energía hacia usted, acéptala, inspire para llevarla dentro del cuerpo con una actitud de “bienvenida”. Use la mente y los ojos de la siguiente manera: Con la parte inferior de los ojos, concéntrese en la punta de la nariz. Con la parte superior de los ojos, mire las palmas y el árbol.

Deje que su intuición lo guie mientras responde otra vez al árbol con otro gesto de “ofrenda”. Realice varios de estos intercambios. Tómese el tiempo y sienta lo que sucede.

Absorba la energía Chi con la palma izquierda, la mente y la parte superior de los ojos.

Como con todas las prácticas del Tao Sanador, es necesario que entrene la vista y la mente para mover y guiar la energía Chi. Esto le ayudará también a ejercitarse para reconocer y ser consciente de la calidad de la energía del árbol. Sienta la energía del árbol cuando entra en el cuerpo. Cuando la envía al árbol, combínela con la Energía del Plano Humano (Partícula Cósmica). Sienta como ha mejorado la energía que regresa a usted desde el árbol: es fresca y sanadora. Observe asimismo como la calidad de la energía cambia después de nueve, 18, 24 y 36 ciclos.

Mueva la parte superior de los ojos para guiar la energía Chi lentamente por el interior (lado Yin) del brazo izquierdo para hacerla subir por hombro izquierdo, el lado izquierdo del cuello, la oreja izquierda hasta la coronilla. Desde aquí, haga descender la energía Chi por el lado derecho a la parte posterior de la oreja derecha, el lado derecho del cuello, el hombro derecho, el interior del brazo derecho hasta la palma de la mano derecha. 

Proyecte la energía Chi hacia afuera, hágala entrar en el tronco del árbol. Absorba una vez más en un circulo (el Circulo Energético Yin): 36 ciclos para los hombres y 24 ciclos para las mujeres.


Extiéndase a un nivel más profundo. Ahora comience a intercambiar energía con el árbol en un nivel más profundo. Compartir con el árbol en un nivel más profundo significa comunicar una parte determinada de su cuerpo con una parte determinada del cuerpo del árbol y respirar la energía de uno a otro. Hacer circular significa ahora guiar la energía por un conducto que pasa por ambos cuerpos y regresa a su punto de partida. Puede guiar la energía Chi como en el punto anterior. Finalmente descubrirá que hay varios esquemas diferentes posibles.

8) Inspirar y retener para no terminar en forma brusca. Inspirar y retener es muy importante pues así evita absorber más energía del árbol de la que puede usar sin llegar al desequilibrio. También evita drenar demasiada energía de un árbol pequeño o débil o dejar demasiada de su energía negativa sin procesar en ese árbol. Además, sella las conexiones que hizo con el árbol para que la energía no se escape al aire una vez que se haya ido. Todo esto contribuye a una meditación estéticamente completa y demuestra respeto por el árbol. Cuando sienta que ya es suficiente y quiera comenzar a regresar al estado de conciencia normal o a un nivel de comunión menos profundo, intente hacerlo de manera lenta y gradual para no alterar la belleza de lo que ha compartido. Sentirá que poco a poco regresa a usted mismo, puede separar la energía que le pertenece de la energía del alto y establecer nuevamente el límite entre los dos.

Cabe advertir a esta altura que si después de haber sanado siente todavía mucha energía en las manos, cierre el punto de la coronilla para sellarlo a fin de que su energía sanadora no siga fluyendo hacia afuera.


A los árboles les gusta mucho la comunicación con el hombre y es probable que deba esperar mucho tiempo hasta que el árbol le diga que se vaya.

Debe desviar la atención poco a poco del contacto con el árbol y concentrarse mas en su persona.

Al hacerlo, mucha de la energía compartida entrara en su cuerpo, entonces “empuje hacia atrás” la corriente de energía del árbol para evitar que entre, a la vez que permite que su energía humana regrese.

Luego, cuando sus polaridades se inviertan, deje que la energía del árbol regrese a el pero mantenga su energía consciente dentro del cuerpo.

Después de algunos intercambios, el árbol comprenderá su intención y comenzara a cooperar. En unos pocos minutos habrá regresado por completo a su cuerpo y estará preparado para el cierre.

Para librarse de un esquema de circulación poderoso, concentre la atención poco a poco en la región umbilical, el lugar donde finalizar la meditación. A medida que la energía se acumula allí, deje que cualquier exceso de energía fluya dentro del árbol.

Si el árbol intenta proporcionarle energía desde otro punto, rechace este flujo de la manera descrita mas atrás.

A la larga el esquema cesara y podrá compartir la energía con el árbol en el punto escogido. Ahora puede separar la energía que le pertenece de la del árbol, para finalizar la retirada.

Cuando la comunión con el árbol es muy intensa, es probable que deba “alejarse demasiado lejos” para retirarse de una sola vez. En cambio, después de inspirar y retener en forma parcial, continúe haciendo circular y compartiendo pero de modo no tan intenso. Poco a poco, después de repetir varias veces estos pasos, volverá por completo a usted mismo.


Cierre. Siempre termine con un cierre. El cierre es un gesto preciso y de alguna manera abrupto que rompe la conexión, asegura cualquier curación que se haya realizado e imparte un sentimiento de buena voluntad, todo esto en uno o dos segundos. El cierre puede ser un movimiento, un sonido o simplemen­te un cambio en el campo de energía sutil, como aplaudir con las manos o asentir con la cabeza. Un movimiento suave del purio en arco hacia arriba que termina con un leve puñetazo hacia abajo es muy eficaz. Los sonidos “Ah” y “Amen” que se utilizan para terminar las plegarias también son ejemplos de gestos de cierre, como darse la mano con fuerza o un pequeño apretón al final de un abrazo. Además de estos gestos de cierre, despídase con la mano o dele un beso rápido al tronco para terminar el cierre.

Las secciones 7), 8) y 9) se usan para intensificar, aligerar y terminar los ejercicios que se explican a continuación y se pueden usar en cualquier momento para terminar la comunicación con el árbol escogido.
b. Absorba la energía Yang con los dedos para compensar la energía Yin 

Póngase de pie a unos dos o tres metros delante del árbol. Acérquese al árbol lenta y suavemente. Sienta como el campo energético que lo rodea se vuelve espeso como la miel.

Estire los brazos hacia el árbol con las Palmas mirando hacia el tronco y los dedos extendidos.

Mientras se acomoda lentamente para estar más cerca del árbol, menos “miel” lo separa de las energías brillantes que se encuentran en su corazón.

De igual modo, su resplandor se revela al árbol.

Al mismo tiempo, la energía parecida a la miel que lo rodea actúa como

Cuando llega al árbol y lo envuelve en un gran abrazo, las energías radiantes de ambos se unen y es probable que durante unos instantes se pierda en la dicha de la unión.

Después de establecer contacto de este modo, tal vez sea preciso que se quede quieto durante un rato hasta que las otras conexiones más profundas entre usted y el árbol se estabilicen y simplifiquen. Pronto se encontrara en el estado de lectura paralela descrito anteriormente, a partir del cual tiara circular y compartirá la energía.


Sienta primero la energía del árbol. Cuando sienta la energía Chi del árbol, concéntrese en la punta de la nariz con la mente, la vista y la parte inferior

de los ojos. La parte superior de los ojos miran hacia las yemas de los dedos y el árbol.

Absorba la energía Chi con los dedos de la mano izquierda, la mente y la parte superior de los ojos.

Mueva poco a poco la parte superior de los ojos para guiar la energía Chi hacia arriba por el exterior (lado Yang) del brazo izquierdo, el hombro izquierdo, el lado izquierdo del cuello, la oreja izquierda y la coronilla. Lleve la energía hacia abajo por el lado derecho comenzando por la parte posterior de la oreja derecha, el lado derecho del cuello, el hombro derecho y el exterior del brazo derecho hasta la palma y los dedos de la mano derecha. Proyecte la energía hacia afuera desde los dedos, combínela con la Energía de la Partícula Cósmica y guíela dentro del tronco. Absórbala otra vez en un circulo. Los hombres repiten el ciclo 36 veces; las mujeres, 24 veces (Véase Figura 2.30).


Si desea terminar la experiencia en este momento después, siga las instrucciones de la sección a), puntos 7), 8) y 9) para intensificar, aligerar y romper por Ultimo su conexión con el árbol.

El Circulo de Energía Yang le ayudara a volverse más sensible al dolor agudo y más superficial, así como a la energía de los Órganos Yang (intestinos delgado y grueso, vesícula biliar, vejiga y estomago).

c. Absorba la energía Chi del árbol con las palmas; el lado Yin

Siéntese o póngase de pie a unos dos o tres metros delante de un árbol.

Extienda los brazos hacia el árbol con las palmas mirando el tronco

Sienta primero la energía del árbol. Cuando sienta la energía Chi del árbol, absórbala con la mente, los ojos y las palmas por medio de estas Últimas. Lleve la energía Chi hacia arriba por el interior (los lados Yin) de ambos brazos hacia los hombros, ambos lados del cuello, las orejas izquierda y derecha y la coronilla. Desde la coronilla lleve la energía hacia abajo por el Canal Funcional hasta la mitad de la ceja, la garganta, el corazón, el plexo solar, el ombligo y el caldero detrás del ombligo.

Siga llevando la energía hacia abajo desde el caldero hasta el perineo, las plantas de los pies y luego aproximadamente hacia tres metros dentro del suelo.

Lleve la energía hacia arriba hasta las raíces del árbol, luego dentro del tronco. Sienta como su energía fluye por el árbol, luego emerge del tronco y entra en su palma. Repita el ciclo nueve, 18, 24 6 36 veces.

Practique enviar su energía por el tronco desde la palma de la mano derecha, a través del árbol, a la palma de la mano izquierda y desde la palma izquierda, a través del árbol, a la palma derecha. Los hombres deberían practicar durante 36 ciclos; las mujeres durante 24. Es muy

7) Trate de distinguir las distintas partes del árbol. Comience por la parte superior del tronco. Envié su energía dentro del árbol y sienta como reverbera. Arrodíllese lentamente para practicar con la parte inferior del tronco. Luego practique con las raíces. Sienta e intercambie la fuerza con el árbol.

d. Absorba la energía Chi del árbol por la coronilla

Póngase de pie a unos dos o tres metros delante de un árbol con los brazos al costado del cuerpo. Sienta el aura del árbol 

Si no la siente, puede acercarse un poco más.

Cuando sienta el aura del árbol, absorba la energía por la coronilla. La energía equilibrada del árbol es suave y tiene un efecto sanador muy poderoso.

Absorba la energía del árbol por la coronilla y déjela circular hacia abajo por los Canales Impulsores o por el Canal Funcional hasta el perineo y después hasta ambos pies. Exhale la energía por las plantas de los pies dentro de la tierra. Lleve la energía desde el suelo a las raices y luego hacia arriba por el tronco.

Sienta cómo absorbe la Energía de la Tierra y la del árbol.

y como éstas purifican su energía y eliminan la energía malsana o negativa. Cuando sienta que brota desde el tronco, absorba la Energía del Plano Humano (Partícula Cósmica) y regrese la energía a la coronilla. Sentirá que las energías combinadas nutren el cerebro, las glándulas y los Órganos. Repita el proceso nueve, 18 6 36 veces.

e. Compartir con el árbol desde el corazón.

En este modelo, la energía del árbol fluye a través de los brazos y el centro del corazón. Puede usarlo para limpiar los brazos del sanador de la energía enferma que se haya acumulado durante el trabajo, o simplemente para abrir el corazón.

1) Adopte cualquier postura cómoda en la que pueda alcanzar una rama sin esforzarse.

Alargue un brazo hasta que pueda tocar el árbol con la palma o la punta de los dedos. Sienta la energía vital bajo la corteza y haga contacto con ella, dando un cierto tiempo para que el contacto se desarrolle.

Al cabo de un tiempo sentirá que comienza a compartir, como si un aura suave se transmitiera en ambas direcciones entre su mano y el árbol.

Amplié el proceso gradualmente hasta que se encuentre inhalando y exhalando energía a lo largo de todo el brazo, desde el centro de su corazón al árbol y viceversa. Permita que este flujo mutuo se prolongue por un rato.


Ahora incluya el otro brazo. Puede apoyarlo en la misma rama, cerca de la otra mano, o puede apoyarlo en otra rama.

Permita que la energía del árbol fluya a lo largo de un brazo, se mezcle con su propia energía en el centro del corazón y fluya por el otro brazo. Cada poco invierta la dirección del flujo en un brazo o en los dos.

Para una experiencia más profunda, intente extender el flujo desde el corazón hasta el ombligo, dejándolo correr desde el árbol al corazón, de allí al ombligo y luego retornar.

dónde va la energía después de salir de sus manos y entrar en el árbol? Si sigue su recorrido con la mente, comenzará a descubrir algo mas respecto a la sutil anotomía del árbol.

Puede que descubra aéreas bloqueadas o congestionado sobre las que puede trabajar haciendo circular la energía de una mano a la otra. Sienta la respuesta del árbol hacia estos esfuerzos y permita que le guie su intuición.

Absorber la Energía de la Tierra

Genere calor en su ombligo y lleve la energía hacia la coronilla.

Proyecte la energía Chi hacia el exterior hasta la cima del tronco del árbol. Entre en el árbol y sienta que establece una conexi6n con el.

Durante este proceso puede pararse a cierta distancia del árbol (entre tres y diez metros). A medida que progrese en esta práctica podrá proyectar su energía hacia el árbol con facilidad desde una distancia mayor. Permita que el árbol absorba la energía enferma o negativa. La energía que retorne a usted estará en equilibrio.

Permita que su energía fluya tronco abajo hasta alcanzar las raíces e introducirse en la tierra 

Deje que la Energía de la Tierra purifique su propia energía. Absorba esta energía combinada a través de las plantas de los pies, subiendo hasta el perineo y luego ascendiendo a través de los Canales Impulsores o a través del Canal Gobernante que corre a lo largo de la espina dorsal. Permita que la energía fluya hasta la coronilla y proyéctela una vez más hacia el exterior. Repita el proceso nueve, dieciocho o treinta y seis veces.

Cuantas más veces se repita el procedimiento, tanto más se refinara o incrementara la energía. Notar que los Canales Impulsores y la Orbita Microcósmica se tornan más claros y brillantes. Una vez que haya establecido una buena conexi6n con el árbol, podrá enviar su energía enferma hacia el árbol a distancia, para refinar su propia energía o mejorar su estado de salud.

Meditar mientras se esta sentado bajo un árbol

Una vez que haya desarrollado su capacidad de sentir la energía Chi del árbol, podrá sentarse bajo el árbol a meditar. Absorba la energía del árbol a través de las estaciones (puntos) de la Órbita Microcósmica.

Fuentes: http://www.esencialnatura.com/como-abrazar-y-absorber-la-energia-de-los-arboles/

Extraído de los libros de Mantak Chia y Maneewan Chia

Ecoportal.net

Energía Craneosacral

El Pensamiento es Energía

Cuando venimos a este mundo como niños inocentes se nos enseña a que los adultos siempre tienen razón, los vemos grandes y con conocimientos que nos van pasando a medida que vamos creciendo y aceptamos todo lo que nos dicen y nos enseñan, sin dudar de su saber. Además de transmitirnos cosas con palabras, también aprendemos de su comportimiento y de sus emociones. Cuando no estamos de acuerdo con algún hecho o actitud y reclamamos, somos castigados, muchas veces “sutilmente”, vemos como los rostros pasan de sonrientes a enojados, las palabras se tornan escasas y cortantes y aparece la respuesta del “silencio”, eso nos demuestra que hemos hecho algo mal, asi que para complacer a los demás nos vamos adaptando a la manera de vivir que nos van programando.

Si hacemos o decimos algo que esperan de nosotros somos recompensados y sino somos castigados. Luego en la escuela pasa algo parecido, si tengo una manera de ser que no encaja con el gusto del docente, se hará inmediatamente un pre-juicio de mí, ni hablar si cuestiono cosas en alguna materia, obviamente mis notas reflejarán mi comportamiento. Así nos van llevando por un camino donde todo está estipulado, un camino que hay que seguir para sentirnos parte de la familia, del grupo, de la sociedad, del mundo…

A medida que pasa el tiempo nos vamos adaptando a todo, ya no pensamos por nosotros mismos, ya no somos nosotros mismos, hemos sido programados.

Se nos impone una religión o una creencia, se nos hace temer a Dios, que por un lado nos ama incondicionalmente y por otro nos castiga de la forma más cruel. Y llega un momento en que ya no nos asombra la miseria, la corrupción, la mentira, la desunión, las guerras, llega un momento en que ya no puedo ponerme en el lugar del otro porque primero debo ocuparme de mí, miro en la televisión los niños desnutridos, los desastres naturales, la muerte en las guerras y es como si no lo viera, a los dos minutos cambio de canal y ya no está más en mi mente, creemos que, como no nos pasa a nosotros no nos afecta. Lo que no sabemos es que sí nos pasa a nosotros.

Dejamos que los que dirigen nuestro país lo hagan a costa de nuestro sacrificio, nos mantienen sobreviviendo para que no podamos pensar en otra cosa, pero somos nosotros quienes los ponemos ahí, somos nosotros responsables de cada cosa que nos pasa, pero estamos acostumbrados a que nos digan lo que tenemos que hacer, lo que tenemos que pensar, lo que tenemos que sentir, no nos damos cuenta que somos como las ovejas que siguen al rebaño aunque se dirijan al matadero. Vemos la realidad que los demás quieren que veamos.

Nuestros pensamientos no son necesariamente nuestros pensamientos, sino pensamientos implantados. Si estamos limitados por un sistema de creencias, especialmente un sistema de creencias religiosas, entonces no podemos dar el siguiente paso y ese paso es el que nos llevará a encontrar nuestro camino.

No somos el cuerpo que tenenos, somos consciencia, consciencia que está conectada a un océano de consciencia, no somos pequeños, tal vez te percibas a ti mismo como la gota del océano, pero si pones la gota en ese océano ya no habrá un punto donde termina la gota y comienza el océano. La gota es el océano y el océano la gota. Somos todos una consciencia infinita.

Si cambiáramos la famosa frase “ver para creer” por “creer para ver” notaremos que iremos avanzando considerablemente. No se trata de creer en los demás, se trata de creer en uno mismo, creer en lo que consideramos que es imposible, creer en que hay una respuesta verdadera a mis preguntas, creer en una infinidad de posibilidades y no sólo en un hecho por la única razón de que así lo veo. Se trata de ampliar la visión, considerando que los cinco sentidos no son suficiente para ver.

Se nos ha implantado una forma de identificarnos con el cuerpo físico y lo que ésto hace es que limita la visión y perspectiva de la consciencia e identificamos lo que somos con este mundo físico, y así lo único que podemos hacer es percibir la realidad de los cinco sentidos.

Hay otra realidad que no está afuera, otra realidad que nos grita desde adentro, que somos capaces de escuchar muchas veces cuando nos preguntamos ¿Hacia dónde voy? o cuando pensamos “debe haber algo más” . ¿Te has dado cuenta que la respuesta no está afuera y que nadie la tiene? Queremos que las cosas sean diferentes pero no sabemos qué hacer ¿Por qué? Porque no buscamos nuestra propia respuesta, la que está dentro nuestro, esa lucesita que quiere asomar es ignorada porque no estamos acostumbrados a prestarle atención, nadie nos ha enseñado, la estamos limitando con nuestra manera de pensar y la forma en que vemos la realidad, dos cosas que nos han implantado desde siempre.

Todo eso y mucho más es lo que debemos cambiar, si tienes miedo ¿cómo vas a avanzar? Si sientes que estás sólo en tu lucha ¿qué puedes hacer? Si tienes preguntas sin respuestas ¿dónde buscar? ¿Por qué seguimos igual cuándo vemos que las cosas no están bien? ¿Por qué te resignas a aquello que no te hace sentir como quisieras?

¿ Cómo, qué, por qué, dónde ? Preguntáte a ti mismo. Conócete, deja que tu corazón te guie.

Hay que darse cuenta que vamos por el camino equivocado, nos estamos destruyendo unos a otros y no nos damos cuenta.

En todas partes del mundo hay gente como tú, con problemas, desilusiones, penas, alegrias, fracasos, sufrimientos, placeres, soledad, etc. y también condicionados por una forma de “ver” la realidad que les han ido enseñando.

No soy “yo” o “ellos” somos “nosotros, todos”, somos “uno”, no estamos separados de nadie ni de nada, muy por el contrario, estamos conectados con todo y con todos. Lo que le pasa al otro le pasa a uno.

EL amor es el único camino para remediar la idea de separación que tenemos porque vibra a la mayor frecuencia posible y necesitamos elevar nuestra frecuencia para poder ver la otra realidad, la que se nos oculta, “la única verdad”. Debemos comprender que nadie puede salvarse a costa del otro o ignorando al otro, en este trayecto o nos salvamos todos o nos hundimos todos.

La Nueva Mente significa romper estructuras de pensamiento, ser libres en conjunto con nuestra mente y nuestro corazón, sembrar la semilla del cambio para ser lo que realmente somos, un espíritu puro de amor que habita en un cuerpo limitado. Somos una consciencia que es infinita y que nos pertenece a todos y donde todos somos parte de ella.

Cambiemos la frecuencia y veremos que no estamos solos, que no hay nada que temer, que somos responsables de todo lo que nos pasa y somos responsables de cuidarnos unos a otros, es la única manera de despertar. El amor es la única verdad, donde hay amor no hay miedo, no hay sombras, no hay error.

Comienza a pensar por tí mismo, sólo hace falta que te escuches, que dudes, que preguntes, que investigues y que encuentres tus propias respuestas, lo que ves afuera es una ilusión, la verdad la tienes tú, ¿qué esperas? Búscala y la encontrarás, está allí esperando por tí. FUENTE

                                       

 

Mercurio entra en Géminis son momentos de expresarse y de caminar ligeros

Mercurio camina ligero por el zodíaco, su paso por los signos es rápido pero como buen andante es un activador de situaciones sumado al poder de llevar las comunicaciones entre sus contactos y los aspectos que ahí vaya formando convierte a este Dios indispensable para un día a día. 

Tenemos al Avatar de la Comunicación entrando en Géminis desde el Martes 29 de Mayo hasta el 12 del siguiente mes, es un planeta rápido que realiza su órbita al Sol en 88 días, eso le da las características de velóz, rapidez, y ligereza. Hermes con sus tobillos alados nos propone diversidad en sus comunicaciones y unos vuelos cortos dónde la expresión se muestra en su plenitud en cada encuentro ya que son asuntos que lleva, la comunicación, las ideas, la expresión en su forma más mental, los pensamientos, el razonamiento, el conocimiento, el ingenio o la curiosidad son sus puntos fuertes. 

Llega Mercurio¡¡¡ pero no llega a cualquier sitio, llega a Géminis, su domicilio diurno dónde Mercurio es dueño y señor de todo lo que allí acontece, eso hace que estos días sean especialmente favorables para los escritos, quizá recibamos por fín esa comunicación que esperamos, es muy buen momento para comprar y vender,  en general para los intercambios.

Mercurio también en su caminar favorece los viajes cortos, esas salidas de las que nos traemos un grato recuerdo por lo inesperado y lo rápido que ha sucedido y se ha desarrollado, estos días podemos encontrarnos personas que hace tiempo no vemos o por que no ponernos al día en las redes de la información que acontece. Buen momento para chatear, todo tipo de conexiones son propicios estos días.

Es buen momento también para el aprendizaje,  comenzar algún curso que requiera estudio, o encontrar ese profesor que buscabas para introducirte más en algún tema que requiera esfuerzo mental. El intelecto se torna poderoso y una gran herramienta con muy buenos resultados estos días, la curiosidad se activa y el conocimiento se vuelve poderoso.

También los hermanos y los vecinos cobran protagonismo, los niños y los jóvenes son susceptibles de sorprendernos con algo, Mercurio simboliza a estos personajes de nuestra vida, y debemos aprovechar a crear buenas relaciones con ellos o provocar esas reuniones que tanta pereza nos da y disfrutar más con los niños que van a estar más activos y rebeldes que de costumbre.

En su paso por el Signo de los Gemelos, Mercurio va a realizar dos importantes contactos hasta que el 12 de Junio ingrese por fín en Cáncer;

Día 1 Mercurio Trígono Marte; Este día puede ser delicado, ya que un contacto con Marte siempre exige cierta prudencia, es el Dios de la guerra y podemos entrar fácilmente en disputas y generar discordia, es verdad que el trígono es un aspecto fácil y fluido, debemos aprovechar esta energía de oportunidad a suavizar rencillas, conversar para aclarar alguna situación del pasado pero cuidado que Marte en Acuario es muy mental y brusco y si somos muy sensibles o “Lunares” nos pueden herir, no malinterpretar y ver la conversación sin emociones, es lo mejor con tanto aire, centrarnos en la palabra, el contexto pero fuera emoción. Es un contacto muy enérgico es buen día para hacer deporte o si quieres un incisión interna para de introspección y meditación sobre nuestra forma de comunicarnos ¿somos directos?, ¿comunicamos o tenemos miedo a equivocarnos?, ¿haces lo que dices, tienes visión de futuro…? son temas a reflexionar para canalizar la energía que este día nos ofrece.

Día 6 Mercurio conjunto Sol; El mensajero del Sol llega a por nuevas órdenes, aquí se dice que el planeta está CAZIMI, un planeta en este estado es muy potente y fuerte, puesto que al estar en el Corazón del Sol es iluminado por la Conciencia y Mercurio puede potenciar toda su expresión, una explosión de cualidades al volverse UNO con el Sol, un Genio sale de este contacto tan poderoso. Este día se puede aprovechar a realizar comunicaciones importantes, aclarar relaciones o ponerse a escribir con una potente energía palabras llenas de expresión salidas del mismo corazón, del Corazón del Sol. A nivel interno podemos reflexionar si somos conscientes de las palabras que decimos o también de las palabras de se callan, escuchar a los demás o si los demás nos escuchan. El reloj marca esta hora, pero si la energía no es bien canalizada los nervios y la irritabilidad se pueden hacer presentes.

Sé consciente de las energías que vienen fluyendo con el Universo y aprovecha de este saber para crear tu vida.

48534578-caduceus-symbol-of-god-mercury-highly-detailed-hand-snakes-wrapped-around-winged-staff-hand-drawn-vi-stock-vector-copia

 

Copyright © Derechos Reservados. de AstroRejoj para espadadeluzentuhonor

Junio 2018 y su Lluvia de Energía

Estamos a puertas del mes de Junio, tener una visión clara de como se presenta el més es muy importante, os dejo mi planificador mensual para este mes, es un gran mes para el despertar espiritual con el Gran Trino de Agua aprovechad a crear armonía, paz, atraer vuestras más bellas experiencias. Por otro lado Urano en Tauro recién estrenado nos está provocando a realizar cambios, únete a la energía cósmica y fluye con ella.

Resalto el Poderoso Gran Trino de Agua con unos planetas muy buenos, Venus, Júpiter y Neptuno nos está ofreciendo todo lo necesario para crear armonía en nuestras vidas, entender a aquellos que nos opositan o empatizar y comprender las situaciones más complicadas del día a día se suavizan con esta configuración de planetas.

Para espadadeluzentuhonor;

48534578-caduceus-symbol-of-god-mercury-highly-detailed-hand-snakes-wrapped-around-winged-staff-hand-drawn-vi-stock-vector-copia

Copyright © Derechos Reservados. Toñi Bejarano (29 Mayo 2018)