Guru Ram Das / Ra Ma Da Sa

 

Sat Nam Fest Closing Ceremony with Mirabai Ceiba, Snatam Kaur, Jai-Jagdeesh

Como parte de la ceremonia de clausura del Sat Nam Fest 2011, Mirabai Ceiba encabezó una meditación de Guru Ram Das / Ra Ma Da Sa con maravillosos movimientos de manos (comunicaciones celestes) dirigidos por Snatam Kaur y Jai-Jagdeesh. Era una forma mágica de terminar el festival.

Anuncios

Las palabras. Los sonidos. Pensamiento positivo y …

Las palabras. Los sonidos. 

“… Recuerda la potencia creadora de las palabras y los sonidos, y cuánto las expresiones en voz alta crean en tu interior y a tu alrededor.

No existe una palabra, ni siquiera una de ella, que no cree algo: esto puede ser una sanación, una fuerza sanadora, puede ser la materialización de aquello que con esa palabra expresas.

Por ello, debes de estar siempre atenta a cada palabra, porque como crea puede destruir, como sana puede herir.

Habla a tu cuerpo como si fuera un niño para amar, comprender, tranquilizar, contener, ayudar.

Expresando a él aceptación, comprensión, ayuda, por la disonancia que en ese momento está manifestando, iniciará la sanación que el Amor así expresado hará suceder.

Luego de esta expresión, puedes pedir a él de dejar ir la disonancia.

Une a la expresión un toque cariñoso y el llevar allí la Luz junto a Mí.

No te preocupes si no conoces los sonidos terapéuticos y permanece serena: ellos nacerán espontáneamente en tu corazón, si pides a Mi de ayudarte a recordarlos, a recibirlos del Universo, a emitirlos en los modos y en los tiempos necesarios.

Esto ocurrirá si tu mente ya habrás alejado, si estarás allí con el corazón, en el silencio absoluto, en la abertura total, en unión a la Luz, con todo tu Amor.

Las palabras, los sonidos y todas las expresiones, pueden ser una sanación para tu cuerpo, para tu corazón, y para todos los que deseas ayudar.”


Pensamiento positivo y Visualización

“… Recuerda que la mente siempre te hablará sólo de aquello que conoce, por lo tanto, cuando le hablas de lo desconocido o creas lo inimaginable, ella se aleja.

La mente no sabe reconocer la diferencia entre la realidad que la circunda y las imágenes y la realidad que puedes crear con tus pensamientos y con tus visualizaciones.

He aquí que puedes comprender qué hora eres lo que tú has creado con tus pensamientos, palabras, acciones y vibraciones.

Por ello puedes convertirte en lo que decides crear con ellos.

Con alegría imagina cosas maravillosas para ti, para todo lo que existe dentro de ti, para tu corazón, para tu cuerpo, para tu Alma.

Imagina las cosas más bonitas y más grandes para todo lo que te rodea.

Permítele a la Niña que existe en ti de soñar con lo desconocido, de tener todo el espacio necesario para su fantasía, su creatividad.

Si puede tu Niña manifestarlo siempre, creará no sólo la sanación, sino que atraerá todo lo que también es necesario para ti y todo lo que ahora ni siquiera puedes imaginar.

Si tu Niña es libre de hacer volar su fantasía, creará una realidad maravillosa, llena de magias y ofrendas.

Y junto a su fantasía, y a sus sueños, también volará tu corazón y tu Alma.”

Extraído del libro: Sanarse y ayudar a sanar
Autora: Satya

Satya ~ Agradecer

“… Las puertas cerradas que encuentres, si las abres, pueden revelarte un mundo mágico, los obstáculos pueden traerte luego una infinidad de ofrendas, las disonancias de tu cuerpo pueden hacerte descubrir comprensiones y sabidurías.

Por ello, cuando encuentras una dificultad, descubres una herida del corazón, o tu cuerpo manifiesta una disonancia, agradece ante todo con intensidad, dirigiendo tu mirada al Cielo, sonriendo a todo lo que de grande, de bonito y de mágico, ya existe detrás y está llegando a ti.

Esta gratitud hará abrir las puertas más inexpugnables, hará que se derrumben las paredes más fuertes, te llevará a superar las dificultades más grandes, te llevará a la sanación y a la transformación en todo.

Agradecer ante todo, lleva a la aceptación, a la comprensión, a la visión total, a la transformación, a la sanación, y nos hace dar los pasos necesarios, las acciones requeridas.”

Comentario

Parece absurdo dar las gracias por lo que no nos gusta o está haciéndonos sufrir, por lo que no querríamos, o que está impidiéndonos algo, o está cambiando nuestros programas.

Pero realmente dar las gracias por cada cosa y ante todo, crea y permite lo inimaginable, lo que creemos imposible.

“… La aceptación de todo y de todos, hecha con Amor, la gratitud alegre, el compartir humildemente las dificultades que encuentras para aceptar y ser agradecida por todo, lleva a lograr grandes conquistas, completa de prisa muchas sanaciones, incluso la sanación de lo Antiguo, y permite la llegada de nuevas ofrendas para ti misma y para los demás.

Continua a aceptar con Amor, a agradecer con alegría, a sonreír a todo y a todos, ininterrumpidamente, permanece despegada de todo, de todos, y de ti mismo, mantén la mirada al Cielo, a la meta de tu Alma: vivirás alegre por las magias que ocurrirán, inimaginables ahora para ti, te sentirás transportada por la ola del Amor que te llevará alto, que permitirá a tu Alma de volar libre en el Cielo.”

Recuerda que:

Las dificultades son:

– herramientas que dan forma,
– entrenadores que transforman,
– medios para extraer lo que existe dentro,
– la posibilidad de manifestar la Esencia luminosa, 
– peldaños para subir siempre más alto, 
– espejos para reflejarse,
– bancos de prueba, 
– maestros de vida.

Para superar las dificultades es necesario deponer las armas de la mente y abrir la puerta del corazón.

Para cada problema existe una solución,
para cada pregunta existe una respuesta,
por cada derrota existe una victoria,
por cada fracaso existe un existo,
por cada final existe un inicio. 

* Observar el pasado para sanar, 
comprender, perdonar, amar

“… Si quieres, te acompañaré con Amor a ver una bonita película: tu vida.

Con alegría te enseñaré cómo observarla.

Una fuerza nueva te donaré para que tú puedas hacerlo sencillamente y serenamente.

Permitirás así el despertar de una grande fuerza que saldrá de ti mientras harás esto.

Comprenderás así que todo lo que existe en ti y a tu alrededor, forma parte de una película que todavía no ha terminado.

Verás las imágenes de una manera nueva y con una luz nueva, porque ahora has traído a tu vida una nueva luz.

Cuando ves una película que te gusta mucho, vives emociones intensas, incluso sabiendo que es una película: esto es lo que ocurre en la vida, esto es la vida.

En algunas imágenes nos detendremos para observar mejor, para poder coger la esencia de aquella situación experimentada, de aquella experiencia vivida, de aquel encuentro ocurrido.

Nos detendremos para comprender si allí es necesaria una sanación o una transformación, si puedes obtener una enseñanza o recibir una comprensión.

Así podrás aprender y comprender lo que no has aprendido y comprendido ni mientras estabas viviendo aquella situación, aquella experiencia, aquel encuentro, ni después.

Llevaremos Luz al pasado para aumentar la Luz en el presente, para llevar aún más Luz en el futuro.

Una parte de ti te empujará a mirar junto a Mí esta película y a volverla a ver muchas veces, porque es atraída de ello, porque intuye todas las ofrendas que existen detrás.

Una parte te empujará en cambio a escapar lejos, porque teme descubrir cosas que pueden hacerte sufrir todavía más, o c las heridas.

Una parte te empujará a venir Conmigo, porque sabe que recorreremos el camino que te conduce dentro de ti para descubrir tu belleza, tu grandeza, tus tesoros, tu Esencia de Alma Luminosa, de Hija de la Luz.

Una parte te llamará en cambio hacia otros caminos, hacia otros lugares, sintiendo que el camino hacia uno mismo es el más pesado, aunque sabe que es el más bonito, el más rico de ofrendas y magias.

Una parte te hará sentir demasiado frágil y débil para poder ver la película junto a Mí. En esos momentos llámaMe, y con la esencia del Guerrero de Luz, di: 

– No soy frágil, no soy débil, sencillamente siento mi corazón frágil y débil, pero ahora con mi fuerza lo sanaré y lo haré fuerte – .

Di esto en voz alta para escuchar toda la fuerza que existe en ti, que te permitirá de observar la película sin sufrir, sin desear de escapar, que te llevará a amarla y a descubrir cuánto es bonita.

Después que toda la película habrás vuelto a ver junto a Mí y todo habrás comprendido, transformado, sanado, te sentirás mucho más fuerte, sentirás que no temerás más nada de lo que en la película de la vida vivirás, sintiendo que en realidad la vida es una película.

No huirás de nada, ya no reprimirás los sentimientos y las emociones, todo lo afrontarás con entusiasmo, vivirás con intensidad.

Es así que vivirás la vida como una niña que está jugando, descubrirás tu grandeza, permaneciendo humilde. 

Alegre alargarás la mano hacia Mí y correrás feliz hacia las aventuras que la vida te donará.”


Pregunta:

Temo de hacer esto porque todavía sufro cuando afloran los recuerdos de lo que he sufrido por mis padres. Temo de no haberlos realmente perdonados…

Respuesta:

“Como una niña ven a Mis brazos para observar junto a Mí aquellas partes de la película que has vivido con ellos.

Sonreirás a ellos y a tus padres, porque descubrirás cuánto también tú ahora estás protegiéndote y defendiendo con los mismos medios, modos y expresiones usadas por ellos.

Con facilidad descubrirás las raíces, las causas, los temores, las necesidades, que han llevado a aquellas expresiones, a usar aquellos medios.

Con simplicidad te desapegarás de ellos, con alegría comprenderás que ellos no necesitaron protegerse y defenderse, como en realidad no lo necesitas tú. 

Descubrirás cuánto aquellas expresiones, aquellos modos, aquellos medios, no protegen en realidad, no defienden, sino que impiden al Amor de satisfacer el corazón, a la Luz de hacer resplandecer la Esencia, a Nuestras ofrendas de llegar.

Es así que comprenderás a tus padres y aún más los perdonarás, los querrás como Almas que te han donado una gran oportunidad de crecimiento y evolución.

Resurgirán sí otras bellezas tuyas.

Sabrás donar nuevas ayudas, porque todo esto te permitirá de intuir aún más lo que puede existir detrás a cada expresión y acción o no expresión y no acción.

Donarás las sabidurías que tu vivencia ahora puede donarte, y éstos son las ofrendas más bellas, son las ayudas más grandes.”

– Lo cotidiano como medio de sanación

“… Lleva tu atención al lugar dónde te encuentras, lleva conciencia en todo lo que haces y vives, observa con desapego las emociones que existen en tu corazón, las sensaciones que experimentas.

Todo puede ser un medio para comprender las raíces, las causas, las motivaciones, los objetivos, de las disonancias del cuerpo, de los sufrimientos del corazón.

Además de poder coger todo esto, puedes intuir el modo y el medio que usar para sanar, para desarmar, para transformar.

Los lugares pueden despertar sensaciones ya conocidas.

Los sonidos, las imágenes, los perfumes, pueden ayudar a recordar.

Las palabras pueden contener Nuestros mensajes, más allá de las fuentes de donde provienen.

Un atleta cuando se prepara a una competición no piensa en otra cosa, no lleva su mirada más allá de su campo de entrenamiento, no se pierde en los recuerdos del pasado o en los pensamientos por el futuro, todo lo contrario, vive intensamente su entrenamiento, está ininterrumpidamente atento a su preparación.

Si vives la cotidianidad así, sabrás vivir conscientemente las sensaciones y las emociones, podrás descubrir para recordar, para intuir, para recibir.

Y además de aquello puede llevarte a la sanación, puedes aprovechar ocasiones de crecimiento, puedes aprender lecciones nuevas, puedes recordar sabidurías antiguas.

También esta es una manera para alejar la mente, limpiar los ‘antenas’, afinar los sentidos.

Cuando el corazón será vaciado de todo aquello que no es Amor, no es Luz, no es alegría, la Luz tendrá la posibilidad de hacerlo fuerte y de hacerte fuerte, el Amor podrá colmarlo y podrá satisfacerte totalmente.

Así te será más fácil percibir y comprender lo invisible y lo ‘sutil’ de todo.

Incluso si no has vaciado completamente tu corazón, tú compórtate igualmente como ahora te he sugerido, porque esto te lleva a lograr la satisfacción del corazón, la libertad del Alma. 

Y como ves, no queda espacio para los recuerdos del pasado, para las ansiedades del futuro, para las ilusiones del mundo, sólo para soñar lo que te está esperando.”

“… Cuando dos ‘Corazones’ se encuentran mucho puede ocurrir, nacer y concluirse.

Las Almas se encuentran para crecer y evolucionar juntas, para iluminarse cada vez más la una con la otra, para sanar juntas, para concluir lo que en otros viajes han iniciado juntas.

Muchas veces ocurre que se hacen más viajes para concluir aquello que no se ha concluido cuando existía la oportunidad.

Esto es debido porque en ese momento no se ha prestado la atención necesaria, no se ha vivido con conciencia, no se ha comprendido cuánto ha ocurrido, no se ha hecho lo que era necesario.

Si no se vive con atención y conciencia, las ocasiones no crean lo que pueden crear, no cierran, no concluyen, no desarman, lo que es posible.

Y por lo tanto la sanación que podría ocurrir en ese momento, no ocurre. 

Por ello, presta siempre mucha atención a los encuentros que haces, toma todo lo que surge, lo comprendas o no.

Siente los encuentros como ofrendas de Amor, incluso si en ese momento no sientes Amor hacia quien encuentras, o sientes sentimientos muy diferentes al Amor.

Si ese encuentro tiene un objetivo, si forma parte del diseño del Alma para lograr una sanación, esta sucederá cuando estés preparada, cuando sea el momento justo, lo recuerdes o no.

Si sientes la certeza total de que realmente es una ofrenda, sentirás también el Amor, porque en realidad todo lo que lleva a sanar, a crecer, son ofrendas de Amor.

Y como siempre, para sentirla tal, no debe existir la mente ni siquiera por un instante, sólo el corazón, y el silencio que permite de comprender muchas cosas.

LlámaMe y siénteMe a tu lado para ayudarte a vivir todo.

Aferrada a Mi será mucho más fácil sentirte un Alma que encuentra otras Almas, ver a todos como Almas en camino, relacionarte como un Alma que ha elegido el Amor y la Luz.

Y así te acercarás cada vez más al Amor de Almas.”

“… Los sentimientos no luminosos y de no amor, impiden al Amor de fluir, a las ofrendas del Amor de llegar. 

Limitan tu expresión y la del otro, obstaculizan el logro de todo lo que os podía ser.

Estos sentimientos impiden de comprender o de intuir el motivo de aquel encuentro, de aquella relación, por lo tanto hacen perder aquella ocasión.

Te siempre tu corazón libre de estos sentimientos, tenlo ligero, observando con claridad todo lo que contiene para tener una visión clara.

Así sabrás cómo actuar para hacer que en tu corazón sólo exista Amor, Luz, alegría, paz.

Cada uno es un ‘espejo’ viviente para alguien, porque permite al otro de descubrirse a sí mismo.

Esto puede ayudarte a no juzgar y a no culpabilizar a nada ni a nadie. 

Aprenderás a querer ese ‘espejo’ que está recordándote que todo aquello que de él te crea dificultad, existe también en ti.

Puede ser en una pequeñísima parte, o expresado por ti de manera muy diferente.”

Crear cambios

“… Cuando sufres, cuando la sanación no llega a pesar de tus esfuerzos, observa si puedes cambiar algo de tu alrededor.

Muchas veces los cambios externos permiten cambios internos y viceversa.

Una disonancia puede ser una ayuda para hacerte llegar a lugares mejores para ti y para tu crecimiento, o para ayudarte a comprender que el lugar dónde vives ya cumplió su ciclo, sirvió para las etapas que has logrado.

Lugares nuevos, imágenes y perfumes nuevos, pueden crear la sanación.

Puede ser necesario un gran cambio: de trabajo, de lugar, de manera de vivir.

Puede ser un pequeño cambio o un cambio en pequeñas cosas, que crea en ti el terreno fértil por la flor de la sanación. 

Puede bastar una conciencia nueva para llevarte a cambiar una actitud, una manera de comportarte, de reaccionar.

Esto te hará sentir, ver y vivir todo lo que te rodea de manera nueva, como si todo hubiera cambiado, aunque en realidad nada de tu cotidianidad o de lo que está a tu alrededor ha cambiado.

Tendrás la confirmación de que nada en la vida tiene un significado igual para todos ni se vive de la misma manera: todo depende de cómo se reacciona ante las personas, en diferentes situaciones, en todo lo que se vive.”

Actuar con intensidad

“… Cuando hayas comprendido qué es lo que la sanación requiere, actúa intensamente, porque la intensidad en los pasos, en las acciones, lleva a grandes sanaciones, lleva a lograrla rápidamente.

La intensidad expresa tu deseo de sanar, y esto moviliza grandes energías dentro tuyo y alrededor tuyo.

La intensidad Me permite de actuar intensamente contigo y en ti, y de completar así todo lo que has iniciado.

No temas si sientes que dentro de ti se están movilizando muchas cosas y muy rápidamente.

Ama todo cuánto está ocurriendo, recordando que la intensidad disminuye el sufrimiento que puede existir en la sanación cuando toque las heridas.”

Extraído del libro: Sanarse y ayudar a sanar
Autora: Satya