Galería

La Fusión Multidimensional

La Fusión Multidimensional

FUENTE 

Tu participación en el acontecimiento de la vida te beneficia. Por el simple hecho de estar en un cuerpo físico, estás dotado de experiencias y características que no podrías recoger en ningún otro sitio. Tener un cuerpo físico en la Tierra en este momento en particular y durante los últimos 200.000 y 300.000 años, es un acontecimiento muy potente porque significa que has llegado a un lugar donde ha estado reinando la oscuridad.

Has tenido que luchar para abrir los ojos y para reconocer el gozo y la inspiración. Si observas la historia moderna, encontrarás que tener una vida plena de inspiración ha sido un acontecimiento poco frecuente. Por eso, tienes que crear inspiración para ti mismo y tienes que convencerte de que puedes hacerlo.

La naturaleza de la existencia en la Tierra ha sido, durante eones, la lucha entre la luz y la oscuridad. Algunos la llamarían una lucha entre el bien y el mal, o entre la inspiración y la maldad. Nosotros diremos simplemente que es un acontecimiento y un lugar donde existen ciertas leyes y reglas y que la Tierra no es el único lugar en la existencia que tiene este tipo de retos.

Eres único en el sentido de que la estructura biogenética dentro de la que operas tiene una capacidad mucho mayor de lo que imaginas. Es interesante veros actuar en estas luchas, porque os han convencido de que sólo podéis usar un pequeño porcentaje de vuestro potencial. En realidad, sois unas criaturas maravillosas diseñadas a la imagen de los dioses. Incluso estando dotados con este increíble potencial, se os ha controlado hasta tal punto, que a ese potencial se le ha negado su propia existencia

La mayoría de las personas utiliza tan sólo un 3 o un 4 por ciento de su capacidad. Los que están más avanzados pueden utilizar entre un 12 y un 15 por ciento de su capacidad. ¿Dónde queda la mayor parte de la gente? ¿Dónde se encuentra el otro 80 o 90 por ciento? ¿Qué puede hacer ese 90 por ciento de capacidad?
Ese 90 por ciento está despertando ahora, y los ojos antiguos van a empezar a recordar y a ver de lo que es capaz el ser. Cuando los ojos antiguos se abran, y reconozcáis vuestro verdadero potencial, dejaréis de discutir con vosotros mismos. Dejaréis de discutir por la limitación y empezaréis a moveros más allá de las cosas que os impiden avanzar.
En el antiguo Egipto, eran necesarias muchas vidas para que los iniciados educados en el sacerdocio abrieran los ojos por completo a otras realidades. Se les enseñaba a reencarnarse en ciertas familias y a recordar quiénes eran. Las madres y los padres sabían a quién darían a luz porque lo soñaban. Sabían quién había de venir a sus cuerpos incluso antes de la concepción. Los ojos estaban mucho más abiertos entonces y eran capaces de ver muchas realidades distintas.
Les llamaban los ojos de Horus porque podían ver diferentes mundos —el mundo del despertar y el mundo del dormir, el mundo de la muerte y el del soñar.
Vosotros que queréis abrir vuestros antiguos ojos y sois maestros del despertar habéis sido instruidos en muchas otras vidas. Ahora es el momento de integrar esta instrucción en vuestros cuerpos y en un sistema que no tiene nada que ver con la vida en el templo —en algo que no está esperando daros un lugar para vuestras habilidades—.
Sois renegados, de manera que vuestra sociedad no está esperando que manifestéis vuestros dones como en el antiguo Egipto.
No existe un lugar donde poner estos talentos en funcionamiento dentro de la burocracia, ninguna secta en la sociedad. Aún no estáis viviendo así. De manera que iréis a un ritmo que el cuerpo, el alma y la mente juzguen apropiados para el uso de vuestros talentos.
No os castiguéis por no acelerar al ritmo que vuestro ego considere apropiado. El ego tiene ojos que ven una parte de vuestro ser. El alma, o los ojos de Horus que miran a través de vosotros, tiene una visión completamente distinta de lo que es apropiado. Conociendo vuestras necesidades, vuestra constitución y vuestro anteproyecto operaréis a un ritmo que os mantendrá intactos. Las instituciones mentales están llenas de personas que abrieron sus ojos antiguos y no pudieron entender el sentido o descifrarlo; no pueden encontrar su estación.
Sin un lugar al cual conectar, el delicado equilibrio del sistema nervioso se altera.
Estáis desarrollando rápidamente vuestros sistemas nerviosos y hay muchas formas de reconocerlo. De vez en cuando, sois capaces de captar la pulsación que os transporta fuera de la realidad física tal como la conocéis —fuera de la frecuencia de la identidad tridimensional—. Luego podéis trasladaros a otra vibración y ver, sentir y reconocer que está pasando algo —algo extraordinario—, fuera de lo común. Normalmente, es en este momento cuando llega la negación, porque la mente lógica no puede explicar lo que está sucediendo ni captar el significado. Negáis la experiencia o bloqueáis el recuerdo de la misma.
Lo mejor es seguir la intuición —apoyarte en lo que sientes y, aunque no tenga sentido desde un punto de vista lógico, operar con confianza—. La impaciencia es una trampa para muchos de vosotros porque sentís que tenéis que moveros hacia algún lugar.
No neguéis las virtudes de la tortuga que se mueve con mucha lentitud, se detiene para entrar en su interior y contemplar, se mantiene cerca del suelo y ve muy bien. Cuando queráis una aceleración de la apertura de los ojos de la antigüedad, declarad vuestro compromiso. El pensamiento es. El pensamiento crea. Si tu pensamiento es que deseas entrar en la aceleración con el mayor crecimiento y la mayor habilidad, eso es lo que harás. Cuando dudas, esa duda es también un pensamiento y también se creará.
Cuando la duda tiene lugar, se detiene el proceso de expansión porque estás negando la sutileza de lo que te está llegando.

Estáis en una década que hemos denominado «la década sin nombre»: los noventa. A lo largo de esta década tendrán lugar acontecimientos de suma importancia en la Tierra. Algunos de estos acontecimientos ya han empezado a ocurrir, pero han sido ocultados por las autoridades burocráticas. La burocracia está creciendo más allá de sus límites y ya no cabe dentro de sus fronteras porque no contiene a la realidad a medida que ésta evoluciona.
Aquellos de vosotros que sois antiguos —que sois los maestros del despertar— a medida que despertéis, queremos que seáis capaces de ver con los ojos de la antigüedad y que despertéis a algo que ya sabéis, algo que recordáis, algo que está en la profundidad del ser. Tendréis que confiar y apoyaros en vosotros mismos. Necesitáis ser capaces de ver, de comprender aquello que veis y de interpretar las más grandes visiones para los demás. Llegaréis a una comprensión o una enorme implosión de la consciencia que os llevará a conocer lo que siempre habéis sido.
Depende de vosotros y de nadie más que vosotros que abráis los cerrojos y os deis permiso para avanzar. Os hemos hablado de vuestras creencias y de la importancia del pensamiento. Hacemos hincapié una y otra vez en que sois el resultado del pensamiento, en que el pensamiento es y que ésta es la esencia de la comprensión, la manipulación y del trabajo en vuestro mundo.
Cuando empecéis a coger este proceso del intelecto y trasladarlo al cuerpo, y cuando empecéis a comprometeros a vivir vuestra vida de esta manera, los ojos de la antigüedad empezarán a ver. Cuando empecéis a contemplar la historia de vuestra alma, vuestra identidad en este cuerpo en particular —el «yo»— os parecerá insignificante. Tuvisteis una magnífica esencia que se expresó en este planeta en tiempos muy remotos y ahora están sucediendo muchas más cosas de lo que sois capaces de percibir. Es como si la existencia fuera un libro de un grosor de tres pies y estuvierais en las primeras páginas con el despertar de la Nueva Era.
Pasaréis por todo este libro durante vuestras vidas sucesivas.
A medida que vayáis computando toda esta información, la historia inundará vuestra consciencia cuando se eliminen las fronteras de dónde pensáis que vosotros y vuestra civilización existieron y de dónde provienen. Cuando empecéis a desarmar vuestra identidad, adorad, honrad y amad la variedad de identidades que sois y no consideréis insignificante a ninguna de ellas.
Honrad a cada una de ellas, ya sea que os encontréis recogiendo fresas en el campo o buscando colillas de cigarrillos por las esquinas. Permitid que el aspecto del ser que lleva el fuego primordial se exprese a través de vosotros. Podéis seguir siendo «yo» cuando sea apropiado serio. Luego, cuando la inmensidad de la energía desee utilizar vuestro vehículo físico como parte del plan para afectar la realidad, el «yo» no será aniquilado. En lugar de eso, el «yo» es incorporado: esto es devenir multidimensional.
Esto significa ser capaces de moverse.
Cada uno de vosotros sabe que está aquí en una secuencia de tiempo que es bastante profunda. La época sobre la que se ha escrito, susurrado y hablado está en vosotros. Es la era en que la humanidad cambia físicamente ante vuestros ojos y se convierte, literalmente, en algo que antes no era.
¿En qué se convierten los seres humanos?
Es bastante simple: se convierten en seres multidimensionales.
Éste es un gran mundo y un gran concepto. Sin embargo, es algo que os resultará tan familiar como ataros los cordones de los zapatos. Los seres humanos multidimensionales son humanos que existen conscientemente en muchos sitios distintos a la vez. Los humanos están mutando o convirtiéndose en seres con la habilidad de saltar de una estación a otra y de comprender la grandeza de quienes son —que no acaban ahí donde acaba la piel—.
Los seres humanos no acaban ahí donde acaba el aura o el cuerpo etérico; existen en muchas realidades distintas.
Ésta es la era del ser multidimensional: el ser que puede moverse conscientemente por muchas realidades distintas; el ser que puede, eventualmente, bloquearse y desaparecer; el ser que puede penetrar la consciencia de la cuarta dimensión —el que percibe, no el que piensa—. Es la era del ser que comprende que la porción pensante del ser es muy importante pero no ha de ser el CEO del cuerpo físico; ha de ser el consejero.
La intuición es la avenida que ahora estáis siendo guiados a cultivar para producir un matrimonio de la consciencia. Es el matrimonio del aspecto masculino, que es lógico, con el aspecto femenino, que es sentimiento. Hay que juntarlos para que sean uno.
Es hora de ponerse en marcha. Estáis en un momento crucial y éste es el momento de llevar a cabo un enorme cambio, un enorme salto, una rendición, un soltar y un dejarse ir. Es el momento de permitir completamente que la luz y el espíritu os transporten por la existencia y es el momento de permitiros devenir uno con los aspectos multidimensionales del ser y con las porciones del ser que no teníais ni idea que existían.
Estos aspectos del ser realmente existen. Están conectados a vosotros y os están utilizando como vehículo de movimiento para la luz en este universo, en esta época. Aquellos que dentro de nuestro grupo calcularon las probabilidades del Creador Principal, estaban en lo cierto en gran parte de su viaje por el tiempo y su anticipación. De hecho, el Creador Principal está enviando un cambio de vibración a esta área de la existencia, a esta zona de libre albedrío de la consciencia. La acción está teniendo lugar en la Tierra ahora.
Está empezando aquí, en este rincón de la galaxia, en los límites, en este extremo del universo.
Este es un vasto experimento y cada uno de vosotros vino a participar en él con gran emoción y anhelo. Tened coraje. No podemos enfatizarlo lo suficiente: tened coraje. Seguid vuestra guía interna y confiad en vosotros mismos. Llamad a la energía para que entre en vuestros cuerpos físicos y utilizadla. Desafiad las leyes de la humanidad porque eso es lo que vinisteis a hacer aquí. Sois renegados, al igual que nosotros.
Hay quienes no pueden viajar por esta ruta de la consciencia, y eso no tiene importancia. No es un camino fácil. Esta ruta os proporcionará las recompensas que el alma persigue, aunque éstas podrían llegar a través de batallas. Os estáis abriendo camino a través de la consciencia y llegaréis a un lugar donde las vistas son grandiosas y donde tendréis opciones completamente nuevas acerca de adonde ir, tanto dentro como fuera del planeta. Aquellos que estén involucrados con vosotros descubrirán que ellos también tienen nuevas opciones.
Toda la consciencia que llegue a este planeta en esta época encenderá una chispa de evolución que cambiará la estructura universal. Pensad en grande.
Pensad en grande e id por ello. ¿Quiénes son estos seres multidimensionales? Muchas veces se os ha llevado a creer que hay otras porciones del ser que son mucho más que vosotros y que saben mucho más que vosotros. Esto era cierto hasta cierto punto y sigue siendo cierto hasta cierto punto. Sin embargo, encontraréis que al ser los poseedores de vuestra alma, empezaréis a activar la información que está almacenada en vuestro cuerpo, que contiene toda vuestra historia.
¿Cómo sabréis cuándo estos otros aspectos del ser empiecen a mostrarse?
Esto puede ser muy sutil o puede ser como si un dos-por-cuatro te golpeara en la cabeza. Depende simplemente del ser. Podrías estar sentado un día y encontrar que, repentinamente, en un abrir y cerrar de ojos, estás sentado en otra habitación. Eso es como si un dos-por-cuatro te golpeara en la cabeza. O, sutilmente, podrías estar caminando por la calle, mirando un escaparate cuando, de pronto, un maniquí, o una imagen, o una palabra, desencadenan algo en tu interior; por un momento, desconectas y te viene una imagen clara de una identidad simultánea de ti mismo —que existe al mismo tiempo que tú.
Descubrirás aspectos de ti mismo que existen en una forma que no es física o partes del ser que existen como seres que trabajan en el espacio, auténticas criaturas espaciales. El alma despertará. Conocerá todos los aspectos de sí misma, y cada aspecto del ser del alma se conocerá a sí mismo. Seréis conscientes de todas las realidades simultáneamente cuando aprendáis a viajar por el nivel vibracional y a devenir seres de la cuarta dimensión. Desarrollaréis esta habilidad equilibrando primero tres o cuatro realidades, luego cinco o seis y así sucesivamente.
Estáis despertando las habilidades del Creador Principal y os convertiréis en vuestro Creador Principal. El objetivo de vuestro Creador Principal al crear este universo y todos los otros universos era el de desarrollarse hasta tal punto y tener tantos canales multidimensionales de información abiertos como fueran necesarios para poder ser consciente de sí mismo en todas las cosas, consciente de cada acontecimiento en el que estén involucradas todas las cosas, y computar todo esto y no volverse loco.
Estáis desarrollando esta habilidad en vosotros mismos. Básicamente, la parte de vosotros mismos por la que estáis atravesando es la parte más difícil porque estáis dudando y os preguntáis si es verdaderamente real. El cuerpo dice una cosa y la mente dice otra. El cuerpo dice una cosa y la sociedad dice otra. El conocimiento está creciendo y es un conocimiento que se está despertando en vuestro interior. Tenéis que estar comprometidos todo el tiempo.
Cuando estos dones y habilidades empiecen a ser experiencias de primera mano para vosotros, tendréis que empezar a trabajar con ellas, sin preocuparos. Sabed que estáis siendo divinamente guiados y que todos los acontecimientos llegan a vosotros para elevaros sin que importe que clase de trastorno parecen producir en vuestra vida. Finalmente, estos acontecimientos os enriquecerán.
La situación actual es como si alguien vertiera barriles de oro en vuestro jardín y vosotros dijerais:
«Maldita sea, el oro está estropeando la hierba».
Consideráis que la hierba ya no está tan hermosa como antes por culpa de todo ese oro que están echando sobre ella.
Siempre que tengáis una experiencia, aprended a participar en ella; participad por completo con vuestro cuerpo físico. Disfrutad de ella, pasáoslo bien, y aprended a observar simultáneamente vuestra experiencia, el impacto de vuestra experiencia, el efecto que vuestra experiencia tiene sobre otras personas y sobre vosotros mismos y los resultados que obtenéis de todo ello.
Entonces, siempre que suceda algo de una naturaleza extraordinaria, podéis deciros:
«Bueno, bueno, aquí está otra vez. ¿Qué puedo aprender de esto?»
Cuando no estéis pasando por estas experiencias, empezad a fantasear, a haceros cargo de vuestra vida y a actuar como si pudierais ordenar o mover una de estas experiencias la próxima vez que aparezcan. Lo podéis hacer de la misma manera que habéis aprendido a despertar de un sueño y ordenar que no queréis que esos hombres malvados os persigan o a hacer sonar la campana cuando están a punto de suspenderos. Como individuos y como especie tenéis que cultivar este tipo de creencia o intención en todas las experiencias de la vida.
Una convergencia de vuestros seres está a punto de tener lugar en este planeta. Los seres que estáis a punto de conocer están llegando de todo el universos Hay seres que os dejan petrificados cuando pensáis en ellos y otros que os podrían provocar un infarto si los mirarais. Son seres que son vosotros. La Tierra está siendo iniciada en esta época.
Estáis pasando por una iniciación porque sois parte de la Tierra y no os podéis separar de este sistema. La Tierra se está transformando y se propone actuar como un dominó para vuestro sistema solar. Se propone fundir múltiples mundos en uno, tener el conocimiento suficiente como para que estos mundos puedan existir e interpretar toda esta experiencia. Éstos son los planes de la Tierra. De manera que, por supuesto, todos debéis tener los mismos planes.
El mundo de 3-D se dirige hacia una colisión de dimensiones (no una colisión de mundos, una colisión de dimensiones). Muchas dimensiones chocarán con otras. Algunas de estas dimensiones podrán parecer horribles y muy atemorizadoras. La prueba, la iniciación (y una iniciación siempre implica atravesar otra realidad para conquistarla y transmutarla) es enfrentarse con estas energías y entidades que son, aparentemente, de una oscuridad increíble y comprender que vienen a fundirse contigo porque son tú.
Son parte de tu ser multidimensional, y tú eres el portador estándar y eres luz. La oscuridad se convertirá en luz. Has de ser muy claro cuando trates con estas cosas. Si estás dudando sobre algo, no lo hagas. Sé claro.
Nosotros definimos a la luz como un promover, dispensar y compartir información. La oscuridad es el control y la retención de información. Piensa en esto y siéntelo. Has venido a este planeta con un anteproyecto codificado para llevar luz y producir una enorme transformación planetaria. Has venido para ser un portador estándar de tu alma, la porción de tu alma que va a mandar.
Esa porción de tu alma dice:
«Establezco el ritmo aquí, y el ritmo es luz e información; no permaneceré más tiempo en la oscuridad».
¿Has pensado alguna vez que hay porciones de tu ser que están en la oscuridad y no saben cómo encontrar la luz si no es a través de ti?
Ellas también desean la luz. Quieren respuestas y soluciones. Lo que sentirás no será necesariamente el propósito de la oscuridad, sino su maquillaje emocional (el miedo que vibra debido a la falta de información). Las partes de tu ser que carecen de información llegarán a ti en busca de ella. ¿Cómo harás para informarlas? Derramarás luz; compartirás luz.
Dirás:
«Quiero que todos mis otros seres me acompañen en este viaje y que, además, reciban luz».
Es bastante sencillo.
La batalla entre la luz y la oscuridad realmente no te sirve. Es parte de la historia de separación que te mantiene confundido. En realidad, existen simplemente aspectos de almas individuales con diferentes disfraces que están en conflicto consigo mismas. Estás luchando contra ti mismo. La batalla entre la luz y la oscuridad se está llevando a cabo simplemente entre partes de tu ser.
Estas porciones son extensiones multidimensionales o reencarnaciones del mismo colectivo de energías de las que formas parte como individuo. Cuando no comprendes algo, lo temes. Como existen formas separadas de consciencia que son parte del juego del Creador Principal, estáis en un universo hecho de dualidades. El Creador Principal le dio vida a este universo con los componentes del libre albedrío para que éste creara el caos, luego una realineación de la energía y finalmente una realización del Creador en todas las cosas.
Con el libre albedrío, todo está permitido y se dan oposiciones. Estas oposiciones surgen del yo, de la misma manera que el Creador Principal está en todas las cosas y permite todas las cosas. Las cosas a las que temes forman parte de ti. De manera que cuando pienses en la historia del bien y el mal e intentes comprenderla, tienes que darte cuenta que es como si jugaras a la pelota con otro aspecto de tu ser que te permite jugar desde tu punto de vista.
El así llamado «mal» sirve a un gran propósito. Lo juzgáis, sencillamente, porque parece malo. Como miembros de la Familia de la Luz, cuando existís en otros lugares, entráis en varios aspectos de vuestro ser e interpretáis los papeles a la perfección. Cuando llegaste aquí, penetraste en la densidad del planeta y trabajaste con la hélice doble, que apenas funciona, de manera que olvidaste muchas cosas.
Ahora, a medida que vas despertando y dándote cuenta de lo que puedes llegar a ser, te diriges hacia el descubrimiento de que tú eres tu propio enemigo.
Como miembro de la Familia de la Luz, tienes acceso a una gran cantidad de comprensión que a otros les falta. Llegaste con ella, lo estás recordando y aceptando. Parte de tu misión es permitirte fundirte con tus «yoes» que son tus enemigos y que están separados de ti. Estos «yoes» están en todas las variedades de la existencia. Tu tarea consiste también en ser portador de la frecuencia del amor, que es la frecuencia de la creación, y portador de luz, que es la frecuencia de la información, a través de todo el cúmulo de tu alma.
Os habéis reunido como alma para reunir experiencias y enriquecer al Creador Principal. Al separaros, partís y hacéis uso del libre albedrío de cualquier forma que escojáis, sin emitir juicios, para poder recoger la información adecuada, que os conducirá a la totalidad.
Este asunto del bien y el mal es algo que te puede atrapar si no vas más allá. Sois un grupo con una increíble riqueza de personalidades que se encaman en muchos sistemas de realidad distintos. Como miembros de la Familia de la Luz, llegáis a esta realidad para traer información y lo hacéis en muchos sistemas diferentes. Existen versiones de ti mismo que están haciendo lo mismo en las comunidades de lagartos, de seres insecto, o de seres ave. Eres un grupo de personalidades. Como miembro de la Familia de la Luz, la experiencia de la reencarnación de tu ser incluye formas que no son humanas.
Una característica común a todos los miembros de la Familia de la Luz es su participación en muchas versiones de la realidad sensible o compuesta. Muchas de las formas en las que has elegido encamarte te parecerían extrañas y muy atemorizadoras pero, sin embargo, es así cómo ha evolucionado tu alma. No os encamáis en una sola especie; sois viajeros.
Así como estáis disfrazados de humanos, también podríais estar disfrazados de lagartos o de alguna otra cosa. Lo hacéis para poder uniros para comprender la esencia del Creador Principal a través de una gran variedad de especies que, aparentemente, no tienen nada en común.
Como miembros de la Familia de la Luz, conocéis la ganancia interna. Venís como embajadores para llevar a cabo la fusión de realidades y para informaros más para que todos los implicados puedan dejar ir el miedo y desinhibirse. Parte de tu trabajo es conocer a estos otros seres, fundirte con ellos y ver lo que se siente. Idealmente, os convertiréis en viajeros multidimensionales y seréis capaces de coger fuerzas de vuestro cuerpo. Puedes estar trabajando en el campo, quizá cuidando tu jardín o charlando con alguien cuando, repentinamente, algo te sobresalta: un sonido.
Pides disculpas y dices:
«Me están llamando. Volveré más tarde».
Te vas y te sientas y permites que tu actual personalidad terrestre se retire. Conscientemente, llevas a esa personalidad allí donde es necesaria para que se sume a la capacidad de la Familia de la Luz en esa realidad. Lo sabrás.
Todos os convertiréis en jugadores multidimensionales. No os parecerá raro que uno de vosotros se excuse cuando oiga el tono y sea llamado. Viajaréis conscientemente y el entretenimiento llegará del ser. No buscaréis leer libros ni escuchar cintas ni ir al cine porque estaréis viviendo todas esas cosas. A medida que empecéis a traer las habilidades de la Familia de la Luz a este planeta, habrá quienes no os quieran aquí porque no encajaréis con sus dioses. No todo el mundo quiere ser libre.
Vosotros, como miembros de la Familia de la Luz, crearéis una nueva Tierra que será libre. Aquellos que no deseen ser libres también tendrán su Tierra. Habrá una separación. Los miembros de la Familia de la Luz saben que no hay necesidad de forzar nada. Tenéis que limitaros a trabajar en armonía, apoyaros unos a otros y buscaros unos a otros para sentiros cómodos con lo que estáis haciendo porque algunas de las cosas que haréis serán muy escandalosas.
Todos y cada uno de vosotros se ofreció voluntario para venir aquí en esta época para ser portador de una frecuencia. En estos momentos, esa frecuencia es la luz pero, eventualmente, aprenderéis a llevar la frecuencia del amor. La gran mayoría de vosotros no tiene ni idea de lo que la frecuencia del amor puede llegar a ser. Habláis del amor y de la luz pero no comprendéis las ramificaciones y el verdadero significado de estos términos. La luz es información; el amor es creación. Antes de ser capaces de crear, tenéis que informaros.
¿Lo entendéis?
A medida que crezcas y llegues a los dominios superiores de reconocimiento, penetrarás en lo que te parecerá que son como bloques de cemento; capas de tu ser que te han estado aplastando. Piensa en la frecuencia que ha limitado al experimento humano como si fuese una estación de radio. El experimento humano ha estado sintonizando la misma estación durante 300.000 años. ¡Las mismas canciones siempre! El experimento humano no tenía la capacidad de mover el dial y oír otra música, de manera que recibía siempre la misma frecuencia.
Esto creó una cuarentena; el planeta fue precintado.
Los rayos cósmicos creativos que envían el Creador Principal y los Planificadores Originales atraviesan este escudo de frecuencia. Bombardean la Tierra. Sin embargo, ha de haber alguien que los reciba. Sin un receptáculo, estos rayos creativos producirían un estado de caos y confusión. Vosotros, como miembros de la Familia de la Luz, venís a este sistema para recibir estos rayos de conocimiento. Luego disemináis este conocimiento, este nuevo etilo de vida, y la nueva frecuencia para el resto de la población para alterar todo el planeta.
Como miembros de la Familia de la Luz estáis aquí para anclar la frecuencia y permitir el proceso de mutación dentro de vuestros cuerpos para hacerla disponible para todo el planeta. Vivís este proceso y luego lo emitís al resto del planeta.
¿Qué significa esto?
Significa que, eventualmente, vuestra realidad cambiará y que también cambiará la forma en que manejáis dicha realidad. Dejarás de ser tú, tal como te conoces, y conectarás más con todos los otros «tús» que están intentando dar este mismo salto en la consciencia que ha dado este tú. Este proceso implica encontrar, fundir y utilizar el ser multidimensional.
Cuando alcanzas un conocimiento más elevado, te das cuenta que no estás solo y que hay multitudes de «yoes». Comprender esto es un reto. No se puede alcanzar un conocimiento elevado sin pasar por el ser multidimensional. Esto significa que hay que llegar a la realización total y que hay que experimentar, conocer, y fundirse con un colectivo de inteligencia que existe en el ahora infinito, más allá del tiempo y el espacio.
Tenéis que creernos cuando os decimos que vosotros, como miembros de la Familia de la Luz, realizasteis un vasto estudio de la manipulación histórica que ha estado teniendo lugar en este planeta (del mismo modo que alguien que va a ser enviado en una misión recibe una instrucción previa). Todos vosotros habéis sido instruidos y la información se encuentra en vuestro interior. Nuestra parte consiste en tocar los acordes correspondientes y activar vuestra consciencia para que podáis entonar la canción para la que os habéis preparado.
Vuestro conocimiento está dentro de vosotros mismos y, a medida que empecéis a descubrirlo, se irá despertando a niveles cada vez más profundos.
Aquellos que aceptéis esto os tomaréis autosuficientes. Aquellos de vosotros que no se detengan por miedo se volverán increíblemente eruditos. Te decimos honestamente que el miedo siempre interpretará un papel en tu proceso evolutivo, de manera que habitúate a él. No pienses que el miedo es malo. Cuando sucumbas a tus miedos y creas que son reales, entonces tienes que pasar por ellos y experimentar todo lo que sientes para poder, así, superarlos.
Empieza a decir:
«Transmutaré este miedo. Comprenderé que es parte del plan. Comprenderé que puede servirme».
Recuerda, tu poder y tu habilidad para crear realidad por medio de la voluntad acaba ahí donde tus miedos empiezan. Y te lo decimos: la vida es enfrentarse con el miedo. Empieza a mirar los acontecimientos de tu vida y ver cómo los has creado.
Comprende que siempre los creas para que te sirvan. Has sido instruido para esto.
Estás codificado para esto.

Fuente : Extracto de Mensajeros del Alba ( Pleyadianos ) . Barbara Marciniak

Un comentario el “La Fusión Multidimensional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s