Cómo combinar mejor las frutas para aprovechar sus beneficios y evitar nos perjudiquen en la digestión

Las frutas, un alimento rejuvenecedor, reparador celular, energético, nutritivo y quema grasa, son uno de los alimentos que más provecho tienen en el cuerpo, se consumen desde hace miles de años y nuestro cuerpo esta diseñado para comer fruta y digerirla correctamente.

Las frutas están formadas principalmente de agua y fructuosa (azúcar natural de las frutas)., además de contener aminoácidos, enzimas, minerales, fibra, vitaminas y aceites vegetales .

A pesar de ser un alimento de fácil digestión y extraordinariamente nutritivo, no siempre es bien apreciado o acogido, quizá porque se desconoce su consumo apropiado, el cual es necesario para aprovecharlas al máximo y para que no interfieran en la digestión de otros alimentos como, por ejemplo, el de los lácteos, los cereales o las carnes.

Cómo combinar las frutas adecuadamente.


1. Lo primero es tener muy en cuenta que las frutas no deben combinarse con otros alimentos,
 debido a que el azúcar de las frutas fermenta cualquier otro alimento con el que se les combine.

Por ejemplo, si combinamos las proteínas de la carne con alguna fruta, esta causará empacho pues la fruta provocará una descomposición prematura de la carne, lo cual entre otras cosas, causará que la digestión no se haga adecuadamente.

2. Lo ideal para aprovechar las máximas cualidades de las frutas es comerlas solas y con el estómago vacío, debido a que la mayoría de las frutas se digieren en aproximadamente 30 minutos, a excepción del mamey o el plátano que tardan más, lo ideal es esperar a que reposen y se digieran bien para luego tomar otro alimento.

Esto puede complicar la hora especialmente de los desayunos, puesto que en muchos lugares se educa para comer en la mañana fruta y una cantidad de alimentos que al llegar al estómago pueden causarle severos problemas digestivos.

Por ejemplo, combinar el huevo, el pan o guisados con jugo de naranja no es lo más apropiado para la digestión, pues el jugo de naranja fermentará los alimentos y causará entre otras cosas alcohol, el cual afecta al hígado.
Quizá esto no se note en uno o dos ni en veinte desayunos, pero ciertamente obstaculizamos al cuerpo en sus procesos digestivos cuando no sabemos bien como combinarlos. Esta es la causa de que el cuerpo, a la larga, se debilite y esté más propenso a muchas enfermedades.
La fructuosa natural de las frutas es el azúcar por excelencia para nutrir el cerebro y el páncreas, y no causan fermentación mientras se les combine correctamente. Por lo mismo, debes conocerlas muy bien y saber como se clasifican, porque incluso entre ellas debes saber combinarlas, no es lo mismo comer frutas dulces, por ejemplo, que frutas ácidas.

Aquí una guía de las frutas y su correcta combinación.
Dulces: plátano, durazno, higo, mamey, pasas, sandía, caña
Semidulces: mango, manzana, papaya, pera, uvas rojas, duraznos (si están menos ducles de lo normal), guanábana.
Ácidas: fresa, guayaba, limón, moras, frambuesa, arándanos, piña, toronja (pomelo), zarzamora, mandarina.
Semiácidas: ciruela, kiwi, níspero, tejocote, uvas verdes, capulín, bayas de goji.
Como mezclarlas apropiadamente:
• Ácidas con Ácidas y semiácidas
• Dulces con dulces y Semidulces
No debes mezclar más de tres frutas a la vez, de manera que no sobrecargues al estómago y puedan digerirse favorablemente las frutas que comas.

Un ejemplo de cómo mezclar frutas apropiadamente sería:
Licuado 1: Un licuado de piña con limón y guayaba
Licuado 2: Un licuado de plátano con pera o papaya
Licuado 3: un licuado de jugo de naranja con fresas

Conoce las frutas ácidas.
Las frutas ácidas o cítricas sólo lo son antes de consumirse; una vez que se comen, en el cuerpo se vuelven alcalinas (sin acidez) Estas frutas tienen propiedades depurativas excelentes, pro lo que se recomienda su consumo por las mañanas, sobre todo en ayunas y sin comer ningún otro alimento, de esta forma limpiaran sangre e intestinos profundamente. Las frutas cítricas, además contienen mucha vitamina C, lo cual ayuda a reforzar el sistema de defensas del cuerpo.

¿Endulzar los jugos?
Siempre que sea posible y sobre todo si la finalidad del jugo es terapéutica, no se debe agregar azúcar ni endulzante de ningún tipo. Sin embargo, muchas veces los jugos ácidos requieren un poco de endulzante, sobre todo en el caso de los niños, por lo que en este caso se recomienda usar miel de abeja o melazas de cereales, pero siempre moderadamente.Nunca agregues azucar blanca o refinada, esto estropea todas las cualidades del jugo además de que es muy noiva para el cuepro.

Frutas en la noche.
Las frutas ideales por la noche son la manzana, el durazno, el mango y las uvas. Algunas de estas frutas son diuréticas y, por su alto contendí en fibra, ayudaran a que el bolo alimenticio se elimine con mayor facilidad al día siguiente.

Frutas por la tarde.
El melón y la sandia son excelentes por la tarde, ricas para hidratar la piel y refrescantes. Hay que consumirlas siempre solas y sin combinarlas con otra fruta para su mejor provecho.

Frutas entre comidas.
El plátano es rico en azucares, potasio, vitaminas y minerales, muy bueno para quitar o aplazar el hambre o dar energía. Es ideal a media mañana, así como el tejocote, la caña, el zapote y el durazno.
Recuerda siempre que consumas frutas que estas estén muy frescas que tengan buen color y procura que sean orgánicas.
Fuente

7 FORMAS DE ALCALINIZAR TU CUERPO CON BICARBONATO DE SODIO

7 FORMAS DE ALCALINIZAR TU CUERPO CON BICARBONATO DE SODIO

Hemos explicado en numerosas ocasiones en DESPERTARES que un organismo alcalino es una fuente de salud donde la enfermedad no tiene cabida. Existen diversas formas de llevar nuestro organismo a un punto alcalino que nos proporcione salud y bienestar manteniendo las enfermedades alejadas, el siguiente artículo explica varias maneras sencillas y baratas de conseguirlo mediante bicarbonato y otros diversos alimentos al alcance de todos.

DESPERTARES

Las fórmulas:
1. Fórmula para acidez extrema y problemas de ácido digestivo.
1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio más 1/2 vaso de agua tomada después de cada comida suponiendo que se toman tres comidas al día. Así que esto significa que lo tomarías dos veces al día. Esto ayudará a la digestión y detener el estreñimiento.

2. Fórmula para alcalinizar la sangre.
1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio agregado a sólo 1/2 vaso de agua. Esto se toma una vez por la mañana y una vez antes de la hora de acostarse.

3. Fórmula de Vinagre de cidra de manzana y bicarbonato de sodio.
Dos cucharada de vinagre más 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio. Tome esto dos o tres veces al día con el estómago vacío. Se supone que te dará más energía. El pH de esta fórmula es de aproximadamente 7.

4. Fórmula de bicarbonato de sodio y limón.
Esta sencilla fórmula normalizará muchos parámetros biológicos, fosfatos de pH, ORP (Potencial de Reducción de Oxidación), bicarbonatos y antioxidantes de la vitamina C. Un milagro potencial de agua. Un limón recién exprimido todo. Mantén la adición de bicarbonato de sodio poco a poco hasta que el burbujeo se detenga. A continuación, se añade agua a medio vaso. Esto a menudo se toma dos veces al día. Para tomarse una vez en la mañana y otra antes de acostarse con el estómago vacío.
7 FORMAS DE ALCALINIZAR TU CUERPO CON BICARBONATO DE SODIO
 5. Fórmula de bicarbonato de sodio y lima.
Igual que el anterior, pero usar lima en vez de limón. (Suele funcionar mejor que la mayoría de estas fórmulas.)
Nota: Básicamente la idea del jugo de limón/lima es también buena para las personas que temen a algunos problemas de retención de sodio. Desde que el limón ya es alto en potasio, añadiendo el sodio para neutralizar el ácido en el camino también creará un equilibrio de sodio y potasio.

6. Para las personas con problemas de sodio y quieren alcalinizar.
1/8 cucharadita de bicarbonato de sodio 1/16 cucharadita de bicarbonato de potasio, 1/4 cucharadita de ácido cítrico. Añadir agua hasta 1/2 vaso de agua. Tomar dos veces al día, una vez por la mañana y otra por la noche con el estómago vacío. Esto se hace para evitar problemas de diarrea, si se toman junto con el alimento.

7. Para las personas con problemas de sodio y quieren alcalinizar y normalizar muchos parámetros biológicos.
Un conjunto de limón recién exprimido (o lima) e ir agregando el bicarbonato hasta que el burbujeo se detenga. El bicarbonato es de 50/50, bicarbonato de sodio y bicarbonato de potasio. El sodio debe estar siempre ahí para conseguir algo de equilibrio sodio / potasio. Tomar dos veces al día, una vez por la mañana y otra por la noche con el estómago vacío. Esto se hace para evitar problemas de diarrea, si se toman junto con el alimento.

IMPORTANTE:
Para hacer funcionar estas fórmulas alcalinizante, es necesario que bebas mucha agua mientras que estás comiendo cualquier alimento. El agua que bebes permitirá que el alimento sea correctamente neutralizado (ph) de modo que no haya “bolsas” de ácido existentes. Masticar y comer despacio es otra cosa que ayuda.

Para permitir que los alimentos se digieran correctamente sin la necesidad de interacción de ácido/base en los alimentos. Asegúrate de comer sólo un tipo de categoría de alimentos para una comida, y otro tipo de alimento de una categoría para otras comidas. Tiende a llevar homogeneidad y menos molestia para el estómago. Así que no comas muchas clases de alimentos en una comida.
Si sólo deseas proteína, entonces proteínas para el desayuno. Y quizás almidón para el almuerzo, y finalmente una comida vegetariana en la noche.
Asegúrate de que la última comida del día sea una comida ligera para que el cuerpo no necesite hacer tarea adicional mientras se está en reposo durante la noche.

Y para repetir una vez más: beber mucha agua mientras estés comiendo. No trates de conservar el agua para sacrificar los desequilibrios de pH. El agua es un neutralizador natural.
7 FORMAS DE ALCALINIZAR TU CUERPO CON BICARBONATO DE SODIO
Notas adicionales:
Una fórmula o varias, pueden detenerse e iniciar en cualquier momento. A menudo el mejor momento para empezar puede ser en la mañana, por la tarde temprano, o tarde -noche. Sin embargo, los mejores momentos parecen ser por la tarde o por la noche, porque ese es el tiempo que el pH del cuerpo tiene más problema. En la mañana nunca es realmente un gran problema porque el cuerpo tiene suficiente descanso.

Una de las mejores fórmulas a utilizar es la fórmula de bicarbonato de sodio y lima, después de beberse muchos parámetros biológicos se normalizan mejor.
Cuando la gente se enferma, ciertos problemas de nutrición muy específicos tienen que ser tratados primero en función de la condición.

Si el amortiguador de pH del cuerpo es muy grave, como una lengua ácida, entonces es muy probable que solo bicarbonato de sodio lo haga. En algunos casos de reflujo ácido, por supuesto el vinagre de cidra de manzana y bicarbonato de sodio pueden funcionar.

Si está teniendo problemas para conseguir que tu pH se normalice a pesar de los esfuerzos de estar tomando mucho bicarbonato, una fórmula de bicarbonato de sodio y lima podría funcionar. Pero también hay un problema oculto, y son tus dietas, a menudo es el pan; la vitamina B6 (normalmente en forma de HCl, en lugar de la forma correcta de fosfato 5 de piridoxina; demasiada sal de mesa en vez de sal de mar (demasiados halógenos y no suficientes minerales), o beber en exceso coco-cola y café.

Uno de los casos que tuve de alguien que adoraba las pizzas y hamburguesas. Después de interrumpirlas, su pH regresó a la normalidad en un día, pero también tuvo que seguir tomando el bicarbonato por cierta dieta que seguía consumiendo, como carnes. Esto es inusualmente rápido ya que tenía problemas para normalizar el pH durante más de un mes, a pesar de tomar bicarbonato de sodio.

Si tu cuerpo está bajo en nivel de energía, entonces un vinagre de cidra de manzana y bicarbonato lo haría. De hecho, esta cuestión se vuelve bastante común en los EE.UU. el bajo nivel de energía, y es la razón por la que el vinagre de cidra de manzana (VCM) sigue siendo el más popular hasta ahora. Los problemas a menudo se producen cuando el VCM se toma solo. La forma correcta de tomar es utilizar VCM con bicarbonato de sodio.

Fuente

Más del 75% de Doctores no se Tratan con Quimioterapia

 

La Guanábana: La industria farmacéutica le niega al público la información acerca de que la accesible guanábana es 10,000 veces más efectiva que la costosa quimioterapia para destruir las células cancerosas y sin efectos secundarios

Los doctores antes solían pensar que si drenaban la sangre de una persona enferma le purgarían del cuerpo mismo a la “malévola” infección o enfermedad, pero todo lo que lograban eran poner más débil a la persona enferma, incapaz de hacerle frente a lo que sea que estuviera invadiendo al cuerpo y el paciente quedaba con una alta probabilidad de perder la batalla por la vida en menor tiempo.

 

La investigación mediante encuestas y cuestionarios continúa demostrando que 3 de cada cuatro doctores y científicos se negarían a someterse al tratamiento con quimioterapia para ellos mismos debido a sus devastadores efectos en el cuerpo entero y en el sistema inmunológico y debido a su ya demostrado bajo nivel de éxito. Aparte de eso, solamente 2% a 4% de todos los casos de cáncer responde con éxito a la quimioterapia o prueba “prolongar la vida” del paciente, de todas maneras sigue prescribiéndose en todos los ámbitos para casi todo tipo de cáncer.

Las encuestas fueron tomadas por científicos consumados en McGill Cancer Center a 118 doctores todos ellos expertos en cáncer. Les preguntaron a los doctores que se imaginaran que tenían cáncer y que escogieran entre seis tipos distintos de terapias “experimentales”. Estos doctores no solo se negaron a las opciones con quimioterapia, aparte confirmaron que ¡jamás permitirían que ningún familiar de ellos se sometiera a la quimioterapia para tratar el cáncer!

A ver, ¿qué te dice esto acerca de la verdadera opinión de los doctores sobre éste método arcaico para tratar el cáncer?

Estas encuestas están teniendo un efecto profundo en la opinión pública general sobre los tratamientos con quimioterapia en la mayor parte de la población occidental, en especial, en los Estados Unidos, donde se usa la quimioterapia más que en cualquier otro país del mundo.

Esta falta de confianza por parte de los doctores mismos hacia la quimioterapia está teniendo efecto en los pacientes y el movimiento hacia remedios naturales está incrementando, en gran parte del mismo modo como ocurría a principios del siglo pasado, antes de la aparición de la corrupta medicina moderna con sus medicamentos y tratamientos con radiación.

Un elevado nivel de toxicidad es en realidad la última cosa que cualquier ser humano necesitaría cuando lucha contra una infección, enfermedad o neumonía

Los trastornos autoinmunes son causados principalmente cuando los humanos ingieren químicos de los alimentos, al beber agua, al inyectarse vacunas contaminadas con químicos, al consumir endulzantes artificiales y vía la contaminación ambiental. La quimioterapia, como el cisplatino llena el cuerpo de horribles toxinas y los doctores y científicos lo saben bastante bien, pero debido a que los organismos oficiales de salud prohíben a los doctores sugerir o prescribir vitaminas, suplementos, plantas medicinales o súper alimentos; por esa razón, la quimioterapia sigue siendo “recomendada”.

La forma para erradicar el cáncer es desintoxicando tu cuerpo y reconstruir tu sistema inmunológico, no destruirlo todavía más administrándole químicos a un tumor o a un órgano que contaminan todo el organismo.

Míralo de este modo, si a una persona de avanzada edad se ha lastimado un dedo del pie y necesitara una compresa fría para ayudar a sanarlo, ¿sumergirías a esa persona anciana en una piscina con agua a punto de congelación de forma repetida durante días, para luego esperar a que sanara el dedo? Ten presente lo siguiente, los doctores lo saben, saben a la perfección lo absurda que es la ideología detrás del tratamiento con quimioterapia, pero cuando la sociedad en su conjunto basa la mayor parte de su terapia en la gestión de la atención crónica, los doctores son forzados silenciosamente a recomendar la quimioterapia o de lo contrario, a buscar otra profesión.

La quimioterapia ha demostrado a lo largo del tiempo una tasa de éxito bastante baja con los tumores sólidos comunes que se presentan en el colon, pulmones y pecho, tal como se ha documentado en los últimos diez años, de todas formas los doctores recetan “quimio” para intentar parar los tumores y tumores malignos en éstas áreas del cuerpo.

¿Podría ser alguna coincidencia extrema que aunque el 75% de los doctores se negarían a tratarse a sí mismos y a sus seres queridos con quimioterapia, de todos modos sí recetarían la  quimioterapia a cualquiera que no sean ellos mismos o familiar de ellos, es decir, se lo prescribirían al 75% de sus pacientes?

El alto precio de la quimioterapia y la altísima probabilidad de “sobornos” por parte de la Industria Farmacéutica a todas luces grita a los cuatro vientos que la respuesta es “no”.

A lo sumo, la quimioterapia debería ser considerada como un tratamiento alternativo, pero durante más de 70 años la medicina oficial ha deformado la percepción pública de lo que es la verdadera medicina, así que si se da el caso de que te diagnostiquen cáncer y tu doctor te dice lo que tienes que hacer, deberías hacerle la pregunta sobre sí él como doctor se sometería a sí mismo o recomendaría a cualquiera de sus familiares o seres queridos que se tratara con quimioterapia.

http://www.indiadivine.org

http://www.curenaturalicancro.com/2-physicians-refuse-chemo.html

http://www.nytimes.com/2011/09/19/opinion/economic-bleeding-cure.html

http://breastcancercover-up.com

http://www.scribd.com

http://cancercentre.mcgill.ca/research

http://www.globalhealingcenter.com

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2001350

Fuente

Entrevista a Ana María Lajusticia: El magnesio curó mi artrosis y es clave para la salud’.

Os ofrecemos una entrevista realizada a la licenciada en química Ana María Lajusticia que, como su apellido indica, se dedica a investigar para aportar de forma justa a las personas los nutrientes que faltan en los alimentos provenientes de la agricultura industrializada.
Es una muestra más de que existe una medicina beneficiosa al servicio de las personas, económica y con escasos efectos secundarios, de la misma forma que, por ejemplo, el Doctor Dharma Singh Khalsa, en su libro Rejuvenece tu cerebro (Editorial Urano) nos informa de una terapia combinada para ayudar a detener los efectos de las enfermedades degenerativas del cerebro, como el Alzheimer y el Parkinson, basada en cuatro elementos: vitaminas, ortomolecular, dieta y ejercicios mente-cuerpo.
Agradecemos desde aquí su labor a las personas que nos han facilitado este documento.
Muchas gracias por compartir esta información.
====
Miércoles, 23 de octubre del 2013.
La Contra.
Ana María Lajusticia, química especialista en magnesio.
Víctor-M. Amela. Ima Sanchís. Lluís Amiguet.
Tengo 89 años. Nací en Bilbao y vivo en Barcelona. Soy licenciada en Ciencias Químicas. He tenido seis hijos. Soy apolítica. Dejé de ser religiosa porque los curas predicaban que la enfermedad era un castigo. El chocolate negro puro es el alimento natural con más magnesio.
«El magnesio curó mi artrosis y es clave para la salud».
Investigación vital.
Alegre, vital, chispeante, inteligente, locuaz: Ana María Lajusticia, la profeta del magnesio, inspira confianza de tan despierta y lozana que la veo a su edad. Su formación como química (de joven trabajó en la extracción de espato-flúor en las minas de Osor) le ha permitido desentrañar los secretos de la bioquímica del magnesio. Y con su historia personal ilustra los efectos benéficos del magnesio en la salud humana (consulta@anamarialajusticia.es). Desde que publicó en 1977 La alimentación equilibrada en la vida moderna, Lajusticia no ha dejado de indagar y divulgar: Dietas a la carta; La artrosis y su solución; El magnesio, clave para la salud… Voy a probar, a ver…
-Casi 90 años ¡y qué joven!-
-Estoy mucho mejor que hace treinta años, la verdad.-
-¿Qué le pasaba antes?-
-Tenía artrosis, degeneración de los tejidos cartilaginosos. Me dolían todas las articulaciones, sentía dolor desde los dedos de los pies hasta la coronilla. ¡Llevaba corsé!-
-¿Corsé?-
-Un corsé de varillas para sostener tiesa la columna vertebral, para no derrumbarme por el dolor de espalda.-
-¿Cuánto tiempo llevó ese corsé?-
-Desde los 31 años hasta los 52 años.-
-Eso son…, ¡veinte años largos!-
-Sí, muchacho, sí. Estaba condenada a llevarlo el resto de mis días, decían mis médicos.-
-¿Y qué pasó?-
-Me dieron cortisona y desarrollé una diabetes. ¡Me asusté! Tenía 43 años, fue un mazazo. Decidí tomar las riendas de mi alimentación, porque comía muy incorrectamente.-
-¿Qué comía hasta entonces?-
-Demasiados hidratos de carbono (pan, galletas, pasta, arroz) y pocas proteínas, no comía ni carnes ni pescado.-
-¿Y cómo rectificó?-
-Desayuné una naranja y un huevo frito con jamón de york: vitamina C y proteína…-
-¿Y mejoró?-
-Comía bien, pescado, carne… y tomaba magnesio. ¡Y eso me curó! A los dos años me quité el corsé. Tuve esguinces en la espalda por falta de musculatura, pero ¡estaba curada!-
-¿Por qué apostó por el magnesio?-
-Soy química, investigué… ¡y entendí!-
-¿Qué entendió?-
-Que la degeneración de mis cartílagos se debía a falta de colágeno. Es que el organismo necesita tres elementos para formar colágeno: proteína, vitamina C… ¡y magnesio!-
-¿Y no aporta magnesio la comida?-
-Así era cuando abonábamos cultivos con heces. Pero los abonos sintéticos carecen de magnesio: no está en la cadena alimentaria.-
-¿Cuánto magnesio necesito?-
-Unos 3 gramos cada día, por vía oral: tomando suplementos de magnesio. ¡Son baratísimos! Se venden en cualquier farmacia.-
-¿Esto revierte las artrosis?-
-Los cartílagos pueden regenerarse: ¡lo he vivido! Tras dos años de tomar magnesio, mis articulaciones se recuperaron. Y hoy mis analíticas son perfectas: ¡ni colesterol!-
-¿Qué le puso en la pista del magnesio?-
-Durante la Primera Guerra Mundial, unos médicos franceses observaron que los heridos que mejor se recuperaban ¡eran los que pasaban por balnearios magnesianos!-
-La falta de magnesio ¿cómo se nota?-
-Tendrás dolor articular. Calambres. Contracturas. Taquicardias. Vértigos. Espasmos en párpados. Espasmos en esófago, estómago o intestino. Hormigueo en torno a la boca. Hipo. Sensación de bola en la garganta. Darás patadas estando dormido, como si cayeras… Verás lucecitas con los ojos cerrados. Y te levantarás muy cansado.-
-Alguna vez he vivido algún síntoma…-
-Ante dos de estos síntomas, toma magnesio.-
-¿Dónde hay más magnesio al natural?-
-En la semilla de cacao. El chocolate negro, puro, lleva casi 500 miligramos en cien gramos. Muy por detrás, en soja y almendras.-
-Si tomo cada día chocolate negro o el magnesio equivalente, ¿crearé colágeno?-
-Sí, ¡y el colágeno es muy, muy importante!: es el 40% de la proteína de tu cuerpo.-
-Fundamental para…-
-Esqueleto, tendones, cartílagos.-
-¿El esqueleto? ¿No necesitaba calcio?-
-El colágeno es la base: sin él, el calcio mineraliza el hueso… y se quiebra. El colágeno aporta flexibilidad. ¡Es una barbaridad recetar mucho calcio a las menopáusicas!-
-¿Seguro?-
-Tanto calcio se deposita en la luz de las arterias y las cierra: ¡arteriosclerosis! Y los huesos se vuelven muy quebradizos. ¡Es fatal!-
-¿A tomar magnesio, pues?-
-En cada comida, un gramo, porque si tomas una dosis más alta de magnesio, no podrá absorberse, y se eliminará por la orina.-
-¿Qué efecto central tiene el magnesio?-
-Relaja la musculatura. ¡Por eso los corredores etíopes son excelsos! El suelo está fertilizado por cenizas piroclásticas de magnesio, que pasa a las plantas y a los alimentos que comen. Pese a tener menos capacidad pulmonar que otros corredores, ¡rinden más!-
-¿Qué otros beneficios me reportará tomar magnesio?-
-Dormirás mejor, el sueño será más reparador. Y evitarás hipertensión, trombosis, taquicardias, infartos, dolores articulares, retinopatía, úlceras, ciática, migrañas, verrugas, angustias, cálculos renales, rinitis alérgicas, estados depresivos…-
-¿Combate taquicardias e infartos?-
-Sí: el magnesio refuerza el músculo cardiaco, favorece su trabajo. Ah, y también frena la inflamación prostática.-
-¡La panacea, vamos!-
-También favorece la formación de neurotransmisores: ¡tu coco funcionará mejor!-
-¿Por qué no se conoce más todo esto?-
-Que le responda Burton Altura, máximo experto mundial en el magnesio: «La magnesoterapia es demasiado barata, no reporta beneficios a la industria farmacéutica».-
Víctor-M. Amela.
Enviado por Evolució Terra.
Fuente

La Stevia, Sustituto Natural del Azúcar que no quieren que conozcamos – Alimentos saludables – Stivia


La Stevia no tiene calorías y tiene efectos beneficiosos en la absorción de la grasa y la presión arterial. Contiene carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales.
No se reportan efectos secundarios de ninguna clase, como efectos mutagénicos u otros efectos que dañen la salud. 1 taza de azúcar equivale a 1 ½ a 2 cucharadas de la hierba fresca o ¼ de cucharadita del polvo de extracto.

Estudios anotan su actividad antibiótica, especialmente contra las bacterias e.Coli, stafilococos aureus, y Corynebacterium difteriae así como también contra el hongo Cándida Albicans productor frecuente de vaginitis en la mujer.

El sabor dulce de la planta se debe a un glucósido llamado esteviosida, compuesto de glucosa, y rebaudiosida.
La Stevia en su forma natural es 15 veces más dulce que el azúcar de mesa (sucrosa). Y el extracto es de 100 a 300 veces más dulce que el azúcar.
No afecta los niveles de azúcar sanguíneo, por el contrario, estudios han demostrado su propiedades hipoglucémicas, mejora la tolerancia a la glucosa y es por eso que es recomendado para los pacientes diabéticos.
La Stevia es importante para la gente que desea perder peso, no solo porque les ayudará a disminuir la ingesta de calorías, sino porque reduce los antojos o la necesidad de estar comiendo dulces.
A la Stevia también se le confieren propiedades para el control de la presión arterial, ya que tiene efecto vasodilatador, diurético y cardiotónico (regula la presión y los latidos del corazón).
Puede disolver el polvo en agua y luego usarla por gotas o cucharadas o cucharaditas.
Se puede utilizar en todo, como en el cereal, horneados, galletas, refrescos, en la preparación de cualquier alimento.
La Stevia se encuentra en las tiendas de productos naturales en forma de extracto (polvo) o en su forma natural.
Esta hierba, usada desde hace mucho tiempo por los indios guaraníes, es conocida también como Hierba Dulce, Ka-á he-é o Caá-jhe-é, y ofrece una gran cantidad de beneficios para nuestra salud.

Su importancia en el tratamiento de la Diabetes

Según un informe del Instituto Internacional de Diabetes, publicado en Helsinki, esta enfermedad afecta a unos 135 millones de personas en el mundo, con una predicción de 300 millones para el año 2025 realizada por la Organización Mundial de la Salud. La diabetes, causa la muerte de 3 millones de personas por año, convirtiéndose en epidemia en algunos países donde es la causa principal de fallecimientos. También sabemos que produce trastornos de la erección.

El Instituto señala que, el tratamiento por medicamentos, ha cambiado muy poco el panorama, desde el desarrollo de las inyecciones de insulina en 1921. Apuntan, en cambio, a modificar el estilo de vida de las personas, con un énfasis renovado en el ejercicio físico y la dieta saludable.

Propiedades

Consultando multitud de estudios se deduce que es una planta antiácida, antibacteriana bucal, antidiabética, cardiotónica, digestiva, diurética, edulcorante, hipoglucemiante, hipotensora, mejoradora del metabolismo y vasodilatadora.
Tiene efectos beneficiosos en la absorción de la grasa y la presión arterial.
Algunos estudios indican su actividad antibiótica, especialmente contra las bacterias que atacan las mucosas bucales y los hongos que originan la vaginitis en la mujer.
Otras aplicaciones tradicionales (sobre todo en América Latina) incluyen las siguientes:

contrarresta la fatiga, facilita la digestión y las funciones gastrointestinales, regula los niveles de glucosa en la sangre, nutre el hígado, el páncreas y el bazo.
En aplicaciones externas se usa para el tratamiento de la piel con manchas y granos (con este fin podemos encontrarla en Europa). También alivia las “hambres falsas” y ayuda a promover la sensación de bienestar.
Propiedades Químicas
La concentración de steviósidos y rebaudiósidos en la hoja seca es de 6% a 10%, habiéndose registrado ocasionalmente valores extremos de 14%.

Diversos análisis de laboratorio han demostrado que la Stevia es extraordinariamente rica en:

hierro, manganeso y cobalto. 
No contiene cafeína. 
Peso molecular = 804 
Fórmula: C 38 H 60 O 18
Los cristales en estado de pureza funden a 238° C. 
Se mantiene su sabor estable a altas y bajas temperaturas. 
No fermenta. 
Es soluble en agua, alcohol etílico y metílico.

Informe Nutricional
Calorías: 0 
Grasas saturadas: 0 
Azúcares: 0 
Colesterol: 0 
Total de carbohidratos: 0
Las propiedades edulcorantes de la hierba dulce son ideales para satisfacer las necesidades de consumidores que deben controlar la ingesta de azúcares por padecer problemas de salud vinculados a desórdenes metabólicos como la diabetes. También para aquellas personas con dificultades para ingerir azúcar en exceso, ya sea por intolerancia o problemas vinculados a la obesidad.

Stevia puede usarse en infusión y beberse como cualquier té o bien utilizar el preparado para endulzar otras bebidas o alimentos.

El extracto obtenido de la Stevia es usado como edulcorante de mesa y como aditivo para endulzar diversos tipos de preparados tales como bebidas, gaseosas, confituras, repostería, salsas, pickles, productos medicinales, de higiene bucal, gomas de mascar y golosinas.

Aquí os dejo un vídeo sobre los efectos sorprendentes de esta planta que Papá Dios nos dejo en la naturaleza!!! Puedes seguir disfrutando de lo dulce de la vida pero naturalmente, y recuerden que la Stevia es sana siempre y cuando la consuman ningún tipo de proceso, ya que cuando se ha industrializado no es buena!

‘La enzima prodigiosa’ de Hiromi Shinya propone un cambio radical en nuestra alimentación

Este doctor japonés fue pionero en la cirugía colonoscópica
A sus 73 años practica la medicina en Estados Unidos y Japón
Propone una dieta basada en las enzimas que cura y previene enfermedades
Muchos vegetales, poca proteína, no a la leche y sí al ‘agua buena’
por: JON BANDRÉS
Creció en Japón justo y después de la segunda guerra mundial tras graduarse, se marchó al hospital Beth Israel de Nueva York para cursar un programa de residencia quirúrgica.
Como cuenta el cirujano japonés Hiromi Shinya en La enzima prodigiosa, ni a su mujer ni a su pequeña hija les sentó bien el cambio de país. Por ello, ha dedicado toda su vida a comprender el cuerpo humano.
Su mujer murió, según reconoció el propio Shinya:  “Antes de que (yo) supiera lo suficiente para ayudarla”. Con los dos hijos que le dejó, la niña y un niño que nació después, las cosas fueron mejor.
El niño sufría una inflamación de colon y la niña, una dermatitis atópica que Shinya nunca había visto en su país. Ambas enfermedades desparecieron cuando el padre hizo desaparecer la leche de vaca de sus comidas.
“Comencé a entender lo vital que es la dieta parar nuestra salud. Esto sucedió hace más de 50 años, y desde entonces he examinado el estómago y colon, al igual que las historias alimenticias de más de 300.000 pacientes”, cuenta Shinya en el prefacio del libro, publicado por primera vez en japonés en 2005.
También constata cómo en Estados Unidos han descendido desde 1990 las muertes por cáncer. La razón es para él la mejora  de los hábitos alimenticios a partir del informe McGovern de 1977. Y al contrario, la salud de los japoneses ha empeorado desde que en el siglo XX se importaron costumbres occidentales como beber leche de vaca.
De esas experiencias y de los diálogos mantenidos con sus pacientes, ha extraídos unas conclusiones que presenta de forma muy clara y sencilla en La enzima prodigiosa.
La obra, convertida en un bestseller ha vendido ya más de dos millones de ejemplares en todo el mundo, y ha sido recomendada fervientemente por iconos de la comunicación, también aquí en España, donde Aguilar ha publicado el libro en español.
La enzima, fuente de la vida
“Contamos con más 5.000 enzimas en el cuerpo humano que desencadenen tal vez, 25.000 reacciones diferentes”, explica el doctor Shinya en las primeras páginas de su tratado. Y añade que cada acción de nuestro cuerpo está controlada por enzimas, aunque se sepa, a día de hoy, poco de ellas.
“Pienso”, sostiene, “que creamos todas estas enzimas a partir de una enzima madre o basal, la cual es más o menos limitada en nuestro cuerpo. Si agotamos esas enzimas madre “no serán suficientes para reparar las células, por lo cual, con el tiempo, se desarrollarán enfermedades como el cáncer y otros padecimientos degenerativos”, concluye.
Esta que hemos descrito sería básicamente la teoría de la enzima prodigiosa que ha desarrollado este doctor que atiende a los miembros de la familia real  y altos funcionarios de Japón.

La dieta prodigiosa

La dieta o estilo de vida que aconseja Shinya debe estar basada en alimentos que contengan muchas enzimas (alimentos buenos). Los mejores alimentos son los que “crecen en una tierra fértil, rica en minerales, sin uso de agroquímicos y fertilizantes” , y que se comen “inmediatamente después de ser cosechados”.
“Cuantos más frescas sean las verduras, frutas, carnes y pescados más enzimas tendrán”. Y en cuanto al cocinado, Shinya no lo prohíbe pero sí recomienda no utilizar altas temperaturas que fulminarían las enzimas.
Otro ingrediente básico en una dieta sana, sería según este libro, la llamada “agua buena” que evidentemente no es la del grifo, sino la mineral o la tratada. El médico japonés confiesa que él bebe tres vasos al despertarse, otros tres vasos una hora antes de las comidas y dos una hora antes de irse a la cama.
Prohíbe absolutamente la leche y más aún la margarina (“tírala, si la tienes en la nevera”) por razones un tanto complejas que explica en el libro. En cuanto a lo que sí podemos comer, debe distribuirse del siguiente modo:
 Del 85 al 90% de alimentos vegetales.
– Del 10 al 15% de proteínas animales (mejor pescado que carne y mejor pescados pequeños porque los grandes contienen mercurio).
Y por último, pero no menos importante, masticar cada bocado de 30 a 70 veces. Ayuda a la absorción eficiente de la comida, nos sacia antes, y en definitiva, evita comer en exceso.
Fuente

Mujer vence el artritis comiendo alimentos crudos, dejó las medicinas y ahora trota…!

mujer-trotando-anochecer
Kes Cardoso (de NaturalNews) solía tener la artritis debilitante que la hizo incapaz de salir de su casa, sobre todo si llovía. Ahora en estos días, comienza sus mañanas con una carrera. Cardoso dice, “No puedo esperar para salir de la casa y trotar ” Apenas puede creer que puede pronunciar finalmente tales palabras.
En 2011, confió en analgésicos y medicaciones para manejar su artritis. Las visitas al doctor eran rutinarias y las inyecciones de esteroides a menudo complicadas para ayudar a controlar su dolor de la rodilla, un estilo de vida que llevó a frustraciones y depresión. “Estaba harta de ir de un médico a otro sin encontrar una cura, y me sentí atrapada en un sistema,” dice Cardoso, también conocida como la señorita Natureba en el mundo social de los medios. Finalmente asumió la responsabilidad para parar la dependencia de este ciclo triste, doloroso, virando a ingerir alimentos crudos. Los resultados han sido asombrosos.

Alimentos crudos para curar artritis

En 2012, Cardoso comenzó un estilo de vida de la comida cruda. Después de tres meses, dice que los síntomas de la artritis se marcharon y que ya no experimenta su dolor crónico.
Cardoso dice, “El cambio en una dieta de alimentos cruda realmente ha abierto mi vida a nuevas posibilidades. No tengo el dolor en mis rodillas más. Puedo disfrutar de la vida de modos que no podría antes. ” Una de las nuevas posibilidades a las cuales se refiere es su interés recién descubierto y placer de caminar descalza o “marcha natural” que a menudo implica el uso de artículos de calzado/acolchado mínimos. Su concepto se arraiga en el pensamiento que yendo con los pies descalzos es una manera natural de correr que también puede minimizar la tensión en uniones.
Los alimentos crudos dramáticamente ayudan a aliviar síntomas artríticos en gran parte debido a la ausencia de la dieta de la carne y granos. Los expertos dicen que las carnes y los granos son la formación ácida, y el cuerpo usa el calcio en nuestros huesos para contrariar ese proceso. Con el tiempo, tan nos mermamos de fuentes que construyen el hueso debido a dietas malsanas que las condiciones artríticas desarrollan.
Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), aproximadamente 50 millones de adultos estadounidenses tienen artritis, la razón más común que impide a casi 21 millones de americanos de tomar parte en actividades tan básicas como utilización de la escalera o toma de paseos cortos.
Fuente

Como producir Sal Marina en tu casa y poder sustituir la sal que mata (sal de mesa)

!!La Flor de la sales recien hecha!!… los sólidos marinos… el mejor alimento, condimento, imposible de imitar. En la antiguedad, trabajaban por un puñado de ésta riqueza, y la he conseguido en unas pocas horas…4 litros en una olla grande y me han salido 140 gramos del manjar blanco como la nieve….ya tengo para unos meses, y no sube la tensión!! con la sal común, si que intentan envenenarnos, enfermarnos,,,rebentarnos como una chicharra…sino cuidamos nuestra Salud…seremos victimas de laboratorios. Cultura de la Salud: Alimentación sana,(Aguademar y Sol, imprescindibles alimentos) Ejercicios y Mente…

sal marina-elaguademar

 Hervir y hervir, Si la pones a fuego más fuerte, hay que estar vigilando que no se pegue en las paredes y muy atento al final que se convierte en gelatina, y controlar que se le va toda la humedad, como se ve en la foto…si es a fuego al mínimo, se puede dejar mas tranquilo, tarda mucho más, y al final es lo mismo, remover que no se pegue, hasta que queda seca…

El último cuarto de hora hay que estar pendiente de removerla hasta que se evapora toda la humedad.

Y ya tienes sal para todo el año, buena cosecha!

Fuente

Comida Más sana usando 5 colores

Comida más sana
usando 5 Colores.

“La vida en si misma se convierte en un Koan (una paradoja)
en la cual tratamos de encontrar la forma de tener un balance
con nuestras propias necesidades y las necesidades
de quienes nos rodean.

Al comprar, cocinar, servir y comer nuestros alimentos
de una manera en la cual demostramos apreciación
hacia nuestra propia vida, así como el cuidado y bienestar
que procuramos a nuestro entorno y a quienes nos rodean
contribuimos de manera practica y satisfactoria
a lograr este balance.”

-Kobayashi Keizo
.

Alimentos con 5 Colores - Dieta de los 5 Colores


Comer en colores es más sano
Tomado de: http://www.cocinaligera.es/Cocina_Ligera_Comer_en_colores.htm

Una alimentación variada es una de las claves para que comamos todo lo que necesita nuestro organismo. A veces nos cuesta saber qué cantidad de esto o aquéllo es lo adecuado, qué significa “una ración” o andar pensando en grasas monoinsaturadas, flavonoides o ácidos omega-3.

Por eso, se está poniendo muy de moda al otro lado del Atlántico pensar en los colores de la comida: a más cantidad de colores consumidos al día, más seguridad se tiene de que se está comiendo bien. Del boom de esta forma de comer ha tenido la culpa un best seller publicado por James Joseph, del Centro de Investigación sobre la Nutrición Humana del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, que se basa en el contenido de distintas sustancias de las verduras y frutas, los alimentos más coridos, y su efecto rejuvenecedor del cerebro, protector del corazón y de un largo etcétera de bondades.

En realidad se refiere, ni más ni menos, a esos fitoquímicos de las frutas y verduras que están tan de moda por ser antioxidantes y que tienen esos nombres tan complejos y la necesidad repetida constantemente por los nutricionistas de consumir 5 raciones de frutas y verduras diarias. Pero puesto en un código de colores resulta más fácil y divertido, ¿no?

Las reglas de una dieta en colores

Los colores básicos son blanco, verde, naranja, amarillo, rojo y violeta. Cada grupo de color en los alimentos tiene una combinación específica de nutrientes que nos ayudan a estar mejor cada día.
No hace falta que pongamos todos los colores de una vez en el plato. Lo importante es que a lo largo de toda la semana comamos alimentos de colores diferentes.
La fruta y la verdura debe consumirse, preferiblemente, cruda. Pero si la vas a cocinar, cuida las técnicas para que no se pierdan vitaminas como la C. Puedes optar en ocasiones por productos procesado de calidad (congelados o cremas de verduras) basados en estos alimentos.

La base científica

Las frutas y las verduras aportan, además de vitaminas, hidratos, minerales, fibra, proteínas, en fin, esos nutrientes que también tienen otros alimentos, otras sustancias que aún se están investigando: los fitoquímicos. Los vegetales, en su adaptación natural, han desarrollado estos protectores que les ayudan a combatir desde las infecciones micóticas hasta las bacterianas y a superar las inclemencias y las presiones de su entorno. Ahora nos los pasan a nosotros a través de la comida.

Muchas de sus bondades están aún en proceso de investigación, pero ya se sabe que son maravillosos aliados de nuestra salud.

Los más conocidos hasta la fecha son:
1- Licopeno (pigmento rojo), para afecciones cardiacas, cáncer de próstata
2- Compuestos de azufre, como la saponina alicina, para infecciones, aumento del colesterol, tumores Beta-caroteno (pigmento anaranjado), para alteraciones pulmonares malignas.
Isotiocianato, contra el cáncer de pulmón.
3- Quercetina, para afecciones cardiacas y evolución celular cancerosa.
4- Ácido elágico, protege de la intoxicación por el humo del tabaco.
5- Terpeno, contra úlceras y caries.

Comer en blanco
Por qué: los alimentos de color blanco son ricos en fitoquímicos, como la alicina, un potentísimo antioxidante, y en potasio. Se encuentra en frutas como la chirimoya, el melón en su parte blanca o la pera. Entre las verduras, en ajo, cebolla, coliflor, champiñón, endibia, espárragos blancos, nabo y puerro.

ajo

Nos ayudan: a reducir los niveles de colesterol, disminuir la presión arterial, prevenir la diabetes de tipo II

 

Comer en naranja y amarillo
Por qué:
el color naranja o amarillo indica que son alimentos ricos en beta-caroteno (pro-vitamina A), vitamina C, potasio y ácido fólico. Es el caso de albaricoque, limón, mandarina, mango, melocotón, naranja, níspero, papaya y piña, así como de la calabaza y zanahoria.

cítricos

Nos ayudan: a tener una buena visión, mantener una piel sana y reforzar nuestro sistema inmunitario.

 

Comer en verde
Por qué: los alimentos de color verde son ricos en luteína, potasio, vitaminas C y K y ácido fólico. Entre las frutas verdes, destaca el aguacate, kiwi y uva verde. Entre las hortalizas, acelga, alcachofa, brécol, guisantes, calabacín, col, espárrago verde y espinaca.

Nos ayudan: por su alta cantidad en ácido fólico, son muy importantes durante el embarazo para reducir el riesgo de malformaciones fetales, mientras que la luteína es un potente antioxidante que se encuentra en las hortalizas de hoja verde y que ayuda a mantener una buena visión.


Comer en rojo
Por qué: el rojo indica que son ricos en poderosos antioxidantes, como los fitoquímicos licopeno y
antocianinas. Es el caso de la cereza, frambuesa, fresa, granada, manzana roja y sandía. Y entre las hortalizas, pimiento rojo, rábano y tomate (mejor aún procesado, como le tomate frito).

Nos ayudan: a tener una mejor salud cardiovascular, mantener una buena memoria, disminuir el riesgo de cáncer y disminuir el riesgo de enfermedades del sistema urinario.


Comer en violeta
Por qué: son ricos en antioxidantes y fitoquímicos. Sobre todo, arándanos, ciruelas, higos, maracuyá, moras y uvas negras. Y entre las hortalizas, berenjena, col, lombarda y remolacha.

moras

Nos ayudan: a combatir el envejecimiento, disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer, mantener la salud del tracto urinario y preservar la memoria.



La “dieta de los colores”

Tomado de: http://www.dietas.com/articulos/la-dieta-de-los-colores.asp

La dieta de los colores es una curiosa dieta que ha tenido mucho éxito especialmente en Estados Unidos, donde en lugares como el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades, se elaboran los menús en función de los colores.

Según la dieta de los colores, éstos no sólo hacen ver la comida más bonita, divertida y apetitosa en el plato, sino que son la clave para una dieta sana, pues al consumir diariamente frutas, hortalizas y verduras frescas de diversos colores, se garantiza la ingesta de alimentos de bajo aporte calórico y alta cantidad de micronutrientes (vitaminas, minerales, fibras y fitoquímicos), y se reduce considerablemente el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes, entre otras.

Por esta razón, cada vez más nutricionistas alrededor del mundo están recomendando incorporar alimentos de diferentes colores en la dieta diaria.

La dieta de los colores se basa en que los pigmentos encargados de dar color a cada alimento, tienen un efecto benéfico y específico para la salud, por lo que al comer alimentos de cinco colores al día, garantizamos bienestar y protección a nuestro organismo.

frutas

Alimentos por color

La dieta de los colores agrupa las propiedades de los alimentos de acuerdo a su color.

Por ejemplo, los alimentos de color rosáceo y morado contienen antocianos y potentes antioxidantes como el resveratrol, que ayuda a retrasar el envejecimiento y neutralizan los procesos oxidativos originados por lo radicales libres.

Los alimentos de color rojo y naranja son ricos en betacarotenos, pigmentos vegetales que ayudan a la salud de la piel, protegen de los radicales libres producidos por el sol y ayudan a eliminar toxinas. Los alimentos rojos son ricos en licopeno y reducen el riego de cáncer, así como problemas de tipo circulatorio.

Los alimentos de color verde ayudan a prevenir el colesterol, reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y evitan el estreñimiento. Contienen glucosinolatos y por su alto contenido en luteína, son beneficiosos para nuestros ojos.

Los alimentos de color blanco, entre los que figuran la col, cebolla, ajo, puerros, peras, etc., contienen sulfuro de dialilo (enemigo de los carcinógenos). Estos alimentos ayudan a reducir el colesterol malo, reducen la presión arterial y fortalecen el sistema inmunitario.

• Alimentos Azules: Ayudan al corazón y previenen el cáncer, entre ellos figuran: las berenjenas, moras , arándanos, uvas negras, uvas pasas, ciruelas normales y secas.

• Alimentos verdes: brócoli, arverjas, kiwis, espinacas, lechuga, manzanas verdes, col o repollo.

• Alimentos blancos: nabos, cebollas, ajos, puerros, cebolleto.

• Alimentos rojos: entre ellos tenemos: las cerezas, fresas o frutilla, tomates, frijoles rojos, cebollas rojas, repollo o col rojo, sandía, toronja y manzana roja.

• Alimentos amarillos o anaranjados: Ayudan a mantener huesos y dientes fuertes, una piel saludable y una buena vista, entre ellos: el mango, durazno, naranja, papa dulce, cantaluope, zanahorias, mandarinas, calabaza, peras anaranjadas, piña, papaya.


ensalada

Menú ejemplo de la dieta de colores

Este es un ejemplo de cómo combinar las cinco porciones de vegetales y frutas, incluyendo todos los grupos de colores durante el día.

• Desayuno: 3/4 taza de jugo de naranja natural (color amarillo), leche y cereal

• Merienda : 1/2 taza de uvas (azul-púrpura)

• Almuerzo: Pollo bajo en grasa , arroz, ensalada verde con tomate y cebolla (verde, rojo y blanco)

• Merienda : Un licuado de leche sin grasa con papaya (amarillo)

• Cena : Pescado asado, berenjena y zanahorias al curry con cebolla, tomate y ajo (2 porciones de blanco, rojo y amarillo), pan o tortilla, fruta de postre

Fuente:dietas.com
Leer mas: La dieta de los colores http://www.dietas.com/articulos/la-dieta-de-los-colores.asp

 



Conserve su salud combinando los cinco colores
de las frutas y los vegetales
.
Cuáles. Los alimentos amarillos, morados, blancos, rojos y verdes
.

Escrito por: YOISEL ORTEGA
Tomado de: http://www.hoy.com.do/vivir/2010/4/4/320252/Conserve-su-salud-combinando-los-cinco-colores-de-las-frutas-y-los

Hoy día, la salud es un tema que por su gran importancia para el ser humano, origina preguntas, dudas y polémicas, las cuales se encuentran en boca de todos. Ahora bien, ¿quiénes promueven los hábitos que debemos tener en consideración para una buena alimentación?

Desde pequeños, nuestros padres y demás familiares nos orientan a consumir los alimentos que, según ellos, más convienen al organismo, tomando en cuenta que comer adecuadamente es una de las mejores vías de obtener bienestar físico.

Los espectaculares avances que han experimentado las ciencias de la alimentación y de la nutrición en las últimas décadas revelan la importancia que tiene llevar a cabo una dieta equilibrada, que incluya nutrientes con propiedades que ayuden al buen desempeño del organismo.

Los lugares más conocidos para suplir la despensa son los colmados, tiendas y mercados, cuando no tenemos acceso directo a los productos sembrados en nuestra tierra u obtenidos de primera mano. En este caso, los supermercados han querido impulsar a que sus clientes consuman los alimentos dependiendo de su color, con una clasificación de éstos, que identifica la función de los mismos.

Según éstos, lo más recomendable es combinar los cinco colores de frutos y vegetales con las comidas diarias. Los amarillos o naranjas contienen betacaroteno, vitamina C y folato. Por su composición química mejoran el sistema inmunológico, previenen defectos congénitos, reducen el riesgo de enfermedades cardíacas, ayudan a tener una buena visión y cicatrización. Entre estos podemos mencionar: mandarina, limón, mango, naranja, auyama y zanahoria.

En cambio, los morados poseen fotoquímicos como las antocianinas, que son compuestos fenólicos que actúan como antioxidantes, su consumo ayuda a disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer, prevenir la arterosclerosis e inflamaciones, combatir el envejecimiento y preservar la memoria. Estos son: ciruela, higo, uva negra, berenjena y remolacha.

Los blancos son ricos en sulforafanos y polifenoles, ayudan a reducir los niveles de colesterol, aumentar la posibilidad de combatir las infecciones, disminuir la presión arterial y combatir la diabetes II. Tales como: la guanábana, el guineo, la pera, el ajo, la cebolla y coliflor.

Al incorporar vegetales y frutas de color rojo se añaden fotoquímicos como el licopeno y la antocianina, lo que beneficia la piel y la memoria.

Los verdes con sus propiedades antioxidantes preservan la visión, mantienen las colonias de bacterias beneficiarias para el intestino. Entre éstos están: el pepino, la lechuga, aguacate y la espinaca.

Aunque no existe una dieta ideal que sirva para todo el mundo, debido a nuestros hábitos, gustos, costumbres, actividad física y estilos de vida diferentes, hay un criterio universal en cuanto al tipo de alimentos que deben consumirse dentro de la dieta cotidiana.

Esto, por un lado garantiza que se cubran las necesidades energéticas y nutritivas de la totalidad de las personas que componen una población sana. Y por otro, colabora en la prevención de ciertas alteraciones y enfermedades relacionadas con desequilibrios alimentarios.


frutas

¿Qué es “5 al día”?

Es un programa internacional de nutrición que incentiva el consumo de frutas y vegetales en el mundo, presente en más de 40 países en los 5 continentes.

Su nombre se basa en la recomendación de la comunidad médica y científica de consumir una ración diaria mínima de frutas y vegetales como indispensable para llevar una dieta sana y equilibrada.

 


5 colores

Comida con 5 Colores en la cocina japonesa.
Washoku o los 5 principios.

Texto tomado de Sakura-En: http://sakuraveg.com/blog/2010/01/21/washoku/

Para comenzar he de decirles que la caligrafía wa 和 hace referencia a todo lo que es originalmente japonés. De esta forma washoku es una forma de diferenciar la cocina japonesa de las demás tales como yoshoku que es la forma de clasificar a la cocina occidental. La filosofía de washoku se centra en cinco principios que están relacionados tanto con el balance nutricional como con la armonía estética. Los tres primeros se refieren a la preparación de los alimentos, el cuarto a los cinco sentidos y el quinto principio a la parte espiritual y filosófica. Estos cinco principios son: Los cinco colores o go shiki lo cual sugiere el uso del rojo (zanahoria), amarillo (papa), verde (chicharo), negro (berenjena) y blanco (nabo o daikon). Las vitaminas y minerales entran en balance al utilizar estos vegetales de forma correcta. Los cinco sabores o go mi representan el balance de salado, acido, dulce, amargo y picante lo cual da como resultado un platillo placido y estimulante sin abrumar. Las cinco formas de preparación o go ho esta relacionado con las técnicas de cocción, al hacer esto podemos equilibrar la cantidad de grasa y calorías en una comida completa.Los cinco sentidos o go kan sugiere que la experiencia del comer incluya el gusto, la vista, el sonido, los aromas, y el tacto. Finalmente las cinco formas de servir o go kan mon son reglas que tienen su raíz en el budismo. Estas son: respetar y agradecer el esfuerzo de quienes siembran y preparan los alimentos, llevar a cabo acciones constructivas que hagan valer el recibir los alimentos que nutren a nuestro cuerpo, elaborar y recibir estos alimentos felices y agradecidos, nutrirnos con la motivación de nuestro bienestar espiritual así como nuestro bienestar temporal y finalmente determinarnos en nuestro intento hacia la iluminación.Interesante, ¿no?

Fuente

“Mi cura del cáncer fue un milagro muy currado”

La médica de familia y superviviente de cáncer Odile Fernández explica cómo cambios sencillos en la alimentación y el estilo de vida pueden prevenir y alterar la evolución de la enfermedad

Vegetales y verduras crudas, alimentos anticancerígenos.

En los últimos tres años, la doctora andaluza Odile Fernández ha vivido el más difícil todavía. Superó un cáncer cuando los oncólogos estimaban que sólo tenía el 5 por ciento de posibilidades de curación y, contra todo pronóstico, quedó embarazada de un bebé, su segundo hijo, que ahora tiene dos meses.

Como tantos otros enfermos, ya embarcada en un tratamiento de quimioterapia Fernández preguntó a los oncólogos qué comer y qué medidas tomar para combatir por su cuenta la enfermedad. De su negativa a aceptar la respuesta del equipo que le atendía –”no hagas nada y come todo lo que te apetezca”–nace su libro ‘Mis recetas anticáncer’, que se publicó en junio y está en su quinta edición. “El problema es que los médicos no tienen formación sobre nutrición y todo les da miedo”, señala Fernández frente a un batido de mango, kiwi y manzana –su desayuno– en una cafetería de Madrid. “El cáncer es la enfermedad del miedo. Pero comer lechuga no va a tener una interacción con la quimio”.

Fernández, de 34 años, insiste en que el libro se titula así porque esas son las recetas que le funcionaron a ella. “No hay ninguna fórmula mágica. Pero el mensaje que quiero hacer llegar es que podemos hacer mucho contra el cáncer a través de la alimentación. No seas el sujeto pasivo. Infórmate, muévete, pregunta, toma las riendas de tu enfermedad junto a tu equipo médico”.

¿En qué medida cree que su curación se debe a los cambios en su alimentación y estilo de vida, versus tratamiento convencional?

No sabemos si fue la quimio o la alimentación. Lo que creo es que fue todo. Me habían dado un 95 por ciento de posibilidades de morir en cinco años. En principio, no se planteó como quimio curativa, sino paliativa, que podía alargar la vida unos meses o años. Pero yo no quería vivir unos pocos meses más, quería sanarme. Así que hice mi quimio junto con grandes cambios en la alimentación y en el tema emocional.

¿Cuáles fueron, en esencia, estos cambios?

Lo primero fue eliminar todo lo refinado y azucarado; los niveles altos de azúcar se relacionan con niveles más altos de cáncer. Después eliminé fritos, barbacoas, precocinados, la comida fácil de microondas. En aquel momento hacía muchas guardias y me alimentaba con mucha prisa, no había tiempo para cocinar. En lugar de eso, introduje verdura cruda y fruta y eliminé la leche y la carne.

¿Y en el estilo de vida?

Dejé de trabajar, se acabaron las guardias. Aprendí a mantener la mente en calma a través de la meditación. Era muy perfeccionista, muy dada a los demás, y aprendí a sosegarme, a pensar primero en mí y después en los otros. Empecé a hacer ejercicio. Perdí 25 kilos en la época de la quimio. Una de las cosas más importantes es tener el peso adecuado. Y aprender a decir que no, a relajarte.

¿Si tuviera que recomendar un único cambio en la dieta, cuál sería?

Huir de la comida envasada y comer alimentos frescos y de temporada. Mira cómo comían nuestras abuelas. Recuperemos la dieta mediterránea tradicional, la alimentación hecha en casa.

¿Por qué dice no a la leche?

En la facultad nos dicen que la leche es buena por el calcio, para la osteoporosis. Pero observemos las estadísticas: donde hay más osteoporosis es en los países donde más leche se consume. La leche no es tan buena. Nos enseñan ese dogma y no nos lo planteamos, pero es antinatural. Para digerirla necesitamos lactasa. La tenemos al 100 por cien cuando somos pequeños, pero a partir de los 6 o 7 años va descendiendo. Estamos concebidos para tomar leche sólo de pequeños, cuando la necesitamos.

¿Qué tiene de malo la carne?

Un alto consumo, sobre todo de carne roja y embutidos, aumenta la incidencia de cáncer, principalmente de colon. La carne no tiene fibra, viene cargada de nitratos, de pesticidas, de omega 6 por el tipo alimentación que llevan los animales. La carne blanca podríamos consumirla con moderación. Pero el problema es que somos hiper-carnívoros: hay gente que toma carne tres veces al día. En la dieta mediterránea original se hacía matanza en Navidad y se tiraba de ello todo el año.

¿Nos recomienda un plato anticancerígeno?

El gazpacho, que es de mi tierra. Lleva tomate, cebolla, ajo, aceite de oliva, pimiento y pepino, todos ellos alimentos anti-cáncer y crudos.

¿Cómo se alimenta ahora?

Procuro seguir la misma alimentación que hacía durante la quimio. Mucha gente descubre que la alimentación influye y víctima del miedo cambia, pero luego vuelve a las andadas. Sin embargo, el cambio hay que mantenerlo en el tiempo.

Hay quien ha seguido todo esto –una alimentación y un estilo de vida más saludable– y no le ha funcionado. ¿Cuál es el mensaje para estas personas?

No hay fórmula mágica, y por eso tenemos tanto miedo al cáncer. No hay ningún tratamiento que sea totalmente efectivo. El problema es que no hay una enfermedad, sino enfermos, y cada caso es diferente. Hay casos de cáncer muy extendido que se curan, y otros muy localizados que se extienden. Yo creo que el tratamiento emocional marca la diferencia. No es lo mismo enfrentar un cáncer desde la positividad y la alegría que desde el miedo y la soledad. Aquí se demuestra el poder de lo emocional, pero no sólo en el cáncer sino en todas las enfermedades. Por eso reivindico que seamos parte activa.

No recomienda usar la olla exprés, presente en todos los hogares. ¿Por qué?

Porque alcanza los 140 grados, y queremos conservar los fitoquímicos de los alimentos, que se pierden a partir de los 95 grados. Está bien para legumbre y cereal, pero si metes verdura le haces fosfatina.

Asumía que la barbacoa era una forma de cocinar saludable hasta que leí su libro.

Lo que es saludable es la plancha, siempre y cuando no quemes el alimento. Pero en la barbacoa, ese color negro son los benzopirenos, carcinógenos… Lo ideal es cocinar el vapor, sin grasa ni aceite.

Recomienda encarecidamente las setas…

En Japón, donde más se consumen, algunos oncólogos lo utilizan como suplemento alimentario. Permiten que la quimio se tolere mejor.

La colonia, mejor no olerla.

Para que perduren tanto, los perfumes tienen ftalatos (un grupo de compuestos químicos). Cuanto más permanezcan en nuestro cuerpo, peor para nuestra salud. “Sexy para ellas, veneno para el bebé“, decía una campaña en EEUU para mamás embarazadas. Los perfumes van al torrente sanguíneo; se asocia con cáncer de mama. Lo ideal son aceites esenciales o algo que se está perdiendo: ser más sencillos y oler a personas, no enmascarar nuestro olor.

¿Y de dónde bebemos agua?

Este es un tema muy controvertido. El agua del grifo de Madrid, por ejemplo, contiene muchos tóxicos. Se podrían eliminar si en lugar de filtrar con sales de aluminio, como se hace ahora, se filtrase con filtros de carbono. El agua embotellada no es la solución: es un atentado ecológico.

¿Cuál fue la reacción de sus compañeros tras su curación?

Cuando se cumplieron los dos años libre de enfermedad, me dijeron que había sido un milagro. Pero les dije que no, que era un milagro que había hecho yo. Lo mío es un milagro muy currado. La reacción de mis compañeros de primaria fue buena. Recomiendan mucho el libro, no sólo para cáncer, también para diabetes, hipertensión, obesidad… Los especialistas son más reacios.

¿Qué planes tiene tras la baja por maternidad?

Tengo mi plaza en atención primaria. Me gustaría continuar en sanidad pero centrada en el paciente oncológico, aconsejando sobre alimentación y estilos de vida.

¿Cuál fue para usted la mayor sorpresa al investigar y, después, escribir este libro?

El poder de los alimentos, de la naturaleza. Cómo contienen fitoquímicos anticáncer, y como algunos medicamentos incorporan fitoquímicos en quimio. La curcumina de la cúrcuma, por ejemplo, o la quimio que se extrae de un alga del mar. Si tiene poder a nivel de laboratorio ¿por qué no tomar nosotros más algas, más cúrcuma, etc? Me sentí engañada porque nadie me hablase de esto, sólo de quimio, de radioterapia.

Pero es lo que a menudo hacen los médicos: en cuanto entras a la consulta tienen lista la receta.

Hay pacientes que si no salen de la consulta con su pastilla creen que eres un mal médico. Pero cada vez más profesionales contamos al paciente lo que puede hacer para prevenir la enfermedad. Los médicos y sanitarios tenemos mucho poder en este sentido. Más medicina preventiva y menos pastillas.

@nataliamartin es periodista. Si quieres ponerte en contacto con ella escribe a natalia@vidasencilla.es

Fuente

¿Por qué Sana la dieta Macrobiótica?

Hoy en día, comemos y consumimos carne, harinas blancas, azúcares y lácteos, todos ellos hormonados, precocinados, procesados y envasados en grandes instalaciones industriales, repletos de fertilizantes y desprovistos de los nutrientes que pudieran tener en un origen.La mayoría de nosotros creemos que la macrobiótica es una forma extrema de alimentación basada en comer cereales, granos y más cereales. Antes de que esta forma de alimentación entrara de lleno en mi vida a través de una amiga que había asistido a un taller de cocina macrobiótica, pensaba que sus principios eran mucho más radicales que los de los veganos, por ejemplo.

Sin embargo, cuando me sentí preparada para abrir mi mente a otra filosofía de vida, las certezas eran tantas y tenían tanta fuerza que unas pocas semanas bastaron para que decidiera cambiar de alimentación y seguir los consejos de un médico macrobiótico.

No es un cambio fácil. Supone entender la alimentación de una forma mucho más consciente que la que nos rodea en esta época que nos ha tocado vivir.

La alimentación tradicional (hace apenas treinta años) estaba basada en cereales, legumbres y verduras obtenidas de la huerta, cambiaba según los ciclos estacionales y, sobre todas las cosas, estaba cocinada en casa.

Hoy en día, comemos –o, mejor dicho, simplemente consumimos– carne, harinas blancas, azúcares y lácteos, todos ellos hormonados, precocinados, procesados y envasados en grandes instalaciones industriales, repletos de fertilizantes y desprovistos de los nutrientes que pudieran tener en un origen.

Esto incluye las bebidas que ingerimos: agua con azúcar de sabores obtenidos por medios químicos, lácteos procedentes de vacas estresadas que producen leche gracias a la inyección de hormonas o bebidas gaseosas con otros tantos compuestos artificiales.

¿Estamos seguros de que nuestros cuerpos –y nuestra mente, compuesta igualmente por células que necesitan nutrirse– están preparados para clasificar, depurar, asimilar y desechar semejante atracón de productos químicos?

Solo llevamos treinta años de contaminación alimenticia y ya hemos empezado a observar sus efectos: los niños de los últimos años presentan más alergias alimentarias que nunca antes en la historia de la humanidad, sin contar a los adultos. Intolerancia al gluten, a la glucosa, a la leche o a los lácteos, a las harinas refinadas, etc.

La mayoría de las personas, no obstante, presenta alergias leves y no las identifica como tales, por lo que se habitúa a ellas, considerándolas un mal menor que no puede evitar.


Nuestro concepto de salud ha variado considerablemente en los últimos años y ahora creemos que es «normal» que los niños tengan mocos permanentemente y se enfermen todos los inviernos. Pensamos que a partir de los cuarenta estamos sanos si no tenemos cáncer o alguna enfermedad devastadora similar.

La acidez estomacal continua, la pesadez tras las comidas, el moquillo permanente, la pérdida de la visión, la resonancia nasal de nuestras voces, las urticarias repentinas, los dolores articulares y el estreñinimiento, entre otros muchos «males menores», han venido para quedarse.

Nos contentamos resignados con hacerles un hueco en nuestros cuerpos mientras tratamos de acallarlos con fármacos que no solucionan nada. Por no hablar de nuestra irritabilidad, desgana, impaciencia, estallidos de violencia o malestar general que achacamos al ritmo de la vida actual.


Actuamos como si no fuéramos dueños de nuestros propios cuerpos, como si lo que pasara «ahí dentro» no tuviera que ver con nosotros. Cruzamos los dedos para no sufrir una enfermedad «mayor» mientras seguimos ingiriendo sustancias nocivas que nos dejan satisfechos durante apenas unos minutos.

¿Realmente tiene que ser así?

Si tuviera que definir la macrobiótica en dos palabras, diría que es una «alimentación consciente». No hay ningún alimento prohibido; se trata solamente de ser consciente de lo que conlleva comer, de saber qué efecto provoca cada alimento en tu cuerpo y de que te hagas cargo de lo que le pasa, que es en definitiva lo que te pasa a ti.

Si enfermas, es porque no lo estás cuidando. Más aun, si no tienes una sensación profunda de bienestar tanto a nivel físico como mental (me atrevo a añadir a nivel espiritual), no estás sano.

Esta es una de las grandes diferencias entre el concepto de salud por el que aboga la macrobiótica y el de la «salud enferma» que nuestra sociedad ha aceptado como irremediable.


La salud es sentirse pleno, con buen ánimo en cada circunstancia de la vida, centrado y motivado para iniciar cada día y afrontar cada obstáculo con la gran reserva de energía que nuestro organismo almacena cuando no tiene que dedicarla por completo a depurar sustancias tóxicas. Desde este punto de vista, la mayoría de nosotros estamos enfermos.

Pero la enfermedad siempre es un reto, un camino de aprendizaje, un mapa que nos puede guiar a un tesoro mágico si nos tomamos el tiempo y el esfuerzo de aprender a leerlo.

La macrobiótica es un camino arduo, no por lo que implica, sino porque es contracorriente.

Pero, por sí misma, dejando de lado las críticas y las voces ajenas, es un camino de regeneración y bienestar desde el primer momento. Comer alimentos ecológicos desprovistos de químicos y sustancias artificiales es en sí mismo un placer de los sentidos.

Alimentarse de granos integrales que acumulan todo su potencial nutritivo y de verduras de temporada, acordes con el clima en el que vivimos, limpia el organismo y nos centra como individuos.

Al nutrirnos de esta manera, las células de nuestro cuerpo pueden realizar su trabajo de clasificación, asimilación y eliminación sin tener que pelearse con cientos de sustancias tóxicas.

El resultado es que podrán dedicar su energía –la nuestra– al resto de las tareas que desempeñamos cada día: concentrarnos en nuestro trabajo, materializar nuestros objetivos, disfrutar de nuestros seres queridos, etc,

No es una teoría descabellada. Se apoya en una pirámide nutricional recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) muy distinta a la que estamos acostumbrados.

La leche de vaca contiene mucho calcio, es cierto, pero no es fácilmente asimilable por los seres humanos, por lo que no nos aporta lo que la propaganda promete.

La carne –según la OMS repito– es prescindible de la dieta, pues la combinación de cereales y legumbres en la misma comida aporta más cantidad de proteína que cualquier filete.

Aun recuerdo el arroz con garbanzos que me dieron de comer de adolescente tras un día entero de vendimia: ese plato contiene toda la proteína necesaria y es mucho más barato. Pero, sigo citando a la OMS, quien quiera comer carne que lo haga, sin abusar; en todo caso, menos del 10% del total de nuestra alimentación diaria.

Se puede ser macrobiótico y comer carne, siempre que sea ecológica.
Pero hay que saber acompañarla con otros alimentos para neutralizar los efectos adversos.

De hecho, esta es una de las siete dietas recomendadas por el fundador de este tipo de alimentación: Georges Ohsawa.

Las otras seis presentan los alimentos en distintas proporciones y son más o menos estrictas según el estado de salud de cada persona. No podemos seguir menospreciando la importancia de la comida en nuestro organismo.

La mayoría de la gente piensa que es un lujo comprar comida ecológica, pero está dispuesta a pagar una buena cantidad de dinero en adquirir un televisor último modelo. ¿Cuáles son nuestras prioridades? Personalmente, cuando se trata de comida sana, no miro el precio. Estoy comprando lo que luego se convertirá en mi piel, mi pelo, las células de mi sangre, los tejidos de mi cuerpo,… no, por supuesto que no escatimo en gastos.

De las siete dietas recomendadas, la más estricta está destinada sólo y exclusivamente, y siempre bajo la supervisión de un profesional, a personas gravemente enfermas que necesitan mejorar rápidamente.

No es cierto que los macrobióticos solo coman granos; de hecho, comen más variado que una persona «normal». ¿Qué comes tú a lo largo de la semana? Probablemente, pasta con tomate, arroz, filete con patatas y alguna ensalada, casi siempre la misma fruta y casi siempre la misma verdura, independientemente de la estación del año.

La dieta de un macrobiótico varía constantemente, según los productos que ofrezca la tierra en cada momento. Se beneficia de toda la diversidad que la naturaleza ofrece en cada momento y no se limita solo a verduras y frutas. En un herbolario se puede encontrar una variedad importante de legumbres y cereales de los que nunca antes habíamos oído hablar.

Hay proteína vegetal (tofu, seitán y tempe) que se puede cocinar en la sartén, en un estofado o en un guiso como si fuera un pedazo de carne. Hay algas, las grandes remineralizantes del organismo, muy disponibles en un país como el nuestro rodeado de agua por casi todos los costados.

Tenemos semillas, frutos secos, dulces naturales, etc. ¿Alguna vez has querido cenar un trozo de tarta sin sentirte culpable y sin sufrir de pesadez después? Prepara una tarta macrobiótica y cena un postre rico y sano.

¿Te ha picado ya la curiosidad?

ncluyo a continuación unos cuantos enlaces con recetas saludables que te harán sentir mejor a corto plazo y más feliz a largo plazo. Pruébalo, no tienes nada que perder: tan solo busca la receta que más te haya hecho salivar, enciende el fuego, pon música y canta a voz en grito mientras descubres el placer de preparar tu propia comida.

Fuente

Mil millones de personas en todo el mundo son vegetarianas

AddThis Social Bookmark Button

Destaca la tendencia creciente en el mundo hacia la dieta vegana

Ser vegano, ovolácteo o no, es una opción que cada vez tiene más adeptos en el mundo. Alimentarse con de esta manera es más que una apuesta por una dieta determinada, también es una opción de estilo de vida y una forma de toma de conciencia medioambiental.

El comportamiento de cada vez más consumidores, sin embargo, no sólo está centrado en el deleite o la salud, sino también en los valores como suele ocurrir, por ejemplo, cuando se prescinde conscientemente de la carne o de alimentos de origen animal. Los veganos son consumidores que renuncian a la carne, al pescado y una parte de ellos prescinde de los productos lácteos y los huevos o incluso de cualquier alimento de origen animal.

Según las investigaciones realizadas por el Instituto de Allensbach de Demoscopia, el número actual de vegetarianos en Alemania ronda los 7 millones, 700.000 de los cuales llevan una dieta vegana. Esta situación representa un número de hasta 15 veces más personas que hace 20 años que no comen carne ni pescado.  Todos los días, según la Asociación de Vegetarianos, se suman 2.000 más. Mil millones es el número de vegetarianos estimado en todo el mundo. La India es el país líder y, según la fuente, entre un 20 y un 40 por ciento de toda la población, es decir, hasta 200 millones de habitantes.

Esta tendencia se verá también en Biofach 2014, la feria líder mundial de alimentos ecológicos que tendrá lugar del 12 al 15 de febrero, ya que amplía el stand de novedades con una nueva categoría propia de los productos veganos. Este evento ecológico ha registrado en los últimos años una creciente oferta de la cocina vegana. En la última convocatoria, celebrada en febrero de 2013, 479 de un total de 2.413 expositores exhibieron productos correspondientemente certificados. Vegetariano o vegano no siempre es necesariamente ecológico, pero el sector ecológico ofrece a los amantes de este estilo de alimentación la mayor variedad de productos. 

Las razones de optar por una dieta libre de productos de origen animal son variadas e individuales. Sin embargo, los clientes ecológicos y veganos tienen a menudo motivos similares para elegir los alimentos: la protección del medio ambiente o de los animales, el rechazo de las granjas industriales y las cuestiones de la alimentación mundial. Se estima que se necesitan más de 10 kilogramos de cereales para pienso y 15 metros cúbicos de agua para producir un kilogramo de carne de vacuno. Pero no sólo son decisivos estos factores, sino también la salud y el deleite. El cliché muy extendido de que la cocina vegetariana y vegana sea  poco apetitosa o que signifique tener que prescindir de ciertos placers, es una tendencia que va cambiando también y así se demuestra también con el creciente número de inspiradores chefs de cocina.

La cocina vegana fuera de casa

Se llaman Attila Hildmann, Björn Moschinski, Josita Hartanto, Nicole Just o Surdham Göb y con sus creaciones culinarias, planteamientos de catering y restaurantes, así como sus libros de cocina para la cocina casera, hacen que la dieta vegana revolucione Alemania. Pero también dan a conocer sus planteamientos sus homólogos veganos de otros países como los estadounidenses Amanda Cohen y Chloe Coscarelli.

Björn Moschinski es propietario del restaurante vegano Kopps de Berlín (Alemania), entrena a cocineros, está comprometido con el Fondo Infantil Alemán y escribe libros de cocina. “La cocina vegana es sinónimo de diversión y sorpresa en el plato”, aseguraba Moschinski en una entrevista con la revista alemana Chefs! de Gersfeld . También Surdham Gub, chef vegano y propietario del servicio de catering Surdhams Kitchen de Múnich, asegura que  “el estilo de vida vegano ya no es algo exclusivo de friquis tatuados y yoguis espirituales. Tampoco en Alemania. A mis clases de cocina vienen hoy ya amas de casa y parejas normales. No es imprescindible ser vegano para cocinar platos veganos, solo hay que cambiar la forma de pensar porque aquí no existe la tríada habitual del plato: guarnición, verduras y carne”.

En los restaurantes vegetarianos se observa que también aumenta el número de los que no renuncian del todo a consumir carne, pero que desean restringir los productos de origen animal, por diversas razones. Así pues, según la Asociación de Vegetarianos de Alemania, entre un 60 y un 80 por ciento de los clientes de un restaurante vegetariano no son vegetarianos. En los comedores de las empresas y las universidades ya es usual incluir días vegetarianos. 

En el primer comedor de universidad vegetariano de Alemania ya hay comida vegana. Veggie N° 1 es el restaurante del campus de la Universidad Libre de Berlín y el primer comedor puramente vegetariano de Alemania. Se inauguró en 2011. Con la utilización exclusiva de ingredientes vegetarianos se alcanza, según afirmaciones propias, una elevada cuota ecológica del 40 por ciento. Además, los iniciadores se centran en los productos autóctonos y la estacionalidad de los mismos. Al “comedor verde”, según la asociación de estudiantes de Berlín, acuden asiduamente los vegetarianos, pero también los frecuentan los no vegetarianos y ocasionales. Se quiere dar a todos la oportunidad de elegir una comida respetuosa con el medio ambiente. Alrededor de una quinta parte de las comidas son de origen puramente vegetal y muy respetuosas con el clima. Cada día se atiende a un millar de personas, al principio eran 400 al día.

Un supermercado lleno de productos veganos

El hecho de que los estilos de alimentación vegetariana y vegana estén de moda lo demuestran también los nuevos e innovadores planteamientos que están estableciéndose en el mercado. Quien quiera seguir una alimentación vegetariana o vegana, puede encontrar todo lo que necesita, por ejemplo, en Veganz. Este mercado se fundó en 2011 y desde entonces se han abierto cuatro filiales: dos en Berlín, una en Fráncfort y otra en Hamburgo. El primer supermercado vegano de Europa con una gama completa de productos facturó en 2012 en la primera filial 1,6 millones de euros, alrededor de 500 personas compran allí todos los días. En 2013, se espera un volumen de negocio de 5,3 millones de euros. Jan Bredack, ex gerente de un fabricante alemán de automóviles, ha cambiado su vida y ha hecho de su estilo de vida y de alimentación su profesión. “Soy vegano desde que tengo cinco años y a menudo era difícil encontrar una oferta de alimentos adecuada. Básicamente, esta fue la idea inicial de Veganz“. En todo el mundo se buscan los productos que después ofrecen en sus cuatro tiendas, siembre bajo la premisa del comercio justo y la ecología.

Las tiendas siempre incluyen un restaurante en el que el cliente puede inspirarse y llevarse ideas para la cocina casera y la próxima compra. Lo mismo ocurre con la escuela de cocina Veganz. También forma parte de la filosofía comercial un servicio de catering. “Para ganar nuevos grupos de clientes, asistimos a numerosos festivales”, dice Jan Bredack. Los planes de expansión del berlinés son muy ambiciosos: 21 supermercados hasta 2015 en Viena (2), Praga, Múnich, Leipzig, Essen, Colonia, Londres, Budapest, Stuttgart, Hannover, Friburgo, Núremberg, Zúrich, Ámsterdam, Varsovia y Roma. 
No solo en Alemania es cada vez mayor el entusiasmo por la cocina vegana. En Viena, por ejemplo, arrancó recientemente otro concepto comercial vegano con Maran Vegan
A los veganos les encantan los productos ecológicos

Los profesionales del comercio y el catering, que desean informarse sobre las tendencias internacionales del sector de los alimentos ecológicos, tienen una cita fija en el calendario del 12 a 15 de febrero de 2014 en la feria Biofach cuya próxima convocatoria tendrá lugar en esa fecha, no solo presenta la más completa oferta de productos ecológicos, sino que además los amantes de la dieta vegana también encontrarán la categoría “Dieta vegana”.

Los manjares veganos competirán por primera vez para conseguir el Best New Product Award, que los compradores profesionales votan cada año en todas las categorías del stand de novedades. Udo Funke, director de la feria declara que “para nosotros es importante, por un lado, recoger las tendencias del sector de la alimentación y, por otro lado, dar activamente impulsos al mercado. La dieta vegana es una tendencia de este tipo, pero también otros estilos de alimentación como kosher o halal. Estos estilos, al igual que los productos ecológicos de comercio justo, se identifican desde 2013 en la guía del visitante con una pequeña etiqueta. Esto simplifica la orientación al visitante. Presentamos las novedades de tal forma que puedan experimentarse de la manera más directa posible. Nuestro objetivo es que los representantes del sector y los compradores logren el mayor provecho de su visita a la feria para su propia compañía el mayor y regresen a casa con una maleta llena de ideas”.

El Mundo Ecológico / Biofach

El té verde reduce los niveles de azúcar en la sangre

 

te_verde

El té siempre se ha considerado un alimento saludable, pero específicamente para estos tiempos en los que son tan comunes las enfermedades relacionadas con los altos niveles de azúcar en la sangre, los beneficios de esta infusión cobran importancia.

El Agricultural Research Service ha publicado una nueva investigación sobre los efectos del té en la salud. Un de los químicos investigadores observó que beber té incrementaba más de 15 veces la actividad de la insulina en ratas de laboratorio. El efecto fue comprobado con té verde, negro, oolong, con cafeína y descafeinado.

También se encontró que en tés verdes y oolong la catechina era mayoritariamente responsable de esos resultados en el organismo. En el té negro, los ingredientes activos eran taninas y teaflavinas, аѕí como catechina.

En un estudio piloto dirigido por el Human Nutrition Center en el Aging’s Lipid Metabolism Laboratory, 8 voluntarios con diabetes tipo 2 bebieron 6 tazas de té al día durante 8 semanas. Al final del estudio, sus niveles de azúcar estaban 15% más bajos.

Pese a que se necesita profundizar en las investigaciones sobre los efectos del té en los niveles de azúcar, sabemos que sus propiedades son benefactoras para el cuerpo.

Fuente

Super Alimentos

Estos son los alimentos vegetales más nutritivos existentes en el planeta. 
 
Son verdaderos tesoros nutricionales en cuanto a vitaminas, minerales, y proteínas (aminoácidos)
 
Estos alimentos no poseen colesterol ni las toxinas ni residuos de los alimentos animales, y si tienes la suerte de conseguirlos orgánicos, estarás consumiendo de forma natural, las más grandes maravillas nutricionales que la naturaleza nos brinda.
 
Son ideales para combatir la anemia, la mulnutrición, y evitar los suplementos vitamínicos de laboratorio.
 
■ GERMEN DE TRIGO. En el proceso de refinado del trigo, esta maravilla nutricional se suele perder en gran parte.El germen es la parte del grano que germina si se planta el grano o si se lo sumerge en agua. “La vida dentro de la semilla”. Posee muy altos niveles de minerales: (hierro. fósforo, potasio, magnesio, zinc) Vitaminas: vitaminas b1, b2, b3, b6, b9.
 
Se puede utilizar en licuados, y es ideal para acompañar la harina con los panes caseros
 
Fuente nutricional: USDA → http://goo.gl/wW3Qq9
 
■ SÉSAMO (Ajónjoli) → Es el reemplazo ideal para los lácteos ya que posee enormes cantidades de calcio.
 
Las semillas de sésamo son extraordinariamente nutritivas: Ofrecen una excelente cadena de aminoácidos (proteínas), debido a su altísimo nivel de calcio son el sustito ideal de los lácteos, ofrece altos niveles de hierro, magnesio, fósforo, potasio y zinc, vitaminas b1, b2, b3 y b6
 
Se utiliza bastante en gastronomía, como tahini, gomasio, panes y en licuados.
 
3 cucharas soperas de semillas de sésamo remojadas 6 horas, 1 manzana grande, 1 vaso de agua y azucar mascabo a gusto (o lo que prefieras para endulzar) es una buena combinación.
 
Fuente nutricional: USDA → http://goo.gl/GqNB6H
 
 
■ ESPIRULINA: Tal vez sea el alimento “más completo en todo el planeta”. Es un alga que existe hace milenios. 
 
Proteínas. La espirulina posee un alto grado de proteínas y una cadena completa de aminoácidos esenciales.
 
Vitaminas. excelentes niveles de vitamina A (carotenos), b1, b2, b3, b6, b9 (ácido fólico) y buenos niveles de vitamina C, E y K. Determinados fabricantes también aseguran que su producto posee vitamina b12 en su forma activa.
 
Minerales. Posee EXCELENTES niveles de hierro y potasio, incluso solo 1 cuchara sopera aporta niveles muy significativos de estos minerales. También posee niveles significativos de calcio, magnesio, fósforo y zinc.
 
Se lo suele consumir en licuados o simplemente con agua. 1 manzana, 1 banana, medio vaso de agua y 2 cucharas de te de espirulina en polvo son una buena combinación.
 
Fuente nutricional → USDA: http://goo.gl/5YxwMO
 
■ QUINOA: Es un pseudo cereal que supera en proteínas a cualquier alimento animal, y que posee grandes cantidades de minerales, vitaminas y ácidos poliinsaturados
 
El grano de la quinua tiene casi todos los minerales en un nivel superior a los cereales, contiene fósforo, calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso, zinc, litio y cobre.
 
Posee un alto contenido de vitaminas del complejo B, y E.
 
Se suele consumir en sopas, o como si fuera arroz.
 
Fuente: FAO → http://goo.gl/x2dzJe
 
■ SEMILLAS DE CHIA: Es un alimento muy completo, y tiene la particularidad de tener altisimos niveles de omega 3, es el “reemplazo” vegetal natural del “pescado”. Es muy utilizado para bajar el nivel del colesterol “malo”.
 
Posee grandes cantidades de calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio y zinc, y vitaminas b1 y b3
 
Se lo suele utilizar en panes, en licuados, aunque es muy útil para hacer “helados” mesclándolo con frutas, por su capacidad “gelatinante”
 
Fuente Nutricional: USDA → http://goo.gl/aZLFsK
 
■ LEVADURA DE CERVEZA
 
La levadura de cerveza es uno de los alimentos que más vitaminas del complejo B tiene en todo el planeta tierra. B1, B2, B3, B5, B6 y B9 (Ácido Fólico)Algunas marcas incluso, la fortifican con B12
 
Posee además excelentes valores de Potasio, Magnesio, Zinc, Fosforo y buenos niveles de Hierro, Calcio y proteínas.
 
Es ideal para acompañar con comidas que contengan Zapallo o zanahoria (que poseen extraordinarios valores de vitamina A), morrón o pimiento rojo (que posee extraordinarios valores de vitamina C) y aceite de girasol (que posee extraordinarios valores de vitamina E)
 
Es muy recomendable para agregar en comidas saladas, como guisos, sopas, tuco, salsas, guacamole, etc. porque realza el sabor de las comidas.Se puede comenzar a consumir con 1 o 2 cucharas soperas en las comidas.
 
En las salsas, combinada con aceite de oliva y condimentos levemente picantes, es muy sabrosa.
 Fuente de la información nutricional:Botanical on-line → http://goo.gl/X13UD
 ■ MACA: La maca es una “raíz” con forma de rábano nativa de Los Andes Americanos, se la suele consumir en polvo (harina) 
 La maca presenta un alto contenido de calcio, fósforo, hierro, cobre y carbohidratos, necesarios para mantener y recobrar las energías. Tiene una cantidad importante de aminoácidos esenciales y contiene ácidos grasos, de los cuales el linoleico, palmítico y oleico son los más representativos, es rica en esteroles y con un alto contenido mineral.
 Se lo suele consumir en licuados. 1 cuchara de te de polvo de maca, con 3 naranjas exprimidas es agradable para consumir.

Gracias a ; Notas de Salud ortomolecular de Facebook