SIN OJOS. Sobre la Visión del Corazón, la Visión etérica y la visión del 3º Ojo

Mi nombre es SIN OJOS. Hermanos y Hermanas humanos, que la Luz os llene de sus Gracias. He venido a vosotros para expresar ciertos elementos relativos a la Vibración de la Estrella VISIÓN (ndr: detalles en la rúbrica “protocolos para practicar/Las 12 Estrellas”). Voy a explicar algunos elementos que muchos de vosotros habéis experimentado, ciertamente (o vais a experimentar) en los tiempos que vivís. Ya he tenido la ocasión de explicar lo que era la Visión del Corazón, la Visión Etérica. Vengo para completar de alguna forma, esta noción de Visión pero en relación más específicamente, a lo que como seres humanos, todos hemos llamado los mundos espirituales.

Las Dimensiones, incluso accesibles aquí en este mundo, son para la mayor parte de vosotros, invisibles. El ojo en sí mismo, no puede ver más que algunas frecuencias. Los animales, los insectos no ven lo mismo que el ojo humano. Desde siempre existieron Hermanos y Hermanas que tuvieron acceso a la Visión de cosas invisibles, para la mayoría. En estos tiempos concretos, lo sabéis, ciertos planos se han aproximado. 

El espacio de separación y de encierro se ha aminorado. Existen también en cada ser humano, diferentes mecanismos que apelan al Espíritu (o en cualquier caso, a lo que se llama espiritual), que permite ver. La Revelación de la Luz en curso y cumplida, tiene como objetivo, lo sabéis, permitir el Retorno del Gran Espíritu, es decir poner fin al encierro, al aislamiento. Muchas transformaciones se están llevando a cabo, en el hombre y en la Tierra. 

Vosotros las vivís más o menos. Vosotros sois conscientes, más o menos. Mi propósito no es hablar de esto (esto se ha realizado, en muchas ocasiones, por otros Intervinientes). Yo me voy a centrar más que nada, en daros los elementos que corresponden a lo que se puede producir en vuestra vida, en vuestra Conciencia y en las percepciones llamadas visuales (ya fuesen físicas como ligadas a lo invisible), porque en estos momentos muchos Hermanos y Hermanas viven contactos particulares con cosas invisibles. 
Y, cuanto más pase el tiempo, más va a aparecer esta posibilidad de contactos (para un número siempre creciente, de Hermanos y Hermanas), por una parte, porque el Canal Marial que está constituido, permite entrar realmente en contacto con una de las Estrellas (sentirlas y eventualmente, ver) y después, por otro lado, la matriz llamada astral (de encierro, como sabéis) a nivel colectivo, está en plena disgregación.

Desde siempre, en todas las tradiciones, en todos los pueblos, ha habido seres que han tenido la posibilidad de ver lo que era invisible al ojo común. Ciertamente, este aspecto sobrenatural de ver lo invisible ha eludido desde el inicio, una cuestión que hoy va a hacerse fundamental y mayor. Es esta: lo que se ve en lo invisible, ¿corresponde a qué Vibración? ¿A qué estado? ¿A qué Conciencia?

Muchos seres humanos comienzan a percibir y ver cosas no habituales, sea a través de lo que os es conocido (es decir la Visión Etérica), lo que está también ligado a la modificación de la percepción del ojo mismo(la Visión llamada Interior, la Visión del Corazón o aun, la Visión de ciertas apariciones). Muy a menudo, los seres humanos (cualquiera que sea su origen, su pueblo) han considerado siempre, el hecho de percibir y ver lo que es invisible como una característica particular. 

Esos seres se han llamado médiums, visionarios, chamanes (hoy, la palabra canal) sin dar informaciones, de todas formas, en cuanto al origen de lo que se ve y en cuanto a la implicación de lo que se ve. Existen por tanto, cosas esenciales que entender hoy, más allá del intelecto, a través del intelecto, a través de lo que se os da a ver (a percibir). Y los mecanismos que se ponen en marcha para ver y percibir lo invisible, son muy importantes para permitiros comprender a lo que estáis confrontados, en ese mecanismo de visión o de percepción.

Hasta el presente, nadie (o no mucha gente) se ha planteado la cuestión de saber que lo que se veía, podía ser otra cosa que lo que se ve. Ciertamente, todo esto deriva de la visión ordinaria, porque cuando veis una mesa, sabéis que es una mesa. Cuando veis al ser amado, sabéis que es el ser amado. No hay posibilidad de equivocarse porque la forma de lo que se ve, de lo que se toca, está en relación con algo que es común a cualquier ser humano. 

Es profundamente diferente desde que se ha entrado en estos mecanismos de visión y percepción de lo invisible. Porque por una parte, vías de comunicaciones nuevas se abren en el hombre y, por otra parte, las separaciones entre planos, se hacen cada vez más tenues, dando acceso a lo que era invisible hace algunas decenas de años, de tiempo terrestre.En general el Hermano o la Hermana que tiene visiones o percepciones, ha tenido pocos medios hasta el momento, de saber de dónde viene realmente, lo que se ve o percibe. 

Por supuesto, el aspecto Vibratorio es mayor y esto lo sabéis (vosotros que estáis aquí o que leéis mis palabras) porque a menudo, os refería al estado de Vibración que percibís, para identificar la fuente de lo que se percibe o ve, dándoos entonces, un elemento de apreciación en cuanto al origen dimensional de lo que se ve. Nosotros sabemos todos, que existen otras formas de ver: por ejemplo en el sueño, a través de sueños, donde frecuentemente no son ni los ojos, por supuesto (que están cerrados), ni el Corazón que Vibra, ni la Visión Etérica, sino imágenes que se proyectan (se podría decir) en la pantalla de la Conciencia, revelando tanto las preocupaciones del día, como los anuncios particulares o premoniciones concretas o presentimientos.


Algunos sueños, lo sabéis, dan un sentimiento de vivencia muy fuerte. Puede ser incluso, en lo que se percibe (o ve) en las visiones, en las apariciones, dando un sentimiento de algo muy verdadero, auténtico, porque se ve realmente. Pero tampoco esto os dice, de donde viene lo que se ve o percibe. Por supuesto, aquellos que tienen la Vibración abierta (del Corazón), por el Fuego del Corazón, identifican sin ningún problema, la fuente de lo se ve o percibe por el propio efecto, percibido en el propio chakra del Corazón de la persona que ve. Así, una visión que viniera de un plano no elevado (y por lo tanto invisible), os restablece en una situación en que el Corazón tiene tendencia a volverse a cerrar.

Sobre todo en Occidente y en Oriente existen (no hablo a este nivel, de pueblos primitivos que han escapado, de alguna forma, a esto), los mecanismos que se han descrito y puesto en funcionamiento desde hace mucho tiempo, que están asociados a la apertura de lo que se llamaba el 3er Ojo, facilitando ver en la pantalla llamada del Espíritu (pero que no es la pantalla del Alma), las escenas, las imágenes, los personajes, los paisajes, realmente vistos con ese 3er Ojo (a veces elementos muy construidos, como volver a revivir vuestras propias vidas pasadas). A veces rostros que se suceden. 

A veces también, colores que aparecen, particulares, con un degradado particular de colores. Muchas enseñanzas han insistido en estos mecanismos de Visión Interior, como una prueba de la transformación de la Conciencia hacia otra cosa, admitiendo de hecho, que todo lo que era invisible se hace visible, correspondiendo a una transformación de la Conciencia que contribuye al Despertar o concurriendo en todo caso, a transformar la propia Conciencia. 
Y por supuesto, para un Hermano o una Hermana que no ha visto jamás otra cosa que sus propios sueños, encontrarse viendo imágenes, escenas, percepciones que desfilan (a veces muy construidas y luminosas), no permite plantearse ninguna cuestión sobre la realidad de lo que se ve y, sobre todo, sobre el origen de lo que se ve. 

La apertura de lo que se llama el 3er Ojo de Horus. Como por casualidad, hoy (en la época que vivís, en este mundo), el famoso 3er Ojo se ha ilustrado en muchos movimientos, llamados iniciáticos u ocultos, de los que uno de los símbolos más conocidos es el famoso Ojo de los Iluminatis (el Ojo que entronizado en el centro del triángulo). Por supuesto, muy pocos se han planteado la cuestión de saber por qué un símbolo, llamado iniciático, se encuentra en este orden y en esos movimientos llamados espirituales. El 3er Ojo, del que se ha hecho apología (por ejemplo, los Orientales), a menudo se ha considerado como la iniciación mayor del ser humano.


Nosotros sabemos pertinentemente, que muchos entre vosotros habéis vivido esto, pero hoy vivís otra cosa porque se han sustituido de alguna forma, esas visiones del 3er Ojo, sea por una visión Etérica con los ojos abiertos, sea por una Visión Interior que no depende del 3er Ojo, sino verdaderamente del Corazón. El aspecto Vibratorio en este nivel, es esencial. No es mi propósito juzgar cualquier cosa que pueda vivir cualquier Conciencia en la Tierra, sino llamaros simplemente, a tomar conciencia de lo que podáis ver y percibir, en tanto que la Vibración del Fuego del Corazón no esté presente en vosotros. 

Y por supuesto, a causa de la Presencia de la Luz, por lo que se llama la Corona Radiante de la cabeza, la activación de esta zona particular del cuerpo, se hace, yo dirá, cada vez más fácil. Y muchos seres humanos están subyugados por lo que ven (y perciben) por ese 3er Ojo, ya sea la propia historia del Alma en las encarnaciones, con la posibilidad de revivir realmente, la memoria de vidas pasadas, con la posibilidad muy real, de proyectar la conciencia a través de ese centro esté donde esté. 

La mayoría de lo que se llama el fenómeno de iniciación (que hoy se os propone), se basa exclusivamente en la apertura de ese 3er Ojo que da acceso a algo seductor, es decir ver (percibir) lo que antes era invisible, dando acceso también, a lo que hace mucho tiempo, Buda llamaba: los Poderes del Alma. Y muchos seres se han parado en esto porque eso da efectivamente, un poder que es el de poder ver sus propias vidas, de poder ver lo que vosotros llamáis las auras, de poder ver el futuro o el pasado de un ser.

Ciertamente desde hacer 3 años, la Apertura de la Corona Radiante de la cabeza ha puesto fin al reino del 3er Ojo para desplegar las otras funciones espirituales, ligadas a las Estrellas. Sabéis también, que la Luz ha sido alterada en su Despliegue en este mundo, a través precisamente, de un eje alterado que se llama ATRACCIÓN/VISIÓN. 

Se os han comunicado muchos elementos por los Ancianos y por mí misma, sobre este eje y la forma de transformar este eje, para que vuelva al eje fisiológico normal de la Luz que es el eje AL/OD. Muchas enseñanzas que se os han dado, en Occidente y en Oriente, han insistido sobre los poderes del Alma, olvidando el hecho de que no era una finalidad sino simplemente, una etapa intermedia y absolutamente obligatoria para acceder a la Unidad. 

Yo diría incluso, que permanecer en ese 3er Ojo y lo que procura, os aleja de manera definitiva, de la Unidad y del Corazón. La Visión del 3er Ojo concierne a todo lo que ha traicionado a este mundo, sea en el pasado, en el futuro, en la memoria de las vidas, en la capacidad de manifestar alguna cosa que se llama la intuición, a ver lo invisible. 

Muchos de nosotros hemos insistido sobre la diferencia entre la Visión del Corazón, la Vibración del Corazón y la Vibración del 3er Ojo porque el 3er Ojo (se os dijo) también es, un encierro en otra Ilusión que participa y que mantiene la Ilusión, igual que la Verdad es accesible en este mundo. 

Muchos de vosotros que habéis vivido el Despertar del Corazón (que es el verdadero Despertar), os habéis dado cuenta de la diferencia efectivamente, de la Conciencia y de las Vibraciones que existen entre la apertura del 3erOjo y la Apertura del Corazón y, que el uno y el otro no participan de la misma evolución o transformación de la Conciencia. Para estos, el problema es la regla, porque habiendo vivido el Corazón (en el Fuego del Corazón, en la Vibración de la Corona Radiante del Corazón), saben muy bien, establecer la diferencia entre una visión que viene del 3er Ojo y una Visión que viene del Corazón y, sobre todo, de determinar cuál es el efecto Vibratorio de lo que se ve o percibe.

Nosotros os hemos sugerido que el 3er Ojo era una Ilusión (una Ilusión que enclaustra, Luciferina) cuyo único objetivo es bloquear el acceso al Fuego del Corazón, encerrando el Fuego en alguna parte, en un fuego matricial que uno de los Ancianos ha llamado el Fuego eléctrico (por oposición al Fuego del Espíritu). Fuego eléctrico que mantiene las resistencias, el encierro y sobre todo, el ego (y sobre todo, en su componente del ego espiritual). Por oposición con el Corazón (la Visión del Corazón que está ligada a la Apertura del Corazón) y que no tiene en definitiva, absolutamente nada que ver con la apertura del 3er Ojo.

Por supuesto, todos aquellos que vivieron hace muchos años, la apertura del 3er Ojo, han sido convencidos (con razón y a justo título) de vivir un proceso iniciático mayor, dirigido a transformar la Conciencia. Yo espero que sepáis hoy, que no lo es en absoluto porque la visión del 3er Ojo también clausura, como la visión de los ojos, porque la visión del 3er Ojo os encierra en la visión del Alma vuelta hacia la materia. 

Y además, jamás una visión del 3er Ojo podrá daros la Visión de los Mundos Unificados, más allá de la matriz. Solo la Visión Etérica (que no es la visión astral) o la Visión del Corazón, que no es ya una proyección de la Conciencia al exterior sino una introyección (como se la ha llamado), al interior del Corazón os hace ver lo que no existe en la Ilusión, sino en la Verdad. Existen características esenciales que permiten diferenciar formalmente lo que se ve, y percibir en el astral, lo que se percibe y se ve en el Corazón, es decir a nivel de lo que nosotros hemos llamado Vibral (es decir Supramental) o si no, la Luz Vibral.

En la visión astral ligada al 3er Ojo, todo es extraño, en correspondencia y en adecuación con lo que veis con vuestros ojos, más luminoso, más claro de alguna forma. Los colores pueden aparecer como estallantes y no hay sentimiento de ver algo diferente de lo que existe en este mundo, aunque la Luz aparezca como más importante, bajo forma de radiación exterior. 

La Visión del Corazón no os hará ver lo mismo, porque ésta no se imprime sobre el ojo del Alma sino sobre el ojo del Corazón, que no es un ojo sino una Visión que no puede ser localizada en una dirección. Lo que se puede ver en el Corazón, no tiene nada que ver con lo que se puede ver en el astral. Las repercusiones por supuesto, no son en absoluto las mismas en la Conciencia, en la Vibración, en la percepción de la Energía o de la Vibración. 

Existe, a nivel de la visión del 3er Ojo, una visión a veces muy clara del astral, de este mundo como de lo invisible. Pero como sabéis,el astral no es lo que está más allá del Supramental. El astral solo es un reflejo, de alguna forma, de la verdadera Luz. Tenéis todos, en la memoria, la experiencia (quizá habéis vivido o leído esto) de seres que atraviesan un túnel y ven una luz al final. 

Esta luz está descrita como una luz de amor que no calienta y que por tanto, es agradable, que es blanca o dorada, que es magnética, que atrae. Esta luz da el sentimiento de un amor increíble que el ser humano no conoce aquí, en la carne. Hay frecuentemente, seres que están aquí (que se les llama ángeles, guías, guardianes, miembros incluso, de vuestra familia que han partido) que os acogen y que hablan con vosotros, dándoos una sentimiento de libertad, de liberación de algo que es transformador y es efectivamente, transformante.

A partir de ahí y vista la transformación que experimentan aquellos que han vivido esta experiencia, hay una adhesión porque es un mecanismo real de la conciencia que accede a algo fuera de la normalidad. Y partiendo de ahí, toda la humanidad ha creído que lo que se podía ver, en este nivel (percibir o vivir como experiencia), era de alguna forma, la finalidad última que había que adquirir y desarrollar en este mundo, desembocando por supuesto, en la intuición, en la capacidad de sentir lo que se llaman Energías de los seres (del entorno, las situaciones). 

Y el ser humano se ha contentado con esto, como si fuera una finalidad que le permitiera vivir la Luz, en este cuerpo o en su vida, sin plantearse nunca la cuestión de la autenticidad, porque no se puede poner en duda la autenticidad de lo que se vive y lo que se ve, desde el instante en que se vive realmente.
Pero la cuestión no es la autenticidad. La cuestión es la finalidad. ¿Cuál es la finalidad de lo que se puede ver? ¿Cuál es la finalidad de lo que se puede vivir en este cuerpo como fuera de este cuerpo? Y nosotros poco a poco (a través de nuestras intervenciones y Comuniones, de los Ajustes Vibratorios), hemos descompuesto y atraído vuestra atención sobre esos mecanismos de percepciones porque esos mecanismos de percepciones, 
(aunque sean muy transformadores) no os permitirán jamás Vibrar realmente, el Corazón. Y hemos diferenciado por cierto, la Energía, la vitalidad de la Luz que es una Vibración y que no es solamente una Energía sino una frecuencia, una Vibración mucho más intensa que la simple circulación de la Energía.

Aquellos que tienen Visión Etérica (por la activación de los Nuevos Cuerpos) se dan cuenta muy bien, que lo que ven no está ligado a las auras, por ejemplo (llamadas astrales), tal como son descritas y escritas por los iniciados del 3er Ojo, sino que ven las fuerzas en acción que se han descrito por otros iniciados (que en Occidente, habéis llamado Crísticos) y que han dejado visiones particulares de la constitución de los Mundos, que no tienen nada que ver con esas visiones coloreadas, con ese ideal de Luz sino más bien, con lo que subyace a la existencia del mundo que se llaman fuerzas Etéricas o si no, el Éter. 

La visión astral no os da acceso a la Visión del Éter. La visión astral está coloreada por las emociones, por colores muy vivos que llenan los objetos y las cosas y que sobre todo, irradian a partir de esos objetos hacia el exterior del objeto, dando efectivamente, un elemento particular a nivel de la conciencia que es una forma de exaltación de lo que se ve, de exaltación de lo que se puede percibir y que no existe en este mundo. 

La Visión Etérica da acceso a otra cosa diferente. Permite ver las fuerzas que están más cerca de la materia, no en forma de radiación sino en forma de luz, que permite que la materia y los seres se condensen, en el interior de esta Luz. La Visión del Corazón, cuando aparece, os deja ver totalmente otra cosa. Hace por cierto, desaparecer la visión llamada astral en beneficio de una Visión diferente donde la Luz constituye la totalidad de la trama de lo que se ve. No hay radiación exterior. Hay una radiación Interior.

Es fácil también entender que la visión del 3er Ojo apela a una proyección de la conciencia fuera de sí, a través de una voluntad, de un deseo de ver, de percibir (la trama del pasado, la trama del futuro), percibir al otro a través de sus emanaciones, haciendo que veáis la personalidad, a través de mecanismos llamados de clarividencia (estados mediúmnicos), que os dejan ver lo invisible. 
Y esos seres que viven esto, no pueden dudar un minuto de que existe otra cosa que resulta precisamente, del cese de cualquier proyección en el 3er Ojo. Es el momento en que la proyección de la conciencia en este mundo, cesa y lo que se ve o percibe ya no resulta precisamente, de un mecanismo de proyección al exterior de lo que sea, sino de un mecanismo de interiorización de la Conciencia en el Corazón donde aparece una Luz totalmente diferente 
(que no es un reflejo, sino que es la Vibración misma de la Luz), o la Luz es constituida (y es constituyente) del total de lo que se ve (sin ninguna radiación al exterior), porque lo que constituye la Luz no tiene necesidad de radiar, porque la Luz está presente por todas partes. Existen pues, mecanismos más allá de la Vibración que a través de lo que se ve, son muy diferentes.

Otra diferencia es que la Visión del Corazón no hará jamás, que veáis vuestras vidas pasadas, no os dejará ver jamás vuestras encarnaciones o vuestros rostros de vidas pasadas, como es corriente con el 3er Ojo. Esto jamás os dará a ver el astral (o la personalidad de una persona) sino que os hará vivir directamente el Corazón y la Esencia de cada cosa, donde la Luz no es irradiada al exterior sino que es constituyente de la verdadera realidad. 

Ciertamente, el Despliegue de la Luz, las Bodas Celestiales, han permitido poner fin al encierro de la Ilusión Luciferina desplegando lo que hemos llamado (con vosotros): las Estrellas de la cabeza (ndr: ver la rúbrica “protocolos para practicar/ Las 12 Estrellas”), evitando precisamente que el ser humano no se encierre a sí mismo en lo que es enclaustrante (y por lo tanto, subyugante), poder ver sus vidas pasadas (los rostros de sus propias vidas) o de imaginarse en la Luz astral del 3erOjo, que proporciona estados de alucinación de la Conciencia que pueden ser sin razón, asimilados a la Conciencia de la Unidad. 
Aquél que accede a la Visión del Corazón o a la Visión Etérica no puede equivocarse más por esas imágenes que pertenecen a la matriz. Como os hemos dicho, el tiempo en la Unidad no existe y la memoria de las vidas pasadas, es una memoria que os encierra en esta Ilusión. Y creer que ver esto es un factor de elevación es ciertamente, la superchería que se ha activado, de forma más importante en la historia de la humanidad en este fin de siglo 20.

Incluso tenéis, mediante la modificación que han inducido algunas fuerzas, niños que han nacido con esta particularidad de ver precisamente la trama astral y como sabéis, esos niños (que se han llamado frecuentemente, niños Índigo o niños Cristal) son considerados como las maravillas de la evolución puesto que están despiertos y ven lo que el común de los mortales no ven. Y por cierto,lo que ven solo es el reflejo de la Verdad. 

Esto os explica por qué esos niños están tan mal en este mundo y por qué están desestabilizados por lo que ven. Entonces, los padres han creído que esos niños están en el Corazón porque por supuesto, la ilusión es creer que cuando el 3erOjo está abierto, estáis en el Corazón. Pero es exactamente al revés lo que ocurre, porque escapáis justamente, a la Visión verídica del Corazón, encerrando de nuevo una conciencia, en otra octava del encierro, en otro plano del encierro que es la visión astral. La visión astral no es la Visión del Éter.

Hay otros ejemplos que conocéis (porque han sido muy mediatizados, si se puede decir): lo que se llama las apariciones. Tenéis a menudo, testimonios de niños que han tenido visiones (y que por cierto, manifiestan con esta experiencia, una transformación radical de su Conciencia) en que son subyugados por la visión de un Ser de Luz (que no se aparece más que a ellos y que describen de manera perfecta), como un aureola de luz externa que irrumpe en nuestro mundo de 3ª Dimensión y aporta informaciones sobre el futuro, sobre el amor, haciendo profecías y previsiones.

En ningún momento vendrá a la mente de esos niños (y a aquellos que los observan) dudar de lo que se ha aparecido (y han visto) es una ilusión más, porque por supuesto hay apego a lo que se ve, adhesión a lo que aparece, tanto más que a una alucinación de la Conciencia (un transporte de la Conciencia) haciendo creer que esos niños por su inocencia, viven el acceso a la Verdad. 
Eso no es más que un reflejo de la Verdad, cuya finalidad (también, una vez más) es someter al ser humano a un principio llamado libre albedrío, a un principio de punición (o castigo), tal como la mayoría de las apariciones han descrito, hablando siempre de error del hombre, hablando siempre de un castigo futuro (un correctivo futuro) si el hombre no reza, si el hombre no se arrepiente, si el hombre no va hacia el amor, negando la reencarnación, negando incluso, el principio de libertad del ser, apelando a esos niños (y a aquellos que han atendido a esto) a la oración. 

Entonces, según las apariciones y según el lugar, esta oración saldrá de una enseñanza cuya finalidad es prometer un futuro mejor, prometer el amor y prometer el acceso al mundo espiritual. Por supuesto, muchos seres humanos, muchos niños que han vivido esto, solo pueden abrazar esto porque lo han vivido en verdad, realmente. Y sin embargo ¿cuál de esos seres sienten su Corazón? ¿Cuál de esos seres os ha descrito el calor del Corazón? Ninguno. 
Todos os han descrito fenómenos de corrientes de aire, fenómenos de espíritus, fenómenos de percepción en torno del cuerpo, alrededor de la cabeza, pero nada en absoluto en el Corazón. La finalidad aquí, no es el Corazón.

Es tiempo de aceptar esto ahora y tener la experiencia vosotros mismos. No de aceptarlo porque se os ha dicho de diferentes formas sino vivir vosotros mismos, la experiencia de la diferencia fundamental que puede existir entre lo que se pueda ver a nivel del 3er Ojo, lo que da la Visión Etérica, con los ojos abiertos y lo que da sobre todo, la Visión del Corazón que viene acompañada de la Vibración del Corazón.

Entonces,el imaginario del ser humano tiene tendencia a crear imágenes y son además, las funciones que están inscritas en un cerebro particular del ser humano que os han hecho pasar por el cerebro llamado de la evolución (llamado el 3er Ojo o la hipófisis, la epífisis) y todas sus estructuras que son de hecho, extremamente antiguas y que no tienen nada que ver con el Corazón. El Corazón no está a ese nivel. El Corazón no está en la cabeza. El Corazón está en el Corazón. Es tan evidente que muchos lo han olvidado y muchos, no llegan ni siquiera a concienciarse y a establecer la diferencia entre la visión astral, la Visión Etérica y la Visión del Corazón.

Muchos de vosotros tenéis la Visión Etérica. Es ver las Partículas Adamantinas. Es ver la lluvia de Luz. Es percibir los Sonidos del Cielo y de la Tierra, los Sonidos del Alma y del Espíritu. Es sobre todo, comenzar a percibir la Vibración y el Fuego del Corazón que os da acceso al momento en que ya no proyectáis nada al exterior, en el momento en que no hay ningún deseo y cuando acogéis la Luz (es cuando se manifiesta esta Visión del Corazón), cuando las luces no son estallantes y radiantes, cuando todo se hace blanco. Toda visión desaparece en la Visión del Corazón.

Es una condición previa. Y lo previo es, precisamente, el cese de cualquier visión astral que es reemplazada, en un momento dado por el hecho de vivir la Luz blanca y de hacerse uno mismo, esta Luz blanca y esta Vibración de la Luz, con un Fuego particular, con una Energía que no es externa (o envolvente) sino que es verdaderamente, vivida en la Vibración de las células, de los Centros Energéticos y sobre todo, en la propia Conciencia. 

Y ahí, no hay necesidad de ver la más mínima forma. No hay más necesidad de ver la mínima luz radiar porque vosotros os habéis hecho realmente, la Luz, por el Fuego del Corazón y por la Vibración del Corazón. 

Entonces, en ese momento, pueden formarse (y aparecer) otras imágenes y esas imágenes, no tienen el mismo contenido que aquellas que se veían antes (como en un sueño o con el 3er Ojo) porque, justamente el 3erOjo se disuelve en la Corona Radiante de la cabeza y lo que se manifiesta no es más el eje ATRACCIÓN/VISIÓN sino el eje AL/OD que está ligado al Alfa y a Omega, al Fuego del Corazón, a la Visión del Amor que es esta Luz blanca que llena todo.
En ese momento tenéis la posibilidad efectivamente, de ver los Seres de otras Dimensiones (de percibir esos Seres de otras Dimensiones) que no se manifiestan a través de una corriente de aire sino más bien, por un Fuego del Corazón y una Vibración que no tiene nada que ver con una Energía en torno al cuerpo y que sobre todo, viene a suavizar de alguna forma, las emociones (no mantiene las emociones, ni la mente) porque en el momento en que la Visión del Corazón aparece, no hay más cuestionamientos. 

Por supuesto, no hay más dudas. Hay la certeza Interior de vivir la Verdad (porque esto es la Verdad) y sobre todo, más allá de la autenticidad, está la finalidad que se vive como justa, es decir encontrar la Luz que es, os lo recuerdo, la Esencia de todos nosotros, la deseemos o no.

La Visión del Corazón está llamada a desarrollarse cada vez más. Pasa por supuesto, por la instalación de la Visión Etérica. Pasa por supuesto, por lo que os han dicho los Ancianos: la Alegría, el Samadhi, la Paz. En la Visión del Corazón no hay emoción. En la Visión del Corazón hay una Alegría inefable que no es un éxtasis exterior, que no es una subyugación de la Conciencia, por un ser exterior que os sermonea (que os avisa de un acontecimiento o un castigo) sino simplemente, una Comunión, una Gracia de Corazón a Corazón que se basta a ella misma y que no implica ningún elemento (ni de castigo, ni de pena, ni el futuro) sino que al contrario, os instala totalmente en el presente, totalmente en la Alegría de ese contacto, de esta Comunión. 

La Visión del Corazón no está fija. Por ejemplo, si la Visión del Corazón os proporciona la visión de un Arcángel en su forma de 5ª Dimensión, y bien, esta forma no está fija. No podéis fijar al Arcángel en una forma dada (ni en una representación más antropomórfica) puesto que esta forma cambiará sin parar, ya que no está prisionera, justamente de una representación, contrariamente a una forma astral que está fija (sea en la memoria de vuestros rostros pasados, o en los seres que pueblan todavía un poco el astral que es el vuestro, personal) y que se manifiestan a vosotros en esas ocasiones.

Recordad que no es cuestión de poner en duda y de decir está bien o mal sino que simplemente, no tenemos el mismo nivel de autenticidad y sobre todo, no tenemos la misma finalidad. La visión astral os mantiene en la Ilusión y en el encierro del bien y del mal. 

La Visión del Corazón os hace descubrir los espacios ilimitados de la Alegría y los espacios, sobre todo, donde estáis libres y donde no estáis sometidos a esta aparición que os va a dictar cualquier actitud (o a pediros cualquier oración para salvar lo que sea). Ella os hace Comulgar con vuestra propia Libertad. 

Os hace Autónomos. Os hace Libres (como diría uno de los Ancianos). Os permite daros cuenta por vosotros mismos, que la experiencia que estáis a punto de tener no tiene nada que ver con los sueños (no tiene nada que ver con las visiones del 3er Ojo) sino que os pone en un estado en que la Alegría y la Paz os saturan totalmente, porque sabéis en ese momento, que habéis conseguido la finalidad y no estáis en los planos intermedios. Sobre todo, el estado de humor y de emoción (el estado de la mente), no es en absoluto el mismo. 

En la Visión del Corazón, no puede haber cuestiones ni cuestionamientos.En la Visión del Corazón, hay una evidencia que aparece en relación de lo que se ve y percibe mientras que, en lo que se ve a nivel astral hay una subyugación de la Conciencia. Hay una alucinación de la Conciencia que permanece a nivel de la matriz.

El acceso al Êtreté jamás podrá hacerse por cualquier visión asociada al 3er Ojo. El acceso al Êtreté se hace por la Puerta del Corazón y por el Corazón, dándoos acceso a la Multi- dimensionalidad y dándoos acceso sobre todo, al hecho de experimentar que no estáis limitados a este cuerpo y que tenéis una multitud de otros cuerpos (situados más allá de la matriz), que se ha llamado el Cuerpo de Êtreté (o Cuerpo de Luz ) pero que no es el cuerpo de luz tal como aparece en el 3er Ojo, porqueno estáis fijos en una forma en el Corazón. 

La forma es mutable. Se transforma permanentemente. Es Luz, toda Luz. No está fija. Es Vibrante. Lo que se puede ver en la Visión del Corazón os aparece de antemano, como profundamente diferente a la visión astral y, sobre todo, desde el instante en que la Visión del Corazón aparece (aunque solo sea una vez), sabéis que no estáis más en un mecanismo de proyección de la Conciencia hacia el exterior sino que estáis en la interiorización, más exacta y la más verdadera de lo que sois (de lo que somos nosotros todos, totalmente).

Vosotros comprendéis (vosotros captáis) también, que no puede haber iniciación, si no es por el ego que se va a creer que ha llegado (a través del ego espiritual de aquél que tiene los poderes del Alma) de ver al otro, a nivel astral, a nivel de su personalidad, de proyectarse en Conciencia para perturbar al otro, más que para Comulgar. 

La Visión del Corazón os da acceso a la Comunión, a la Gracia, como hemos dicho. Os da acceso al equilibrio y sobre todo, a la Libertad. No puede haber en la Visión del Corazón, ninguna espera de lo que sea (o a lo que sea) porque, en la Visión del Corazón, hay interiorización y la Reversión total de la Conciencia a la Verdad.

Muchos Arcángeles y Ancianos os han dicho (y puede decir con ellos), que nosotros estamos en vuestro interior totalmente y, como os han dicho (yo os lo repito), esto no es una fantasía sino la estricta Verdad. Cuando del Visión del Corazón se instala, vais a percibir también, que podéis ver el mundo físico tal como es, aun hoy, sin los ojos. Es esto lo que yo hice durante mi vida y es esto lo que algunos de vosotros comenzáis a realizar: que no tenéis necesidad de los ojos y que podéis ver (sin los ojos y sin el 3er Ojo) únicamente con el Corazón. 
Y esto es una Verdad que hay que experimentar y que un número cada vez más importante de Hermanos y Hermanas van a vivir. La diferencia esencial también, es el estado mismo de la Conciencia que vive la Visión del Corazón por oposición a esa que vive la visión astral. 

La visión astral refuerza el ego y da un sentimiento de todo poder espiritual que desemboca (de manera indefinida y definida) en el orgullo espiritual, en la voluntad de apropiarse de un rol (una función) y que (convendréis) está en oposición a la Humildad, a la Simplicidad. 

Aquél que ve con el Corazón no tiene nada más que compartir que el Corazón. Aquél que ve con el Corazón, no tiene nada que reivindicar de cualquier poder puesto que ha encontrado su Poder Interior. En resumen, absolutamente todo se opone (y se opondrá, cada vez más) la iniciación del ego al orgullo espiritual, de lo que se llama la verdadera Iniciación que no puede ser otra que la del Corazón. 

Y sobre todo, la Iniciación del Corazón no puede seros procurada por ningún ser (ya fuese el Ser más evolucionado, ya fuese La Fuente) puesto que solo el Corazón decide por sí mismo, abrirse, contrariamente al 3er Ojo que es muy fácil abrir hoy, por una autoridad exterior.

Todo opone totalmente, el Despertar del Corazón y el despertar del 3er Ojo. Por supuesto el despliegue de la corona del encierro, en el 3erOjo, ha limitado de alguna forma, esta posible Iniciación. Pero no ignoráis que muchos Hermanos y muchas Hermanas se han encerrado ellos mismos, en este ovillo espiritual y por supuesto, no tienen la posibilidad de establecer la diferencia con el Fuego del Corazón con la Visión del Corazón porque precisamente, lo que les conduce a este encierro en el 3er Ojo está ligado a la ausencia de Humildad, 
a la ausencia de Simplicidad y a la voluntad todo poder o de ascendencia (de una manera o de otra) en una situación o en un ser humano. He aquí a lo que las fuerzas opuestas a la Luz, han buscado introducir en la humanidad, desde hace un siglo, para llevar al humano por un camino equivocado, por un camino de encierro y no de Liberación. 

La única Liberación posible (lo sabéis ahora porque lo vivís, muchos de vosotros) es el Corazón y nada más. Y el Corazón no es una ley moral. El Corazón no es un afecto, tal como se puede experimentar con los niños o los padres o una relación, incluso la más perfecta que sea. El Corazón es otro estado de la Conciencia, totalmente diferente de lo que es accesible en este mundo. 

Y aquellos que viven el Corazón no tienen otro deseo que establecerse en el Corazón, cada vez más, con la Vibración de la Luz Blanca (que invade la totalidad de su personalidad), donde no puede existir ninguna referencia de este mundo puesto que la única referencia se convierte en el Amor, la finalidad verdadera de la Verdad y no cualquier ilusión espiritual de dominación de lo que sea, o de explicación de lo que sea. 

Es lo uno, o lo otro y esto se ha dicho de diferentes formas. Y cada vez más, la Conciencia se irá posicionando en un nivel o en otro y no hará idas y venidas entre tal nivel y tal otro.

Entended que no denigro nada sino simplemente, las experiencias son diferentes porque no tienen la misma finalidad. No tienen la misma vivencia. No tienen la misma traducción en la propia vida, de cada uno y cada una. En un caso hay Paz y Armonía: es el Corazón. 

En el otro caso hay exaltación, exuberancia, percepción de la Energía, percepción del otro pero, a nivel de su personalidad. Hay voluntad de demostrar y mostrar que se sabe, mientras que el Corazón no tiene necesidad de mostrar ni demostrar nada. 

Solamente hay necesidad de estar en la Vibración y en la Visión del Corazón de la Luz blanca. Entonces, la Libertad es total. Muchos seres humanos tienen necesidad de ver y comprender sus vidas pasadas o de lo que pueden ver en la visión astral. Pero en ese momento, conviene estar lúcido sobre la finalidad, no en la Verdad de lo que se vive. Porque, aquél que vive la visión astral, vive una cierta forma de verdad (en cualquier caso es su verdad), mientras que aquél que vive la Visión del Corazón está también, en su Verdad pero está sobre todo, en una Verdad en que la finalidad es la Libertad, la Autonomía, el fin del encierro y sobre todo, el fin de la Ilusión, lo que no será jamás posible, contrariamente a lo que quieren deciros ciertas enseñanzas, haciéndoos creer que el 3er Ojo es el súmmum de lo que es realizable en este mundo. Nada es más falso. 

Esto se suma también, lo que decía SRI AUROBINDO (cuando fue el Amado Juan): “muchos serán los llamados y pocos los elegidos”. “Los llamados serán marcados en la frente”, es decir que tendrán acceso a los misterios del universo (en esta falsificación) pero no a los Misterios del Universo, en los Mundos Unificados, lo que no es (propiamente hablando) lo mismo. Lo que (propiamente hablando) no es en absoluto la misma Vibración y lo que no es en absoluto, la misma Conciencia.

Buda decía: “cuando encuentres los poderes, sálvate rápido”. Hacía falta sobre todo, no hacer uso de los poderes porque Buda lo vivió y comprendió. Solamente en la Renuncia (como se llama a esto, ahora), más que en el Abandono a la Luz (Renuncia a todo poder) que se expresará el poder personal de la Unidad y el acceso al Êtreté. 

Es necesario entonces, renunciar a todas las ilusiones del ego, a todas las ilusiones espirituales de cualquier proyección de la Conciencia en un futuro. Es por eso que muchos Ancianos han insistido (y los Arcángeles) sobre el HIC y NUNC, es decir el instante presente, porque absolutamente todo está en este instante presente y absolutamente nada de la Luz, está en el pasado, aunque esto se presente bajo forma luminosa. Absolutamente nada, está en el futuro. Absolutamente todo, es accesible en el Corazón, en el presente y la puerta de salida es el Corazón. 

Ella no podrá jamás ser el 3er Ojo aunque algunos, piensen que el 3er Ojo está por encima del Corazón. No hay absolutamente nada por encima del Corazón. Todo lo demás no son más que disfraces e Ilusiones, aunque sean vividas como verdaderas. 

Esto significa simplemente que os habéis adherido a la Ilusión y que vivís la Ilusión como verdadera. Esa será efectivamente, vuestra verdad. Pero, notad la diferencia que es incluso la vuestra, según los momentos en que estés en la Vibración del Corazón y, según los momentos en que tenéis todavía veleidades (alguno) de establecer la visión astral. 

Las consecuencias, las implicaciones y los resultados no son absolutamente los mismos. Necesitáis para ello, renunciar también, a los poderes espirituales. Necesitáis descartar todas las visiones astrales, no conservar más que la Visión Etérica, no conservar más que la Visión, con los ojos cerrados y la Visión del Corazón (la Luz blanca). 

En ese momento, podréis ver realmente, las otras Dimensiones pero no el disfraz o la Ilusión de la matriz astral. Las consecuencias y las implicaciones sobre la Conciencia son enormes porque, en el caso del Corazón (lo sabéis), hay Paz. Hay Alegría. Hay Serenidad. Mientras que en la Ilusión del 3er Ojo, hay cuestionamiento. Hay avidez. Hay deseos.En el Corazón, no hay deseo. Lo que podéis ver participa ampliamente, en el establecimiento de vuestra Conciencia. 
Os corresponde a vosotros, determinar si lo que veis viene del Corazón (o de la Visión Etérica) o viene de la visión astral y os corresponde a vosotros, adaptar la Vibración y la Energía para vivir precisamente, vuestra finalidad. 

Es además, la cuestión que debéis plantearos hoy:¿cuál es vuestra finalidad? Así que, por supuesto, otras Estrellas y otros Ancianos os han dicho que la finalidad de cualquier ser humano (si se plantea así), va a ser decir: “la Luz y el Amor”. Pero por supuesto, la vibración del amor y de la luz en el 3erOjo no será nunca, la Vibración del Amor y de la Luz en el Corazón. La una, llena. La otra, vacía. La una es energía. La otra es Vibración. La una es pregunta. La otra es respuesta. ¿Queréis estar en la pregunta o queréis estar en la respuesta?
Cuando estuve encarnada, veía sin los ojos y veía todo, evidentemente (el físico como el etérico, como los otros Mundos). Os corresponde definir lo que queréis ver, a quién acordáis vuestro crédito, vuestra Conciencia y vuestro Corazón. Una vez más, esto no es un juicio sino simplemente, una aclaración de lo que está en marcha en estos momentos y lo que está en marcha (sobre todo desde hace un siglo, en la Tierra) a través de muchísimas enseñanzas. 

En el momento en que la desaparición del astral colectivo da acceso (a un número cada vez más grande de seres humanos) a percepciones y visiones, es muy importante plantearse la cuestión de lo que veis, de lo que percibís, no para saber si está bien o mal, no para saber si es la Sombra o la Luz sino, para saber lo que vivís vosotros. 

¿Es el Corazón o no es el Corazón? ¿Es el Fuego del Corazón y el Fuego del Amor que os consume o es la Ilusión del Fuego del Amor? No hay que plantearse mil veces la cuestión porque, desde el instante en que penetráis la Vibración del Corazón y la Visón Etérica o del Corazón, vivís instantáneamente esto, como la Verdad última y la finalidad última. Los testimonios Vibracionales son muy importantes pero también, la cualidad misma de vuestra conciencia fragmentada en cuanto a definir dónde estáis vosotros mismos, en relación a la voluntad de poder (a la voluntad de servidumbre de un Hermano o de una Hermana o de una situación). 

¿Dónde estáis entonces, en vuestra voluntad de controlar tal o tal persona, tal o tal hecho? ¿Dónde estáis vosotros entonces, al contrario, en la voluntad de Abandono? que no es ya una voluntad (como decía mi Hermana Hildegard) sino una tensión hacia el Abandono que os conduce a vivir la Luz y nada más. 
¿Cuál es vuestra finalidad? Es esto lo que viene a pedir la Luz. No viene a pediros otra cosa que esto. Y esto no es ya una elección sino el establecimiento de una evidencia en vosotros, que surge justamente, a través de lo que percibís y veis. 
He aquí lo que como Estrella Visión, tenía que comunicaros. Entonces, permanezco con vosotros, en vosotros y entre vosotros, en la Luz del Corazón. Os digo hasta luego.

…Efusión Vibratoria/ Comunión…
Audio:
http://www.yakitome.com/data/2112962754/yak_1l9Zq4Z0uxy_Wkpop8FFiGirFMYmU9I6uDJsrACqaiUfFxdGAH9nNfiHDHYVlK2ynxZDYGqWtmOh76XgeRUXwzviv.mp3
Original en francés.
http://www.autresdimensions.com Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milán
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

Anuncios

Un comentario el “SIN OJOS. Sobre la Visión del Corazón, la Visión etérica y la visión del 3º Ojo

  1. hoy tuve un sueño increíble “quienes somos? preguntaba yo en el sueño, así empezaba a volar y volar, volaba junto a alguien, pero nunca llegue a ver quien era, veíamos los paisajes de la tierra desde la altura, luego volaba más alto y veíamos al planeta tierra, este se hacía cada vez más chiquito a medida que nos elevábamos, Seguíamos levantando vuelo, más planetas aparecían, vislumbramos nuestra galaxia, después más galaxias, y ante nosotros aparecía el cosmos, el universo entero.De repente aparece una luz brillante, clara, todo se lleno de esa luz y una voz me decía: “Somos el corazón del ojo de la luz clara” Este sueño pertenece al tercer ojo o al corazón? busq x internet intentando entender esta frase ultima y encontre este msj. E
    esta es la segunda vez q tengo contacto con la luz clara… y lo q me queda claro es q somos eso, nada mas y nada menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s