El Ser UNO ~ Somos Guerreros Cósmicos y venceremos

Cuando la Dimensión Regular se formó, implantó rápidamente su descendencia en todos los planetas, y lo hizo con la plena convicción de que esos seres evolucionarían y se elevarían de acuerdo con la fórmula universal, con toda la información universal.

Esos seres habían sido creados con la sabiduría impresa de un conocimiento transmitido. Las especies diseminadas en el universo que siguieron el camino trazado, lo hicieron de acuerdo con los cánones universales: fueron los continuadores de un proceso natural de especie. Por esta razón, el universo se mantiene en perfectas condiciones y debidamente encauzado, y si comparamos las especies, sus características son similares, tal vez con ciertas diferencias de evolución, mas el pensamiento es uno solo.

Los ayaplianos que colonizaron el planeta Tierra, o sea ustedes, debían desarrollar exactamente igual que los otros, mas al distorsionarse, cambiaron el curso de la evolución; los elementos se enfermaron, y al hacerlo, la materia se fue adaptando al cambio energético. La fórmula primera se había modelado diferente, y la energía-pensamiento también tuvo una readaptación cuya modelación energética caminó paralelamente.

Así fue como surgieron ustedes, los humanos: Ustedes son ayaplianos adaptados a un nuevo perfil de evolución y elevación. Se había formado una nueva especie; el universo no la podía catalogar o encajar en los cánones universales. Los ayaplianos-humanos han aportado mucho conocimiento nuevo al universo; ustedes poseen elementos distintos de los de otras especies, que han surgido de su propia evolución a pesar de que su origen es el mismo, ya que todos descendemos del Principio Único.

Los elementos químicos humanos se acomodaron y ajustaron, como si fueran oriundos de un principio nuevo. Los elementos humanos reprogramaron su origen, lo ambientaron a su entorno y la fórmula se alteró. Al alterarse, se crearon cauces que no se habían proyectado; ustedes transformaron el verdadero sentido del pensamiento. Mientras que otras especies desglosaron la idea y la convirtieron en pensamientos, ustedes desglosaron los pensamientos en pensamientos, un hecho inusual en el contexto universal.

Por esta razón se explica la lentitud que los caracteriza. Esa manera humana de pensar fue un descubrimiento extraordinario, porque el humano llegó a lo más profundo del pensamiento. Ustedes tuvieron que recorrer un camino difícil y tortuoso, y se encontraron con muchísimos obstáculos. Esos impedimentos, esas dificultades, los han convertido en los descubridores más grandes del universo, porque al luchar contra las barreras e interposiciones, se transformaron en guerreros, en especialistas de la sobreviviencia. Para ello, ustedes crearon e inventaron sus propias armas, como la valentía, la fuerza, el ánimo, el coraje, la bravura.

Ustedes Ayaplianos-humanos se moldearon como grandes luchadores para poder afrontar las inclemencias de su realidad. Al descender a lo más profundo del pensamiento, aprendieron lo inimaginable. Descubrieron sentimientos y emociones que para nosotros, mundos divinos, son inalcanzables. Por ejemplo, las pasiones, la pena, la ternura, la amistad, el orden, la añoranza, la alegría, el cansancio, el desorden, la envidia, los celos, la tristeza, etcétera. Tantas energías entrelazándose unas con otras formaron una amalgama de elementos de altas y bajas vibraciones que conviven juntas y separadas a la vez.

Mientras que ustedes conviven en medio de sus conflictos humanos, nosotros, mundos superiores, no podríamos existir como ustedes. No estamos formados así, nuestra visión es directa, lógica y de perfecto orden. Por estos motivos los consideramos a ustedes dignos de estudio. Sus emociones, sentimientos, raciocinio, lógica, forma de encarar los desafíos, manera de discernir con los conflictos, el sistema de vida, la expresión, la continuidad, todo en ustedes es muy característico, y por estas diferencias, nosotros los consideramos una especie muy especial, auténtica y verdadera, siempre y cuando el desarrollo de sus emociones sea totalmente positivo, para que sus energías-pensamientos se puedan encajar dentro de la estructura universal.

Las otras especies, que progresaron normalmente, no necesitaron que nosotros, mundos divinos, les enseñásemos el conocimiento universal: ellos lo tienen grabado en sus genes y lo van desenvolviendo conforme van avanzando; es un proceso natural de especie. Con ustedes ha sido muy diferente: los hemos tenido que acompañar paso a paso y de muy cerca, primero la distorsión y luego la rectificación. Para realizarlo, los seres de dimensiones más elevadas se han visto obligados a encarnar en su planeta, para poderlos estudiar, analizar, y sobre todo, sentir en mente propia lo que ustedes sienten y piensan para ayudarlos en su evolución y elevación.

Ustedes son nuestros hijos pródigos. Cuando ustedes regresan a nuestro mundo, somos como los padres que los acogemos con todo el amor, porque ustedes son nuestros hijos amados.

El interés más grande que otras especies tienen sobre ustedes es el estudio de la energía negativa enferma. Para ellos es imprescindible tener el conocimiento de dicha energía. Muchos científicos e investigadores del universo llegan a la Tierra con el propósito de analizar este tipo de energía, desconocida para ellos. El humano tiene la capacidad de crearla, transmutarla y eliminarla solo con el deseo. Esta energía es inexistente en otros planos y dimensiones donde el hombre se desarrolló normalmente.

El hecho de que ustedes humanos tengan la capacidad de crear este tipo de energía dañina es lo que más sorprende en los estudiosos del universo. Hasta ahora nosotros, lo hemos atacado como un virus y lo estamos curando; tal vez más adelante se le pueda dar algún uso para el bien del universo, por eso lo estamos estudiando. Por ahora es inservible, no tiene ninguna utilidad. Es por esta explicación que ustedes no puede salir de su hábitat: mientras no se curen del virus-ambición, se mantendrán aislados y en cuarentena. Por eso ustedes reciben tanto de los otros planos: es para ayudarlos a curar. De esta forma podrán salir. Para ello precisan rectificar los cristales, colocarlos y encajarlos, como ya hemos explicado.

Las dimensiones superiores los están ayudando con el conocimiento de la cura, y esta depende del esfuerzo de cada uno de ustedes. Esta cura consiste en erradicar completamente de sus pensamientos a la energía negativa enferma, llamada ambición. El virus tiene que ser exterminado, y solo ustedes pueden lograrlo. Esta enfermedad puede ser eliminada con el conocimiento, entendimiento y amor. Trabajen, no desistan. Ustedes son guerreros, no lo olviden nunca.

Texto de: EL SER UNO I – Los Arcanos de Thoth
http://www.elserunolibros.com.br
http://conversandoconelseruno.blogspot.com

Anuncios

Arcángel Miguel ~ La espiral ascendente de la ascensión

Amados maestros, primeramente queremos aclarar QUE NO ES LA ASCENSIÓN. En su actual estado de evolución, la ascensión del cuerpo físico conjuntamente con su Yo-Alma será posible solamente para unos cuantos pocos avatares que han abierto el camino para la ascensión de la humanidad hacia el siguiente nivel de conciencia superior. El amado Jeshua, junto con muchos grandes avatares y el reino angélico, crearon las condiciones y plantaron las Semillas Cósmicas de Luz del Creador en preparación para este extraordinario proceso. 

Para ascender en el vehículo físico en este tiempo tendrían que casi completar la transformación de su cuerpo físico llevándolo a las frecuencias de Luz Divina, y elevar los armónicos de su Canción del Alma a los de los planos superiores de la Quinta Dimensión y más arriba. Es superficial asumir que es posible transmutar la densidad de un cuerpo físico de Tercera/Cuarta dimensión a un vehículo de luz de 5D en una vida.

Ustedes, la vanguardia, la Semilla Estelar, están suministrando el combustible, las Partículas Adamantinas de Luz para activar las Semillas de la ascensión que fueron plantadas en la Tierra hace 2,000 años. La humanidad está en una etapa de purificación en preparación para una expansión mucho mayor de conciencia, que está afectando a más y más Almas a medida que esta barre la Tierra y como resultado, se acelera exponencialmente. 

En la etapa presente de cambio evolutivo, los cuerpos físicos de los aspirantes/discípulos en el Sendero están en medio del proceso de ser infundidos con el poder transformador de Luz del Creador. Las células de conciencia superior están despertando y expandiéndose con la fórmula alquímica de transformación. Ustedes están en el proceso de limpieza de su Campo Áurico de una parte importante de los patrones de frecuencias vibratorias negativas/distorsionadas que han oscurecido su Luz Áurica y han traído como consecuencia la manifestación de todas las creaciones distorsionadas dentro del vehículo físico.

En el cuerpo celular hay toxinas encerradas que deben ser liberadas o refinadas para que puedan integrar una vez más las frecuencias armoniosas de su estructura corporal de múltiples niveles. Las células del Cuerpo de Luz se han oscurecido, al igual que el Campo Áurico se ha vuelto nebuloso y congestionado con energía negativa. Las Células Divinas están todavía presentes y funcionan dentro de ustedes, sin embargo, se han disminuido y oscurecido con la falta de alimento. Es como si les estuviesen alimentando constantemente con comida contaminada, que a lo largo del tiempo destruirá el vehículo corporal. El cuerpo de deseos del ego es persistente y astuto y constantemente los instará a buscar más sensaciones corporales y auto indulgencia a veces con resultados desastrosos. 

Deben entender, las diferentes partes de su cuerpo resuenan con una gran variedad de patrones de frecuencias, en dependencia del nivel de giro y pureza de su sistema de chacras. Siempre debían tratar de lograr la máxima armonía dentro de cada nivel del Yo Superior que integran. No olviden que la ascensión es un proceso que nunca termina porque todos los niveles de la Creación tienen un deseo innato de buscar y obtener el próximo nivel superior de conciencia.

the sun rays illuminate the sky above the horizon

Consideren el hecho de que la humanidad está experimentando cuatro realidades a la vez: física, mental, emocional y astral. En el mundo físico/material, donde su cuerpo y sentidos físicos son el enfoque principal, su estado de salud determina cuán interactivos son en el mundo de la fisicalidad y cuánto disfrutarán la experiencia. Su evolución hacia los reinos superiores de conciencia es un proceso gradual de despertar, donde despiertan debido al impulso/sabiduría de su Alma y Yo Superior/Súper Alma inmediata. Al avanzar por el Sendero hacia la Iluminación inician el proceso de desarrollo de una percepción consciente/atenta. Deben enfocarse primero en los aspectos físicos de su Ser: su vehículo físico, el sistema de chacras, su naturaleza emocional y sus habilidades mentales. 

Gradualmente, con el tiempo, al equilibrar, armonizar e integrar un cierto grado de conciencia de unidad dentro de su Estado de Ser físico, estarán listos para acceder a los patrones vibratorios, la sabiduría, los atributos y habilidades de las realidades de los niveles superiores de la 4D e inferiores de la 5D. Este es el proceso básico al que llamamos “Ascensión en Conciencia”. 

Ustedes tienen un Cuerpo Etérico que contiene una réplica completa y auténtica de sus cuerpos físico, mental y emocional. Cuando ustedes trascienden o dejan su cuerpo se corta el Cordón de Plata (como se denomina). En ese momento ustedes dejan totalmente el cuerpo físico, el cual comienza inmediatamente a desintegrarse. Lo que quedará es el cascarón del cuerpo sutil que está compuesto de sustancia astral, emocional y mental que se debe disolver antes de que el Alma pueda proceder al siguiente nivel de percepción consciente. Hemos explicado anteriormente cómo las Almas no despiertas son llevadas a lugares especiales, que se pudieran llamar Unidades de Cuidados Intensivos donde, vía los hermosos Ángeles de la Misericordia, la Luz/Amor del Creador se irradia constantemente hacia y a través del Campo Áurico del Alma hasta que el cascarón negativo de energía mal calificada se transmute totalmente. 

Sin embargo, es importante que ustedes entiendan que el proceso de muerte/transición, vida después de la muerte ha cambiado radicalmente. Ya ningún Alma necesita ir a los densos planos astrales para esperar su turno a reencarnar en la Tierra. Si ustedes son personas Auto-conscientes cuya Canción del Alma resuena con las dimensiones 4D/5D o superiores, automáticamente se les lleva al plano apropiado donde todo se parece mucho a la realidad que dejaron atrás – solo que mucho más, más hermoso y más jubiloso, amoroso y pacífico. Pasarán por las Puertas de los reinos celestiales totalmente conscientes. Ustedes revisarán su vida pasada como un observador, y podrán decirle adiós a todos los seres queridos; sin embargo, ellos se desvanecerán lentamente en un segundo plano a menos que sean miembros inmediatos de su familia del Alma. 

De nuevo, las frecuencias que ustedes proyectan o con las cuales resuenan determinarán a cual dimensión o nivel de sub-plano dimensional serán llevados y también a que nivel de información cósmica podrán acceder. Su campo áurico es como un manto que rodea sus Cuerpos Astrales/Etérico y es o un manto de luz o una envoltura de energía negativa, falta de armonía que ustedes han acumulado durante experiencias de vidas pasadas. Ustedes están compuestos de unidades de energía: mental, emocional, física, astral y espiritual. Deben aprender y aceptar el hecho de que ustedes son una creación de energía vigorosa, una Chispa original de Conciencia Divina. Como un co-creador auto-consciente también son un director de energía vía sus propios pensamientos, acciones e intenciones enérgicas. 

Ustedes existen en un remolino de energía: fuerzas energéticas que comprenden o sustancia de la Fuerza de Vida Primigenia, el espectro medio de Luz de las dimensiones inferiores o las maravillosas, abarcadoras Partículas Adamantinas de Luz del Creador de los reinos superiores de conciencia. Su estado mental y la calidad y resonancia de su naturaleza emocional determina el resultado de sus empeños creativos. Como un co-creador ustedes moldearán y manifestarán sus ideas/pensamientos creativos y entonces deben experimentar la expresión manifiesta resultante de sus pensamientos y acciones – como lo estipulan las Leyes Universales.

Ustedes están por convertirse en un director eficiente de las fuerzas de energía Cósmica. Así que conviértanse en un observador consciente al practicar el desapego desde lo interno de su centro del Sagrado Corazón. No se permitan ser atraídos a un vórtice de energía negativa creada por los demás. Aprendan a mantenerse firmes y en control al convertirse gradualmente en el director de toda su energía Sagrada. No permitan que nadie perturbe su serenidad y naturaleza armoniosa. Sin embargo, recuerden por favor, que si ocasionalmente tienen un momento humano, deténganse y tomen una inhalación profunda y regresen al centro, al enviar hacia fuera una eyección de la Llama Violeta para trasmutar y disolver cualquier energía discordante. Ustedes son muy severos a veces en sus juicios del Yo. No se espera la Perfección, queridos corazones.

La irradiación de su Yo Superior, Súper Alma gradualmente penetra e inter-penetra sus cuerpos físico y emocional, liberando por tanto gradualmente cualquier debris astral acumulado. La Luz combinada de la Súper Alma de toda la humanidad está disolviendo gradualmente los patrones vibratorios contaminados y distorsionados de los planos astrales. En el pasado estos han sido denominados como la “conciencia colectiva”, los patrones de pensamientos negativos de la humanidad. El amor, la serenidad y la alegría son las cualidades primarias de la Súper Alma. 

Los pensamientos de la mayoría de las personas son generalmente aleatorios y sin enfoque. La disminución de las frecuencias de sus ondas cerebrales para mantener un Estado Alfa de conciencia brinda un enfoque agudo de sus procesos constantes de pensamiento y aporta una dirección clara a la mente subconsciente. Las técnicas de Maestría Alfa son una herramienta profunda y poderosa. Su mente de pensamiento consciente comprende, pero es su mente subconsciente la que procesa la información entrante y actúa. Convertirse en un Maestro Alfa y mantener el nivel apropiado de conciencia Alfa, les permitirá hablar e interactuar con su mente subconsciente. Va más allá de la voluntad a medida que desarrollan la habilidad de comunicarse directamente con su mente interna instintiva profunda y su Mente Sagrada. Se verán tomando las mejores decisiones naturalmente y actuando de manera correcta para lograr sus objetivos. 

El proceso de ascensión comienza cuando su Yo Alma ha recuperado su propia posición como director del yo físico, mental y emocional. Es como si fuese un interruptor de ignición que se hubiese encendido dentro de su ADN, que contiene el anteproyecto de su Cuerpo de Luz Adan/Eva Kadmón perfecto. Se activan una serie de codificaciones latentes vía las frecuencias superiores de Luz que han comenzado a integrar. Estos patrones vibratorios de Luz contienen codificaciones específicas de color y armónicos que afectarán todas las células y órganos dentro de la forma corporal. Gradualmente, las células comenzarán a absorber y metabolizar la Luz y estas células portadoras de Luz comenzarán a penetrar y afectar todo el vehículo físico. 

Se inicia entonces el proceso de trasmutación donde las toxinas, trauma emocional, memorias dolorosas y experiencias almacenadas a lo largo del cuerpo comienzan a brotar, creando por tanto una multitud de síntomas físicos incómodos: dolores y molestias en diversas partes del cuerpo, síntomas parecidos a la gripe, dolores de cabeza, confusión y pérdida temporal de memoria, para nombrar unas cuantas. 

El próximo nivel de reconstrucción del Campo Áurico involucra al cuerpo emocional y a los planos astrales de conciencia. A medida que su cuerpo físico evoluciona, se vuelve más capaz de integrar más y más de las células de una frecuencia refinada de Luz. Su realidad 4D se vuelve más fluida a medida que cambia de frecuencia; por tanto, su mundo ilusorio se distorsiona y es confuso. La estructura de sus creencias religiosas puede comenzar a desintegrarse, dejándolos con una sensación de vulnerabilidad y sin guía y dirección. Hay una fusión del Yo Superior en este punto, donde la Faceta de la Súper Alma de su Yo Superior, que ha residido dentro de su Estrella del Alma (el Octavo Chacra) comienza a enviar impulsos/rayos de paquetes de Luz de frecuencia superior hacia su Mente Sagrada, Sagrado Corazón y todo el sistema de chacras. 

Estos rayos activan sus habilidades intuitivas. Ellos también contienen información vital para su mayor entendimiento de quienes ustedes son realmente y también pueden activar un Descontento Divino interno.

La Célula Divina de su Núcleo Diamante ahora está integrando más y más Luz Divina, que activa e incrementa el poder de los Rayos de la Conciencia de Dios dentro del Núcleo de su Corazón Sagrado. Este proceso se programa dentro de su Anteproyecto Divino y también se codifica dentro de su ADN. En este momento, sus células han comenzado a responder a la Luz ya que ésta se convierte en la fuente principal de energía dadora de vida. Esta es la razón principal por la cual los aspirantes en el Sendero a menudo cambian radicalmente sus dietas a comidas menos densas, porque sus cuerpos físico y emocional se están saturando con Partículas Adamantinas de Luz – el alimento de los dioses.

Al avanzar cada vez más profundamente hacia los reinos de Luz refinada, los sentidos físicos se pueden enriquecer y su percepción de los colores y sonidos aumentará. La magnificación de los sentidos físicos significa que las células dentro de su Campo Áurico están comenzando la tarea de despejar la energía densa, restrictiva que se ha acumulado a lo largo de miles de años. La prisión nebulosa que ha adormecido los sentidos y mantenido a la humanidad en cautiverio, está gradualmente siendo bañada en células de Luz. Esto tendrá como consecuencia que el Campo Áurico se vuelva más radiante a medida que más y más Almas despiertan al Divino potencial interno. El cuerpo físico debe gradualmente familiarizarse de nuevo con los efectos transformadores de la Luz Viviente para reclamar la forma original del Cuerpo de Luz que fue diseñado para toda la humanidad.

Amados, no pongan su mirada en el caos y la destrucción que recorren libremente la Tierra en este tiempo. Vivan cada día centrados dentro de su Corazón Sagrado para que puedan integrar dentro de su vehículo físico la máxima cantidad de Luz del Creador – y entonces ustedes enviarán jubilosamente ese precioso regalo hacia el núcleo de la Tierra y hacia el mundo de la forma. Sepan que los esfuerzos conjuntos de los Servidores del Mundo alrededor del planeta hacen una diferencia. Somos una fuerza para el mayor bien que no se puede negar. Siempre soy su fiel guardián y protector. YO SOY ARCÁNGEL MIGUEL.

La toma de conciencia es el primer paso para sanar o cambiar

La toma de conciencia es, por encima de todo, un despertar. Es abrir lo ojos desde el interior para hacer consciente lo inconsciente y así poder dar el paso e iniciar toda una necesitada revolución personal. Solo entonces seremos capaces de sanarnos, de desprendernos de lo que hace daño y, sencillamente, avanzar hacia lo que merecemos.

Son muchos los filósofos y sociólogos que definen la sociedad actual como una entidad dormida. Vivimos centrados en nuestro “yo”, pero es un yo que otros se han encargado de “narcotizar” a través de los hilos del consumismo. Un interés ajeno que ha explotado esa eterna insatisfacción, por la que siempre ansiamos alcanzar mucho más de lo que ya tenemos.

Tal vez sea así. Tal vez seamos una sociedad tipo “Matrix”, sumidos siempre en un estado de indefinible apatía. Una atmósfera interior en la que saciamos vacíos emocionales mediante el placer comida, en la que aliviamos soledades con relaciones efímeras o donde nos limitamos a evadirnos el aburrimiento mediante la catarsis momentánea de nuestros juegos del móvil o el ordenador. Tal vez.

Puede que algunos lo crean así, sin embargo, hay algo que queda cada vez más en evidencia: son muchas las personas que buscan dar un sentido auténtico a su existencia. Para ello, no dudan en cultivarse a través de las lecturas, en iniciar terapias, en aprovechar los enfoques de distintas perspectivas psicológicas con las que hallar esa comprensión, esa “iluminación” para desconectar de lo ordinario y alcanzar lo extraordinario.

Te proponemos reflexionar sobre ello: te proponemos DESPERTAR.


* La toma de conciencia, paso necesario en nuestro crecimiento personal

En psicoterapia, uno de los aspectos primordiales en el proceso de curación es conseguir que la persona tome conciencia de los auténticos problemas que generan su malestar. Cuando uno llega a la consulta de un psicólogo tiene, por lo general, muy claros los focos “externos” de su malestar, de su infelicidad (mi pareja no me entiende, mis padres me agobian, mi jefe me infravalora, no tengo trabajo y la sociedad parece haberse olvidado de mi…).

Sin embargo, el buen profesional deberá acompañar a esa persona hacia nuevos “despertares” internos en los cuales conferirle un control auténtico y mucho más pleno de su vida. Ahora bien, este no es un proceso precisamente fácil.

Se requiere tiempo para alcanzar eso que la Terapia Gestalt define como “awaress”, (darse cuenta de algo) o que incluso la cultura nipona traduce como “satori”, un proceso de comprensión profunda que requiere ir quitando capas y viejos eslabones oxidados para sortear todos los bloqueos que impiden que emerja nuestro auténtico ser, nuestra esencia aún dormida.

La toma de conciencia fue también un aspecto clave en las teorías de Piaget. Lo definió como ese proceso delicado y complejo por el cual las personas pasamos de un conocimiento instrumental de nuestra realidad a una conceptualización más íntima, abstracta y significativa de las cosas.

Aún hoy, siguen muy presentes estos enfoques que, a su vez, tienen un profundo arraigo en esa idea de “despertar”, esa comprensión o “insight” que el propio Lao Tse definió mediante 4 fases: sueño-vigilia-autoconciencia y conciencia objetiva.

Se trata de un viaje interior muy similar al que definió Platón en el mito de la caverna. Es pasar de ese universo de la sensaciones, los autoengaños y las sombras a una esfera mucho más elevada, libre y auténtica. Te explicamos a continuación cómo lograrlo.

* El alivio del despertar o la reconstrucción

Citábamos hace un momento a Piaget. En sus textos sobre psicología genética cita un concepto que nos puede ser de gran utilidad: se trata del inconsciente cognoscitivo. A pesar de que nos recuerde un poco a las teorías freudianas, el padre de la epistemología genética nos ofrece un enfoque valioso sobre el que reflexionar: la toma de conciencia no es realmente un “despertar”, ni una iluminación.

No se trata solo de hacer consciente lo inconsciente, sino darle una nueva construcción. Por ejemplo, yo puedo tomar conciencia de una de mis limitaciones: mi incapacidad de poner límites o de decir “NO”.

Hacer consciente esta dimensión no me servirá de nada si no le doy un propósito, que no es otro más que ejercer el cambio, reconstruir esa parte del “yo” para sanarme, para tener un mayor control sobre mi realidad al salir de esa caverna de “sombras” e infelicidad. Veamos ahora cómo generar este proceso de despertar y reconstrucción.

* Las tres fases de la toma de conciencia

Este proceso de toma conciencia puede parecer sencillo, solo lo es en apariencia. Requiere por encima de todo ser sinceros con nosotros mismos en todo momento.

– El primer paso requiere abrir los ojos desde nuestra zona más íntima y profunda. Hablamos del mundo emocional. Pregúntate qué sientes, explora sensaciones, sentimientos; pregúntale a tu cuerpo, a tus dolores de cabeza, a ese malestar en el estómago… Traduce en palabras esos síntomas (miedo, angustia, inquietud…)

– El segundo paso requiere que observes lo que acontece en tu exterior. Observa tu presente y atiende lo obvio, eso que a veces nos negamos a mirar frente a frente: mi pareja muestra frialdad, tengo amigos que sí se preocupan de mí, estoy invirtiendo tiempo y esfuerzos en cosas que no valen la pena…

– El tercer paso es el más complejo. Sabes ya lo que sientes, lo que acontece en tu exterior. Es momento de ahondar en tus barreras defensivas, en tus prejuicios, en tus actitudes, esas que te dicen erróneamente que es mejor aguantar que cambiar, que es mejor girar el rostro, quedarse quieto y callar por miedo a que las cosas cambien.

Enfréntate a ti. Nosotros mismos somos nuestros peores enemigos, así que no servirá de nada tomar conciencia de tus debilidades si no te atreves a transformarlas en fortalezas. Sé responsable, aúna valentía y sánate: ejerce el cambio.

https://lamenteesmaravillosa.com/la-toma-de-conciencia-para-sanar/

Cómo utilizar la oración como herramienta de manifestación

Este es un mensaje canalizado del Arcángel Uriel.

La oración es la herramienta más poderosa de manifestación. Sin embargo, muchos la asocian con la religión y no creen que tenga control alguno sobre la energía.

Sueles recurrir a la oración cuando necesitas desesperadamente un milagro y esperas que la Fuente te escuche y te responda. La oración no consiste en expresar una lista de deseos, ni tampoco es una petición de ayuda; es una potente herramienta de energía que debe usarse con fe, intención y claridad. Crea un importante contenedor de energía para la manifestación de intenciones, que es apoyado por tu fe en la asociación co-creativa con la Fuente y tu propia herencia divina.

La claridad es importante en la oración. Debes ser claro en lo que deseas crear, porque te ayudará a alinearte con la energía que lo manifestará y lo hará posible. Con frecuencia se utiliza la oración como si se tratara de una lista de deseos, con la esperanza de que el Universo te encuentre merecedor de lo que hay en ella o te regale exactamente lo que deseas sin tu participación. La oración es una herramienta energética que gestiona el flujo de energía. Para poder emplearla en su contexto creativo más óptimo es necesario orar desde un lugar de poder, no de debilidad o de desesperación.

La intención es un componente importante de la oración: es el contenedor energético para el resultado que buscas. No puedes pedirle al Universo que manifieste algo en tu vida en tu nombre y esperar que el resultado sea de tu agrado. La conciencia de tu poder se establece a través de tu intención, y es así como enfocas la energía para la manifestación. ¿Cuál es la intención de tu oración? Debes saberlo para usar la oración de manera efectiva.

Otro aspecto de la oración es la fe y la confianza en tu capacidad de co-crear los resultados. Aquellos cuyas oraciones son respondidas no son personas afortunadas ni especiales; tan sólo están comprometidas con los resultados que desean y tienen fe y confianza en su propio poder. Tú también tendrás que tener fe y confianza en tu conexión con la Fuente, aunque ella no puede eliminar tus miedos y dudas. Ten fe en tu propia divinidad, porque es mediante la asociación entre lo divino y lo material cómo la energía se transforma en milagros.

Utiliza la oración todos los días. No la reserves para ocasiones especiales, cuando te sientas abrumado o impotente; no dejes de usarla por no “hacerle perder el tiempo a la Fuente”. La oración te conecta con ella y con tu propia divinidad para ayudarte a que el Espíritu esté presente en todo lo que hagas.

El tiempo de oración honra tu propósito, tu misión, tu divinidad y tu poder. Es tu momento para comunicarte con la Fuente, para mantener la atención en tus objetivos, asegurarte de que estás alineado con tu propósito, obtener respuestas a tus preguntas y conseguir ayuda para cada problema. A través de la oración permites que el Espíritu te guíe y te aporte claridad en todas las áreas de tu vida. En la oración no hay miedo porque te diriges a la Fuente de amor incondicional, y ella no conoce el miedo. El tiempo de oración te recuerda quién eres y que nunca estás solo.

Cuando reces, recuerda que tus palabras tienen poder. Te estás comunicando con la Fuente de la que formas parte. Eres tan maravilloso y tan poderoso como cualquier otro ser del Universo. No necesitas suplicar a Dios lo que quieres. Cuando rezas reconoces tu poder y tu habilidad para manifestar la realidad que deseas. En tu oración puedes pedir ayuda, lo cual no es señal de debilidad, sino la certeza de que cuentas con muchos ayudantes cuya misión es apoyarte en tu trabajo. Cuando pides orientación no estás admitiendo que eres débil: estás contemplando la situación desde una perspectiva superior para que pueda resolverse de acuerdo a tu mayor bien y al mayor bien del Todo. Se te darán las respuestas que buscas, quizá no inmediatamente, pero observa las señales que vayan apareciendo.

Pasar tiempo en oración intencional es importante, porque necesitas recordar quién eres si quieres hacer el trabajo que viniste hacer. Muchos están confundidos y asustados por los cambios que están ocurriendo en sus vidas y en el mundo. Todo está en orden divino. La oración es el reconocimiento del poder del Espíritu y del amor incondicional.

Cuando rezas irradias tu luz al hacia el mundo a través de la oración. Cada vez que abres tu corazón y tu espíritu para comunicarte con la Fuente, es una oración. Reza por la paz, por el amor incondicional y la alegría; visualízalos como si ya fueran reales y así traerás su energía al mundo y a todas las personas que viven en él.

por Jennifer Hoffman
http://enlighteninglife.com
Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

Ejercicios practicos para absorber la energía de los árboles

os árboles meditan en todo momento y la energía sutil es su lenguaje natural. A medida que su dominio de este lenguaje aumente, podrá comenzar a entablar una relación con ellos. 

Le ayudaran a abrir los canales de energía y a cultivar la calma, la presencia y la vitalidad. Usted, a su vez, puede ayudarles con sus bloqueos y zonas debilitadas. Es una relación mutuamente beneficiosa que precisa ser cultivada.

 

VER EL VÍDEO:




VER EL VÍDEO: ABRAZAR UN ÁRBOL 


                                                                                                                                                

Elección de un árbol con el que trabajar

Los mejores arboles para sanar son los grandes, en especial los pinos. Los pinos irradian energía Chi, nutren la sangre, fortalecen los sistemas nerviosos y contribuyen a prolongar la vida, son los “Arboles Inmortales”. La poesía y la pintura china antiguas están llenas de admiración por los pinos. En el antiguo Mah Jong el pino representa a un hombre joven, la escritura y que la palabra es más poderosa que la espada.

Si bien los pinos son buena elección, se pueden usar muchos otros árboles o plantas.

– Los cipreses y los cedros reducen el calor y nutren la energía Yin.

– Los sauces ayudan a eliminar los vientos malsanos, a liberar la humedad excesiva del cuerpo, a reducir la alta tensión sanguínea y a fortalecer el aparato urinario y la vejiga.

– Los olmos tranquilizan la mente y fortalecen el estomago.

Los arces persiguen a los vientos malsanos y ayudan a mitigar el dolor.

– Las acacias blancas ayudan a eliminar el calor interno y a equilibrar la temperatura del corazón.

– Las higueras de Bengala limpian el corazón y ayudan a eliminar la humedad del cuerpo.

– Los canelos eliminan el frio del corazón y del abdomen.

– Los abetos ayudan a eliminar cardenales, a reducir la hinchazón y a curar los huesos rotos mas rápido.

– Los espinos ayudan en la digestión, fortalecen los intestinos y reducen la tensión sanguínea.

– Los abedules ayudan a eliminar el calor y la humedad del cuerpo y a desintoxicarlo.

– Los ciruelos nutren el bazo, el estórnago, el páncreas y tranquilizan I a mente.

– Las higueras eliminan el exceso de calor del cuerpo, aumentan la saliva, nutren el bazo y ayudan a detener la diarrea.

– Los ginkgos ayudan a fortalecer la vejiga y alivian los problemas urinarios de las mujeres.

No es necesario internarse demasiado en el bosque para buscar un árbol apropiado con el que trabajar. Los arboles que están acostumbrados a tener personas alrededor comprenden nuestra energía y en realidad son más accesibles y amigables que los que están lejos en el bosque. Los parques de las ciudades y los patios suburbanos están llenos de arboles poderosos y accesibles, a quienes les encantaría tener relaciones más cercanas con los humanos que dominan su medio.

Existe un determinado limite de tamaño de los arboles más accesibles a los seres humanos. Si el árbol es demasiado pequeño, no tiene la suficiente energía para impresionarle. Si es demasiado grande, el problema es el contrario, es decir quo precisara más tiempo para que le interesen los arboles grandes.

c. Establecer comunión con un árbol


Existen determinados métodos para acercarse, interactuar y alejarse de un árbol.

Puede aprender y crecer trabajando con todos ellos. Intente ser abierto y respetuoso en lugar de presionarlos para que sirvan a sus propósitos. De esta manera, los arboles le proporcionaran algo más que otra fuente de energía Chi: amistad, expresi6n humorística y amor.

Los arboles aculan en una escala temporal más extensa que los seres humanos. Puede contribuir a cerrar esta brecha regresando una y otra vez al mismo árbol para que se establezca una relación. Visítalo en forma periódica.

Deje que el árbol lo conduzca hacia las maravillas de su vida interior.

a. Absorba energía Chi Yin con las palmas para compensar la energía Yang 

El mejor momento del día para practicar con un árbol es durante la mañana hasta el mediodía.

Asuma una postura. Póngase de pie o siéntese dos o tres metros delante del árbol.

Abrase a un árbol. Relájese y céntrese. Sienta como sus límites se desdibujan. Permítase ser mas perceptivo y de alguna manera vulnerable, preparado para comunicarse con el árbol. Sienta cómo su campo energético se abre como una flor sin emitir ni absorber energía, solo se abre y está disponible 

De la bienvenida. Extienda los brazos y exponga la palma de las manos al árbol. Extienda su energía hacia el árbol en actitud amistosa de “ofrenda”. Cuando el árbol responda extendiendo su energía hacia usted, acéptala, inspire para llevarla dentro del cuerpo con una actitud de “bienvenida”. Use la mente y los ojos de la siguiente manera: Con la parte inferior de los ojos, concéntrese en la punta de la nariz. Con la parte superior de los ojos, mire las palmas y el árbol.

Deje que su intuición lo guie mientras responde otra vez al árbol con otro gesto de “ofrenda”. Realice varios de estos intercambios. Tómese el tiempo y sienta lo que sucede.

Absorba la energía Chi con la palma izquierda, la mente y la parte superior de los ojos.

Como con todas las prácticas del Tao Sanador, es necesario que entrene la vista y la mente para mover y guiar la energía Chi. Esto le ayudará también a ejercitarse para reconocer y ser consciente de la calidad de la energía del árbol. Sienta la energía del árbol cuando entra en el cuerpo. Cuando la envía al árbol, combínela con la Energía del Plano Humano (Partícula Cósmica). Sienta como ha mejorado la energía que regresa a usted desde el árbol: es fresca y sanadora. Observe asimismo como la calidad de la energía cambia después de nueve, 18, 24 y 36 ciclos.

Mueva la parte superior de los ojos para guiar la energía Chi lentamente por el interior (lado Yin) del brazo izquierdo para hacerla subir por hombro izquierdo, el lado izquierdo del cuello, la oreja izquierda hasta la coronilla. Desde aquí, haga descender la energía Chi por el lado derecho a la parte posterior de la oreja derecha, el lado derecho del cuello, el hombro derecho, el interior del brazo derecho hasta la palma de la mano derecha. 

Proyecte la energía Chi hacia afuera, hágala entrar en el tronco del árbol. Absorba una vez más en un circulo (el Circulo Energético Yin): 36 ciclos para los hombres y 24 ciclos para las mujeres.


Extiéndase a un nivel más profundo. Ahora comience a intercambiar energía con el árbol en un nivel más profundo. Compartir con el árbol en un nivel más profundo significa comunicar una parte determinada de su cuerpo con una parte determinada del cuerpo del árbol y respirar la energía de uno a otro. Hacer circular significa ahora guiar la energía por un conducto que pasa por ambos cuerpos y regresa a su punto de partida. Puede guiar la energía Chi como en el punto anterior. Finalmente descubrirá que hay varios esquemas diferentes posibles.

8) Inspirar y retener para no terminar en forma brusca. Inspirar y retener es muy importante pues así evita absorber más energía del árbol de la que puede usar sin llegar al desequilibrio. También evita drenar demasiada energía de un árbol pequeño o débil o dejar demasiada de su energía negativa sin procesar en ese árbol. Además, sella las conexiones que hizo con el árbol para que la energía no se escape al aire una vez que se haya ido. Todo esto contribuye a una meditación estéticamente completa y demuestra respeto por el árbol. Cuando sienta que ya es suficiente y quiera comenzar a regresar al estado de conciencia normal o a un nivel de comunión menos profundo, intente hacerlo de manera lenta y gradual para no alterar la belleza de lo que ha compartido. Sentirá que poco a poco regresa a usted mismo, puede separar la energía que le pertenece de la energía del alto y establecer nuevamente el límite entre los dos.

Cabe advertir a esta altura que si después de haber sanado siente todavía mucha energía en las manos, cierre el punto de la coronilla para sellarlo a fin de que su energía sanadora no siga fluyendo hacia afuera.


A los árboles les gusta mucho la comunicación con el hombre y es probable que deba esperar mucho tiempo hasta que el árbol le diga que se vaya.

Debe desviar la atención poco a poco del contacto con el árbol y concentrarse mas en su persona.

Al hacerlo, mucha de la energía compartida entrara en su cuerpo, entonces “empuje hacia atrás” la corriente de energía del árbol para evitar que entre, a la vez que permite que su energía humana regrese.

Luego, cuando sus polaridades se inviertan, deje que la energía del árbol regrese a el pero mantenga su energía consciente dentro del cuerpo.

Después de algunos intercambios, el árbol comprenderá su intención y comenzara a cooperar. En unos pocos minutos habrá regresado por completo a su cuerpo y estará preparado para el cierre.

Para librarse de un esquema de circulación poderoso, concentre la atención poco a poco en la región umbilical, el lugar donde finalizar la meditación. A medida que la energía se acumula allí, deje que cualquier exceso de energía fluya dentro del árbol.

Si el árbol intenta proporcionarle energía desde otro punto, rechace este flujo de la manera descrita mas atrás.

A la larga el esquema cesara y podrá compartir la energía con el árbol en el punto escogido. Ahora puede separar la energía que le pertenece de la del árbol, para finalizar la retirada.

Cuando la comunión con el árbol es muy intensa, es probable que deba “alejarse demasiado lejos” para retirarse de una sola vez. En cambio, después de inspirar y retener en forma parcial, continúe haciendo circular y compartiendo pero de modo no tan intenso. Poco a poco, después de repetir varias veces estos pasos, volverá por completo a usted mismo.


Cierre. Siempre termine con un cierre. El cierre es un gesto preciso y de alguna manera abrupto que rompe la conexión, asegura cualquier curación que se haya realizado e imparte un sentimiento de buena voluntad, todo esto en uno o dos segundos. El cierre puede ser un movimiento, un sonido o simplemen­te un cambio en el campo de energía sutil, como aplaudir con las manos o asentir con la cabeza. Un movimiento suave del purio en arco hacia arriba que termina con un leve puñetazo hacia abajo es muy eficaz. Los sonidos “Ah” y “Amen” que se utilizan para terminar las plegarias también son ejemplos de gestos de cierre, como darse la mano con fuerza o un pequeño apretón al final de un abrazo. Además de estos gestos de cierre, despídase con la mano o dele un beso rápido al tronco para terminar el cierre.

Las secciones 7), 8) y 9) se usan para intensificar, aligerar y terminar los ejercicios que se explican a continuación y se pueden usar en cualquier momento para terminar la comunicación con el árbol escogido.
b. Absorba la energía Yang con los dedos para compensar la energía Yin 

Póngase de pie a unos dos o tres metros delante del árbol. Acérquese al árbol lenta y suavemente. Sienta como el campo energético que lo rodea se vuelve espeso como la miel.

Estire los brazos hacia el árbol con las Palmas mirando hacia el tronco y los dedos extendidos.

Mientras se acomoda lentamente para estar más cerca del árbol, menos “miel” lo separa de las energías brillantes que se encuentran en su corazón.

De igual modo, su resplandor se revela al árbol.

Al mismo tiempo, la energía parecida a la miel que lo rodea actúa como

Cuando llega al árbol y lo envuelve en un gran abrazo, las energías radiantes de ambos se unen y es probable que durante unos instantes se pierda en la dicha de la unión.

Después de establecer contacto de este modo, tal vez sea preciso que se quede quieto durante un rato hasta que las otras conexiones más profundas entre usted y el árbol se estabilicen y simplifiquen. Pronto se encontrara en el estado de lectura paralela descrito anteriormente, a partir del cual tiara circular y compartirá la energía.


Sienta primero la energía del árbol. Cuando sienta la energía Chi del árbol, concéntrese en la punta de la nariz con la mente, la vista y la parte inferior

de los ojos. La parte superior de los ojos miran hacia las yemas de los dedos y el árbol.

Absorba la energía Chi con los dedos de la mano izquierda, la mente y la parte superior de los ojos.

Mueva poco a poco la parte superior de los ojos para guiar la energía Chi hacia arriba por el exterior (lado Yang) del brazo izquierdo, el hombro izquierdo, el lado izquierdo del cuello, la oreja izquierda y la coronilla. Lleve la energía hacia abajo por el lado derecho comenzando por la parte posterior de la oreja derecha, el lado derecho del cuello, el hombro derecho y el exterior del brazo derecho hasta la palma y los dedos de la mano derecha. Proyecte la energía hacia afuera desde los dedos, combínela con la Energía de la Partícula Cósmica y guíela dentro del tronco. Absórbala otra vez en un circulo. Los hombres repiten el ciclo 36 veces; las mujeres, 24 veces (Véase Figura 2.30).


Si desea terminar la experiencia en este momento después, siga las instrucciones de la sección a), puntos 7), 8) y 9) para intensificar, aligerar y romper por Ultimo su conexión con el árbol.

El Circulo de Energía Yang le ayudara a volverse más sensible al dolor agudo y más superficial, así como a la energía de los Órganos Yang (intestinos delgado y grueso, vesícula biliar, vejiga y estomago).

c. Absorba la energía Chi del árbol con las palmas; el lado Yin

Siéntese o póngase de pie a unos dos o tres metros delante de un árbol.

Extienda los brazos hacia el árbol con las palmas mirando el tronco

Sienta primero la energía del árbol. Cuando sienta la energía Chi del árbol, absórbala con la mente, los ojos y las palmas por medio de estas Últimas. Lleve la energía Chi hacia arriba por el interior (los lados Yin) de ambos brazos hacia los hombros, ambos lados del cuello, las orejas izquierda y derecha y la coronilla. Desde la coronilla lleve la energía hacia abajo por el Canal Funcional hasta la mitad de la ceja, la garganta, el corazón, el plexo solar, el ombligo y el caldero detrás del ombligo.

Siga llevando la energía hacia abajo desde el caldero hasta el perineo, las plantas de los pies y luego aproximadamente hacia tres metros dentro del suelo.

Lleve la energía hacia arriba hasta las raíces del árbol, luego dentro del tronco. Sienta como su energía fluye por el árbol, luego emerge del tronco y entra en su palma. Repita el ciclo nueve, 18, 24 6 36 veces.

Practique enviar su energía por el tronco desde la palma de la mano derecha, a través del árbol, a la palma de la mano izquierda y desde la palma izquierda, a través del árbol, a la palma derecha. Los hombres deberían practicar durante 36 ciclos; las mujeres durante 24. Es muy

7) Trate de distinguir las distintas partes del árbol. Comience por la parte superior del tronco. Envié su energía dentro del árbol y sienta como reverbera. Arrodíllese lentamente para practicar con la parte inferior del tronco. Luego practique con las raíces. Sienta e intercambie la fuerza con el árbol.

d. Absorba la energía Chi del árbol por la coronilla

Póngase de pie a unos dos o tres metros delante de un árbol con los brazos al costado del cuerpo. Sienta el aura del árbol 

Si no la siente, puede acercarse un poco más.

Cuando sienta el aura del árbol, absorba la energía por la coronilla. La energía equilibrada del árbol es suave y tiene un efecto sanador muy poderoso.

Absorba la energía del árbol por la coronilla y déjela circular hacia abajo por los Canales Impulsores o por el Canal Funcional hasta el perineo y después hasta ambos pies. Exhale la energía por las plantas de los pies dentro de la tierra. Lleve la energía desde el suelo a las raices y luego hacia arriba por el tronco.

Sienta cómo absorbe la Energía de la Tierra y la del árbol.

y como éstas purifican su energía y eliminan la energía malsana o negativa. Cuando sienta que brota desde el tronco, absorba la Energía del Plano Humano (Partícula Cósmica) y regrese la energía a la coronilla. Sentirá que las energías combinadas nutren el cerebro, las glándulas y los Órganos. Repita el proceso nueve, 18 6 36 veces.

e. Compartir con el árbol desde el corazón.

En este modelo, la energía del árbol fluye a través de los brazos y el centro del corazón. Puede usarlo para limpiar los brazos del sanador de la energía enferma que se haya acumulado durante el trabajo, o simplemente para abrir el corazón.

1) Adopte cualquier postura cómoda en la que pueda alcanzar una rama sin esforzarse.

Alargue un brazo hasta que pueda tocar el árbol con la palma o la punta de los dedos. Sienta la energía vital bajo la corteza y haga contacto con ella, dando un cierto tiempo para que el contacto se desarrolle.

Al cabo de un tiempo sentirá que comienza a compartir, como si un aura suave se transmitiera en ambas direcciones entre su mano y el árbol.

Amplié el proceso gradualmente hasta que se encuentre inhalando y exhalando energía a lo largo de todo el brazo, desde el centro de su corazón al árbol y viceversa. Permita que este flujo mutuo se prolongue por un rato.


Ahora incluya el otro brazo. Puede apoyarlo en la misma rama, cerca de la otra mano, o puede apoyarlo en otra rama.

Permita que la energía del árbol fluya a lo largo de un brazo, se mezcle con su propia energía en el centro del corazón y fluya por el otro brazo. Cada poco invierta la dirección del flujo en un brazo o en los dos.

Para una experiencia más profunda, intente extender el flujo desde el corazón hasta el ombligo, dejándolo correr desde el árbol al corazón, de allí al ombligo y luego retornar.

dónde va la energía después de salir de sus manos y entrar en el árbol? Si sigue su recorrido con la mente, comenzará a descubrir algo mas respecto a la sutil anotomía del árbol.

Puede que descubra aéreas bloqueadas o congestionado sobre las que puede trabajar haciendo circular la energía de una mano a la otra. Sienta la respuesta del árbol hacia estos esfuerzos y permita que le guie su intuición.

Absorber la Energía de la Tierra

Genere calor en su ombligo y lleve la energía hacia la coronilla.

Proyecte la energía Chi hacia el exterior hasta la cima del tronco del árbol. Entre en el árbol y sienta que establece una conexi6n con el.

Durante este proceso puede pararse a cierta distancia del árbol (entre tres y diez metros). A medida que progrese en esta práctica podrá proyectar su energía hacia el árbol con facilidad desde una distancia mayor. Permita que el árbol absorba la energía enferma o negativa. La energía que retorne a usted estará en equilibrio.

Permita que su energía fluya tronco abajo hasta alcanzar las raíces e introducirse en la tierra 

Deje que la Energía de la Tierra purifique su propia energía. Absorba esta energía combinada a través de las plantas de los pies, subiendo hasta el perineo y luego ascendiendo a través de los Canales Impulsores o a través del Canal Gobernante que corre a lo largo de la espina dorsal. Permita que la energía fluya hasta la coronilla y proyéctela una vez más hacia el exterior. Repita el proceso nueve, dieciocho o treinta y seis veces.

Cuantas más veces se repita el procedimiento, tanto más se refinara o incrementara la energía. Notar que los Canales Impulsores y la Orbita Microcósmica se tornan más claros y brillantes. Una vez que haya establecido una buena conexi6n con el árbol, podrá enviar su energía enferma hacia el árbol a distancia, para refinar su propia energía o mejorar su estado de salud.

Meditar mientras se esta sentado bajo un árbol

Una vez que haya desarrollado su capacidad de sentir la energía Chi del árbol, podrá sentarse bajo el árbol a meditar. Absorba la energía del árbol a través de las estaciones (puntos) de la Órbita Microcósmica.

Fuentes: http://www.esencialnatura.com/como-abrazar-y-absorber-la-energia-de-los-arboles/

Extraído de los libros de Mantak Chia y Maneewan Chia

Ecoportal.net

Energía Craneosacral

El Pensamiento es Energía

Cuando venimos a este mundo como niños inocentes se nos enseña a que los adultos siempre tienen razón, los vemos grandes y con conocimientos que nos van pasando a medida que vamos creciendo y aceptamos todo lo que nos dicen y nos enseñan, sin dudar de su saber. Además de transmitirnos cosas con palabras, también aprendemos de su comportimiento y de sus emociones. Cuando no estamos de acuerdo con algún hecho o actitud y reclamamos, somos castigados, muchas veces “sutilmente”, vemos como los rostros pasan de sonrientes a enojados, las palabras se tornan escasas y cortantes y aparece la respuesta del “silencio”, eso nos demuestra que hemos hecho algo mal, asi que para complacer a los demás nos vamos adaptando a la manera de vivir que nos van programando.

Si hacemos o decimos algo que esperan de nosotros somos recompensados y sino somos castigados. Luego en la escuela pasa algo parecido, si tengo una manera de ser que no encaja con el gusto del docente, se hará inmediatamente un pre-juicio de mí, ni hablar si cuestiono cosas en alguna materia, obviamente mis notas reflejarán mi comportamiento. Así nos van llevando por un camino donde todo está estipulado, un camino que hay que seguir para sentirnos parte de la familia, del grupo, de la sociedad, del mundo…

A medida que pasa el tiempo nos vamos adaptando a todo, ya no pensamos por nosotros mismos, ya no somos nosotros mismos, hemos sido programados.

Se nos impone una religión o una creencia, se nos hace temer a Dios, que por un lado nos ama incondicionalmente y por otro nos castiga de la forma más cruel. Y llega un momento en que ya no nos asombra la miseria, la corrupción, la mentira, la desunión, las guerras, llega un momento en que ya no puedo ponerme en el lugar del otro porque primero debo ocuparme de mí, miro en la televisión los niños desnutridos, los desastres naturales, la muerte en las guerras y es como si no lo viera, a los dos minutos cambio de canal y ya no está más en mi mente, creemos que, como no nos pasa a nosotros no nos afecta. Lo que no sabemos es que sí nos pasa a nosotros.

Dejamos que los que dirigen nuestro país lo hagan a costa de nuestro sacrificio, nos mantienen sobreviviendo para que no podamos pensar en otra cosa, pero somos nosotros quienes los ponemos ahí, somos nosotros responsables de cada cosa que nos pasa, pero estamos acostumbrados a que nos digan lo que tenemos que hacer, lo que tenemos que pensar, lo que tenemos que sentir, no nos damos cuenta que somos como las ovejas que siguen al rebaño aunque se dirijan al matadero. Vemos la realidad que los demás quieren que veamos.

Nuestros pensamientos no son necesariamente nuestros pensamientos, sino pensamientos implantados. Si estamos limitados por un sistema de creencias, especialmente un sistema de creencias religiosas, entonces no podemos dar el siguiente paso y ese paso es el que nos llevará a encontrar nuestro camino.

No somos el cuerpo que tenenos, somos consciencia, consciencia que está conectada a un océano de consciencia, no somos pequeños, tal vez te percibas a ti mismo como la gota del océano, pero si pones la gota en ese océano ya no habrá un punto donde termina la gota y comienza el océano. La gota es el océano y el océano la gota. Somos todos una consciencia infinita.

Si cambiáramos la famosa frase “ver para creer” por “creer para ver” notaremos que iremos avanzando considerablemente. No se trata de creer en los demás, se trata de creer en uno mismo, creer en lo que consideramos que es imposible, creer en que hay una respuesta verdadera a mis preguntas, creer en una infinidad de posibilidades y no sólo en un hecho por la única razón de que así lo veo. Se trata de ampliar la visión, considerando que los cinco sentidos no son suficiente para ver.

Se nos ha implantado una forma de identificarnos con el cuerpo físico y lo que ésto hace es que limita la visión y perspectiva de la consciencia e identificamos lo que somos con este mundo físico, y así lo único que podemos hacer es percibir la realidad de los cinco sentidos.

Hay otra realidad que no está afuera, otra realidad que nos grita desde adentro, que somos capaces de escuchar muchas veces cuando nos preguntamos ¿Hacia dónde voy? o cuando pensamos “debe haber algo más” . ¿Te has dado cuenta que la respuesta no está afuera y que nadie la tiene? Queremos que las cosas sean diferentes pero no sabemos qué hacer ¿Por qué? Porque no buscamos nuestra propia respuesta, la que está dentro nuestro, esa lucesita que quiere asomar es ignorada porque no estamos acostumbrados a prestarle atención, nadie nos ha enseñado, la estamos limitando con nuestra manera de pensar y la forma en que vemos la realidad, dos cosas que nos han implantado desde siempre.

Todo eso y mucho más es lo que debemos cambiar, si tienes miedo ¿cómo vas a avanzar? Si sientes que estás sólo en tu lucha ¿qué puedes hacer? Si tienes preguntas sin respuestas ¿dónde buscar? ¿Por qué seguimos igual cuándo vemos que las cosas no están bien? ¿Por qué te resignas a aquello que no te hace sentir como quisieras?

¿ Cómo, qué, por qué, dónde ? Preguntáte a ti mismo. Conócete, deja que tu corazón te guie.

Hay que darse cuenta que vamos por el camino equivocado, nos estamos destruyendo unos a otros y no nos damos cuenta.

En todas partes del mundo hay gente como tú, con problemas, desilusiones, penas, alegrias, fracasos, sufrimientos, placeres, soledad, etc. y también condicionados por una forma de “ver” la realidad que les han ido enseñando.

No soy “yo” o “ellos” somos “nosotros, todos”, somos “uno”, no estamos separados de nadie ni de nada, muy por el contrario, estamos conectados con todo y con todos. Lo que le pasa al otro le pasa a uno.

EL amor es el único camino para remediar la idea de separación que tenemos porque vibra a la mayor frecuencia posible y necesitamos elevar nuestra frecuencia para poder ver la otra realidad, la que se nos oculta, “la única verdad”. Debemos comprender que nadie puede salvarse a costa del otro o ignorando al otro, en este trayecto o nos salvamos todos o nos hundimos todos.

La Nueva Mente significa romper estructuras de pensamiento, ser libres en conjunto con nuestra mente y nuestro corazón, sembrar la semilla del cambio para ser lo que realmente somos, un espíritu puro de amor que habita en un cuerpo limitado. Somos una consciencia que es infinita y que nos pertenece a todos y donde todos somos parte de ella.

Cambiemos la frecuencia y veremos que no estamos solos, que no hay nada que temer, que somos responsables de todo lo que nos pasa y somos responsables de cuidarnos unos a otros, es la única manera de despertar. El amor es la única verdad, donde hay amor no hay miedo, no hay sombras, no hay error.

Comienza a pensar por tí mismo, sólo hace falta que te escuches, que dudes, que preguntes, que investigues y que encuentres tus propias respuestas, lo que ves afuera es una ilusión, la verdad la tienes tú, ¿qué esperas? Búscala y la encontrarás, está allí esperando por tí. FUENTE