Vegetarianismo. III

V.B. Anglada
Vegetarianismo. III

Interlocutor: ¿Qué implicancias espirituales tiene la alimentación con carne?

Vicente: Bueno, usted sabe que ésta es una de las grandes preocupaciones del discípulo. El discípulo o la persona espiritual se pregunta: ¿debo o no comer carne? Yo les digo a ustedes -y repito lo que dije en una charla anterior- que esto en cierta manera y hasta cierto punto no constituye una preocupación para el discípulo, porque hay una verdad, que todos ustedes habrán comprendido seguramente, que es aquélla cifrada en la siguiente frase: “Hay que buscar primero el Reino de Dios, lo demás vendrá por añadidura” ¿Qué hay que entender por Reino de Dios? El Reino de Dios está en nosotros y nosotros, cuando establecemos contacto con la Divinidad, sabemos lo que debemos hacer, porque imprimimos un nuevo ritmo a nuestros vehículos: la mente, el cuerpo astral y el cuerpo físico; y entonces, si nos saturamos de la Vida de Dios, habrá una purificación de los vehículos.

Entonces, el vehículo preparado por haber establecido contacto con la Vida de Dios, será el que nos dirá exactamente lo que necesita, no lo que nosotros, siguiendo una disciplina más o menos ética o más o menos moral, tratamos de infundirle. Nosotros no somos el cuerpo, nosotros no somos el deseo, nosotros no somos la mente, somos algo más que todo esto, por lo tanto, si siguiendo un proceso de expresión interna y siguiendo esta línea de luz que conduce a lo Eterno nos dejamos llevar por ella, imprimiremos un ritmo a los vehículos físico, astral y mental, que dará como consecuencia la purificación celular.

Si nosotros no hemos alcanzado la purificación celular en nuestros cuerpos kármicos, el hecho de que comamos carne o que comamos vegetales no tiene importancia alguna, porque no seremos nosotros sino el cuerpo quien exigirá por pureza aquello que debemos comer, cómo debemos comer, cómo debemos respirar, cómo debemos pensar, cómo debemos sentir. No son los cuerpos sino la vida espiritual que nosotros infundimos a los cuerpos la que obtiene de los cuerpos la respuesta sensible a las verdaderas necesidades espirituales.

Resultado de imagen de Vegetarianismo

La programática espiritual para la Nueva Era no se basa en tradiciones, no se basa en algo que está prefijado, preestimable ya o preestablecido, sino que contiene algo nuevo, algo esplendente, algo luminoso que puede ser muy distinto de todo cuanto hasta aquí hemos venido sosteniendo. La pureza se halla en la intención, si la intención es pura, lo cual significa que habremos establecido un contacto con el Reino de Dios, lo demás vendrá por añadidura:

lo que hay que comer, lo que hay que hacer… Interesa más, entonces, establecer contacto con ese supremo Reino de la Divinidad y después dejar que la divinidad en nosotros exija de los cuerpos la necesaria respuesta.

-Cristo en Ti, Esperanza es de Gloria – RA1

—–
Interlocutor: Has hablado de las velas que ponen a los Santos en las Iglesias, nosotros sabemos que el Cristo es el intermediario entre la Humanidad y los Ángeles. No podemos saber si somos Santos porque no sabemos si los hechos los han hecho ellos o los han hecho los hombres, en este caso, ¿no necesitaríamos nosotros más luz que los Santos, para saber si ellos fueron Santos?

Vicente: ¿Quién es Santo? Vamos a ver, es decir, que si una persona se ha portado bien en su vida dentro de una religión, será Santo dentro de aquella religión, pero, ¿cuántas personas, hablando socialmente, son santos en la vida y no son reconocidos por nosotros?

¿Cuántos Santos existen en las distintas Iglesias que nada tienen que ver con el Reino de Dios?, no son aceptados como Santos, ¿y cuántas personas humildes a las cuales nadie hace caso, son Dioses allí?

Hay que ser muy consecuentes. ¿Se dan cuenta ustedes, solamente anecdóticamente, qué sucedía en Semana Santa con las bulas? ¿Se dan cuenta? Está prohibido comer carne, no sé por qué razón, porque el hombre come carne desde hace siglos y siglos, pero pagando cierta cantidad puedes comer carne, y los demás no pueden comer carne si no pagan, entonces es un pecado.

Hay Santos que han sido grandes pecadores, y les citaría unos cuantos, que se han convertido, y entonces la Iglesia los ha llevado a los altares. ¿Y qué vemos en los altares?

Una serie de momias deformadas que no tienen ningún aspecto espiritual, es como mantener dentro de urnas sagradas, brazos, piernas, uñas y demás cosas físicas de cualquier Santo, es que se necesita ser poco inteligente para creer la verdad de ciertos argumentos, cuando vemos la vida en su esplendor ante nosotros, la vida que constantemente está sonriendo, más allá de las pruebas de la muerte a que nos someten estas arbitrariedades.

Por esto digo que si somos consecuentes, si nos damos cuenta del valor interno, lo que llamamos religión organizada no tiene ningún valor; que la Jerarquía, la Gran Fraternidad, tiene dentro de las Religiones algunos Iniciados para que no se deformen más de lo que está, es lógico, porque se vio el peligro.

-La Creación de las Razas y las Religiones – MS2

—–
Bueno, hay una cosa que esotéricamente, se puede analizar el asunto desde el ángulo de la misma forma. Si analizamos el asunto desde el ángulo de la forma, entonces hay la lucha entre dos reinos: El reino animal y el reino humano. Se nos dice esotéricamente por qué el hombre come carne: es el karma que está pagando el reino animal con respecto al reino humano, porque hay una lucha oculta entre el Ángel o el Arcángel que está dirigiendo la evolución dévica con todos sus componentes atómicos del reino animal y el Ángel que lleva cada persona humana que, digamos, constituye el plano cósmico, debido a que hay unas fricciones en el pasado entre ambos ángeles -no es que vayan a pelear-, simplemente son diferentes vibraciones de una diferencia de potencial entre el reino animal y el reino humano.

No nos comemos ningún gato, ningún perro, ningún elefante, ningún animal superior, pero cogeremos animales inferiores: los pescados, por ejemplo, porque estos aún están pagando la deuda kármica. En cambio, los animales superiores han pagado su deuda kármica con el ser humano y están cerca de él. Y el hombre está iniciando a los animales, (y) como los maestros que somos, sus perritos están iniciándonos a nosotros. Ahora bien, veamos una cosa, desde el ángulo de vista esotérico, la persona se da cuenta, por ejemplo, de que está buscando la perfección y, claro, para buscar la perfección se encuentra imperfecto, y claro, le han dicho a él: hay que hacer esto, hay que hacer lo otro, y se carga de disciplinas.

Una de las disciplinas favoritas es la alimentación, pero no hay peor especie de persona que sea, por ejemplo, contraria a la ley esotérica, que los naturistas acérrimos, dogmáticos, que no saben hablar nada más que en términos del estómago, yo digo hablar un poco más con el cerebro: “¡coméis!”, “¡no coméis!”, “¡que si las compatibilidades!”, y no piensan en otras cosas. Yo si hay que comer prefiero comer lo que me den. Además, acabo de comer cualquier cosa, lo que me den. Sobre el Yoga y las Disciplinas en la Nueva Era – AY1

Ahora estamos siendo invadidos por los gurús, que nos están marcando las reglas de la evolución, pues siempre veremos la contraparte. ¿Por qué el hombre ahora come carne de los animales? Porque durante siglos y siglos los animales se comieron a los hombres y crearon un karma de reino. Solamente cuando se comprenda a través de la Iniciación que el hombre debe comer puro, lo más puro posible, entonces, se saldará la gran deuda, y ya el animal no tendrá que matar nuevamente al hombre, ni el hombre tendrá, en justa correspondencia con la ley, de tener que comerse a los animales, o matando salvajemente a los animales, más salvajemente que los propios animales salvajes, porque están alterando la ley, en tanto que el animal sigue el principio de la ley, de la propia supervivencia.

Es solamente para que veamos que el proceso, que estamos llevando a cabo conjuntamente, puede ser un proceso bueno o malo de acuerdo con nuestros actos, de acuerdo con nuestros sentimientos, de acuerdo con nuestra propia ley, porque todo cuanto hagamos dentro del círculo-no-se-pasa de nuestra propia conciencia, unido a lo que ocurre dentro del círculo-nose-pasa de todas las demás conciencias humanas, constituyen el círculo-no-se-pasa de la conciencia de la Humanidad y, por lo tanto, el karma está ahí, que estamos encerrados dentro de unos límites estrechos como es la propia condición egoísta del hombre que es y actúa dentro de sus propios límites, dentro de sus propias esferas, está prisionero dentro de la jaula que él mismo se ha fabricado.

-El Libre Albedrío en el Hombre y el Plan de Dios – CE6

Por Vicente Beltrán Anglada
Recopilación Sabiduría Arcana 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s