PASOS DE LA “A” A LA “Z” PARA CREAR ABUNDANCIA

La “A” representa la AFLUENCIA Y LA ABUNDANCIA, en nuestra forma más primordial somos un SER con todas las posibilidades, Nos es posible crear cualquier cosa, ese poder es nuestra naturaleza esencial, nuestro Ser interno, Espíritu.

La “B” representa lo BUENO Y LO BELLO, evolución es mejorar cada vez más en todos los sentidos posibles. Crea la conciencia de la riqueza y confórmate solamente con lo mejor, selecciona todo de primera clase y el universo responderá a tus expectativas dándote siempre lo mejor.

La “C” representa CALMA Y COMPARTIR. Dinero sin la experiencia de la despreocupación y la caridad, es un estado de pobreza. La conciencia de la abundancia es un estado mental. Quien se preocupa por como obtener cuanto necesita es realmente pobre, sin importar la cantidad de dinero que se tenga. Comparte despreocupadamente, la fuente de la que todo emana es infinita, ilimitada e inagotable.

La “D” representa DAR Y DHARMA, pregúntate ¿Cómo puedo servir?, ¿Cómo puedo ayudar? ¿Qué servicio puedo dar?. Cuando encuentres dichas respuestas en tu interior, notarás que la gente demanda tus servicios. Dharma es descubrir cual es tu propósito en la vida, tu misión personal a cumplir.

La “E” representa la ESPERANZA Y EL ÉXITO; lo que pidas para ti pídelo para los demás, especialmente para tus competidores y enemigos, alégrate por sus éxitos y los convertirás en tus amigos. La Esperanza determina el resultado, espera y siéntete merecedor siempre de lo mejor.

La “F” representa la FE Y EL FRACASO, aprende que en cada fracaso reside la semilla del éxito, son peldaños que nos acercan más a nuestra meta, en realidad el fracaso no existe, sino que es tan sólo el medio de perfeccionar lo que hacemos. Ten fe en ti, en los demás y en el poder que te guía y protege.

La “G” representa la GRATITUD Y LA GENEROSIDAD, que son características de una conciencia afluente. Adopta a Dios como modelo a seguir, no hay nadie más afluente y en él residen todas las posibilidades. Los 4 pasos para que un deseo se manifieste son: Espontáneamente o mediante la meditación u oración, una idea intuitivamente te señala un objetivo. Ten la intención clara de alcanzar dicho objetivo definido. Desea alcanzarlo, pero no te apegues a él. Deja que el universo se encargue de los detalles.

La “H” representa HUMOR Y HUMANIDAD, se feliz, y da felicidad con lo que haces a quienes te rodean, que sea tu objetivo máximo buscar primero la felicidad y todo lo demás la seguirá.

La “I” representa la INTENCIÓN E INTENSIDAD, toma una decisión inalterable de la que no puedas retractarte. Ten un propósito bien definido; decide alcanzar cualquier cosa que te propongas, sin que nada te desvíe. Deja que el universo te atraiga las oportunidades y mantente alerta para aprovecharlas.

La “J” representa el JUSTO MEDIO Y NO JUZGAR, abandona el deseo de clasificar, etiquetar y evaluar las cosas como buenas o malas, correctas o incorrectas. Acalla tu dialogo interno y libera la carga del juicio critico y perfeccionista del ego.

La “K” representa el Karma; los medios para poder aprender nuestras lecciones de esta vida.

La “L” representa la LIBERTAD Y EL LUJO, adopta el lujo y la abundancia como un estado natural o estilo de vida. Rodéate de lo mejor en todos los sentidos, tu lo mereces. Pero se libre internamente y no crees dependencia de y a nada. Date la libertad de ser tu mismo y renovarte constantemente.

La “M” representa la Motivación y la Meta, si tomas como meta ayudar a otras personas a ganar dinero y a que alcancen sus deseos, es una manera segura de que tu mismo logres más fácilmente lo mismo. Motiva y estimula a los demás a crecer juntos.

La “N” representa decir NO A LO NEGATIVO, cuando tengas un pensamiento negativo, dite mentalmente “que pase el siguiente pensamiento, por favor”. Evita la gente pesimista y ambientes negativos, pues bajan tu energía.

La “O” representa los OPUESTOS Y LAS OPORTUNIDADES, acepta que la vida esta formada de opuestos como alegría y tristeza, placer y dolor, luz y oscuridad, salud y enfermedad, amor y odio, metas y obstáculos. Son reconciliables y en esencia solo un medio para que el alma aprenda mediante los contrastes a ejercer sabiamente el poder del libre albedrío. Oportunidades a aprovechar para crecer constante.

La “P” representa el PROPÓSITO Y LA PAZ, estamos aquí para descubrir y cumplir nuestro propósito de vida, debemos poder expresarlo en términos sencillos. Saber tu propósito, misión o deber personal te abre las puertas de la potencialidad pura.

La “R” representa RECIBIR Y REGALAR, aprender a recibir es tan importante como saber dar, ambos son aspectos diferentes del fluir de la energía en el universo. dar y recibir no tienen que ser cosas materiales, puedes regalar una sonrisa o un estimulo.

La “S” representa SERVIR, SER Y SABER, el dinero es como la sangre, debe circular; aferrarse al dinero hace que se estanque, para que se multiplique debe circular. El dinero es energía y simboliza el resultado del servicio que damos a nuestros semejantes.

La “T” representa lo TRASCENDENTE, EL TALENTO Y EL TIEMPO, EL TRIBUTO, sin un sentido de trascendencia la vida carece de belleza; vivir sin la conciencia del tiempo es entregar el corazón plenamente y sin prisa a cada momento. Un sabio dijo: “No me preocupo por el pasado y no le temo al futuro, porque mi vida está perfectamente concentrada en el presente y la respuesta correcta me llega en cada situación cuando ocurre”. Únete a gente con talentos únicos y comparte los tuyos. El tributo o diezmo es dar sin apego una porción de tus ingresos. Cuando das, creas un vacío que debe llenarse y atrae más de lo que diste.

La “U” representa la UNIDAD Y LO UNIVERSAL, hay que comprender que hay una unidad interna detrás de la diversidad externa de las cosas, la conciencia de unidad es el espíritu que va más allá de la máscara de separación y fragmentación originada por ego y los sentidos. Todo es uno, todo es un mismo ser bajo diferentes disfraces, unión es yoga y amor universal.

La “V” representa LA VERDAD Y LOS VALORES, sin valores sólidos en la vida hay confusión, caos y desintegración. Cuando seguimos los valores que se consideran sagrados, nuestro potencial interno es poderoso y crea cualquier cosa que se desea.

La “W” representa la conciencia de la RIQUEZA (WEALTH) Y LA ABUNDANCIA, que implica la ausencia de preocupaciones monetarias. Las personas verdaderamente ricas nunca se preocupan por perder su dinero, saben que la fuente de donde surge es inagotable. Confía plenamente en que tu poder personal atraerá siempre hacia ti cualquier cosa que necesites.

La “Y” representa el YACIMIENTO Y EL YO SOY, el nacimiento u origen del vigor y la salud esta en el Ser o Yo Soy. Si estamos vertidos hacia las cosas externas nos desvitalizamos, si estamos en contacto intimo con nuestro Ser real, la energía universal fluye libremente a través de nosotros, sintiéndonos capaces, vigorosos y juveniles.

La “Z” representa el ZUMO o esencia de las cosas, es saber que hay un poder que rige el mundo y que esta siempre presente en todo lugar. Es saber que Soy Eso, que usted es Eso, que todo esto es Eso y que Eso es todo lo que existe. Estar en armonía con Eso es enfrentar lo desconocido con despreocupación y libertad.

Deepak Chopra.

Anuncios

El Espejo Transforma

Todos somos extensiones del campo universal de energía, distintos puntos de vista de una única entidad. Esto implica ver todas las cosas del mundo, a todas las personas del mundo, y darnos cuenta de que estamos mirando otra versión de nosotros mismos. Tú y yo somos lo mismo. Todo es lo mismo. Todos somos espejos de los demás y debemos aprender a vernos en el reflejo de las demás personas. A esto se llama espejo de las relaciones. A través del espejo de una relación, descubro mi yo no circunscrito. Por esta razón, el desarrollo de las relaciones es la actividad más importante de mi vida. Todo lo que veo a mi alrededor es una expresión de mí mismo.

Las relaciones son una herramienta para la evolución espiritual cuya meta última es la unidad en la conciencia. Todos somos inevitablemente parte de la misma conciencia universal, pero los verdaderos avances tienen lugar cuando empezamos a reconocer esa conexión en nuestra vida cotidiana. Las relaciones son una de las maneras más efectivas para alcanzar la unidad en la conciencia, porque siempre estamos envueltos en relaciones. Piensa en la red de relaciones que mantienes: padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo, relaciones amorosas. Todas son, en esencia, experiencias espirituales. Cuando estás enamorado, romántica y profundamente enamorado, tienes una sensación de intemporalidad. En ese momento, estás en paz con la incertidumbre. Te sientes de maravilla, pero vulnerable; sientes cercanía pero también desprotección. Estás transformándote, cambiando, pero sin miedo. Te sientes maravillado. Ésa es una experiencia espiritual.

A través del espejo de las relaciones, de cada una de ellas, descubrimos estados prolongados de conciencia. Tanto aquellos a quienes amamos como aquellos por quienes sentimos rechazo, son espejos de nosotros. ¿Hacia quiénes nos sentimos atraídos? Hacia las personas que tienen características similares a las nuestras, pero eso no es todo. Queremos estar en su compañía porque subconscientemente sentimos que al hacerlo, nosotros podemos manifestar más de esas características. Del mismo modo, sentimos rechazo hacia las personas que nos reflejan las características que negamos en nosotros. Si sientes una fuerte reacción negativa hacia alguien, puedes estar seguro de que tú y esa persona tienen características en común, características que no estás dispuesto a aceptar. Si las aceptaras, no te molestarían.

Cuando reconocemos que podemos vernos en los demás, cada relación se convierte en una herramienta para la evolución de nuestra conciencia. Gracias a esta evolución experimentamos estados extendidos de conciencia. La próxima vez que te sientas atraído por alguien, pregúntate qué te atrajo. ¿Su belleza, gracia, elegancia, autoridad, poder o inteligencia? Cualquier cosa que haya sido, sé consciente de que esa característica también florece en ti. Si prestas atención a esos sentimientos podrás iniciar el proceso de convertirte en ti más plenamente. Lo mismo se aplica a las personas hacia las que sientes rechazo. Al adoptar más plenamente tu verdadero yo, debes comprender y aceptar tus características menos atractivas.

La naturaleza esencial del Universo es la coexistencia de valores opuestos. No puedes ser valeroso si no tienes a un cobarde en tu interior; no puedes ser generoso si no tienes a un tacaño; no puedes ser virtuoso si no tienes la capacidad para actuar con maldad. Gastamos gran parte de nuestras vidas negando este lado oscuro y terminamos proyectando esas características oscuras en quienes nos rodean. ¿Has conocido personas que atraigan sistemáticamente a su vida a los sujetos equivocados? Normalmente, aquéllas no comprenden por qué les sucede esto una y otra vez, año tras año. No es que atraigan esa oscuridad; es que no están dispuestas a aprobarlas en sus propias vidas. Un encuentro con una persona que no te agrada es una oportunidad para aceptar la paradoja de la coexistencia de los opuestos; de descubrir una nueva faceta de ti. Es otro paso a favor del desarrollo de tu ser espiritual.

Las personas más esclarecidas del mundo aceptan todo su potencial de luz y oscuridad. Cuando estás con alguien que reconoce y aprueba sus rasgos negativos, nunca te sientes juzgado. Esto sólo ocurre cuando las personas ven el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, como características externas. Cuando estamos dispuestos a aceptar los lados luminoso y oscuro de nuestro ser, podemos empezar a curarnos y a curar nuestras relaciones. Todos somos multidimensionales, omnidimensionales. Todo lo que existe en algún lugar del mundo también existe en nosotros. Cuando aceptamos esos distintos aspectos de nuestro ser, reconocemos nuestra conexión con la conciencia universal y expandimos nuestra conciencia personal.

Las características que distinguimos más claramente en los demás están presentes en nosotros. Cuando seamos capaces de ver en el espejo de las relaciones, podremos empezar a ver nuestro ser completo. Para esto es necesario estar en paz con nuestra ambigüedad, aceptar todos los aspectos de nosotros. Necesitamos reconocer, en un nivel profundo, que tener características negativas no significa que seamos imperfectos. Nadie tiene exclusivamente características positivas. La presencia de características negativas sólo significa que estamos completos; gracias a esa totalidad, podemos acceder más fácilmente a nuestro ser universal, no circunscrito. Una vez que puedas verte en los demás, será mucho más fácil establecer contacto con ellos y, a través de esa conexión, descubrir la conciencia de la unidad. Éste es el poder del espejo de las relaciones

Deepak Chopra.

El sendero del mago. Deepak Chopra. Video y Pdf

 

“Existe una enseñanza que se llama ‘El sendero de Mago’, ¿has oído hablar de ella?”- dijo Merlin
El joven Arturo levantó la mirada del fuego que, sin éxito trataba de encender.
“No, nunca he oído hablar de eso” -contestó Arturo.
“¿Quieres decir que los magos tienen una forma diferente de hacer las cosas ?”
“No. Las hacen exactamente como nosotros” -replicó Merlin.
Hizo un chasquido con los dedos y prendió el fuego,
luego abrio las manos y de la nada
aparecieron un puñado de patatas y otro de setas silvestres.

Deepak Chopra: El sendero del Mago

A lo largo de la historia de los cuentos el Mago
es un personaje recurrente. Con su pelo blanco largo, su capa, su
varita mágica y su pócima. Hablo del Mago blanco, del bueno, por
supuesto. Incluso ahora, más joven y apuesto, Harry Potter arrasa entre
sus seguidores. Pero este personaje puede resultar más real de lo que
nos presentan. Representa un arquetipo de personalidad o de cualidad de nuestra esencia como ser espiritual.

Deepak Chopra ha trazado el sendero del Mago. Después de hacernos el regalo de las 7 leyes espirituales del éxito, nos presenta este libro que puedes encontrar en youtube en formato audiolibro. A partir de la relación entre el Mago Merlín y el Rey Arturo,
Deepak Chopra nos va desvelando de manera mágica y misteriosa, como
haría un buen mago, el camino del que voy a hablar en este post. Parece
justo que si ya anteriormente defendiera que el camino es la felicidad y no el destino, ahora hable del camino en sí mismo.

Hay diez partes más para los que quieran terminar de escuchar el audiolibro se pueden encontrar en esta dirección

Nos remontaremos atrás en la historia de las leyendas cuando se
hablaba de magia, de alquimia, de convertir el plomo en oro y de
encontrar el Santo Grial. Cada uno de nosotros tenemos un Mago
en nuestro interior y el camino es el proceso de alquimia a partir del
cual convertimos nuestro plomo en oro, es decir, acometemos un proceso de cambio interior. El logro, la consecuencia final, es la consecución del Santo Grial.

En la cueva de cristal de cada corazón

siempre ha existido y existirá un mago
lo único que necesitas hacer
es entrar y escuchar.

El propósito de aprender de un mago

es encontrar a nuestro propio mago interior, a nuestro guía.
Una vez que lo encuentras
te encuentras a tí mismo.

El Mago practica la alquimia para transformar. El mago es ese guía interior que nos enseña a ser libres y a llenarnos de amor para convertir sentimientos como el miedo o el sufrimiento, en paz y alegría. El propósito es el amor para encontrar la impureza y disolverla.
Así Deepak Chopra nos recuerda que nuestro propósito es aprender para
encontrar a nuestro propio mago interior, una vez que lo encontramos,
nos encontramos a nosotros mismos.

Cuando Arturo dejó de vivir con Merlín, fue adoptado por Sir Arthur, vivía con él y con su hijo Kay.
Una vez, Arturo se encontraba mirando fijamente una jarra de plomo cuando Kay le encontró.
“¿Qué haces?”, preguntó Kay
“Alquimia”, contestó Arturo
Los ojos se le abrieron como platos: “¡seremos ricos, enséñame!”
Arturo asintió y siguió mirando fijamente la jarra de plomo. Quince minutos más tarde, la jarra seguía siendo de plomo.
“Aaagh, creo que eres un fraude”, dijo Kay, “la jarra sigue siendo de plomo”
Arturo no se inmutó: “pues claro que sí, está allí sólo para recordarme algo: soy yo quien está tratando de convertirse en Oro”.

Al inicio de este camino, para dar los primeros pasos, necesitamos la inocencia. Es decir, tenemos que librarnos de nuestra propia imagen y de todos los condicionamientos. Desaprender lo aprendido
para mirar con ojos nuevos puesto que si miramos desde nuestro juicio,
desde el ego y desde lo impuesto no podremos ver diferente. Lo mismo que
el pájaro no ve los barrotes de su jaula porque toda ella es su mundo,
nosotros no podemos ver desde nuestro mundo sin salir de él, sin
desprendernos de todo lo que nos cubre.

Después de convertirse en Rey, Arturo sólo compartió su experiencias con su esposa Ginebra.
“Merlín siempre insistía en que mi versión de la realidad era una ilusión”, le dijo Arturo una noche.
Ella se quedó confundida: “Pero tu y yo vemos esta habitación”, dijo.
“Entonces te mostraré algo”. Y Arturo le pidió a Ginebra que dejara
la habitación y que volviera al anochecer. Entonces, cuando regresó,
con la habitación completamente a oscuras le dijo: “no te preocupes, camina hacia mi y describe los objetos que te rodean”.
La reina empezó a caminar hacia Arturo describiendo cada detalle de la habitación.
“Ahora mira”, dijo Arturo y encendió una vela.
Ella se sorprendió al ver que la alcoba estaba totalmente vacía. “No comprendo”, dijo.
“Todo lo que describiste es lo que esperabas encontrar en esta alcoba, no lo que realmente había en ella!, le explicó Arturo.
“Caminamos en la vida de acuerdo con lo que esperamos ver. Merlín me
dijo que el mundo del Mago es el mundo real después de que se enciende
la luz”

El Mago existe sin ningún pensamiento, conectado con la conciencia pura, ese lugar dentro de si mismo donde no hay límites, no hay tiempo, no hay esfuerzo, no hay muerte.
Para el Mago nada de esto existe, por eso puede hacer magia y crear más
allá de lo racionalmente posible. Para él, la sabiduría está viva, no
se puede predecir, fluye con la naturaleza. El mago confía en la
naturaleza, tiene fe en la fe y renuncia a que todo es una lucha.

Este renacer que proporciona la alquimia de la transformación interior, volviendo a la inocencia de no saber nada de lo que se creía saber, da un nuevo tipo de conocimiento. Y ese conocimiento es el que crea la abundancia, la paz, la inteligencia y la creatividad, todos ellos regalos del silencio. Un silencio donde prima el deseo de seguir en el camino.

El mago obtiene la fuerza necesaria para seguir del amor universal,
de la creencia de pertenencia a un todo. Él sabe que entre las
estrellas y él no hay distancia porque donde acaba el halo de luz y
energía que desprenden los astros del universo, empieza su propia luz y
energía, y todo ello hasta el infinito. El Mago no está sólo. El Mago es eterno, vive por siempre y en todas las dimensiones, vive la realidad desde todas las perspectivas.

Para él las coincidencias no existen. Los
acontecimientos del camino son sólo pistas del espíritu para llamar
nuestra atención y provocar la experiencia necesaria hasta llegar al
Santo Grial. Pero para llegar al cambio, para llegar a la transformación, otro de los pasos es reconocer. Lo malo, lo negativo, la sombra es sólo un opuesto que puede estar en equilibrio con la luz y ser fuente de riqueza. El Mago fluye, no se opone. Un Mago ha aprendido a vivir con la oposición de sus cualidades, vive la totalidad de su yo.

Merlín se apareció a Lancelot y Percival cuando estos iban en busca del Santo Grial.
“Estoy aqui para guiarlos hasta el Grial”, declaró Merlín.
“Sólo deseo que liberen sus mentes
y se desbloqueen de todos los conceptos erróneos acerca del objeto que buscan.
La búsqueda, cuyo trofeo es el Grial, es una travesía interior,
una aventura de transformación,
sólo cuando logren dar los siete pasos de la alquimia podrán obtener el Grial”.

Y para dar esos siete pasos qué mejor que beber de la fuente
original de este precioso relato del Sendero del Mago de Deepak Chopra. Pero ahora mismo os dejo con un hermoso resumen.

COMPLETO;

pdf descargar; http://www.cuantona.com/libro/ElSenderodelMago.pdf
http://maestroviejo.wordpress.com/2012/04/14/el-sendero-del-mago-deepak-chopra/