El Aspartamo vinculado con leucemia y linfomas en un pionero estudio sobre humanos

Tan sólo un refresco “light” diario puede aumentar el riesgo de leucemia en hombres y mujeres, y mieloma múltiple y linfoma no-Hodgkin en los hombres, según nuevos resultados del estudio más largo de la historia que se ha llevado a cabo sobre el aspartamo como carcinógeno en humanos.

 

Es importante destacar que este estudio es el más completo y a largo plazo jamás realizado sobre este tema, por lo que tiene más peso que otros estudios anteriores que parecían no mostrar ningún riesgo. Y perturbadamente, también puede abrir la puerta a nuevos hallazgos similares en otros tipos de cáncer en estudios futuros.

El estudio más profundo sobre el aspartamo – Más de dos millones de personas al año

Para este estudio, los investigadores analizaron prospectivamente los datos del Nurses’ Health Study y el Health Professionals Follow-Up Study durante un período de 22 años. Un total de 77.218 mujeres y 47.810 hombres se incluyeron en el análisis, para un total de 2.278.396 personas-año de datos. Aparte de la magnitud, lo que hace este estudio superior a otros estudios anteriores es la minuciosidad con la que se evaluó la ingesta de aspartamo. Cada dos años, los participantes recibieron un cuestionario dietético detallado, y sus dietas fueron reevaluadas cada cuatro años.

Los estudios previos que no han encontrado ningún vínculo con el cáncer sólo han evaluado la ingesta de aspartamo de los participantes en un momento en el tiempo, lo que podría ser una debilidad importante que afecta a su exactitud.

Un refresco de dieta al día aumenta el riesgo de leucemia, mieloma múltiple y linfomas no-Hodgkin

Los resultados combinados de este nuevo estudio muestran que sólo una lata de 12 onzas (35,5 cl) de soda de dieta diaria nos lleva a:

  • 42 por ciento mayor riesgo de leucemia en hombres y mujeres (análisis combinado)
  • 102 por ciento mayor riesgo de mieloma múltiple (sólo en hombres)
  • 31 por ciento mayor riesgo de linfoma no-Hodgkin (en los hombres solamente)

Estos resultados se basaron en modelos de riesgo relativo multivariable, todos en comparación con los participantes que no bebieron soda de dieta. Se desconoce porqué sólo los hombres que han bebido mayores cantidades de soda de dieta mostraron mayor riesgo de mieloma múltiple y linfoma no-Hodgkin.

Tenga en cuenta que la soda de dieta es la mayor fuente dietética de aspartamo (por ahora) en los Estados Unidos cada año, los estadounidenses consumen cerca de 5.250 toneladas de aspartamo en total, de los cuales alrededor del 86 por ciento (4.500 toneladas) se encuentra en refrescos de dieta.

Este nuevo estudio muestra la importancia de la calidad de las investigaciones. La mayoría de los estudios anteriores que no muestran ninguna relación entre el aspartamo y el cáncer han sido criticados por ser demasiado cortos en duración y también inexactos en la evaluación a largo plazo de la ingesta de aspartamo. Este nuevo estudio resuelve estos dos problemas.

El hecho de que también muestre una relación positiva con el cáncer no debería ser una sorpresa, ya que un anterior y mejor estudio de investigación en su clase realizado en animales (900 ratas durante sus vidas enteras naturales) mostraron resultados muy similares en el 2006: el aspartamo aumentó significativamente el riesgo de linfomas y leucemia, tanto en machos como en hembras.

Más preocupante es el seguimiento de un mega-estudio, que inició la exposición de aspartamo en ratas en la etapa fetal. El aumento de riesgos de linfoma y leucemia fueron confirmados, y esta vez las ratas hembras también mostraron un aumento significativo (mamario) de las tasas de cáncer. Esto plantea una pregunta crucial: ¿en un futuro, estudios de alta calidad descubrirán vinculaciones con otros tipos de cáncer en el que el aspartamo se vea implicado (cerebro, mama, próstata, etc)?.

Ahora hay más razones que nunca para evitar completamente el aspartamo en nuestra dieta diaria. Para los que son tentados a volver a los refrescos azucarados como una “saludable” alternativa, este estudio tuvo un resultado sorpresa: los hombres que consumen a diario uno o más refrescos azucarados vieron un aumento del 66 por ciento de linfoma no-Hodgkin (peor incluso que la soda de dieta).
Tal vez la soda más saludable NO SEA SODA EN ABSOLUTO.

Las Fuentes de este artículo son:

http://www.naturalnews.com

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23097267

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16507461

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17805418

Traducción:  elnuevodespertar

Fuente:  foodfreedomgroup.com

http://maestroviejo.wordpress.com/2013/02/12/el-aspartamo-vinculado-con-leucemia-y-linfomas-en-un-pionero-estudio-sobre-humanos/

Louise Hay, una Afirmación para cada día; Febrero

 

Coopero con la vida. La tierra está yerta y callada: es la estación inactiva. Pero sé que la vida bulle bajo la superficie. Aprovecho este tiempo para entrar a mi interior y hacer allí mi tarea.

1 de Febrero
Sé hablar en mi favor. Empleo mi poder.

2 de Febrero
El amor es siempre la respuesta para sanar en cualquier aspecto. Me amo exactamente tal como soy.

3 de Febrero
Sé expresar mis emociones en todo momento, de forma sincera y abierta

4 de Febrero
Mi cuerpo refleja mi estado de ánimo. Soy una persona sana e íntegra.

5 de Febrero
Mi vida refleja cada uno de mis pensamientos. Como estos son siempre positivos, la vida me brinda sólo buenas experiencias.

6 de Febrero
Siempre llego a tiempo, fácilmente y sin esfuerzo.

7 de Febrero
Mi mente es poderosa. Ella crea mis experiencias. Mi capacidad de crear el bien en mi vida no tiene límites.

8 de Febrero
No necesito ganarme el amor. Me lo merezco simplemente porque existo.

9 de Febrero
Mi capacidad creativa y mis talentos fluyen a través de mí y se expresan de maneras profundamente satisfactorias.

10 de Febrero
Esté donde esté, me encuentro a salvo. Yo creo mi propia seguridad.

11 de Febrero
Estoy en el lugar y el momento perfectos, haciendo lo correcto.

12 de Febrero
Cada experiencia de mi vida es una oportunidad para crecer.

13 de Febrero
El amor que brota de mi corazón me inunda, limpiando y sanando todo mi cuerpo y mis emociones.

14 de Febrero
Cuanto más me amo, más amor siento por los demás. Cuanto más amor doy, más amor tengo para dar.

15 de Febrero
Todas mis relaciones son armoniosas: En todo momento sólo veo armonía a mi alrededor.

16 de Febrero
Abro mi conciencia a la expansión de la vida. Hay espacio de sobra para que yo pueda crecer y cambiar.

17 de Febrero
Todo lo que emprendo es un éxito. Como un imán atraigo hacia mí toda clase de prosperidad.

18 de Febrero
Míos son la seguridad y el poder. Cada decisión que tomo es la más acertada para mí.

19 de Febrero
Amo a quien soy, lo que soy y lo que hago.

20 de Febrero
El pasado es pasado y no se puede cambiar. Este momento presente es el único que puedo experimentar.

21 de Febrero
Estoy en paz con los elementos de la naturaleza. No hay “buen” tiempo ni “mal” tiempo: sólo hay tiempo y mi reacción individual ante él.

22 de Febrero
Me afirmo en la verdad, y vivo y me muevo en el júbilo.

23 de Febrero
Mis maravillosos pensamientos crean mi maravilloso mundo. Escojo con esmero mis pensamientos.

24 de Febrero
Confío en mí. Sé que la vida me sustenta y me protege.

25 de Febrero
Me pagan muy bien por hacer algo que me agrada. Sé que puedo tener todo el éxito que decida tener.

26 de Febrero
Estoy dispuesto a descubrir en qué aspectos necesito cambiar.

27 de Febrero
Hoy hago una limpieza en mi casa mental para dejar lugar a nuevos pensamientos positivos.

28 de Febrero
Soy una magnífica y divina expresión de la vida. El amor me rodea y me protege.

AUTORA LOUISE HAY –

El cerebro funciona con la materia de los sueños

¿Y si todo fuera un sueño? La ciencia no puede garantizar que vivamos en una realidad científica. Hoy todo apunta a la imposibilidad de separar lo real de lo virtual. Por otro lado, el cerebro interpreta como real la experiencia de lo que se siente: su función es interpretar y producir una alucinación que se vive como real. ¿Qué pasaría si toda la realidad fuera solo una ilusión? Por Manuel Béjar.

 

 

Imagen: Marem. Fuente: PhotoXpress.

Imagen: Marem. Fuente: PhotoXpress.
Déjame jugar. Dejémonos llevar por el impulso del juego. Juguemos como niños que se ilusionan evadiéndose de la realidad. Creemos nuestra propia realidad hasta comprometernos con las ilusiones que generamos y pronto quedaremos atrapados por un material de sueños que levanta fronteras entre la realidad y la ilusión. Siente la libertad de sobrevolar la existencia. Bienvenido al arte del juego.¿Cuánto pesa una alucinación?

Los neurocientíficos piensan que la conciencia es un producto emergente de la capacidad de la materia física para generar actividad psíquica. Las nuevas investigaciones sobre la conciencia han dejado de lado los antiguos dualismos filosóficos que defendían una naturaleza dual e independiente de la realidad en términos de materia-forma o cuerpo-alma.

La actual hipótesis científica defiende que el psiquismo emerge evolutivamente de la materia, por tanto, la plausibilidad de estudiar la naturaleza física de la conciencia.

Jugar a plantear tentativos modelos físicos de la conciencia es divertido. Y complejo, porque se necesita conocer conceptos difíciles de la física y saberlos combinar elegantemente con las recientes observaciones neurocientíficas.

Si se peca más del lado de la física se acaba perdiendo la conexión con la realidad del estudio. Sin el rigor de la física todo parece una ilusión neurológica. El término medio es un equilibrio inestable que fácilmente sirve de lanzadera hacia nuevos espiritualismos.

Por ejemplo, si alguien pregunta cuánto pesa un pensamiento es mucho más fácil –y a veces también más creíble– reconducir epistemológicamente la pregunta y hacer ver que no se pueden atribuir cualidades físicas de los cuerpos a los atributos del alma. El alma es ingrávida y los pensamientos también. En ocasiones los dualismos son un buen recurso. Pero solo a veces.

¿Se puede clonar el alma?

Al igual que ya se clonan ovejas o embriones humanos, podríamos preguntarnos por la posibilidad de clonar el alma. A fin de que no decaiga el ánimo del juego vamos a reformular la pregunta dejando al margen las procelosas aguas de la bioética.

Si un embrión humano, sintetizado a lo clásico y provisto de su alma correspondiente, se divide naturalmente en dos embriones con la misma carga genética; entonces, es de recibo preguntarse qué habrá pasado con su alma.

De nuevo, la solución más seria y profesional es saber distinguir epistemológicamente lo científico de lo teológico. No se puede atribuir propiedades biofísicas a entidades espirituales. Y, por consiguiente, la pregunta carece de sentido. Pero resulta mucho más divertido jugar a responderla.

El alma del embrión originario tendría que abandonar el cuerpo primordial para dejar a dos nuevas almas que se unieran a los nuevos embriones. Esto parece razonable. Pero en realidad es una paradoja.

Las dos personas que en cuerpo y alma nacerán al mundo serán hijos directos de la primera persona que los engendró tras su efímera existencia. Luego, en realidad, los dos hijos gemelos serán los nietos de sus padres y descendientes directos de una ilusión.

Por reducción al absurdo quizás esta paradoja sea la consecuencia lógica de hacer realidad la ilusión dualista del alma. Es la nueva paradoja del abuelo.

Intuyo que el argumento no es convincente. ¡Mejor! Qué siga el juego. Si el alma se pudiera clonar, sería muy fácil lucrarse vendiéndosela al diablo… Dejemos de soñar y hablemos de la materia de los sueños.

 
¿Es toda la realidad solo una ilusión?Dicen que soñar es producir imágenes a partir de una selección más o menos arbitraria de la información registrada en el cerebro. La realidad onírica es la ilusión generada con códigos cerebrales. El cerebro funciona con la materia de los sueños. Y lo hace bastante bien, pues los personajes oníricos perciben su propia conciencia.

Durante el sueño uno cree que su conciencia está en su yo onírico. Es más, el yo onírico es consciente de las conciencias de otros personajes del sueño. Y los demás personajes son conscientes de la conciencia del sujeto que sueña. Luego son también sujetos conscientes que constituyen la realidad de la ilusión onírica.

La materia de los sueños es información. El sueño es la manifestación psíquica de la información física contenida en el cerebro. El cerebro dispone de la información biofísica necesaria para procesar su propia información neurológica.

Igualmente, podemos ampliar el juego y proponer que el universo que creó el cerebro es originariamente la información física capaz de procesarse a sí misma para desplegar todo su contenido informativo psico-bio-físico, generando la ilusión de la realidad.

Antes de que el universo llegara a ser lo que hoy es, debería existir ya como información en un estado ontológico previo que aún no ha desvelado su actividad física ni psíquica.

Esta ontología posee la información para hacer un universo físico capaz de procesar por sí mismo las unidades de información psicobiofísicas que rigen el despliegue informativo que llamamos realidad. Lo que existe es una ontología metafísica con la información para generar la realidad física del universo.

El conocimiento del universo es posible porque el universo es una ontología física con la información suficiente para hacer sujetos de conocimiento que interpreten la información del propio universo al que pertenecen.

Nuestra representación científica del universo entiende que hay un sistema de información que genera el universo y lo contiene.

Supuesta la realidad como ilusión, la ontología última del universo podría entenderse como una máquina de Turing universal. Algo así como un gran ordenador con todos los posibles programas que existen en el universo. De esta manera todo estaría predeterminado desde antes del principio. Nuestra experiencia de libertad es solo parte de la ilusión universal. Y nuestros actos son pura necesidad determinista sin consecuencias morales.

 

¿Es Dios una ilusión? ¿O es Dios un ilusionista?La moral. Es curioso que exista este término en el gran teatro del mundo. Parece un error. Podría pensarse que es una ilusión creada por ilusiones conscientes que se creen libres. La idea de libertad es generada por el universo y el hombre construye la moral que, por ejemplo, le impele a tomar postura ante la borrosidad metafísica de la existencia.

Tanto la postura teísta de un Dios creador como la creencia en un puro mundo sin Dios son posturas verosímiles con la indistinguible verdad ontológica de la existencia.

En la consideración existencial podemos optar por la idea de que Dios es parte de la ilusión universal. Dios sería una manifestación de la información contenida en el fondo ontológico de la realidad. Una nueva ilusión. En caso contrario, Dios es el creador del mundo desde su propia ontología. Eso sí, debe ser un ilusionista para mantenerse oculto tras el mundo de fenómenos.

Antes de acabar. ¿Sabe el gran computador del mundo si acabará alguna vez de producir la ilusión del universo? ¿Se acabará el mundo? El universo debe decidir esta cuestión, pero sabemos que este problema es indecidible. Más le valdría no plantearselo, pero ya lo acaba de hacer.

Entonces, ¿viviremos eternamente? No si el universo asume la hipercomputación. Esto es, la facultad de funcionar realmente en un modo no computable. Por ejemplo, si desde antes del principio su ontología ya incluía información generadora de procesos no computables.

En un universo hipercomputacional tiene más sentido la existencia de la conciencia, la moral, la libertad y todos los fenómenos que no son computables. Las posibilidades se incrementan. De esta manera la libertad ya estaría determinada desde el principio, pero como información que crea una realidad abierta no computable. Esto es una explicación física de la libertad. Estamos condenados a ser libres.

Ahora bien, la vida en libertad de un ser consciente es siempre limitada en su percepción de la realidad. Si el mito de la hipercomputación llegase a ser cierto Dios podría ser Dios creador del mundo, al tiempo que se protegería de su propia creación para hacer posible la libertad. Y el juego. Si no, ¿de qué le valdría al puro mundo la hipercomputación? Quizás sea razón suficiente el desplegar completamente todo su potencial informacional.

Artículo elaborado por Manuel Béjar, Licenciado en Ciencias Físicas y Doctor en Filosofía, colaborador de la Cátedra CTR.

 

BibliografíaVEDRAL, V. (2010), Decoding reality. The universe as quantum information (University Press, Oxford).

DAVIES, P. & N. H. Gregersen (2010), Information and the nature of reality. From physics to metaphysics(University Press, Cambridge).

GREEN, B. (2011), The hidden reality. Parallel universes and the deep laws of the cosmos (Penguin, London).

CHAITIN, G., da COSTA, N. & DORIA, F. A. (2012), Gödel’s way. Exploits into an undecidable world (CRC Press, Boca Raton).

NICOLELIS, M. (2012), Más allá de nuestros límites. Los avances en la conexión de cerebros y máquinas (RBA, Barcelona).

http://maestroviejo.wordpress.com/2013/02/07/el-cerebro-funciona-con-la-materia-de-los-suenos/

“Pon el Cielo a Trabajar” de Jean Slatter

Pon el cielo a trabajar propone la “contratación” de toda una plantilla celestial que trabaje para ti. A lo largo de la obra, Jean Slatter va desarrollando una metáfora de los procesos de contratación, a fin de contar con un personal a tiempo completo, dispuesto y lleno de talento, que nos ayude en distintos aspectos de la vida.

La autora nos hace tomar conciencia de una vieja costumbre que tenemos, la de pedir ayuda sólo cuando ya nos encontramos frente a un problema, y trata de revolucionar las ideas preconcebidas sobre el acto de “pedir”, enseñándonos a recurrir a lo que ella denomina “poderes ilimitados” (ayudantes celestiales, ángeles, asistentes invisibles, guías, el Cielo, lo Divino…).

En Pon el cielo a trabajar, además de una parte con contenido espiritual, de tipo más bien teórico, existe otra parte, con un marcado carácter práctico, donde se proponen organigramas, grupos de trabajo, esquemas sobre el paradigma de la relación entre Dios y los Seres humanos, directrices sobre las formas de “pedir”, incluso, en las últimas páginas del libro, se encuentran unas Hojas de trabajo.

Una de las enseñanzas de este libro es que no se trata únicamente de vivir en armonía con nuestro origen divino, como enseñan numerosos maestros espirituales, sino de ser capaces de emplear esa divinidad de nuestro ser. Es éste un mensaje de libertad y poder ya que nos conduce a ser dueños y diseñadores de nuestro propio universo.

Para bajar el texto, Click Aquí

Slatter.J.PonelCieloaTrabajar.pdf

http://buenasiembra.com.ar/salud/meditacion/pon-el-cielo-a-trabajar-1233.html

Buena parte del cáncer no se desarrolla pero es tratado y ello causa mas daño #stopcancer

El cuatro fue el Día Mundial del Cáncer #stopcancer La enfermedad se ha llevado a varios miembros cercanos de mi familia. Por eso creo que hay que ser especialmente críticosen este asunto. Lo fácil es acudir al discurso que ayer utilizaba el Telediario de la 1 de TVE (y tantos otros medios de comunicación): hay que prevenir. Sí, pero no a cualquier precio y sin convertir la prevención en una parte más del amplio negocio del cáncer.

El cribado de cáncer (screening, diagnóstico precoz) es un activismo imprudente, escribe el médico Juan Gérvas. En un artículo clarividente y valiente escribe que el cribado de cáncer no añade vida, ni la mejora pone en cuestión la efectividad, nula o negativa, de los cribados en relación con el cáncer pues, aunque se está incrementando su utilización, no contribuye a la disminución de la mortalidad y, en determinados casos,provoca efectos negativos indeseables.

Lo que afirma el galeno va contra lo que piensa e intuye la mayor parte de la oblación pero no por ello menos cierto.

“Es contra-intuitivo, pero cierto afirma Gérvas-. No hay mejor vida, ni más vida tras sobrevivir al cáncer diagnosticado en los cribados de, por ejemplo, cáncer de colon, cuello de útero, mama, melanoma, neuroblastoma, ovario, próstata y pulmón”.

Como ejemplo pone el cribado de la hemocromatosis. Por ahora las intervenciones preventivas de la hemocromatosis son simples sangrías repetidas, pero será irresistible la presión para establecer el cribado el día en que haya algún medicamento aprobado con tal indicación.

Con medicamentos “preventivos” para la hemocromatosis, los especialistas, sociedades “científicas” y pacientes de hemocromatosis recibirán generosas subvenciones de las industrias farmacéuticas hasta lograr cambiar (con buena/mala intención) la percepción clínica, ética, práctica y social de la hemocromatosis y de su cribado.

Toda “hemocromatosis genética” se considerará “hemocromatosis clínica” y será buscada activamente y tratada preventivamente sin piedad generando peor calidad de vida. Cabe que empeore el vivir (hasta incrementar la mortalidad) en el 99% tratado innecesariamente durante años, con intervenciones, citas y recitas, análisis y demás.

Según este médico, que acaba de publicar junto a su mujer, también doctora, el libroSano y SalvoSano y salvo (y libre de intervenciones médicas innecesarias), que estoy leyendo:

“Antiguamente era intuitivo y cierto que se tenía mejor resultado en el cáncer cuanto antes se diagnosticase y tratase. Sigue siendo cierto para los cánceres diagnosticados por sus signos y síntomas (“cáncer clínico”). De ahí el impacto en eldecrecimiento de la mortalidad de las mejoras en la organización, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los “cánceres clínicos”.

Esta lógica intuitiva no sirve para el “cáncer cribado”; es decir, para los cánceres diagnosticados mediante la búsqueda activa en quienes no tienen ni signos ni síntomas pues están aparentemente sanos. Entre los “cánceres cribados” hay “cánceres histológicos” (que no se desarrollan o regresan espontáneamente) y “cánceres biológicos” (que llegan a dar metástasis y a amenazar la vida), siendo los primeros muy frecuentes”.

Los “cánceres cribados” son como nueces. Todos parecen cáncer en el microscopio y su diagnóstico como cáncer es correcto. Pero hay “cánceres histológicos” (“nueces vanas”) que nunca crecerán o que desaparecerán espontáneamente. Y hay otros cánceres, los “cánceres biológicos” (“nueces llenas”), que crecerán, darán metástasis ysin tratamiento pueden llegar a ser causa de muerte.

No sabemos cómo distinguir entre estos dos tipos de cánceres y la propuesta es considerar a todos como “cánceres biológicos” (amenazantes para la vida). Esta propuesta refleja al tiempo ignorancia y arrogancia y casi nunca se comenta con el paciente. Es la típica solución sencilla a un problema complejo.

Los “cánceres histológicos” son mayoría (el 60%) entre los cánceres cribados de próstata. En el caso del cáncer de mama, en torno al 30% (en Cataluña, por ejemplo, el 47% entre las mujeres nacidas en 1950 y cribadas a partir de los 50 años). En los neuroblastomas su número ha obligado a suspender el cribado en Austria, Alemania, Canadá y Japón puesmorían los niños por el proceso diagnóstico y terapéutico de los “cánceres histológicos“.

Por consecuencia de las intervenciones diagnósticas y terapéuticas innecesarias y excesivas sobre “cánceres histológicos” la consecuencia final es que los cribados matan, como bien demuestra el caso del neuroblastoma. Por ello con los cribados aumenta el número de pacientes diagnosticados de cáncer pero no disminuye en proporción la mortalidad por dichos cánceres, como bien se ha demostrado con datos de Estados Unidos.

Por ejemplo, es irrelevante el impacto de la mamografía en el riesgo de morir por cáncer de mama, pues la mamografía de cribado ni salva ni prolonga vidas, como se ha demostrado con resultados empíricos.

Conclusión de Gérvas:

“La efectividad del cribado es nula o negativa pues no cambia la mortalidad y disminuye la calidad de vida de millones de personas”.

http://www.migueljara.com/2013/02/04/buena-parte-del-cancer-no-se-desarrolla-pero-es-tratado-y-ello-causa-mas-dano-stopcancer/

Tu Universo Interior

Todos los seres humanos poseen un universo interior, al cual pueden acceder simplemente cerrando sus ojos y dejándose fluir por él. Un espacio infinito dotado de constelaciones de galaxias, sistemas y grupos estelares, alrededor de un sol central; el mantenimiento de unos niveles adecuados de armonía y resonancia resultan imprescindibles para mantener el equilibrio adecuado de todos los componentes del vasto espacio interno. De alguna manera, se podría colegir que cada ser humano es el Padre Creador, el Dios Absoluto de ese universo, al cual rige y dirige desde su mente, con sus actitudes, sus pensamientos y sus deseos, siendo por tanto su responsabilidad el sostenimiento y mantenimiento de la vida en toda su extensión.

El tránsito por los flujos del tiempo y del espacio interior se hace siempre posible con el simple ejercicio de la voluntad y constituye una de las más bellas proyecciones imaginables, la visión de las esferas, la percepción de la gama de colores en movimiento, el dulce sonido del silencio, la estructuración por medio del pensamiento, que conduce a otras realidades, a otras manifestaciones dimensionales y la imaginación al servicio de la creación.

El universo interior no constituye una holografía imaginaria en miniatura, por el contrario, se trata de una auténtica realidad con sus correspondientes dimensiones, conformado y estructurado de manera similar a los grandes superuniversos y que aloja en su seno toda suerte de agrupaciones estelares y cortejos planetarios dotados de vida funcional y orgánica en todos sus niveles de existencia. Las energías sustentadoras de todos los componentes físicos de esta formación interior fluyen directamente del centro generativo (espiral) del corazón, que las recibe y distribuye de acuerdo a su proporcionalidad dimensional, volumétrica y de densidad, siendo el sol interior el catalizador central de las mismas, bajo los impulsos de la voluntad y el deseo del ser humano que las cobija. A partir de este punto, es fácil inferir que todo el sistema autogenera sus condiciones gravitacionales y sus fuerzas proporcionales de atracción y repulsión, así como sus propios flujos de centrifugación y expansión de la materia, en una progresión infinita hacia la eternidad infinitesimal de lo más minúsculo.

De este modo, cabría decir que cada ser humano es el continente y contenido de toda su creación y que, por tanto, el devenir de ésta depende por completo de sus impulsos vitales conformadores o destructores y que, de alguna manera, constituye una elongación de la misma esencia, naturaleza y entidad del Padre Absoluto Creador, que mora en la Isla Eterna del Paraíso y cuya presencia impregna cada partícula y estructura de todo lo manifestado, independientemente de su tamaño, dimensión o densidad.
No existe una expresión mayor de amor que el ceder a cada criatura un presente semejante.

Angel Luis Fernández.

¿Qué Realidad Prefieres? El Observador eres Tú

 

La física moderna dice “tú si puedes”
 
Durante décadas, los poderes de la mente han sido cuestiones asociadas al mundo “esotérico”, cosas de locos. La mayor parte de la gente desconoce que la mecánica cuántica, es decir, el modelo teórico y práctico dominante hoy día en el ámbito de la ciencia, ha demostrado la interrelación entre el pensamiento y la realidad. Que cuando creemos que podemos, en realidad, podemos. Sorprendentes experimentos en los laboratorios más adelantados del mundo corroboran esta creencia.
 
El estudio sobre el cerebro ha avanzado mucho en las últimas décadas mediante las “tomografías”. Conectando electrodos a este órgano, se determina donde se produce cada una de las actividades de la mente. La fórmula es bien sencilla: se mide la actividad eléctrica mientras se produce una actividad mental, ya sea racional, como emocional, espiritual o sentimental y así se sabe a qué área corresponde esa facultad.
 
Estos experimentos en neurología han comprobado algo aparentemente descabellado: cuando vemos un determinado objeto aparece actividad en ciertas partes de nuestro cerebro… pero cuando se exhorta al sujeto a que cierre los ojos y lo imagine, la actividad cerebral es ¡idéntica! Entonces, si el cerebro refleja la misma actividad cuando “ve” que cuando “siente”, llega la gran pregunta: ¿cuál es la Realidad?

“La solución es que el cerebro no hace diferencias entre lo que ve y lo que imagina porque las mismas redes neuronales están implicadas; para el cerebro, es tan real lo que ve como lo que siente”

…afirma el bioquímico y doctor en medicina quiropráctica, Joe Dispenza en el libro “¿y tú qué sabes?”. En otras palabras, que fabricamos nuestra realidad desde la forma en que procesamos nuestras experiencias, es decir, mediante nuestras emociones.
 
 
El valioso vacío atómico
 
Aunque ya los filósofos griegos especularon con su existencia, el átomo es una realidad científica desde principios de siglo XX. La física atómica dio paso a la teoría de la relatividad y de ahí, a la física cuántica. En las escuelas de todo el mundo se enseña hoy día que el átomo está compuesto de partículas de signo positivo (protones) y neutras (neutrones) en su núcleo y de signo negativo (electrones) girando a su alrededor. Su organización recuerda extraordinariamente a la del Universo, unos electrones (planetas) girando alrededor de un sol o núcleo (protones y neutrones). Lo que la mayoría desconocíamos es que la materia de la que se componen los átomos es prácticamente inexistente. En palabras de William Tyler, profesor emérito de ingeniería y ciencia de la materia en la universidad de Stanford,

“la materia no es estática y predecible. Dentro de los átomos y moléculas, las partículas ocupan un lugar insignificante: el resto es vacío”.

 
En otras palabras, que el átomo no es una realidad terminada sino mucho más maleable de lo que pensábamos. El físico Amit Goswani es rotundo:

“Heinsenberg, el codescubridor de la mecánica cuántica, fue muy claro al respecto; los átomos no son cosas, son TENDENCIAS. Así que, en lugar de pensar en átomos como cosas, tienes que pensar en posibilidades, posibilidades de la consciencia. La física cuántica solo calcula posibilidades, así que la pregunta viene rápidamente a nuestras mentes, ¿quién elige de entre esas posibilidades para que se produzca mi experiencia actual? La respuesta de la física cuántica es rotunda: La conciencia está envuelta, el observador no puede ser ignorado”.

 
 
La farmacia del cerebro
 
En un pequeño órgano llamado hipotálamo se fabrican las respuestas emocionales. Allí, en nuestro cerebro, se encuentra la mayor farmacia que existe, donde se crean unas partículas llamadas “péptidos”, pequeñas secuencias de aminoácidos que, combinadas, crean las neurohormonas o neuropéptidos. Ellas son las responsables de las emociones que sentimos diariamente. Según John Hagelin, profesor de física y director del Instituto para la ciencia, la tecnología y la política pública de la Universidad Maharishi, dedicado al desarrollo de teorías del campo unificado cuántico:

“hay química para la rabia, para la felicidad, para el sufrimiento, la envidia…”

 
En el momento en que sentimos una determinada emoción, el hipotálamo descarga esos péptidos, liberándolos a través de la glándula pituitaria hasta la sangre, que conectará con las células que tienen esos receptores en el exterior. El cerebro actúa como una tormenta que descarga los pensamientos a través de la fisura sináptica. Nadie ha visto nunca un pensamiento, ni siquiera en los más avanzados laboratorios, pero lo que sí se ve es la tormenta eléctrica que provoca cada mentalismo, conectando las neuronas a través de las “fisuras sinápticas”.
 
Cada célula tiene miles de receptores rodeando su superficie, como abriéndose a esas experiencias emocionales. La Dra. Candance Pert, poseedora de patentes sobre péptidos modificados, y profesora en la Universidad de Medicina de Georgetown, lo explica así:

“Cada célula es un pequeño hogar de conciencia. Una entrada de un neuropéptido en una célula equivale a una descarga de bioquímicos que pueden llegar a modificar el núcleo de la célula”.

 
Nuestro cerebro crea estos neuropéptidos y nuestras células son las que se acostumbran a “recibir” cada una de las emociones: ira, angustia, alegría, envidia, generosidad, pesimismo, optimismo… Al acostumbrarse a ellas, se crean hábitos de pensamiento. A través de los millones de terminaciones sinápticas, nuestro cerebro está continuamente recreándose; un pensamiento o emoción crea una nueva conexión, que se refuerza cuando pensamos o sentimos “algo” en repetidas ocasiones. Así es como una persona asocia una determinada situación con una emoción: una mala experiencia en un ascensor, como quedarse encerrado, puede hacer que el objeto “ascensor” se asocie al temor a quedarse encerrado. Si no se interrumpe esa asociación, nuestro cerebro podría relacionar ese pensamiento- objeto con esa emoción y reforzar esa conexión, conocida en el ámbito de la psicología como “fobia” o “miedo”.
 
Todos los hábitos y adicciones operan con la misma mecánica. Un miedo (a no dormir, a hablar en público, a enamorarse) puede hacer que recurramos a una pastilla, una droga o un tipo de pensamiento nocivo. El objetivo inconsciente es “engañar” a nuestras células con otra emoción diferente, generalmente, algo que nos excite, “distrayéndonos” del miedo. De esta manera, cada vez que volvamos a esa situación, el miedo nos conectará, inevitablemente, con la “solución”, es decir, con la adicción. Detrás de cada adicción (drogas, personas, bebida, juego, sexo, televisión) hay pues un miedo insertado en la memoria celular.
 
La buena noticia es que, en cuanto rompemos ese círculo vicioso, en cuanto quebramos esa conexión, el cerebro crea otro puente entre neuronas que es el “pasaje a la liberación”. Porque, como ha demostrado el Instituto Tecnológico de Massachussets en sus investigaciones con lamas budistas en estado de meditación, nuestro cerebro está permanentemente rehaciéndose, incluso, en la ancianidad. Por ello, se puede desaprender y reaprender nuevas formas de vivir las emociones.
 
 
Mente creadora
 
Los experimentos en el campo de las partículas elementales han llevado a los científicos a reconocer que la mente es capaz de crear. En palabras de Amit Goswani, profesor de física en la universidad de Oregón, el comportamiento de las micropartículas cambia dependiendo de lo que hace el observador:

“cuando el observador mira, se comporta como una onda, cuando no lo hace, como una partícula”.

Ello quiere decir que las expectativas del observador influyen en la Realidad de los laboratorios… y cada uno de nosotros está compuesto de millones de átomos.
 
Traducido al ámbito de la vida diaria, esto nos llevaría a que nuestra Realidad es, hasta cierto punto, producto de nuestras propias expectativas. Si una partícula (la mínima parte de materia que nos compone) puede comportarse como materia o como onda… Nosotros podemos hacer lo mismo.
 
 
La realidad molecular
 
Los sorprendentes experimentos del científico japonés Masaru Emoto con las moléculas de agua han abierto una increíble puerta a la posibilidad de que nuestra mente sea capaz de crear la Realidad. “Armado” de un potente microscopio electrónico con una diminuta cámara, Emoto fotografió las moléculas procedentes de aguas contaminadas y de manantial. Las metió en una cámara frigorífica para que se helaran y así, consiguió fotografiarlas. Lo que encontró fue que las aguas puras creaban cristales de una belleza inconmensurable, mientras que las sucias, sólo provocaban caos. Más tarde, procedió a colocar palabras como “Amor” o “Te odio”, encontrando un efecto similar: el amor provocaba formas moleculares bellas mientras que el odio, generaba caos. Por último, probó a colocar música relajante, música folk y música thrash metal, con el resultado del caos que se pudieron ver en las fotografías. La explicación biológica a este fenómeno es que los átomos que componen las moléculas (en este caso, los dos pequeños de Hidrógeno y uno grande de Oxígeno) se pueden ordenar de diferentes maneras: armoniosa o caóticamente. Si tenemos en cuenta que el 80% de nuestro cuerpo es agua, entenderemos cómo nuestras emociones, nuestras palabras y hasta la música que escuchamos, influyen en que nuestra realidad sea más o menos armoniosa. Nuestra estructura interna está reaccionando a todos los estímulos exteriores, reorganizando los átomos de las moléculas.
 
 
¿Qué realidad prefieres?
 
El ya famoso experimento con la molécula de fullerano del doctor Anton Zeillinger, en la Universidad de Viena, testificó que los átomos de la molécula de fullerano (estructura atómica que tiene 60 átomos de cárbón) eran capaces de pasar por dos agujeros simultáneamente. Este experimento “de ciencia ficción” se realiza hoy día con normalidad en laboratorios de todo el mundo con partículas que han llegado a ser fotografiadas. La realidad de la bilocación, es decir, que “algo” pueda estar en dos lugares al mismo tiempo, es algo ya de dominio público, al menos en el ámbito de la ciencia más innovadora. Jeffrey Satinover, ex presidente de la fundación Jung de la universidad de Harvard y autor de libros como “El cerebro cuántico” y “El ser vacío”, lo explica así:

“ahora mismo, puedes ver en numerosos laboratorios de Estados Unidos, objetos suficientemente grandes para el ojo humano, que están en dos lugares al mismo tiempo, e incluso se les puede sacar fotografías. Yo creo que mucha gente pensará que los científicos nos hemos vuelto locos, pero la realidad es así, y es algo que todavía no podemos explicar”.

 
Quizás porque algunos piensen que la gente “de a pie” no va a comprender estos experimentos, los científicos todavía no han conseguido alertar a la población de las magníficas implicaciones que eso conlleva para nuestras vidas, aunque las teorías anejas sí forman parte ya del dominio de la ciencia divulgativa.
 
Seguramente la teoría de los universos paralelos, origen de la “superposición cuántica”, es la que ha conseguido llegar mejor al gran público. Lo que viene a decir es que la Realidad es un número “n” de ondas que conviven en el espacio-tiempo como posibilidades, hasta que UNA se convierte en Real: eso será lo que vivimos. Somos nosotros quienes nos ocupamos, con nuestras elecciones y, sobre todo, con nuestros pensamientos (“yo sí puedo”, “yo no puedo”) de encerrarnos en una realidad limitada y negativa o en la consecución de aquellas cosas que soñamos. En otras palabras, la física moderna nos dice que podemos alcanzar todo aquello que ansiamos (dentro de ese abanico de posibilidades- ondas, claro).
 
En realidad, los descubrimientos de la física cuántica vienen siendo experimentados por seres humanos desde hace milenios, concretamente, en el ámbito de la espiritualidad. Según el investigador de los manuscritos del Mar Muerto, Greg Braden, los antiguos esenios (la comunidad espiritual a la que, dicen, perteneció Jesucristo) tenían una manera de orar muy diferente a la actual. En su libro “El efecto Isaías: descodificando la perdida ciencia de al oración y la plegaria”, Braden asegura que su manera de rezar era muy diferente a la que los cristianos adoptarían. En lugar de pedir a Dios “algo”, los esenios visualizaban que aquello que pedían ya se había cumplido, una técnica calcada de la que hoy se utiliza en el deporte de alta competición, sin ir más lejos. Seguramente, muchos han visto en los campeonatos de atletismo cómo los saltadores de altura o pértiga realizan ejercicios de simulación del salto: interiormente se visualizan a sí mismos, ni más ni menos que realizando la proeza. Esta técnica procede del ámbito de la psicología deportiva, que ha desarrollado técnicas a su vez recogidas del acervo de las filosofías orientales. La moderna Programación Neurolingüística, usada en el ámbito de la publicidad, las relaciones públicas y de la empresa en general, coincide en recurrir al tiempo presente y a la afirmación como vehículo para la consecución de los logros. La palabra sería un paso más adelante en la creación de la Realidad, por lo que tenemos que tener cuidado con aquello que decimos pues, de alguna manera, estamos atrayendo esa realidad..
 
 
La búsqueda científica del alma
 
En las últimas décadas, los experimentos en el campo de la neurología han ido encaminados a encontrar donde reside la conciencia. Fred Alan Wolf, doctor en física por la universidad UCLA, filósofo, conferenciante y escritor lo explica así en “¿Y tú qué sabes?” de la que se espera la segunda parte en pocos meses:

“Los científicos hemos tratado de encontrar al observador, de encontrar la respuesta a quién está al mando del cerebro: sí, hemos ido a cada uno de los escondrijos del cerebro a encontrar el observador y no lo hemos hallado; no hemos encontrado a nadie dentro del cerebro, nadie en las regiones corticales del cerebro pero todos tenemos esa sensación de ser el observador”.

En palabras de este científico, las puertas para la existencia del alma están abiertas de par en par:

“Sabemos lo que el observador hace pero no sabemos quién o qué cosa es el observador”.

 
Hoy recuperadas por la física cuántica, muchas de estas afirmaciones eran conocidas en la Antigüedad, como en el caso del “Catecismo de la química superior”, de Karl von Eckartshausen.
 
Cuadro 1: Nuestro cerebro: un ordenador que procesa información
 
A cada segundo, en una vida como la moderna llena de estímulos: nos bombardean enormes cantidades de información. El cerebro solo procesa una mínima cantidad de ella: 400 mil millones de bits de información por segundo. Los estudios científicos han demostrado que sólo somos conscientes de 2.000 mil de esos bits, referidos al medio ambiente, el tiempo y nuestro cuerpo. Así pues, lo que consideramos la Realidad, es decir, aquello que vivimos, es sólo una mínima parte de lo que en realidad está ocurriendo. ¿Cómo se filtra toda esa información?
 
A través de nuestras creencias: El modelo de lo que creemos acerca del mundo, se construye desde lo que sentimos en nuestro interior y de nuestras ideas. Cada información que recibimos del exterior se procesa desde las experiencias que hemos tenido y nuestra respuesta emocional procede de estas memorias. Por eso, los malos recuerdos nos impulsan a caer en los mismos errores.
 
Cuadro 2: Cómo romper con esos malos hábitos del pensamiento
 
El cerebro crea esas redes a partir de la memoria: ideas, sentimientos, emociones. Cada asociación de ideas o hechos, incuba un pensamiento o recuerdo en forma de conexión neuronal, que desemboca en recuerdos por medio de la memoria asociativa. A una sensación o emoción similar, reaparecerá ese recuerdo en forma de idea o pensamiento. Hay gente que conecta “amor” con “decepción” o “engaño”, así que cuando vaya a sentir amor, la red neuronal conectará con la emoción correspondiente a cómo se sintió la última vez que lo sintió: ira, dolor, rabia, etc. Según Joe Dispenza

“si practicamos una determinada respuesta emocional, esa conexión sináptica se refuerza y se refuerza. Cuando aprendemos a “observar” nuestras reacciones y no actuamos de manera automática, ese modelo se rompe”.

Así pues, aprender a “ver” esas asociaciones es la mejor manera de evitar que se repitan: la llave es la conciencia.
 
Cuadro 3: La mecánica de la erección
 
La mejor metáfora del pensamiento creador es el miembro masculino. Una sola fantasía sexual, es decir, un pensamiento erótico, es capaz de producir una erección, con toda la variedad de glándulas endocrinas y hormonas que participan en ello. Nada hay fuera de la mente del hombre pero, sin embargo, se produce un torbellino hormonal que desemboca en un hecho físico palpable. En el lado femenino, también el poder del pensamiento asociado al erotismo se convierte a menudo en hechos físicos, demostrando la capacidad del pensamiento para crear situaciones placenteras… o adictivas. Los más firmes defensores del poder de la visualización llegan a proponer que se puede obtener a través de ella casi todo lo que deseamos.
 
 
¿QUE ES UNA ONDA DE FORMA?
 
Muchos científicos y físicos cuánticos reconocen el poder de transmisión en cualquier forma simple geométrica o como un diseño ondulado de un rastro de energía, es una ONDA DE FORMA simple. Puede tener un patrón geométrico o puede ser un gesto de pincel simple como una onda que contiene el significado completo, la intención y la energía de un momento dado de intensidad mientras da forma a la realidad y puede tener en su ser todas las cualidades que lo crearon. Es una semilla de fractal energético que dada la situación correcta continuará su crecimiento y multiplicándose. Éstas son modelos y formas que crean la energía y transmiten los patrones específicos, del pensamiento, nosotros hemos estado usándolos en los templos, las iglesias, logotipos, publicidad y podemos reconocer inmediatamente la armonía y desarmonía en ellos. Ciertos modelos de la geometría sagrada parecen actuar recíprocamente con su entorno armonizando y estabilizando sus moléculas, como si organizara los átomos y electrones. Puede significar que un cierto diseño de geometría YANTRA de ENERGÍA puede polarizar las partículas e incluso podría purificar el agua, aumentando las cualidades y la armonía en su entorno.

Sólo hay dos fuentes de Creación para el humano canalizado por Graciela Bárbulo

La Creacion Sólo hay dos fuentes de Creación para el humano canalizado por Graciela Bárbulo

Yo Soy el recurso que fluye constantemente hacia ti, abasteciéndote de potencial puro, sin connotaciones, para su uso constructivo en el plano material.

 Yo Soy la materia prima, y tú eres la Creatividad para construir, con esta materia prima, en tu mundo.

 Toda vez que estés creando Amor, Belleza, Paz, Alegría, etc., es decir, todo lo que ofrece armonía y fusión, estarás haciendo uso de lo que Yo soy, de tu naturaleza sutil (electrónica).  Entonces, verás tu persona y tu mundo iluminarse más y más, tendiendo al crecimiento constante.

 La Creación sólo se puede llevar a cabo cuando coinciden pensamiento y sentimiento.

 Ahora bien, si tu creación es egoísta, si pretendes crear algo para diferenciarte de los demás, entonces estarás usando materia humana, y ésta tenderá a destruirse dentro del creador. En ese caso, verás adentrarse en tu mundo la carencia, la soledad y el abatimiento. Será así hasta que el impulso implícito (la recarga de batería) en la creación realizada con tu propia naturaleza egoísta se haya consumido.

 Lo que se crea con la Energía del Ser Superior es infinito, puesto que Él siempre está abasteciendo al humano y, cuanto más uséis, más recibiréis.

 Lo que se crea con la energía, limitada en el espacio tiempo, del ego, es finito, y la creación dura únicamente lo que dura el impulso de esa creación.

 Es muy claro, sólo hay dos fuentes de creación:

 –          La infinita, divina, eterna Luz del Ser, la cual se expande constantemente en su cualidad luminosa de pureza.

 –          La egoísta. En este caso sentirás la destrucción, la enfermedad, la carencia, el dolor…, simplemente porque tus creaciones han sido hechas con tu propia naturaleza humana. Habrás comerciado contigo mismo.

 Cada vez que uses la Luz para Crear, te Iluminarás.

 Cada vez que uses la oscuridad del ego para crear, en la misma medida que crees, mermarás. Porque la creación del ego es a costa de uno mismo. Y dura lo que tarda en agotarse la cantidad de energía (el impulso) implícita en ella, volviéndose luego contra el creador. Y, dado que te has identificado con ese ego, es contra ti contra quien verás que se vuelve.

 Por supuesto, tú puedes querer ser mejor de lo que eres, buscando de esta forma fusionar quien eres con una perfección mayor de ti, entonces estás usando la Luz. Pero si eliges ser mejor que otro, entonces estás marcando una división, es decir, estás usando el ego.

 Todo lo que implique separación es ego. Todo lo que implique fusión es Luz.

 Cuando te sientes enamorada, ¿verdad que no quieres competir, sino fusionarte?, ¿verdad que tu visión no busca defecto, sino belleza?, ¿verdad que tus emociones son plenas, y buscas las mismas emociones en el otro?, ¿verdad que tu intelecto no juzga, sino acepta? Y… ¿verdad que encuentras lo que buscas?

 Pues este estado es el que debes mantener, independientemente de la realidad que parezca mostrarse. Si tú está enamorada, simplemente todo es bello, porque lo percibes a través de tu aceptación. Entonces sólo quieres Unión, fusión. Mantente en ese estado, y observa. Crea desde ahí, y todo lo harás bien.

 Enamórate de la vida, y actúa. Y si en algún momento estás enfadada, permítetelo, pero no actúes; deja que eso fluya hasta extinguirse. No hagas más.

 ¿Y lo que está mal en tu vida, aquello que no es posible aceptar, porque es oscuridad en una fuerza centrípeta?

 Simplemente no fijes tu atención en ello, ni pienses, ni sientas en la medida que te sea posible. Si es oscuro, tiende a extinguirse. Déjalo ser, y no te ocupes. Gira la vista y dirígete a lo armonioso.

 ¿Y en la vida cotidiana, tan llena de matices, de provocaciones; enloquecedora?

 Ríete mucho. Es divertido. Es posible vivirla al margen de conflictos. Existe la broma, el chiste, los detalles, las cosas pequeñas. Esta es la divinidad del mundo. Esto es también fusión. Haz como los niños: vivir en el presente constantemente. Si vives en un continuo presente, nada te puede atrapar, porque vivir el presente es estar constantemente soltando.

 Cuando tu cuerpo enferma, es reflejo de que tu ego ha usado una parte de ti (emocional, mental, instintiva), para su beneficio, en detrimento de tu ser. Toda enfermedad, como carencia de salud, es el resultado de una creación de oscuridad y separación.

 Aclaración:

 Cuando tú (como cualquier ser) surges al mundo, lo que se proyecta es la pura y perfecta energía de la otra parte de lo que Eres, en el denso plano tridimensional.

 Esta energía no tiene objetivo. Se va densificando a través de las cualidades de las capas más sutiles de tu aura, y se expresa en los chakras superiores de tu cuerpo. Como ser humano, y habiendo sido concebido también dentro de éste mundo material, con sus propios patrones, se te integran elementos para incorporar a esa vibración pura: cerebro (mente inferior), pasión (sexo y creatividad) e instinto de supervivencia (identificación y anclaje). Estas cualidades se corresponden con las capas del aura más densas, más cercanas también al propio cuerpo y a lo inmediato del proceso vital, y se corresponden con los charkras inferiores.

 Una vez que te vas adentrando en el proceso vital, vas usando el potencial de energía que posees para trabajar esos elementos vinculados exclusivamente al mundo tridimensional, y al interactuar con los demás, y con la vida misma, tu interpretación va marcándote una tendencia de vida, y de comportamiento.

 Los chakras superiores trabajan con energías sutiles, eternas, provenientes del Yo Soy, cuya finalidad es estar constantemente abasteciendo al ser. Los inferiores, trabajan con la energía del ego.

 De este modo, cuanto más desarrolles el potencial de los chakras, y capas del aura, superiores, más te iluminarás, y más se iluminará tu propio mundo. En cambio, cuanto más desarrolles los chakras y capas del aura inferiores, más recurrirás a tu propia energía personal, la energía del ego, los recursos finitos. Y, entonces, te irás mermando, y observarás cómo esta merma se refleja en tu cuerpo, en tu mundo emocional, material, vital…

 Sin embargo, si tomas conciencia de ello, verás que este proceso tiene un tiempo limitado, porque cada acción del ego lleva implícita una cantidad específica de impulso para realizar su actividad. Entonces, cuando se haya empezado a representar tu creación, a la vez que estás viviendo el proceso de éxito, iras percibiendo la merma de algún sector de tu realidad material, aquella que corresponde a la energía que has utilizado (sacado de ahí), y esto se reflejará en tu cuerpo, en tus circunstancias, en lo que llamáis suerte, etc.

 Pero dado que este proceso tiene un tiempo limitado de duración, si, como digo, tomas conciencia mientras aún está la “batería” recargada, y permites que suceda lo que tenga que ser, sabiendo que se trata de la otra cara de tu creación en algún momento pasado, y das tiempo, mientras vas, por otro lado, haciendo crecer la Luz de tu naturaleza Superior, un día, de repente, todo eso habrá acabado, y tu vida, y tu cuerpo, y tus circunstancias se llenarán de luz. Y milagros se realizarán ante tus ojos.

 Entonces, estarás plenamente sumergida en la Luz que te pertenece por defecto, la Luz que Yo Soy.

 Graciela Bárbulo

15/01/13

La aparente solidez de la materia es una ilusión producto de nuestros sentidos

Los físicos han descubierto que la aparente solidez de la materia es una ilusión producto de nuestros sentidos. Esto se aplica también al cuerpo físico, al cual vemos como una forma. Sin embargo, el 99.99 por ciento del cuerpo es realmente espacio vacío. Así de vasto es el espacio entre los átomos comparado con su tamaño, para no mencionar también el gran espacio que hay al interior de cada átomo. El cuerpo físico no es más que una interpretación equivocada de lo que somos. Es, en muchos sentidos, una versión a escala del macrocosmos del espacio exterior. Para darnos una idea de lo vasto que es el espacio entre los cuerpos celestes, consideremos lo siguiente: la luz, viajando a una velocidad constante de 186,000 millas (300,000 kilómetros) por segundo, tarda poco más de un segundo en recorrer la distancia entre la tierra y la luna; la luz del sol tarda cerca de 8 minutos en llegar a la tierra. La luz de nuestro vecino más cercano en el espacio, la estrella Próxima Centauro, es decir, el sol más cercano al nuestro, viaja durante 4.5 años antes de llegar a la Tierra. Así de vasto es el espacio que nos rodea. Y después está el espacio intergaláctico, cuya inmensidad escapa a nuestra comprensión. La luz de la galaxia más cercana a la nuestra, Andrómeda, tarda 2.4 millones de años en llegarnos. ¿No es verdaderamente asombroso que nuestro cuerpo sea tan espacioso como el universo?

Así, el cuerpo físico, que es forma, se revela esencialmente informe cuando profundizamos en él. Se convierte en la puerta de entrada hacia el espacio interior. Aunque el espacio interior carece de forma, está intensamente vivo. Ese “espacio vacío” es la vida en toda su plenitud, la Fuente inmanifiesta de la cual fluyen todas las manifestaciones. El vocablo tradicional para designar esa fuente es Dios.

Un cuento de hadas galactico

Hace mucho, mucho tiempo, en una lejana galaxia, existían estos diminutos seres de luz, pasando el ‘rato’, disfrutando su existencia en esa dimensión agradable e intemporal.

Y un ‘día’ un enorme y esplendoroso
ángel llegó hasta ellos con una muy seria expresión en su rostro. El ángel estaba buscando voluntarios para una misión cósmica muy importante.

“Tenemos este pequeño -pero especialísimo- planeta en los confines de la galaxia Alcyón llamado Gaia. Es único, como un hermoso jardín y está habitado por cientos de miles de formas vivientes diferentes. Ha sido una especie de estación experimental en la galaxia y contiene una forma de vida humanoide muy interesante que se manifiesta en las frecuencias
altas y bajas más conocidas en el cosmos. De hecho es el epítome de la dualidad.
De una parte, es una increíblemente hermosa forma de vida capaz de vibrar a las más altas frecuencias del amor, la luz y el gozo conocidas en todo el universo.
De otra parte, es capaz de vibrar en las frecuencias más densas y oscuras que el cosmos jamás haya presenciado -frecuencias que ya han sido sobrepasadas en el ‘pasado’ en la evolución del resto de la creación.
Esto es lo que está sucediendo.
Dentro de la dimensión del tiempo, este planeta atraviesa ciclos cósmicos periódicos. Está en estos ‘momentos’
completando dos ciclos mayores -2,000 años solares de la era de Piscis y 25,000 años solares, el ‘año’ de traslación alrededor de Alcyón, el ‘sol’ en el centro de la Vía Láctea. Con la culminación de este ciclo, muchas cosas están terminando y muchas otras comenzando. Pero más importante, el planeta está experimentando una infusión de luz que está dramáticamente
incrementando su frecuencia.
Como es lo usual en momentos de una transición grande, las turbulencias se harán más frecuentes. Algunas de éstas serán geológicas, porque Gaia es un planeta viviente y está en evolución.
Pero muchas de las turbulencias afectarán a la especie humanoide que domina el planeta.
Éste no es el momento más fácil para la especie -especialmente los que están dormidos y los que vibran a las frecuencias más bajas. Según la frecuencia del planeta cambie se incrementará la inseguridad que a su vez traerá el temor.
La primera era de la evolución en ese planeta fue la era física y la palabra clave fue ‘supervivencia’. La segunda era, que está terminando ahora, fue la mental y la palabra clave fue ‘lógica’. La tercera era, que está comenzando, es la del corazón y la palabra es ‘amor’. Ésta es la más alta frecuencia.
Aquellos que en la actualidad tienen en sus manos las riendas del poder del planeta son los de los antiguos órdenes de lo físico y lo mental. En tanto ellos hagan una elegante transición hacia una vida centrada en el corazón y guiada por la Divinidad, será una transición fácil. En la medida en que ellos sean incapaces de hacer esta transición, experimentarán una gran confusión.

Así que ésta es la situación en Gaia. La razón de mi presencia entre Ustedes es encontrar voluntarios que estén dispuestos a encarnarse como humanoides en ese planeta para ayudar a que se realice una transición fácil y sin problemas. Hemos enviado profetas y maestros en el pasado. Muchas veces los persiguieron brutalmente y los mataron. En ocasiones los adoraron
como dioses y fundaron religiones y rituales elaborados alrededor de ellos y usaron estas religiones para controlar a los demás.

Hicieron todo, menos seguir las sencillas enseñanzas que se les ofrecieron.
Así que ahora vamos a intentar algo diferente. No más profetas, salvadores ni avatares que puedan utilizar para crear religiones. Esta vez estamos enviando miles -cientos de miles- de seres de luz con sólo dos misiones:
1) Que permanezcan en su corazón. Pase lo que pase, permanezcan en su corazón.
2) Que recuerden quiénes son, por qué han ido allí y de qué trata todo ello.
Esto parece sencillo, ¿cierto? Desgraciadamente, ¡no lo es! Como les he dicho, la dualidad ha alcanzado su culminación en ese planeta. Esa especie ha perfeccionado la ilusión del bien y del mal. El mayor desafío que enfrentarán es recordar Quiénes Son Ustedes Realmente, Porqué Están Allí y De Qué Trata Todo Ello. Cuando recuerden, serán capaces de permanecer en sus corazones, independientemente de lo que esté aconteciendo en el exterior.
Así que ¿cómo sabrán que están perdiendo la memoria? Será fácil.
Observen sus juicios.
En el instante que noten que están juzgando, sabrán que han olvidado Quiénes Son Realmente, Porqué Están Ahí y De Qué Trata Todo Ello.

Esa será la señal.

Ahora, éste es el desafío. La vida en ese planeta requerirá una gran cantidad de discernimiento -la sabia evaluación de lo que es verdadero, de lo que es apropiado y de lo que representa el mayor bien para ambos: para Ustedes y para el planeta. En muchos sentidos el discernimiento es similar al juicio. Sin embargo conocerán cuándo están discerniendo y cuándo se han apartado de sus corazones, cuando estén condenando.
Sabemos cuán desafiante puede ser ese planeta. Sabemos cuán reales aparentan ser las ilusiones en ese planeta. Sabemos la enorme densidad de esa dimensión y la presión que tendrán que soportar. Pero si sobreviven esta misión -evolucionarán a hiper velocidad.
También debo informarles que reconocemos que muchos de los que vayan al planeta como semillas estelares nunca germinarán -nunca despertarán al recuerdo de quiénes son verdaderamente. Algunos despertarán y comenzarán a brillar, para después ser apagados por las opiniones y las ideas predominantes a su alrededor. Otros despertarán y permanecerán
despiertos y su luz se convertirá en la fuente de inspiración y de memoria para muchos.
Ustedes encarnarán sobre todo el planeta, en cada cultura, cada raza, cada país, cada religión. Pero serán diferentes. Nunca encajarán completamente.
Según vayan despertando reconocerán que sus verdaderas familias no están entre los de su propia raza, cultura, religión, país ni aun en la familia biológica; sino en su familia cósmica -aquellos que llegaron como Ustedes con la misión de ayudar de maneras impactantes o sencillas en la transición que está ocurriendo. La verdadera hermandad y la globalización en sus formas más elevadas llegarán con la memoria de Quiénes Son Ustedes Realmente, Porqué Están Ahí y De Qué Trata Todo Ello.
Llegarán cuando regresen al templo de la Presencia Divina -sus corazones- donde esta memoria está guardada y desde donde son llamados a servir al mundo.
Así que, ¿están listos?

Ah, que no se me olvide, hay un par de pequeños detalles que debo mencionar… Por la densidad de la dimensión, no podrán permanecer en ella sin un traje espacial. Es un traje especial que se va transformando según pase el ‘tiempo’. Hay bastantes cosas que deben saber, pero por falta de ‘tiempo’, ¿por qué no se lo prueban y lo van conociendo? Una advertencia antes que se vayan: existe el peligro de que se olviden y piensen que SON el traje espacial, en vez de ser éste sólo un vehículo para moverse en esa dimensión.
Una vez allá podrán observar la variedad de trajes espaciales y la gran atención que se les presta. Sin embargo, a pesar de la infinita variedad, por la dualidad de ese planeta, sólo caen bajo dos categorías básicas llamadas ‘géneros’.
De nuevo, no tenemos mucho ‘tiempo’ para repasar todo esto ahora. Pero encontrarán la relación con sus propios trajes espaciales la mar de interesante e instructiva.
El otro pequeño detalle es éste:
Con el fin de operar en esa dimensión van a recibir un microchip llamado ‘personalidad’. Éste es su cédula de identidad que junto al traje espacial esencialmente los diferenciara unos de otros. Esto les permitirá participar del holograma allí -lo que llaman ‘realidad por consenso’.
De nuevo, existe un grave peligro de que queden tan inmersos en el drama de las personalidades holográficas que olviden quiénes son verdaderamente y piensen que SON sus personalidades.
Sé que les parece increíble ahora, pero esperen estar allá.
Nuevamente, quedan muchas cosas en las que los podamos orientar, pero pensamos que todo lo pueden aprender con la práctica ‘en vivo’.
Lo más importante es recordar: Quienes Son Realmente, Porqué Están Allí y De Qué Trata Todo Ello.
Si pueden hacer eso, todo saldrá bien. Pero tomen nota: SON tan pocos los que realmente recuerdan esto que resaltan como ‘diferentes’ y los demás les llaman ‘Iluminados’, ‘Misticos’ o nombres similares.
Extraño, ¿no les parece?
Bueno, que tengan ¡Buena Suerte y un Buen Viaje!
ATTE: Anakim Infinity Cosmic
TOMADO DE http://www.leycosmica.org/