Galería

Nuestra Realidad es de Origen Mental…

 
Nuestra Realidad es de Origen Mental…

Entre más rápido lo comprendas estarás mucho mejor. No eres víctima del mundo que experimentas porque tú misma(o) lo creaste. Desde luego, tú no estás de acuerdo con esta consideración por muchas razones que no vez. Así que te lo presentare de manera más sencilla… Cuando cambie tu  forma de pensar, también cambiará tu actitud, por tanto lo que te afectaba no tendrá más poder sobre ti.

En mi experiencia clínica pude percibir con claridad la existencia de un patrón recurrente que consiste en lo siguiente:

Toda actitud se alimenta de una creencia, y la creencia nace de una interpretación, cuando esta es errónea, da origen al malestar y desequilibrio interno… a la enfermedad y el sufrimiento en tu vida. Hay quien sostiene que se pueden soltar ciertas creencias con una actitud positiva y la repetición de algunas afirmaciones. La verdad y para serte sincero, no estoy seguro de ello, de nueva cuenta la experiencia clínica me revela situaciones  que no confirman este punto de vista. Una creencia no se suelta así como así, ni mediante el recitando de afirmaciones durante todo el día. Hay personas que sostienen esta práctica y cuando vienen a una consulta, descubro que el sistema de creencias que les afecta sigue intacto a nivel profundo. Las ideas primarias siguen enraizadas en su psique, y la verdad sea dicha, poco saben al respecto y viven en la inconsciencia.

El cómo y por donde comenzar atender tu sistema de creencias primario es una trabajo personalizado. Si deseas seguir gastando tu plata en cursos, talleres y libros para atender aspectos profundos de tu ser. Corres el riesgo de seguir recreando la misma situación en la que te encuentras hasta ahora. Todo lo que te puedo decir por el momento, es que tus problemas… sin importar los que sean y su tamaño… Todos ellos comenzaron con una idea, es decir que todo se fue originado a partir de un juicio de valor que aplicaste a una situación. Estas interpretaciones cuando se alimentan de la incomprensión son erróneas, y dan origen a la disfuncionalidad en tu estructura emocional con sus correspondientes rebotes a nivel físico, mental y energético.

Existe mucha desinformación, suposiciones y falsas necesidades creadas con respecto a lo que realmente te bastaría para estar bien. Si te concentraras en reconocer donde esta la razón de cualquier turbulencia emocional, en lugar de estar buscando quien te sane todo el tiempo. Simplificaras tu camino. El costo por no haber atendido esta situación ha sido de un alto impacto en tu vida emocional, ya sea de una forma u otra, y esto te lo digo sin exagerar. Es algo que compruebo todos los días mediante mis consultas. El cáncer por ejemplo, es algo que no respeta a nadie, y surge en donde menos te lo imaginas. Cuando esto sucede nos preguntamos… ¿Qué pasa, que hicimos para merecer esto?… Esta pregunta flota por todas partes y en muchas situaciones.

“El que hicimos para merecer esto”, cada quien lo trata de responder desde su cosmovisión personal… “El comprender lo que hiciste, de eso trata el tratamiento que  te ofrezco”… No tiene nada que ver con algo mágico o esotérico, tampoco chamanico o religioso, no es de índole filosófica o espiritual… Se le llama higiene mental y es más poderosa de lo que te puedas imaginar.

Te voy a compartir algo verdaderamente revelador y revolucionario. Para que alguien pueda iluminarse, bastaría con que su autoestima y equilibrio emocional fueran robustos. Su contexto sociocultural y creencias religiosas no lo condicionarían para experimentar el Amor incondicional. Esta alma desarrollaría de manera intuitiva su relación con lo que entendemos por Dios y la viviría de forma real.

Conócete a ti mismo reza la sentencia, solo así podrás tener acceso a los secretos de la vida y del universo. Es una máxima que nos han repetido sabios a lo largo de la historia.

Entonces para conocerte, lo mejor que te puedo recomendar por el momento, consiste en sacar la basura, atiende tu higiene mental… “Tu servidor es un facilitador”… Tú no necesitas que nadie te venga a salvar de nada, tampoco necesitas de maestros y presencias angelicales. Ellos te asisten antes de que lo pidas. Lo que te corresponde y conviene, consiste en ejercer acciones a lo que estás viviendo cada día para retirar tus bloqueos emocionales. Te invito sacudirte toda la desinformación que llevas encima. Has comprado muchas falsas expectativas para poder ser. Te aseguro que cuando dejes de fantasear e idealizar el Amor, podrás vivir tú presente con mayor paz y comprensión de la Divinidad.

© Ari Shemoth

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s