Acuario, Verdadera Libertad

(21/01 al 20/02)

El mes de Acuario es conocido por ser un mes de Luz, libertad y por la habilidad de conectar con la “película completa”. En términos Kabbalísticos, sabemos que cada uno de nosotros es influenciado por la energía de cada mes, aún si no hemos nacido es ese mes en particular. Esto significa que incluso si somos, por ejemplo, del signo Cáncer o de Géminis o de Piscis, de todas formas seguiremos siendo influenciados por la energía del mes de Acuario: primero, porque esta es la energía que está disponible para nosotros justo ahora, y segundo, porque cada uno de nosotros tiene dentro de sí un poco de cada uno de los 12 signos del zodiaco.

Quizás la cualidad más aparente de los Acuarianos es que ellos aman la libertad y odian ser forzados. Los acuarianos son el tipo de persona que pueden decir: “Soy quien soy, y si no te gusta… ¡Es tu problema!”. Sin embargo, la naturaleza acuariana es también la de ser filantrópicos, preocuparse por el mundo, ser parte de causas humanitarias. La razón para esto es que la mente acuariana ve la película completa. En contraposición, la familia y las relaciones interpersonales pueden ser problemáticas para los acuarianos. No me malinterpretes, los acuarianos aman el mundo y creen en el concepto de amor y entendimiento en hermandad; sólo se les hace difícil amar a una sola persona porque sus mentalidades y sus áreas de acción son tan amplias y capaces que se rehúsan a ser limitados.

Entonces ¿Qué significa esta información para nosotros este mes? ¿Cómo podemos utilizar esta energía de libertad y la película completa para elevarnos a nuestro siguiente nivel? Bueno, básicamente el desafío en este mes será practicar el escuchar y estar presente con aquellos a nuestro alrededor. Esto puede resultar contraproducente con respecto a la inmensidad de las ideas acuarianas, pero a largo plazo, estar atentos a otros puede ser la clave para ayudarnos a traducir todos nuestros brillantes pensamientos en una realidad. La verdad es que, sí, podemos tener grandes ideas y grandes sueños. Pero si no podemos comunicarnos con aquellos a nuestro alrededor, si no podemos escuchar el mensaje que el universo nos envía todo el tiempo, entonces ¿cómo podemos esperar seguir adelante para hacer realidad nuestros sueños?

Ahora, puede que pienses: ¿Qué dices? ¡Tengo oídos y escucho! Pero en realidad, la verdad es que la mayoría de nosotros no escucha porque escuchamos con nuestros propios egos. Escuchamos las cosas que queremos escuchar, no necesariamente lo que la otra persona intenta decirnos. Podemos pensar en ello de esta forma: ¿Alguno de nosotros alguna vez ha estado en una discusión en la que esté absolutamente equivocado? Por supuesto que no, esa es la razón por la que empezó la discusión en primer lugar.

Entonces ¿por qué es que a veces dos personas necesitan un árbitro que los ayude a comunicarse? ¿Es que no tienen oídos? No, es que una persona está en lo correcto porque su ego se lo dijo, y la otra persona también está en lo correcto porque su ego también se lo dijo. El ego no necesariamente es siempre malo. Es simplemente la forma en que nosotros como humanos automáticamente operamos. En una ocasión, mientras el Rey David estaba caminando, un hombre llamado Cosbi lo abordó y lo maldijo. Todos los hombres de David se apresuraron a matar al individuo. Sin embargo, antes que pudieran alcanzar a Cosbi, el Rey David los detuvo y les dijo: “Si él me está maldiciendo, entonces merezco ser maldecido”. En otras palabras, en lugar de culpar a la situación, David inmediatamente se preguntó qué podía haber hecho para atraer esta situación.

Para nosotros, esta es una poderosa lección de que cuando algo ocurre en nuestras vidas y sentimos que estamos siendo criticados, deberíamos buscar lo que podemos aprender de la situación en lugar de automáticamente asumir que la otra persona está equivocada o en vez de buscar la forma de vengarnos. Necesitamos preguntarnos a nosotros mismos: ¿Qué es lo que la Luz me está enseñando a través de esta persona? ¿Qué puedo aprender de esta situación para fortalecer mi interior?

Cuando alguien nos ofende o nos hace algo que es duro o doloroso, necesitamos llegar al punto en el que preguntamos: ¿Por qué merezco esto? Sé que lo merezco, de otro modo no habría ocurrido. ¿Es posible que esto esté ocurriendo para hacerme más fuerte, para hacer que escuche mejor, para hacer que tenga mayor cuidado?

En este mes, la llave hacia la libertad que otorga el deseo acuariano es garantizar la dignidad humana a todos aquellos a nuestro alrededor, escuchar a otros, e intentar ver la situación desde el punto de vista de la otra persona. Este mes, necesitamos intentar no escuchar lo que nuestro ego decide escuchar (principalmente nuestras propias decisiones y opiniones) sino realmente hacernos a un lado, y a través de este esfuerzo, crecer y manifestar más del potencial de nuestra alma.
Karen Berg
Fuente: Centro de Kabbalah Internacional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s