Vegetarianismo. I

V.B. Anglada
Vegetarianismo. I

El vegetarianismo siempre ha sido un tema que ha inquietado a los aspirantes y discípulos espirituales de esta época. La necesaria y equilibrada alimentación vegetariana a veces se convierte en un problema más que en una ayuda, en algo inoportuno en ciertas etapas. Esta recopilación apunta a ver qué dijo Vicente Beltrán Anglada en sus libros y conferencias sobre este tema. Esperamos que después de su lectura podamos tomar decisiones al respecto sin imponerlas a los demás. Se incluyen los enlaces a las conferencias por si alguien desea investigar en un contexto mayor.

El karma es un efecto de la ley de gravitación y la liberación es el movimiento de retorno a las fuentes que es el movimiento de agravitación. La sustancia se compone para formar los cuerpos, cualquier cuerpo geométrico conocido, y la liberación es la descompresión de la sustancia. Pues bien, la iniciación es siempre esto. Queremos llegar a la iniciación…, perdamos peso; no se trata de ir a una sauna, naturalmente, me refiero a los aspectos psicológicos del individuo. Estoy hablando de cosas espirituales. Podemos pesar mucho y ser muy ligeros por dentro y viceversa, y de ahí viene ya, y nos llevaría muy lejos, el asunto del vegetarianismo y del naturismo y de estas cosas para buscar a Dios.

Y yo digo que la búsqueda del Reino de Dios es algo psicológico, interno, y de alta trascendencia, y no tiene nada que ver con el yoga conocido o de cualquier tipo de ejercicio o de mortificación personal, se trata de ver qué es lo que puedo hacer para mis hermanos y no cómo puedo purificarme a mí mismo. Las reglas han pasado, ya no son las mismas. Ya ha pasado la época en la cual se le exigía al discípulo disciplinas y ciega obediencia al Maestro.

Ahora, cuando hay contacto con algún Maestro de la Jerarquía te dicen “sirve y compórtate como un buen ciudadano, no te preocupes”. “Quien me sirve a Mí”, como decía Krishna a Arjuna, “es aquel que se sacrifica edad tras edad por la humanidad, por sus hermanos”.

Así que no seamos de los que se ejercitan mucho, y de aquellos que utilizan cilicios todavía para llegar a Dios, sino aquella persona que es responsable de todos y cada uno de sus pensamientos, de sus deseos y de sus palabras. ¿Se dan cuenta? Y estamos aquí para esto, para investigar estas cosas, y que cuando hablamos de los ángeles sepamos que hablamos de energías que están viviendo, que están aquí y ahora, y que motivan esta interdependencia, esta interpenetración que tenemos los unos con los otros, constituyendo, permítanme decir, un gran elemento químico que pesa menos que el aire y que, por lo tanto, se va elevando hacia Dios. Solamente se trata de esto, es fácil de comprender y muy difícil de realizar, pero hay que hacerlo.

-El Estudio de los Ángeles [1ª Parte] – RD

—–
Interlocutor: …de comer carne.

Imagen relacionada

Vicente: No tengo nada contra la persona que come carne ni la persona que es vegetariana o que practica un régimen naturista. Solamente les voy a decir una cosa, si la gente cree que dejando de comer carne van a alcanzar el Reino de Dios sin practicar el bien, están listas.

Ahora bien, si hay una persona que ama el bien por encima de todas las cosas y come carne, estoy seguro de que Dios dirá: “Éste es mi hijo muy amado en quien tengo puestas todas mis complacencias”. El comer o el no comer no tiene importancia esotéricamente hablando, ahora bien, el sentido del bien y del servicio esto sí que es importante. También hay algo que considerar, y es que la persona que atormente a los animales, igual que los animales que atormenten a una persona caen bajo la ley del karma. Durante siglos el reino animal se comió al hombre; la ley del que siembra vientos recoge tempestades se aplica a todos los reinos de la naturaleza. Entonces, el hombre se come a los animales, yo pregunto: ¿Cuándo el animal dejará de comerse a los hombres y cuándo el hombre dejará de comerse a los animales? Éste es el proceso. No sé si me explico, pero es que es tan sutil y hay tanto fanatismo en estas cosas que cae la persona en el error de creer que para ser puro hay que simplemente dejar de comer carne.

¿Y la mente, y la emoción?

Es decir, se trata de ser muy analítico en esta cuestión. Yo digo, repito, practiquemos el bien por encima de todas las cosas, es decir, busquemos primero el Reino de Dios, que lo demás nos será dado por añadidura, pero nosotros queremos primero la añadidura y si aún queda tiempo buscaremos el Reino de Dios. De ahí el error, y este error, ustedes lo saben, es el error que cometemos todos, y todos estamos aquí llenos, henchidos de aspiración espiritual, pero, ¿podremos mantener esta armonía? Aquí hay una armonía de grupo en estos momentos, ¿podremos mantener esta armonía al llegar a casa o en nuestras profesiones o en nuestro ambiente profesional? Seamos sinceros.

Lo principal es ahora y aquí, ¿para qué esperar el mañana? Si lo hacemos de esta manera, estoy completamente seguro que el problema de la religión, que el problema de si comemos o no comemos carne o si bebemos o no bebemos alcohol, dejará de tener una importancia capital, porque si la persona practica el bien, sin darse cuenta está limpiando su aura etérica, está convirtiendo todo su organismo en átomos de hidrógeno, lo cual no se consigue solamente dejando de comer carne.

Estamos traficando con estados de conciencia, no con porciones de materia que llamamos cuerpo físico.

-La Ley de la Atractividad Cósmica – CE3

—–
Interlocutor: Pero discutía con usted que decía que esto ya estaba superado, que ya la comida no influenciaba para nada en la espiritualidad del hombre o en la evolución de esa espiritualidad, pero yo creo que sí, que debe influenciar. Una persona que no coma nada más que carne, charcutería y tal, no puede tener la misma evolución espiritual que una persona que come una alimentación más equilibrada, ¿o no es así y está realmente superado?

Vicente: Bueno, es que resulta una cosa, que una de las presentaciones de la Jerarquía para esta nueva era no da importancia a lo trascendido, a lo que se considera trascendido en el discípulo. Por ejemplo, antes era obligado que el discípulo fuese estrictamente vegetariano, que se sujetase a ciertas disciplinas, y obedeciese finalmente al Maestro, entonces tenía que hacer los votos, que todavía están imperando en las religiones. ¡Qué duda cabe!, son el testimonio de que aquello se acepta como una virtud para la persona, pero la presentación para la nueva era, exige otra cosa; exige una adaptación al ritmo incesante de la vida porque vienen energías cósmicas que jamás vinieron al planeta.

Precisamente se habla de una estrella de la cual solamente se sabe en los registros akásicos, y solamente se sabe, precisamente, en las reuniones jerárquicas de los ashramas de la Jerarquía, de una estrella capital para la evolución de nuestro mundo que proviene precisamente de la constelación de Acuario, de una estrella definida que entrará dentro de nuestro sistema. Es decir, que es el Logos que dirige esa estrella, y que puede tener una vinculación kármica con nuestro Logos Solar y con nuestro Logos Planetario.

-Sobre el Yoga y las Disciplinas en la Nueva Era – AY1

—–
Interlocutor: Sabes qué decía… ¿por qué Hans Küng, el famoso teólogo alemán y disidente, porque no se sumaba a la Iglesia? Porque decía que Jesucristo comía y bebía y era un…

Vicente: …y el cordero, ya ves tú, el pan, el vino. Bueno, todo eso es simbólico y todo lo que queráis, pero fijaos bien, no nos damos cuenta de que el hombre ha tenido un pasado y mientras la persona tenga los caninos es que todavía no ha dejado de ser una especie de animal, y como lleva todo ese lastre del pasado que está impregnado de todo lo que ha sido, y todo lo que no ha podido ser más que aquello… No podemos dar un golpe y coger la máquina y frenar a gran velocidad y matarnos. No podemos quitar muchas cosas y hasta puedo deciros que muchas personas que queriendo ascender espiritualmente se han pasado haciendo un esfuerzo o una disciplina han cogido enfermedades incurables, sobre todo en la alimentación.

Interlocutor: Viviendo en una ciudad como Madrid o Barcelona, después de un estricto régimen vegetariano, y después de siete años, casi puedes estar seguro que tendrá alguna enfermedad.

Vicente: Un cáncer seguramente.

Interlocutor: Lobsang Rampa dice que el vegetarianismo es ideal en una sociedad ideal.

Vicente: Ahora …lo dice.

Interlocutor: El Maestro Tibetano lo define al final del libro “La Curación Esotérica”…

Interlocutor: En “Tratado Sobre Magia Blanca”.

Interlocutor: Pues dice que: “Y voy a aclarar definitivamente una cosa” -donde aclara por ejemplo lo de las manos: derecha positiva, izquierda negativa-, dice, “el hombre debería dejar de prestar atención a su elemental físico, es decir, técnicas o disciplinas tales como la abstinencia o el vegetarianismo y todo esto no sirve de nada para su desarrollo espiritual”.

Vicente: Exacto, ahí vamos. La gente se disciplina en cosas que no tienen valor.

Aparentemente, tienen un valor bueno. Pero desde el ángulo esotérico, desde el ángulo de las energías no tiene más importancia. Además, vamos a buscar el asunto científicamente. Si la carne de un animal cualquiera de los que solemos comer pasa al estómago de cualquier persona involucionada, aquella carne adquiere una evolución porque todo componente atómico tiene que pasar por la transformación alquímica en el cuerpo que está sujeto a una evolución menor, o del mismo nivel casi, porque el hombre es un animal también. El que come carne, come solamente carne del animal; pero, ¿qué pasará si un iniciado come carne?

¿Qué pasará con aquella carne? Hay una liberación de energías que ascienden, porque el hombre es la carne de los Dioses. Ellos se alimentan de nosotros, y nosotros nos alimentamos del reino inferior. El reino mineral da su vida al reino vegetal, el animal come al vegetal, también hay carnívoros, las rapaces, pero el hombre ha tenido que comer todo lo que se le presentaba, y se ha establecido primero, que como que el… (Se produce un corte de sonido)…hay que vivir en paz.

El reino animal, el vegetal, el mineral, el humano y el dévico, entonces, el hombre empieza a pensar en grandes proporciones, no le preocupa ni le importa la disciplina física. Tampoco se esfuerza en ser vegetariano o dejar de serlo, depende de las circunstancias. Una persona que trabaja hoy día en un trabajo fuerte, por espiritual que sea, si desea ser vegetariano no puede porque no hay… Primero, que la contaminación ambiental ha contaminado a los vegetales, está contaminado también el animal, así es que tenéis que comer lo que hay, si tú quieres…prana, como el prana también está adulterado…

Así es que te encuentras en un conflicto tan potente que dices: “Que sea lo que Dios quiera, y lo que interesa es que vea clara la verdad”. Y cuando la persona ve clara la verdad entonces lo otro no tiene importancia, y es cuando reconoce que se le presenta una oportunidad que necesita para su propia evolución. Y estamos aquí, por ejemplo, estamos en la meditación, y estoy seguro que en las meditaciones que tenemos aquí estamos protegidos por los devas superiores y por elementos de la Jerarquía. Tenéis que daros cuenta de estas cosas y estar con la mente clara y serena, que no estamos solos, porque Cristo decía: “Cuando estén dos o tres en mi nombre, yo estoy con ellos”. Y es la verdad. Es una profecía que se puede extender a todos los grupos del mundo, siempre que tengan buena voluntad.

Ahora, si se reúnen los de la Logia Negra para matar a gente no estará Cristo allí o la presencia de Dios. Pero teniendo todas esas cosas llega un momento en que no se debe preocupar de lo que se coma o lo que se beba. Dirá: es tu problema, es tu karma. Si estamos entrando en un peldaño superior, tú ya eres responsable de tus propios actos. Ahora bien, hace cien años, ciento cincuenta o doscientos años, todavía imperaba la tesis cristiana de que el hombre, el discípulo, debía estar sujeto a la disciplina del Maestro. El Maestro le desarrollaba los poderes y le estaba diciendo lo que tenía que comer, de lo que tenía que hacer, y estaba dirigido a distancia, y ahora, al entrar en la nueva era, cuando la mente empieza a funcionar correctamente, entonces el hombre ha de estar trabajando para adueñarse del secreto de su propia historia.

Por lo tanto le digo: “Haz lo que quieras, pero haz una cosa solamente: sigue tus propios pasos”. Hablo del reino humano, no hablo del reino vegetal o mineral, hablo del reino humano, porque si tú estableces armonía, habrá armonía en los demás reinos porque son los escalones o los peldaños de la Escalera de Jacob ascendiendo hacia arriba, además se dice otra cosa: “El discípulo asciende a la liberación, pisando los cadáveres de sus “yos” muertos”. Y tenemos un pasado muy animal… Porque el hombre se comporta de una manera antisalvaje, porque el animal salvaje debe seguir un ritmo natural, el hombre no es natural. Y hablo de la masa humana…. Todavía hay naciones que se llaman cultas y civilizadas y están luchando por un pedazo de territorio o se meten con otras naciones, que quieren imponer allí su modo de ver las cosas, lo cual es antinatural, lo cual no te lo hará ningún animal salvaje.

Éste se limita a decir, aquí estoy yo. Darán sus voces, el rebuzno, el rugido… y al final, esas voces serán importantes para los demás. Dirán: aquí hay uno que dice que es su territorio, nadie se meterá en aquel territorio. Hay leyes en la naturaleza. El hombre no, con las armas y cuanto más evolucionadas sean técnicamente, mejor para destruir, ¿verdad? Pues todas estas cosas las está provocando el hombre civilizado. El hombre, que mantiene todavía a los negros en la esclavitud, y aún (lo) están en América, ya lo sabéis; y hay muchas cosas que podríamos decir de otras naciones, pero no nos vamos a meter en política, pero lo estamos viendo aquí.

-Sobre el Yoga y las Disciplinas en la Nueva Era – AY1

—–
Interlocutor. – Pero hay que concretar el trabajo de la mente concreta, también puede llegar el trabajo en el plano físico porque tú sabes que esto también va muy bien, quiero decir que en líneas generales hay que concretar el trabajo en el plano etérico, que se hace muchísimo.

Vicente. – Otra declaración de El Tibetano, no soy yo, hablando ya de la inutilidad del régimen vegetariano en las personas que no tienen nociones espirituales. Están tomando el estómago como si fuese su mente, están constantemente ateniéndose al estómago, por lo tanto, esta gente no avanza nada; el discípulo cuando llega a ese momento llega a decir que ciertas cosas no le interesan, lo va dejando, porque la disciplina es un arma de dos filos, porque no sabes tú exactamente por donde navegas hasta que no tienes alguna iniciación, cuando tienes una iniciación sabes exactamente lo que debes hacer y lo que puedes hacer, no es el mismo caso de cualquier persona que corrientemente conocemos en la calle, sin afán peyorativo, porque no puedes poner a un mismo nivel a un aspirante que a una persona de tal promedio, ni puedes situar en un mismo nivel a un iniciado que a un discípulo.

-La Eficacia de los Grupos Espirituales – AY1

—–
Hay que considerar atentamente esto, e insistiremos sobre esto siempre que sea necesario porque constituye uno de los defectos graves del discípulo, como el de la alimentación; hay personas que no pueden concebir que se esté en el discipulado y no sea vegetariana la persona, porque ven las cosas desde el ángulo de vista de la forma y no del espíritu, no se pierde ninguna forma, el espíritu no se pierde tampoco. Entonces, ¿por qué tanta importancia a las cosas? Es decir, que si la persona fuese buena por el hecho de ser vegetariana, todos seríamos vegetarianos, ¿no les parece? ¿Qué es más cómodo o más bueno para la salud, o mejor para el organismo? ¡Qué sabemos nosotros! Sabiendo, como sabemos, que un reino se apoya sobre el inferior para crecer. Hay un aforismo oriental que dice: “El hombre es la carne de los Dioses”, y el reino animal es la carne del hombre y nuestro cuerpo está constituido de carne.

Interlocutora: Una cosa, Vicente: una cosa sería matar para comer y otra cosa es matar por matar, por deporte.

Vicente: Por deporte, exacto. De todas maneras, no quiero decir que no sea agradable la vida vegetariana, o la vida natural, hablo de la situación ambiental, porque viendo el precio de los vegetales, cuando comes no tienes que ser carnívoro por fuerza. No se cómo decirlo, hay cosas que pueden compensar.

-Las Vinculaciones Kármicas entre los Reinos – CE5

—–
La persona que se siente amada, ama; es una efusión, la mente no interviene en el proceso, sigue un impulso, este impulso creador que ha hecho todo cuanto vemos, la creación se trata de crear, se trata de estructurar con materiales nuevos, y también con una toma de conciencia nueva, y de esta manera volver a surgir constantemente del ser o el yo hasta el ser Absoluto o el Yo divino.

No sé si la idea es clara. Todos tenemos problemas y, naturalmente, cuando vamos a un tipo determinado de religión, o de idea, en el trasfondo siempre hay aquel deseo de buscar una superación de los propios problemas. Una persona, por ejemplo, que tenga enfermedades se hace vegetariano, y el vegetariano se convierte en una religión. Esto lo vemos en un dogma, ¿por qué?, porque le ha ido bien y que, por lo tanto, todo el mundo tendrá que ser vegetariano, y esto es una cosa que nos encontramos con estas cosas absurdas, de cristalizaciones dentro de esta idea. Otras personas la cristalización la tienen en ideas definidas, la idea de Dios, digamos, creada a imagen y semejanza del hombre, y que, por lo tanto, no es el Dios de la creación, sino que es una representación del hombre a gran escala, y a esto también le llaman religión, y quien dice religión, todo el contexto psicológico de todo cuanto nos rodea, de todas las situaciones, de todos los cambios políticos, sociológicos y religiosos a través del tiempo.

-El Aspirante Espiritual frente al Caos Social – CE5

—–
Interlocutor: Hay unos escritos del Maestro Tibetano a este respecto que dicen: “Cuando el discípulo nota que no tiene ninguna precipitación kármica debe buscarla, debe intentarla dentro de su propio círculo no se pasa, dentro de su propio e inmediato quehacer diario”.

Entonces, el problema de saber exactamente cuál es el próximo paso a dar, indudablemente viene por el propio discernimiento, la propia evolución, o el propio rayo, etc., del discípulo; pero, ¿cuál habría de ser, por decirlo así, el proceso inmediatamente anterior a esta provocación de karma? Uno puede ser consciente o inconsciente de ello, pero, me refiero, a medida que se va adelantando uno es muy consciente de cuáles son los próximos pasos a través de los cuales su personalidad se verá obligada a pasar y, entonces, viendo esta proyección espacio-temporal de la personalidad ante los acontecimientos, en ciertos aspectos, el Maestro Tibetano dice de meditar profundamente, dice también, si lo ves necesario, que haya ciertos tipos de vegetarianismo, abstinencia de tabaco, de alcohol, etc., aunque dice que no son imprescindibles. ¿Cuáles serían tus consejos al respecto?

Vicente: Yo no doy consejos nunca, porque el que da consejos suele equivocarse. Pero, hay unas reglas generales; por ejemplo, ¿cuándo un guerrero debe dejar la espada? Cuando se ha vuelto inofensivo ¿verdad? Entonces, el hecho de dejar las cosas, para mí es una equivocación. Hay que volverse radioactivo de tal manera que no tenga que abandonar las cosas sino que sean las cosas que le abandonen a él, lo cual es invertir el proceso normal, es el proceso de las grandes disciplinas, no hay que comer, no hay comer carne, no hay que beber, hay que ser vegetarianos, lo cual a veces ofusca la mente y obstruye la mente en direcciones superiores tratando de buscar una vida física equilibrada.

Cuando la vida del hombre se hace invocativa, entonces, está tratando ya sin darse cuenta de precipitar sobre su vida, ya no el karma sino la inspiración superior, que le tendrá que decir a su debido tiempo que lo que hace es correcto o no es correcto; es decir, que sus vehículos no aceptarán aquello. Habrá controlado tan bien a sus tres elementales: el mental, el astral y el físico, que no tendrá problemas de disciplina. Creo que hay una frase muy inductiva, si podemos decirlo así, de Krishnamurti, que dice que “donde hay pureza no hay disciplina y que donde hay disciplina no hay pureza”.

-El Discípulo y las Crisis Ashrámicas – CE6

Por Vicente Beltrán Anglada
Recopilación Sabiduría Arcana 2016

Anuncios

Un comentario el “Vegetarianismo. I

  1. Yo, para darle fuerza al vegeteranismo, me iria a la Biblia y abriria por el libro de Genesis, y leeria SOLAMENTE el capitulo uno. EL resto ya no es el mismo D ios del que se habla en el capitulo primero.
    En este capitulo se ordena al hombre ser vegetariano,…?
    En fin, yo no creo en que existio Jesus, pero la Biblia antigua, no el nuevo testamento, me da la impresion que algo de ella es cierto.
    juca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s