Triple Camino

El Demiurgo, programador de la maquina, escribe datos y nuestro decodificador procesa la información que al mismo tiempo se imprime en la realidad que vuelve para registrarse y asimilarse sistemáticamente, nada por mas novedoso o revolucionario puede escapar al Editor.
Esta analogía se actualiza en un ida y vuelta constante. Formas, datos, información que hasta conocemos como juego de opuestos se retroalimentan por corriente continua-alterna donde las unidades de carbono sensibles (humanos, animales, plantas, arcontes) actúan como acumuladores o baterías.
Este flujo puede interrumpirse cuando dejamos de ser batería para convertirnos en generador de energía libre, cuando a dos cables le agregamos un tercero, cuando las contradicciones y opuestos dejan de verse como tales para terminar sintetizando, no hay nada que confunda mas a una maquinaria que se maneja en base a ceros y unos que un tres; entonces el sexo y la abstinencia son superados por el Amor, la Nobleza supera el bien y el mal, la belleza y la fealdad son superadas por el desapego, la ataraxia supera la vida y la muerte, la idea y la realidad son superados por la Nada, el Logos supera el ser y el no-ser.
La unicidad se divide una dualidad que se va desintegrando paulatinamente en donde siempre estuvo fijo y aparentaba lo contrario. Solo hay manifestación en movimiento.
Sin embargo es imposible y hasta contradictoria la idea de destruir al demiurgo, no hace falta, la decadencia de este universo es inevitable a causa de los mismos celos que lo llevan a la autodestrucción. El Omega lleva al Alfa y el Alfa al Omega.
 Observemos y consideremos el modo en el que la totalidad fundamental indivisa de la realidad entera se convierte en la realidad diferenciada de nuestra experiencia. Empezaremos por presentar primeramente el concepto de existencia absoluta. La existencia absoluta es el conjunto indiviso a partir del cual surgen los fragmentos de realidad.Conceptualmente, la existencia absoluta es una existencia indefinida y carente de límites. Como veremos, la existencia absoluta equivale a la existencia de la nada. Nada no significa no existencia. Simplemente significa que lo que existe no es definible como una cosa u otra, por lo que no es ninguna cosa. La existencia absoluta carece de estructura y, por consiguiente, no contiene las delimitaciones que permitirían definir el aquí en relación con un allá. “La realidad física es la realidad de los objetos, la realidad de las cosas. Nosotros escuchamos cosas, vemos cosas, sentimos cosas, degustamos cosas, olemos cosas. A lo largo de la vida vamos asumiendo que todas las cosas existen como cosas definidas independientemente de nuestra experiencia acerca de ellas como tales cosas”. Sin embargo, como se puso de manifiesto en nuestra exposición de la teoría cuántica, la ciencia ha descubierto que este podría no ser el caso. La cualidad de cosa definida que tienen las cosas que experimentamos puede no existir salvo en relación con nuestra experiencia de ellas.

De hecho, cualquier cosa que pueda ser experimentada existe sólo en relación a alguna otra. Podemos experimentar y pensar que el arriba existe de manera independiente; sin embargo, el arriba sólo puede existir en relación con el abajo. De manera análoga, cuando experimentamos calor, creemos que el calor es un calor independiente, sin darnos cuenta de que lo caliente sólo puede estar caliente en relación a lo frío. “Lo mismo es cierto para todo lo que experimentamos, en tanto en cuanto cualquier cosa que experimentemos como algo que existe, sólo puede existir con respecto a algún otro aspecto de la existencia que no sea ese algo”. Esta forma de existencia puede denominarse existencia relativa: la existencia que es lo que es en relación a algún otro aspecto de la existencia.

Mientras que la absoluta existencia carece de estructura, la existencia relativa tiene estructura. A fin de pasar de la no estructura indivisa y carente de vínculos de la existencia absoluta a la estructuración propia de la existencia relativa, el sistema debe sufrir algún proceso o transformación. Para que una cosa se convierta en dos, esa cosa debe polarizarse. A partir de este proceso de dualización, la existencia absoluta constituye una relación consigo misma. Por consiguiente, una existencia relacional se define en función de otra. “Una vez que existen realidades relativas, existe un nivel de estructura en la existencia. La existencia de esta estructura relativa permite a la existencia formar otras relaciones consigo misma”. En otras palabras, la existencia absoluta no se dualiza una sola vez, sino que lo hace una y otra vez, reiterada y progresivamente. Esto supone que las realidades relativas producidas por cada nivel de dualización atraviesan por dicho proceso de dualización, lo que produce la creación de dos nuevas realidades relativas dentro de cada nivel de existencia relativa precedente. Este proceso de dualización reiterada y progresiva crea una estructura interconectada de realidades relativas que se denomina matriz relacional. 

 
 Independientemente de las veces que se dualice la existencia, la realidad subyacente siempre será una realidad de unidad e interconexión. Pese a que experimentemos la realidad como fragmentos aparentemente separados, la forma de la realidad fundamental en la que aparece la percepción es la de la unidad, a partir de la cual nada puede separarse de ninguna otra cosa. Cada parte de la estructura, cada celda de realidad, contiene algo de la existencia de las demás celdas de realidad. Por lo tanto, cada parte de la estructura es un reflejo del todo.
Dado que toda zona localizada de la existencia tiene la cualidad de existir en alguna parte, una zona no localizada de la existencia que estuviese en todas partes no existiría en alguna parte determinada, sino que tendría la cualidad de existir en todas partes y en ninguna. Esta existencia sin límites en todas partes es la conciencia. La conciencia está en todas partes y, por tanto, en ninguna. La existencia absoluta, tal como la hemos definido, puede ser considerada como una existencia en la nada, ya que existe pero carece de los límites que definen a una cosa. Es nada y no está en ninguna parte, porque está en todas. Esa existencia absoluta es la conciencia. 
Puede parecer que todos los intentos de trascender la dualidad de la existencia inherente a nuestra experiencia están destinados al fracaso, hasta que nos damos cuenta de que son parte inseparable de cualquier cosa que exista. Por lo tanto, podemos acceder directamente a cualquier cosa que exista debido al hecho ineluctable de que nosotros somos ella. En el nivel “implícito” más profundo de la realidad, estamos infinitamente conectados con todo lo demás que existe. Estamos conectados con cualquier otra persona, organismo y átomo del universo; por consiguiente, somos todas esas cosas. De manera similar, nuestros pensamientos están infinitamente conectados con todos los pensamientos. Como la imagen del conjunto está contenida en cada parte, todo el universo está dentro de ti. La información del conjunto está distribuida de manera no localizada y, por esta razón, tienes acceso a todo lo que hay en él. Tu mente es la Mente Universal. 
Toda realidad relativa es creada por la conciencia y existe en relación a sí misma. “Nosotros somos esa conciencia. Nosotros somos esa conciencia que existe en relación a sí misma e interactúa consigo misma.” No hay nada más. Ninguna de las cosas que percibimos como separadas tiene una existencia independiente, porque todas ellas son, en realidad, extensiones relacionales de la unidad de conciencia subyacente. “La realidad física es producto de la conciencia. La conciencia no es un producto de la realidad física. La realidad física no interactúa consigo misma de alguna manera desconocida para originar que la conciencia llegue a la existencia. La conciencia, con el proceso de auto-relación reiterada y progresiva, se convierte en la consciencia de la experiencia, creando así la realidad física”.
Hemos visto que no podemos experimentar directamente la verdadera textura de la realidad cuántica porque todo lo que miramos se cristaliza en materia. Por la misma razón, nunca podemos experimentar la conciencia como conciencia. Cuando la conciencia desestructurada y carente de límites intenta contemplarse a sí misma, crea una estructura relativa o marco de referencia que se experimenta como un estado relativo de consciencia. La conciencia sólo puede experimentarse a sí misma mediante sus creaciones. Esto es algo maravilloso porque aquí estamos, armados con el conocimiento de que nada es verdaderamente separable de ninguna otra cosa, experimentándonos a nosotros mismos como todo lo que es. La separatividad es una ilusión. Fundamentalmente, tu verdadero ser no es sino la indestructible e ilimitada desestructuración de la conciencia. Dicho de otra manera, eres Dios. El Universo es tu cuerpo. La comprensión de esta verdad abre paso a la experiencia del AMOR incondicional por todas las frecuencias, porque todas ellas existen dentro de ti.
  La ilusión del gran ordenador es resultado del proceso efectuado por el Demiurgo. Cada Brana o Universo esta administrado por su propio Demiurgo ¿pero como funciona tal sistema operativo?

Antes de hablar de Branas o de Universos debemos hablar de lo que los manifiesta, compuestos de 8 cuerdas que son los determinantes de hertzios que resuenan casi la totalidad de las cosas.

Once de las doce branas esta constituida del mismo modo a excepción de la primea o ultima que es el Bulto mas etéreo de energía en punto cero.

Como la gran maquina del demiurgo necesita conectar cualquier punto del universo lo hace cruzando dichas cuerdas a modo de ajedrez: 4 horizontales (espacio) 4 verticales (tiempo) unidas por nodos de esta forma puede reproducir datos a modo de red informativa.

Como el hombre esta habituado a los 8 hertz propios percibe estos 8 tonos mayores (do-re-mi-fa-sol-la-si-do) y pierde los cinco tonos menores que conforman 12 en total. Cada uno de los doce tonos armoniza con una de las doce dimensiones.

El hombre siguiendo los patrones del demiurgo, en vez de moverse por tonos, solamente sube o baja octavas (basándose en do o en cualquier otra nota). ¿En que basa los 5 tonos “perdidos”? en las 4 contra-cuerdas que equilibran todos los universos o su anti-materia; mientras la resonancia es expansión o inflación que se mueve en una dirección repulsiva como energía masculina esta contra-cuerda se mueve de forma atractiva como energía femenina en dirección contraria, hacia la fuente sonora. Estos 5 tonos encontrados entre las 4 cuerdas logra la cifra armoniosa o perfecta, el 9. Cualquier número multiplicado por nueve tiene como resultado una cifra donde sumado sus dígitos da un múltiplo de 9. La percepción mas burda y ruidosa concibe 440 hertz (4+4=8) mientras que una armonía se alcanza en 432 hertz.(4+3+2=9)

El Ser Humano funciona en un rango de frecuencia de 8 Hertzios, lo que equivale en la escala musical, del do al do, o sea, una octava. Afinar a 440 Hz tampoco es armónico con la frecuencia del Ser Humano porque la base es 16,5. El cerebro y el ADN están profundamente conectados al 432 a través de la procesión de los equinoccios y frecuencias cósmicas de 8 hz. 432 Hz vibra en los principios de la media de oro PHI y unifica las propiedades de la luz, tiempo, espacio, materia, gravedad y el magnetismo con la biología, el código del ADN y la conciencia. A 186.282 millas por segundo viaja la luz y 432 x 432 = 186.624; que son 342 millas por segundo mas ligero que la luz. “Por la re-sintonización de instrumentos musicales y el uso de la afinación de concierto a 432 hertzios en vez de 440 hertzios, tus átomos y el ADN empiezan a resonar en armonía con la espiral de PHI de la Naturaleza.” (Brian T. Collins)

Una nota hace 12 armónicos, porque pone en resonancia las 12 notas de la escala musical (con medios tonos y sostenidos). Las notas hacen 12 armónicos, cuando se toca una nota afinada a un LA afinado a 432 Hz. Cuando uno toca en un LA afinado a 440 Hz, sólo se hacen 8 armónicos. La música afinada a 440 Hz es música muy pobre.La frecuencia del planeta Tierra es de 8 Hz. Las ondas alfa, la frecuencia del cerebro en estado de relajación profunda, son ondas a 8 Hz. Afinar a 440, hace que la base no sea 8, sino 8’25, lo cual significa que los armónicos que generan no son armónicos con el planeta.

Bajar una octava la frecuencia beta 440 en frecuencia alfa 432 del sistema matriarcal permite utilizar la red informativa en favor transformando la automatización en compasión sincronizando los yoes con el Gran Espíritu.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s