El Principio de la Asociación Vibracional

El universo solo es una matrix que responde a tu sentir, a cada pensamiento impregnado de emoción”

por Ari Shemoth

EL PRINCIPIO DE LA ASOCIACIÓN VIBRACIONAL
Todo suele ser una parte de nosotros, ya que forma parte de nuestra realidad por la sencilla razón de que lo hemos creado. Somos el punto de conciencia que observa e interactúa con el campo cuántico. 
En la práctica no entendemos como se activa nuestro poder creador pudiendo generar en ocasiones gran confusión y malestar. Pasamos por alto que el universo solo entiende el lenguaje emocional, y este no tiene oídos para las historias de nuestra mente. Por otra parte…“El corazón tiene razones que la mente no entiende, ni suele escuchar”… 
Nuestro sentir profundo es un poderosamente magnético, esto explica el porqué atraemos ciertas situaciones o personas. Por tanto nos conviene escuchar la voz de nuestra intuición, ya que esta se proyecta a través de la emoción. Nuestra guía emocional es la guía para mantenernos alineados con la sabiduría del corazón…

¿Qué sucede cuando no escuchamos los dictados del corazón?… Creamos desde la mente y esto nos produce dolor por la ausencia de coherencia.  En nuestro interior se genera un conflicto emocional que el universo lee. Entiende que tu capacidad de observar se traduce en el hecho de poner emoción a un pensamiento o situación, a un proyecto o idea. 
Esto es lo que activa los mecanismos del universo y nos atrae todo lo correspondiente, lo que es de igual vibración. El universo no capta las palabras, ni los deseos explícitos,  sino tan solo la vibración asociada y predominante en nuestro campo energético… ¿Qué envías entonces al universo?… 
Si observamos desde el sentir, es un error común suponer que lo hacemos con el hecho de poner atención en algo desearlo o pedirlo. Esto no es así. El universo solo capta el lenguaje vibracional, no el de las palabras como se suele creer. 
Tú debes ordenar para que el universo se mueva, esto es cierto. Y en este sentido debes ser claro con el uso de la palabra. No obstante las emociones que nos embargan al momento de emitir un deseo son las que determinan si este proceso continuará o se bloqueará. La cuestión no es puramente mental…

El deseo y el sentir no son lo mismo para el universo, y aunque son aspectos complementarios de un proceso creativo. El universo no entiende el que tú no entiendas que desear (pensar) y sentir no son lo mismo. Para que el universo se ponga en marcha y cumpla tus deseos, este precisa de la energía emocional que se encuentre asociada al momento de hacer tu petición. 
El deseo lo interpreta el universo como un…“Yo ordeno”… y la emoción como un… “Yo me siento”… La orden precisa de la energía del sentir para expandirse y a su vez la orden se ve afectada por el sentir al punto de que recreamos una situación contraria a lo que conscientemente deseamos. 
Sucede que nuestras emociones reprimidas son como agentes que cambian el mensaje que inicialmente creemos  enviar al universo. De ahí la gran confusión. El inconsciente es quien determina nuestro proceso creativo. Reduciendo todo nuestro trabajo consciente en algo secundario…

En la práctica el deseo y tu sentir real se hallan desfasados, no existe un alineamiento, ni compaginación. Emites órdenes contradictorias. El universo cuando percibe tu sentir es lo único a lo que presta atención. Decretos y afirmaciones, pedidos u oraciones, deseos e intenciones, anhelos y proyectos. 
Todo puede quedar en segundo término y ser favorecido o bloqueado en función de tu vibración predominante. Cuando vives resentida(o) por causa de una persona que se aparto de tu vida con mentiras. Tu mente deseas encontrar alguien que te brinde la compensación. Pero tu sentir emite una profunda ira y resentimiento hacia la mentira y la manipulación. 
Por tanto, como el universo solo tiene oídos para escuchar tu sentir. Detecta el dolor de la carencia, y eso es precisamente lo que te expande. Tu le estás diciendo… mírame soy carente, soy víctima, me encuentro abandonada, estoy siendo usada y engañada, tengo mucho coraje…

Como el universo no sabe de parejas, ni entiende de historias, ni percibe el mundo como tú te piensas. El te dice… ah  bien, ya te miro… te sientes carente y abandonada, eres usada y engañada, estas sufrida y dolida… Pues bien, a la orden alma mía… “Te mando más de lo mismo en atención a todo lo que emites, porque ese es tu pedido, es lo único que puedo captar de ti”… y luego tú te montas en mas cólera y frustración, sentimiento y decepción… al punto que le gritas a la vida… 
Estoy harta(o), que parte no entiendes mendigo universo… yo no pedí eso, sino todo lo contrario… ¿por qué no me escuchas y me sigues tratando injustamente, si soy muy buena, sacrificada y doy lo mejor de mí?…

Entonces el universo guarda silencio y te pareciera no responder, y esto persiste porque no entiende esos conceptos que manejas de ser correcta y buena, decente y honesta, entregada y sacrificada para merecer el favor de otro. 
El universo no sabe de moral, no es juez, tampoco te valora ni critica en nada. No toma partido, ni está a favor de ninguna situación. Es completamente objetivo. Tampoco puedes negociar con él. Es como una máquina que solo se activa y responde en cuando introduces la moneda de la emoción…

Por tanto solo te envía lo que tú emites… y tú te dices… maldita suerte… ¿Quién será el que no escucha?… has de saber que solo tu… Es tu percepción en torno a lo que te sucede la que tienes que cambiar, porque eso es lo que te afecta. Eso es lo que impide caer en la cuenta de que tu propio sentir de carencia y dolor sigue generando las situaciones que te afectan… Y luego te dices… ¿porque a mí?… 
La razón en sencilla… “El universo solo es una matrix que responde a tu sentir, a cada pensamiento impregnado de emoción”… Este no tiene la capacidad para discriminar o elegir lo que deseas a nivel mental. 
Esta facultad solo te corresponde a ti, ese es tu poder… “Tú eres la inteligencia que puede mover al universo, porque tú eres el gran observador y por tanto el artífice de todas tus experiencias”… 
¿Quieres mover el universo a tu favor? … Usa la palanca del corazón. Usa tu intuición, porque esta te conecta a la inteligencia universal de la cual provienes. “El universo solo es arcilla moldeada por las manos del artesano creador para dar paso a la manifestación”…

Cuando la mente intente darte una solución, presta atención a la emoción que le acompaña… ¿Que estas sintiendo al tiempo que emites un deseo, que haces una propuesta, que deseas hacer un cambio?.. Y que quede claro que no me refiero a como deseas sentirte, sino a lo que se agita en tu interior y tratas de esconder… ¿Lo ves?..  
Cada vez que pides algo se acompaña de un enojo reprimido en ti, mismo que se encuentra asociado con situaciones que se repiten en tu vida. Has de saber que a lo que te resistes persiste… ¿Y cómo es eso porque yo no lo entiendo?… la resistencia toma forma en aquello que sientes te atrapa, frustra e irrita. 
La emoción reprimida es la que determina lo que el universo recibe y solo a esto responde… ¿Has comprendido?… Las emociones no se guardan porque te explotan. Lo que reprimes te enferma. Ello te agota y aleja de lo que deseas…. ¿Qué debes hacer entonces?…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s