¿Estás atrapado en tu armadura?. Libérate!!

“El caballero de la armadura oxidada” de Robert Fisher
 
 
El “Caballero de la Armadura Oxidada” es un libro mágico, maravilloso; una historia llena de simbolismos que te transporta a otro mundo donde el autor nos incita a la búsqueda y conocimiento de nosotros mismos, para de ese modo rescatar nuestro yo verdadero de la oscuridad donde lo tenemos sumergido; es una lectura amena y sencilla con una enseñanza profunda.

Desgraciadamente vivimos en una sociedad donde la apariencia resulta lo más importante, donde nos dedicamos a formar una imagen falsa (armadura) de nosotros mismos que sea agradable a los demás, que permita que todos nos acepten y nos vean como algo grande, como buenos, generosos y amorosos; levantamos a nuestro alrededor una barrera que nos lleva a no ser auténticos, a desconocernos por completo y que hace que aún nosotros creamos en la imagen que presentamos a los demás, lo que nos impide conocernos realmente y valorarnos tal cual somos, personas únicas y extraordinarias, como lo dice el libro, personas hermosas, inocentes y perfectas, ese es nuestro potencial.

Debemos de tomar la decisión de quitarnos la armadura como lo hizo el Caballero, deshacernos de nuestros propios frenos, de nuestros miedos a enfrentarnos a la realidad; caminar por el sendero de la verdad para lograr encontrarnos a nosotros mismos, conocernos, amarnos y de ese modo poder amar a los demás, pues aunque muchas veces nos neguemos a aceptarlo, todos necesitamos de otros para crecer como personas y salir de la oscuridad en la que vivimos, debemos permitir que nos ayuden y ayudar nosotros. Al traer puesta la armadura nos olvidamos de ello, nos volvemos totalmente insensibles a lo que sucede a nuestro alrededor, al grado tal que ya ni siquiera recordamos cómo se sienten las cosas y no diferenciamos el bien del mal.

El quitarse la armadura le corresponde a cada uno, no es un trabajo fácil, requiere mucha fuerza de voluntad y un trabajo interno constante para lograr ser auténticos, para enfrentar y vencer por fin a nuestro dragón con osadía, voluntad y conocimiento.

Una parte del libro que me llamó mucho la atención y es cuando el Caballero encuentra a Merlín y éste le dice que ha estado perdido toda su vida y el Caballero se enoja y con gusto se iría, pero es tal su debilidad que le es imposible y Merlín sabiamente le dice que una persona no puede correr y aprender al mismo tiempo; esta parte me hace recapacitar en el hecho de que vivimos aceleradamente y no nos damos tiempo de parar a reflexionar, a conocernos, nos olvidamos de cuidarnos, de darnos tiempo a nosotros mismos.
http://www.ejemplode.com/41-literatura/1451-resumen_el_caballero_de_la_armadura_oxidada.html
 

Enseñanzas extraidas del libro:

– ” No puedo conocer lo desconocido si me aferro a lo conocido”.

– “El caballero preguntó que era la bebida que le habia ofrecido. El mago sonriendo le dijo: es vida. ¿Vida?. Sí, dijo el mago ¿no te pareció amarga al principio? y luego a medida que la degustabas, ¿no la encontrabas cada vez más apetecible?. El caballero asintió, y los últimos sorbos resultaron deliciosos. Eso fue cuando empezabas a aceptar lo que estabas bebiendo. La vida es buena cuando uno la acepta. Las cosas hay que aceptarlas tal como son simplemente porque son así”.

– “Un don para ser un don debe ser aceptado. De no ser así es como una carga”

– “¿Habéis confundido Amor con necesidad?”.

– “El conocimiento de uno mismo puede matar la duda y el miedo”.

– “El miedo y la duda son ilusiones”

– “Nadie puede dar lo que no tiene ni exigir lo que no da”.

– “Cuando aprendas a aceptar en lugar de esperar, tendrás menos decepciones”.

– “Ponemos barreras para protegernos de quienes creemos que somos. Luego un dia quedamos atrapados tras las barreras y ya no podemos salir”.

– “No puedo correr y aprender al mismo tiempo”.

– “La gente no suele percibir el sendero por el que transita”.

– “La mayoría de la gente está atrapada en una armadura”.

– “Como te conozco puedo conoceros. Somos todos parte el uno del otro”.

– “El reconocimiento de que él era la causa, no el efecto, le dio una nueva sensación de poder. Ya no tenía miedo”.

Para la reflexión personal:

 
 ¿Estás atrapado en tu armadura? ¿La reconoces?
¿Para qué te pones tu armadura?
¿Algo de tu armadura se ha oxidado últimamente?
¿Sientes que eres bueno, generoso y amoroso?
¿Cómo vives los sentimientos?
¿Tienes una intención sincera de cambiar?
¿Para qué te sirve el sufrimiento?
¿Estás conectado con tu instinto?
¿Disfrutas de la vida?
¿Qué vivencias tienes de tu YO verdadero?
¿Sabes que estás hecho de las mejores cualidades?
¿Estás desarrollando tu verdadero potencial?
¿Cómo es tu valentia y corage de guerrero?
¿Das realidad a lo que es mera ilusión?
¿A qué te aferras? ¿qué te quita la libertad?
¿En qué tienes confianza?
¿Asumes tu propia responsabilidad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s