El Arcángel Rafael

El Arcangel RAFAEL

arcangel_rafael

El Arcángel RAFAEL pertenece al Cielo de la Forma. Es el ángel de la Curación, la Ciencia y el Conocimiento. Es el ángel de la curación a través del gozo.

Se le ve caminando con un báculo o caduceo con una serpiente enroscada que simboliza la curación. Porta una calabaza con agua y un pez, el de la curación. A veces se le muestra con su dedo índice derecho apuntando al Cielo, en un gesto de reafirmación y esperanza, recordándonos de dónde proviene la curación verdadera.

RAFAEL significa “Sanador Divino” o “Dios Cura”. Es el responsable de curar la tierra y sus habitantes. Se le atribuye haber curado a Abraham tras su circuncisión y es el ángel que dio a Moisés un libro con todas las hierbas existentes que curan enfermedades. El Libro de Tobías, en el Antiguo Testamento, relata como Rafael sanó al padre de Tobías de su ceguera por medio de un ungüento hecho con la vesícula biliar quemada de un gran pez.

Puede ayudarnos a ver las lecciones curativas ocultas en la enfermedad y a entender lo que el sufrimiento puede enseñarnos acerca de nosotros mismos.

Conforme transformamos nuestras mentes y corazones heridos, nos allegamos a tocar las alas de RAFAEL y a obtener el acceso a sus dones divinos.

Siempre está disponible para guiarnos hacia la salud y la armonía. Sólo necesitamos desearlo por nosotros mismos.

Glorioso Arcángel San Rafael
medicina de Dios, que guiaste a Tobías
en su viaje para cobrar la deuda de Gabelo,
le preparaste un feliz matrimonio
y devolviste la vista a su anciano padre Tobit,
guíanos en el camino de la salvación,
ayúdanos en las necesidades.

Haz felices a nuestros hogares
y danos la visión de Dios en el Cielo.

Señor, que diste a tu hijo Tobías como compañero de viaje al Arcángel Rafael,
concédenos la gracia de estar siempre protegidos por su custodia
y asistidos por sus auxilios.

Por Jesucristo Nuestro Señor, que vive y reina por siempre. Amén.


Apelo al Arcángel San Rafael en nombre de Cristo que habita en mi corazón,
apelo a ti, querido y bien amado Arcángel San Rafael;
rodea y envuélveme con los ángeles de la Divina Cura.
Arcángel Rafael, que la Divina Luz de la verdadera Cura
sea dirigida sobre (mi) o (nombre de la persona enferma).

Arcángel de la Cura Divina, deseo que tu luz me llene de energía,
de salud, aquí y ahora, penetrando en cada molécula y célula de mi cuerpo físico,
mi cuerpo emocional y mi mente.

Arcángel Rafael, haz que la energía de la Cura Divina,
se manifieste en (mi) a través de (mi) y alrededor de (mi).

En la fuerza de la Luz que irradias y que invade todo este cuerpo,
purificándolo, curándolo y bendiciéndolo declaro:
La Luz de la perfección Divina y el poder amoroso de Dios
se expresa a través de todo mi ser, a todo perdonando,
a todo liberando y a todo curando.
¡Que así sea! ¡Qué así sea! ¡Qué así sea!
¡Y así será!

Sirva para la Luz.

El Arcángel Rafael
REINO ANGÉLICO: Arcángel del Cielo de la Forma.

FUNCIÓN CELESTIAL: : Ángel de la curación a través del gozo.

DONES PARA LA TIERRA: Puede ayudamos a buscar el don de la curación; nos muestra modos de curamos nosotros mismos; nos ayuda a encontrar la curación en la naturaleza y en la energía universal.

RAFAEL es el responsable de curar la tierra y sus habitantes. Se le atribuye haber curado a Abraham tras su circuncisión, y es el ángel que pasó a Moisés un libro con todas las hierbas existentes que curan enfermedades. El Libro de Tobías, en el Antiguo Testamento, relata cómo Rafael sanó al padre de Tobías de su ceguera por medio de un ungüento hecho con la vesícula biliar quemada de un gran pez. A Rafael se le conoce bajo diversas denominaciones como Supervisor de los Vientos del Anochecer, Guardián del Árbol de la Vida del Jardín del Edén, Ángel del Arrepentimiento, la Oración, el Amor, el Gozo y la Luz. Es el Ángel de la Curación, la Ciencia y el Conocimiento. También se le conoce como el Ángel de la Providencia, que vela por toda la humanidad.

Su nombre significa «Sanador Divino» o «Dios Cura». Rafael es la fuente espiritual detrás de toda cura, y como mensajero de la Providencia Divina trae la curación a todo el que busca ser saludable. Representa la cura definitiva y esencial de todas las enfermedades, que es el retomo a la Fuente. Rafael nos asiste en la curación de nuestros cuerpos, mentes y corazones. Nos ayuda a conseguir la salud e integridad. Se ofrece a ayudar a todos los que sufren y necesitan curación, y cuando es posible alivia el dolor. Cuando abrimos nuestros corazones a la curación, Rafael nos guía hacia los sanadores, terapeutas y consejeros que hacen todo lo que pueden por ayudamos. Conforme asumimos una mayor responsabilidad por nuestra propia curación, anima al sanador de nuestro interior, que sabe lo que es mejor para nuestra salud y vitalidad.

Puede ayudamos a ver las lecciones curativas ocultas en la enfermedad, y a entender lo que el sufrimiento puede enseñamos acerca de nosotros mismos. Cuando escogemos un sendero saludable, su espíritu nos guía para alcanzar la máxima salud.

Conforme transformamos nuestras mentes y corazones heridos, nos allegamos a tocar las alas de Rafael y a obtener el acceso a sus dones Divinos. Siempre está disponible para guiamos hacia la salud y la armonía. Sólo necesitamos deseado por nosotros mismos.Fuente
arcangel%20rafael%20y%20tobias
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s