Galería

Ejercicios Pleyadianos; Desarrollar la Habilidad de Leer y Crear Conscientemente

Para desarrollar la habilidad de leer y crear conscientemente, tenéis que aprender a prestar atención a las sutilezas. Al intentar conoceros a vosotros mismos, inevitablemente aparecerán nuevas perspectivas. Tomar conciencia y controlar la respiración son las claves básicas para entender y desarrollar la mente superior, ya que constituyen una parte natural y muy poderosa para conectar con vuestras fuentes, tanto interior como exterior, de energía vital. Si centráis vuestra atención, podéis utilizar la respiración para calmaros, para disponer de más energía, mejorar vuestro sistema inmunológico, crear patrones de ondas cerebrales beneficiosas y viajar al interior de vuestro ser para adquirir conocimiento e información trascendente desde una fuente más allá de vuestra visión lineal del

mundo. Tenéis que aprender a ver dónde os lleva vuestra respiración, ya que es una herramienta muy poderosa para activar y utilizar vuestra forma física hasta sus máximas capacidades. Los ejercicios respiratorios crean un sólido fundamento dentro del cuerpo para todos aquellos que buscan un estado de conciencia más elevado. y os recomendamos adoptar la disciplina de centrar siempre la atención en vuestra respiración consciente. Respirar es un intercambio de energía entre el mundo exterior y el espacio interior de vuestro cuerpo. No importa lo que hagáis; llevar vuestros hijos a la cama, conducir, preparar la cena, hacer el amor o salir corriendo a la oficina; en definitiva, modular vuestro patrón de respiración es una manera de estar centrado, ampliar el uso de vuestra mente y mejorar vuestro rendimiento físico.

Permaneced inmóviles durante unos momentos y tomad conciencia del modo en que habitualmente respiráis. ¿Podéis sentir vuestra respiración? ¿Podéis oírla? ¿Respiráis profundamente? ¿Advertís algún movimiento en vuestro pecho? ¿Estáis llenando la parte inferior de vuestros pulmones con aire? Ahora, más atentamente, aclarad vuestra garganta, relajad la lengua, separad suavemente

la mandíbula e inspirad lentamente por la nariz mientras contáis hasta cuatro. Sentid cómo el aire entra por las fosas nasales y escuchad el sonido que hace como «el viento en una cueva» en la parte trasera de vuestra garganta. Seguid conscientemente el recorrido de vuestra respiración al interior de vuestro cuerpo. Imaginad la respiración llena de espirales doradas de energía que se mueven por la laringe y cómo baja por la garganta hasta la parte inferior de los pulmones.

Cuando hayáis terminado con la inspiración, deteneros unos momentos y luego espirad con una respiración larga y completa mientras contáis nuevamente hasta cuatro; deteneros un momento antes de repetir la operación. Procurad que vuestra atención se centre en la respiración mientras leéis. Una respiración profunda y rítmica calma y reequilibra vuestro cuerpo. En la tercera o cuarta inspiración imaginad y sentid cómo las vibrantes espirales doradas de energía penetran en las paredes de vuestros pulmones mientras se desplazan por la sangre. Mientras la energía vital entra en vuestro torrente sanguíneo, observad cómo se dirige a vuestro corazón. Permitid que la energía concentrada entre en todas las cavidades del corazón, y entonces observad y sentid cómo la sangre recién revitalizada pasa desde vuestro corazón a todo el cuerpo. Imaginad vuestra sangre como si fuese un rio de color rubí brillante, poderosamente vivo e inteligente, que transporta la energía de la fuerza vital de manera equilibrada y decidida por todo el cuerpo. Seguid respirando y disfrutad del poder de la atención focalizada.

Podéis focalizar la energía de vuestra atención en cualquier imagen que os guste, dependiendo de cómo queráis sentiros o expresaros. La energía vital es gratis y completamente abierta para ser dirigida y moldeada por vosotros.

Cuando respiráis conscientemente, automáticamente alteráis la frecuencia del patrón de ondas de vuestro cerebro y alcanzáis un estado más despierto y más centrado en vuestra conciencia integrada. Al aprender a ajustar y focalizar la atención os daréis cada vez más cuenta de las diferentes frecuencias, tanto de las que proceden de fuentes físicas como las de fuentes no físicas que reclaman vuestra atención.

Extracto del libro “Recuperar El Poder”.
Sabiduría Pleyadiana para un mundo en caos.
Barbara Marciniak[

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s