GRAN SEXTIL CÓSMICO ~ 29 de julio de 2013

 

546827_478441862249119_705112963_nEste Gran Sextil Cósmico lo formarán siete planetas dispuestos en el cielo de tal modo que harán un gran hexagrama, una estrella de 6 puntas. Imagínense un gran escenario donde van colocándose los actores, uno a uno, para dar lo mejor de sí, su fuerza, su esencia, su lado más luminoso y su energía como un regalo que necesita urgentemente la humanidad. El primero en acomodarse fue Plutón, que en enero del 2008 ingresó al signo de Capricornio (Tierra); después fue Neptuno, que en febrero del 2012 entró al signo de Piscis (Agua); lo siguió Saturno que ingresó al signo de Escorpio (Agua) en octubre del año pasado y después Júpiter, que apenas este 25 de junio entró al signo de Cáncer (Agua). Marte entró al signo de Cáncer (Agua) el 13 de julio y Venus ingresó el signo de Virgo (Tierra) el pasado 22 de julio. Y después de cinco años de haber empezado a acomodarse en sus sitios, está llegando la Luna, la más veloz, para ingresar al signo de Tauro (Tierra) y el 29 de julio estará exactamente en el grado indicado para formar la gran estrella y sellarla. Es como si todos los actores se tomaran de las manos y formaran una geometría perfecta.

1005427_476615292431776_1340404481_nTodos los planetas forman un sextil unos con otros, un trígono de Agua y otro de Tierra. Es un día para materializar los sueños. Para el día 29 de Julio se va a formar un hexagrama cósmico en el cielo, una figura astrológica que produce armonía entre las energía masculinas y femeninas.

El Gran Sextil ES EL GRANDE. Esto es cuando los planetas – la Luna, Júpiter y Marte (ambos en conjunción en este día), Venus, Saturno, Plutón y Neptuno se alinean para formar lo que se conoce en la astrología como un Gran Sextil (60% de diferencia) o Estrella de David. Este aspecto es muy raro (la última vez que se formó fue el principio del fin de la Segunda Guerra Mundial – el 7 de febrero de 1945, que mostró que el conflicto estaba llegando a su fin). Es considerado uno de los aspectos más positivos que hay. La conjunción de Júpiter y Marte en sextil con Venus, el poder de la belleza, por un lado, y la Luna, el poder del amor, en el otro lado. Esto señala la posibilidad de que el poder del amor y la belleza superan al poder de la guerra y la religión. A continuación, el planeta Saturno, el materialismo, es sextil a Venus, el poder de la belleza, por un lado y Plutón, el planeta de la transformación, en el otro lado. Esto señala el poder de la belleza para transformar el materialismo. Luego tenemos el planeta Neptuno, el poder de nuestras esperanzas y sueños más altos, sextil a Plutón, el planeta de la transformación, por un lado y la Luna, el poder del amor, en el otro lado. Esto significa el poder de transformación para lograr nuestros sueños y esperanzas a través del poder del amor más altos.

A continuación damos unas claves para que se vea la potencia del fenómeno que estará formado por 6 Trinos, 6 sextiles y 3 Oposiciones.

Las palabras clave para un TRINO son: libre flujo de energía, fortuna, facilidad para obtener beneficios, crear acuerdos, motivación y talento.

Imagínense si esto nos da un Trino que será multiplicado por seis.

Las palabras clave para un SEXTIL son: impulso, oportunidades, promoción, libre expresión.

Se formarán 2 GRANDES TRINOS O TRÍGONOS , uno del Elemento Tierra y otro del Elemento Agua. El Elemento Tierra se asocia con el mundo material, los valores, el cuerpo, el trabajo, la subsistencia, la responsabilidad y el dinero.

Un Gran Trino de Tierra nos puede ayudar a concentrar la energía en objetivos concretos, a trabajar empeñosamente en pos de logros valiosos, a ser constructores potentes y creativos, a tener estabilidad y seguridad material y despertar la conciencia ecológica por el bien de la Madre Tierra.

El Elemento Agua asociado a este Gran Trino ayuda a la riqueza en el plano emocional, a la tranquilidad interna, a tener fe, a despertar la compasión, la sanación y la conciencia colectiva.

Palabras clave de los Planetas implicados:

  • Plutón = Transformación profunda, desapego, eliminación de los sistemas caducos.
  • Neptuno = Fe, fusión con Dios, compasión.
  • Saturno = Cumplimiento del deber, madurez, sabiduría.
  • Júpiter = Los grandes ideales, la expansión de la conciencia.
  • Marte = Fuerza, energía vital, valentía.
  • Venus = Amor, ternura.
  • Luna = Protección, bondad, estabilidad emocional (y como estará en Tauro, también la estabilidad material).

Saquen cuentas y verán que este Gran Sextil nos brinda una maravillosa oportunidad de sanar nuestros aspectos emocionales negativos, nuestros apegos enfermizos, nuestras carencias de todo tipo y nuestro cuerpo.

El Agua y la Tierra son energías YIN, o sea, femeninas, pasivas, receptivas; amorosas, protectoras, compasivas. Es la energía femenina que regresa al planeta, un regalo del cielo para ayudarnos a restablecer el equilibrio ecológico, sociopolítico y espiritual. En medio de la batalla entre Urano y Plutón y otros Aspectos tensos (que inflaman el ego, la violencia y los deseos de poder) que estamos atravesando, este GRAN SEXTIL llega en el momento perfecto con un potencial increíble de sanación, recibámoslo conscientemente y con mucha gratitud y alegría.

Básicamente la duración de esta configuración planetaria tendrá lugar de las 8:45 hrs. a las 20:45 hrs., siendo lo más intenso a las 14:45 hrs.

“Dentro de nosotros hay una naturaleza perfecta que debemos desarrollar, pero para eso, hay que desalojar poco a poco a un inquilino que nos ha hecho la vida imposible, el ego. Es urgente para ayudarnos y ayudar al planeta, dejar de practicar el afecto posesivo, las mentiras, la queja, el chantaje emocional y los reproches”
El Gran Sextil Es una configuración que aunque no es usual en el firmamento, tampoco es imposible de que suceda, de hecho, las última tres acontecieron primero el 5 de agosto del 2011, con un gran sextil de Agua (Quirón en Piscis, Marte en Cáncer y Luna en Escorpio) y Tierra (Júpiter en Tauro, Plutón en Capricornio, Mercurio en Virgo), luego fue el 8 de noviembre del 2003 uno de Agua (Saturno en Cáncer, Sol en Escorpio, Marte en Piscis) y Tierra (Luna en Tauro, Júpiter en Virgo y Quirón en Capricornio) y anterior a esta tuvimos una el 16 de noviembre del 2002, el cual fue uno de Fuego (Plutón en Sagitario, Luna en Aries y Júpiter en Leo) y Aire (Saturno en Géminis, Marte en Libra, Urano en Acuario). El Gran Sextil es una configuración que muchos analizan con cuidado pues se enfocan más en las tres oposiciones y no tanto en los sextiles que lo conforma. De hecho, uno de los Grandes Sextiles más conocidos de la historia reciente, fue el del 7 de febrero de 1945, uno de Fuego (Venus en Aries, Plutón en Leo y Luna en Sagitario) y Aire (Urano en Géminis, Neptuno y Quirón en Libra y Mercurio en Acuario) cuando inició el fin de la segunda guerra mundial.

Pero, ¿Qué es un Gran Sextil Cósmico?

Ya te dije es una configuración poco usual, se forma cuando dos grandes trígonos están superpuestos en oposición. Uno de estos triángulos apuntará hacia el Cielo, el otro hacia la Tierra, Simbólicamente hablando, El triángulo con vértice hacia arriba es signo del fuego, de lo que asciende, del humo del sacrificio que el hombre ofrece a Dios. El otro triángulo, con forma de copa, representa el agua vivificadora que Dios envía al hombre en la lluvia. También estos dos triángulos se relaciona con la energía de la unión entre lo femenino y lo masculino. Sin duda alguna el Gran Sextil es la más beneficiosa de todas las configuraciones posibles. Es la más equilibrada de todas, pero, aunque al final de cuentas, nos habla de la Paz, la Concordia y la Armonía. La unión de dos triángulos equiláteros ha sido un símbolo esotérico desde hace miles de años. En la India se le conoce como “Satkona Yantra” y representa el balance perfecto entre Shiva y Shakti, la divinidad femenina unida a la divinidad masculina, son los dos principios complementarios, el Linga y el Yoni los que se representa de manera gráfica en la unión de estos dos triángulos, el hexagrama que se localiza en su núcleo, es el producto de esta unión, es de hecho, la manifestación material de nuestro mundo, de nuestro universo.

El Gran Sextil es una figura geométrica compleja, un hexagrama compuesto por dos Trígonos superpuestos, tres oposiciones, tres rectángulos místicos y seis sextiles. Si vemos el gráfico de esta configuración nos sorprenderá lo que vemos pues se trata de una mítica estrella de seis puntas, y por eso, no es nada raro que a esta configuración se le conozca también como una Estrella de David.

El Escudo de David:

La estrella de David es un símbolo muy conocido por todos, de hecho, cada vez que lo veo recuerdo mis años de niñez, por aquellos tiempos, solía usar un dije con esta figura. El rey David siempre fue uno de mis héroes bíblicos favoritos, por supuesto, primero estaba Daniel. A la estrella de David se le conoce también como Escudo de David o Maguen David.

El Maguen David, significa: “El escudo de David” nació de una araña, pues fue ella la que le salvó la vida a David, cuando era perseguido por sus enemigos los filisteos, David, en su desesperación entró en una cueva para ocultarse, los soldados del rey Shaul (filisteo) lo perseguían, pero nunca pensaron en revisar la cueva en donde el futuro rey se encontraba, pues en su entrada había una gigantesca telaraña con forma de estrella de seis puntas. Lo cual desde un punto de vista muy racional, jamás podía haber sido tejida en minutos. Sin embargo, efectivamente, así había ocurrido. Pues, luego de que David se había ocultado, una simple araña, se acercó y tejió en la entrada una telaraña con la forma de dos triángulos superpuestos, uno de ellos invertido. Después del “milagroso” acontecimiento el rey adoptó ese símbolo como emblema de su escudo y el pueblo judío lo utilizó como protección.

De ahí que la aparición de una estrella de David en el Cielo es todo un indicador de protección, las casas y los elementos en los que se encuentra cada uno de los planetas, son las áreas de nuestras vidas en las que pueden ocurrir los milagros, en donde la puerta está a punto de abrirse y mostrarnos un nuevo mundo.

Las dos posibles estrellas de David pueden ser de

Agua-Tierra:

Este par de elementos se relaciona con las necesidades básicas y primarias. Cuando aparece en el Cielo se presentarán grandes oportunidades para mejorar las finanzas, los asuntos materiales también para el mejorar el estado emocional, y olvidarnos por completo de todas esos indicios de depresión y malos rollos. Si naciste bajo este influjo planetario, te resultarán muy fácil encontrar el apoyo necesario en otras personas, tienes todo el potencial para los negocios porque creas empatía con tus jefes y tus socios.

Fuego y Aire:

Cuando se encuentra este Gran Sextil Fuego y Aire en el firmamento, se activa la energía de la aventura, el impulso creativo y el arte se encuentran mano a mano. La magia ocurre porque es fácil creer y creer es crear. Si naciste con esta estrella de David en tu tema natal, tendrás entonces todo lo necesario para llenar estadios, la confianza que genera en los demás y tu gran aplomo te harán ser siempre el número uno.
A continuación podemos ver el gráfico que corresponde al próximo Gran Sextil, el de este lunes 29 de julio del 2013.

Otros Grandes sextiles:

La aparición de un Gran Sextil en nuestro firmamento siempre implicará un gran despertar, es el momento de abrir una puerta y empezar a dar los primeros pasos hacia otra dimensión, es empezar a utilizar todo lo aprendido antes de que esta gran configuración apareciera. Sin embargo, no sólo existen los Grandes Sextiles planetarios (los que se arman por tránsitos planetarios en el firmamento) sino también pueden aparecer en estudios astrológicos de compatibilidad (Sinastrías, Cartas Compuestas) en estos casos el compromiso y la relación siempre sale adelante incluso en las situaciones más complejas y difíciles. Puede ser también que tu carta esté potencialmente lista para formar uno, esto ocurre cuando uno o dos planetas en tránsito interaccionan con tus planetas natales y arman esta posición es muy común en las personas que tengan un Gran Trígono en tu carta y además un Trígono entre dos planetas en elementos complementarios con el Gran Trígono, por ejemplo, los nacidos durante el Gran Trino de Agua de 1966, puede tener a Venus en Tauro en trígono con Plutón en Virgo, y durante los próximos años cuando Plutón en Capricornio se encuentre en trígono con estos dos planetas estarán bajo la protección y el amparo de esta fabulosa configuración.

El Seis, un número venusino:

 
El bello número 6, armonioso y equilibrado. Nos recuerda la estrella de David, la unión de dos triángulos (3) equiláteros, uno que apunta hacia arriba y otro en sentido contrario. Es el equilibrio perfecto de lo masculino con lo femenino, como es de esperarse Venus es el planeta que involucramos con este número.El número 6 en el tarot está representado por el arcano mayor conocido como “Los Amantes” y sólo su nombre remite al poder venusino, al poder de la atracción, porque más allá del Amor y la Belleza, el verdadero poder de Afrodita es el de de generar ese primer movimiento que mueve todo el engranaje cósmico para que tus deseos se cumplan y tus sueños se hagan realidad.Por eso, al fin de cuentas, el Poder del Gran Sextil Cósmico, de la Estrella de David es el del equilibrio, el del balance, el de la armonía y la Paz. Por eso, alégrate porque este lunes 29 tendremos con nosotros una de estas configuraciones.


La estrella es como una gran ronda en la cual los planetas se toman de la mano alrededor de la Tierra. Cada uno aporta su cualidad, y en tanto que la Luna aporta seguridad, -y además por su exaltación en Tauro hace hincapié en la materia-, Júpiter, -también en su signo de exaltación en Cáncer-, redobla la apuesta aportando la bendición de una protección benéfica que puede ser vista como suerte en materia de todo aquello que consideremos hogar, sensibilidad y amparo. Por su parte, Marte energiza la configuración haciendo de ella algo activo en donde no quedarnos de brazos cruzados esperando el maná del cielo, y Mercurio comunica su significado, intentando aprehender los símbolos que pueden conducir a una mayor comprensión. Neptuno, con su capacidad de disolver los dolores y ser compasivo, ahonda en las emociones colectivas, tendiendo un puente a Plutón, cosa de intentar regenerar aquello que ya está podrido; en tanto que Saturno trabaja y exige trabajo y seriedad para que las cosas salgan bien.  Las tres oposiciones que se implican dentro de la estrella, hacen que sea posible llevar a cabo un intercambio en que el beneficio no sea personal, sino una forma de incluir a todas las partes del colectivo social. Intentar beneficiarse en forma exclusiva, derrocha la energía de esta estrella, dejándola como un día más en la vida de un planeta que precisa hacer una ronda en la que el beneficio común, sea la nueva filosofía de este siglo.

http://noticiasastrolgicas.blogspot.com.es/2013/07/el-significado-de-la-estrella-que-en.html

http://www.amigosdelasestrellas.com/

http://noticiariodelnuevomundo.wordpress.com/2013/07/27/gran-sextil-cosmico-29-de-julio-de-2013/MAS INFORMACIÓN;

https://espadadeluzentuhonor.wordpress.com/2013/07/21/gran-sextil-cosmico-29-de-julio-2013-la-estrella-de-david-constelacion-del-29-de-julio-de-2013/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s