Arcángel Miguel ~ La vasija física. Una maravillosa, creación sagrada

Amados maestros, volvamos a repasar algunas de las enseñanzas básicas que son de vital importancia durante estos tiempos críticos de transformación. A medida que avanzan en el camino de la i-Lu(z)-minación y llegan a una mejor comprensión de la Ley Cósmica y el funcionamiento del Universo, nos complace en esta ocasión darles la oportunidad de una mejor comprensión sobre algunos de los conceptos de la Creación y la Complejidad de la vasija física. Por lo tanto, nos gustaría darles una explicación en profundidad de la composición del Cuerpo Etérico y su importancia en el proceso de Ascensión. El Cuerpo Etérico (o Web Etérico), que es mucho más fino en sustancia que el cuerpo terrenal, se refiere a la contraparte invisible del cuerpo físico. El Cuerpo Etérico está compuesto por el aura física, que transmite su estado físico de salud a través de diversos colores y las distorsiones, o la falta de ellos, dentro del patrón Web Etérico. 

Las emociones del dolor, el sufrimiento y el resentimiento son formas de pensamiento que les impiden abrazar y convertirse en los Portadores de Luz que estaban destinados a Ser. El campo áurico es el campo de fuerza electromagnética invisible que rodea al cuerpo físico, les engrandece la energía e irradia patrones de frecuencia vibratoria de su SER.

El Aura del Cuerpo Mental dentro de la Red Etérica es casi inexistente en aquellos que están atrapados en las restricciones de la Tercera y Cuarta Dimensiones. Esto es porque ven el mundo y los acontecimientos a través de un filtro de ilusión creado por sus creencias, pensamientos y acciones pasadas.

Cuando existe en un ambiente de Tercera / Cuarta Dimensión, la fuerza dominante dentro del cuerpo emocional es el plano astral. Por lo tanto, la gran mayoría de la gente está bajo la influencia de su personalidad básica y el cuerpo del deseo del ego, que se compone de anhelos insatisfechos del pasado, así como desequilibrios emocionales y sentimientos de ser indigno y / o no amado. Una de las fases más dramáticas del proceso de Ascensión se está moviendo a través de las distorsiones del sistema de creencias de conciencia de masa emocional en la estabilidad, frescura y armonía de las Dimensiones Superiores.

Nunca olviden, el miedo quita el poder. El sistema general de creencias de conciencia de masas está impulsado por un pensamiento negativo y hostil y una resistencia a nuevos conceptos y cambios. La mayoría de las masas están congeladas en una realidad de dolor y sufrimiento, pero no están dispuestas a entretener nuevas ideas expansivas, que les aliviarían de su auto-imposición de limitación.

Es de vital importancia que permanezcan firmes y equilibrados dentro del rango aceptado de la dualidad mientras funcionan dentro de la realidad de la Tercera Dimensión. También deben esforzarse por establecer la armonía emocional y la serenidad dentro del mundo ilusorio de la Cuarta Dimensión a medida que buscan la sabiduría y tratan de aclimatarse al plano mental de la Quinta Dimensión inferior. Deben estar siempre alerta a los susurros de su Alma y de su Ser Superior. También es importante que comprendan que no tienen sólo un Ser Superior, sino muchos fragmentos / Chispas de su Ser Superior dispersos por todo el Universo.

El proceso de Ascensión implica la integración y asimilación progresiva de la siguiente faceta de frecuencia de mayor dimensión de su Yo Superior. Están en el proceso de expandir su Luz y Conciencia. Su transformación en dominio de sí mismos, así como en el proceso de Ascensión, se acelerarán mucho una vez que hayan expandido su línea de vida personal de Luz, un tubo etérico de Luz, que es su conexión con su Divina Presencia YO SOY. También están en el proceso de restablecer su conexión al Río de la Vida a través de su Antakarana Personal (Rainbow Bridge of Light), que contiene la Esencia del Creador llamada Partículas Adamantinas. A lo largo de las épocas pasadas, la humanidad ha disminuido la conexión con el Río de la Vida / Luz de modo que, en la mayoría de las personas, se han convertido en un pequeño hilo.

Cada Ser tiene una esfera de radiación que es producida por los patrones vibratorios de su campo áurico y su canción del alma. Ascensión significa poner en equilibrio el sistema de chakras corporales totales, lo que facilitará el despeje, refinamiento y equilibrio del Campo Etérico / Campo Áurico. Su meta es devolver su Cuerpo Etérico y Campo Áurico a su Plan Divino perfecto, que es el modelo humano para su forma corporal original llamada el Cuerpo de Luz Kadmon de Adán / Eva. Les observamos a través de las bandas de color dentro de sus múltiples sistemas corporales, físicos, mentales, emocionales y etéreos, que han sido creados por sus pensamientos, acciones y hazañas a través de sus muchas vidas a través de los tiempos.

Sus Firmas Energéticas están compuestas por los patrones de frecuencia vibratoria que emiten día a día a través de sus pensamientos, acciones y hechos. Sus Firmas Energéticas pueden variar mucho cuando están funcionando dentro de un entorno de Tercera / Cuarta Dimensión. Sin embargo, a medida que avanzan por el camino de I-Luz-minados, sus Firmas Energéticas se van haciendo más armoniosas y melodiosas, y finalmente se convierten en parte de sus Cantos de Alma permanente. El avance de su Alma es supervisado por las frecuencias de su Canto del Alma, y no por sus acciones diarias.

Su Canción de Alma está compuesta de patrones vibratorios de Medio-Cuarto y Superior Dimensional de Amor Incondicional, Sabiduría, Equilibrio y Armonía. Como Maestros de Sí mismos, su Firma Energética y su Canto de Alma se fusionarán en una Mandala Celestial de sonido y color, por la cual serán identificados en los Reinos Superiores. Ustedes son reconocidos por el Brillo de su Luz Interior. Cuanta más Esencia de Luz se incorpore en su vaso físico, más brillantemente su aura brillará.

El Espíritu Santo o su Yo Mental Superior es la inteligencia superior que discierne, que monitorea y regula las infusiones de Luz y los dones de Espíritu que se le asignan de acuerdo a su nivel de conciencia espiritual y sus necesidades presentes. Las dispensaciones especiales también son monitoreadas y dispersadas por tu Santo Ser Mental, el cual es el intermediario entre ustedes y su Presencia YO SOY/su propio DIOS.

La meditación ayuda a disciplinar la mente inferior y el ego para que pueda sintonizar conscientemente con las reflexiones de su mente superior. Se necesita paciencia y disciplina para detener la charla de la mente que es la norma para aquellos cerrados a su conciencia superior. Les animamos a practicar la meditación activa y pasiva. Un decreto o afirmación es una oración con poder. Debe ser una afirmación concisa y positiva expresada con confianza, y la seguridad de que se manifestará en la forma apropiada en el momento apropiado. Si la afirmación es enviada con intención amorosa para el bien más grande, están alineando su voluntad con la de su Ser Superior; Y la Ley Universal asegurará que sus pensamientos y aspiraciones co-creadores se combinarán con las de otros de mente similar. Por lo tanto, serán aumentados en fuerza y energía. La meditación silenciosa es la escucha de una respuesta de su Ser Superior, su Ángel de la Guarda, o el Espíritu Santo.

Recuerde que una persona que está centrada en su Sagrado Corazón y Mente Sagrada puede transmitir verdades cósmicas y pensamientos inspirados a millones de personas, mientras que las vibraciones amorosas de su campo áurico bendicen a todos con quienes entran en contacto.

La serenidad y la alegría son cualidades del Alma. El amor inteligente se produce cuando el Alma se convierte en la fuerza dominante dentro y la personalidad del ego ha sido puesta bajo control. Cuando disuelvan con éxito las membranas de Luz que protegen la entrada a su Mente Sagrada, usted obtiene acceso a su almacén personal de Sabiduría Divina.

Permítanos darle una recapitulación de algunos de los muchos síntomas de la Ascensión que ustedes, los iniciados en el Camino, están experimentando en este momento.

** Se encuentran retirados de actividades sociales y eventos que fueron placenteros en el pasado. Ruidos fuertes, multitudes y actividades bulliciosas les molestan, y anhelan el aislamiento y quizás, hasta la serenidad de la naturaleza. A medida que sus frecuencias vibratorias se elevan y se vuelven más armoniosas, se desprenderán de la interacción con personas, eventos y lugares que emiten frecuencias discordantes inferiores. Además, poco a poco, tendrán cada vez menos en común con ciertos amigos y parientes, especialmente aquellos que son negativos, críticos y poco amables con los demás.

** Puede que tengan intensas ráfagas de energía por las que difícilmente puedan quedarse quietos, y a veces pueden sentirse tan ligeros dentro de sí que casi no sienten su forma corporal. En otras ocasiones, pueden sentirse tan agobiados que casi se están hundiendo en el suelo, y pueden experimentar una fatiga extrema. Su forma corporal está pasando por una metamorfosis intensa a nivel etérico y celular, y algunos de los síntomas de transformación no son agradables, especialmente para aquellos que están existiendo en una forma corporal más vieja o algo debilitada. 

** A medida que la Kundalini (Fuego Sagrado) comienza a subir por su columna vertebral (el tubo etérico de la Luz), pueden experimentar momentos de intenso calor interno, mientras que su cuerpo exterior se siente frío e incluso húmedo. Esa es la razón por la cual, inicialmente, es mejor esforzarse por una liberación gradual del Fuego Kundalini almacenado en el Chakra Raíz en la base de la columna vertebral para que puedan integrar lentamente las frecuencias más altas de Luz de Dios. No es necesariamente mejor cuanto más rápido y más cantidad,especialmente cuando están en medio del proceso de transformación de la Ascensión.

** Para aquellos en las primeras etapas del proceso, la integración de la experiencia refinada de frecuencias de Luz no será excesivamente dramática. Sin embargo, para aquellas Semillas Estelares que están bien en su camino dentro del proceso de Ascensión, y que han acordado ser Servidores del Mundo – despejando el camino para otros – puede ser un proceso formidable y continuo al integrar frecuencias cada vez más altas de Luz para Compartir con otros.

** Pueden sentirse como si estuvieran en una montaña rusa emocional como experimentando muchos altibajos emocionales. Están aprovechando y liberando muchos patrones de frecuencia de energía / discordancia impactados desde un nivel celular profundo. Es importante permitir que estos sentimientos lleguen a la superficie para que puedan ser transmutados en la sustancia refinada de Luz. También es importante que aprendan a ser un observador de lo que está ocurriendo – ver objetivamente, procesar y rectificar, con amorosa paciencia y comprensión, lo que les está siendo revelado.

** Sus hábitos alimenticios pueden cambiar drásticamente. Lo que elijan comer, sigan a su guía interior y controlen el cómo se siente su cuerpo después de haber ingerido cualquier cosa. Su cuerpo la inteligencia elemental o interna del cuerpo está despertando, y si prestan atención les dirigirá a la comida y dieta apropiadas. Siempre recuerden, la moderación en todas las cosas es la clave.

** Pueden tener muchos dolores y aflicciones extrañas, para los cuales no hay un diagnóstico definitivo. Hay muchos chakras menores y puntos meridianos dentro del cuerpo físico. A medida que las frecuencias más altas de la Luz tratan de fluir por todo el cuerpo, pueden encontrar resistencia en estas junturas críticas, lo que puede causar incomodidad. Una de las áreas más comunes de angustia es en el área de la columna vertebral de la parte superior de la espalda, entre los omóplatos.

** Pueden sentir como si estuvieran perdiendo su mente o al menos su memoria. Hay niveles multidimensionales dentro del cerebro, de modo que elevan sus patrones de frecuencia, los niveles inferiores del cerebro gradualmente serán refinados. Por lo tanto, ya no necesitarán ni serán capaces de acceder a gran parte de su historia pasada negativa, así como gran parte de las trivialidades que han almacenado allí. Tendrán acceso a los niveles más altos del cerebro donde habita su Mente Sagrada. La unificación entre la Mente Sagrada y el Sagrado Corazón es una parte integral del proceso de Ascensión. 

Amados, deben admitir que es un momento emocionante estar en esta vasija física. Y sin embargo, su recipiente físico está luchando para mantenerse al día con las frecuencias cada vez mayores que están integrando momento a momento y día a día. Muchos de ustedes que no han sufrido resfriados, gripe o trastornos intestinales durante muchos años ahora están experimentando estos síntomas debilitantes, y algunos de ustedes se están preguntando: “¿Qué estoy haciendo mal?”

No están haciendo nada malo, mis valientes amigos; Es lo que están haciendo bien lo que está causando algunos de estos incómodos combates de angustia corporal. Reconocemos el hecho de que estos sucesos no son agradables de experimentar. Sin embargo, deseamos darle otra faceta de la verdad para reflexionar. Una vez más, muchos de ustedes que están profundamente inmersos en el proceso de transformación / ascensión están experimentando estos síntomas incómodos como una forma de transmutar rápidamente las viejas energías negativas dentro de su vasija física. Podríamos llamarla transmutación o bautismo de fuego, una quema / liberación de viejos patrones de frecuencia para permitir que las células cristalinas más altas y refinadas de la conciencia se infiltren y tomen dominio interior. No todos los virus son malos, ni todos los síntomas incómodos que está experimentando. Veanlos como un medio para un fin, y servir a un propósito superior. Estas cosas también pasarán, queridos.

Les pedimos que se alimenten – que presten atención a sus vasos físicos como nunca antes – a medida que aprenden a reconocer las señales o mensajes que su cuerpo sabio Elemental les propone. ¿Cómo disfrutará el bello mundo del amor, la alegría y la abundancia que está creando si su precioso recipiente físico no es vibrante y saludable?

Únanse a nosotros en su Pirámide de Luz, Amados, y déjenos ayudarles a moverse a través de su proceso con facilidad, gracia y gran alegría. Que el resplandor de nuestro Padre / Madre DIOS les derrame y les llene con la Luz de la Vida Eterna. Sepan que estamos siempre cerca para guiarlos y protegerlos. YO SOY el Arcángel Miguel.

MENSAJES DEL ARCÁNGEL MIGUEL * LM-05-2017
TRANSMITIDOS A TRAVÉS DE RONNA* ESCRIBA SAGRADO
http://www.ronnastar.com
Traducción: Mary García
Difusión y edición: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Anuncios

La jerarquía espiritual humana

V.B. Anglada ~ La jerarquía espiritual humana.

En nuestra conversación del pasado mes analizamos la vida del hombre desde el ángulo de vista de su vinculación con el Cosmos y siguiendo, como de costumbre, el principio hermético de analogía. Vimos así que en su composición etérico-física, o aspecto objetivo de su vida psicológica, era un universo en miniatura dentro del cual se expresaban idénticas leyes y principios que en el dilatado esquema universal y que, con matemática precisión, se correspondían los centros etéricos y las glándulas endocrinas del ser humano con el sol, los planetas y todo el contenido estelar que en su conjunto constituyen el Cosmos manifestado.

Dejamos entrever, dentro de esta infinita corriente de analogía, que el entero proceso estructurador de sus vehículos y todas aquellas infinitas correspondencias cósmicas se sucedían por efecto de las leyes soberanas de la evolución y de la espiritual jerarquía, y que la perfecta sintonía de los centros etéricos con sus correspondientes glándulas endocrinas y la armonía de sus funciones fisiológicas eran el espejo mágico que nos permitía observarle, catalogarle y situarle En uno u otro peldaño de esta inmensa “Escalera de Jacob” que constituye la referencia psicológica de la propia evolución y se extiende desde los Reinos inferiores de la Naturaleza hasta la expresión cumbre de la vida espiritual de la propia Divinidad.

Nuestra intención en esta conversación de hoy es tratar de investigar al ser humano en el devenir de su intento creador, o de su progresivo ascenso por esta Escalera de Jacob simbólica, a partir de la evolución mística de cada uno de los centros etéricos por efecto del enaltecimiento de sus cualidades psicológicas y de ver cómo van introduciéndose paulatinamente en la vida del ser humano aquellos elementos espirituales que producen o determinan la Iniciación. Nuestro intento, como verán, será una continuidad de la idea de jerarquía espiritual tal como lo hicimos hasta aquí, pero aplicándola directamente a la entidad psicológica humana y siguiendo las absolutas directrices que marcan la actividad espiritual de los Siete Rayos y las corrientes astrológicas que provienen de las altas zonas zodiacales del Universo.

* EL HOMBRE, EL CENTRO DE LA EVOLUCIÓN PLANETARIA

Se nos dice esotéricamente que la humanidad es el centro místico de la evolución planetaria, ya que se halla situada en medio de las grandes expansiones de vida que proceden de los tres primeros Reinos de la Naturaleza, el mineral, el vegetal y el animal y de los tres excelsos Reinos superiores al humano, reconocido uno de ellos como Reino de los Cielos y los otros dos de carácter tan profundamente oculto que sólo pueden ser revelados en los procesos místicos de las más elevadas iniciaciones planetarias.

El Reino humano, el Cuarto Reino de la Naturaleza, es también una expresión del Cuarto Rayo definido esotéricamente en relación con la humanidad como el Rayo de “la Armonía a través del Conflicto”. La característica individual y psicológica de los seres humanos viene absolutamente matizada por el Quinto Rayo de la Mente el cual, a su debido tiempo, produjo el fenómeno iniciático de la INDIVIDUALIZACIÓN. En la unificación del Cuarto Reino humano con el Quinto principio creador de la Mente se inicia el misterio esotérico velado por aquellas enigmáticas palabras de alto significado oculto: “… el 9 es el número del hombre”, las cuales explican el por qué de aquel periodo de nueve meses que son necesarios para una correcta y natural construcción del vehículo físico del ser humano dentro del claustro materno.

Otras consideraciones de base en la línea de nuestro estudio, aparte de ésta que acabamos de exponer, serán sin duda aquellas que tienen absolutamente que ver con el principio de jerarquía espiritual expresado en “los doce trabajos de Hércules”, el gran Iniciado, símbolo de la perfección que debe alcanzar el hombre en cada uno de los signos del Zodíaco y también en cada uno de los siete Rayos. Este símbolo de la perfección que debe ser consumada al pasar el ser humano por los doce signos del Zodíaco y por cada uno de los siete Rayos, nos demuestra las complejidades y dificultades que tal perfección entraña y el por qué en los altos estudios esotéricos, revelados por la Kábala, se considera “el 10 como número de la perfección” que le corresponde a la humanidad.

image24

En efecto, la suma de las 12 Constelaciones y de los 7 Rayos nos da el número 19 el cual, transformado en número dígito, se convierte en el 10 que simboliza dicha perfección humana y en el 1 que corresponde a la propia Divinidad creadora, un misterio que si se analiza profundamente nos muestra una armoniosa relación entre los cuerpos físicos, las fuerzas psíquicas y los poderes mentales y las elevadas energías espirituales que condicionan el proceso universal de la evolución.

* EL GRAN INICIADO HÉRCULES Y EL CORAZÓN HUMANO

Prestémosle una especial atención dentro del proceso jerarquizador de la Vida o evolución mística del ser humano, al centro de irradiación espiritual que es el chacra cardíaco. Cuando anteriormente hicimos referencia a “los 12 trabajos de Hércules”, símbolos de la actividad interna de los verdaderos discípulos, teníamos en cuenta la composición mística de dicho chacra el cual, tal como analizamos en nuestra conversación precedente, consta de 12 pétalos, estando misteriosamente vinculados cada uno de ellos con una u otra de las 12 Constelaciones del Zodíaco y también con los 12 planetas que constituyen el Esquema Solar del Señor del Universo. No obstante, y para una mejor comprensión mental del tema de la jerarquía espiritual que estamos examinando, concretaremos tales ideas en el sentido de que existe una misteriosa vinculación entre los doce planetas y las doce Constelaciones.

En algunos casos se conocen objetivamente tales vinculaciones, en otros persiste todavía el velo de un gran Secreto y de un absoluto misterio que el devenir del tiempo y el proceso de la evolución espiritual cuidarán de revelar. Tales son las Constelaciones que en la presente Era constituyen nuestro Cielo sideral: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. Los planetas deben seguir lógicamente la evolución espiritual de sus correspondientes Logos regentes y se dividen en: planetas sagrados, planetas no-sagrados y planetas desconocidos. Los planetas sagrados, es decir, aquellos cuyos Dioses creadores pasaron ya por la prueba de la Quinta Iniciación Cósmica, son los siguientes: Vulcano, Mercurio, Venus, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Los planetas no-sagrados, que se hallan en Iniciaciones inferiores son: la Tierra, Marte y Plutón.

Hay dos planetas desconocidos todavía en sus aspectos objetivos, pero que ocultamente deberán ser tenidos cada vez más en cuenta en los estudios astrológicos. De estos dos planetas sólo sabemos que su descubrimiento en las postrimerías de la Raza Aria constituirá la perfección de la Ciencia Astrológica, o Astrología Esotérica. Estos dos planetas están velados, tal como místicamente se asegura, por el Sol y la Luna, muy importantes ambos para el desarrollo espiritual de los seres humanos y para la estructuración de sus vehículos expresivos y, según han podido observar algunos profundos investigadores esotéricos, tales planetas pertenecen a los Rayos Segundo y Cuarto, datos muy interesantes desde el ángulo oculto ya que el segundo Rayo es el Rayo del Señor del Universo y el Cuarto es el que le corresponde a la humanidad como Reino.

Hay una afirmación esotérica proveniente del más remoto pasado relacionada con el destino espiritual del hombre aquí en la Tierra, digna de ser tenida en cuenta por el profundo investigador de las leyes ocultas de la Naturaleza: “Tu debes cumplir, como HÉRCULES, los doce trabajos designados por el Señor”. Dicha afirmación halla su punto de expresión más concreta en lo que al ser humano se refiere en la evolución mística del Centro etérico del Corazón, es decir, de cada uno de sus pétalos constituyentes los cuales, de acuerdo con la analogía, están relacionados con las doce corrientes de energía que proceden de las Constelaciones zodiacales. De ahí la importancia que en la mística cristiana se le asigna al “Corazón de Jesús”.

Tal imagen mística concuerda perfectamente con las enseñanzas esotéricas de Oriente que le asignan al Corazón, en su función vitalizadora de todas las actividades del organismo físico y de regulador de las leyes evolutivas de la Naturaleza, el más psicológico, profundo y elevado de los significados. Así fueron creadas a su debido tiempo las grandes avenidas del AGNI YOGA, el Yoga de Síntesis, que le asignaron al CORAZON una nueva dimensionalidad y una más profunda significación por encima de todos los demás Yogas conocidos.

La relación del corazón humano con el Segundo Rayo de Amor Universal, con el planeta Júpiter(3) y con la esplendente estrella SIRIO fue tratada en conversaciones anteriores. Existen, no obstante, otras poderosas motivaciones que hacen del corazón el más importante Centro del ser humano en la presente Ronda planetaria. Esta motivación puede hallar una adecuada explicación en el significado místico de la composición de la Gran Fraternidad Crística con doce Apóstoles y un centro de irradiación solar, el propio Cristo, Quien, en nuestro corazón, ocupa el dorado centro denominado esotéricamente “la Joya e el Loto”, cuyo despertar se inicia con el pleno desarrollo de cada uno de los doce pétalos de esta sagrada Flor que es el chacra cardíaco. ¿Se dan ustedes cuenta de la maravillosa relación existente entre el Cristo y los doce Apóstoles, entre la Joya en el Loto y sus doce pétalos, entre el sol central del Universo y los doce planetas y entre estos planetas y cada una de las Constelaciones del Zodíaco?

Bien, estas consideraciones esotéricas que pueden ser fácilmente seguidas mediante la utilización del principio de la analogía, van informándonos progresivamente de cuál ha de ser nuestro verdadero destino creador. Nuestra próxima meta, aunque para una inmensa mayoría de la humanidad quizás sea todavía la meta más lejana, es la Iniciación. Pero, ¿qué es exactamente la Iniciación? Podríamos decir que es un estado de conciencia espiritual en el que la mente y el corazón se hallan plenamente integrados. Dicho equilibrio permite que en el interior del centro coronario, o Loto de Mil pétalos, se ilumine aquel compartimento sagrado o Sancta Santorum constituido por una flor de doce pétalos, cada uno de los cuales se halla vinculado con una u otra de las doce cualidades del Corazón y constituye el símbolo precioso de que HÉRCULES, el perfecto Discípulo espiritual, se ha convertido en un Adepto, en un Maestro de Compasión y de Sabiduría.

Hay entonces una muy directa relación mística entra el trabajo realizado por HÉRCULES en cada uno de los Signos del Zodíaco y la obra en cada uno de los Siete Rayos. El resultado de la misma constituye, tal como anteriormente señalamos, el número 10 de la perfección humana. El Adeptado constituye obviamente la gloria de la Liberación, hasta donde nuestra mente puede concebirla de acuerdo con su propia potencialidad natural, es decir, de acuerdo con el quinto gran principio cósmico de revelación, cuya expresión natural en la vida humana es la mente superior o trascendente.

Insistiendo nuevamente sobre el chacra cardíaco, contenedor del propio aliento espiritual monádico, vemos que su actividad es netamente liberadora por cuanto constituye no solamente el centro vitalizador del esquema físico del ser humano, sino también el centro de irradiación de las más elevadas aspiraciones de su alma. Tal como esotéricamente se nos dice el corazón es el centro de irradiación del propósito espiritual, el factor que dinamiza todas las actividades superiores de la conciencia. La mente, recipiente natural de actividades concretas, adquiere la capacidad esotérica de abstracción cuando el fuego del corazón la ha dinamizado con sus místicas proyecciones. De ahí las profundas palabras de Pablo de Tarso: “El hombre es tal como piensa en su corazón”, dándonos con ellas razón de la verdadera estatura espiritual del hombre, la cual ha de ser medida siempre en términos de corazón y no, tal como corrientemente se piensa, de capacidades mentales.

El corazón, hasta donde nos sea posible comprenderlo, es la balanza de la Justicia situada entre el rigor del karma y las posibilidades infinitas de Liberación. Es, por tanto, el centro de Síntesis, total y universal. Situado dentro del esquema individual entre los tres chacras superiores y los tres inferiores, ocupa dentro del organismo la posición de equilibrio y armonía asignada al Cuarto Rayo y al Cuarto Reino de la Naturaleza y, en una esfera más elevada y trascendente, refleja la posición de nuestro planeta, el Cuarto dentro de la Cuarta Ronda de una Cadena de Mundos dentro del Sistema Solar. Sólo el mágico equilibrio del Corazón hace que un hombre pueda acceder al Misterio Iniciático; el balanceo más o menos armonioso de sus movimientos hace que un hombre sea sensato o estúpido, sabio o ignorante, responsable o irresponsable…

La importancia del Corazón, el lugar que ocupa en el centro del cuerpo físico y de su contraparte etérica y las maravillosas oportunidades que le ofrece al ser humano en sus infinitas posibilidades de acción social y comunitaria, lo convierten en el centro esotérico de la más elevada trascendencia en el devenir de nuestra Cuarta Ronda planetaria y dentro del Universo de Segundo Rayo “en donde vivimos, nos movemos y tenernos el ser”.

(3) La analogía es todavía más perfecta si se tiene en cuenta que este planeta, el mayor de todos los que forman parte de nuestro Sistema Solar, tiene doce satélites girando a su alrededor.

Vicente Beltrán Anglada

Energía en Gaia. Similitud con el Cuerpo Humano

¿Sabías que la forma del río Nilo, en Egipto, se corresponde perfectamente con la columna vertebral del ser humano, y que los principales templos a lo largo del río, se corresponden con los 7 chakras: Abu Simbel, Philae, Komombo, Karnac, Al Fayum, La Esfinge y la Gran Pirámide?…. (de la pág de Insólito)

1505189_785393801483050_1028530666149077392_n

 

La apariencia o la esencia, o ambas cosas

 

Lo aprendí hace muchos años y a pesar de la obviedad, me permitió eludir la “zancadilla” del un viejo tópico: “los árboles no te dejan ver el bosque”. Me lo contó un sabio por edad y conocimiento en Salamanca, a título personal, y nunca lo olvidaré.

Según el ya fallecido catedrático de Lingüística, los verbos copulativos ser y estar son dos en nuestro idioma (uno sólo en inglés, el verbo ‘to be’) ya que tienen una diferencia básica, delimitada por una inusual palabra: la tempestividad. Me lo expuso con un gran ejemplo: cuando decimos que “el jarrón está bonito”, nos referimos a un estado transitorio de este objeto, algo que antes o más tarde va a terminar. En cambio, si decimos “el jarrón es bonito” le otorgamos una condición imperecedera. Lo es siempre.

jarrones con flores FRASE

Esta reflexión puede (y sólo puede) parecer sencilla y sin gran aportación, pero sirve de mapa existencial en nuestras propias vidas. Trasladado a la realidad de la calle, podríamos decir que vivimos en una sociedad en la que se premia el estar en el momento adecuado en el lugar adecuado. No se valora ser lo adecuado, sólo importa estar. En consecuencia: las personas estamos (parecemos) y no solemos ser lo que soñamos (ser por mérito y esfuerzo). Esta “disfunción” entre lo que hacemos y lo que soñamos se puede resumir en una gran frase: “la vida es aquello que ocurre mientras tú tienes otros planes”.

Esta diferenciación entre ser y estar tiene su raíz en la propia historia del pensamiento y surgió del vuelco entre ética y estética que sufrimos hace cinco siglos y que ahora tiene como consecuencia la pérdida de valores.

ser lo adecuado FRASE

Cuando en el año 1500 (aproximadamente) comenzó a decirse que la Tierra giraba alrededor del Sol (Nicolás Copérnico), el hombre, regido desde hacía siglos por la Filosofía y sus “derivados” (ética), dejó de confiar en ello para comenzar el camino de la ciencia, lo tangible (estética). De ahí los “grandes avances”. Desde entonces viajamos a toda velocidad por la autopista de lo que se puede ver, oír, tocar, oler y saborear.

Cinco siglos después (uno por sentido), y con todo lo necesario al alcance de muchos, no parecemos saciados en nuestras necesidades. ¿Por qué? Pues porque “estar” nunca lo fue todo. También hay que ser, o quizá mejor: primero hay que ser. Si quieres sacar de ti lo mejor tienes que “ser” tú mismo/a. Por cierto, te aconsejo que lo hagas porque por ese camino puedes “estar” bien tranquilo/a.

Felices días a tod@s

ser tu mismo FRASE

 

Miguel Ángel Blanco Martínez

Nuetro Yo Superior, la totalidad de lo que somos

Los siete cuerpos dimensionales
El hombre debe comprender que no solo posee un cuerpo físico, sino que dentro de él existe un algo divino y eterno que se manifiesta a través de sus cinco sentidos, de sus emociones y sus razonamientos. Cada uno de nosotros es un conjunto de cuerpos o vehículos de manifestación acoplados en un todo armónico.

El ser humano para poder manifestarse en el mundo, está dotado de siete cuerpos dimensionales. Todos ellos son necesarios para que el ser pueda encarnar o tomar cuerpo en el plano físico. Cada uno, está formado de la substancia del plano en el cual se manifiesta; es por ello que solo el cuerpo físico es visible a nuestros ojos materiales.

Estos siete cuerpos se subdividen en cuatro inferiores y tres superiores, que funcionan en el plano espiritual.

Los cuatro cuerpos inferiores son:

El cuerpo físico

El cuerpo eterico

El cuerpo mental

Y el cuerpo emocional

Empecemos por el cuerpo físico:



Es también llamado “yo inferior”, funciona en la tercera dimensión, en el plano material denso; es el punto de anclaje del hijo de DIOS, el hombre la materia física; por medio de el ejecutamos nuestros actos físicos y nos movemos durante cada existencia en el plano material. Este cuerpo es que lleva la peor parte de la vida, ya que es a través de él como se manifiesta todo lo existente en lo seis cuerpos no visibles a nuestros ojos físicos. Por su conducto sentimos alegría, sufrimientos materiales etc. Está destinado a convertirse en el templo donde mora la chispa divina y por la cual se dice: Que el hombre esta creado a imagen y semejanza del Padre.

El cuerpo físico está conformado por el elemento tierra; está representado por el dedo anular; está relacionado con el sentido del olfato; y su color es el amarillo; su polaridad es positiva en el hombre y negativa en la mujer.



Seguimos con el segundo cuerpo, el cuerpo eterico

Funciona en cuarta dimensión rodeando nuestro cuerpo físico y es la contraparte y figura verdadera de la forma humana tangible, pero compuesto de una material mucho más sutil. Su función principal es la de archivar ordenadamente todos nuestros recuerdos y hechos, desde nuestro nacimiento hasta nuestra desencarnacion. Contiene también las vivencias de las miles de encarnaciones que hemos vivido. Es también el medio para la trasmisión de energía y vigor a todas las partes de la forma humana, determina nuestra forma y es el intermediario entre los mundos internos y externos del hombre. La ciencia humana le da el nombre de subconsciente.

El cuerpo eterico esta conformado por el elemento fuego. Está representado por el dedo corazón, se encuentra relacionado con el sentido de la vista, con el estado energético de la materia y con el color rojo, su polaridad es negativa en el hombre y positiva en la mujer.

El tercer cuerpo es el cuerpo mental

También conocido como cuerpo pensante o cuerpo mental inferior. Funciona en cuarta dimensión y está ligado a nuestros cuerpos físico y etérico. Su función es hacernos pensar y contiene todos los conocimientos, opiniones y conceptos extraídos de toda fuente de información. Nunca se cansa, por ello siempre estamos pensando, pero debemos aprender a controlarlo para que cumpla con su verdadera misión: la de ser un deposito de ciertas verdades que pueda necesitar la chispa divina para expandir el conocimiento de la verdad en el mundo de la forma. Se diferencia en su manera de archivar todas nuestras experiencias y las ajenas, mientras el eterico solo almacena experiencias personales. Se encuentra envolviendo nuestro cuerpo eterico.

El cuerpo mental está conformado por el elemento aire, Está representado por el dedo meñique, está relacionado con el sentido del tacto, con el estado gaseoso de la materia y con el color azul, su polaridad es negativa en el hombre y positiva en la mujer.

Este cuerpo ha sido mal utilizado por el hombre a lo largo de sus experiencias en el mundo de las formas, por su intermedio el hombre ha generado una serie de formas de pensamientos de baja vibración, de duda, de celos y de condenación hacia si mismo y hacia los demás.

El cuarto cuerpo es el cuerpo emocional

Es el más expandido de todos los cuatro, funciona en cuarta dimensión, su función es irradiar e intensificar las virtudes de DIOS. Allí están contenidas la paz, el perdón, la misericordia, la alegría, el servicio y todo aquello que produce bienestar, armonía y felicidad en cada ser.

El cuerpo emocional está conformado por el elemento agua, está representado por el dedo índice, a su vez esta en relación con el sentido del gusto, con el estado liquido de la materia y con el color blanco, su polaridad es positiva en el hombre y negativa en la mujer.

Este cuerpo ha sido mal utilizado al igual que el cuerpo mental, se ha convertido en un campo de deseos inferiores, tales como: el deseo de dominio, el poder político y económico. Igualmente encontramos en el, los sentimientos de autofrustración, el rencor, el odio, la angustia, entre otros. Por ello, debemos aprender a controlar nuestras emociones, para que este cuerpo pueda cumplir con su verdadera misión de irradiar la naturaleza del creador.

El conjunto formado por nuestros cuerpos etérico, mental y emocional conforman lo que se denomina el ELLO. Debemos hacer un buen uso de nuestros cuerpos inferiores ya que son ellos lo que nos permiten evolucionar. Será de gran ayuda vigilar nuestra dieta, el consumo abundante de agua, la práctica de ejercicios físicos, mentales y espirituales y la constante vigilancia de nuestros pensamientos y emociones.

Recordemos que debemos limpiar nuestros cuerpos inferiores de toda impureza, debemos trabajar con ellos con los tratamientos de la llama violeta y blanca; cubrirnos con un cilindro de llama violeta que encierre todo nuestro cuerpo físico y el cual, al igual que la luz blanca desvían todas las impurezas y peligros dirigidos contra nosotros y ayudan en nuestra limpieza kármica.

Debido a la polaridad positiva y negativa entre el hombre y la mujer, se presentan ciertas diferencias en cuanto a sus organización interna.

El hombre con un cuerpo físico positivo, posee una gran capacidad de trabajo material y la lucha por la supervivencia de este mundo. Por otro lado, la mujer con un cuerpo físico negativo, no desarrolla fortaleza física como el hombre, ya que su estructura orgánica y física es más delicada y más refinada.

En cuanto al cuerpo etérico cuyas facultades son las de crecimiento, propagación, asimilación, percepción y memoria, su expresión positiva en la mujer es la responsable de las siguientes diferencias:

La mujer madura antes que el hombre, pues mientras ella de los siete a los catorce años va mostrando progresivamente los rasgos de la feminidad, el hombre solo al llegar a la pubertad, alrededor de los catorce o los quince años empieza a mostrar los rasgos varoniles que le son propios.
La mujer en su cuerpo etérico absorbe una mayor cantidad de energía vital que se manifiesta en un exceso de sangre. Esto hace que la mujer trabaje bajo una presión interna mayor que la del hombre, esta presión se amortigua con el flujo periódico menstrual. Por ello, al llegar a la menopausia y no poder eliminarse ese exceso de energía, el cuerpo físico empieza a engrosarse y a producir molestias orgánicas. En esta etapa de su vida la mujer debe transformar y purificar la energía vital enfocándola en las artes manuales, en caminatas y pensamientos positivos, de esta forma sus emociones no la llevaran a estados de tristeza y melancolía.
La mujer tiene una mayor resistencia a la enfermedad y al dolor que el hombre y su capacidad de recuperación es mayor y más rápida. La mujer tiene la polaridad negativa, dándole la característica de expresar deseos intensos y profundos.

El hombre puede tener y tiene emociones a veces tan fuertes como las de la mujer, pero generalmente puede suprimirlas fácilmente por tener su cuerpo emocional positivo. El hombre juega un papel muy importante en la estabilidad emocional de la mujer, ya que al estar polarizado positivamente podrá brindarle una mayor estabilidad emocional al compartir con ella, tanto sus momentos de alegría como aquellos en que se deja abatir. Cuando la mujer está rodeada de las mejores emociones engendrará hijos sanos y equilibrados.

A su vez el cuerpo mental de la mujer tiene polaridad positiva, mientras que el hombre la tiene negativa, por ello la mujer manifiesta ideas generales, abstractas y una imaginación bastante fértil. Al hombre le corresponde por lo tanto colaborarle en la concretización de las ideas expresadas por ella, dada la polaridad negativa del vehículo mental masculino.

El conocimiento de la polaridad desde los cuerpos inferiores, tanto del hombre como de la mujer, nos da un concepto real de las funciones de la mujer y del hombre, que nos llevará a trabajar en colaboración mutua y en perfecta armonía, para de esta manera lograr elevar a la humanidad un poco más en la gran espiral de evolución.

Nuestros cuerpos superiores funcionan en quinta y séptima dimensiones, en el plano espiritual y forman la parte nuestra, mediante la cual podremos alcanzar y realizar nuestro trabajo espiritual, llevando a cabo el ritmo constante y con gran desapego, pero sin descuidar nuestra parte material, esto nos dará la completa libertad que nos llevará a la vida eterna los planos divinos.

Estos cuerpos son el santo ser cristico o conciencia cristica; el cuerpo causal superior y la presencia YO SOY o partícula divina de Dios individualizado en el hombre.

El santo ser crístico

                                            

Todo ser humano en su evolución contiene el Cristo interior radicado en su corazón, aunque su vibración es menor que la de la presencia YO SOY, ambos son uno, en acción conjunta. Su característica es de naturaleza sentimental y es nuestro guardián silencioso, el hijo único de Dios engendrado. Cuando se le permite libertad de acción actuará como un director divino en todos los asuntos materiales. Se enfoca a través de la victoriosa e inmortal llama triple, la cual es la vestimenta de nuestro ser cristico en el corazón del ser físico. Actúa como transformador de todo el bien y proyectado desde el yo superior, rebajando sus vibraciones para que ser físico pueda percibirlo, igualmente actúa como mediador entre la conciencia exterior del hombre y su ser superior.

El cuerpo causal

De él podremos decir que es como nuestra aura superior, se encuentra rodeando la cabeza de nuestro ser superior y está compuesto de siete bandas circulares de colores vibrantes, vivientes, inteligentes, hechas energía y virtudes divinas; estas bandas están en relación con la esferas de conciencia divina.
Nuestro cuerpo causal varia de tamaño y calidad de acuerdo a la cantidad de energía calificada constructivamente por nosotros a través de las edades, ya que su trabajo es especialmente el de recoger todas las cosas positivas y buenas que hemos hecho en cada existencia y retenerlas hasta que nuestro mundo físico y nuestros vehículos inferiores están lo suficientemente armoniosos para poder recibir el beneficio de este depósito del bien. Por ello es que él es el encargado de suministrarnos todo lo que pidamos en gracia de Dios y de lo cual seamos merecedores.

La presencia YO SOY

También llamada nuestra presencia divina o cuerpo electrónico es el ser perfecto en nosotros; está siempre con nosotros. Sólo conoce la perfección y continuamente la irradia hacia mundo de las formas; está rodeado de una aura purísima de luz blanca. En la frente tiene una llama de color amarillo que representa la sabiduría, en la garganta una llama azul que representa el poder y la voluntad, y en el corazón la llama es rosa y representa el amor divino o cohesión universal.

De la cabeza salen doce rayos de luz blanca, diez de estos rayos se proyectan en forma de rueda circular para circular y expandir el puro amor divino, para responder nuestras peticiones y comunicarse con otros seres o chispas divinas.

De los dos rayos restantes, el rayo central superior sube comunicarse con EL TODO o padre creador y el último de estos doce rayos parte hacia abajo y viene siendo una prolongación del rayo superior que une Al Todo con nuestro ser físico. Pasa este rayo a través de nuestro ser cristico y entre nosotros por nuestro chakra coronario, este rayo es mencionado como el cordón de plata en muchos escritos esotéricos.

Cuando logremos unificar los siete cuerpos en un todo armónico de una sola vibración, el hombre común habrá logrado posesión en la luz y se convertía en un poder resucitador de cada reino y llegará a formar verdaderamente parte de la deidad.

Vale la pena aclarar algunos aspectos relacionados con los siete cuerpos: la llama trina, está representada por tres llamas, cada una de diferente color: azul a la izquierda de nuestro corazón y representa el poder y la voluntad de Dios en todas las cosas, la llama dorada al centro y representa la sabiduría divina y la llama Rosa a la derecha representa el amor divino. El anclaje de nuestro ser cristico en el corazón físico se representa generalmente por éstas tres llamas conocidas también como la santa llama cristica, a la cual se refirió Jesús como el cuerpo interno.

El cuerpo astral

Está compuesto fundamentalmente por nuestros cuerpos etérico, mental y emocional, se conoce también como el alma, el ello, periespiritu o como el mal llamado muerto, cuyo nombre correcto es entidad, ya que la muerte no existe. Lo que existe es un constante peregrinar hasta lograr romper le rueda de la reencarnación. Cuando el ser humano desencarna, el ELLO continúa viviendo, pero en el plano astral en cuarta dimensión, donde nuestro sentidos materiales no lo pueden captar por ser muy limitados y pertenecer a la tercera dimensión. Sin embargo hay seres que tienen desarrollados algunos de sus sentidos y pueden ver y escuchar a estas entidades cuando se les acercan para exteriorizar algún sentimiento pendiente.

El cordón de plata

Este cordón tiene la función de intercomunicar todos los seis cuerpos restantes con nuestro corazón, atravesándolos de arriba hacia abajo en nuestro cuerpo físico. Este cordón planteado es de pura energía divina, ya que su procedencia es el mismo centro del YO SOY. Tiene la apariencia de un cordón brillante de materia etérica, de la misma materia de las ondas hertzianas y del rayo láser ya conocidos por el hombre, pero mucho más sutil. Este cordón planteado es elástico y funciona también cuando la persona duerme y se van en cuerpo astral a otros lugares de la tierra, o de planos de la cuarta y quinta dimensiones. 

Cuando el ser desencarna este cordón se rompe y deja de fluir la energía del cuerpo físico del hombre.

El aura

El cuerpo del hombre está rodeado por una radiación de tamaño variable, que se van desde unos pocos centímetros hasta el diámetro de nuestros brazos extendidos. Esta radiación es lo que conocemos como el aura humana.

Los Cinco Sutras de la Era de Acuario.

 

 

Los Cinco Sutras de la Era de Acuario.
 
1.    Reconoce que la otra persona eres tú. 
Tu eres yo, yo soy tu, somos proyecciones de una misma alma.
Lo que no acepto en mí, lo proyecto en ti, y lo que no aceptas en ti lo proyectas en mi. 
Te amo porque me amo a mi misma, me amas porque te amas a ti mismo. 
Te acepto porque me acepto a mí misma. Me aceptas porque te aceptas a ti mismo. 
Cuando reconozco que tu eres yo, y que yo soy tu, los milagros comienzan a ocurrir, porque dejo de creer y pensar que esta sucediendo algo allá afuera que no me concierne. 
Resulta que todo lo que veo es lo que yo soy.
2.      Existe una salida a todo obstáculo. Para todo problema existe una solución. Necesitamos elevar nuestra conciencia para poder visualizar una nueva salida al problema planteado. Necesitamos entender que no podemos resolver los problemas en el mismo nivel de consciencia en el que fueron creados, necesitamos elevar nuestra energía, nuestra vibración a fin de alcanzar una nueva perspectiva y visión del asunto en cuestión y abordarlo de maneras nuevas  y creativas, definitivamente.
 Tus problemas no se pueden resolver en el mismo nivel mental que tenías cuando los creaste, esto dice el físico alemán Albert Einstein, Tenemos que elevar nuestra consciencia a través de tecnologías como la meditación trascendental o el yoga kundalini a través de sus mantras y kriyas para elevarnos por encima de la situación creada y actuar, mas no reaccionar, ante la oportunidad disfrazada de problema , que nos presenta la vida en el momento en el que nos encontramos con un nuevo reto vital para nuestra evolución personal.
 
3.    Cuando el tiempo esté encima de ti, comienza y la presión desaparecerá.
 
Este Sutra nos invita a actuar en vez de pensar para que la presión de los tiempos de entrega de un proyecto desaparezca. Tendemos a quedarnos paralizados y no ejecutar acciones que nos lleven a la meta, por lo que tenemos que salir de la inercia actuando cuando el tiempo lo tenemos encima, y eso hará que la presión desaparezca. La procrastinarían como síndrome que evade responsabilizarse posponiendo tareas a realizar puede llevar al individuo a refugiarse en actividades ajenas a su cometido. La costumbre de posponer, si bien no se ha demostrado cabalmente, puede generar dependencia de diversos elementos externos, tales como navegar en Internet, leer libros, salir de compras, comer compulsivamente o dejarse absorber en exceso por la rutina laboral, entre otras, como pretexto para evadir alguna responsabilidad, acción o decisión. Esto se resuelve confrontando las responsabilidades y las tareas que competen y actuar sobre ellas nos elimiara la presión que ejerce el tiempo sobre nuestras vidas y desaparecerá!.
 
4.   Entiende a través de la compasión o malentenderás los tiempos.
¿Qué significa comprender al otro a través de la compasión? muy sencillo, ponernos en los zapatos de los demás, meternos en su situación tanto como podamos para poder ayudarles a través de una real comprensión y entendimiento, saliéndonos de nuestro mundo y nuestros paradigmas e indagando con profundidad en el mundo del otro.  Para ello necesariamente tenemos que desarrollar una gran seguridad en nosotros mismos, de tal forma que permitamos ser penetrados permeablemente por la experiencia del otro para llegar a comprenderla en su totalidad. Hacer mío el dolor ajeno, hacer mío el sufrimiento del otro, hacer mía la situación en un momento determinado sobre lo  que le esta sucediendo a la otra persona y realmente ponerme en sus zapatos.
La compasión es un sentimiento humano que se manifiesta a partir del sufrimiento de otro ser. Más intensa que la empatía, la compasión describe el entendimiento del estado emocional de otro, y es con frecuencia combinada con un deseo de aliviar o reducir su sufrimiento.
 
5.     Vibra el Cosmos y el Cosmos despejará tu camino.
El Cosmos es La sustancia divina que nos rodea, la totalidad de las posibilidades, estamos inmersos en esa energía, ella nos rodea, pero tenemos que fluir y vibrar al unisonó con ella, en una sincronía de sucesos casuales para los demás pero causales para los que estamos en la era de Acuario , y entendemos que vivimos en el mundo pero no pertenecemos a él. Vibrar con el cosmos significa que el Universo entero conspirara para hacer realidad tus deseos si ellos se encuentran alineados con el bien mayor. Para ello es menester conectarnos con la fuente de la divinidad a través de la alineación y equilibrio de nuestros centros energéticos, chacras, y el yoga kundalini es una herramienta extraordinaria para este propósito Divino.

Fuente

SE HAN COMENZADO A DISOLVER LAS CAPAS “AISLANTES” DE LA 3ra DIMENSIÓN. por Daniel Cipolat.

SE HAN COMENZADO A DISOLVER LAS CAPAS “AISLANTES” DE LA 3ra DIMENSIÓN. por Daniel Cipolat.El día 26/11 publiqué una nota en ésta misma página, que ya muchos habrán tenido la oportunidad de leer titulada “Esa tristeza y desgano que están sintiendo ahora”. Realmente me sorprendió la abrumadora respuesta que tuvo, en concordancia con el momento y la exactitud de los síntomas descritos. Hoy quisiera ir un poco más allá con el significado de éste fenómeno que está impactando fuertemente en muchos de ustedes y continuará durante un tiempo de manera residual, hasta el próximo ajuste energético, pues ésto forma parte de una serie de actualizaciones que se irán presentando de manera escalonada.

Por supuesto que hay diferentes niveles para abordar la situación energética actual, pero quisiera enfocarme más que nada en el aspecto que mayor claridad les aportará desde el punto de vista personal.
Mis guías me explicaron lo siguiente (que intentaré transmitírselos de la misma forma). La tercera dimensión, así como la Tierra y nuestra propia C.E.P. (Configuración Energética Preestablecida), tiene como característica estar contenida en una serie de capas etéricas, que podríamos llamar, “capas aislantes” que son como las capas de una cebolla y cumplen diferentes funciones, unas de ellas, es la de mantener el estado de “realidad” y de permanencia de dicho estado, como también el espacio-tiempo y otras tantos elementos que conforman las capas externas que contienen lo que yo llamo la burbuja de la 3D (para resumir).

De manera fractal, a nivel macrocósmico, estas capas, son un sistema de diferentes “frecuencias de onda” de energía/conciencia que forman parte de regiones específicas de la galaxia, por la cual la Tierra junto con todo el sistema solar atraviesa durante ciclos más o menos regulares y que duran miles y miles de años. Los mayas ya han hablado mucho al respecto refiriéndose a éstos ciclos como: amanecer, día, mediodía, atardecer, y noche galácticos. Lo cierto es que cada uno de éstos ciclos, tienen sus propias características energéticas y contienen un patrón determinado que modifica vibratoriamente cada una de las capas que intento describir. Y aquí viene el punto. Se está comenzando a disolver la capa que aisla a la 3D. Mucho nos quejamos de éste estado de condicionamiento al que estamos sometidos, pero también hay que tener en cuenta, lo que representa en términos vivenciales que se disuelva ésta capa.

En principio, los síntomas por los que estamos atravesando actualmente, se producen porque la disolución de ésta capa aislante por alguna razón se ha acelerado. Si bien es una buena noticia, la verdad es que ésta nos “protegía” de tomar contacto con otro tipo de percepciones a las cuales no teníamos acceso, e inclusive, hubieran resultado perjudiciales en ése estado se conciencia, ya que el objetivo era enfocarnos exclusivamente en experiencias 3D. En otras palabras, y para hacer una analogía de ésta situación, hagan de cuenta como que sufrieron una quebradura en una pierna y tuvieron que permanecer muchos meses con un yeso para no permitir que la misma tuviera movilidad. Llegado el momento, cuando la pierna sana, es necesario retirar el yeso para volver a caminar naturalmente. Qué sucede entonces? Varias cosas; deben recobrar la confianza en su pierna, aunque acostumbrados al yeso, sienten que les falta algo, la sensibilidad es mayor, al mismo tiempo sienten ansiedad por caminar, etc… así y todo, la recuperación debe realizarse lentamente, a conciencia y de manera gradual. Éste es solo un ejemplo que se me ocurre para explicarles de una manera doméstica qué es lo que está sucediendo precisamente ahora al retirarse ésta capa en cuestión.

Todos los síntomas que se están manifestando ahora, no son otra cosa que los primeros contactos que estamos experimentando, por ahora de manera muy sutil, con éste “nuevo” estado de realidad, y con otros códigos vibratorios los cuales hace eones que no establecíamos contacto. Pero para ésto se necesita realmente una lenta re-adaptación. No esperen un cambio instantáneo de un día para el otro, pues ésto recién comienza, sólo les digo que tengan confianza en éste proceso, que es irreversible, pues no se trata de la gracia Divina (o tal vez sí!) pero más que nada responde a que estamos saliendo de un ciclo y región cósmica de oscuridad y limitación hacia un nuevo espacio de luz y expansión. Repito, habrá altibajos aún y vacilaciones, pero es normal que así sea.

Ésta información que les transmito, es para que intenten enfocarse en el objetivo más que en las circunstancias actuales. Seguramente que de una forma u otra (y como siempre pasa) ésto que les facilito, aparecerá en diferentes mensajes canalizados, con distintos matices, por otros comunicadores en los próximos meses.

Por ahora y como siempre, les envío mi mas fuerte abrazo.

Tengan fé!.

Daniel Cipolat.

La Anatomía Energética del Hombre

El Aura de las cosas y el Aura de los Seres Vivos

Para la ciencia material el Universo es energía y esta se manifiesta como materia, para la Ciencia Espiritual también el Universo es energía y el Universo entero vibra, todo vibra, a diferentes intervalos y frecuencias y en sus planos diferentes, todo es vibración, además, para la Ciencia Espiritual existen diversos planos, muchos de estos invisibles para el mundo material mas denso. En esto de los planos sutiles profundizaremos mas adelante. Sin embrago en este artículo analizaremos la existencia del Aura o los campos electromagnéticos de las cosas y de los seres.

Todo vibra, cada cosa, cada molécula, cada átomo, todo está en constante vibración, por otro lado también existen campos de energía que rodean a las cosas, estos campos de energía existen en el plano físico y químico de las cosas y es un campo electromagnético de las mismas, mas allá de ésto existen otros campos de energía que rodean a los objetos y que la ciencia material se le dificulta medir ya que escapan al mundo material fisico-químico y que hoy en día la misma ciencia material roza en sus límites.

Los objetos físicos de materia inerte o sin vida poseen un aura o campo electromagnético; la palabra “aura” deriva del latín “aura” y este del griego “ayra” que significa soplo, brisa o viento, aunque existe tambien cierto parentesco con el latín “aurea” que deriva de “aureus” derivado de “aureum” es decir “proveniente del oro”, y que en hebreo hay cierto parentesco con “aur” que significa “luz”. Pero propiamente estos significados tienen mucho en común ya que pues soplo, oro y luz esotericamente significan energía, así que con esto entendemos que los objetos y la materia irradian una luz, un soplo o fuerza energetica.

Es así pues que las cosas irradian energía, los minerales, los metales, rocas y montañas, los árboles, los seres vivos, el planeta entero, y esto aplica a todas las cosas en el Universo, todo vibra cada uno con sus auras o campos electromagneticos y otros campos mas de energía. En el caso de los seres vivos éstos poseen un campo energético más complejo, ya que poseen algo que se llama Aliento o Fuerza de Vida, que en otra culturas ha sido llamado diferente, para los orientales era el prana y el ruaj, y el chi o ki para los del lejano oriente, y espíritu de vida para occidente. Es así que todas las cosas tienen estos campos energéticos y los seres vivos poseen un campo mas basado en su Espíritu de Vida o Aliento de Vida y otros Cuerpos Energéticos más por los cuales el Alma interactúa.

Los Cuerpos Energéticos del Hombre

Los seres humanos tenemos un Campo Energético mas complejo, éste se basa en sus diferentes Cuerpos de Energía de diferentes planos, y lo que comúnmente llamamos Aura y que puede ser visto con cámaras especiales es nuestro Campo más inferior que es el Campo Electromagnético más cercano al mundo o plano físico.

 

En resumen podemos definir para entender en forma muy didáctica, aunque existen diferentes clasificaciones, nosotros analizaremos en forma más detallada dividiendo la Constitución Humana o su Anatomía Energética de la siguiente forma en una clasificación séptuple en escala ascendente dividida en dos que es Personalidad e Individualidad:

Personalidad

Es temporal, finita, mortal y solo se vive una vez y posteriormente se desvanece y desintegra pues desaparece en cada vida después de morir, semejante a una vestimenta o vestidura que toma el Alma para protagonizar una existencia en el escenario de la vida terrenal.

1. Cuerpo Físico-Etereo. Es el cuerpo más denso de todos, es el cuerpo visible y tangible de células que componen nuestros huesos, órganos, piel, sistemas vitales, cerebro y sistemas nerviosos. Las celulas son energía condesada que proviene de la Fuerza Vital. El Campo Electromagnético que emana de este cuerpo físico es la parte Eterea del mismo, su doble etereo, mas sutil pero es medible por la ciencia es el Aura visible de las cosas y los seres vivos.

2. Cuerpo Vital. Es el cuerpo que contiene al Aliento de Vida, de aquí el Aliento de Vida se distribuye en los diversos Centros Energéticos de éste cuerpo y de esa manera baña a todo nuestro cuerpo físico y su Sistema Nervioso Central y Cerebro-espinal que son los que distribuyen ésta energía y la traducen en impulsos electromagnéticos. Es el Aura de Vida, es un Aura mas sutil y no facilmente de medir pero sí su acción sobre el Campo Electromagnético.

3. Cuerpo Astral. Es el cuerpo que contiene las Emociones, éstas influyen sobre la capacidad de almacenar el Aliento Vital, y son éstas, las emociones las que repercuten sobre el estado general de los cuerpos anteriores, ya que si este vibra en forma negativa entonces repercute sobre los demas cuerpos inferiores. Éste campo o cuerpo no es medible por la ciencia directamente solamente sus efectos sobre el Cerebro, Sistema Nervioso Autónomo y los Organos del cuerpo.

En forma de percepción cuando se han desarrollado las facultades propicias se puede percibir los fluidos o energías del plano astral, y es lo que comunmente llamamos que percibimos “buenas o malas vibras” de las personas o de los lugares que visitamos o que nos rodean ya que todos como seres sintientes que interactuamos con el mundo en general irradiamos energía del plano astral y ésta la dejamos impregnada en los objetos con los cuales tenemos contacto y los lugares en los que estamos más continuamente y es la energía astral la que incluso sin darnos cuenta nos influye mayormente en nuesros estados de ánimo todo el tiempo, y esta a su vez se ve afectada por nuestros pensamientos que provienen de los planos mental inferior y superior.

4. Cuerpo Mental Inferior. Es el cuerpo que contiene nuestros Pensamientos, los cuales ejercen influencia sobre el campo anterior que es el Astral, y son los Pensamientos los que influyen en todos nuestros cuerpos inferiores anteriores. Aquí en los Pensamientos los cuales pueden pertenecer al Mental Inferior cuando estos se vinculan al mundo material y a las emociones están en el Plano Mental Inferior, mientras que cuando se vinculan a pensamientos mas abstractos y superiores entran dentro del Mental Superior que corresponde a un cuerpo superior a este.

Transmutar los Pensamientos significa transmutar gradualmente los demas cuerpos inferiores, ya que como el principio de Correspondencia lo hace valer, como es “Arriba es Abajo”, si nuestros Pensamientos son positivos, armoniosos, benéficos, etc., de ésa manera influiremos en nuestros Campos Inferiores y toda nuestra Aura o Campo cambiará y nuestro Cuerpo Fisico también estará influido de esa forma, además que las energías de otros campos energéticos y auras semejantes a la nuestra corresponderán por el mismo principio también.

Los Pensamientos de otros seres que emanan de sus Campos Mentales son muy sutiles, no son perceptibles en los seres mas que en forma muy insconsciente de ahí que la Telepatía por ejemplo no es directa en forma consciente, solamente se percibe en forma inconsciente o a través de percepciones o presentimientos, si embargo para quienes la han desarrollado o han desarrollado sus facultades energéticas pueden percibirlos muy claramente en forma de intuición y percepciones que llegan a través del Plano Astral. Los Pensamientos influyen sobre las Emociones y éstas receptivamente quedan bañadas de los mismos y así también dejamos impregnados nuestros Pensamientos a nuestro alrededor teñidos de Emociones, de ahí que los Pensamientos del Plano Mental Inferior para los vedas de oriente son llamados Pensamientos de deseos o bien a este Campo le denominan Mente de Deseos.

Individualidad

Es la identidad que tiene nuestra Alma, y es inmortal, ya que sobrevive en cada existencia terrenal después de la muerte y toma vestidura de los cuerpos anteriores de una Personalidad temporal.

5. Cuerpo Mental Superior. Es un cuerpo superior de Pensamientos Abstractos, mayormente desarrollado cuando se cultiva el Intelecto en la ciencia, en los conocimientos, en el arte, etc., y es mayormente abstracto.

6. Cuerpo Celestial. Es un cuerpo muy elevado donde el Alma encuentra mas su propia naturaleza como Conciencia Crística, y donde se encuentran grandes verdades y sabiduría que escapa más allá del plano terrenal y las cosas humanas, de aquí surge realmente la Inspiración, la Intuición y la Sabiduría.

7. Cuerpo Causal. Es el cuerpo donde mora más puramente el Alma y donde se encuentra su mundo esencial como Conciencia Divina, de aquí surge la plenitud divina, la Perfección de la Divinidad donde mora el YO SOY, es el lugar de la Realidad del Ser que escapa totalmente al mundo terrenal y las cosas humanas y donde la Unidad se percibe en su totalidad.

Es así que el Alma interactúa en diversos cuerpos energéticos, y de esa manera su estado de conciencia desciende hasta los planos más inferiores conteniéndose en una Personalidad finita y temporal. Siendo que la Verdadera Esencia y Realidad la Individualidad está en los planos superiores, mientras que la Personalidad temporal la contienen los Planos Inferiores en los que llevamos a cabo nuestra existencia terrenal. Por otro lado estos conocimientos son importantes para nuestro Autoconocimiento y para llegar a saber quienes somos realmente ya que es así que en la Ciencia Espiritual el hombre llegará a ser libre conociéndose a sí mismo.

Fuente

El Aura

Toda materia, toda forma de vida, ya sea átomo, piedra, hombre o planeta, se baña en un océano de fuerza y de energías divinas; de este modo, un ser humano, al igual que una simple piedra, emite una radiación a la que llamamos aura. Esta radiación, que proviene del ser real y de sus diferentes apariencias, fue puesta en duda durante mucho tiempo por la Ciencia. Sin embargo, hoy en día, la Ciencia ha progresado lo suficiente como para adquirir pruebas irrefutables que constatan lo que los místicos del pasado sostuvieron siempre: que existe alrededor de los cuerpos vivientes un resplandor que puede ser percibido, y actualmente medido, gracias a ciertos aparatos altamente perfeccionados. La fotografía de un aura no hace ya sonreír a nadie, pues se trata de la fotografía de ese resplandor. En un futuro próximo, aparatos aún más perfeccionados ayudarán a percibir su actividad vibratoria y cambiante.

https://i0.wp.com/cosmic-living.com/wp-content/uploads/2012/08/Aura-Chart-in-color_8-2012.png

RESPLANDORES DEL ALMA

En la historia religiosa de los pueblos no faltan ejemplos que se refieren a los beneficios del aura de los santos y de los yoguis, pues muchas curas han sido realizadas con la única presencia del enfermo en el aura poderosa de un maestro. Recordamos especialmente la curación obtenida por aquella creyente que, con sólo tocar el manto de Jesús, se sintió curada. NO niego en absoluto la posibilidad de curación psicosomática donde la fe es el elemento esencial, pero sería desconocer los poderes del aura atribuir solamente todas las curaciones a la fe como único soporte.

He aquí una interesante definición del aura que nos permitirá desarrollar algunos aspectos principales:

«Aura: campo magnético o eléctrico que rodea especialmente el cuerpo animal y que contiene colores debidos a la frecuencia vibratoria de la energía de este campo. Semejante energía se debe al desarrollo psíquico y a las fuerzas vitales del cuerpo. El aura cambia de color en el curso de la evolución psíquica, pasando de un violeta muy subido a un blanco más puro en los estados más avanzados. El aura es visible en ciertas condiciones y ha sido fotografiada. Puede afectar ciertos instrumentos cuya receptividad ha sido perfectamente regulada. Toda célula viviente tiene su aura y lo mismo ocurre con grupos de células.»

El aura es la consecuencia de ciertas energías en actividad en nuestro campo de conciencia. Estas energías, provenientes del Sol o del alma, están contenidas en el hombre gracias a sus centros psíquicos; cuando éstos son activos, el aura lo es también. Los centros determinan la naturaleza y calidad del aura. Cuanto más elevados son los centros activos, más amplio y benéfico es el resplandor del aura. Aparte del aura del Espíritu, cuya vibración es percibida solamente en el momento de las últimas iniciaciones, existen tres fuegos cuya fusión compone el aura humana:

  • El resplandor espiritual del alma, cuyas frecuencias vibratorias pueden ser percibidas solamente por iniciados avanzados.
  • La resplandeciente luz dorada del cuerpo etéreo o vital alimentado por el centro del bazo.
  • La luz sombría que indica la luz latente escondida en el seno del átomo.

El desarrollo del aura depende pues, de la actividad normal y unificada de estos tres fuegos.

COLORES Y ESTADOS INTERNOS

El aura menos elevada es llamada aura de salud. Cuando un ser humano no está sano, posee una acumulación de energía vital, encontrada en la alimentación, en la bebida y en la respiración, la cual irradiará unos cuatro o cinco centímetros sobre la superficie de su cuerpo. El clarividente visualiza el aura de salud bajo la forma de líneas derechas que van de la superficie del cuerpo en todas direcciones. Cuando un órgano está enfermo, el lugar donde está situado irradia más débilmente, volviéndose borrosos los rayos de luz.

El resplandor del cuerpo astral o emocional es mucho más sutil. Se extiende también alrededor del cuerpo físico; sus vibraciones son muy sensibles a todo lo que afecta la naturaleza emocional (pasiones, deseos, odios, etc.). Esta emanación puede tener de veinticinco a cuarenta centímetros.

El resplandor del cuerpo mental es mucho más amplio que el del cuerpo astral. La frecuencia vibratoria de este aura depende sobre todo del grado de desarrollo intelectual. Se constata que cuanto más elevada es la inteligencia cósmica, más pura y esplendorosa se vuelve el aura mental del sujeto.

La unión y armonía perfecta entre estas tres auras estimulan el aura elevada del alma; al fusionar las cuatro en un mismo fuego que consume y transfigura, el iniciado experimenta un estado ideal del espíritu.

 

EN TODAS LAS CULTURAS

No podemos saber si el hombre primitivo percibía esta luminiscencia debido al consumo ritual de alucinógenos, si sólo la percibían los chamanes, o si era innata y con posterioridad dicha facultad se perdió. Culturas muy diferentes han reflejado la presencia de ese halo en seres espirituales o de rango superior. El aura está simbolizada, por ejemplo, en los tocados de plumas de los chamanes y jefes indios americanos, en las tiaras cónicas de los faraones egipcios, en la corona resplandeciente de los reyes y en el nimbo que rodea la cabeza de las imágenes de Jesús, la Virgen, los ángeles, santos y budas. También la literatura espiritual de todos los tiempos, desde la hebrea a la sufí, describe a santones y profetas envueltos en luz blanca.

Pero, ¿de dónde proviene el aura? ¿Procede, tal vez, del calor de los cuerpos vivos?, ¿o se trata de una fuerza exterior? La creencia en el aura ha estado siempre unida a la «teoría vitalista», según la cual existe una energía cósmica que anima e impregna todo el universo, llamada chi por los chinos, ruasch por los hebreos, huaca por los incas y prana por los hindúes. Generalmente, dicha fuerza está íntimamente ligada a la luz, los rayos del sol y los siete colores del arco iris. Se dice que es absorbida por los seres vivos a través de la respiración y de los chakras o vórtices energéticos, y más tarde enviada al torrente sanguíneo y al sistema nervioso, convirtiéndose en el motor de las funciones vitales y psíquicas. Según esta teoría, se almacenaría en el cerebro y en el centro energético del abdomen, y emanaría del cuerpo sobre todo a través de las manos y los ojos.

Yoguis, ascetas o chamanes aprenden a controlar esta fuerza vital mediante la meditación y la realización de ejercicios espirituales. Se dice que cuando lo logran, sus facultades paranormales se disparan. Los más avanzados llegan a convertir sus cuerpos en luz pura, y de ese modo se dice que alcanzan la inmortalidad. Asimismo, se cree que esta fuerza vital se acumula en objetos animados e inanimados y en lugares como montañas, árboles, casas… y que puede ser manipulada por la mente consciente o inconsciente, permitiendo influir sobre las cosas a distancia.

MEDICINA, COLORES Y CUERPO AÚRICO

Tanto el chamanismo como las tradiciones esotéricas, yóguicas y teosóficas describen la forma de esta energía como una nube de luz o «huevo luminoso» dotado de significado. Según A. P. Elkin, los aborígenes australianos son aún capaces de percibirla y «leer» en ella tanto las enfermedades como el pasado de la persona.

En realidad, la lectura del aura con fines curativos es tan antigua como la medicina. Se sabe que los médicos de la antigua China o Persia diagnosticaban las enfermedades de sus pacientes a través del estudio de la luz que veían emanar de los cuerpos. Por su parte, desde la mística yogui a la sufí, pasando por los teósofos, aseguran que absorbemos los siete rayos de luz cósmica por siete vórtices energéticos situados en nuestro cuerpo conocidos como chakras, los cuales se asocian a diversos órganos, así como a las diversas capas de energía que nos recubren y que forman otros siete cuerpos místicos o aúricos.

No hay un criterio único sobre el significado de los colores del aura y la naturaleza de los cuerpos sutiles que nos rodean, aunque en general se habla del cuerpo físico (relacionado con el chakra raíz situado en el perineo y el color rojo); el emocional (conectado con el chakra del aparato reproductor y con el color naranja) que refleja los deseos; el mental (asociado al chakra del plexo solar y al color amarillo); el cordial o anímico (relacionado con el chakra del corazón y el color verde); el cuerpo etérico, también conocido como aura pránica, intermediario entre los mundos físico y espiritual (asociado al chakra de la garganta y al color azul); el cuerpo astral (chakra de la frente y color violeta); y, por último, cuerpo causal, en el que se depositaría la semilla que reencarna vida tras vida (chakra de la coronilla y color violeta). Todas estas auras influyen unas sobre otras y son percibidas por los videntes como una colorida atmósfera luminosa. El predominio del color azul, por ejemplo, indica gran espiritualidad, mientras que el amarillo y el naranja señalan pensamientos elevados. Cuando la persona no está en armonía, los colores se ven teñidos por manchas y la forma ovoidal presenta disgregaciones.

DEMOSTRACIONES CIENTÍFICAS EN OCCIDENTE

Médicos y filósofos como Empédocles, Hipócrates, Galeno, Avicena, y mucho más tarde Paracelso, señalaron la existencia de esa misteriosa sustancia luminosa que impregna el universo y a cuya falta o desequilibrio atribuyeron el origen de numerosas enfermedades. Pero, a partir del siglo XVII, la visión mecanicista que convertía al hombre en una máquina producto de sus humores psíquicos y químicos dejó definitivamente a un lado tanto al aura como a la misteriosa fuerza vital. Desde entonces, aquellos que quisieron entregarse a la búsqueda de la misma fueron ridiculizados y desterrados de los círculos científicos. Entre ellos cabe citar a Mesmer (s. XVIII), quien propuso que del organismo humano emanaba un «fluido magnético», o al barón Karl von Reichenbach (1788-1869) que colaboró con cientos de médicos, físicos, químicos, y videntes hasta establecer que todas las formas proyectan una luminosidad, a la que llamó «fuerza ódica», en honor al dios germano Wodan. Más tarde, el estadounidense John Keely y el austríaco Wilhelm Reich, descubrieron que podían concentrar en acumuladores especiales esa misma energía electromagnética, a la que llamaron respectivamente «dinasférica» y «orgónica». Ambos fueron perseguidos por no querer compartir sus secretos. Algo similar a lo que le sucedió en los años 1930s a la quiropráctica estadounidense Ruth Drown, la cual también aseguró que existe un fluido universal que entra en el ser humano por la glándula pineal y baña todo el plasma sanguíneo y el sistema nervioso. El instrumento de radiónica que inventó, llamado Radio-Visión, supuestamente podía fotografiar los órganos a partir de una gota de sangre, pero fue destruido y ella encarcelada. Está claro que todos ellos fueron víctimas de un conflicto de intereses, pues el descubrimiento de una energía de este tipo constituiría sin duda una amenaza para los poderes fácticos.

El primer intento tecnológico por hacer visible el aura lo llevó a cabo, en 1869, el doctor Walter Kilner, en el hospital de St. Thomas de Londres. Mediante lentes impregnadas en un tinte a base de alquitrán de carbón, la dicianina, Kilner descubrió un espectro violáceo alrededor del cuerpo humano, en el que, según decía, era posible detectar los estados de enfermedad atendiendo a las modificaciones del color y brillo. Estos experimentos también le llevaron a aceptar la teoría del magnetismo animal propuesta por Mesmer, según la cual, las auras de personas que estan próximas pueden ¡nteractuar entre sí, de forma que una saludable sería capaz de influir beneficiosamente sobre otra debilitada. Pero, al poner en práctica esta teoría, fue acusado de curar con brujería.

Sin embargo, dos descubrimientos revolucionarios a los que no se podía acusar en absoluto de superchería iban a permitir pronto el estudio científico del aura. Se trata de la fotografía Schlieren, basada en una técnica alemana de principios de siglo ideada para ver las imperfecciones del vidrio, y que capta el halo térmico alrededor del cuerpo humano en bandas de colores muy semejantes a la descritas por los médiums y el hallazgo, en 1939, de la fotografía Kirlian que permite registrar un «efecto corona» luminiscente alrededor del objeto fotografiado.

Los numerosos experimentos realizados, tanto por científicos soviéticos como occidentales, con cámara Schlieren, Kirlian y otros instrumentos, han puesto de manifiesto que, tal y como aseguran los videntes y numerosas tradiciones, los organismos vivos irradian una luminiscencia ultradébil, un campo de energía electromagnética imperceptible a simple vista, que contiene información relacionada con el metabolismo, temperatura, emociones, ritmo respiratorio, humedad, condiciones atmosféricas y otros factores. Es más, según estos mismos experimentos, la luz que emana de nuestros cuerpos y los envuelve puede ser el vehículo gracias al cual se producirían fenómenos paranormales como la telequinesia, la telepatía o la curación a distancia.

Foto Kirlian.Muchos científicos siguen argumentando que la luminosidad revelada por las fotografías Kirlian (FK), se debe simplemente al efecto de la ionización intermitente del aire alrededor del objeto fotografiado. Pero para alguien que, como Héctor Avilés, lleva años realizando fotografías Kirlian, no hay duda de que lo que en ellas se capta es «un campo energético que tiene que ver con la vida y la conciencia. Es cierto —nos explica— que es difícil aplicar la FK como método de diagnóstico, debido a los múltiples factores que interfieren en la técnica y a que nuestro campo energético oscila continuamente. Pero la FK ha revelado que la conciencia y el pensamiento —incluso los ajenos— influyen en los colores e intensidad del campo energético, lo mismo que la enfermedad. Y no deja de ser revelador que refleje en las manos los mismos puntos energéticos que señala la acupuntura».

En opinión de Félix Manjón, quien tras trabajar como reportero gráfico durante siete años decidió dedicarse a la fotografía Kirlian, «una de las cosas que más desestabiliza la investigación con FK es la película. Por ello, debe utilizarse siempre del mismo tipo». En cuanto al interés de su utilización en el campo médico, Manjón comenta haber visto «una fotografía Kirlian tomada a un paciente 20 minutos antes de morir, en la que podía apreciarse una gran luminosidad blanca rodeando todo el cuerpo».

DETECTOR DE FACULTADES PARANORMALES

José Garrido, miembro del Centro de Estudios Parapsicológicos de la Escuela de Ciencias de Vanguardia, ha comprobado en miles de FK que éstas pueden reflejar la actividad psicoquinética de la mente: «En diferentes secuencias fotográficas podemos comprobar las asombrosas modificaciones que se producen en las estructuras energéticas mientras la persona realiza prácticas en el campo de la alteración de la conciencia. El aura de los dedos muestra un aumento sustancial de la corona tras estar meditando diez minutos y, después de veinte, la imagen muestra que el individuo ha alcanzado un estado de onda cerebral alfa».

Por otro lado, los avances de la bioenergética y electrofisiónica (técnica que, mediante generadores de alta frecuencia, pretende registrar la estructura, comportamiento y actividad de la energía biológica de los seres vivos), han permitido desarrollar numerosos métodos para observar el estado de irradiación energética, interpretarlo y modificarlo. Existen ya programas de ordenador que posibilitan —mediante un simple guante con sensores conectado a un ordenador— observar dichas radiaciones, traducirlas en bandas de colores, y evaluar su información.

Xavier Rosique, que ha estudiado el aura cromática de unas siete mil personas con una técnica informática denominada Visión-Aura, asegura que «en un 83% de los casos este sistema permite indagar en los componentes de la personalidad y del carácter. Además, mediante un entrenamiento adecuado, basado en ejercicios mentales, podemos cambiar voluntariamente el flujo energético para obtener una mejora en la calidad de vida y vencer la enfermedad». El sistema desarrollado por Rosique ha registrado en varias ocasiones psicoimágenes y espectros no identificables. Recuerda este experto una experiencia insólita. En una ocasión, un individuo le pidió que detuviese la cámara cuando él se lo indicase, pues, según le dijo, en ese momento aparecería la imagen del tercer ojo. «El resultado fue asombroso. En efecto, la imagen desveló un punto luminoso en la frente del sujeto».

GLÁNDULA PINEAL Y PERCEPCIÓN DEL AURA

Según el sanador Arim, que realiza exámenes del aura a través de ordenador y cura por medio de la proyección del color deficitario sobre el paciente y aplicación de gemas y vibraciones sonoras, «no hay que extrañarse de la existencia del aura, pues todos los cuerpos absorben y emiten luz. De hecho, necesitamos la luz para regular funciones fisiológicas. Cuando tenemos un trauma o una dificultad, nuestro campo energético bloquea de inmediato determinados colores y ello provoca la enfermedad». Según Arim, «el aura puede percibirse a través de la piel, mediante la glándula pineal, que tiene células fotosensibles de características similares a la retina. La luz que estimula la glándula pineal no tiene porque ser la luz visible. De hecho, la luz artificial inhibe la actividad de la glándula pineal. Cuando una persona tiene esta glándula muy sensible, se nota porque el color índigo reflejado en su aura es estable, y ello indica también que tiene capacidades psíquicas».

Así pues, independientemente de lo que produzca el aura, y de la forma en que sea percibida, a través de instrumentos tecnológicos, o por la visión directa del clarividente, nuestro campo energético parece contener informaciones que los sentidos convencionales no pueden captar, envía y recibe todo tipo de señales y su estudio puede ayudarnos a vivir más sanos y en mayor armonía con nuestro entorno.

EJERCICIOS PRÁCTICOS PARA PERCIBIR EL AURA

Existen ciertos ejercicios gracias a los cuales se puede percibir el aura. Con práctica y constancia, desarrollará sus propios métodos de interpretación.

Busque una pareja con la que se sienta cómodo. Es esencial buscar una habitación con la iluminación suficiente para poder distinguir las facciones del sujeto al que se va a observar, aunque evitando una luminosidad excesiva. Asegúrese de que su compañero se coloca sobre un fondo neutro, una pared lisa y blanca, por ejemplo. Puede comenzar situándose frente a él, cómodamente sentado y poniendo sus dedos índice a la altura de los ojos, con una distancia de unos diez centímetros entre ellos. Manténgalos siempre dentro de su campo de visión y concentre su atención en el sujeto que va a observar hasta que note cómo se va perdiendo su visión lateral. Entonces, únicamente verá la figura de su compañero y un halo fluctuante que emana de él. Las manifestaciones del color y su significado son diferentes para cada persona, no habiéndose desarrollado aún un sistema de interpretación universal.

Se ha comprobado que mediante la respiración se puede controlar la energía áurea a voluntad, dirigiéndola hacia un punto concreto o intensificando su brillo.

Pídale a su compañero que respire profundamente. Es conveniente que el individuo imagine cómo el aire penetra en él y llega hasta su cabeza. Entonces, usted percibirá fluctuaciones de niebla sobre la zona de la coronilla. Si a continuación le pide que, mentalmente, concentre el aire en la palma de la mano, las variaciones se producirán en esa zona.

Otra forma de experimentar con el aura es utilizando imanes de cierta potencia. Colocando un imán a escasos centímetros del cuerpo, el aura tenderá a desplazarse en esa dirección.

La observación del aura puede practicarse sobre uno mismo siguiendo las anteriores instrucciones y empleando un espejo. Asegúrese de que detrás de usted haya una pared lisa. Concentre su mirada en su reflejo, utilizando la técnica que mejor resultado le haya dado en sus prácticas anteriores. También puede utilizar la «visión periférica». Este sistema lo conseguirá fijando la mirada en un punto que se sitúe a unos cinco centímetros por encima de su cabeza pero sin perder de vista el contorno de su silueta. Lentamente, se formará ante usted el halo de luz que rodea su figura.

Mediante el sentido del tacto también puede percibirse el aura. Puede pedirle a su compañero que permanezca en pie frente a usted, que se siente en una silla o que se tumbe. Coloque sus manos a cierta distancia y con las palmas dirigidas hacia el cuerpo del individuo cuya aura va a explorar. Para iniciar el examen acerque lentamente las manos hasta que note un campo de energía entre sus palmas y el organismo del otro. Podrá percibirlo en forma de cambio de temperatura o de vibraciones. Acostúmbrese a su tacto y comience a recorrer todo el cuerpo sin perder esa sensación. Observe en qué lugares se intensifican los flujos de energía o cambian de forma. Su compañero puede recurrir a los ejercicios respiratorios para hacerle más fácil la percepción en zonas determinadas. Usted debe ser plenamente consciente de todas las sensaciones que pueda captar. Cuando finalice el ejercicio, es conveniente realizar un dibujo y anotar todas las impresiones que el experimento le haya producido. No olvide señalar las zonas de resistencia, los cambios de temperatura, las distintas capas o niveles perceptibles… Esto le ayudará a ir desarrollando su propio sistema interpretativo. No descarte el dejarse guiar por su intuición, ya que se trata de una experiencia muy personal. Poco a poco descubrirá cuáles son los puntos donde se ubican los bloqueos de energía. Observe si éstos coinciden con la localización de los chakras; es una buena fórmula para detectar las anomalías físicas.

LA SALUD Y LOS COLORES

La terapeuta Barbara Ann Brennan señala siete niveles de manifestación aural. En el primero se registran sensaciones físicas como el dolor o el placer y los estados de salud; la aceptación de uno mismo se muestra en un segundo estadio; la razón se ubica en el tercer nivel; en el siguiente se representan las relaciones afectivas de toda índole; en el quinto, establecemos la verdad personal, es decir lo auténticamente esencial de nosotros mismos; la espiritualidad se plasma en el sexto nivel y en el último se contempla el objetivo del alma en la vida y está relacionado con nuestras creencias religiosas.

Utilizando la meditación y rechazando el autoengaño, tomamos conciencia de nuestra personalidad, de nuestras virtudes, de las carencias, de lo positivo y negativo que nos forma, y podemos interactuar sobre todo ello. Una fórmula muy interesante para generar cambios desde el aura es empleando sonidos y colores.

Cuando se haya familiarizado con la visión de su aura, añada elementos nuevos a los ejercicios y observe cómo responde su flujo de energía ante esos agentes externos. Acompañe las prácticas con música. Escúchela o entónela. Muchos curanderos utilizan este recurso para conseguir mejores resultados en su intento de alterar el campo aural.

Se han señalado siete puntos energéticos principales y a cada uno se le atribuye un color y una nota musical que lo favorece, por lo que es posible trabajar esos chakras desde el aura estimulándolos con música y colores. Concentre su atención en la parte del aura que se manifiesta débil. Compruebe con qué chakra se corresponde y el color que lo estimula. A continuación, proceda a visualizar en su mente el color adecuado y transmítalo a la zona afectada. Insista hasta ser capaz de visualizar el efecto curativo manifestándose en su halo luminoso.

LIMPIAR Y PROTEGER EL AURA

Según el esoterismo, el aura es depósito de energías negativas y positivas. También es muy frágil y puede ser herida por influencias externas. Para limpiarla, hay que apoyarse de pie contra una pared sin dibujos. Las manos de la persona que vaya a practicar la limpieza deben lavarse con agua fría para descargarse de energía y rechazar la que emana de la persona enferma. Después, se pasan las manos a una distancia de unos 20 cm. del cuerpo, empezando por los pies y subiendo hacia la parte superior de la cabeza. Hay que hacerlo masajeando imaginariamente el aura, como si fuera una prenda de ropa de la que se va apartando la suciedad. Al llegar a la coronilla, se apartan las manos y se pide a la energía cósmica que se lleve la suciedad retirada al fondo de la tierra, donde nadie más pueda recibirla. Se inclinan las manos hacia abajo para hacer que esta suciedad caiga. A continuación, se vuelven a lavar las manos con agua fría. Hay que repetir la limpieza tres veces. Y durante la misma y después, conviene mantener la mente libre de preocupaciones y problemas.

En cuanto a su protección, la mejor forma de hacerlo es, al despertar cada mañana, cubrirnos mentalmente de los pies a la cabeza con una luz blanca, así como sonreír y amar a nuestro cuerpo físico y mental. Cuando emitimos ondas de amor y simpatía hacia nosotros mismos o hacia otros, el aura adquiere, según los videntes, un brillo suave que nos protege de todo ataque psíquico o críticas injustas.

FOTOGRAFÍA KIRLIAN

El matrimonio Kirlian, inventores de la cámara que lleva su nombre.A finales de los años 1930s, el matrimonio formado por Semyon y Valentina Kirlian experimentaban, en su casa de Krasnodar (Moldavia), sobre la posibilidad de fotografiar cuerpos sometidos a intensos campos eléctricos de alta frecuencia. Utilizaban para ello un aparato construido por el propio Semyon que les permitió comprobar, tras numerosas pruebas, cómo los cuerpos colocados en íntimo contacto con una película fotográfica, y en presencia de un intenso campo eléctrico de alta frecuencia, aparecían en la película revelada rodeados de cierta luminosidad.

Este fenómeno desconocido motivó al matrimonio para realizar más pruebas, bajo diversas condiciones y con diferentes objetos inanimados, vegetales y seres humanos. Pudieron verificar así que las imágenes de plantas sanas diferían de las tomadas a otras enfermas y que, en los seres humanos, la luminosidad variaba según el estado anímico. Pero, a pesar de estos asombrosos hallazgos sus investigaciones no fueron tenidas en cuenta hasta los años 1960s, cuando recibieron del Ministerio Soviético de la Salud Pública una subvención para que centraran sus investigaciones en la diagnosis médica.

EL «EFECTO FANTASMA»

Victor Adamenko —famoso por sus múltiples investigaciones en el terreno de lo paranormal— analizó detalladamente las posibilidades de este fenómeno en su ensayo «Sobre investigaciones de los objetos biológicos en los campos eléctricos de alta frecuencia». Asimismo, Vladimir Inyushin formuló hipótesis muy arriesgadas sobre la naturaleza del fenómeno. Los Kirlian aseguraban que la luminosidad reflejada en las placas fotográficas era independiente de las características eléctricas del objeto fotografiado. Pero Inyushin fue más allá y aseguró que el contorno brillante de los cuerpos así fotografiados correspondía a su «energía vital». Sus afirmaciones se basaban especialmente en el llamado «efecto fantasma», fenómeno mediante el cual era posible, por ejemplo, fotografiar el aura de un trozo de hoja que hubiera sido previamente amputado.

En Occidente, las investigaciones sobre este fenómeno comenzaron en los años 1970s de la mano de la norteamericana Thelma Moss. Esta psicóloga viajó a la Unión Soviética para conocer personalmente a quienes analizaban fotografías obtenidas por medio de campos eléctricos de alta frecuencia. A su regreso, Moss realizó, junto con otros científicos, numerosos estudios sobre este fenómeno.

Sin embargo, a pesar de muchos años de estudios, las opiniones sobre la naturaleza y posibilidades de la «electrofotografía» siguen siendo muy dispares. Gran parte de los investigadores coinciden en afirmar que la luminosidad que impresiona la fotografías Kirlian es un fenómeno perfectamente estudiado por la física y conocido con el nombre de «efecto corona», según el cual, todo elemento rodeado por un intenso campo eléctrico produce una luminosidad por un efecto de ionización y una emisión de radiaciones en el espectro visible. Este fenómeno, sería el alma mater de estas fotografías, y aunque no se encuentra presente en nuestra vida cotidiana, se puede contemplar con relativa frecuencia en los tendidos de alta tensión por las noches; si las condiciones atmosféricas son propicias, se puede observar cómo una especie de resplandor violáceo rodea los cables.

Por su parte. Oscar Barros Barbeito, director del Laboratorio de Investigaciones Parasensoriales de Buenos Aires —que ha construido docenas de cámaras Kirlian de diferentes características (portátiles, de visión directa…), y realizado con ellas cientos de pruebas rigurosamente controladas—, está convencido de que la luminosidad reflejada en las fotografías podría estar íntimamente ligada a las características eléctricas del cuerpo como, por ejemplo, la resistencia eléctrica de la piel, y que tal luminosidad nada tiene que ver con el aura referida por los videntes.

¿MÉTODO DE DIAGNÓSTICO?

Pero dejando a un lado a qué obedece el fenómeno, la fotografía Kirlian podría ofrecer muchas posibilidades prácticas si se consiguiesen relacionar, con la debida rigurosidad, las características de la luminosidad y sus distintos colores, con el estado psicofísico del sujeto fotografiado. En ese caso, el hipotético efecto Kirlian podría convertirse en un método de exploración de las constantes biológicas y psíquicas basado en la interpretación de las imágenes obtenidas bajo campos eléctricos de alta frecuencia.

Sin embargo, las relaciones entre formas y colores y el estado psicofísico del sujeto no son fáciles de establecer debido a múltiples factores. En primer lugar, la variación de cualquiera de las características del campo eléctrico en que se realiza la fotografía (intensidad, frecuencia…) modifica el resultado de la misma. Es por tanto imprescindible controlar estas condiciones a fin de evitar errores al hacer paralelismos entre colores, luminosidad y salud psicofísica. Y todo ello, sin olvidar que la multitud de colores que aparecen en las fotografías pueden deberse a que las diversas capas de emulsión de las películas son afectadas de distintos modos por las radiaciones ultravioleta emitidas por el cuerpo fotografiado.

Por otro lado, cada cámara Kirlian tiene características eléctricas diferentes, así que cualquier diagnóstico debería basarse en un trabajo exhaustivo de comparación, cosa que no siempre hacen los que se autodenominan «fotógrafos de auras».

Sería razonable pensar que si la fotografía Kirlian no ha sido explotada masivamente para diagnosticar enfermedades es porque no es eficaz a niveles prácticos. Sin embargo, a pesar de todos los argumentos en su contra no pueden desestimarse los muchos indicios que también existen a su favor.

La ya mencionada Thelma Moss, por ejemplo, comprobó que cuando un sujeto aumentaba su nivel de alcohol en la sangre, las sucesivas fotografías iban acusando una variación notable en la luminosidad. Asimismo, en numerosas experiencias realizadas en el Centro de Investigaciones Psicobiofísicas de Vigo, que dirige Javier Akerman, se ha verificado que las variaciones del ritmo cerebral se reflejan con notoriedad en las fotos Kirlian. Aún existe, sin embargo, un abismo entre estos hechos y la predicción de alteraciones en la salud y sólo algunos investigadores apuntan hacia esta posibilidad. Uno de ellos es Mario Marini, que desde hace años investiga en colaboración con un homeópata, y asegura que «la falta de luminosidad en determinadas áreas de la manos indica una disminución en las defensas del organismo y la proximidad de alguna enfermedad».

En el presente, investigadores de todo el mundo siguen buscando la fórmula que permita darle una utilidad a la fotografía Kirlian. Esperemos que sus trabajos cristalicen en un futuro cercano y ésta se convierta en una herramienta útil para el diagnóstico precoz de enfermedades.

SORPRENDENTES HALLAZGOS

De las muchas pruebas realizadas con fotografía Kirlian en la Unión Soviética, en el Departamento de Ciencias Físicas de la Universidad de Stanford (EE.UU.), o por la doctora Moss mediante una técnica que utiliza el «campo radiactivo», se desprenden, entre otras, las siguientes conclusiones:

PLANTAS

  • Las hojas separadas de las plantas muestran el fascinante fenómeno de la desaparición paulatina de la luminiscencia.

  • La FK pone en evidencia partes de hojas que ya no existen.

  • Se produce una transferencia de energía entre una hoja recientemente separada de una planta y otra arrancada 24 horas antes.

  • Las plantas emiten más luminiscencia si una persona se hace una herida cerca de ellas.

  • Las plantas indican por su radiación la conveniencia o no de plantarlas en terrenos experimentales. También revelan la falta de agua o salinidad excesiva en torno a las raíces.

  • La luminiscencia de los brotes de trigo es superior a las de otras especies.

  • En una serie de experimentos realizados por Moss, en colaboración con la sanadora Olga Worrall, ésta tomaba una hoja dañada en sus manos y la sanaba. Cuando se volvía a fotografiar, aparecía más brillante que en la imagen previa, a pesar de que la herida aún estaba visible en la hoja.

SERES HUMANOS

  • Estudios electrofisiológicos han revelado que la emanación en forma de corona no tiene que ver con la temperatura de la piel, la respuesta galvánica, la vasoconstricción o la vasodilatación.

  • Cada parte del cuerpo tiene un color distintivo: la región cardíaca es azul; los antebrazos verdosos…

  • Cuando una persona goza de buena salud, la corona de los dedos es azul y blanca; cuando está nerviosa las yemas de los dedos emiten formas rojas.

  • Los tumores cancerosos se presentan con sombras blancas o grises en torno al lugar del cuerpo donde se hallan.

  • La intoxicación con drogas (alcohol y marihuana) producen un aumento en el brillo de la corona. Las fotos realizadas a personas que afirman poseer poderes curativos mostraron que cuando se encontraban en estado de trance emanaban una corona de tamaño reducido. Las coronas de los pacientes eran muy pequeñas antes del tratamiento y enormes al finalizar el mismo.

  • Durante su actividad mediúmnica, los psíquicos muestran una corona puntiaguda muy concentrada en las puntas de los dedos.

  • Basándose en las teorías de Alexander Gurvitch sobre la «radiación mitogenética» —fenómeno por el cual la radiación que emiten unos seres vivos afecta a otros—, Inyushin y otros científicos soviéticos consiguieron registrar fotográficamente una emanación luminiscente que sale de los ojos de animales y seres humanos.

CÓMO FABRICAR UNA CÁMARA KIRLIAN

La cámara Kirlian no tiene nada que ver con una cámara fotográfica, ya que no posee ningún instrumento óptico. Se trata, simplemente, de crear un intenso campo eléctrico en el que se colocan tanto la película fotográfica como el objeto a analizar. La influencia de este campo eléctrico producirá, sin más, la luminosidad reflejada en la emulsión fotográfica. La fotografía Kirlian requiere elementos precisos y extrema minuciosidad, a pesar de lo cual es posible obtener fotos Kirlian estéticamente similares a las «profesionales» utilizando métodos sencillos y los siguientes materiales:

• Una bobina de encendido de coche.

• Una placa de circuito impreso de aproximadamente 18 x 25 cm.

• Tres metros de hilo de cobre de 1 mm de sección.

• Una fuente de alimentación: pilas (dos de 9 voltios conectadas en serie como indica la foto), baterías o un transformador que proporcione entre 12 y 24v.

Con un pequeño trozo de cable al que hemos pelado los extremos, se une el conector central de la bobina con la placa de circuito impreso, de modo que el lado del cobre quede hacia abajo. A continuación, se quita el aislante plástico a un trozo del hilo de cobre de aproximadamente un metro de largo, y se enrolla éste sobre una forma plástica de 3 cm. de diámetro. Se atan ambos extremos y se conecta uno de ellos a uno de los extremos de las pilas. El otro extremo irá conectado a uno de los bornes de la bobina, tal como indica el esquema. Finalmente, se deja un trozo de hilo suelto conectado por uno de sus extremos al otro borne de la bobina de encendido.

Para comprobar que todo funciona correctamente se apoya un dedo sobre la placa de circuito impreso (con el lado del cobre hacia abajo), mientras se frota rápidamente el extremo A sobre el hilo enrollado. Se siente entonces un leve cosquilleo, producto de la alta tensión generada por la bobina.

Para obtener las fotografías hay que interponer una película fotográfica entre el objeto a fotografiar y la placa. Se obtienen muy buenos resultados sacando las fotografías directamente sobre un negativo, por lo que para trabajar más cómodamente se construye una especie de funda, para que la luz no vele la película. Bastará para ello con un trozo de cartulina negra de 52 x 7,4 cm. plegada por la mitad. Con cinta aislante negra se pegan ambos extremos. Después, con un lápiz blanco se divide la cartulina en doce espacios de 4 cm., dejando dos centímetros en cada lado. Los espacios marcados corresponden a las distintas fotografías, por lo que es conveniente numerarlas.

En total oscuridad, se introduce el carrete (recomendamos películas de al menos 400 asas de sensibilidad) dentro de la funda, colocando dos clips en cada extremo, de modo que impidan que la luz vele la película. Así protegido el negativo, podremos trabajar con él a plena luz. Apoyaremos la película sobre la placa de circuito impreso y colocaremos uno de nuestros dedos (o el objeto a fotografiar) en el primer espacio marcado en la funda del negativo. Rasparemos repetidas veces el cable que está conectado a la bobina contra el alambre enrollado en la forma plástica. Así cerraremos el circuito de modo que la bobina estará produciendo una tensión alta.

Una vez sacadas todas las fotografías del carrete, y en total oscuridad, quitaremos los clips de los extremos y una vez fuera de la funda de cartulina, enrollaremos el carrete.

Conviene advertir a quien revele el carrete que se trata de fotografías especiales, para que lo tenga en cuenta a la hora de realizar las ampliaciones. Con un poco de práctica, sabremos controlar cómo sacarle el mejor partido a este sencillo método.

Fuente

Cuando el alma sale del cuerpo

 Mucha gente podrá pensar que se trata de simple autohipnosis, pero si se realiza muchas veces, uno se convence que no es así, que no hay ninguna influencia que interfiera, sino que se trata de la propia voluntad que determina lo que haces, se trata de un fenómeno autoconvincente y autopersuasivo. Sentir que uno sale fuera de su cuerpo debe ser, a todas luces, una experiencia impactante. Viajar hasta lugares lejanos, ver cosas que se escapan a la percepción habitual, y hasta sentir que se es algo más que cuerpo físico, son algunas de las realidades a las que es posible acceder cuando la mente se libera del cuerpo. Se trata de un fenómeno vivido no sólo por místicos, chamanes y personas que han sentido de cerca la muerte, si no por gentes normales en situaciones corrientes. Las experiencias extracorpóreas son más frecuentes de lo que parece: una de cada diez personas ha dejado atrás su cuerpo físico alguna vez para viajar con el “alma”.

Quien ha experimentado un viaje astral suele describir el extraño cordón de plata que une su cuerpo físico con el psíquico. Ese hilo sutil mantiene la conexión entre ambos. Una súbita sensación de ligereza invade el cuerpo. Y antes de terminar de acostumbrarse, los ojos comienzan a percibir la habitación de modo diferente. Ya no está tendido en la cama, sino muy cerca del techo. O al menos eso parece. Al girar la vista, surge una visión estremecedora: tendida sobre la cama se encuentra una persona a la que uno conoce muy bien… demasiado bien. La primera sorpresa es verse a sí mismo acostado, mientras que el auténtico yo se encuentra flotando en la habitación. Después ya no hay prácticamente límites a lo que puede pasar.
Estas son algunas de las sensaciones que rodean a una experiencia extracorpórea. Un fenómeno más corriente de lo que se pueda pensar y que ha sido experimentado de forma consciente por una de cada diez personas. Se trata, en resumen, de un viaje al otro lado de la realidad que se realiza dejando atrás al cuerpo físico, y del que sabemos desde hace siglos gracias a los relatos de místicos y chamanes de todas las latitudes. Ver lo que se encuentra en otros lugares, ser capaz de realizar curaciones imposibles, acceder a información sobre lo que ocurrió en un lejano pasado, e incluso lo que está por suceder, son algunos de los fenómenos paranormales que pueden ocurrir mientras el yo de la persona se encuentra separado de su cuerpo.La experiencia extracorpórea anula todas las ilusiones culturales de forma que uno alcanza un nivel superior de madurez. «Cuando uno viaje fuera de su cuerpo mantiene su lucidez, es consciente e incluso a veces hay una expansión de la consciencia que nos hace más inteligentes», asegura este investigador brasileño de 69 años.      Esta es una de las conclusiones de Waldo Vieira, un investigador brasileño que ha dedicado casi toda su vida a intentar comprender el significado de un fenómeno que considera puede arrojar luz sobre lo que significa realmente la vida. Con nueve años, tuvo sus primeras experiencias de percepción extrasensorial. Éstas le permitieron conocer que el Universo es algo mucho más complejo de lo que se puede ver a simple vista, estimulándole a estudiar a fondo los fenómenos paranormales, las experiencias extracorpóreas y su relación con la conciencia.Un mundo en el astral ¿Qué sucede cuando se produce una experiencia extracorporal? Los límites de lo físico se derrumban, la percepción llega hasta fronteras inimaginables, y el sentido de la realidad cambia de forma radical y permanente. Cuando se está fuera del cuerpo, los prejuicios y convenciones quedan atrás y se descubre que lo realmente importante es lo que cada uno hace con su propia evolución. Cuando uno sale fuera del cuerpo mantiene su lucidez, es consciente, incluso a veces hay una expansión de la conciencia que nos hace más inteligentes.

Según sostiene este investigador, ese nuevo mundo en el que se desenvuelve el viajero astral es la verdadera tierra natal de cada uno, de donde procede y a donde volverá. Allí se encuentran millones de otras consciencias, agrupadas por afinidades en miles de grupos evolutivos, y también los evolucionólogos, seres con una conciencia más evolucionada que son los mentores de cada grupo evolutivo.

Este explorador de la mente está convencido que entre esas consciencias extrafísicas se encuentran los que han sido seres humanos, lo que hace posible que durante el estado de consciencia que es el viaje fuera del cuerpo, se puedan, por ejemplo, recordar vidas pasadas, pero sin ninguna inducción, ni hipnosis, ni sugerencia.

Fantasmas De Los Vivos
Durante la realización de un viaje astral las limitaciones físicas parece que pueden superarse. La persona puede desplazarse a miles de kilómetros de distancia de forma instantánea, ve lo que sucede y lo describe con increíble exactitud. Los ejemplos de esta clarividencia provocada por experiencias fuera del cuerpo son innumerables. La Sociedad de Investigaciones Psíquicas británica cuenta en sus archivos con numerosos casos comprobados, que incluyen incluso la resolución de un crimen gracias a un testigo que presenció el robo y muerte de un hombre, mientras se encontraba fuera de su cuerpo.

Lo más corriente es que las personas que se encuentran realizando un viaje fuera del cuerpo se comporten como fantasmas; pueden ver pero no ser vistos, ni intervenir físicamente donde se encuentran. Aunque esto no siempre es así. Hay personas que afirman haber visto figuras espectrales de familiares y conocidos, que después se comprobó que estaban bien vivos, aunque dormidos, cuando se produjo el fenómeno. En ocasiones, la aparición de esos supuestos espectros se produce durante la agonía de la persona, como si quisiese despedirse de sus allegados por última vez. Los expertos los llaman “fantasmas de los vivos” y su presencia obedece a desdoblamientos astrales.

Durante un viaje extracorporal se pueden recorrer grandes distancias y atravesar todo tipo de obstáculos, pero también hay ocasiones en que el viajero astral no puede atravesar una simple pared, y time que salir por la puerta, como una persona física.

En estas situaciones puede haber una intervención sobre la materia, dándose casos, como uno registrado en el trabajo de Robert Crookall The Study and Practice of Astral Projection, en el que una mujer fue capaz de abrir una ventana y una puerta mientras tenía una experiencia extracorpórea.
Esta facultad de intervenir físicamente en el entorno en determinadas ocasiones, podría explicar las inexplicables curaciones que ocurren como consecuencia de experiencias fuera del cuerpo. Los ejemplos de personas que mejoraron físicamente de sus enfermedades después de ser visitadas astralmente por parientes o familiares, son muy numerosos, e incluso hay algunos casos de médicos que aseguran viajar fuera de su cuerpo para ayudar a un paciente, si no pueden desplazarse físicamente.

Agresiones En El Astral
El Viaje Astral en porcentajes

Si en ese otro lado del espejo al que se puede llegar realizando un viaje astral se pueden encontrar entidades inmateriales, tanto positivas como negativas, ¿sería posible que alguna mal intencionada tomase control del cuerpo del viajero astral? Sobre este asunto hay diferentes opiniones, pero Vieira cree tajantemente que eso no es posible. Hemos calculado que hay unas nueve consciencias extrafísicas por cada conciencia intrafísica, por cada persona viva, o sea por cada uno de los seis mil millones de habitantes de la Tierra. De éstas, unas tres son peores, otras tres más o menos iguales, y las tres restantes mejores que nosotros. Y todas han sido humanos en vidas pasadas, y no sólo humanos, también subhumanos; asegura. Y añade que al realizar una experiencia extracorpórea, “cada uno busca sus afinidades, y si uno no tiene buenas intenciones, si por ejemplo desea utilizar la experiencia extracorpórea con fines egoístas, se puede encontrar con muy malas compañías en el mundo astral.

Peligros, pero también posibilidades de realizar prodigios, se abren ante quien desea explorar el territorio inmaterial al que puede llegar viajando con su conciencia incorpórea. Los caminos para conseguirlo son casi infinitos, casi tantos como personas, aunque si se desea evitar el empleo de sustancias químicas, la voluntad se erige como la llave que permite realizar la excursión extracorporal. Se recomienda que como mínimo se aprendan tres técnicas antes de intentar realizar un viaje astral. Hay muchos libros y cursos que explican cómo realizarlos, aunque es conveniente escoger los buenos, afirma Vieira, que cita el método más sencillo: tenderse en la cama, pensar que uno sale del cuerpo y verse a continuación a sí mismo tendido. Mucha gente podrá pensar que se trata de simple autohipnosis, pero si se realiza muchas veces, uno se convence que no es así, que no hay ninguna influencia que interfiera, sino que se trata de la propia voluntad que determina lo que haces. Se trata de un fenómeno autoconvincente y autopersuasivo.

Fuente

Científicos fotografían el espíritu saliendo de un cuerpo muerto

 

new12177

El momento exacto de la separación del cuerpo astral en el cual la energía deja el cuerpo ha sido capturado por el científico ruso Konstantin Korotkov, quien fotografió una persona al momento de su muerte con una cámara bioelectrográfica.

La imagen fue tomada usando un método de visualización de descarga de gas, una técnica avanzada de fotografía Kirlian que muestra la energía vital de la persona dejando su cuerpo gradualmente.

De acuerdo a Korotov, el ombligo y la cabeza son las partes que primero pierden su energía vital y el sexo y el corazón son las últimas áreas en desprenderse antes de sufrir la fantasmagoría de lo infinito.

En situaciones en las que una persona sufre una muerte violenta o inesperada, su energía usualmente se manifiesta en estado de confusión y regresa al cuerpo en los días que le siguen a la muerte. Esto podría ser debido a toda la energía extra que quedó sin utilizarse, o a un miedo terrible a abandonar un cuerpo querido.

Estas explicaciones resuenan con algunas creencias budistas que afirman que hay partes del cuerpo a las que la mente (o el “alma” o el “espíritu” o simplemente la “energía”) no puede dejar ir tan fácil, como el corazón o los genitales. Y también habla sobre los fantasmas de las personas que murieron repentinamente. Por otro lado el trabajo basado en la fotografía Kirilian ha sido desestimado en varias ocasiones por la ciencia.

De cualquier manera, la fotografía es impresionante y nos hace recordar lo vaporoso e intangible que es eso que habita nuestros cuerpos.

Fuente

Tu Desorden Reflejan tus Miedos

¿Sabías que el acumulamiento de cosas en el hogar y el desorden están relacionados a diferentes clases de miedos (al cambio, a ser olvidado o a olvidar, a la carencia)? Además, simbolizan confusión, falta de enfoque, caos, inestabilidad y pueden significar incertidumbre acerca de tus metas, tu identidad o lo que quieres de la vida. El lugar de la casa en el que el desorden o el acumulamiento se encuentran refleja qué área es problemática en tu vida. Por ejemplo, se dice que el clóset, o vestidor, refleja cómo te encuentras emocionalmente y que una vez lo organices tus conflictos internos se calmarán, o que una sobrecama desteñida significa que tu vida amorosa ha perdido brillo también.

Diferentes clases de acumulamiento
• Acumulamiento nuevo: Este acumulamiento indica que estás tratando de hacer demasiadas cosas a la vez, que no te estás enfocando en lo que debes hacer y que has perdido la dirección. Este acumulamiento o desorden incluye ropa apilada, cd’s o películas, juguetes o artículos deportivos desparramados, cosas que has usado recientemente pero no has puesto de vuelta en su sitio. La manera apurada en que vivimos tienden a crear este tipo de desorden y casi todos los tenemos en nuestro hogar en alguna medida. Organizar este tipo de desorden en forma inmediata te ayuda a ser más centrado y efectivo en tu vida diaria.

Acumulamiento antiguo: objetos que no usaste en un largo tiempo y que están apilados en el ático, garage, armarios; papeles de trabajo viejos y documentos en tu computador que ya no usas; revistas de hace más de 6 meses o ropa que no te has puesto en más de un año. Esto es reflejo de que estás viviendo en el pasado y estás dejando que tus viejas ideas y emociones se apoderen de tu presente y esto a la vez evita que nuevas oportunidades y personas entren en tu vida.

10 cosas que puedes hacer hoy mismo para controlar el desorden
• Deshazte de lo más grande primero: la bicicleta de hacer ejercicios que ya no usas o el oso gigante de peluche que conservas desde la época de colegio.
• Devuelve las cosas que te hayan prestado: cds, libros, ropa, herramientas.
• Recoge lo que esté en el suelo y colócalo en un canasto o bolsa hasta que puedas tomarte el tiempo de ponerlo en su sitio.
• Recoge revistas, catálogos y periódicos en una bolsa o canasto.
• Saca del armario 10 prendas que no hayas usado en el último año y dónalas.
• Limpia las ventanas, es una manera figurativa y literal de dejar entrar la luz a tu vida.
• Vacía los cestos de basura, baños, cocina, oficina; representan cosas que ya no necesitas o quieres en tu vida.
• Saca de los cajones de tu armario las medias sueltas que han perdido su compañera, puedes usarlas para limpiar muebles.
• Despeja el escritorio, archiva papeles que ya no uses, revisa y organiza el correo recibido.
• Deshazte de lapiceras y marcadores que no funcionen.
❍ El Significado del Desorden en Nuestro Hogar
Los seres humanos emitimos mensajes y señales de acuerdo con el acomodo de nuestros objetos personales, incluso en nuestros cajones. La acumulación de objetos es una forma de emitir señales; demasiados objetos emiten la señal de saturación de ideas, proyectos y planes totalmente confusos, muy poco estructurados y definidos. El desorden altera el tao o el camino para obtener nuestras metas. Bloquea las vías de acceso de oportunidades y nos hace perder tiempo, que puede ser valiosísimo para estructurar de manera ordenada y disciplinada nuestro plan de vida.

Dependiendo del lugar donde se acumule el desorden, es el mensaje o señal que se está emitiendo:
• Si hay desorden u objetos amontonados en la entrada de la casa, se interpreta como miedo a relacionarse con otras personas.
• Si hay desorden u objetos amontonados en el clóset, el mensaje es que no se tiene el control sobre el análisis y el manejo de las emociones.
• Si hay desorden u objetos amontonados en la cocina, la señal es de resentimiento o de fragilidad sentimental.
• Si hay desorden en el escritorio o área de trabajo, el mensaje es de frustración, miedo y necesidad de controlar las situaciones.
• Si hay desorden detrás de las puertas, el mensaje es de miedo a no ser aceptado por los demás, sensación de sentirse vigilado constantemente.
• Si hay desorden debajo de los muebles, el mensaje es que se le da demasiada importancia a las apariencias.
• Si hay desorden u objetos acumulados en bodegas, el mensaje es que se vive del pasado.
• Si hay desorden u objetos acumulados en el garaje, el mensaje es de temor y falta de habilidad para actualizarse.
• Si hay desorden y objetos amontonados por toda la casa, el mensaje es de enojo, desidia y apatía hacia todos los aspectos de la vida.
• Si hay desorden u objetos acumulados en pasillos, el mensaje es de conflictos para comunicarse, miedo a decir y manifestar lo que se desea en la vida.
• Si hay desorden u objetos acumulados en la sala, el mensaje es de temor al rechazo social.
• Si hay desorden en el comedor, el mensaje es de miedo a no dar pasos firmes y sólidos, sensación de dominio por parte de la familia.

En los casos en los que tenemos antigüedades u objetos heredados, éstos se impregnan de la energía de aquellas personas a las que han pertenecido. Un ritual para limpiarlos es hacerlo con incienso o aceite esencial natural de algún cítrico como naranja, limón, toronja o mandarina.

Después de haber acomodado todo ese desorden, ya hemos dado el segundo paso. Ahora pasamos al tercer paso: limpiar o despejar la energía de nuestros espacios de vida. Esto te ayudará a convertir tus espacios en lugares sagrados, en el cual encontraras más sentido a tu vida y serás más asertivo en tus decisiones y proyectos.

Sobre el desorden, Louis L. Hay dice:

Haga lugar para lo nuevo. Vacíe el frigorífico, tire todos esos restos envueltos en papel de aluminio. Limpie los armarios, deshágase de todo lo que no haya usado en los últimos seis meses. Y si hace un año que no lo usa, decididamente eso está de más en su casa, así que véndalo, cámbielo, regálelo o quémelo.Los armarios atestados y desordenados reflejan una mente en desorden. Mientras limpia los armarios, dígase que está limpiando sus armarios mentales. Al Universo le encantan los gestos simbólicos.

 

FUENTE: Formarse. com

La impresionante historia del niño que cuenta cómo era su vida antes de nacer en la Tierra

 

El chico ya está grande. Pero en 1991, cuando tenía pocos años, no tuvo mejor idea que escribir un libro revolucionario llamado “Vengo del Sol”. Un recopilado de todos los recuerdos de un niño, Flavio Cabobianco, entre los 3 y 10 años de edad. Un testimonio que puede ayudar enormemente a otros niños que estén pasando por lo mismo y, a la vez, a los adultos que deben aprender a escucharlos con mente abierta. Ellos son nuestros grandes Maestros.
El libro surgió a partir de un trabajo de ordenamiento que hizo la periodista austro-argentina Ama Hilde Brostrom sobre las de notas de Alba Zuccoli y Omar Néstor Cabobianco, los padres de Flavio. En los encuentros con ella, Flavio, que entonces tiene 8 años, agregó comentarios a los dibujos y esquemas que facilitaban, según el pequeñito, la comprensión de sus explicaciones sobre temas como la formación de la materia, la misión al encarnar, los recorridos de las almas, la energía de los planetas y el Universo, el tiempo-espacio, etc.
“El libro que terminé de gestar cuando tenía aún diez años cambió mi vida rotundamente. Nos educan para olvidar que creamos, co-creamos lo que llamamos realidad. La vida es tan mágica… vivir es un acto creativo. La escritura es para que hable el alma; o si no, no vale la pena. A veces estoy confundido. Estar confundido es fantástico porque es estar aprendiendo y estar vivo. Prefiero expresarme en un libro porque tiene vida, tiene mi energía. Al abrir sus hojas otorga todo lo que tiene para entregarlo al mundo”, dijo Flavio, pocos tiempo después de terminar su obra.
Prólogo imperdible
Nuevos niños están naciendo. Son humanos diferentes, aunque no lo parezcan. Yo soy sólo uno de ellos, uno de los primeros. La humanidad está cambiando. La conexión con lo espiritual está más abierta. Todos los niños pueden ahora mantenerse unidos a su esencia. Los bebés lloran porque es muy difícil este planeta. Un bebé trata de expresarse vía telepática, pero no le funciona porque todo aquí es muy denso. Ve todo, lo malo y lo bueno, lo falso y lo verdadero. En otros planetas uno ve lo que quiere. Ver es una manera de decir, ya que no hay ojos físicos, uno se focaliza en lo que le interesa y se puede cerrar cuando quiere. El recién nacido está asustado, encerrado en la realidad física.
Extraña la unidad esencial de donde viene, entonces se adhiere rápidamente a las personas que lo cuidan. Traspasa a los padres el lugar del Ser Supremo. Los padres, si creen sólo en lo material, lo involucran cada vez más en lo físico. Al enseñarle a hablar, limitan su pensamiento. Los niños al crecer, van perdiendo la conexión con su origen. Para ayudar a los chicos hay que ayudar a los grandes. Si los padres están abiertos, van a cuidarlos sin imponerles sus propias ideas, su visión del mundo. Lo principal es darles espacio, darles tiempo, dejarlos pensar, dejarlos que hablen.
Los humanos aprenden a usar un solo punto de vista, el cotidiano que sirve para lo físico y para vivir en sociedad. Los niños, al jugar practican esta realidad. Seguir abierto es mantener otros puntos de vista. Por ejemplo, el punto de vista Exterior es “ver” desde fuera de la Tierra y, más aún, desde fuera de la parte manifestada del Universo. El punto de vista Central es “ver” desde el Núcleo, esencia energética de Dios. El punto de vista Interior es “mirar” desde dentro del núcleo interno del propio ser, y ver el núcleo de otros seres. A los niños se les hace practicar sólo el punto de vista Cotidiano. Entonces limitan el uso de sus ondas mentales y aprenden a focalizarse en el plano físico. Es como usar apenas una partecita de una computadora.
Una vez que están programados de esta manera, es difícil que se abran, pueden confundirse. Hay que tener mucha paciencia para reabrir la conexión espiritual. La mayor parte de los seres humanos viven toda su vida olvidados de la totalidad. La unidad superior la mantienen cuando son bebés y a veces la recuperan poco antes de morir. Buscan la felicidad externa porque pierden la interna. Sufren por los deseos y también por la adicción a otros seres humanos. Un niño nuevo sabe que es parte de la Totalidad. Si se le quiere enseñar la idea de “mío” se confunde, cree que todo es de él. Hay que dejarlo compartir.
Flavio, 8 años
Fuente