Comida Más sana usando 5 colores

Comida más sana
usando 5 Colores.

“La vida en si misma se convierte en un Koan (una paradoja)
en la cual tratamos de encontrar la forma de tener un balance
con nuestras propias necesidades y las necesidades
de quienes nos rodean.

Al comprar, cocinar, servir y comer nuestros alimentos
de una manera en la cual demostramos apreciación
hacia nuestra propia vida, así como el cuidado y bienestar
que procuramos a nuestro entorno y a quienes nos rodean
contribuimos de manera practica y satisfactoria
a lograr este balance.”

-Kobayashi Keizo
.

Alimentos con 5 Colores - Dieta de los 5 Colores


Comer en colores es más sano
Tomado de: http://www.cocinaligera.es/Cocina_Ligera_Comer_en_colores.htm

Una alimentación variada es una de las claves para que comamos todo lo que necesita nuestro organismo. A veces nos cuesta saber qué cantidad de esto o aquéllo es lo adecuado, qué significa “una ración” o andar pensando en grasas monoinsaturadas, flavonoides o ácidos omega-3.

Por eso, se está poniendo muy de moda al otro lado del Atlántico pensar en los colores de la comida: a más cantidad de colores consumidos al día, más seguridad se tiene de que se está comiendo bien. Del boom de esta forma de comer ha tenido la culpa un best seller publicado por James Joseph, del Centro de Investigación sobre la Nutrición Humana del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, que se basa en el contenido de distintas sustancias de las verduras y frutas, los alimentos más coridos, y su efecto rejuvenecedor del cerebro, protector del corazón y de un largo etcétera de bondades.

En realidad se refiere, ni más ni menos, a esos fitoquímicos de las frutas y verduras que están tan de moda por ser antioxidantes y que tienen esos nombres tan complejos y la necesidad repetida constantemente por los nutricionistas de consumir 5 raciones de frutas y verduras diarias. Pero puesto en un código de colores resulta más fácil y divertido, ¿no?

Las reglas de una dieta en colores

Los colores básicos son blanco, verde, naranja, amarillo, rojo y violeta. Cada grupo de color en los alimentos tiene una combinación específica de nutrientes que nos ayudan a estar mejor cada día.
No hace falta que pongamos todos los colores de una vez en el plato. Lo importante es que a lo largo de toda la semana comamos alimentos de colores diferentes.
La fruta y la verdura debe consumirse, preferiblemente, cruda. Pero si la vas a cocinar, cuida las técnicas para que no se pierdan vitaminas como la C. Puedes optar en ocasiones por productos procesado de calidad (congelados o cremas de verduras) basados en estos alimentos.

La base científica

Las frutas y las verduras aportan, además de vitaminas, hidratos, minerales, fibra, proteínas, en fin, esos nutrientes que también tienen otros alimentos, otras sustancias que aún se están investigando: los fitoquímicos. Los vegetales, en su adaptación natural, han desarrollado estos protectores que les ayudan a combatir desde las infecciones micóticas hasta las bacterianas y a superar las inclemencias y las presiones de su entorno. Ahora nos los pasan a nosotros a través de la comida.

Muchas de sus bondades están aún en proceso de investigación, pero ya se sabe que son maravillosos aliados de nuestra salud.

Los más conocidos hasta la fecha son:
1- Licopeno (pigmento rojo), para afecciones cardiacas, cáncer de próstata
2- Compuestos de azufre, como la saponina alicina, para infecciones, aumento del colesterol, tumores Beta-caroteno (pigmento anaranjado), para alteraciones pulmonares malignas.
Isotiocianato, contra el cáncer de pulmón.
3- Quercetina, para afecciones cardiacas y evolución celular cancerosa.
4- Ácido elágico, protege de la intoxicación por el humo del tabaco.
5- Terpeno, contra úlceras y caries.

Comer en blanco
Por qué: los alimentos de color blanco son ricos en fitoquímicos, como la alicina, un potentísimo antioxidante, y en potasio. Se encuentra en frutas como la chirimoya, el melón en su parte blanca o la pera. Entre las verduras, en ajo, cebolla, coliflor, champiñón, endibia, espárragos blancos, nabo y puerro.

ajo

Nos ayudan: a reducir los niveles de colesterol, disminuir la presión arterial, prevenir la diabetes de tipo II

 

Comer en naranja y amarillo
Por qué:
el color naranja o amarillo indica que son alimentos ricos en beta-caroteno (pro-vitamina A), vitamina C, potasio y ácido fólico. Es el caso de albaricoque, limón, mandarina, mango, melocotón, naranja, níspero, papaya y piña, así como de la calabaza y zanahoria.

cítricos

Nos ayudan: a tener una buena visión, mantener una piel sana y reforzar nuestro sistema inmunitario.

 

Comer en verde
Por qué: los alimentos de color verde son ricos en luteína, potasio, vitaminas C y K y ácido fólico. Entre las frutas verdes, destaca el aguacate, kiwi y uva verde. Entre las hortalizas, acelga, alcachofa, brécol, guisantes, calabacín, col, espárrago verde y espinaca.

Nos ayudan: por su alta cantidad en ácido fólico, son muy importantes durante el embarazo para reducir el riesgo de malformaciones fetales, mientras que la luteína es un potente antioxidante que se encuentra en las hortalizas de hoja verde y que ayuda a mantener una buena visión.


Comer en rojo
Por qué: el rojo indica que son ricos en poderosos antioxidantes, como los fitoquímicos licopeno y
antocianinas. Es el caso de la cereza, frambuesa, fresa, granada, manzana roja y sandía. Y entre las hortalizas, pimiento rojo, rábano y tomate (mejor aún procesado, como le tomate frito).

Nos ayudan: a tener una mejor salud cardiovascular, mantener una buena memoria, disminuir el riesgo de cáncer y disminuir el riesgo de enfermedades del sistema urinario.


Comer en violeta
Por qué: son ricos en antioxidantes y fitoquímicos. Sobre todo, arándanos, ciruelas, higos, maracuyá, moras y uvas negras. Y entre las hortalizas, berenjena, col, lombarda y remolacha.

moras

Nos ayudan: a combatir el envejecimiento, disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer, mantener la salud del tracto urinario y preservar la memoria.



La “dieta de los colores”

Tomado de: http://www.dietas.com/articulos/la-dieta-de-los-colores.asp

La dieta de los colores es una curiosa dieta que ha tenido mucho éxito especialmente en Estados Unidos, donde en lugares como el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades, se elaboran los menús en función de los colores.

Según la dieta de los colores, éstos no sólo hacen ver la comida más bonita, divertida y apetitosa en el plato, sino que son la clave para una dieta sana, pues al consumir diariamente frutas, hortalizas y verduras frescas de diversos colores, se garantiza la ingesta de alimentos de bajo aporte calórico y alta cantidad de micronutrientes (vitaminas, minerales, fibras y fitoquímicos), y se reduce considerablemente el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes, entre otras.

Por esta razón, cada vez más nutricionistas alrededor del mundo están recomendando incorporar alimentos de diferentes colores en la dieta diaria.

La dieta de los colores se basa en que los pigmentos encargados de dar color a cada alimento, tienen un efecto benéfico y específico para la salud, por lo que al comer alimentos de cinco colores al día, garantizamos bienestar y protección a nuestro organismo.

frutas

Alimentos por color

La dieta de los colores agrupa las propiedades de los alimentos de acuerdo a su color.

Por ejemplo, los alimentos de color rosáceo y morado contienen antocianos y potentes antioxidantes como el resveratrol, que ayuda a retrasar el envejecimiento y neutralizan los procesos oxidativos originados por lo radicales libres.

Los alimentos de color rojo y naranja son ricos en betacarotenos, pigmentos vegetales que ayudan a la salud de la piel, protegen de los radicales libres producidos por el sol y ayudan a eliminar toxinas. Los alimentos rojos son ricos en licopeno y reducen el riego de cáncer, así como problemas de tipo circulatorio.

Los alimentos de color verde ayudan a prevenir el colesterol, reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y evitan el estreñimiento. Contienen glucosinolatos y por su alto contenido en luteína, son beneficiosos para nuestros ojos.

Los alimentos de color blanco, entre los que figuran la col, cebolla, ajo, puerros, peras, etc., contienen sulfuro de dialilo (enemigo de los carcinógenos). Estos alimentos ayudan a reducir el colesterol malo, reducen la presión arterial y fortalecen el sistema inmunitario.

• Alimentos Azules: Ayudan al corazón y previenen el cáncer, entre ellos figuran: las berenjenas, moras , arándanos, uvas negras, uvas pasas, ciruelas normales y secas.

• Alimentos verdes: brócoli, arverjas, kiwis, espinacas, lechuga, manzanas verdes, col o repollo.

• Alimentos blancos: nabos, cebollas, ajos, puerros, cebolleto.

• Alimentos rojos: entre ellos tenemos: las cerezas, fresas o frutilla, tomates, frijoles rojos, cebollas rojas, repollo o col rojo, sandía, toronja y manzana roja.

• Alimentos amarillos o anaranjados: Ayudan a mantener huesos y dientes fuertes, una piel saludable y una buena vista, entre ellos: el mango, durazno, naranja, papa dulce, cantaluope, zanahorias, mandarinas, calabaza, peras anaranjadas, piña, papaya.


ensalada

Menú ejemplo de la dieta de colores

Este es un ejemplo de cómo combinar las cinco porciones de vegetales y frutas, incluyendo todos los grupos de colores durante el día.

• Desayuno: 3/4 taza de jugo de naranja natural (color amarillo), leche y cereal

• Merienda : 1/2 taza de uvas (azul-púrpura)

• Almuerzo: Pollo bajo en grasa , arroz, ensalada verde con tomate y cebolla (verde, rojo y blanco)

• Merienda : Un licuado de leche sin grasa con papaya (amarillo)

• Cena : Pescado asado, berenjena y zanahorias al curry con cebolla, tomate y ajo (2 porciones de blanco, rojo y amarillo), pan o tortilla, fruta de postre

Fuente:dietas.com
Leer mas: La dieta de los colores http://www.dietas.com/articulos/la-dieta-de-los-colores.asp

 



Conserve su salud combinando los cinco colores
de las frutas y los vegetales
.
Cuáles. Los alimentos amarillos, morados, blancos, rojos y verdes
.

Escrito por: YOISEL ORTEGA
Tomado de: http://www.hoy.com.do/vivir/2010/4/4/320252/Conserve-su-salud-combinando-los-cinco-colores-de-las-frutas-y-los

Hoy día, la salud es un tema que por su gran importancia para el ser humano, origina preguntas, dudas y polémicas, las cuales se encuentran en boca de todos. Ahora bien, ¿quiénes promueven los hábitos que debemos tener en consideración para una buena alimentación?

Desde pequeños, nuestros padres y demás familiares nos orientan a consumir los alimentos que, según ellos, más convienen al organismo, tomando en cuenta que comer adecuadamente es una de las mejores vías de obtener bienestar físico.

Los espectaculares avances que han experimentado las ciencias de la alimentación y de la nutrición en las últimas décadas revelan la importancia que tiene llevar a cabo una dieta equilibrada, que incluya nutrientes con propiedades que ayuden al buen desempeño del organismo.

Los lugares más conocidos para suplir la despensa son los colmados, tiendas y mercados, cuando no tenemos acceso directo a los productos sembrados en nuestra tierra u obtenidos de primera mano. En este caso, los supermercados han querido impulsar a que sus clientes consuman los alimentos dependiendo de su color, con una clasificación de éstos, que identifica la función de los mismos.

Según éstos, lo más recomendable es combinar los cinco colores de frutos y vegetales con las comidas diarias. Los amarillos o naranjas contienen betacaroteno, vitamina C y folato. Por su composición química mejoran el sistema inmunológico, previenen defectos congénitos, reducen el riesgo de enfermedades cardíacas, ayudan a tener una buena visión y cicatrización. Entre estos podemos mencionar: mandarina, limón, mango, naranja, auyama y zanahoria.

En cambio, los morados poseen fotoquímicos como las antocianinas, que son compuestos fenólicos que actúan como antioxidantes, su consumo ayuda a disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer, prevenir la arterosclerosis e inflamaciones, combatir el envejecimiento y preservar la memoria. Estos son: ciruela, higo, uva negra, berenjena y remolacha.

Los blancos son ricos en sulforafanos y polifenoles, ayudan a reducir los niveles de colesterol, aumentar la posibilidad de combatir las infecciones, disminuir la presión arterial y combatir la diabetes II. Tales como: la guanábana, el guineo, la pera, el ajo, la cebolla y coliflor.

Al incorporar vegetales y frutas de color rojo se añaden fotoquímicos como el licopeno y la antocianina, lo que beneficia la piel y la memoria.

Los verdes con sus propiedades antioxidantes preservan la visión, mantienen las colonias de bacterias beneficiarias para el intestino. Entre éstos están: el pepino, la lechuga, aguacate y la espinaca.

Aunque no existe una dieta ideal que sirva para todo el mundo, debido a nuestros hábitos, gustos, costumbres, actividad física y estilos de vida diferentes, hay un criterio universal en cuanto al tipo de alimentos que deben consumirse dentro de la dieta cotidiana.

Esto, por un lado garantiza que se cubran las necesidades energéticas y nutritivas de la totalidad de las personas que componen una población sana. Y por otro, colabora en la prevención de ciertas alteraciones y enfermedades relacionadas con desequilibrios alimentarios.


frutas

¿Qué es “5 al día”?

Es un programa internacional de nutrición que incentiva el consumo de frutas y vegetales en el mundo, presente en más de 40 países en los 5 continentes.

Su nombre se basa en la recomendación de la comunidad médica y científica de consumir una ración diaria mínima de frutas y vegetales como indispensable para llevar una dieta sana y equilibrada.

 


5 colores

Comida con 5 Colores en la cocina japonesa.
Washoku o los 5 principios.

Texto tomado de Sakura-En: http://sakuraveg.com/blog/2010/01/21/washoku/

Para comenzar he de decirles que la caligrafía wa 和 hace referencia a todo lo que es originalmente japonés. De esta forma washoku es una forma de diferenciar la cocina japonesa de las demás tales como yoshoku que es la forma de clasificar a la cocina occidental. La filosofía de washoku se centra en cinco principios que están relacionados tanto con el balance nutricional como con la armonía estética. Los tres primeros se refieren a la preparación de los alimentos, el cuarto a los cinco sentidos y el quinto principio a la parte espiritual y filosófica. Estos cinco principios son: Los cinco colores o go shiki lo cual sugiere el uso del rojo (zanahoria), amarillo (papa), verde (chicharo), negro (berenjena) y blanco (nabo o daikon). Las vitaminas y minerales entran en balance al utilizar estos vegetales de forma correcta. Los cinco sabores o go mi representan el balance de salado, acido, dulce, amargo y picante lo cual da como resultado un platillo placido y estimulante sin abrumar. Las cinco formas de preparación o go ho esta relacionado con las técnicas de cocción, al hacer esto podemos equilibrar la cantidad de grasa y calorías en una comida completa.Los cinco sentidos o go kan sugiere que la experiencia del comer incluya el gusto, la vista, el sonido, los aromas, y el tacto. Finalmente las cinco formas de servir o go kan mon son reglas que tienen su raíz en el budismo. Estas son: respetar y agradecer el esfuerzo de quienes siembran y preparan los alimentos, llevar a cabo acciones constructivas que hagan valer el recibir los alimentos que nutren a nuestro cuerpo, elaborar y recibir estos alimentos felices y agradecidos, nutrirnos con la motivación de nuestro bienestar espiritual así como nuestro bienestar temporal y finalmente determinarnos en nuestro intento hacia la iluminación.Interesante, ¿no?

Fuente

“Mi cura del cáncer fue un milagro muy currado”

La médica de familia y superviviente de cáncer Odile Fernández explica cómo cambios sencillos en la alimentación y el estilo de vida pueden prevenir y alterar la evolución de la enfermedad

Vegetales y verduras crudas, alimentos anticancerígenos.

En los últimos tres años, la doctora andaluza Odile Fernández ha vivido el más difícil todavía. Superó un cáncer cuando los oncólogos estimaban que sólo tenía el 5 por ciento de posibilidades de curación y, contra todo pronóstico, quedó embarazada de un bebé, su segundo hijo, que ahora tiene dos meses.

Como tantos otros enfermos, ya embarcada en un tratamiento de quimioterapia Fernández preguntó a los oncólogos qué comer y qué medidas tomar para combatir por su cuenta la enfermedad. De su negativa a aceptar la respuesta del equipo que le atendía –”no hagas nada y come todo lo que te apetezca”–nace su libro ‘Mis recetas anticáncer’, que se publicó en junio y está en su quinta edición. “El problema es que los médicos no tienen formación sobre nutrición y todo les da miedo”, señala Fernández frente a un batido de mango, kiwi y manzana –su desayuno– en una cafetería de Madrid. “El cáncer es la enfermedad del miedo. Pero comer lechuga no va a tener una interacción con la quimio”.

Fernández, de 34 años, insiste en que el libro se titula así porque esas son las recetas que le funcionaron a ella. “No hay ninguna fórmula mágica. Pero el mensaje que quiero hacer llegar es que podemos hacer mucho contra el cáncer a través de la alimentación. No seas el sujeto pasivo. Infórmate, muévete, pregunta, toma las riendas de tu enfermedad junto a tu equipo médico”.

¿En qué medida cree que su curación se debe a los cambios en su alimentación y estilo de vida, versus tratamiento convencional?

No sabemos si fue la quimio o la alimentación. Lo que creo es que fue todo. Me habían dado un 95 por ciento de posibilidades de morir en cinco años. En principio, no se planteó como quimio curativa, sino paliativa, que podía alargar la vida unos meses o años. Pero yo no quería vivir unos pocos meses más, quería sanarme. Así que hice mi quimio junto con grandes cambios en la alimentación y en el tema emocional.

¿Cuáles fueron, en esencia, estos cambios?

Lo primero fue eliminar todo lo refinado y azucarado; los niveles altos de azúcar se relacionan con niveles más altos de cáncer. Después eliminé fritos, barbacoas, precocinados, la comida fácil de microondas. En aquel momento hacía muchas guardias y me alimentaba con mucha prisa, no había tiempo para cocinar. En lugar de eso, introduje verdura cruda y fruta y eliminé la leche y la carne.

¿Y en el estilo de vida?

Dejé de trabajar, se acabaron las guardias. Aprendí a mantener la mente en calma a través de la meditación. Era muy perfeccionista, muy dada a los demás, y aprendí a sosegarme, a pensar primero en mí y después en los otros. Empecé a hacer ejercicio. Perdí 25 kilos en la época de la quimio. Una de las cosas más importantes es tener el peso adecuado. Y aprender a decir que no, a relajarte.

¿Si tuviera que recomendar un único cambio en la dieta, cuál sería?

Huir de la comida envasada y comer alimentos frescos y de temporada. Mira cómo comían nuestras abuelas. Recuperemos la dieta mediterránea tradicional, la alimentación hecha en casa.

¿Por qué dice no a la leche?

En la facultad nos dicen que la leche es buena por el calcio, para la osteoporosis. Pero observemos las estadísticas: donde hay más osteoporosis es en los países donde más leche se consume. La leche no es tan buena. Nos enseñan ese dogma y no nos lo planteamos, pero es antinatural. Para digerirla necesitamos lactasa. La tenemos al 100 por cien cuando somos pequeños, pero a partir de los 6 o 7 años va descendiendo. Estamos concebidos para tomar leche sólo de pequeños, cuando la necesitamos.

¿Qué tiene de malo la carne?

Un alto consumo, sobre todo de carne roja y embutidos, aumenta la incidencia de cáncer, principalmente de colon. La carne no tiene fibra, viene cargada de nitratos, de pesticidas, de omega 6 por el tipo alimentación que llevan los animales. La carne blanca podríamos consumirla con moderación. Pero el problema es que somos hiper-carnívoros: hay gente que toma carne tres veces al día. En la dieta mediterránea original se hacía matanza en Navidad y se tiraba de ello todo el año.

¿Nos recomienda un plato anticancerígeno?

El gazpacho, que es de mi tierra. Lleva tomate, cebolla, ajo, aceite de oliva, pimiento y pepino, todos ellos alimentos anti-cáncer y crudos.

¿Cómo se alimenta ahora?

Procuro seguir la misma alimentación que hacía durante la quimio. Mucha gente descubre que la alimentación influye y víctima del miedo cambia, pero luego vuelve a las andadas. Sin embargo, el cambio hay que mantenerlo en el tiempo.

Hay quien ha seguido todo esto –una alimentación y un estilo de vida más saludable– y no le ha funcionado. ¿Cuál es el mensaje para estas personas?

No hay fórmula mágica, y por eso tenemos tanto miedo al cáncer. No hay ningún tratamiento que sea totalmente efectivo. El problema es que no hay una enfermedad, sino enfermos, y cada caso es diferente. Hay casos de cáncer muy extendido que se curan, y otros muy localizados que se extienden. Yo creo que el tratamiento emocional marca la diferencia. No es lo mismo enfrentar un cáncer desde la positividad y la alegría que desde el miedo y la soledad. Aquí se demuestra el poder de lo emocional, pero no sólo en el cáncer sino en todas las enfermedades. Por eso reivindico que seamos parte activa.

No recomienda usar la olla exprés, presente en todos los hogares. ¿Por qué?

Porque alcanza los 140 grados, y queremos conservar los fitoquímicos de los alimentos, que se pierden a partir de los 95 grados. Está bien para legumbre y cereal, pero si metes verdura le haces fosfatina.

Asumía que la barbacoa era una forma de cocinar saludable hasta que leí su libro.

Lo que es saludable es la plancha, siempre y cuando no quemes el alimento. Pero en la barbacoa, ese color negro son los benzopirenos, carcinógenos… Lo ideal es cocinar el vapor, sin grasa ni aceite.

Recomienda encarecidamente las setas…

En Japón, donde más se consumen, algunos oncólogos lo utilizan como suplemento alimentario. Permiten que la quimio se tolere mejor.

La colonia, mejor no olerla.

Para que perduren tanto, los perfumes tienen ftalatos (un grupo de compuestos químicos). Cuanto más permanezcan en nuestro cuerpo, peor para nuestra salud. “Sexy para ellas, veneno para el bebé“, decía una campaña en EEUU para mamás embarazadas. Los perfumes van al torrente sanguíneo; se asocia con cáncer de mama. Lo ideal son aceites esenciales o algo que se está perdiendo: ser más sencillos y oler a personas, no enmascarar nuestro olor.

¿Y de dónde bebemos agua?

Este es un tema muy controvertido. El agua del grifo de Madrid, por ejemplo, contiene muchos tóxicos. Se podrían eliminar si en lugar de filtrar con sales de aluminio, como se hace ahora, se filtrase con filtros de carbono. El agua embotellada no es la solución: es un atentado ecológico.

¿Cuál fue la reacción de sus compañeros tras su curación?

Cuando se cumplieron los dos años libre de enfermedad, me dijeron que había sido un milagro. Pero les dije que no, que era un milagro que había hecho yo. Lo mío es un milagro muy currado. La reacción de mis compañeros de primaria fue buena. Recomiendan mucho el libro, no sólo para cáncer, también para diabetes, hipertensión, obesidad… Los especialistas son más reacios.

¿Qué planes tiene tras la baja por maternidad?

Tengo mi plaza en atención primaria. Me gustaría continuar en sanidad pero centrada en el paciente oncológico, aconsejando sobre alimentación y estilos de vida.

¿Cuál fue para usted la mayor sorpresa al investigar y, después, escribir este libro?

El poder de los alimentos, de la naturaleza. Cómo contienen fitoquímicos anticáncer, y como algunos medicamentos incorporan fitoquímicos en quimio. La curcumina de la cúrcuma, por ejemplo, o la quimio que se extrae de un alga del mar. Si tiene poder a nivel de laboratorio ¿por qué no tomar nosotros más algas, más cúrcuma, etc? Me sentí engañada porque nadie me hablase de esto, sólo de quimio, de radioterapia.

Pero es lo que a menudo hacen los médicos: en cuanto entras a la consulta tienen lista la receta.

Hay pacientes que si no salen de la consulta con su pastilla creen que eres un mal médico. Pero cada vez más profesionales contamos al paciente lo que puede hacer para prevenir la enfermedad. Los médicos y sanitarios tenemos mucho poder en este sentido. Más medicina preventiva y menos pastillas.

@nataliamartin es periodista. Si quieres ponerte en contacto con ella escribe a natalia@vidasencilla.es

Fuente

¿Por qué Sana la dieta Macrobiótica?

Hoy en día, comemos y consumimos carne, harinas blancas, azúcares y lácteos, todos ellos hormonados, precocinados, procesados y envasados en grandes instalaciones industriales, repletos de fertilizantes y desprovistos de los nutrientes que pudieran tener en un origen.La mayoría de nosotros creemos que la macrobiótica es una forma extrema de alimentación basada en comer cereales, granos y más cereales. Antes de que esta forma de alimentación entrara de lleno en mi vida a través de una amiga que había asistido a un taller de cocina macrobiótica, pensaba que sus principios eran mucho más radicales que los de los veganos, por ejemplo.

Sin embargo, cuando me sentí preparada para abrir mi mente a otra filosofía de vida, las certezas eran tantas y tenían tanta fuerza que unas pocas semanas bastaron para que decidiera cambiar de alimentación y seguir los consejos de un médico macrobiótico.

No es un cambio fácil. Supone entender la alimentación de una forma mucho más consciente que la que nos rodea en esta época que nos ha tocado vivir.

La alimentación tradicional (hace apenas treinta años) estaba basada en cereales, legumbres y verduras obtenidas de la huerta, cambiaba según los ciclos estacionales y, sobre todas las cosas, estaba cocinada en casa.

Hoy en día, comemos –o, mejor dicho, simplemente consumimos– carne, harinas blancas, azúcares y lácteos, todos ellos hormonados, precocinados, procesados y envasados en grandes instalaciones industriales, repletos de fertilizantes y desprovistos de los nutrientes que pudieran tener en un origen.

Esto incluye las bebidas que ingerimos: agua con azúcar de sabores obtenidos por medios químicos, lácteos procedentes de vacas estresadas que producen leche gracias a la inyección de hormonas o bebidas gaseosas con otros tantos compuestos artificiales.

¿Estamos seguros de que nuestros cuerpos –y nuestra mente, compuesta igualmente por células que necesitan nutrirse– están preparados para clasificar, depurar, asimilar y desechar semejante atracón de productos químicos?

Solo llevamos treinta años de contaminación alimenticia y ya hemos empezado a observar sus efectos: los niños de los últimos años presentan más alergias alimentarias que nunca antes en la historia de la humanidad, sin contar a los adultos. Intolerancia al gluten, a la glucosa, a la leche o a los lácteos, a las harinas refinadas, etc.

La mayoría de las personas, no obstante, presenta alergias leves y no las identifica como tales, por lo que se habitúa a ellas, considerándolas un mal menor que no puede evitar.


Nuestro concepto de salud ha variado considerablemente en los últimos años y ahora creemos que es «normal» que los niños tengan mocos permanentemente y se enfermen todos los inviernos. Pensamos que a partir de los cuarenta estamos sanos si no tenemos cáncer o alguna enfermedad devastadora similar.

La acidez estomacal continua, la pesadez tras las comidas, el moquillo permanente, la pérdida de la visión, la resonancia nasal de nuestras voces, las urticarias repentinas, los dolores articulares y el estreñinimiento, entre otros muchos «males menores», han venido para quedarse.

Nos contentamos resignados con hacerles un hueco en nuestros cuerpos mientras tratamos de acallarlos con fármacos que no solucionan nada. Por no hablar de nuestra irritabilidad, desgana, impaciencia, estallidos de violencia o malestar general que achacamos al ritmo de la vida actual.


Actuamos como si no fuéramos dueños de nuestros propios cuerpos, como si lo que pasara «ahí dentro» no tuviera que ver con nosotros. Cruzamos los dedos para no sufrir una enfermedad «mayor» mientras seguimos ingiriendo sustancias nocivas que nos dejan satisfechos durante apenas unos minutos.

¿Realmente tiene que ser así?

Si tuviera que definir la macrobiótica en dos palabras, diría que es una «alimentación consciente». No hay ningún alimento prohibido; se trata solamente de ser consciente de lo que conlleva comer, de saber qué efecto provoca cada alimento en tu cuerpo y de que te hagas cargo de lo que le pasa, que es en definitiva lo que te pasa a ti.

Si enfermas, es porque no lo estás cuidando. Más aun, si no tienes una sensación profunda de bienestar tanto a nivel físico como mental (me atrevo a añadir a nivel espiritual), no estás sano.

Esta es una de las grandes diferencias entre el concepto de salud por el que aboga la macrobiótica y el de la «salud enferma» que nuestra sociedad ha aceptado como irremediable.


La salud es sentirse pleno, con buen ánimo en cada circunstancia de la vida, centrado y motivado para iniciar cada día y afrontar cada obstáculo con la gran reserva de energía que nuestro organismo almacena cuando no tiene que dedicarla por completo a depurar sustancias tóxicas. Desde este punto de vista, la mayoría de nosotros estamos enfermos.

Pero la enfermedad siempre es un reto, un camino de aprendizaje, un mapa que nos puede guiar a un tesoro mágico si nos tomamos el tiempo y el esfuerzo de aprender a leerlo.

La macrobiótica es un camino arduo, no por lo que implica, sino porque es contracorriente.

Pero, por sí misma, dejando de lado las críticas y las voces ajenas, es un camino de regeneración y bienestar desde el primer momento. Comer alimentos ecológicos desprovistos de químicos y sustancias artificiales es en sí mismo un placer de los sentidos.

Alimentarse de granos integrales que acumulan todo su potencial nutritivo y de verduras de temporada, acordes con el clima en el que vivimos, limpia el organismo y nos centra como individuos.

Al nutrirnos de esta manera, las células de nuestro cuerpo pueden realizar su trabajo de clasificación, asimilación y eliminación sin tener que pelearse con cientos de sustancias tóxicas.

El resultado es que podrán dedicar su energía –la nuestra– al resto de las tareas que desempeñamos cada día: concentrarnos en nuestro trabajo, materializar nuestros objetivos, disfrutar de nuestros seres queridos, etc,

No es una teoría descabellada. Se apoya en una pirámide nutricional recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) muy distinta a la que estamos acostumbrados.

La leche de vaca contiene mucho calcio, es cierto, pero no es fácilmente asimilable por los seres humanos, por lo que no nos aporta lo que la propaganda promete.

La carne –según la OMS repito– es prescindible de la dieta, pues la combinación de cereales y legumbres en la misma comida aporta más cantidad de proteína que cualquier filete.

Aun recuerdo el arroz con garbanzos que me dieron de comer de adolescente tras un día entero de vendimia: ese plato contiene toda la proteína necesaria y es mucho más barato. Pero, sigo citando a la OMS, quien quiera comer carne que lo haga, sin abusar; en todo caso, menos del 10% del total de nuestra alimentación diaria.

Se puede ser macrobiótico y comer carne, siempre que sea ecológica.
Pero hay que saber acompañarla con otros alimentos para neutralizar los efectos adversos.

De hecho, esta es una de las siete dietas recomendadas por el fundador de este tipo de alimentación: Georges Ohsawa.

Las otras seis presentan los alimentos en distintas proporciones y son más o menos estrictas según el estado de salud de cada persona. No podemos seguir menospreciando la importancia de la comida en nuestro organismo.

La mayoría de la gente piensa que es un lujo comprar comida ecológica, pero está dispuesta a pagar una buena cantidad de dinero en adquirir un televisor último modelo. ¿Cuáles son nuestras prioridades? Personalmente, cuando se trata de comida sana, no miro el precio. Estoy comprando lo que luego se convertirá en mi piel, mi pelo, las células de mi sangre, los tejidos de mi cuerpo,… no, por supuesto que no escatimo en gastos.

De las siete dietas recomendadas, la más estricta está destinada sólo y exclusivamente, y siempre bajo la supervisión de un profesional, a personas gravemente enfermas que necesitan mejorar rápidamente.

No es cierto que los macrobióticos solo coman granos; de hecho, comen más variado que una persona «normal». ¿Qué comes tú a lo largo de la semana? Probablemente, pasta con tomate, arroz, filete con patatas y alguna ensalada, casi siempre la misma fruta y casi siempre la misma verdura, independientemente de la estación del año.

La dieta de un macrobiótico varía constantemente, según los productos que ofrezca la tierra en cada momento. Se beneficia de toda la diversidad que la naturaleza ofrece en cada momento y no se limita solo a verduras y frutas. En un herbolario se puede encontrar una variedad importante de legumbres y cereales de los que nunca antes habíamos oído hablar.

Hay proteína vegetal (tofu, seitán y tempe) que se puede cocinar en la sartén, en un estofado o en un guiso como si fuera un pedazo de carne. Hay algas, las grandes remineralizantes del organismo, muy disponibles en un país como el nuestro rodeado de agua por casi todos los costados.

Tenemos semillas, frutos secos, dulces naturales, etc. ¿Alguna vez has querido cenar un trozo de tarta sin sentirte culpable y sin sufrir de pesadez después? Prepara una tarta macrobiótica y cena un postre rico y sano.

¿Te ha picado ya la curiosidad?

ncluyo a continuación unos cuantos enlaces con recetas saludables que te harán sentir mejor a corto plazo y más feliz a largo plazo. Pruébalo, no tienes nada que perder: tan solo busca la receta que más te haya hecho salivar, enciende el fuego, pon música y canta a voz en grito mientras descubres el placer de preparar tu propia comida.

Fuente

Mil millones de personas en todo el mundo son vegetarianas

AddThis Social Bookmark Button

Destaca la tendencia creciente en el mundo hacia la dieta vegana

Ser vegano, ovolácteo o no, es una opción que cada vez tiene más adeptos en el mundo. Alimentarse con de esta manera es más que una apuesta por una dieta determinada, también es una opción de estilo de vida y una forma de toma de conciencia medioambiental.

El comportamiento de cada vez más consumidores, sin embargo, no sólo está centrado en el deleite o la salud, sino también en los valores como suele ocurrir, por ejemplo, cuando se prescinde conscientemente de la carne o de alimentos de origen animal. Los veganos son consumidores que renuncian a la carne, al pescado y una parte de ellos prescinde de los productos lácteos y los huevos o incluso de cualquier alimento de origen animal.

Según las investigaciones realizadas por el Instituto de Allensbach de Demoscopia, el número actual de vegetarianos en Alemania ronda los 7 millones, 700.000 de los cuales llevan una dieta vegana. Esta situación representa un número de hasta 15 veces más personas que hace 20 años que no comen carne ni pescado.  Todos los días, según la Asociación de Vegetarianos, se suman 2.000 más. Mil millones es el número de vegetarianos estimado en todo el mundo. La India es el país líder y, según la fuente, entre un 20 y un 40 por ciento de toda la población, es decir, hasta 200 millones de habitantes.

Esta tendencia se verá también en Biofach 2014, la feria líder mundial de alimentos ecológicos que tendrá lugar del 12 al 15 de febrero, ya que amplía el stand de novedades con una nueva categoría propia de los productos veganos. Este evento ecológico ha registrado en los últimos años una creciente oferta de la cocina vegana. En la última convocatoria, celebrada en febrero de 2013, 479 de un total de 2.413 expositores exhibieron productos correspondientemente certificados. Vegetariano o vegano no siempre es necesariamente ecológico, pero el sector ecológico ofrece a los amantes de este estilo de alimentación la mayor variedad de productos. 

Las razones de optar por una dieta libre de productos de origen animal son variadas e individuales. Sin embargo, los clientes ecológicos y veganos tienen a menudo motivos similares para elegir los alimentos: la protección del medio ambiente o de los animales, el rechazo de las granjas industriales y las cuestiones de la alimentación mundial. Se estima que se necesitan más de 10 kilogramos de cereales para pienso y 15 metros cúbicos de agua para producir un kilogramo de carne de vacuno. Pero no sólo son decisivos estos factores, sino también la salud y el deleite. El cliché muy extendido de que la cocina vegetariana y vegana sea  poco apetitosa o que signifique tener que prescindir de ciertos placers, es una tendencia que va cambiando también y así se demuestra también con el creciente número de inspiradores chefs de cocina.

La cocina vegana fuera de casa

Se llaman Attila Hildmann, Björn Moschinski, Josita Hartanto, Nicole Just o Surdham Göb y con sus creaciones culinarias, planteamientos de catering y restaurantes, así como sus libros de cocina para la cocina casera, hacen que la dieta vegana revolucione Alemania. Pero también dan a conocer sus planteamientos sus homólogos veganos de otros países como los estadounidenses Amanda Cohen y Chloe Coscarelli.

Björn Moschinski es propietario del restaurante vegano Kopps de Berlín (Alemania), entrena a cocineros, está comprometido con el Fondo Infantil Alemán y escribe libros de cocina. “La cocina vegana es sinónimo de diversión y sorpresa en el plato”, aseguraba Moschinski en una entrevista con la revista alemana Chefs! de Gersfeld . También Surdham Gub, chef vegano y propietario del servicio de catering Surdhams Kitchen de Múnich, asegura que  “el estilo de vida vegano ya no es algo exclusivo de friquis tatuados y yoguis espirituales. Tampoco en Alemania. A mis clases de cocina vienen hoy ya amas de casa y parejas normales. No es imprescindible ser vegano para cocinar platos veganos, solo hay que cambiar la forma de pensar porque aquí no existe la tríada habitual del plato: guarnición, verduras y carne”.

En los restaurantes vegetarianos se observa que también aumenta el número de los que no renuncian del todo a consumir carne, pero que desean restringir los productos de origen animal, por diversas razones. Así pues, según la Asociación de Vegetarianos de Alemania, entre un 60 y un 80 por ciento de los clientes de un restaurante vegetariano no son vegetarianos. En los comedores de las empresas y las universidades ya es usual incluir días vegetarianos. 

En el primer comedor de universidad vegetariano de Alemania ya hay comida vegana. Veggie N° 1 es el restaurante del campus de la Universidad Libre de Berlín y el primer comedor puramente vegetariano de Alemania. Se inauguró en 2011. Con la utilización exclusiva de ingredientes vegetarianos se alcanza, según afirmaciones propias, una elevada cuota ecológica del 40 por ciento. Además, los iniciadores se centran en los productos autóctonos y la estacionalidad de los mismos. Al “comedor verde”, según la asociación de estudiantes de Berlín, acuden asiduamente los vegetarianos, pero también los frecuentan los no vegetarianos y ocasionales. Se quiere dar a todos la oportunidad de elegir una comida respetuosa con el medio ambiente. Alrededor de una quinta parte de las comidas son de origen puramente vegetal y muy respetuosas con el clima. Cada día se atiende a un millar de personas, al principio eran 400 al día.

Un supermercado lleno de productos veganos

El hecho de que los estilos de alimentación vegetariana y vegana estén de moda lo demuestran también los nuevos e innovadores planteamientos que están estableciéndose en el mercado. Quien quiera seguir una alimentación vegetariana o vegana, puede encontrar todo lo que necesita, por ejemplo, en Veganz. Este mercado se fundó en 2011 y desde entonces se han abierto cuatro filiales: dos en Berlín, una en Fráncfort y otra en Hamburgo. El primer supermercado vegano de Europa con una gama completa de productos facturó en 2012 en la primera filial 1,6 millones de euros, alrededor de 500 personas compran allí todos los días. En 2013, se espera un volumen de negocio de 5,3 millones de euros. Jan Bredack, ex gerente de un fabricante alemán de automóviles, ha cambiado su vida y ha hecho de su estilo de vida y de alimentación su profesión. “Soy vegano desde que tengo cinco años y a menudo era difícil encontrar una oferta de alimentos adecuada. Básicamente, esta fue la idea inicial de Veganz“. En todo el mundo se buscan los productos que después ofrecen en sus cuatro tiendas, siembre bajo la premisa del comercio justo y la ecología.

Las tiendas siempre incluyen un restaurante en el que el cliente puede inspirarse y llevarse ideas para la cocina casera y la próxima compra. Lo mismo ocurre con la escuela de cocina Veganz. También forma parte de la filosofía comercial un servicio de catering. “Para ganar nuevos grupos de clientes, asistimos a numerosos festivales”, dice Jan Bredack. Los planes de expansión del berlinés son muy ambiciosos: 21 supermercados hasta 2015 en Viena (2), Praga, Múnich, Leipzig, Essen, Colonia, Londres, Budapest, Stuttgart, Hannover, Friburgo, Núremberg, Zúrich, Ámsterdam, Varsovia y Roma. 
No solo en Alemania es cada vez mayor el entusiasmo por la cocina vegana. En Viena, por ejemplo, arrancó recientemente otro concepto comercial vegano con Maran Vegan
A los veganos les encantan los productos ecológicos

Los profesionales del comercio y el catering, que desean informarse sobre las tendencias internacionales del sector de los alimentos ecológicos, tienen una cita fija en el calendario del 12 a 15 de febrero de 2014 en la feria Biofach cuya próxima convocatoria tendrá lugar en esa fecha, no solo presenta la más completa oferta de productos ecológicos, sino que además los amantes de la dieta vegana también encontrarán la categoría “Dieta vegana”.

Los manjares veganos competirán por primera vez para conseguir el Best New Product Award, que los compradores profesionales votan cada año en todas las categorías del stand de novedades. Udo Funke, director de la feria declara que “para nosotros es importante, por un lado, recoger las tendencias del sector de la alimentación y, por otro lado, dar activamente impulsos al mercado. La dieta vegana es una tendencia de este tipo, pero también otros estilos de alimentación como kosher o halal. Estos estilos, al igual que los productos ecológicos de comercio justo, se identifican desde 2013 en la guía del visitante con una pequeña etiqueta. Esto simplifica la orientación al visitante. Presentamos las novedades de tal forma que puedan experimentarse de la manera más directa posible. Nuestro objetivo es que los representantes del sector y los compradores logren el mayor provecho de su visita a la feria para su propia compañía el mayor y regresen a casa con una maleta llena de ideas”.

El Mundo Ecológico / Biofach

El té verde reduce los niveles de azúcar en la sangre

 

te_verde

El té siempre se ha considerado un alimento saludable, pero específicamente para estos tiempos en los que son tan comunes las enfermedades relacionadas con los altos niveles de azúcar en la sangre, los beneficios de esta infusión cobran importancia.

El Agricultural Research Service ha publicado una nueva investigación sobre los efectos del té en la salud. Un de los químicos investigadores observó que beber té incrementaba más de 15 veces la actividad de la insulina en ratas de laboratorio. El efecto fue comprobado con té verde, negro, oolong, con cafeína y descafeinado.

También se encontró que en tés verdes y oolong la catechina era mayoritariamente responsable de esos resultados en el organismo. En el té negro, los ingredientes activos eran taninas y teaflavinas, аѕí como catechina.

En un estudio piloto dirigido por el Human Nutrition Center en el Aging’s Lipid Metabolism Laboratory, 8 voluntarios con diabetes tipo 2 bebieron 6 tazas de té al día durante 8 semanas. Al final del estudio, sus niveles de azúcar estaban 15% más bajos.

Pese a que se necesita profundizar en las investigaciones sobre los efectos del té en los niveles de azúcar, sabemos que sus propiedades son benefactoras para el cuerpo.

Fuente

Super Alimentos

Estos son los alimentos vegetales más nutritivos existentes en el planeta. 
 
Son verdaderos tesoros nutricionales en cuanto a vitaminas, minerales, y proteínas (aminoácidos)
 
Estos alimentos no poseen colesterol ni las toxinas ni residuos de los alimentos animales, y si tienes la suerte de conseguirlos orgánicos, estarás consumiendo de forma natural, las más grandes maravillas nutricionales que la naturaleza nos brinda.
 
Son ideales para combatir la anemia, la mulnutrición, y evitar los suplementos vitamínicos de laboratorio.
 
■ GERMEN DE TRIGO. En el proceso de refinado del trigo, esta maravilla nutricional se suele perder en gran parte.El germen es la parte del grano que germina si se planta el grano o si se lo sumerge en agua. “La vida dentro de la semilla”. Posee muy altos niveles de minerales: (hierro. fósforo, potasio, magnesio, zinc) Vitaminas: vitaminas b1, b2, b3, b6, b9.
 
Se puede utilizar en licuados, y es ideal para acompañar la harina con los panes caseros
 
Fuente nutricional: USDA → http://goo.gl/wW3Qq9
 
■ SÉSAMO (Ajónjoli) → Es el reemplazo ideal para los lácteos ya que posee enormes cantidades de calcio.
 
Las semillas de sésamo son extraordinariamente nutritivas: Ofrecen una excelente cadena de aminoácidos (proteínas), debido a su altísimo nivel de calcio son el sustito ideal de los lácteos, ofrece altos niveles de hierro, magnesio, fósforo, potasio y zinc, vitaminas b1, b2, b3 y b6
 
Se utiliza bastante en gastronomía, como tahini, gomasio, panes y en licuados.
 
3 cucharas soperas de semillas de sésamo remojadas 6 horas, 1 manzana grande, 1 vaso de agua y azucar mascabo a gusto (o lo que prefieras para endulzar) es una buena combinación.
 
Fuente nutricional: USDA → http://goo.gl/GqNB6H
 
 
■ ESPIRULINA: Tal vez sea el alimento “más completo en todo el planeta”. Es un alga que existe hace milenios. 
 
Proteínas. La espirulina posee un alto grado de proteínas y una cadena completa de aminoácidos esenciales.
 
Vitaminas. excelentes niveles de vitamina A (carotenos), b1, b2, b3, b6, b9 (ácido fólico) y buenos niveles de vitamina C, E y K. Determinados fabricantes también aseguran que su producto posee vitamina b12 en su forma activa.
 
Minerales. Posee EXCELENTES niveles de hierro y potasio, incluso solo 1 cuchara sopera aporta niveles muy significativos de estos minerales. También posee niveles significativos de calcio, magnesio, fósforo y zinc.
 
Se lo suele consumir en licuados o simplemente con agua. 1 manzana, 1 banana, medio vaso de agua y 2 cucharas de te de espirulina en polvo son una buena combinación.
 
Fuente nutricional → USDA: http://goo.gl/5YxwMO
 
■ QUINOA: Es un pseudo cereal que supera en proteínas a cualquier alimento animal, y que posee grandes cantidades de minerales, vitaminas y ácidos poliinsaturados
 
El grano de la quinua tiene casi todos los minerales en un nivel superior a los cereales, contiene fósforo, calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso, zinc, litio y cobre.
 
Posee un alto contenido de vitaminas del complejo B, y E.
 
Se suele consumir en sopas, o como si fuera arroz.
 
Fuente: FAO → http://goo.gl/x2dzJe
 
■ SEMILLAS DE CHIA: Es un alimento muy completo, y tiene la particularidad de tener altisimos niveles de omega 3, es el “reemplazo” vegetal natural del “pescado”. Es muy utilizado para bajar el nivel del colesterol “malo”.
 
Posee grandes cantidades de calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio y zinc, y vitaminas b1 y b3
 
Se lo suele utilizar en panes, en licuados, aunque es muy útil para hacer “helados” mesclándolo con frutas, por su capacidad “gelatinante”
 
Fuente Nutricional: USDA → http://goo.gl/aZLFsK
 
■ LEVADURA DE CERVEZA
 
La levadura de cerveza es uno de los alimentos que más vitaminas del complejo B tiene en todo el planeta tierra. B1, B2, B3, B5, B6 y B9 (Ácido Fólico)Algunas marcas incluso, la fortifican con B12
 
Posee además excelentes valores de Potasio, Magnesio, Zinc, Fosforo y buenos niveles de Hierro, Calcio y proteínas.
 
Es ideal para acompañar con comidas que contengan Zapallo o zanahoria (que poseen extraordinarios valores de vitamina A), morrón o pimiento rojo (que posee extraordinarios valores de vitamina C) y aceite de girasol (que posee extraordinarios valores de vitamina E)
 
Es muy recomendable para agregar en comidas saladas, como guisos, sopas, tuco, salsas, guacamole, etc. porque realza el sabor de las comidas.Se puede comenzar a consumir con 1 o 2 cucharas soperas en las comidas.
 
En las salsas, combinada con aceite de oliva y condimentos levemente picantes, es muy sabrosa.
 Fuente de la información nutricional:Botanical on-line → http://goo.gl/X13UD
 ■ MACA: La maca es una “raíz” con forma de rábano nativa de Los Andes Americanos, se la suele consumir en polvo (harina) 
 La maca presenta un alto contenido de calcio, fósforo, hierro, cobre y carbohidratos, necesarios para mantener y recobrar las energías. Tiene una cantidad importante de aminoácidos esenciales y contiene ácidos grasos, de los cuales el linoleico, palmítico y oleico son los más representativos, es rica en esteroles y con un alto contenido mineral.
 Se lo suele consumir en licuados. 1 cuchara de te de polvo de maca, con 3 naranjas exprimidas es agradable para consumir.

Gracias a ; Notas de Salud ortomolecular de Facebook

Cómo hacer mayonesa vegetal (veganesa)

 

La mayonesa vegetal o veganesa/sojanesa es una mayonesa elaborada con ingredientes vegetales, sustituyendo el huevo o la leche por leche de soja u otra bebida vegetal.

La veganesa (y la mayonesa) es una emulsión de aceite en agua. Una emulsión es una mezcla de dos o más líquidos inmiscibles (que no se pueden mezclar)… si son inmiscibles, ¿entonces cómo se mezclan? Pues uno de ellos se dispersa en el otro en forma de gotas muy pequeñas, tan pequeñas que la mezcla parece casi totalmente homogénea. Dedicaremos este artículo a explicarlo de forma mucho más sencilla y con exquisitos resultados.

Como ya hemos comentado, la veganesa es una emulsión de aceite en agua. Esta emulsión tiene una fase en forma de pequeñas gotas divididas, que se llama fase dispersa, y otra en la que se encuentran dispersas o suspendidas esas gotitas, que es la matriz o fase continua.

En nuestro caso, en la veganesa, tenemos una emulsión de aceite en agua, es decir, el aceite es la fase dispersa y el agua es la matriz o fase continua.
Como el agua y el aceite no se disuelven uno en el otro y no se mezclan, hay que usar la fuerza bruta (usaremos la batidora).
Para que el aceite y el agua no vuelvan a separarse necesitaremos algo que actúe de “pegamento” entre las moléculas de uno y otro: los emulsionantes o emulgentes. Los mejores emulsionantes para la veganesa son la lecitina de soja, presente en la leche de soja, la alicina (del ajo) y la mostaza.

Es decir, para hacer una buena veganesa tenemos que hacer que la bebida vegetal que utilicemos se mezcle con el aceite y para ello nos ayudaremos de la batidora y algún otro ingrediente que ayude a que nuestra salsa ligue y no se corte.

Vamos a presentar los ingredientes básicos que usaremos para hacer veganesa normal y salsa rosa (con ketchup):


Ingredientes para hacer veganesa

Para que nos sea más fácil, hemos puesto en la foto leche de soja. Como hemos comentado anteriormente, la leche de soja contiene lecitina, que es un agente emulsionante que ayuda a que se haga la veganesa y no se corte, pero puedes utilizar cualquier bebida vegetal. De momento, para empezar, utilizaremos los ingredientes básicos:

leche de soja u otras leches vegetales
aceite de girasol
mostaza (salsa)
zumo de limón o vinagre
sal

1. Lo primero que haremos será poner en la batidora (o en un vaso alto y estrecho para batidora de brazo) leche de soja y sal. Empieza poniendo 1/2 vaso (100 ml) de leche de soja, 1 cucharadita de mostaza y un pellizco de sal. Bátelo ligeramente a velocidad media, unos segundos. Si utilizas una batidora de brazo, no la muevas del fondo del recipiente aún.

2. Sin dejar de batir añade aceite de girasol muy lentamente, casi gota a gota o dejando caer un finísimo chorrito a la mezcla siempre sin dejar de batir. Tras 1 – 2 minutos añadiendo aceite se estará formando la emulsión. Si tu batidora es de brazo no la muevas todavía. En este punto habremos añadido la misma cantidad de aceite que de leche de soja (100 ml)

3. Siempre sin dejar de batir, añade un chorrito de zumo de limón o vinagre (1-2 cucharaditas).

4. Nuestra emulsión habrá ganado mucha consistencia, pero necesitamos hacerla más espesa, así que seguiremos añadiendo aceite de girasol con un chorrito fino y la salsa seguirá emulsionando. Si tu batidora es de brazo y ves que la salsa ha espesado, ya puedes mover la batidora arriba y abajo.


veganesa suave, con 1 parte de leche de soja y 1,5 de aceite

 

Si tu salsa ya está hecha, es decir, ha ligado, ha ganado en viscosidad y no está completamente líquida, pruébala.

Si quieres una salsa más espesa, como las mayonesas comerciales, tendrás que seguir añadiendo aceite de girasol. La relación aceite/leche de soja no debe sobrepasar el 75/25 (3 partes de aceite y 1 de leche de soja).

Si te sabe muy sosa, carente de sabor o de sabor muy neutro, sin acidez, puedes añadir más sal, zumo de limón, vinagre y/o 1/4 de diente de ajo (sin nervio). El ajo, además, contiene alicina, que es un buen emulgente y nos ayudará a que nuestra mayonesa vegetal se mantenga emulsionada. No lo hemos puesto como ingrediente básico para que probéis primero sin ajo, ya que aporta bastante sabor y para algunas personas puede resultar un sabor muy fuerte. Lo ideal es añadir poquito ajo (también sirve el ajo en polvo y la sal de ajo, que si la usáis tenéis que evitar añadir más sal) y si se quiere más sabor, ir agregando más siempre en pequeñas cantidades.

Si por el contrario quieres una salsa más líquida, añade poco a poco más leche de soja, sin dejar de batir, hasta conseguir la consistencia deseada.


veganesa espesa, con 3 partes de aceite y 1 de leche de soja

 

Líquidos

Leche de soja
Leche de avena
Leche de almendras
Leche
de arroz
Cualquier bebida vegetal que no sea dulce
Nata vegetal para cocinar
Tofu (aunque es sólido se puede utilizar en lugar de las bebidas vegetales)

Aceites

Aceite de girasol
Aceite de maíz (siempre que tenga
muy poco sabor)

Emulsionantes

Leche de soja (por su contenido en lecitina)
Ajo
(alicina)
Mostaza
Tofu (por su alto contenido en proteínas,
que también son emulsificantes, y en lecitina)

Acidificantes

Zumo de limón
Vinagre de manzana
Vinagre de vino blanco
Vinagre de arroz
Sabor y color

Ketchup (para hacer salsa rosa)
Salsa brava (salsa rosa picante)
Salsa de tomate (veganesa con tomate)
Espinacas cocidas y trituradas (veganesa verde)
Remolacha cocida (veganesa rosa)
Cúrcuma o azafrán (veganesa amarilla)
Sal negra ‘Kala Namak’ (sabor a huevo)

Vinagres
Aceite de oliva
Aceitunas verdes o negras
Alcaparras
Ajo
Pimientos asados
Especias

(perejil, cilantro, albahaca, romero, orégano, etc.)

Ten en cuenta siempre:

Utilizar una leche de soja o bebida vegetal que no sea dulce, azucarada o con sabores.
Utilizar aceite de girasol u otro aceite de sabor más bien neutro. El aceite de oliva le da un sabor demasiado fuerte y picante. Puedes añadir aceite de oliva u otros aceites fuertes, pero siempre una pequeña cantidad.
Procura que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.
Añade pocas cantidades de sal y ajo, si te parece que le falta siempre podrás añadir más, poco a poco, hasta que esté a tu gusto.
Una vez hecha, utilízala de inmediato o guárdala en un bote cerrado dentro de la nevera.

Qué pasa cuando se corta la veganesa

La veganesa se puede cortar:
– por excesiva velocidad de batido
– por batir y parar varias veces
– por exceso de aceite (suele ser lo más común)
– por aplicación de calor o frío intensos

Cuando se corta la veganesa lo notamos porque, tras minutos batiendo y añadiendo aceite, la mezcla no sólo no espesa, sino que parece que cada vez está más líquida y traslúcida, en lugar de espesa y blanca. La emulsión se rompe al invertirse o desestabilizarse, y ambas fases (dispersa y continua) se separan. Cuando nos pasamos de aceite la emulsión se invierte: en lugar de una emulsión de aceite en agua pasa a ser una emulsión de agua en aceite y se nos corta al no poder mezclarse. Si batimos con la máxima velocidad puede ser excesivo y dificultar la mezcla. Si batimos y paramos, también se nos cortará ya que necesitamos constantemente mezclar a la fuerza ambas fases.

No te preocupes, tiene solución: comienza a hacer una nueva veganesa con una cantidad ligeramente mayor de leche de soja y una vez haya ligado ve añadiendo poquito a poco la veganesa cortada. Ten en cuenta que la veganesa que se nos ha cortado tiene mucha cantidad de aceite, así que nuestra nueva veganesa irá espesando muy rápidamente (puedes ir añadiendo también unas cucharadas de leche de soja para hacerla más líquida). Una vez terminada de añadir y hecha la nueva veganesa, pruébala y ajusta de sabor a tu gusto.

Colores y sabores

A partir de una veganesa básica podemos inventar muchas variaciones, tanto en sabores como en colores, para acompañar diferentes platos.
Por ejemplo, podemos batir con la veganesa un trocito de remolacha cocida, tendremos una veganesa de color rosa cuya intensidad podemos ir ajustando con más o menos cantidad de remolacha. Nos vendrá muy bien para añadir una nota de color a ensaladas, tapas, pinchos, croquetas, rollitos, etc.
También podemos utilizar espinacas cocidas, que bien batidas con la veganesa resultarán en una salsa verde de sabor suave-

Si a nuestra veganesa le añadimos alcaparras, aceitunas, pepinillo y cebolla tendremos una salsa tártara vegetal muy recomendable para acompañar patatas asadas por ejemplo.
Añadiéndole curry tendremos una salsa muy fácil para acompañar pakoras y otras preparaciones hindús.
Para hacer salsa rosa basta con batir la veganesa con un poco de ketchup.

alsa rosa: veganesa + ketchup

Usos para la veganesa

Al tener el mismo sabor y la misma consistencia se puede utilizar para lo mismo que la mayonesa normal y corriente, por ejemplo:

Como salsa para sandwiches, hamburguesas, bocadillos…
Para hacer ensaladilla rusa
Para acompañar platos de picar como tortilla, canapés, pinchos, croquetas, arancini, pakoras, verduras en tempura…
Para las ensaladas en lugar del clásico aliño de aceite y vinagre, más al estilo de las ensaladas americanas
Para aportar textura cremosa y untuosa a purés y patés; añade 1 o 2 cucharadas antes de machacar las patatas o verduras del puré, o antes de batir todos los ingredientes de un paté vegetal
Como rebozado para verduras y preparados al horno que queramos que se tuesten. Pasa las verduras, tofu o lo que vayas a meter al horno, por veganesa o utilízala para pincelar tus asados de seitán antes de meterlos al horno. También puedes pasar las verduras por veganesa y posteriormente por pan rallado. Procura, en estos casos, que la veganesa cree una fina película sobre los alimentos, no un pegote gigantesco, el propósito es que en el horno se doren.
Como salsa base para pizzas en lugar de salsa de tomate (no pongas demasiada)

Hazlo tú mism@

Hacer veganesa casera nos permite crear nuestra propia salsa perfecta, totalmente adaptada a nuestros gustos, poder variarla según para qué la vayamos a usar, y experimentar con diferentes ingredientes. Además, es fácil de hacer, se tarda muy poco (como mucho tardarás 10 minutos) y nos sale bastante cantidad. Otra ventaja es que nos sale más barato que comprarla hecha: una veganesa casera con las proporciones e ingredientes que hemos indicado para la receta básica (salen unos 400 g) nos sale por mucho menos de 1€, mientras que la misma cantidad de mayonesa vegetal comercial nos puede costar entre 2 y 6€.
Además tiene otra ventaja frente a las mayonesas normales: no hay riesgo de salmonella.

FUENTE: Gastronomía Vegana.Org

5 consejos para evitar alimentos genéticamente modificados

 

lou

A menos que vivas en uno de los doce países que han prohibido organismos genéticamente modificados (OGM), entonces seguramente los estás comiendo. Es casi imposible evitar todos los alimentos OGM, pero educarte a ti mismo puede hacer una gran diferencia en el porcentaje de alimentos que compras como consumidor.

1. Conoce los productos más comunes que son genéticamente modificados. Estos son los que con más probabilidad están modificados:

Soya – Un estimado del 93% es GM.

Maíz – Un estimado del 86% es GM.

Canola – 100% GM.

Remolacha azucarera – Un estimado del 95 % es GM.

Algodón – Un estimado del 93% es GM (las semillas son prensadas dentro del aceite de semillas de algodón y la margarina)

Lactosa – Las vacas son inyectadas con la hormona rBGH/rBST que es GM y posiblemente alimentadas con paja GM.

Azúcar – El azúcar refinada es casi siempre GM. Lo mejor es comprar azúcar de caña.

Papaya – Un estimado del 80% de la papaya china en GM.

Zucchini.

Alimentos que casi seguramente contienen ingredientes GM:

Endulzantes artificiales Pan
Dulces Aceite de canola
Cereal Papas fritas
Chocolate Mantequilla de maní
Aderezo para ensaladas Refresco
Queso de soya Proteína de soya
Salsa de soya Galletas
Tofu Salsa de tomate
Helado Productos lácteos de vacas tratadas con OGM.

2. Si comes carne, asegúrate de que las vacas hayan sido alimentadas de pasto (grassfed)

3. Compra localmente

Es más probable que la comida importada o industrial esté GM. Compra en mercados o directamente de los productores.

4. Compra alimentos no refinados ni preparados

Intenta comprar alimentos crudos y cocinarlos tú mismo. Nada que venga en una caja o en una lata es muy confiable en este sentido.

5. Crece tu propia comida

Así sabrás exactamente lo que estas comiendo. Compra semillas nativas o regionales mantenidas por granjeros en comunidades étnicas o aisladas.

Ecoosfera

Fruto exótico promete la cura del cáncer

Huaya, guayum, maco, quenepa, papamundo, limoncillo, mamón y mamoncillo son los nombres que recibe este delicioso fruto que además de atribuirle propiedades curativas asombrosas, sirve para espantar parásitos y hasta murciélagos.

A pesar de sus diversos nombres, es un melocotón que crece en los árboles de la familia de las sapindáceas que se localizan en América Central, donde se vende abundantemente, creando un mercado artesanal que lamentablemente reporta varias muertes al año, dado a que para sacarlos se debe trepar a varios metros de altura.

Pese a todo, tiene un lado amable muy ventajoso para quienes lo consumen. Su aporte nutricional destaca por ser rico en hierro (0,93mg por 100g) y fósforo (50,4mg por 100g) y reporta contenidos de vitaminas B1, B3, B6 y B12, así como minerales, aminoácidos y ácidos grasos insaturados como oleico, linoleico en cantidades considerables.

La cultura médica popular indica que sirve para desparasitar, que su hoja cura el nerviosismo y la fiebre y en gárgaras acaba con las infecciones de garganta. También se utiliza para combatir la diarrea, para contrarrestar los efectos del tabaco e “impide la proliferación de las bacterias y de los virus, debido a que la vitamina C activa el sistema inmunológico” según el nutricionista Ramiro Gonzales Yaksic.

Todas estas propiedades lo harían anticancerígeno, al igual que estos otros 11 alimentos que prometen la misma facultad. Sin embargo, hasta ahora la Food Drug Administration reconoce sólo al brócoli como un vegetal que previene del cáncer de forma natural. De todas formas, existen contundentes papers dedicados a respaldar la flora nativa como fuente potencial de nuevos fármacos contra el cáncer que reduzcan el impacto de métodos tan invasivos como la quimioterapia.

Además de todas estas propiedades, las personas lo utilizan para matar pulgas y ahuyentan murciélagos. La verdad es que solo una vez he tomado de su jugo y es bastante penetrante por su textura lechosa y su sabor agridulce.

Fuente: Veoverde

Dieta rica en brócoli, un tratamiento preventivo para la artrosis

 

Pic

 

Son sorprendentes los numerosos beneficios del brócoli para la salud. Una nueva investigación revela que comer este vegetal podría ayudar a prevenir la aparición o el avance de la artrosis.

 

El ‘sulforafano’ que existe en el brócoli, las coles de Bruselas y el repollo pueden frenar la destrucción del cartílago de las articulaciones, ha indicado un equipo investigador de la Universidad de East Anglia (en Norfolk, al este del Reino Unido).

 

Es la primera vez que una investigación demuestra el vínculo entre la dieta y la reducción de la progresión de esta enfermedad. Los investigadores británicos han hecho pruebas de laboratorio en células y en ratas; el siguiente paso será ejecutar ensayos con seres humanos.

 

La artrosis u osteoartritis, enfermedad reumática que se ve normalmente en personas de edad avanzada, se produce a causa del desgaste del cartílago, tejido que hace de amortiguador en la protección de los extremos de los huesos y que favorece el movimiento de la articulación.

 

Varios estudios han demostrado que una dieta rica en potasio reduce la presión arterial, por lo que es recomendable para las personas con artrosis consumir alimentos ricos en potasio. El brócoli, la coliflor, aguacates, plátanos, patatas, higos, ciruelas, tomates, champiñones son buenas fuentes de potasio.

 

Entre algunos de los beneficios de esta planta se encuentran: proteger el corazón, los ojos, los huesos, fortalecer el sistema inmunológico, prevenir la anemia, la constipación, el cáncer de mama, de útero, de próstata y de órganos internos como el hígado, el colon, los riñones y los intestinos.

Fuente; Seres Libres

12 alimentos que incrementan la Serotonina

Qué es la Serotonina:

La serotonina son neurotransmisores que se encuentran en varias regiones del sistema nervioso central y que tienen mucho que ver con el estado de animo.

Principales funciones de la Serotonina:

En el sistema nervioso central, se cree que la serotonina representa un papel importante como neurotransmisor, en la inhibición de: la ira, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad, y el apetito. Estas inhibiciones están relacionadas directamente con síntomas de depresión. Particularmente, los antidepresivos se ocupan de modificar los niveles de serotonina en el individuo.Wikipedia.

 

45 Usos y Propiedades que deberías saber sobre los limones


La mayoría de la gente está familiarizada con los usos tradicionales de los limones para calmar el dolor de garganta y añadir un poco de sabor cítrico a nuestros alimentos. 
Sin embargo, la diversidad de las aplicaciónes de los limones excede los conocimientos generales y una vez que lea la siguiente lista, es probable que desee almacenar al menos unos limones en la cocina 
 
1. Renueva la Nevera

Quite los olores del refrigerador con facilidad. Frote el jugo de limón en una bola de algodón o esponja y deje en el refrigerador por varias horas. Asegúrese de tirar ningún artículo malolientes que podrían estar causando el mal olor.
2. Hipertensión 
Limón contiene potasio que controla la hipertensión y reduce el efecto de las náuseas y mareos.
3. Prevenir que la coliflor se ponga marrón
Coliflor tienden a tomar color con la más mínima cocción. Puede asegurarse de que las verduras blancas quedan blanco apretando una cucharadita de jugo de limón fresco en ellos antes de calentar.
4. Salud Mental 
Agua de limón también puede preparar su estado de ánimo y aliviar la depresión y el estrés.
Caminantes de larga distancia y viajeros del mundo, así como mirar exploradores al limón como un regalo del cielo. Cuando comienza la fatiga, un limón es succionado por un agujero en la parte superior. Acción rápida medicina es, dar refrescos casi increíbles.
5. Actualizar Tablas para cortar 
No me extraña que tu tabla de picar carne huele! Después de todo, se utiliza para cortar las cebollas, triturar el ajo y preparar el pescado. Para deshacerse del olor y ayudar a desinfectar la tabla de cortar, frotar todo el cuerpo con la parte cortada de medio limón o lávelo en jugo sin diluir directamente de la botella.
6. Problema respiratorios 
Agua de limón puede reducir la flema, y ​​también puede ayudarle a respirar correctamente y ayuda a una persona que sufre de asma.
7. El tratamiento de la Artritis y el Reumatismo 
El limón es un diurético – asiste en la producción de orina, lo que ayuda a reducir la inflamación por el lavado de las toxinas y bacterias, mientras que también le da el alivio de la artritis y el reumatismo.
 
8. Previene los cálculos renales 
El consumo regular de la bebida refrescante – o incluso jugo de limón mezclado con agua – puede aumentar la producción de citrato urinario, una sustancia química en la orina que previene la formación de cristales que pueden acumularse en las piedras del riñón .
 
9. Mantener los insectos fuera de la cocina 
Usted no necesita insecticidas o trampas de hormigas a la hormiga a prueba su cocina. Sólo tienes que dar el tratamiento de limón.
En primer chorro de zumo de limón en umbrales de puertas y marcos de las ventanas.
A continuación, exprimir el jugo de limón en los agujeros o grietas donde las hormigas están recibiendo pulg Por último, las pequeñas rebanadas de dispersión de cáscara de limón alrededor de la entrada al aire libre.
Las hormigas van a hacer llegar el mensaje de que no son bienvenidos. Los limones también son eficaces contra las cucarachas y las pulgas: 
Simplemente mezcle el jugo de 4 limones (junto con las cáscaras) con 1/2 galón (2 litros) de agua y lavar los pisos con él, y luego ver las pulgas y las cucarachas huyen. Odian el olor.
 
10. Anti-Aging 
Agua de limón reduce la producción de radicales libres que son responsables de envejecimiento de la piel y daño de la piel.
Agua de limón es libre de calorías y un antioxidante.
 
11. Fruit and Vegetable Wash 
Nunca se sabe qué tipo de pesticidas o la suciedad puede estar al acecho en la piel de sus frutas y verduras favoritas.
Cortar el limón y exprimir una cucharada de jugo de limón en la botella de spray. El jugo de limón es un desinfectante natural y dejará sus frutas y verduras con olor agradable.
 
12. Tratar las infecciones 
Agua de limón puede combatir las infecciones de garganta, gracias a sus propiedades antibacterianas. Si el agua salada no funciona para usted, trate de cal y agua para hacer gárgaras.
 
13. Desodorice su basura 
Si la basura está empezando a oler asqueroso, esto es una manera fácil de desodorizar: Guardar los restos cáscaras de limón y naranja y los tiran en la base debajo de la bolsa.
Para mantener un olor fresco, repite una vez cada dos semanas.
 
14. Mantenga Guacamole verde 
Usted ha estado haciendo guacamole durante todo el día de la gran fiesta, y usted no quiere que se convierta marrón en la parte superior antes de que lleguen los invitados.
La solución: rocía una generosa cantidad de jugo de limón fresco sobre él y se mantendrá fresco y verde.
El sabor del jugo de limón es un complemento natural de los aguacates en el guacamole.
Haga las horas ensalada de frutas con antelación también. Simplemente exprimir un poco de jugo de limón sobre las rodajas de manzana y se quedarán blanca como la nieve.
 
15. Purgas La Sangre 
Consumimos mucha comida chatarra o comida con una gran cantidad de conservantes y saborizantes artificiales. Esto genera una gran cantidad de toxinas en la sangre y el cuerpo, pero el consumo diario de agua de limón ayuda a purificar la sangre.
 
16. Haga Crujiente lechuga Soggy 
No tire que la lechuga húmeda a la basura. Con la ayuda de un poco de jugo de limón se puede echar en una ensalada en lugar.
Añadir el zumo de medio limón en un recipiente con agua fría.
A continuación, poner la lechuga empapada en ella y refrigerar por 1 hora. Asegúrese de secar las hojas completamente antes de ponerlos en ensaladas o sándwiches.
 
17. Salud Oral 
El jugo de limón también se detiene sangrado de las encías y reduce el dolor de muelas
 
18. Aclarar manchas de edad 
¿Por qué comprar cremas caras cuando tienes jugo de limón?
Para aclarar manchas o pecas, intente aplicar el jugo de limón directamente sobre la zona.
Dejar reposar durante 15 minutos y luego enjuague su piel limpia.
Es un agente aclarador de la piel seguro y eficaz.
 
19. Crear reflejos rubios 
Para destacados salon-dignos, agregar el jugo de limón 1/4 taza de agua 3/4 taza y enjuagar el cabello con la mezcla. A continuación, sentarse en el sol hasta que se seca el pelo. Para maximizar el efecto, repita una vez al día durante un máximo de una semana.
 
20. Hacer una Scent Room / humidificador 
Renueva y humectar el aire en su hogar en los días secos de invierno. Haga su propia habitación olor que también funciona como un humidificador .
Si usted tiene una estufa de leña, coloque una olla de hierro fundido esmaltado o recipiente en la parte superior, se llenan de agua y añadir limón (y / o naranja) cáscaras, los palitos de canela, clavo de olor y cáscara de manzana.
No estufa de leña?
Use su estufa en su lugar y simplemente hervir el agua periódicamente.
 
21. Limpiar y blanquear las uñas 
Mima tus manos sin una manicura. Añadir el zumo de 1/2 limón a 1 taza de agua tibia y tomar su mano en la mezcla durante 5 minutos.
Después de empujar las cutículas, frotar un poco de piel de limón de ida y vuelta contra el clavo.
 
22. Limpiar su cara 
Zap zits natural frotando jugo de limón en puntos negros para atraerlos a cabo durante el día.También puede lavarse la cara con jugo de limón para una limpieza natural y exfoliación.
Su piel debe mejorar después de varios días de tratamiento. Agua de limón es también un agente de enfriamiento, la mejor manera de combatir el calor.
 
23. Refrescar el aliento 
Hacer un enjuague bucal improvisada de un enjuague con jugo de limón directamente de la botella.Trague el aliento fresco de larga duración.
 El ácido cítrico en el jugo altera el nivel de pH en la boca, matando las bacterias que causan el mal aliento. Enjuague después de unos minutos ya que la exposición a largo plazo al ácido de los limones puede dañar el esmalte dental.
 
24. Tratar la caspa escamosa 
Si tiene comezón, caspa escamosa ha uno rascándose la cabeza, el alivio puede ser no más lejos de su refrigerador.
Sólo masaje dos cucharadas de jugo de limón en el cuero cabelludo y enjuagar con agua.
Luego agregar una cucharadita de jugo de limón en una taza de agua y enjuagar el cabello con ella. Repita todos los días hasta que desaparezca la caspa.
 
25. Cómo deshacerse de manchas difíciles en mármol 
Usted probablemente piensa en mármol como una piedra, pero es realmente petrificado calcio (también conocido como conchas viejas).
Eso explica por qué es tan porosa y fácilmente manchado y dañado.
Esas manchas pueden ser difíciles de quitar. Si el lavado no elimina una mancha rebelde, intente esto: 
Cortar un limón por la mitad, sumerja la carne expuesta en un poco de sal de mesa, y frote vigorosamente sobre la mancha. Pero hacer esto sólo como un último recurso, el ácido puede dañar el mármol. Enjuague bien. Utilice estas Limones para limpiar – fácil y eficaz
26. Quitar las manchas de la baya 
Seguro que fue divertido para recoger sus propias bayas, pero ahora los dedos están manchadas con jugo de la baya que no va a salir por mucho que se frota con agua y jabón.
Trate de lavarse las manos con zumo de limón sin diluir, espere unos minutos y lavar con agua tibia y jabón. Repita hasta que sus manos estén libre de manchas.
 
27. Suavizar secos, escamosos Codos 
Picazón en los codos son bastante malas, pero tienen un aspecto horrible también.
Para más guapo (y sentir) codos, mezclar bicarbonato de soda y jugo de limón para hacer una pasta abrasiva, luego lo frota en los codos para un tratamiento relajante, alisado y exfoliante.
Enjuague sus extremidades en una mezcla de partes iguales de jugo de limón y agua, después de masaje con aceite de oliva y séquelo con un paño suave.
 
28. Dolores de cabeza 
Jugo de limón con unas cucharaditas de té caliente adicional es el tratamiento de un sofisticado camarero Nueva York, para aquellos que sufren de dolores de cabeza de la resaca y de dolores de cabeza debido a muchas otras causas.
Se convierte sus clientes a este régimen, y los aparta lejos de remedios de drogas completamente.
 
29. Escalofríos y fiebre 
Escalofríos y fiebres pueden ser debido a una variedad de causas; nunca el menos el limón es siempre un remedio útil. Médicos españoles lo consideran como un amigo infalible.
 
30. Difteria 
Saltear la vacuna para esta enfermedad.
Tratamiento de jugo de limón sigue demuestra como uno de los antisépticos más poderosos y los fuertes cualidades digestivas de la fruta son admirados en todo el mundo.
Con el jugo cada hora o dos, y al mismo tiempo, 1/2 a 1 cucharadita. se debe tragar. Esto desata la falsa membrana en la garganta y le permite salir.
 
31. Higiene Vaginal 
Jugo de limón diluido hace un método seguro y sano de la higiene vaginal.
A pesar de que es un poderoso antiséptico es sin embargo libre de drogas irritantes en las duchas vaginales y supositorios.
 
32. Olvídese de las bolas de la polilla 
Una encantadora costumbre francesa de mantener closets libre de polillas es tomar los limones maduros y pegarlas con clavos de olor por toda la piel.
Los limones en gran medida con clavos secan lentamente con sus dientes, dejando un maravilloso olor a través de los armarios y habitaciones.
 
33. Estómago Salud 
Los problemas digestivos son las dolencias más comunes, pero el agua caliente y jugo de limón es la solución a los problemas más digestivas.
El jugo de limón ayuda a purificar la sangre, reduce sus posibilidades de indigestión, estreñimiento, elimina las toxinas del cuerpo, añade la digestión y reduce flema.
 
34. Desinfectar Cortes y Rasguños 
Detener la hemorragia y desinfectar los pequeños cortes y trozos, vertiendo unas gotas de jugo de limón directamente sobre el corte.
También puede aplicar el jugo con una bola de algodón y mantenga firmemente en su lugar por un minuto.
 
35. Calmar Poison Ivy Erupción 
Usted no necesitará un océano de loción de calamina la próxima vez hiedra venenosa viene un reptil.
Basta con aplicar el jugo de limón directamente sobre la zona afectada para calmar la picazón y aliviar la erupción.
 
36. Eliminar las verrugas 
Usted ha intentado un sinnúmero de remedios para desterrar las verrugas y nada parece funcionar.La próxima vez, aplicar un poco de jugo de limón directamente sobre la verruga con un bastoncillo de algodón. Repita durante varios días hasta que los ácidos en el jugo de limón se disuelven la verruga completamente.
 
37. Tejidos delicados Bleach 
Evite las manchas de lejía adicionales mediante el canje ordinario blanqueador casero con jugo de limón, que es más suave, pero no menos eficaz.
Remoje sus prendas delicadas en una mezcla de jugo de limón y bicarbonato de sodio durante al menos media hora antes de lavarse.
 
38. Latón Bronce Clean and Polish Chrome 
Diga adiós a empañar el latón, cobre o acero inoxidable. Haga una pasta de jugo de limón y sal (o sustituto de bicarbonato de soda o crema de tártaro de la sal) y cubrir el área afectada.
Que se quede encendida durante 5 minutos.
A continuación, lavar en agua caliente, enjuague y pulir en seco.Utilice la misma mezcla para limpiar fregaderos de cocina de metal también.
Aplicar la pasta, frote suavemente y enjuague. Deshágase de los yacimientos minerales y grifos cromados uñas y demás cromo deslustrado.
Basta con frotar la cáscara de limón sobre el cromo y verlo brillar! Enjuague bien y seque con un paño suave.
 
39. Reemplace su tintorería 
Deshágase de las facturas de limpieza en seco caros (y productos químicos) con este truco de cosecha propia. Simplemente frote el área manchada en las camisas y blusas con partes iguales de jugo de limón y agua. Sus “pits” será mejor que nueva, y huele muy bien también.
 
40. Impulsar detergente de lavandería 
Por acción de limpieza más potente, verter 1 taza de jugo de limón en la lavadora durante el ciclo de lavado.
La acción blanqueadora natural del jugo se zap manchas y eliminar el óxido y la decoloración de minerales de camisetas de algodón y calzoncillos y dejará la ropa con olor fresco. Su ropa va a salir más brillante y también salir con olor a limón fresco.
 
41. Ropa deshacerse de moho 
¿Alguna vez has descomprimido ropa que almacenan todo el invierno y descubierto algunos están manchadas de moho?
Para deshacerse de él, hacer una pasta de jugo de limón y sal y frotar sobre la zona afectada, y luego secar la ropa en la luz del sol. Repita el proceso hasta que la mancha se ha ido.
 
42. Eliminar el olor Chimenea 
No hay nada más acogedor en una noche fría de invierno de un cálido fuego arde en la chimenea â € “a menos que el fuego pasa a oler horrible.
La próxima vez que usted tiene un fuego que envía un olor en la habitación, trate de echar unas cáscaras de limón a las llamas. O simplemente quemar algunas cáscaras de limón junto con la leña como medida preventiva.
 
43. Neutralizar Cat-Box Olor 
Usted no tiene que utilizar un aerosol para neutralizar el mal olor olores cat-box o refrescar el aire en su cuarto de baño. Sólo tiene que cortar un par de limones en medio.
Luego colocarlos, corte hacia arriba, en un plato en la habitación, y el aire pronto el olor a limón fresco.
 
44. Desodorice un humidificador 
Cuando el humidificador empieza a oler cobarde, desodorizar con facilidad: Solo tienes que colocar 3 o 4 cucharaditas de jugo de limón en el agua.
No sólo va a quitar el mal olor, pero lo reemplazará con una fragancia de limón fresco.
Repita cada dos semanas para mantener el olor de volver.
 
45. Reducir los síntomas del asma 
Además de una dieta desintoxicante general, las 2 cucharadas de jugo de limón antes de cada comida y antes de acostarse puede reducir los síntomas del asma.
* Si usted consume la cáscara de limón, se adhieren a los limones orgánicos para reducir su exposición a los pesticidas.
[url=http://translate.googleusercontent.com/translate_c?depth=1&langpair=auto|es&rurl=translate.google.com&u=http://preventdisease.com/&usg=ALkJrhi-OvXFM_nGj6knnkdyLuOybxYZGQ]John Summerly[/url] es nutricionista, herbolario y médico homeopático. Él es un líder en la comunidad de la salud natural y la consulta a los atletas, directivos y la mayoría de los padres de los niños sobre los beneficios de las terapias complementarias para la salud y la prevención.

http://tiemposdeluzyverdad.foroactivo.com/t1932-45-usos-y-propiedades-que-deberias-saber-sobre-los-limones

Recetario para 70 días, información nutricional, entrevistas y muuuucho más (por Antonio Ortega)

RAWVEGAN 70_30 YINYANG

LA “DIETA RAW VEGAN 70/30 Por Antonio Ortega.”

Por fín todo junto en un documento PDF para descargar GRATISSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!!!!!!!!!!!!!!. Contiene 72 menús de 5 platos cada uno con cientos de recetas, fotos, técnicas de preparación, ingredientes, etc.

Al final del todo, hay un índice para poder encontrar los casi cien artículos, opiniones, vídeos, links, entrevistas, etc,etc. Algunos le llamarían a esto UN LIBRO, yo le llamo UN HONOR Y UN PLACER.

Lo podéis regalar, copiar, traducir, compartir, imprimir, o lo que os de la gana!!

Lo he diseñado para TODOS!! por el módico precio de: una sonrisa.

Con el tiempo iré añadiendo mucha más información y menús a este documento, porque no pienso parar!!! o qué os habíais creído?? jajaja!!!. Podréis ver mis publicaciones siempre en mi muro personal o si os hacéis seguidores míos con sólo darle a la opción “seguir”.

Quiero agradecer desde aquí a mi amigo Kepa Lozano Calvo, por la gran labor de recopilar mis menús y artículos en un solo documento PDF. Aupa Kepa!! y aupa Bilbao!!

Espero que los disfrutéis porque están hechos con mucho esfuerzo y mucho amor!!

Gracias!!

Antonio Ortega RV70/30

PARA DESCARGARLO PINCHAR AQUI:

http://db.tt/GErPPLIY o http://lamatrixholografica.files.wordpress.com/2013/08/menus-crudiveganos-70.pdf

http://noticiariodelnuevomundo.wordpress.com/2013/08/08/recetario-para-70-dias-informacion-nutricional-entrevistas-y-muuuucho-mas-por-antonio-ortega/

Un cuerpo alcalino es sinónimo de un cuerpo sano

Un cuerpo alcalino es sinónimo de un cuerpo sano

vegetarian-IQ00000000001

Buscamos tener un cuerpo sano, que es tanto como buscar un cuerpo alcalino. Porque una clave de nuestra salud está en el pH de la sangre, el índice que mide su acidez o alcalinidad en una escala del 0 al 14.

Un cuerpo alcalino está protegido frente a enfermedades

El nivel idóneo es el 7,4. Pero la contaminación ambiental, los malos hábitos alimenticios o el estrés acidifican el cuerpo y alteran este ph. Y la sangre reacciona: roba los nutrientes que necesita del resto de órganos vitales para compensar el desequilibro. Pero eso tiene consecuencias: cansancio, dolores de cabeza, problemas digestivos, dismineralización de las uñas y el cabello, etc.

Enrique González, director técnico de Bioenergía Humana y nutricionista terapéutico, afirma que “la sangre es el director”. Las oscilaciones del pH de la sangre son casi nulas (+/- 0,04), y por tanto no se suele medir: “Lo que solemos medir son otros líquidos del cuerpo como la saliva y la orina. Si están ácidos es que están cediendo a la sangre, y si están alcalinos no”.

Hay que trabajar para que el cuerpo esté alcalino y no ácido.

Si mantenemos nuestro cuerpo en su estado natural, es decir, ligeramente alcalino (con el pH de la sangre por encima de 7), estará protegido frente a enfermedades. El nutricionista lo explica: “No va a tener que ceder ningún tipo de sustancia y va a propiciar un clima poco favorable para virus y bacterias”.

En cambio, un cuerpo ácido es un cuerpo enfermo o propenso a la enfermedad porque la sangre, las células y los órganos vitales viven en un entorno hostil y están en peligro. “Tenemos que trabajar para que nuestro cuerpo esté alcalino y no ácido”, explica Enrique González.

Cuatro claves para tener un cuerpo “alcalino”
Las claves para combatir la acidez son la alimentación, el ejercicio físico, la “ducha interior” y el equilibrio emocional.

Nutrición

Lo ideal es compensar con más alimentos alcalinizantes –ricos en potasio, magnesio y/o calcio– para que el cuerpo no tenga que sufrir robando minerales para alcalinizar la sangre. De este modo lograremos equilibrar la cifra del ph. La recomendación del experto es consumir menos alimentos acidificantes y más alimentos alcalinizantes.
Alimentos ácidos: café, alcohol, bebidas gaseosas, frituras, azúcar refinado, harina blanca, zumo de frutas envasado, chocolate, mermelada, leche, arroz, carne roja y frutas en general.

Alimentos alcalinos: patata, lechuga, pepino, coles de Bruselas, espinacas, algas, limón, bayas de Goji, aguacate, ajo, té verde, jengibre y almendras crudas.

Ejercicio físico

Un cuerpo sedentario realiza sus funciones con mucha más lentitud. Se aconseja hacer deporte adaptado a la edad y el nivel de preparación de cada uno para “mantener el cuerpo vivo”. Así se activa el metabolismo, se eliminan toxinas y el organismo funciona bien.

“Ducha interior”

Depurar los residuos de nuestro cuerpo es imprescindible. “Los tóxicos también nos acidifican, sobre todo si el organismo no limpia o no drena bien”, afirma el nutricionista. Por eso propone recurrir a algunas plantas que ayuden en la labor de limpieza. Hidratarse también es muy importante.

Equilibrio emocional

La salud implica bienestar físico y psíquico, así como bienestar ambiental y social. El estrés emocional provoca que ciertas hormonas nos tensionen y dejen residuos en el organismo.

http://periodismoalternativoblog.wordpress.com/2013/08/06/un-cuerpo-alcalino-es-sinonimo-de-un-cuerpo-sano/