Energía en Gaia. Similitud con el Cuerpo Humano

¿Sabías que la forma del río Nilo, en Egipto, se corresponde perfectamente con la columna vertebral del ser humano, y que los principales templos a lo largo del río, se corresponden con los 7 chakras: Abu Simbel, Philae, Komombo, Karnac, Al Fayum, La Esfinge y la Gran Pirámide?…. (de la pág de Insólito)

1505189_785393801483050_1028530666149077392_n

 

NO participes en la Tortura animal; NO compres productos testeados en animales

Hoy quería dejaros una pequeña reflexión de como cambiar tangiblemente el mundo que nos rodea. Como sabeís casi todas las marcas testean en animales sus productos, pues hoy mismo fui al super, estuve 20 minutos mirando en el super las marcas que no testeaban en animales (En España). Si ampliaís la imagen veréis bien lo que quiero decir; estos champús y geles los compré hoy y no han perjudicado a ningun animal en el proceso. Si no lleva el símbolo de: “No animal testing” o similares, ¡NO COMPRES! Gracias

NoAlTesteoAnimal

 Fuente

Keny Arkana – 5ème soleil (Quinto Sol) DESPIERTA HUMANO

Mi especie se pierde,
los ánimos se calientan la gente se detesta,
guerra de egos siglo XXI,
cinismo y despreciono se respeta la tierra,
la locura alimenta las tripas, fronteras, barricadas, motines y porras,
gritos y baños de sangre, bombas que explotan,
política del miedo, ciencia inmoral,
Insurrección de un pueblo,
Mercado de armas, Nuevo orden mundial,
fusión de terror, El hombre, el animal mas depredador,
El sistema apesta a muerte, asesino de la vida,
Ha matado la memoria, para acabar mejor con el futuro,
La cabeza llena de discos, los sentidos nos confunden.
El 3er ojo abierto, porque el cerebro nos confunde.
El ser humano se ha perdido, ha olvidado su fuerza,
Ha olvidado la luna, el sol y el átomo.

Inversión de polos, se dirige hacia el odio.
Ha perdido la razón por una excusa que divide,
el egoísmo como lema, época miserable,
Odio colectivo contra rabia visceral,
Un resplandor en el corazón,Una lágrima en el ojo,
Una oración en la cabeza, un viejo dolor, Un vivo rencor.
Allí donde muere el perdón,
Donde hasta la fé se asusta,venga, ven, nos vamos.
Leyes hechas para el pueblo, y los reyes tiranizan,
Corporativismo y “bisness” en lo alto de la pirámide,
Para que haya mas sangre, entre carros y metralletas,
Inocente, en un cielo del color de las fábricas,
Un silencio de duelo, una bala perdida,
toda una familia llorando, un niño asesinado,
Milicias del Estado, paramilitares, Locuras cerebrales,
pueblos enteros arrasados,

Barrios de chabolas de miseria a la entrada de palacios,
Libertad robada, sinónimo de papeleo
Humanidad cambiada por una vida ilusoria,
Entre el estrés del día y las angustias de la noche,
La cabeza llena de neuras, los nervios crispados,
Caracterizan al hombre moderno, muy a menudo corrupto,
Y cuando la ciudad duerme, muchas veces llega,
una muerte silenciosa, un sin techo en medio del frío.
Cárcel de cemento, una venda en los ojos.
El combate es demasiado largo para ver un poco de luz.
Las familias se rompen y los padres escasean,
Los niños ya no ríen, se construyen murallas,
Las madres se esfuerzan, uno de cada tres jóvenes en chirona,
Toda esta mierda es real, asi que seguiremos enfrentándonos.
Es la mala tripa que nos come las tripas,
Una botella de Vodka, unos gramos de marihuana.

Algunos no vuelven, la presión es violenta.
Subutex inyectado en un charco de sangre,
Niños que se pelean, otro navajazo
Ya no es a casa donde los niños vuelven temprano.
Aprenden la astucia en un vaso de cólera,
Formateo de la calle, formateo escolar,
Cada uno su disco, cuando los mundos se encuentran,
es el choque de culturas, incluso el odio de la verguenza.
Las barreras están ahí, en nuestras cabezas,
bien calentitas, Los más duros se hunden rápido,
es la ley del más débil, Pero aquí nada es de color rosa,
la monotonía continúa.

En los corazones heridos, que mueren a fuego lento.
No llores, hermana, porque tú diriges el mundo.
Tu corazón es noble, cree en tí y anímate.
No escuches a los bastardos que quieren verte triste.
Incluso la madre Tierra está enferma, pero la madre Tierra resiste,
El hombre se ha construido su mundo, aprendiz creador,
Lo ha estropeado todo, sanguinario depredador.
Babilonia es muy grande, pero no es nada en el fondo.
Salvo una vulgar mascarada, con perfume de ilusión.
Dueña de nuestros espíritus crédulos e inocentes.
Condicionamiento en masa, allí donde los nervios están en carne viva.
En el margen está la rabia, bastión de los galeotes.
Juntos somos el mundo y el sistema no es nada.
Toma conciencia, hermano, escucha a tu corazón.
Desconfía del sistema, asesino y mentiroso.
Aléjate del odio, que viene a buscarnos.
Humanidad humana, sólo el amor nos salvará.
Escucha el silencio cuando tu alma esté en paz.
Ahí está la luz, la luz ha llegado.

Verdad en nosotros mismos, fruto de la creación.
No olvides tu historia, no olvides tu misión.
Última generación con poder para cambiarlo todo.
La vida está con nosotros, no tengo miedo del peligro.
Así que levantemos nuestras voces para dejar de olvidar.
Fragmentos de polvo de estrella,
¿ a qué esperas para brillar ?
Hermanos y hermanas, reformemos la cadena,
porque sólo somos uno dividido en la carne.
volvamos a encontrar la alegría, la ayuda mutua, a levantarse.
Basta con un resplandor para destruir las tinieblas.
Este tiempo se sofoca, un olor a azufre.
El fin se siente, la Bestia embruja a las masas.
Los símbolos se invierten, se confunden los funerales.
La estrella que hace girar la rueda se acerca a nuestro cielo.
Tierra en agonía, malestar en el honor.
Locura, calumnia, poco corazón en el momento adecuado.
Ignorancia de la suerte y de la magia de la vida.
Afectado por el horror, formado en la supervivencia.

Esconde lo que sabes

Esconde lo que sabes,
Oculta el talento.
Protege tu luz.
Espera el momento oportuno.

yin_yang_tao_galaxy_wallpaper1

 

Una vez que puedas seguir el Tao con destreza, esconde tus talentos. En privado acumula conocimiento y habilidades extraordinarias, pero mantén una apariencia sencilla.

Hay gran sabiduría en no llamar la atención. No fanfarronees ni intentes nada que esté más allá de tu capacidad. No te permitas desequilibrarte antes de que hayas dominado completamente un arte. Así, no se esperará que uses tus talentos para otros a menos que tú mismo te ofrezcas, no te convertirás en la víctima del resentimiento de los demás, y la profundidad de tu carácter no será juzgada. Cuando sabes cómo ocultar, evitas la atención y el desdén de los demás, pero retienes la ventaja estratégica de la sorpresa. Necesitas hacer esto no para tu provecho personal, sino para manejarte bien a ti mismo y a tus habilidades.

El conocimiento y la habilidad son neutrales. Están para ser usados. Eso es todo. La maestría no debería ser usada para reafirmar la imagen personal. No deberíamos permitirnos ser categorizados por lo que sabemos. Es mucho mejor simplificarnos y liberarnos de las limitaciones de las identidades fuertemente definidas.

Fuente

Poesía de La Tierra

En un principio había el caos originario, sin tribus, sin aldeas, sin ley
De esa dispersión surgió el Orden.
El pequeño grupo, una pequeña sede redonda en el corazón del
caos originario, el pueblo lo aumenta, multiplicándose a sí mismo.
Inteligencia cuidadosa surgida de la conversación serena y respetuosa,
Moderación,
Calma en el deseo,
Amistad leal,
Accionar certero,
Unión armónica entre lo eficiente y lo bello.
La comunidad incrementa esa inteligencia, esa precisión y esa Belleza al desplegarse a sí misma en el corazón del territorio originario.
Selva, monte xerófilo, llano en lo alto, llano en lo bajo,
Donde se abren las flores, se extienden las alas, llueve suavemente el rocío, los picaflores liban y revolotean; ahí es donde se asienta y se manifiesta la inteligencia de la tribu.
La comunidad se reproduce, ensancha su cuerpo divino, lo expande.
El viento propaga las semillas, uniendo a las familias y a las razas.
Redes y relaciones se entrelazan y anudan tejiendo la futura morada terrestre: las federaciones y confederaciones futuras.
Las tribus no lo concibieron de antemano; se fue configurando, producto de la trama apretada y segura, igual que las mujeres hilan sus fibras y las entrelazan,
en tanto refrescan sus labios con jugos esenciales
y se nutren de lo verdadero que el monte y los ríos les otorgan.
Ñamandú denomina a su universo el guaraní, el avá (el guerrero que defiende el Orden de su Kosmos).
La Luz, el resplandor, la energía, es el corazón mismo de su universo; su esencia; lo que Él es, por eso el Sol es venerable razón de la existencia de la vida en el territorio.En cambio las tinieblas son temibles.
Las tinieblas de las noches cerradas, de los cielos cubiertos por nubes oscuras, de las tormentas huracanas, de las cenizas volcánicas. La oscuridad de la guerra, que ciega la luz del cielo y de las conciencias.
Son las tinieblas las Enemigas de “la Luz que despliega la Vida”. Las tinieblas son mortales, aniquiladoras:
Destruyen la posibilidad de eternidad que dan los hijos,
Rompen el frágil pero necesario entendimiento entre la gente y entre las tribus,
Despedazan la Belleza, tan pura, tan inocente…tan ajena al mal, al dolor, al peligro.
¿Para qué regar la sagrada sangre de la vida?

Fuente

Las cinco características que cumplen todos los genios (sin excepción)

20140728-214422.jpg

¿Qué hace a un genio ser un genio? Es una pregunta que nos hemos hecho a lo largo de toda la historia. Todo el mundo aspira a alcanzar la excelencia pero muy pocos la logran y, en la mayoría de ocasiones, no entendemos cómo una u otra persona ha logrado lo que ha logrado. ¿Cómo consiguió Picasso mantener siempre un altísimo nivel en su inmensa obra pictórica? ¿De dónde sacó el tiempo Stockhausen para componer un total 363 obras? ¿En qué momento se le ocurrió a Einstein formular la teoría de la relatividad?

Hay quien piensa que un genio nace, no se hace: sencillamente, tiene el talento para una actividad concreta y le basta con desarrollarla para alcanzar la excelencia. Pero esto es una visión muy simplista de la realidad y, además, como han comprobado numerosos estudios, falsa. No cabe duda de que un genio es talentoso por naturaleza, pero el talento no es ni de lejos la característica más importante del mismo. Estos son las cinco cosas que, sin excepción, cumplen todos los genios. Y no todas son agradables para el común de los mortales.

1. Son curiosos e impulsivos

Para elaborar su libro Creatividad (Paidós, 2008), el profesor Mihaly Csikszentmihalyi entrevistó a 91 genios, de todas las disciplinas, incluyendo a 14 premios Nobel. Una de sus principales conclusiones es que las personas con mentes privilegiadas, que logran creaciones excepcionales, tienen dos cosas en abundancia: curiosidad y determinación. “Están absolutamente fascinadas por su trabajo y, aunque haya otras personas más brillantes, su enorme deseo de lograr lo que se proponen supone el factor decisivo”, asegura Csikszentmihalyi.

2. Lo importante no es la educación, son las horas que dedican a su especialidad

Solemos asociar el expediente académico con la excelencia, pero son cosas que no siempre están relacionadas. El profesor de la Universidad de California en Davis, Dean Keith Simonton, realizó un estudio en que analizó los expedientes académicos de más de 300 genios nacidos entre 1450 y 1850, entre ellos gente como Leonardo da Vinci, Galileo, Beethoven o Rembrandt. Determinó cuánta educación formal había recibido cada uno y midió sus niveles de eminencia a través de sus obras de referencia. Sus resultados fueron sorprendentes. La relación entre educación y excelencia, al trasladarse a un gráfico tenía forma de campana: los creadores más destacados eran aquellos que había recibido una educación media, algo así como una diplomatura. Los que habían recibido una mayor y una menor educación eran menos creativos.

Los creadores más destacados son siempre aquellos que más han trabajado en su especialidad y han dedicado su vida a ellaNo cabe duda de que los genios más destacados seguían estudiando, pero eran autodidactas y, sobre todo, unos adictos al trabajo. “Los genios son todos iguales”, explicaba el crítico literario V.S. Pritchett, “nunca dejan de trabajar, no pierden un minuto. Es deprimente”. La realidad es que, sin esfuerzo, el talento importa poco. Los creadores más destacados son, siempre, aquellos que más han trabajado en su especialidad, han dedicado su vida a ella, han aprendido todo lo que se podía aprender, y han llevado su pasión al límite.

3. Son muy críticos con su trabajo

Según el psicólogo Howard Gardner, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2011, los grandes genios como Picasso, Freud o Stravinsky tenían un patrón similar de trabajo, que se basaba en el ensayo y error: analizaban un problema, creaban una solución, la probaban y generaban una retroalimentación constante. “Los individuos creativos”, asegura Gardner, “emplean una considerable cantidad de tiempo en reflexionar acerca de lo que quieren alcanzar, si han tenido éxito o no y, si no lo han logrado, qué deben hacer diferente”.

Las mentes creativas son también las más metódicas.

4. Son sacrificados, solitarios y, en ocasiones, neuróticos

Los genios están todo el rato pensando en su obra y esto tiene múltiples desventajas. Dedicar todo tu tiempo al trabajo implica un sacrificio inmenso y una merma en las relaciones sociales. Según Csikszentmihalyi, la mayoría de genios son marginados durante la adolescencia, en parte porque “su intensa curiosidad e intereses muy focalizados resultan extraños a sus compañeros”, en parte porque los adolescentes demasiado gregarios no están dispuestos a gastar tiempo, en soledad, para cultivar su talento. “Practicar música o estudiar matemáticas requiere una soledad temible”, asegura el profesor.

En ocasiones, el sacrificio necesario para ser un genio puede rozar lo patológico. La entrega puede tornarse en obsesión: las personas excelentes no son necesariamente felices. Basta ver el ascetismo que alcanzaron Freud, T. S. Eliot o Gandhi, o la soledad autoimpuesta que desarrolló Einstein. Muchos genios desarrollan, además, una personalidad neurótica: su trabajo les volvió maniáticos y egoístas.

5. Trabajan siempre por pasión, nunca por dinero

Los verdaderos genios se desviven por su trabajo y, en ningún caso se entregan a éste por dinero, sino por pasión y vocación. “Los artistas que han desarrollado su pintura y escultura por el placer de la actividad en sí más que por las recompensas extrínsecas, han producido un arte que ha sido reconocido socialmente como superior”, asegura el pensador y escritor Dan Pink en su libro La sorprendente verdad sobre qué nos motiva (Gestión 2000). “Además, son aquellos a los que motivaba menos las recompensas extrínsecas los que, finalmente, las recibían”.

Fuente