Galería

Octubre 2012; Lluvia de Oriónidas

Observación de Octubre 2011

Octubre 20, 2011:  La Tierra está a punto de atravesar una corriente de polvo del cometa Halley, lo cual da origen a la lluvia anual de meteoros Oriónidas. Los científicos pronostican que más de 15 meteoros por hora cruzarán el cielo en la mañana del sábado 22 de octubre, momento en el cual la lluvia alcanzará su punto de máxima intensidad.

“A pesar de que ésta no es la lluvia de meteoros más grande del año, definitivamente vale la pena salir de la cama para verla”, dice Bill Cooke, de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides, de la NASA. “El escenario se llenará de dinamita”.

Las Oriónidas están enmarcadas por algunas de las constelaciones más brillantes y hermosas del cielo nocturno. Los meteoros emergen del poderoso Orión, el homónimo de la lluvia. Desde allí, pasan como si fueran un rayo a través de Tauro, el toro, los gemelos de Géminis, Leo, el león y el Can Mayor (que alberga a Sirio, la estrella más brillante de todas).

“Este año, la Luna y Marte serán parte del espectáculo. Formarán dos vértices de un triángulo celestial en el Este, el sábado por la mañana, mientras la lluvia alcanza su máxima actividad; Régulo es el tercer vértice. El azulado Régulo y el rojo Marte son casi de primera magnitud, de modo que resultan fáciles de ver al lado de la Luna creciente (35%).

El equipo de Cooke, en la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides, buscará las Oriónidas que verdaderamente golpeen la Luna.

“Las corrientes de polvo cometario, como la de Halley, son tan anchas que todo el sistema Tierra-Luna cabe dentro de ellas. En consecuencia, cuando hay una lluvia de meteoros en la Tierra, generalmente hay otra también en la Luna. Sin embargo, a diferencia de la Tierra, la Luna no tiene una atmósfera que intercepte meteoroides. Los trozos de residuos y polvo caen a la superficie y explotan en el sitio en el cual golpean. Los destellos de luz ocasionados por el calentamiento térmico de las rocas lunares y del polvo de la Luna son tan brillantes que en ciertas ocasiones se pueden ver por medio de telescopios caseros.

 

Oriónidas

 

“Desde que iniciamos nuestro programa de monitorización en el año 2005, nuestro equipo ha detectado más de 250 meteoros lunares”, afirma Cooke. “Algunos explotan con una energía que excede los cientos de kilogramos de TNT (trinitrotolueno)”.

Hasta el momento, han detectado 15 Oriónidas que golpearon la Luna (“dos en 2007, cuatro en 2008 y 9 en el año 2009”), recuerda Cooke. Este año esperan agregar más. Alrededor del 25% del terreno oscuro de la Luna quedará expuesto a la corriente de polvo del cometa Halley, lo cual proporciona al equipo de investigaciones millones de kilómetros cuadrados para buscar explosiones.

Observar los meteoroides que golpean la Luna es una buena manera de aprender sobre la estructura de las corrientes de polvo cometario y la energía de las partículas que allí hay. También permite a Cooke y a sus colegas calcular los factores de riesgo para los astronautas que, algún día, caminarán sobre la superficie lunar nuevamente.

“Salir a ver las Oriónidas podría no ser una buena idea para quien camine en la Luna”, dice Cooke.

Pero sí es una buena idea para el resto de nosotros. Configure la alarma de su reloj algunas horas antes del amanecer el próximo sábado y disfrute del espectáculo.

Créditos y Contactos
Autor: Dr. Tony Phillips

Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips

Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Ramiro Franco

INSTRUCCIONES PARA OBSERVAR LA LLUVIA DE METEOROS

Meteoro a la derecha de la Via Lactea. Créditos Mila Zinkova.       En primer lugar, la observación se puede hacer de forma visual (a ojo desnudo) o mediante cámara fotográfica. La primera forma es accesible a todos (incluidos los niños, que son probablemente los que más se divertirán con ella). Es recomendable realizar las observaciones en los días cercanos al máximo. De otra forma la observación se puede convertir en muy aburrida.

  • Observación visual.  A ojo desnudo se pueden ver meteoros desde magnitud +7 aproximadamente, siempre que las condiciones sean óptimas. Durante el pico se pueden ver entre 15 ó 20 meteoros por hora. La radiante es preferible que quede alta. A medida que se desciende en la latitud de observación, la radiante asciende y al revés, cuando se asciende en latitud, la radiante baja. Por tanto, en latitudes más altas, se verán menos meteoros (TCH menor). Si hay nubes, bruma o niebla, se verán menos meteoros. Este un dato de dificil predicción. Lo que si se puede predecir es la Fase de la Luna, como hemos dicho más arriba. Por supuesto, si la Luna se encuentra por debajo del horizonte, la observación será mejor que si se encuentra por encima. Otro factor importante es la hora local, puesto que hay que hacer la observación antes de que el Sol salga por el horizonte. Al menos 1 hora antes del amanecer ya no se podrán observar correctamente los meteoros.
  • Observación fotográfica: este sistema nos permitirá registrar un gran número de meteoros, con la ventaja de que, además registraremos la dirección, la hora y la magnitud de los mismos. Esto último dependerá de la sensibilidad de la película (caso de ser una cámara analógica) o la sensibilidad seleccionada en el momento de hacer la fotografía en caso de una cámara digital. Con las fotografías determinaremos perfectamente la velocidad del meteoro (por la longitud del trazo, una vez sabido el tiempo de exposición), la magnitud (por la anchura del trazo), la radiante (todos los trazos se dirigen hacia ella) y la deceleración (por la desviación que hacen respecto de la linea recta) .
Meteoro y su radiante. Créditos Mila Zinkova.

REALIZANDO FOTOGRAFÍAS DE LOS METEOROS
Cámara reflex Canon. No es necesario una cámara demasiado cara, para conseguir buenas fotografías de lluvias de meteoros. Basta con que tenga la opción Manual o Bulb.      Para realizar fotografías de los meteoros, es necesario tener una cámara que permita una exposición más larga de 2 ó 3 segundos, posición B (de BULB). Cuanto más tiempo quede abierto el obturador, más meteoros quedarán registrados. Para eso es normalmente necesario poner la cámara en modo MANUAL.  Si no se puede (o no se tiene) la opción Bulb (B), prueba a usar tiempos de exposición de 30 segundos, 1 minuto, etc… Los tiempos de exposición de 30 minutos te pueden dar una tasa alta de meteoros capturados.
Otro elemento importante es el objetivo. Las cámaras normales suelen tener un objetivo de tipo f/1.8 y f=50mm y dan buenos resultados. Son mejores los objetivos de distancia focal corta, porque cualquier otra que haga zoom o amplie el campo dará por resultado que abarcaremos menos cielo y cortaremos los trazos de los meteoros. Con las distancias focales cortas de tipo f/1.8 y f=50mm conseguiremos capturar muchos meteoros de poco tamaño. Si usamos distancias focales super cortas (lentes de tipo Ojo de Pez), capturaremos más cielo y se verán menos, pero de esta forma conseguiremos registrar los meteoros más grandes (conocidos como Bolas de Fuego). De esta forma, la exposición puede ampliarse hasta varias horas.
Si usas película, será conveniente que la adquieras de alta sensibilidad (3200 ASA por ejemplo, aunque valen tambien otras de menor ISO) y escoje aquella que tenga un grano fino, dentro de lo posible.

http://www.pawean.com/MVM/Observacion_Octubre_2011.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s