La impresionante historia del niño que cuenta cómo era su vida antes de nacer en la Tierra

 

El chico ya está grande. Pero en 1991, cuando tenía pocos años, no tuvo mejor idea que escribir un libro revolucionario llamado “Vengo del Sol”. Un recopilado de todos los recuerdos de un niño, Flavio Cabobianco, entre los 3 y 10 años de edad. Un testimonio que puede ayudar enormemente a otros niños que estén pasando por lo mismo y, a la vez, a los adultos que deben aprender a escucharlos con mente abierta. Ellos son nuestros grandes Maestros.
El libro surgió a partir de un trabajo de ordenamiento que hizo la periodista austro-argentina Ama Hilde Brostrom sobre las de notas de Alba Zuccoli y Omar Néstor Cabobianco, los padres de Flavio. En los encuentros con ella, Flavio, que entonces tiene 8 años, agregó comentarios a los dibujos y esquemas que facilitaban, según el pequeñito, la comprensión de sus explicaciones sobre temas como la formación de la materia, la misión al encarnar, los recorridos de las almas, la energía de los planetas y el Universo, el tiempo-espacio, etc.
“El libro que terminé de gestar cuando tenía aún diez años cambió mi vida rotundamente. Nos educan para olvidar que creamos, co-creamos lo que llamamos realidad. La vida es tan mágica… vivir es un acto creativo. La escritura es para que hable el alma; o si no, no vale la pena. A veces estoy confundido. Estar confundido es fantástico porque es estar aprendiendo y estar vivo. Prefiero expresarme en un libro porque tiene vida, tiene mi energía. Al abrir sus hojas otorga todo lo que tiene para entregarlo al mundo”, dijo Flavio, pocos tiempo después de terminar su obra.
Prólogo imperdible
Nuevos niños están naciendo. Son humanos diferentes, aunque no lo parezcan. Yo soy sólo uno de ellos, uno de los primeros. La humanidad está cambiando. La conexión con lo espiritual está más abierta. Todos los niños pueden ahora mantenerse unidos a su esencia. Los bebés lloran porque es muy difícil este planeta. Un bebé trata de expresarse vía telepática, pero no le funciona porque todo aquí es muy denso. Ve todo, lo malo y lo bueno, lo falso y lo verdadero. En otros planetas uno ve lo que quiere. Ver es una manera de decir, ya que no hay ojos físicos, uno se focaliza en lo que le interesa y se puede cerrar cuando quiere. El recién nacido está asustado, encerrado en la realidad física.
Extraña la unidad esencial de donde viene, entonces se adhiere rápidamente a las personas que lo cuidan. Traspasa a los padres el lugar del Ser Supremo. Los padres, si creen sólo en lo material, lo involucran cada vez más en lo físico. Al enseñarle a hablar, limitan su pensamiento. Los niños al crecer, van perdiendo la conexión con su origen. Para ayudar a los chicos hay que ayudar a los grandes. Si los padres están abiertos, van a cuidarlos sin imponerles sus propias ideas, su visión del mundo. Lo principal es darles espacio, darles tiempo, dejarlos pensar, dejarlos que hablen.
Los humanos aprenden a usar un solo punto de vista, el cotidiano que sirve para lo físico y para vivir en sociedad. Los niños, al jugar practican esta realidad. Seguir abierto es mantener otros puntos de vista. Por ejemplo, el punto de vista Exterior es “ver” desde fuera de la Tierra y, más aún, desde fuera de la parte manifestada del Universo. El punto de vista Central es “ver” desde el Núcleo, esencia energética de Dios. El punto de vista Interior es “mirar” desde dentro del núcleo interno del propio ser, y ver el núcleo de otros seres. A los niños se les hace practicar sólo el punto de vista Cotidiano. Entonces limitan el uso de sus ondas mentales y aprenden a focalizarse en el plano físico. Es como usar apenas una partecita de una computadora.
Una vez que están programados de esta manera, es difícil que se abran, pueden confundirse. Hay que tener mucha paciencia para reabrir la conexión espiritual. La mayor parte de los seres humanos viven toda su vida olvidados de la totalidad. La unidad superior la mantienen cuando son bebés y a veces la recuperan poco antes de morir. Buscan la felicidad externa porque pierden la interna. Sufren por los deseos y también por la adicción a otros seres humanos. Un niño nuevo sabe que es parte de la Totalidad. Si se le quiere enseñar la idea de “mío” se confunde, cree que todo es de él. Hay que dejarlo compartir.
Flavio, 8 años
Fuente

CÉLULAS GLIALES. LAS NUEVAS ESTRELLAS DEL CEREBRO

 

Astrocito posando para la foto

 

En el sistema nervioso central residen muchos tipos de células. Mientras las neuronas han sido siempre las protagonistas y las acaparadoras de todos los mimos, es sólo hasta hace poco tiempo que el papel de otras células ha recibido atención. Las células gliales, en particular un grupo de ellas conocido como astrocitos, se consideraron por mucho tiempo como el simple soporte, el pegante –su nombre viene del griego que significa eso precisamente– que mantiene en su puesto a las otras células del sistema nervioso central. Hoy en día los científicos están empezando a descifrar y reconocer el importante papel que desempeñan esas células gliales.

 

Los astrocitos recubren, mantienen los cables conectivos de las células neuronales embebidos con mielina, una proteína aislante, y como resultado las señales sinápticas se vuelven más rápidas y eficientes. Cuando ocurre un daño, pueden migrar al sitio y repararlo, dejando una cicatriz glial, diferente a una de la piel pero similar en función.

 

Se sabe que los astrocitos envían señales que constituyen el cuerpo de información que regula el estado de somnolencia durante el día y que, inhibiendo esas señales se puede contrarrestar algunos de los síntomas de la depresión. Estudios recientes informan que los astrocitos pueden disparar convulsiones, regular el flujo sanguíneo en el cerebro y algo maravilloso, agruparse alrededor de neuronas defectuosas para corregir el problema.

 

Los astrocitos humanos, pueden jugar un papel muy importante en la integración y la coordinación de esa actividad tan compleja como es la de señalización en el cerebro humano y por lo tanto ayudar a regular nuestras más altas funciones  cognitivas. Nuestra avanzada capacidad de procesar conocimiento se debe no solo al tamaño y complejidad de nuestras redes neuronales sino también a un incremento, en relación a otras especies, en las capacidades de funcionamiento y coordinación facilitado por la acción de las células gliales.

 

Uno de los equipos de investigadores dedicados a estudiar los diferentes tipos y funciones de las células gliales se encuesta en la Universidad de Rochester, en su centro médico y está liderado por los neurólogos Steven Goldman y Maiken Nedergaard.

 

“Yo siempre he pensado que la idea de que el cerebro humano es más capaz porque tiene redes neuronales más complejas es un poco simple pues si se pone toda la red neuronal en plena actividad se acaba teniendo un súper computador, dice Nedergaard. “Pero el conocimiento humano va mucho más allá del procesamiento de datos, es la coordinación de emoción y memoria lo que nos capacita para abstraer y aprender”, añade.

 

Este año (2013), Goldman y Nedergaard transplantaron células progenitoras de astrocitos humanos en cerebros de ratón. Lo hicieron cuando los ratones estaban en estado embrionario y siguieron el proceso de colonización por los astrocitos humanos, del cerebro del ratón, hasta la edad adulta. Los resultados fueron asombrosos: los ratones modificados aprendieron mucho más rápido y fijaron muchos más recuerdos que los controles normales.

 

Estos resultados indican que las células gliales humanas difieren funcionalmente de las de los roedores y que contribuyen de manera significativa en el aprendizaje; “por todo ello, nuestros hallazgos sugieren que la evolución de las capacidades cognitivas en humanos pueden reflejar el desarrollo de células gliales únicas en forma y función en los humanos”, dice Goldman.

 

Los astrocitos no solamente forman un soporte para las neuronas sino que se comunican con ellas y entre ellos. El papel de los astrocitos es proporcionar el ambiente perfecto para la transmisión neuronal. “Hemos observado que estas células han evolucionado en complejidad, tamaño y diversidad llevando a funciones cerebrales más y más complejas” afirma Nedergaard.

 

Los astrocitos son de lejos más abundantes, más grandes y diversos en el cerebro humano comparados con otras especies. En los humanos los astrocitos proyectan veintenas de fibras que pueden simultáneamente conectarse con un número grande de neuronas y en particular con las sinapsis formadas entre ellas. Como resultado los astrocitos humanos pueden coordinar la actividad de cientos de sinapsis.

 

La evolución del cerebro no consistió tan solo en el incremento del tamaño de la masa cerebral sino, según estos nuevos hallazgos de la función de las células gliales, en el incremento en el tamaño y en la diversidad de las funciones realizadas por ellas.

 

Así, cualquier estudio futuro del funcionamiento del cerebro tendrá que tener muy en cuenta el papel fundamental desempeñado por las células gliales. De no hacerlo dejará de lado casi la mitad del material que funciona en armonía para proporcionar y mantener todas esas capacidades cognitivas que son nuestro más preciado tesoro.

 

El Beneficio de Utilizar consciente y positivamente la Mente

El cuerpo mental;
es el vehículo o cuerpo por medio del cual el Ego se manifiesta como mente concreta (razón, memoria, imaginación…) esta mente es la que, a través del desarrollo evolutivo, se convierte en un vehículo de conciencia independiente por medio del cual se manifiesta el Ego en sus cuerpos de deseos, etérico y físico. Pero el cuerpo mental también se manifiesta como un segundo aspecto comúnmente llamado mente abstracta, si, por ejemplo, la mente concreta trata con las “formas” de pensamiento (aritmética, los objetos, etc.) la mente abstracta trata con las matemáticas puras, la algebra, ideas o símbolos abstractos, etc.) El aspecto superior de la mente irradia o crea originalmente ondas mentales mientras que el inferior reproduce y crea formas de pensamiento que cualquier iniciado puede ver.
El cuerpo mental tiene casi la misma forma ovoide del cuerpo de deseos con la diferencia de que los buenos pensamientos hacen vibrar la materia mental más espiritualizada que suele estar en la zona de la cabeza, mientras que los maléficos y egoístas gravitan en la parte inferior del ovoide.
Por tanto, podemos ver como la mente no es el Ego sino su aspecto cognoscitivo, lo que le hace pensador y conocedor en sus renacimientos; es simplemente la conciencia individual y personal.
Proceso de Pensar;
Cuando el hombre piensa pone en vibración el cuerpo mental, esta vibración se manifiesta en un grado inferior, es decir, en el cuerpo astral o de deseos, desde éste pasa a los éteres del cerebro etérico del cuerpo etérico para, por último, poner en acción la materia gris del cuerpo físico. Sabiendo que el cuerpo de deseos está relacionado con el sistema nervioso simpático y que el sistema cerebroespinal está bajo el control del Ego, éste piensa emitiendo sus vibraciones originales en base a experiencias pasadas, a través de los canales abiertos o no del cuerpo de deseos para terminar encontrando el conducto más apropiado y las partículas capaces de expresar lo que el Ego desea. Esto explica, en cierto modo el que a unas personas les guste las matemáticas y a otros no o que unos comprendan y expresen perfectamente algunos hechos más bien abstractos y otros sean incapaces de ello.
Si analizamos esto en sentido contrario, lo que podría ser el resultado de una experiencia o conocimiento, sería algo así: la experiencia en el cuerpo físico (hecho, oído, visión…) asciende al cuerpo de deseos donde se convierte en sensación, lo que, en el cuerpo mental se transforma en percepción, conceptos o ideales, lo que será una base para las respuestas futuras y una manera de abrir nuevos canales para que se manifieste el Ego. Esta es la manera también de que se forme la memoria pero como no todo es causa y efecto ni el resultado de experiencias pasadas, el Ego tiene en cada vida la posibilidad de crear “ideas” nuevas y originales cuando, de vez en cuando y en determinadas circunstancias, recibe luz del propio espíritu y del Mundo del Pensamiento. Cuando la respuesta del Ego alcanza el cerebro se producen una serie de acciones en forma de descargas eléctricas y de corrientes magnéticas, las cuales abren un nuevo canal nervioso. Si esto se repite se facilita la misma expresión o se crean ideas asociadas.
Evidentemente y como ocurre con el cuerpo físico, el ejercicio aumenta su poder mientras que lo contrario lo atrofia y lo destruye. Con cada nueva vibración transformamos o expulsamos materia mental de este cuerpo según la capacidad que tenga de responder a nuestras ideas y pensamientos; así reemplazamos la materia que no responde a nuestras intenciones. De aquí la necesidad y conveniencia de crear y mantener pensamientos e ideales positivos.
Cuando el hombre intenta vivir la vida superior, es decir, actuar como lo haría nuestro verdadero Yo superior, elimina la materia mental grosera y atrae la positiva y espiritualizada de las regiones superiores del Mundo del Pensamiento; así nos unimos más a nuestro verdadero Yo el cual se expresará cada día más. Como es lógico, esto hará que el cuerpo de deseos responda con sentimientos y deseos más elevados. Normalmente el ser humano actúa basándose en su aspecto mental inferior o concreto el cual está unido a su cuerpo de deseos, son pocas las veces que el hombre piensa como debiera, es decir, sin deseos; y de eso se trata, de razonar para no estar dominado por los deseos ni por los sentimientos y para que, a través de lo positivo y elevado, demos pie a que el aspecto inferior de la mente se una a la superior, o lo que es lo mismo, el hombre se una a su verdadero ser.
Vencer al Cuerpo de Deseos
Veamos porque en esoterismo se dice que hay que vencer el deseo personal. El aspecto inferior de la mente, (la mente concreta) está tan unida al cuerpo de deseos que reaccionan el uno sobre el otro, es decir, la mente se ve impulsada por el deseo y, a su vez, busca placer a través de éste. La mente intenta crear imágenes de placer a la vez que rechaza crear lo que del cuerpo de deseos reconocemos como dolor o malestar, por tanto, lo que ocurre es que la mente aumenta las pasiones animales con sus impresiones grabadas y valiéndose de la memoria y la imaginación.
Razonando el párrafo anterior podemos comprender por qué el hombre actúa muchas veces peor que los animales, esto es, el cuerpo mental estimula al cuerpo de deseos despertando así deseos y pasiones que en el animal no están activos. Por esta misma razón el hombre poco evolucionado se deja dominar por el aspecto inferior del cuerpo de deseos, o sea, por los sentidos, la astucia, la lujuria, la crueldad, etc. Por este motivo, cuando el aspecto mental se pone al servicio de los sentidos, del materialismo y de los peores deseos y sentimientos, el hombre pasa mucho tiempo en el purgatorio después de muerto. Sin embargo, no debemos olvidar que la libertad y el poder de elevarnos y unirnos al Yo superior, está en la mente puesto que a través de ella podemos conseguir el autocontrol, solo es necesario que la conciencia se identifique con la mente pero no con los deseos inferiores.
Quien fortalece su voluntad y persiste una y otra vez trabaja desde el interior y lo elevado y no dejándose dominar por lo externo y por los sentidos, el de fuerte voluntad domina las circunstancias externas poniendo en actividad las fuerzas adecuadas según sean sus experiencias acumuladas. Según se progresa en este sentido, se libera cada vez más del cuerpo de deseos y se aumenta el poder de la mente superior sobre la inferior manifestando así genialidad, desarrollo espiritual, inspiración y profecía. Lo mismo que la mayoría de nosotros hemos vencido y transmutado la parte inferior y más animal del cuerpo de deseos, así debemos seguir utilizando la razón para centrar la conciencia en el aspecto superior de la mente (ideales elevados, espiritualidad, conceptos abstractos, etc.) y no en este cuerpo. Este desarrollo no solo nos hace más libres por no depender tanto del cuerpo de deseos, sino que además nos favorecerá el abandono de los cuerpos y de la tierra después de la muerte del cuerpo físico.
Efecto de los Pensamientos
Cuando pensamos emitimos una vibración que afecta al cuerpo mental lo mismo que cuando estamos deseando algo estamos afectando al cuerpo de deseos, sin embargo, un pensamiento afecta de dos diferentes formas entre otras, estas son: Primera, a nuestro cuerpo mental transformándolo y creando hábitos de pensamientos; y segunda, al Mundo del Pensamiento y a las mentes de las personas para intentar reproducir el pensamiento u otro similar de acuerdo al cuerpo mental de la otra persona. Esto puede tener éxito o no dependiendo de la energía (vida) que el pensamiento tenga y esto, a su vez, dependerá de la voluntad o fuerza con que se haya creado y de la claridad del pensamiento. Así es que, cuando una persona centra su voluntad y concentra su mente, estos pensamientos llegarán más lejos y cumplirán su misión si es que la tienen. De esta forma podemos comprender que la mayoría de los pensamientos que creamos constantemente se debilitan y son absorbidos por todos los de los demás existentes en nuestra sociedad y en el Mundo del Pensamiento. Por el contrario, los pensamientos concentrados y creados voluntariamente con cierta intención, serán más fuertes y llegarán a su destino cumpliendo así su misión sin nada que se interponga en su camino. Esto nos lleva a tener una idea más clara del efecto de la concentración, de la oración, del estudio concentrado e incluso del hecho de mantener la mente todo el día en cualquier tema abstracto o espiritualmente elevado.

Como sabemos los ocultistas, cuando una persona se obsesiona con algo pero aún no ha tomado la decisión de hacer lo que desea, puede ser impulsada a ese acto tan deseado simplemente porque le afecte un pensamiento de la misma naturaleza de otra persona. Así es, esto no significa que un pensamiento de amor y de fraternidad pueda hacer buena persona al que siempre está pensando en hacer mal, pero algún efecto tiene. Lo mismo que cuando un estudiante ha aprendido lo que se imparte en un curso y, por tanto, necesita pasar a otro, también cuando un pensamiento elevado llega al cuerpo mental de otro despierta esa misma vibración, lo que puede convertirse en la base de una nueva forma de pensar. Por esta razón hay cada día más empeño en formar círculos o grupos con ideas altruistas y fraternales, por no decir del efecto positivo que causan las frases y pensamientos tan bellos que nos enviamos algunos por correo electrónico. La persona que sea tan egoísta que esté todo el día pensando de qué manera puede beneficiarse no tendrá fácil la admisión de los pensamientos elevados, pero cualquier otra de nuestra sociedad sí.
Por tanto, es obligación de todos (y más del que tiene este conocimiento) ser una fuente de pensamientos que ayuden y eleven la conciencia de la sociedad así como mandar pensamientos de ayuda, en cualquier sentido cuando sabemos que alguien los necesita. Naturalmente que los lugares donde se practique la oración, la meditación o concentración sobre temas elevados, o simplemente, cualquier agrupación que trabaje con ideales elevados, ya hacen una gran labor en la sociedad.
No olvidemos que cualquier pensamiento que consigue despertar una vibración simpática en otro cuerpo mental será absorbida por éste aumentando así esa vibración o fuerza en él. Pero, por desgracia, el hombre es todavía muy egoísta y la mayoría de sus pensamientos se quedan con él creando una atmósfera que repercute sobre sí mismo; es decir, hacen que el pensador siga creando pensamientos de esa misma naturaleza. Así se producen las autosugestiones, las obsesiones y las tentaciones que, aún en momentos de descanso no dejan en paz al creador de esos pensamientos. Así, una persona que se obsesiona con matar (como vemos casi a diario en nuestra sociedad) a su compañera por medio de repetir ese pensamiento, termina matándola o el niño que consigue creerse que es superman porque lleva pensando en ello mucho tiempo, se puede lanzar al vacío pensando que puede volar.
Así es que llegamos a la conclusión de que mientras el hombre no domine su mente, y con su voluntad y discernimiento la mantenga limpia y despejada, no podrá ver con claridad lo que es real como lo ve el verdadero Yo superior. Esto es así porque, una vez analizados nuestros hábitos mentales, podemos asegurar que nuestro cuerpo mental junto al cuerpo de deseos nos engañan y dominan sutilmente haciendo que nos centremos en hábitos vulgares y antiguas formas de pensar en vez de ayudarnos a elevar la vibración o elevarnos de plano. Por tanto, aquí podemos aplicar ese dicho de que las cosas se ven según el color del cristal con que se miren. Es necesario, por este motivo, que el hombre sea consciente de lo que piensa y que acompañe sus pensamientos con sentimientos y deseos elevados en vez de pasarse el día creando pensamientos absurdos y sin sentimientos o de naturaleza maléfica. Cuando no se haga así, al menos, debería estar la mente concentrada en lo que el hombre esté haciendo en sus labores cotidianas.
De esta forma no permitirá que otros pensamientos indeseables le penetren y se conviertan en tentación ya que, como sabemos, estos pensamientos penetran en nuestro cuerpo mental a la mínima posibilidad que tienen. Claro que, ¿qué mejor protección contra esas influencias que andar pensando en estos conocimientos y estar con la mente en los aspectos más elevados de la vida y del espíritu?
A quien afectan los pensamientos???
Para responder simpáticamente a otro pensamiento debemos tener en nosotros mismos algo de esa misma naturaleza, por tanto y si queremos que esto no ocurra, no debemos pensar en nada negativo y sí en lo positivo; de esta forma los pensamientos indeseables revotarán en nuestra aura y no nos influirán. Debemos tener siempre presente que allá donde estemos llevamos con nosotros todo nuestro mundo de pensamientos y que vamos sembrando la atmósfera influyendo a los demás. La gran diferencia entre un hombre poco evolucionado y otro que sí lo está, es que el primero no controla apenas su mente y se deja influenciar por la atmósfera mental de donde se encuentre y que el segundo utiliza su mente voluntaria y conscientemente para crear pensamientos que le ayuden a él mismo y a la humanidad. Trabajando de esta forma no solo estamos protegidos, armónicos y siempre positivos, sino que, a la vez, estamos evolucionando porque cada vez utilizamos materia más elevada del Mundo del Pensamiento.
Si, como hemos dicho, con nuestros pensamientos creamos nuestro propio mundo, el cual llevamos a todos los sitios a la vez que influenciamos al resto del mundo, al considerar a los demás igual que a nosotros mismos comprenderemos que entre todos creamos una atmósfera mental nacional, la cual puede ser más o menos racial, patriótica, democrática, solidaria, etc. Y lo mismo que somos responsables por los pensamientos que creamos y su efecto sobre las personas que nos rodean, también somos responsables, kármicamente hablando, por el efecto de nuestros pensamientos a nivel nacional. Esto entra dentro de lo que llamamos karma colectivo, por ejemplo el nazi que además de hacer mal y dar órdenes contra los judíos, estaba pensando cómo hacer más mal o a más personas. La naturaleza de los pensamientos de un país afectan a todos (patriotismo, opinión pública, costumbres culturales, etc.) y muy especialmente a los niños puesto que afectan más en la educación.
El pensamiento afecta a los cuerpo de deseos de otros y éstos estimulan al cuerpo mental para que cree pensamientos de la naturaleza que sea, así es que, tanto dormidos como despiertos, todos somos receptivos a los pensamientos de los demás.
Por este motivo deberíamos tener más cuidado con lo que pensamos individualmente. Si yo doy una conferencia, mis pensamientos y mis palabras alcanzarán a la mente de todos y, aunque será más afectado quien preste más atención, los pensamientos intentarán estimular las vibraciones correspondientes de los cuerpos de deseos de los asistentes durante un tiempo al igual que a su mente. Ahora interpretemos este conocimiento a través de una persona que haya hecho algo malo y que la gente lo critica cada vez más ¿qué ocurre? Pues que las que critican, además de crearse un mal karma futuro, están aumentando ese mal en el Mundo del Pensamiento afectando a todo el mundo y muy en particular a esa persona que critican. Es más, cuando alguien comete un mal por culpa de un pensamiento nuestro, tenemos parte de culpa en el karma de esa persona.
El hombre actual centra su actividad mental en las cuatro regiones inferiores del Mundo del Pensamiento, son pocos los que suelen pensar en cosas relacionadas con los planos superiores pero, aún así, en esas regiones hay infinidad de gradaciones o vibraciones que hacen que los pensamientos de la misma naturaleza se asocien y fortalezcan. Esto nos lleva a asegurar que una persona devota, rosacruz, o simplemente que mantenga una línea de pensamientos nobles y espirituales, se verán atraídos hacia esas regiones y agrupaciones incluso cuando duermen. Durante el día estamos conectados con esas zonas del Mundo Mental según nuestras creaciones mentales, pero hay quien acelera su desarrollo y aumenta sus conocimientos por las noches. Pongamos un ejemplo de todo esto, cuando un estudiante de ocultismo estudia por primera vez algunos diagramas representativos de lo que llamaos cosmogénesis, le será tan difícil entenderlos como a un niño respecto a las matemáticas. Pero cuando, día tras día, persistimos concentrando la mente, estamos abriendo un camino o canal por medio del cual nos será cada día más fácil caminar, es decir, entenderlo y asimilarlo. A partir de esa centralización y concentración de la mente en el tema y región que corresponda, es cuando podemos extraer mayor provecho intelectual.
Si de verdad queremos mantener una mente lúcida y desarrollarla espiritualmente a través del ocultismo y la devoción para que sea capaz de captar lo más elevado del mundo mental, debemos adquirir el hábito de pensar recta y noblemente. Estas palabras escritas afectarán al cuerpo mental del lector, y lo mismo ocurre con los pensamientos de los profesores, conferenciantes, etc., pero el que nos afecten o no y el grado en que lo hagan dependerá siempre de nosotros mismos. Si yo escucho una conferencia que creo que me puede perjudicar por las cosas que enseña, lo primero que debo hacer es no hacer nada de lo escuchado, olvidarlo todo, y no pensar en ello; de esta forma, lo poco que me haya afectado se atrofiará o morirá por inanición. Somos nosotros quienes marcamos el grado vibración de nuestra mente según la naturaleza de lo que pensamos, así es que, quien piensa en ser altruista es difícil que le afecten los pensamientos egoístas, y quien de verdad viva la vida devocional es difícil que se pierda por el mundo de la diversión y del vicio. Sin embargo, es necesario recordar que las mentes desocupadas y ociosas son más débiles ante la tentación.
Por esta razón debemos “conocernos a nosotros mismos” y, una vez analizados los defectos y las virtudes, fortalecer la voluntad para controlar nuestra manera de pensar y para no permitir que nos penetren otros pensamientos indeseables; esta es otra manera de que el cuerpo de deseos no se convierta en el tentador que nos termine llevando a caer en algún vicio o mal hábito. A más de una persona le parecerá una tontería pero cuando no hay un esfuerzo por controlar la mente, se comienza por una pequeña crítica, se continua por consumir o hacer cosas que perjudican a la mente (alcohol, películas pornográficas, conversaciones donde se muestra el odio hacia alguien, racismo, el tabaco y otras drogas, etc.) y se termina cayendo en algún vicio o mal hábito que nos aparte de nuestra práctica espiritual diaria y de nuestros elevados ideales.
Es muy aconsejable para el aspirante espiritual que entrene deliberadamente su mente y que utilice su discernimiento y la concentración para aumentar el poder mental. Estamos construyendo nuestro cuerpo mental a cada momento, con cada pensamiento que creamos y con todos los que nos influyen; incluso dormidos atraemos materia mental mientras vamos expulsando otra que ya no nos sirve. Por eso debemos estar siempre elevados para que no penetren los pensamientos vulgares y egoístas de los demás. Recordemos que todo buen pensamiento y sentimiento aquí se convierten en poderes y facultades después de la muerte y en la próxima vida.Francisco Nieto

Lo que pensamos varía nuestra Biología

Bruce Lipton, doctor en Medicina, investigador en biología celular

No se trata de un gurú de las pseudociencias, Lipton impartió clases de Biología Celular en la facultad de Medicina de la Universidad de Wisconsin y más tarde llevó a cabo estudios pioneros de epigenética en la facultad de Medicina de la Universidad de Stanford que lo llevaron al convencimiento de que nuestro cuerpo puede cambiar si reeducamos nuestras creencias y percepciones limitadoras. El problema siempre es el cómo: cómo cambiar la información del subconsciente. En su libro La biología de la creencia (Palmyra) recomienda métodos como el PSYCH-K. Y en La biología de la transformación (La esfera de los libros) explica la posibilidad de una evolución espontánea de nuestra especie.

Me enseñaron que los genes controlan la vida, que en ellos se inscriben todas nuestras capacidades y características, pero es falso.

¿Del todo?

No somos víctimas de nuestra genética, en realidad es el ADN el que está controlado por el medio externo celular.

¿Qué significa eso?

La célula es la vida. Hablar de una célula es como hablar de una persona. Nosotros recibimos la información a través de los cinco sentidos y las células reciben las señales del entorno a través de los receptores que captan la información. El ADN es controlado por señales que vienen desde fuera de la célula, incluyendo mensajes energéticos de nuestros propios pensamientos, tanto los positivos como los negativos.

¿Somos lo que vivimos y pensamos?

Sí, y cambiar nuestra manera de vivir y de percibir el mundo es cambiar nuestra biología. Los estudios que empecé hace cuarenta años demuestran que las células cambian en función del entorno, es lo que llamamos epigenética. Epi significa por encima de la genética, más allá de ella.

¿Y?

Según el entorno y como tú respondes al mundo, un gen puede crear 30.000 diferentes variaciones. Menos del 10% del cáncer es heredado, es el estilo de vida lo que determina la genética.

¿Es el entorno el que nos define?

Aprendemos a vernos como nos ven, a valorarnos como nos valoran. Lo que escuchamos y vivimos nos forma. No vemos el mundo como es, vemos el mundo como somos. Somos víctimas de nuestras creencias, pero podemos cambiarlas.

Pero las creencias están inscritas en lo más profundo de nuestro subconsciente.

Cierto. El subconsciente es un procesador de información un millón de veces más rápido que la mente consciente y utiliza entre el 95% y el 99% del tiempo la información ya almacenada desde nuestra niñez como un referente. Por eso cuando decidimos algo conscientemente como, por ejemplo, ganar más dinero, si nuestro subconsciente contiene información de que es muy difícil ganarse la vida, no lo conseguiremos.

¿Entonces?

Si cambiamos las percepciones que tenemos en el subconsciente, cambiará nuestra realidad, y lo he comprobado a través de numerosos experimentos. Al reprogramar las creencias y percepciones que tenemos de cómo es la felicidad, la paz, la abundancia, podemos conquistarlas.

Me suena a fórmula feliz…

Así es como funciona el efecto placebo. Si pienso que una pastilla me puede sanar, me la tomo y me encuentro mejor. ¿Qué me ha sanado?…

¿La creencia?

Eso parece. Al igual que los pensamientos positivos y el efecto placebo afectan a nuestra biología, existe el efecto nocebo: si crees que algo te hará daño, acabará por hacerte daño. Henry Ford decía que tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, tienen razón. Si eliges vivir un mundo lleno de amor, tu salud mejorará.

¿Y eso por qué?

La química que provoca la alegría y el amor hace que nuestras células crezcan, y la química que provoca el miedo hace que las células mueran. Los pensamientos positivos son un imperativo biológico para una vida feliz y saludable. Existen dos mecanismos de supervivencia: el crecimiento y la protección, y ambos no pueden operar al mismo tiempo.

O creces o te proteges.

Los procesos de crecimiento requieren un intercambio libre de información con el medio, la protección requiere el cierre completo del sistema. Una respuesta de protección mantenida inhibe la producción de energía necesaria para la vida.

¿Qué significa prosperar?

Para prosperar necesitamos buscar de forma activa la alegría y el amor, y llenar nuestra vida de estímulos que desencadenen procesos de crecimiento. Las hormonas del estrés coordinan la función de los órganos corporales e inhiben los procesos de crecimiento, suprimen por completo la actuación del sistema inmunológico.

¿La culpa de todo la tienen los padres?

Las percepciones que formamos durante los primeros seis años, cuando el cerebro recibe la máxima información en un mínimo tiempo para entender el entorno, nos afectan el resto de la vida.

Y las creencias inconscientes pasan de padres a hijos.

Así es, los comportamientos, creencias y actitudes que observamos en nuestros padres se graban en nuestro cerebro y controlan nuestra biología el resto de la vida, a menos que aprendamos a volver a programarla.

¿Cómo detectar creencias negativas?

La vida es un reflejo de la mente subconsciente, lo que nos funciona bien en la vida son esas cosas que el subconsciente te permite que funcionen, lo que requiere mucho esfuerzo son esas cosas que tu subconsciente no apoya.

¿Debo doblegar a mi subconsciente?

Es una batalla perdida, pero nada se soluciona hasta que uno no se esfuerza por cambiar. Deshágase de los miedos infundados y procure no inculcar creencias limitadoras en el subconsciente de sus hijos.

Ima Sanchís, LA VANGUARDIA.

http://maestroviejo.wordpress.com/2013/04/16/lo-que-pensamosvaria-nuestra-biologia/

¿Qué es la sanación?

La sanación es la ciencia de “resolver” nuestros problemas, enfermedades, dolencias, etc. desde su origen. Una vez se trabaja con la causa del problema, los síntomas se van sanando automáticamente. El enfoque principal de la sanación es el campo energético, que es donde se originan y se almacenan la mayor parte de nuestros problemas. Todos tenemos un campo energético que incluye 3 de las 4 dimensiones que nos forman. La medicina tradicional sólo atiende la dimensión física. La sanación es una ciencia holística que trabaja también la dimensión aural (del aura), la dimensión hárica (línea del hara) y nuestra escencia divina (divine core).
Si tenemos un campo energético ¿Por qué no lo vemos?
En principio, todos tenemos la capacidad de ver nuestro campo energético. La mayoría de nosotros vamos perdiendo sensibilidad al irnos enfrentando situaciones dolorosas en nuestras vidas. La sociedad en que vivimos tiene unas normas, unas costumbres y unos estilos de vida que nos ciegan y no nos permiten ver las cosas claramente. Aún así, muchas personas hemos tenido la oportunidad de verlo y sentirlo; pero muchas veces terminamos marginándonos del resto de la sociedad ya que nadie entiende nuestras experiencias. En cuanto nos reunimos nos damos cuenta de que todos hemos estado viendo lo mismo (aunque hayamos estado en lugares diferentes).
 
Algunas de las costumbres que nos quitan sensibilidad son:
Estilos de vida agetreados (no tenemos tiempo de percibir)
Mala alimentación
Los miedos (mayormente fomentados por la prensa, los gobiernos, nuestros padres, la policía, etc.)
Actividades caseras (la televisión, los juegos de computadora, etc. nos separan de nuestro verdadero ser)
Las adicciones (generalmene tienen su origen en algun problema interno que no queremos ver, y por eso nos sedamos) [pueden incluir drogas, café, cigarrillos, cafeína, etc.]
Las apariencias (hasta cierto punto, todos somos esclavos de nuestra apariencia… le damos demasiada importancia a mantener puestas nuestras “máscaras”)
Sentimiento de culpabilidad (Hasta que no aprendamos a perdonarnos, no vamos a poder ser libres. Cuando hagamos algo mal, debemos reconocerlo, perdonamos y asumir responsabilidad)
Nuestra expectativas (queremos ser más de lo que somos) Debemos aceptarnos con todos nuestros defectos… así nos hizo Dios.
Temas de política (nos separa, nos obstaculiza la mente y nos quita sensibilidad)
Los zapatos de goma (nos separa de la tierra y nos desconecta de la naturaleza [por eso es que es tan saludable ir a la playa y caminar descalzo por la arena])
Falta de conciencia (tenemos tantas preocupaciones que nos dejan de importar las cosas verdaderamente importantes)
Presiones económicas (invocan al miedo)
Nuestro cerebro trabaja a un 10% de su capacidad. Para poder aumentar nuestra capacidad cerebral y poder percibir los campos energéticos, los sanadores tenemos que limpiar nuestros estilos de vida y mantener una buena salud física, mental y espiritual. Tenemos que empezar por sanarnos a nosotros mismos.
La sanación energética es la práctica de equilibrar el campo energético que rodea el cuerpo humano. Este campo de energía es el mismo que interactúa cuando enciendes o apagas el televisor y sientes una carga eléctrica en tu cuerpo. A este campo le llaman el “chi” o simplemente, “el campo bioenergético”, esta energía se hace referencia en muchas tradiciones culturales y es esencial para varias técnicas de sanación y medicina alternativa.
La energía que tiene cada persona y el flujo de la misma influyen en el bienestar físico, mental y emocional de la persona. El campo de energía puede ser restablecido, y eso se traduce en la mejora de los síntomas o la sanación total de alguna dolencia física, mental, emocional o espiritual. Si la energía alrededor de los pulmones no fluye debidamente, lo que se traduce como un bloqueo energético, puede manifestarse un problema de salud que corresponda a los pulmones. Si la energía se estabiliza (balancea), el problema físico puede ser mejorado o erradicado.
Quizás te estés preguntando; ¿cómo puede ser posible que una persona mueva sus manos a tu alrededor sin tocarte, por unos 15 a 30 minutos e inmediatamente te comienzas a sentir bien? Tal vez la sanación energética en un pasado fue considerada como algo “mágico”, tal vez “charlatanería” por personas que no tenían conocimientos. ¡No te culpo, si tú estabas entre estos! Veras en aquellos tiempos la ciencia todavía no había avanzado lo suficiente como para ver, medir ni mucho menos estudiar la energía de forma más profunda en lo que se refiere a la ciencia cuántica.
Hoy día ya la ciencia ha podido cuantificar y estudiar el comportamiento de la energía de forma más detenida. Al lograr esto, la ciencia ha quedado sorprendida de los resultados. ¡La energía crea cambios palpables en el sistema biológico!! También se ha descubierto que la energía es la forma de comunicación del cuerpo, incluyendo otros sistemas más complejos como el mismo Universo. Sin energía no existiría vida, balance ni todo lo que vemos y tocamos a nivel físico.
Se ha descubierto que la energía está estrechamente ligada con tu ADN y con tu condición actual de salud. Esto no es todo, ¿sabías que toda enfermedad tiene su propia frecuencia o vibración energética? Por ejemplo el cáncer solo puede proliferar en frecuencia vibratorias muy bajas, si estas frecuencias se aumentan, el cáncer deja de crecer y consecuente desaparece. Así que ahora sabes que la sanación energética ya ha entrado (aunque en aun está en pañales) para sorprender en los estudios científicos.
 
Los sanadores dentro de la sanacion energetica simplemente se especializan en mejorar la eficiencia energética del campo bioenergético en una persona. Al manipular el campo de energía en sus clientes, los bloqueos energéticos ceden y el cuerpo comienza a sanar de forma natural, aun en situaciones donde no había esperanza de una recuperación.
Así que si alguna vez pensantes que algunas personas “especiales” nacen con ciertos “dones especiales” y eso es precisamente los que los hace “especiales”, realmente el uso de la energía para mejorar tu salud y la de otras personas a tu alrededor, no es un don especial.
Quizás has presenciado la sanación milagrosa y espontanea de alguna enfermedad incurable, donde una persona con “dones especiales” ayudo en la sanación de cierta condición física emocional o mental, o quizás no, pero de todas maneras te gustaría tener la habilidad especial para sanar tu vida, la de algún familiar, un hijo, amigo o quizás ayudar a muchas personas que están necesitadas a tu alrededor.
Ahora ya sabes que tú también puedes tener ese mismo don o habilidad especial.

Sólo hay dos fuentes de Creación para el humano canalizado por Graciela Bárbulo

La Creacion Sólo hay dos fuentes de Creación para el humano canalizado por Graciela Bárbulo

Yo Soy el recurso que fluye constantemente hacia ti, abasteciéndote de potencial puro, sin connotaciones, para su uso constructivo en el plano material.

 Yo Soy la materia prima, y tú eres la Creatividad para construir, con esta materia prima, en tu mundo.

 Toda vez que estés creando Amor, Belleza, Paz, Alegría, etc., es decir, todo lo que ofrece armonía y fusión, estarás haciendo uso de lo que Yo soy, de tu naturaleza sutil (electrónica).  Entonces, verás tu persona y tu mundo iluminarse más y más, tendiendo al crecimiento constante.

 La Creación sólo se puede llevar a cabo cuando coinciden pensamiento y sentimiento.

 Ahora bien, si tu creación es egoísta, si pretendes crear algo para diferenciarte de los demás, entonces estarás usando materia humana, y ésta tenderá a destruirse dentro del creador. En ese caso, verás adentrarse en tu mundo la carencia, la soledad y el abatimiento. Será así hasta que el impulso implícito (la recarga de batería) en la creación realizada con tu propia naturaleza egoísta se haya consumido.

 Lo que se crea con la Energía del Ser Superior es infinito, puesto que Él siempre está abasteciendo al humano y, cuanto más uséis, más recibiréis.

 Lo que se crea con la energía, limitada en el espacio tiempo, del ego, es finito, y la creación dura únicamente lo que dura el impulso de esa creación.

 Es muy claro, sólo hay dos fuentes de creación:

 –          La infinita, divina, eterna Luz del Ser, la cual se expande constantemente en su cualidad luminosa de pureza.

 –          La egoísta. En este caso sentirás la destrucción, la enfermedad, la carencia, el dolor…, simplemente porque tus creaciones han sido hechas con tu propia naturaleza humana. Habrás comerciado contigo mismo.

 Cada vez que uses la Luz para Crear, te Iluminarás.

 Cada vez que uses la oscuridad del ego para crear, en la misma medida que crees, mermarás. Porque la creación del ego es a costa de uno mismo. Y dura lo que tarda en agotarse la cantidad de energía (el impulso) implícita en ella, volviéndose luego contra el creador. Y, dado que te has identificado con ese ego, es contra ti contra quien verás que se vuelve.

 Por supuesto, tú puedes querer ser mejor de lo que eres, buscando de esta forma fusionar quien eres con una perfección mayor de ti, entonces estás usando la Luz. Pero si eliges ser mejor que otro, entonces estás marcando una división, es decir, estás usando el ego.

 Todo lo que implique separación es ego. Todo lo que implique fusión es Luz.

 Cuando te sientes enamorada, ¿verdad que no quieres competir, sino fusionarte?, ¿verdad que tu visión no busca defecto, sino belleza?, ¿verdad que tus emociones son plenas, y buscas las mismas emociones en el otro?, ¿verdad que tu intelecto no juzga, sino acepta? Y… ¿verdad que encuentras lo que buscas?

 Pues este estado es el que debes mantener, independientemente de la realidad que parezca mostrarse. Si tú está enamorada, simplemente todo es bello, porque lo percibes a través de tu aceptación. Entonces sólo quieres Unión, fusión. Mantente en ese estado, y observa. Crea desde ahí, y todo lo harás bien.

 Enamórate de la vida, y actúa. Y si en algún momento estás enfadada, permítetelo, pero no actúes; deja que eso fluya hasta extinguirse. No hagas más.

 ¿Y lo que está mal en tu vida, aquello que no es posible aceptar, porque es oscuridad en una fuerza centrípeta?

 Simplemente no fijes tu atención en ello, ni pienses, ni sientas en la medida que te sea posible. Si es oscuro, tiende a extinguirse. Déjalo ser, y no te ocupes. Gira la vista y dirígete a lo armonioso.

 ¿Y en la vida cotidiana, tan llena de matices, de provocaciones; enloquecedora?

 Ríete mucho. Es divertido. Es posible vivirla al margen de conflictos. Existe la broma, el chiste, los detalles, las cosas pequeñas. Esta es la divinidad del mundo. Esto es también fusión. Haz como los niños: vivir en el presente constantemente. Si vives en un continuo presente, nada te puede atrapar, porque vivir el presente es estar constantemente soltando.

 Cuando tu cuerpo enferma, es reflejo de que tu ego ha usado una parte de ti (emocional, mental, instintiva), para su beneficio, en detrimento de tu ser. Toda enfermedad, como carencia de salud, es el resultado de una creación de oscuridad y separación.

 Aclaración:

 Cuando tú (como cualquier ser) surges al mundo, lo que se proyecta es la pura y perfecta energía de la otra parte de lo que Eres, en el denso plano tridimensional.

 Esta energía no tiene objetivo. Se va densificando a través de las cualidades de las capas más sutiles de tu aura, y se expresa en los chakras superiores de tu cuerpo. Como ser humano, y habiendo sido concebido también dentro de éste mundo material, con sus propios patrones, se te integran elementos para incorporar a esa vibración pura: cerebro (mente inferior), pasión (sexo y creatividad) e instinto de supervivencia (identificación y anclaje). Estas cualidades se corresponden con las capas del aura más densas, más cercanas también al propio cuerpo y a lo inmediato del proceso vital, y se corresponden con los charkras inferiores.

 Una vez que te vas adentrando en el proceso vital, vas usando el potencial de energía que posees para trabajar esos elementos vinculados exclusivamente al mundo tridimensional, y al interactuar con los demás, y con la vida misma, tu interpretación va marcándote una tendencia de vida, y de comportamiento.

 Los chakras superiores trabajan con energías sutiles, eternas, provenientes del Yo Soy, cuya finalidad es estar constantemente abasteciendo al ser. Los inferiores, trabajan con la energía del ego.

 De este modo, cuanto más desarrolles el potencial de los chakras, y capas del aura, superiores, más te iluminarás, y más se iluminará tu propio mundo. En cambio, cuanto más desarrolles los chakras y capas del aura inferiores, más recurrirás a tu propia energía personal, la energía del ego, los recursos finitos. Y, entonces, te irás mermando, y observarás cómo esta merma se refleja en tu cuerpo, en tu mundo emocional, material, vital…

 Sin embargo, si tomas conciencia de ello, verás que este proceso tiene un tiempo limitado, porque cada acción del ego lleva implícita una cantidad específica de impulso para realizar su actividad. Entonces, cuando se haya empezado a representar tu creación, a la vez que estás viviendo el proceso de éxito, iras percibiendo la merma de algún sector de tu realidad material, aquella que corresponde a la energía que has utilizado (sacado de ahí), y esto se reflejará en tu cuerpo, en tus circunstancias, en lo que llamáis suerte, etc.

 Pero dado que este proceso tiene un tiempo limitado de duración, si, como digo, tomas conciencia mientras aún está la “batería” recargada, y permites que suceda lo que tenga que ser, sabiendo que se trata de la otra cara de tu creación en algún momento pasado, y das tiempo, mientras vas, por otro lado, haciendo crecer la Luz de tu naturaleza Superior, un día, de repente, todo eso habrá acabado, y tu vida, y tu cuerpo, y tus circunstancias se llenarán de luz. Y milagros se realizarán ante tus ojos.

 Entonces, estarás plenamente sumergida en la Luz que te pertenece por defecto, la Luz que Yo Soy.

 Graciela Bárbulo

15/01/13

Los Pensamientos

Herméticamente los pensamientos y afirmaciones son conjuntos de unidades de vibraciones que existen en el plano mental del Universo. Aquellos pensamientos cuando son generados por nuestra propia mente, se gestan como una semilla y patrón de energía contenido en nuestro campo de energía, entonces nuestra Voluntad actúa consciente e inconscientemente en base a estos.

Para la psicología material, los pensamientos están siempre contenidos en nuestro subconsciente y guían nuestros actos aún sin darnos cuenta de ello, cada acción y reacción tiene un motivo y actitud subconsciente encerrados en tales pensamientos. Actuamos por causa de los pensamientos y esa es la raíz de todo cuanto realizamos.

Es por eso que los pensamientos corrientes y comunes son muy importantes, pues desde allí generamos y creamos nuestra realidad propia.

Herméticamente cada pensamiento es una vibración, el verbo creado que transforma nuestro medio y vida en general. Un ejemplo claro de las vibraciones mentales es la influencia de los astros, que éstos como herméticamente conocidos son los que modifican y transforman el medio terrestre cual música que es tocada y hace cambiar nuestros propios pensamientos. Si bien es cierto el Hombre tiene poder creador y libre albedrío pues en su campo de energía posee un cuerpo mental, aquel cuerpo que interactúa con las vibraciones etéreas y energéticas. Los animales carecen de tal cuerpo, ellos aún están supeditados a las fuerzas lunares y solares para guiar sus instintos, ellos son guiados inconscientemente por medio de las maquinaciones y procesos celestes prefijados y no pueden generar pensamientos propios.

El Hombre es diferente, éste ha obtenido un cuerpo mental que le permite generar pensamientos propios, libre albedrío, y por ende despertar su Conciencia del Bien y el Mal, porque el Hombre es el principio de la Divinidad consciente y es su menester propio desarrollarla.

Es por eso que su don de Conciencia del Bien y el Mal es un don que por mucho ha usado mal, al ser inexperto en este, tuvo que cargar con su Pecado Original, aquel pecado que no es más que cargar la culpa de sus propios actos.

El próximo estado evolutivo del Hombre será formar a plenitud su cuerpo celestial para desarrollar su Conciencia Crística, ésto es la Cristificación, la Unción del Espíritu. Pero para ello es debido evolucionar y utilizar correctamente hacia generar la virtud en los pensamientos, pues es la forma a través del Amor, que solo así el Hombre ascenderá.

PENSAMIENTOS DE PODER

Todo el tiempo es muy importante que nuestros pensamientos sean de amor, de bendición, de fe, de mantener un estado positivo hacia todo, hacia los demás seres, los demás hombres, los animales, el medio, etc.

Jamás mencionar palabras de maldición, y cuando estemos airados o irritados, transmutar ese estado emocional con pensamientos de amor y bondad.

Jamás deseemos el mal a nadie, pues esto es muy contraproducente; sucede mucho que las personas que generan pensamientos de odio a menudo tales pensamientos se multiplican y acaecen a las mismas personas que lo generan.

Cuando otros hombres nos hagan algún mal, no les deseemos mal, sino al contrario hay que perdonarles e invocar bendicion para aquella persona, para así trasmutar los pensamientos de odio de esa persona.

Siempre hay que mantener esos estados nobles de pensamiento pues los pensamientos como ya he dicho son semillas que se gestan y crecen.

Cuando estemos abatidos por algún asunto negativo, una condición de falta de dinero, o problemas de cualquier tipo, es mejor sentarse o acostarse a reflexionar profundamente en la raíz de aquellos pensamientos negativos que están rodeandonos en nuestro subconsciente, luego que se identifican, hay que transmutarlos, perdonar las ofensas, transmutar los odios y envidias y cualquier pensamiento raíz negativo transmutarlo hacia el Amor y la Fe en Dios que está en Todo y en nosotros mismos, luego disponernos a mirar la Luz Interior, la chispa que brilla en nuestro ser, la esencia divina, conectar con Dios, platicar con él, pedirle iluminación, guía para los actos, pedir su fuerza, luego entrar en silencio y paz, no pensando nada (no dejarse dormir en ese momento), imaginandose una Luz todo el Tiempo, aquella chispa divina, contemplarla solamente, sentir los latidos y la respiración, así hasta sentir esa fuerza divina inundando nuestro ser y campo de energía.

Todo el tiempo es importante tener esa fe en Dios, la Fuente, el Padre que mora en lo eterno, luego disponernos a actuar con valentía, con fuerza divina creativa, con liderazgo, actuando con esa fe que mueve las montañas, cambiando todo pensamiento de indolencia por pensamientos de poder, de voluntad, de creatividad y amor.

Es importante que a diario seamos genuinos en ésto, el tener penamientos de fe, un consejo más que a diario en las actividades a realizar, hagamos afirmaciones u oraciones breves de lo que queremos lograr, lo que queremos convertirnos en ese día en la Fe de Dios el Padre, el Todo.

También es importante que hagamos un análisis de lo que realmente queremos lograr, que veamos hacia dónde vamos, las metas principales en la Vida que tenemos, cuales es el Verdadero Propósito que queremos lograr, y que a punto reconozcamos el camino que debemos lograr, entonces poner manos a la obra.

Cuando descubrimos cuál es el verdadero propósito de nuestra vida entonces la fuerza divina sale espontáneamente y nos lleva hacia donde debemos ir para lograrlo.

No hagamos caso de lo que otros nos dicen para encontar nuestro propio propósito, es importante que sea solo nuestro de cada uno, ni siquiera impuesto por los padres, hermanos o familia, sino solo aquel propósito que es único y propio personal.

Algo muy importante también es que nos asociemos con personas positivas siempre, desechar las malas amistades, aquellas suyos pensamientos sean negativos o contrarios a la energía creativa personal. Asociarse con personas positivas y que contengan propósitos afines a los nuestros. Cuando uno está lleno de la energía creativa divina, es correcto que nos alejemos de las personas destructivas y negativas que solo harán que nuestra energía disminuya y contaminará nuestro campo áurico.

Si no podemos evitar la asociación con personas de éste tipo, lo mejor es manejar ésto bien conscientemente y tratar de trasmitir tu propia energía positiva a tal persona, ésto hará que o bien esta se aleje, o bien esta trasmute su propia energía contigo y le ayudará.

http://johannhussai.wordpress.com/tag/metas/

El Átomo Nous

En el ventrículo izquierdo del corazón, mora el átomo principal; el diminuto modelo al cual el cuerpo físico debe, con el tiempo, amoldarse en su progreso. Es un cuerpo giratorio que vive en su propia atmósfera; se lo llama el Maestro Constructor, porque tiene a su cargo todos los principios constructivos de nuestro cuerpo físico. Como general en mando, tiene ejércitos de constructores e ingenieros atómicos, que trabajan bajo su dirección. Estos son los átomos Aspirantes, que buscan al Intimo, igual que nosotros. Este Maestro Constructor tiene su personal de inspectores, los cuales, con frecuencia, sacrifican su propio desenvolvimiento en favor de quienes están menos desarrollados que ellos.

Nuestra primera práctica consiste en atraer la atención de este Maestro Constructor o Átomo Nous, utilizando para ello a los átomos Aspirantes que nos armonizan con su propia inteligencia.
El organismo físico es como tierra extranjera para estos bien dispuestos átomos, cuya tarea consiste en poner tal organismo a tono con sus posibilidades espirituales más elevadas.
El Maestro Constructor mora en la sangre más pura del corazón, con autoridad absoluta sobre los átomos que le obedecen. Esta corriente sanguínea puede hacer presión sobre estos trabajadores, estimulándolos así a mayor actividad. La presión acrecentada exige de ellos mayor resistencia, pues el cuerpo ha de ser reparado, sin consideración a los deseos del obrero.
Estas miríadas de obreros, a los cuales ni prestamos atención, ni ayudamos, se sienten, con frecuencia, desalentados, y al parecer, incapaces a causa de nuestros excesos en el trabajo y en el uso de estimulantes. El estudiante puede alentarlos cada mañana, practicando el siguiente ejercicio: Parado sobre las plantas de los pies, hágase una respiración profunda, dando palmaditas sobre la punta del hígado y enviando, al mismo tiempo, amor y pensamientos de aliento. El centro nervioso, en ese punto, es vitalizado por nuestro pensamiento y amor; porque allí está el asiento de la imaginación, y una sana imaginación hace un cuerpo sano.
Estos átomos respetan a la mente honrada; pues la falta de honradez en nuestros tratos causa desorden en su atmósfera; por lo que tratan de esquivarse en lo posible. De manera que, únicamente, la aspiración pura puede ponernos en contacto con su conciencia. Ellos, también, traen las influencias del Intimo a nuestras mentes ilusionadas, aprisionadas en los mirajes de este mundo.
Entre el hombre y la Naturaleza existe un gran vacío, el cual muy pocos han salvado.
Muchos artistas chinos nos han mostrado estos grandes conceptos, los cuales tratan de las realidades elementales, que unen la mente a la conciencia de la Naturaleza.
El átomo Nous o Maestro Constructor fué quien respondió al llamado de la Realidad, cuando se lo llamó a servir y encarnar en las capas inferiores del mundo, antes del advenimiento del sol a la mente.
El cuerpo físico, únicamente, parece sólido. Cuando se lo observa desde adentro, aparece como envoltura gaseosa, y constituye una pantalla protectora para el Intimo; pues impide la invasión de substancias extrañas como gérmenes. La penetración de nuestros propios pensamientos puede causar grandes sufrimientos a estos fieles obreros atómicos, dentro de nosotros, si tales pensamientos son de intenso odio, malicia o envidia; por cuanto estos sentimientos son mucho más destructivos de lo que creemos.
Nuestra educación nos enseña a pensar hacia afuera; esto impide que nuestras mentes piensen hacia adentro. Los pensamientos, que creemos son propios, no provienen de nuestro Intimo; de consiguiente, no son nuestra propia verdad individual.
El átomo Nous nunca demandará de nosotros nada malo. Por el contrario, nos sugerirá, únicamente, cosas que ayuden a nuestro desenvolvimiento interno. Su obra es libertarnos de nuestra prisión en este mundo ilusorio. Como somos los arquitectos de nuestro propio destino, la decisión hemos de tomarla nosotros mismos.
A medida que el estudiante se desarrolla, se pone en contacto con los períodos en que el hombre estaba envuelto en una atmósfera cargada de sabiduría divina; recuerda de nuevo el plan que había decidido poner en práctica, al encarnar en este mundo; plan que olvidó, al descender a la materia densa de este planeta.
En aquellos antiguos tiempos, sabíamos que estábamos compuestos de átomos, poseedores de cualidades diferentes; estábamos todavía rodeados de un poderoso resguardo protector, en cuya conciencia debemos entrar de nuevo.
Al recibir iluminación durante nuestra práctica, ayudamos a nuestros átomos, infundiéndoles la misma aspiración y ayuda que recibimos. Unicamente, cuando estamos sumergidos en nuestros propios planos internos, nos damos cuenta del dolor y sufrimiento que causamos a los obreros del átomo Nous; porque, entonces, experimentamos nosotros mismos su sufrimiento y así decidimos que, en lo futuro, mantendremos una mente sana y normal y un cuerpo sano y limpio.
Cuando el Maestro Constructor o átomo Nous abandona el cuerpo, éste se desintegra.
El átomo Nous desea establecer leyes que traigan la unidad de las naciones del mundo.
El hombre, en la actualidad, está desarrollado solamente en sus cuatro séptimas partes; pero, cuando el átomo Nous y sus obreros responden a nuestras prácticas, se nos enseña a estimular varias secciones del cuerpo, aparentemente atrofiadas por falta de uso.
El cuerpo se compone de dos clases de átomos, buenos y malos. Por medio de ellos volvemos a experimentar el bien y el mal de nuestras vidas pasadas.
Los átomos se parecen a sus dueños; quienes poseen átomos firmes y sólidos tienen cuerpos fuertes; los que tienen átomos débiles son de cuerpo débil Al entrar en nuestros estados intermedios, desarrollamos nuestros sentidos ocultos de percepción y nos damos cuenta de inteligencias desencarnadas; por lo que hemos de tener cuidado de no confundir nuestras intuiciones con las comunicaciones de tales inteligencias.
A fin de conocer la diferencia entre la voz verdadera y la falsa, hemos de sentir una vibración que nos dé la sensación de victoria y quietud; algo así como el final de una gran decisión.
Nuestra inclinación a mantenernos alerta y sanos nos atraerá la constante reverencia de los átomos Aspirantes; por lo tanto, no deberíamos comer alimentos impuros y debemos ser moderados al tomar estimulantes.
La presión sanguínea incrementada es el origen de apetitos y deseos anormales y estimula a nuestras naturalezas inferiores a mayor actividad, a la vez que se opone a nuestra penetración en los mundos internos. Esta presión destruye los nervios, que abren y cierran las células del cerebro. Al respirar, estos nervios abren las células, que dejan pasar la energía por el cuerpo; pero si están cerradas, a causa de presión anormal, resultante de esfuerzo repentino, hacen que los centros inferiores se mantengan alerta y activos y nos cierran los mundos internos, a la vez que, impiden recibir las instrucciones de los mismos.
De consiguiente, hemos de emplear un método mediante el cual podamos dejar fuera las influencias de nuestra naturaleza inferior. Existe en el corazón una pequeña válvula que abre y cierra la entrada a interrupciones procedentes de los centros inferiores de conciencia. Más tarde, vamos dándonos cuenta, poco a poco, de que el Intimo utiliza un sistema de canales de irrigación, por los cuales fluye la hermosa substancia que fertiliza nuestro crecimiento y la comprensión de nuestras propias posesiones.
No respiramos solamente con los pulmones, sino que cada célula cerebral está provista de lo que podemos considerar como pasajes pulmonares que recogen átomos para que nos inculquen su inteligencia.
Con frecuencia los átomos aspirantes están sumergidos en substancias que destruyen sus medios de comunicación con el átomo Nous. Esta destrucción se debe a los átomos indolentes.
Nuestras mentes son coleccionadoras de atmósferas en descomposición del pasado, cargadas con la podredumbre que genera el gusto por la guerra y otros grandes vicios. En nuestra práctica, estas decadentes condiciones cederán su lugar a una fuerza solar que las quemará.
Este fuego destruirá los parásitos, que nos abruman con sus cargas, y nos limpiarán para que nuestras mentes se manifiesten.
En todas las épocas de la historia, ha aparecido un Salvador del Mundo, al fin y al principio de cada Era. Cuando seamos capaces de leer nuestros libros internos del recuerdo, sabremos qué iluminación trajo cada Instructor para nosotros y para el mundo; ellos podían hacer milagros, gracias a la manipulación mágica de sonidos vocales; su obra ha consistido en poner al hombre a tono con vibraciones superiores, puestas en libertad por estos átomos.
Hemos tenido el mismo átomo Nous en cada vida y en algunas de éstas obedecimos sus instrucciones.
El mundo cree que, cuando el hombre se convierte en yogui y entra en retiro, malgasta su vida. Es verdad que, posiblemente, pocos lo conocen; sin embargo, el yogui genuino tiene su lugar en el desenvolvimiento de la humanidad; el poder del mismo aumenta a medida que se retira de la atmósfera del mundo, en que está aprisionada la humanidad. El verdadero yogui posee gran poder y manipula las ondas mentales de la humanidad como el músico manipula su teclado.
Al pasar el estudiante por los planos astral y mental, en su viaje hacia adentro, muchos de los seres subnormales, que pululan por esas regiones (algunos inclinados a la tierra), escuchan con frecuencia sus pensamientos y tratan de perturbar y distraer su mente.
Los átomos aspirantes nos ayudan a hacer nacer la energía latente en nosotros; es decir, la fuerza dormida cerca del centro del ombligo, que nos libera de nuestra esclavitud. Esta fuerza, similar a electricidad estática, es evocada y dirigida hacia arriba por el canal espinal y abre grandes centros o escuelas ocultas; porque en el sistema nervioso central está la inteligencia solar de nuestro universo en miniatura, en el cual el hombre alcanza unidad con la Realidad.
Entonces nos ponemos bajo la dirección de una corriente más potente de inteligencia, la cual nos ayuda a salir de nuestros cuerpos y obtener información, sin acudir a los métodos normales. Si somos observadores, podemos examinar el horizonte de toda empresa y acostumbrarnos a vivir, internamente, sin tener en cuenta el conocimiento del mundo y participar así del conocimiento interior que, externamente, rechazamos.
En nuestro sistema central, encontramos ciertos átomos que representan la conciencia de los grandes líderes de la humanidad. Estos átomos forman una estructura atómica de la cual uno de ellos descenderá, una y otra vez, a la atmósfera densa de nuestros cuerpos y nos pondrá en contacto con las inteligencias atómicas que han seguido sus enseñanzas. Ellos, también, proyectarán ante nosotros, como en pantalla cambiante, nuestras experiencias pasadas, y de nuevo traerán al estudiante lo que ha sufrido antes; o sea, la sensación de haber conquistado y de haber sido conquistado. El estudiante, después de haber presenciado sus obras buenas y malas, procurará vivir para que no moren en él los átomos que se hayan rebelado contra su Señor.
Ningún gran administrador ha empleado nunca las normas de su época; sino que ha creado ideales y ha utilizado su imaginación para producir cambios progresivos en la civilización.
Las naciones han pasado por períodos de iluminación, en los cuales el valor moral del individuo se consideró un haber nacional. Los Griegos comprendieron este ideal.
Los órganos de generación son de gran importancia, en estas enseñanzas; por cuanto el poder creador de los mismos no es para satisfacción personal únicamente, sino también para la creación de normas ideales, mediante el empleo de la imaginación.
La poderosa energía, que penetra en nosotros, tiene varios ramales y cada uno de éstos vibra de acuerdo con una división distinta de nuestro sistema nervioso.
Al observarlos, internamente, estos centros radían diferentes ondas luminosas, como ascuas resplandecientes en una noche obscura.
La energía de nuestro sistema central nos mantiene despiertos; pero cuando dormimos, ella también descansa y otra forma de energía toma su lugar. Esto es similar al trabajo de un ingeniero, que reajusta la maquinaria después que los obreros se han ido; porque esta energía repara los tejidos rotos y destruye todo cuanto sea de naturaleza malsana. Cuando despertamos, esta energía cesa de funcionar y las fuerzas atómicas anteriores reanudan sus tareas.
Las inteligencias gobernantes de cada colonia atómica resisten, con toda su fuerza, cualquier influencia de afuera, que intente cambiar su actitud de una hacia la otra.
Es necesario estar alerta para captar cualquier mensaje del átomo Nous. Hay un antiguo dicho hermético: “Está atento a la voz de tu Maestro, como El lo está a la tuya”.
Cuando somos capaces de responder al Intimo, podemos remediar males pasados, vivir vidas más profundas y nobles y ser iniciados en los Misterios Menores.
Extracto de Dioses Atomicos
http://wabbblalogia.wordpress.com/2012/05/29/el-atomo-nous/

Somos Espejos Perfectos


Si podemos reconocer que todos somos espejos unos de los otros, entonces tenemos que recordar que este es un camino de ida de vuelta: los demás nos reflejan aspectos de nosotros mismos, pero nosotros también hacemos lo

mismo con los demás.
Elegir qué queremos reflejar en los otros es una decisión importante, que deberíamos tomar con sumo cuidado y consciencia.

Poder reconocer y apreciar lo mejor de cada persona es un acto de Amor hacia ti mismo, pues “el otro” en realidad no existe, sino que es apenas una extensión de ti.

Somos todos Uno, y según la manera como nos relacionamos con quienes nos rodean, estamos reflejando el modo como nos tratamos a nosotros mismos.
No se trata de negar u ocultar las limitaciones o posibles “fallas” -propias o ajenas-, sino de potenciar lo bello, lo sabio y luminoso.

Donde ponemos nuestra atención, aquello crece, se expande y aumenta. Por eso si aprecias de corazón las cualidades positivas de los demás, les ayudas a que crezcan, a que se amen y acepten, y les motivas a que sigan dando lo mejor de sí mismos.
Ellos entonces te devuelven ese reflejo, y así, entre todos, vamos creando un mundo donde reinan el Amor, la unión, el respeto y la paz.

¿Qué pasa si alguien insiste en proyectarnos su “oscuridad”? En esos casos podemos seguir reflejándole lo mejor de sí mismo. Las personas que sólo proyectan críticas, juicios, y te “atacan” de alguna manera, son aquellas que no reconocen su propia belleza y no se aman a sí mismas. Entonces a veces lo adecuado es seguir nuestro camino, con aceptación, perdón y desapego. Y aún así podemos guardar a esa persona en el corazón, y seguir enviándole Amor…

De todos modos, tarde o temprano descubrimos la verdad: las limitaciones, los errores y las fallas no existen, pues son apenas ilusiones creadas por nuestra mente.

Somos Amor, y en la medida en que lo descubras en ti mismo y que se lo reflejes a los demás, vamos percibiendo entre todos que esta es la única realidad posible.

Visto; Sendero del Mago

El Apocalipsis existe, pero está dentro de ti

 No es la primera vez que el mundo vive una fiebre apocalíptica. La historia como un fractal recurrente se repite en la psique, con sus relativas variaciones. Tampoco, aunque a veces pareciera, la anticipación del Apocalipsis es solamente el terreno del fanatismo religioso y de las “masas ignorantes”. Es posible que el Apocalipsis sea una parte arquetípica de la conciencia humana. A poco más de 11 días de la ominosa fecha cifrada en el solsticio de invierno del 2012 como un conjuro planetario, pesadilla o tal vez sueño lúcido colectivo, vemos cada vez más las manifestaciones psicosociales del milenarismo que rayan en la paranoia, el delirio místico y el wishful thinking (aunque siempre existe la posibilidad de que entre todo esto haya una irradiación de clarividencia, de la evolución acelerada como fruto de la conciencia de que creamos la realidad a través del consenso (o conspiración de los sentidos).

 

Ante la parafernalia —real o ficticia— escatológica, algunas personas planean irse a vivir a cuevas, búnkeres, bosques, lejos de la corrupta Babilonia, guareciéndose del gran cataclismo del clima espacial; establecer nuevos sistemas de intercambio (esto hay que celebrarlo) y sinergia con la naturaleza. Otros aguardan la llegada del Nuevo Orden Mundial, el tatuaje cibersatánico del ganado humano, la computarización del alma humana: la destrucción del mundo (la alimentación de la divinidad de Lucifer como su fulminación) a través del simulacro o del hoax hiperrealizado. No son los menos los que ven ya una intervención de hermanos de las estrellas —pleyadianos, arturianos, sirianos, etc.—, oscilando entre dimensiones, aparcados entre los mundos, con sus naves de conciencia, extendiendo su mano entre la bóveda azul como un guardián del futuro (los otros nosotros, en la noósfera galáctica) y anticipan su heraldo blanco para elevarnos a una esfera plusdimensional, la fraternidad galáctica de la luz o su versión teosofista previa, la gran fraternidad blanca, boddhisatvas en Shambhala, con sus rayos violetas, humanos iluminados, conectados con el centro de la galaxia y sus rayos cósmicos.

 

La historia como teleología de este momento cúspide: el regreso de Jesucristo, parusia prometida, el edén del gen activado por la espiral danzante. Otros rebeldes del New Age ven en el mesianismo la mano del mass media, mano masónica, Maia. ¿Cristo será un extraterrestre? ¿Un holograma? ¿Una bandera falsa que agrupe al mundo bajo la tiranía velada de los reptiles, arcones, controladores, seres inorgánicos y cualquier otro nombre que se les da estos vampiros programadores y succionadores de la Matrix?
Según una de las versiones más interesantes de la nueva mitología cósmica, la cuántica, el mundo se bifurcará (se está ya bifurcando), algunos seguirán viviendo esta alucinación tridimensional, como si nada hubiera pasado, solo que condenados a la prisión de su poca percepción; otros se bifurcarán a un jardín trastemporal que podría ser el paraíso en comunión con la Diosa Gaia Sofia, la divina madre Tierra. Vivirán en una orgía espiritual, de regreso al origen, copulando con mujeres, diosas, estrellas, conversando con plantas y animales, en el siguiente grado del aprendizaje de diseño de universos.
Ser es crear. Todo esto parece ser un cóctel extraordinario de creencias y proyecciones en el espejo neuroplástico de la realidad. No se puede negar que es extraordinario, particular al tecnomomento de la humanidad. La (des)información circula como nunca, Internet es el terreno más fértil para la construcción de sistemas de creencias, para viralizar memes y crear sectas (algunas de ellas podrían ser puertas ciertas, pero ¿quién puede estar seguro?). ¿Hasta qué punto los cambios que vemos en el planeta son únicos en su historia? ¿Hasta qué punto son una burbuja de propaganda con agenda incluida? Es difícil decirlo. Lo que sí parece inapelable es que la tecnología está cerca de llegar a un punto singular, en el que se pone en juego la continuación de la especie o su mutación.
Estamos al borde de poder manipular nuestro propio código, nuesta álgebra existencial, burlar la decadencia del cuerpo, aumentar nuestra inteligencia, rediseñar nuestra genética, al mismo tiempo que apuntamos a un abismo de inconciencia egocéntrica que coquetea con la aniquilación. ¿Pero tiene esto una contraparte galáctica? ¿Es el resultado de una pauta cósmica que se refleja en el planeta, que nos coloca entre el cielo y el abismo, en un punto único y sin retorno?

 

El ex bajista de la banda Blonde, Gary Lachman, se ha convertido en un escritor relativamente notorio en el ocultismo y en el new age, defendiendo una postura sobria y escéptica.
Lachman sostiene que en varias ocasiones la humanidad ha esperado el Apocalipsis: «El deseo de cruzar el límite de las condiciones de vida de una vez por todas parece estar embebido en la psique y es una forma de impaciencia histórica o evolutiva». Lachman, sin embargo, advierte, sobre los niños de la luz de Acuario y el poder de las flores: «Expectativas exoribitantes pueden llevar a profundas depresiones y, en un sentido macrocósmico popular, en algunos años el amor y la paz abrazados sin reserva por la generación hippie se volvieron ‘el sin futuro’ de los punks».
¿Qué hacer cuando no llegue el Apocalipsis? Por lo pronto lo más sensato parece tomarlo con calma. La escatología muestra que existen numerosos momentos de anticipación apocalíptica. Por ejemplo, en el año 156, el frigio Montanus declaró que era la encarnación del Espíritu Santo, acorde al cuarto evangelio, y que revelaría la llegada de reino de Cristo, quien descendería de forma física del cielo (¿en un OVNI?) para transformar Frigia en una Tierra de santos.
Miles de cristianos emigraron a Frigia en espera de la llegada del Mesías. Asimismo, como se sabe, en el año 999 se generó el primer evento de milenarismo masivo, en el que una parte del cristianismo anticipó el fin del mundo.
También cerca del 1200 la hermandad del Espíritu Libre, una comunidad de cristianos radicales, crearon una de las primeras comunas hippies rechazando la propiedad privada y se dedicaron al amor libre y al hedonismo, todo porque esperaban la inminente llegada del fin del mundo (¿cómo saber que el Apocalipsis no llegó para los que lo buscaban?).
En 1666 el judío turco Sabbatai Zevi abandonó su autoproclamación como mesías cuando tenía ya un enorme grupo de seguidores ante la amenaza del Sultan Mehmet IV de hacer anatema de su doctrina.
En el albor del siglo XIX el mago británico Aleister Crowley, después de utilizar a su esposa como médium en un acto de magia sexual para canalizar a un espíritu extraterrestre, anunció la llegada de un nuevo eon, el de Horus.
Un par de décadas después Alice Bailey, la continuadora de la teosofía de Helena Blavatsky, canalizando a un espíritu ascendido de la Gran Frat Blanca, dio cuerpo a la visión de una nueva era.
Por esos tiempos el filósofo Walter Benjamin, en sus ensayos “Crítica de la Violencia” y el “Carácter Destructivo”, abogaba por la necesidad de un vehemente evento conclusivo que restaurara el paraíso en el mundo caído. Benjamin entiende que la energía creativa es también destructiva, que la muerte es vida.
En 1974 el Apocalipsis entró en la imaginería popular con el cometa Kohoutek. Un grupo cristiano llamado los Children of God, que estaba a favor de “hacer el amor de forma revolucionaria”, repartió panfletos anunciando el fin del mundo en enero de ese año.
En 1987 Jose Argüelles, el autor de un nuevo calendario maya, organizó eventos mundiales en torno a la Convergencia Armónica, una alineación astrólogica que encauzaría a la humanidad hacia la asención planetaria en diciembre del 2012.
El etnobótanico y superestrella psicodélica, Terence Mckenna, en un viaje de hongos en la década de los setentas, habría entrevisto el final, el escatón, un extraño atractor, punto omega, que magnéticamente llameaba como una puerta violeta al final de la historia. Mckenna, combinando el I Ching con matemáticas fractales, marcó el 2012 como la fecha cumbre y luego adaptó su previsión al 21 de diciembre de 2012, en la que aparentemente acaba el calendario maya. Día, también, en el que existe, según John Major Jenkins, una nueva alineación con el centro de la galaxia, Hunab Ku, que simboliza el renacimiento: como en el juego de pelota, el sol atraviesa el vórtice uterino de la madre galáctica.
Luego vino el 2000, el Y2K y un fuego de petate en el cielo. Todo esto nos introduce a una posibilidad, que a mi juicio es aún más interesante que el cumplimiento de una profecía o de una manipulación histórica. Que el Apocalipsis existe en la mente. Como un drama cósmico que se reactúa.
Que el 2012 es justo lo que llama Argüelles en su calendario “el encantamiento del sueño”. Un sueño entrañable en el mandala de la humanidad: la gran ficción que se amalgama con la realidad. Consideren esta teoría: Tal vez la noción o deseo de revelación de Apocalipsis (to pop an Apocalypse, a pill, a rabbit, an angel), que genera tanto fanatismo y psicosis sea consustancial a la percepción del universo, justamente la penetración del velo (la fulminante desnudez de Isis). No porque el Apocalipsis esté escrito en una fecha futura, profética, escritura celeste, sino porque es una transmutación de la la eternidad, un asomo de la inexistencia del tiempo o presente perpetuo que encierra, como un fractal, la historia entera del universo; una irradiación del paradisíaco jardín hiperespacial entreverado en cada átomo del universo. No porque el Apocalisps nos aguarde en el futuro, como un extraño atractor, sino porque todos los instantes son el Apocalipsis.
¿Es posible que más allá de los ciclos naturales de la galaxia, del Sol, de la Tierra y del mismo ser humano, y sus diferencias cualtitativas, el mítico retorno de la Edad de Oro sea la representación del vislumbre de la eternidad?
El fin del mundo ya sucedió, verlo, como ver el espíritu en todo su esplendor en el cuerpo que muere, es la edad dorada: porque vemos que morimos y nos damos cuenta de que seguimos vivos: redescubrimos que ya somos todo (el Uno y el Otro) y nunca podríamos dejar de serlo.
“El chamán es alguien que ha visto el final”, dice Terence Mckenna, y por eso toma su lugar sin ansiedad, mientras la trama se desenvuelve. No existe ansiedad en la visión del final, no solo por saber qué va a pasar, sino por saber que el final es el principio. La serpiente Ouroboros también tiene en la cola el Logos. El Apocalipsis es el eterno retorno del Big Bang en el fractal del universo: el hombre, y en ese sentido es deseable, como rueda caósmica de creación.
De conciencia que nosotros creamos el universo.
Fuiste tú.
El acto de destruir el mundo sucede en el mismo instante de crearlo. Y sin embargo, cuando no llegue el Apocalipsis, hay que celebrar: que seguimos aquí, que aunque no nos hemos convertido en el director de la película, al menos los guionistas no nos han matado en el primer arco dramático presionados por los ejecutivos para insertar pirotecnia y persecuciones. La trama cada vez se vuelve más compleja e interesante, los personajes se vuelven multidimensionales. Los guionistas empiezan a aceptar nuestras recomendaciones, se retroalimenan de nosotros, nos dejan improvisar los diá-logos. Celebrar: porque puedes tener tu propio Apocalipsis (tu joystick, tu joyride a la velocidad de la luz) y no el que creías tenían pensado para ti.

Es tu derecho divino: decidir, diseñar y poetizar conforme a los prinicipios estéticos del cosmos la forma en la que despiertas del sueño.

Guía a Seguir para el Ser Humano, Nunca hay errores

 

No hay errores, sólo lecciones.

 

1. Recibirás un cuerpo. Puede gustarte o no, pero será tuyo durante todo el tiempo que estés aquí.

2. Aprenderás lecciones. Estás inscripto en una escuela informal de tiempo completo llamada vida.
En esta escuela cada día tendrás la oportunidad de aprender clases. Es posible que las lecciones te gusten o que te parezcan irrelevantes y estúpidas.

3. No hay errores, sólo lecciones. El crecimiento es un proceso de prueba y error: es una experimentación.
Los experimentos fallidos forman parte del proceso en igual medida que el experimento que funcione bien.

4. Una lección se repite hasta aprenderla. Una lección se presentará de varias maneras hasta que la aprendas. Una vez que la hayas aprendido, puedes pasar a la siguiente.

5. Las lecciones no tienen fin. No hay nada en la vida que no contenga sus lecciones. Si estás vivo, siempre tendrás algo que aprender.

6. “Allí” no es mejor que “aquí”. Cuando tu “allí se convierte en un “aquí”, simplemente tendrás otro “allí” que de nuevo parecerá mejor.

7. Los otros no son más que tus espejos. No puedes amar u odiar algo en otra
persona a menos que refleje algo que amas u odias en ti mismo.

8. Lo que haces en tu vida depende de ti. Tienes todas las herramientas y los recursos que necesitas. Lo que hagas con ellos depende de ti. La decisión es tuya.

9. Tus respuestas están dentro de ti. Las respuestas a los interrogantes de la Vida están en tu interior. Todo lo que debes hacer es mirar, escuchar y confiar.

10. Olvidarás todo esto.

11. Siempre que quieras, puedes recordarlo

http://amuva-reflexionesysentimientos.blogspot.com.es/2010/07/no-hay-errores-solo-lecciones.html

6 cosas que hay que DESAPRENDER DEL COLEGIO

deb05

Ir al colegio es un rollo. Igual no lo recordamos tan mal porque nuestro cerebro es elegante y benevolente y tiene la habilidad de transformar lo malo en algo mucho menos malo a medida que pasa el tiempo. Pero muchas de las cosas que nos metieron en la cabeza, que forman parte del mismo núcleo del funcionamiento del sistema escolar, es basura que deberíamos ignorar si queremos hacer algo productivo en la vida.

Todo este mes he hablado de las cosas que me gustaría que me hubieran enseñado. Hoy, para terminar el ciclo, os hablo de las cosas que me gustaría que se hubieran ahorrado. Son actitudes y maneras de actuar que no nos hacen ningún favor como adultos.

Yo no hace falta que lo diga más veces, escribí bastante sobre cómo me preocupa la educación de nuestros niños, en este post de Dumbo llamado Si yo dirigiera el mundo (como una camiseta que tengo), en este otro llamado Educar a los niños para ser emprendedores, o en este de Cómo la educación mata la creatividad. El caso es que a mi la escuela y el sistema educativo “tradicional” me parecen algo infernal. Yo creo en otro tipo de educación y en otros valores.

Es por eso que pienso mucho en cómo podemos desaprender todas esas ideas de lo bueno y lo malo que tenemos programadas en el cerebro desde nuestra más tierna infancia. Superándolas, podremos empezar a vivir de otra manera, y lo que es más, podremos crear empresas donde se actúe y se piense de otra manera, y podremos propagar como un virus la manera guay de enfrentarse a la vida. No como si fuéramos obreros sin personalidad, sino siendo líderes con criterio propio.

Líderes de nuestra propia vida.

Estas son 6 de las muchas cosas que aprendimos y que llevamos integradas que más me preocupan.

1. Las vacaciones son la mejor temporada del año y soportamos los días como podemos con la esperanza de que lleguen.

Seguir pensando así al hacerte adulto es señal de que no estás disfrutando para nada de tus días de trabajo, de que no estás haciendo algo que te llena. Obviamente a todos nos gustan las vacaciones y poder no hacer nada, pero cuando la tarea diaria es aburrida y no va contigo ni con tus aspiraciones, el no tener motivación te lleva a pensar de forma escapista y desear todo el tiempo estar en otro lugar, ya sea que llegue el sábado o que venga agosto.

2. Esperar a ser criticado todo el tiempo y saber que si te critican es que lo has hecho mal y te van a suspender.

Si en tu trabajo estás sometido a una crítica constante, como en el colegio, y esperar a que te evalúen constantemente y que alguien decida por ti cómo estás haciendo las cosas es tu manera de enfrentarte a tus tareas diarias, no estás haciendo nada por tu crecimiento y tu autoestima. Estás siendo un ser doblegado ante el criterio de otra persona. Y eso es bastante duro de soportar si tienes criterio propio.

3. Todo irá bien si haces todo lo que te dicen y repites las cosas tal y como te las han enseñado.

De adulto, aplicar eso que nos enseñaron en el cole, te convierte en un ser absolutamente mediocre. Necesitas tener iniciativa y hacer algo mejor que los demás, demostrar que tienes personalidad y pensamiento crítico, que puedes decidir las cosas por ti misma. ¿Por qué repetir lo mismo de siempre? ¿Por qué hacer lo que todos hacen? Las personas y las empresas que destacan son las que han labrado su propio camino, buscando vías quizás más difíciles pero también más satisfactorias. No quieres ser una oveja en el rebaño, yo al menos no quiero. Quiero buscar mis propias soluciones a mis propios problemas.

4. Lo normal es que todo esté planificado al detalle y tengas una serie de tareas que hacer de una serie de formas establecidas y tú nunca decidas nada.

Si presentarte a tu hora, cumplir con lo justo y hacer ahora esto y ahora lo otro y ahora esto que es más urgente porque yo lo digo y largarte a tu hora (o más allá porque es lo que se espera de ti) es lo que haces… ¿crees que estás haciendo algo bueno para ti? ¿crees que en algún momento reunirás valor para enfrentarte a tanta norma y tanto horario y tanta rutina y comodidad? Pensar por cuenta propia es bastante más difícil y costoso que dejarse llevar. Obviamente un emprendedor no se deja llevar por nada ni nadie. Un emprendedor tiene que decidir cada cosa que hace, cada minuto de su vida. Si no estás preparada para tomar decisiones, quizás tener tu propio negocio no sea un camino agradable.

5. No puedes ser diferente, eso te hace débil y más sometido a ataques y burlas.

En el mundo de los adultos, en el mundo de los negocios y en el mundo de los seres con personalidad, los diferentes son los que ganan. Los que piensan más y mejor y más allá, los que le dan la última vuelta de tuerca a lo que se hace normalmente, los que tienen ese toque excéntrico y especial. En el mundo de los niños, ya se sabe que el gordito, el gafitas, el orejudo, el que no lleva nocilla para desayunar o el que tiene un ojo más grande que otro y el que no tiene los rotuladores que tocan acaba pagando el pato. Como adultos sabemos que es la diferencia lo que nos hace fuertes. Como empresas y como marcas también. Así que olvidemos esa mierda de ser todos iguales. No queremos ser todos iguales. A mi al menos me horroriza la idea de ser igual que alguien.

6. El éxito se mide en términos de inteligencia y tontunez, cuando lo único que demuestran los exámenes es memoria.

En un mundo como el nuestro es de idiotas juzgar la inteligencia de cualquiera por su memoria, ¿verdad? Pues así nos enseñaron a hacerlo, y así se sigue haciendo en oposiciones y montones de exámenes para montones de puestos. Y seguimos creyendo que los mas listos son los que tienen mejores notas en la selectividad, en la uni y en los doctorados. Pues no. Como líderes de un proyecto, tenemos que empezar a olvidar las varas de medir que nos dieron nuestros padres, profes y jefes. Es nuestro deber valorar a la gente según valores e ideas que van más allá de lo que estudió, de si estudió, de si le expulsaron 7 veces de un colegio o si fue a educación especial porque tenía dislexia. Tenemos el compromiso de hacer un mundo mejor y no vamos a poder hacerlo si seguimos guiándonos por todo lo que nos dijeron sin cuestionarlo siquiera.

Seguro que hay más ideas que te metieron en tus tiempos de tierna infanta (ji) que aún perduran (y hacen daño) en tu conciencia. Si quieres compartirlas en los comentarios, están más que abiertos para que sueltes la parrafada y digas la tuya.

No quiero irme sin recordaros que esta tarde vuelvo por fin de París y que MAÑANA DÍA 31 mandaré la Guía de Tu Empresa Handmade a todos las que la habéis comprado en preventa, y dejará de estar en preventa y no incluirá ya nunca mais never ever el dossier con “Las 5 claves para que tu marca pase de invisible a inolvidable” y además va a costar exactamente el doble, 20€ (que algunas compensaciones tiene que tener haberla comprado cuando no estaba ni terminada). Son vuestras últimas horas para comprarla en preventa. Run run run, girls!

http://maestroviejo.wordpress.com/2012/11/20/6-cosas-que-hay-que-desaprender-del-colegio/