¿Qué es la sanación?

La sanación es la ciencia de “resolver” nuestros problemas, enfermedades, dolencias, etc. desde su origen. Una vez se trabaja con la causa del problema, los síntomas se van sanando automáticamente. El enfoque principal de la sanación es el campo energético, que es donde se originan y se almacenan la mayor parte de nuestros problemas. Todos tenemos un campo energético que incluye 3 de las 4 dimensiones que nos forman. La medicina tradicional sólo atiende la dimensión física. La sanación es una ciencia holística que trabaja también la dimensión aural (del aura), la dimensión hárica (línea del hara) y nuestra escencia divina (divine core).
Si tenemos un campo energético ¿Por qué no lo vemos?
En principio, todos tenemos la capacidad de ver nuestro campo energético. La mayoría de nosotros vamos perdiendo sensibilidad al irnos enfrentando situaciones dolorosas en nuestras vidas. La sociedad en que vivimos tiene unas normas, unas costumbres y unos estilos de vida que nos ciegan y no nos permiten ver las cosas claramente. Aún así, muchas personas hemos tenido la oportunidad de verlo y sentirlo; pero muchas veces terminamos marginándonos del resto de la sociedad ya que nadie entiende nuestras experiencias. En cuanto nos reunimos nos damos cuenta de que todos hemos estado viendo lo mismo (aunque hayamos estado en lugares diferentes).
 
Algunas de las costumbres que nos quitan sensibilidad son:
Estilos de vida agetreados (no tenemos tiempo de percibir)
Mala alimentación
Los miedos (mayormente fomentados por la prensa, los gobiernos, nuestros padres, la policía, etc.)
Actividades caseras (la televisión, los juegos de computadora, etc. nos separan de nuestro verdadero ser)
Las adicciones (generalmene tienen su origen en algun problema interno que no queremos ver, y por eso nos sedamos) [pueden incluir drogas, café, cigarrillos, cafeína, etc.]
Las apariencias (hasta cierto punto, todos somos esclavos de nuestra apariencia… le damos demasiada importancia a mantener puestas nuestras “máscaras”)
Sentimiento de culpabilidad (Hasta que no aprendamos a perdonarnos, no vamos a poder ser libres. Cuando hagamos algo mal, debemos reconocerlo, perdonamos y asumir responsabilidad)
Nuestra expectativas (queremos ser más de lo que somos) Debemos aceptarnos con todos nuestros defectos… así nos hizo Dios.
Temas de política (nos separa, nos obstaculiza la mente y nos quita sensibilidad)
Los zapatos de goma (nos separa de la tierra y nos desconecta de la naturaleza [por eso es que es tan saludable ir a la playa y caminar descalzo por la arena])
Falta de conciencia (tenemos tantas preocupaciones que nos dejan de importar las cosas verdaderamente importantes)
Presiones económicas (invocan al miedo)
Nuestro cerebro trabaja a un 10% de su capacidad. Para poder aumentar nuestra capacidad cerebral y poder percibir los campos energéticos, los sanadores tenemos que limpiar nuestros estilos de vida y mantener una buena salud física, mental y espiritual. Tenemos que empezar por sanarnos a nosotros mismos.
La sanación energética es la práctica de equilibrar el campo energético que rodea el cuerpo humano. Este campo de energía es el mismo que interactúa cuando enciendes o apagas el televisor y sientes una carga eléctrica en tu cuerpo. A este campo le llaman el “chi” o simplemente, “el campo bioenergético”, esta energía se hace referencia en muchas tradiciones culturales y es esencial para varias técnicas de sanación y medicina alternativa.
La energía que tiene cada persona y el flujo de la misma influyen en el bienestar físico, mental y emocional de la persona. El campo de energía puede ser restablecido, y eso se traduce en la mejora de los síntomas o la sanación total de alguna dolencia física, mental, emocional o espiritual. Si la energía alrededor de los pulmones no fluye debidamente, lo que se traduce como un bloqueo energético, puede manifestarse un problema de salud que corresponda a los pulmones. Si la energía se estabiliza (balancea), el problema físico puede ser mejorado o erradicado.
Quizás te estés preguntando; ¿cómo puede ser posible que una persona mueva sus manos a tu alrededor sin tocarte, por unos 15 a 30 minutos e inmediatamente te comienzas a sentir bien? Tal vez la sanación energética en un pasado fue considerada como algo “mágico”, tal vez “charlatanería” por personas que no tenían conocimientos. ¡No te culpo, si tú estabas entre estos! Veras en aquellos tiempos la ciencia todavía no había avanzado lo suficiente como para ver, medir ni mucho menos estudiar la energía de forma más profunda en lo que se refiere a la ciencia cuántica.
Hoy día ya la ciencia ha podido cuantificar y estudiar el comportamiento de la energía de forma más detenida. Al lograr esto, la ciencia ha quedado sorprendida de los resultados. ¡La energía crea cambios palpables en el sistema biológico!! También se ha descubierto que la energía es la forma de comunicación del cuerpo, incluyendo otros sistemas más complejos como el mismo Universo. Sin energía no existiría vida, balance ni todo lo que vemos y tocamos a nivel físico.
Se ha descubierto que la energía está estrechamente ligada con tu ADN y con tu condición actual de salud. Esto no es todo, ¿sabías que toda enfermedad tiene su propia frecuencia o vibración energética? Por ejemplo el cáncer solo puede proliferar en frecuencia vibratorias muy bajas, si estas frecuencias se aumentan, el cáncer deja de crecer y consecuente desaparece. Así que ahora sabes que la sanación energética ya ha entrado (aunque en aun está en pañales) para sorprender en los estudios científicos.
 
Los sanadores dentro de la sanacion energetica simplemente se especializan en mejorar la eficiencia energética del campo bioenergético en una persona. Al manipular el campo de energía en sus clientes, los bloqueos energéticos ceden y el cuerpo comienza a sanar de forma natural, aun en situaciones donde no había esperanza de una recuperación.
Así que si alguna vez pensantes que algunas personas “especiales” nacen con ciertos “dones especiales” y eso es precisamente los que los hace “especiales”, realmente el uso de la energía para mejorar tu salud y la de otras personas a tu alrededor, no es un don especial.
Quizás has presenciado la sanación milagrosa y espontanea de alguna enfermedad incurable, donde una persona con “dones especiales” ayudo en la sanación de cierta condición física emocional o mental, o quizás no, pero de todas maneras te gustaría tener la habilidad especial para sanar tu vida, la de algún familiar, un hijo, amigo o quizás ayudar a muchas personas que están necesitadas a tu alrededor.
Ahora ya sabes que tú también puedes tener ese mismo don o habilidad especial.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s